Coordinación física

Actividad física. Cualidades físicas básicas. Coordinación motora. Habilidades coordinativas. Entrenamiento de la coordinación

  • Enviado por: Leandro Javier
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Introducción

Coordinación: es definida, como “la acción combinada del sistema nervioso central y de la musculatura esquelética encaminada al desarrollo de un movimiento planificado.” (Peter Schreiner, 2005)

Así mismo, Hirtz, 1981 (citado por Weineck, 2005) menciona, que las Capacidades Coordinativas son determinadas sobre todo por la coordinación, esto es, por los procesos de regulación y conducción del movimiento. Además, “habilitan al deportista para dominar de forma segura y económica acciones motoras en situaciones previstas (estereotipos) e imprevistas (adaptaciones), y para aprender los movimientos deportivos con relativa velocidad.” (Frey, 1977. Citado por Weineck, 2005)

Debido que en todos los deportes, gran parte de los gestos deportivos están regulados por la coordinación, por lo que en el fútbol presenta una gran importancia, debido a la numerosa cantidad de acciones involucradas y efectuadas en un partido, entre ellas: pases a distintas distancias, cabeceos, saltos, esprintes, giros, remates a puerta, cambios de dirección en forma brusca, agregándole la pelota, el oponente (jugador del equipo contrario) y el compañero (jugador del mismo equipo).

De este modo, se determina que las Capacidades Coordinativas, implican y están fuertemente ligada al sistema nervioso central. Dentro de las capacidades coordinativas se encuentran los siguientes elementos que la constituyen, entre ellos: la capacidad de ritmo, la capacidad de equilibrio, la capacidad de orientación, la capacidad de diferenciación, la capacidad de adaptación, la capacidad de combinación y la capacidad de reacción.

La Capacidad de Ritmo: es entendida como la capacidad para procesar un ritmo que viene dado desde el exterior, de reproducirlo en forma de movimientos.

La Capacidad de Equilibrio: es definida como la capacidad para mantener el cuerpo en estado de equilibrio, y de restaurar dicho estado durante y después de los desplazamientos del cuerpo.

La Capacidad de Orientación: es concluida como la capacidad para determinar y modificar la situación y los movimientos del cuerpo en el espacio y en el tiempo, en relación con campo de acción definido y/o con un objeto en movimiento.

La Capacidad de Reacción: se expone como la capacidad para iniciar y ejecutar intencionalmente acciones motoras a corto plazo ante una señal.

La Capacidad de diferenciación: es la habilidad para realizar una acción teniendo en cuenta la fuerza, en el tiempo y el espacio según el objeto.

La Capacidad de adaptación: es adaptar un programa original de acción a una situación cambiante. En el fútbol no hay situaciones en cuanto a los patrones de movimientos. Esto se logra variando la calidad de las ejercitaciones.

La Capacidad de combinación: es la habilidad para coordinar movimientos parciales del cuerpo considerando espacio y tiempo o realizar distintas combinaciones con un oponente, y de combinar destrezas deportivas en un encuentro o acción deportiva.

En este trabajo se busca destacar la diferencia que hay entre dos jugadores del plantel del club Deportivo Paraguayo que compiten en la primera D del torneo de AFA, entre un jugador que realizo inferiores y otro que no.

Coordinación en edades tempranas

Es por ello que en la actualidad el entrenamiento de la coordinación toma relevancia tanto en el fútbol base, para crear y desarrollar esa armonía del movimiento individual y con la pelota, como en el fútbol adulto, para corregir esos detalles que impiden el mejor desempeño del jugador profesional.

Los niños deberían empezar lo antes posible a mover su cuerpo con versatilidad y de forma precisa. Cuanto más variados sean los movimientos en la niñez, mejor podrán controlar más tarde su musculatura con ayuda del sistema nervioso.

“Los niños y jóvenes con una mejor capacidad de coordinación alcanzan, con un mismo e incluso menor potencial de condiciones, mayores rendimientos deportivos y corporales. Sólo los deportistas con unas capacidades de coordinación bien marcadas pueden traspasar sus óptimas capacidades de condición física al rendimiento correspondiente.

Tomando en cuenta, lo anteriormente expuesto, debemos proporciona una variada y amplia gama de trabajos de tipo coordinativo para estimular el buen desarrollo de estas capacidades motoras básicas en la etapa de la niñez donde la permeabilidad de aprender estas capacidades es mucho mayor que a edades mas grande.

Exigencias coordinativas en un jugador de fútbol

El entrenamiento coordinativo específico de un tipo de deporte es un entrenamiento de aplicación de movimientos aprendidos y bajo condiciones (de dificultad) especiales.

En el entrenamiento de fútbol se trata, sobre todo, de un aprendizaje rápido y efectivo de las técnicas de fútbol que sean necesarias. En conexión con ello, las capacidades coordinativas juegan un papel muy importante.

La coordinación, en lo referido al fútbol, debe ser sometida a entrenamiento, de modo que el jugador pueda dominar los desarrollos de movimientos específicos y pueda ajustar los factores de perturbación propios de su tipo de deporte:

• Esprints tras saltos.

• Cambios de dirección incluso a una elevada velocidad, después de saltos, giros o factores de perturbación.

• Movimientos en un espacio reducido.

• Presión contra el adversario.

• Presión generada por el tiempo.

• Condiciones meteorológicas especiales.

Cuanto más elevado sea el nivel de rendimiento del futbolista, más variados deben ser los contenidos del entrenamiento de coordinación, desde los puntos esenciales generales hasta los específicos del fútbol. Las técnicas futbolísticas vanganando en importancia, mientras que los ejercicios para la mejora de las capacidades de coordinación generales se van quedando en un segundo plan.

Velocidad y reacción en el futbol

Cuando se habla de la velocidad de un futbolista, se opina a menudo sobre una mezcla de los siguientes factores:

• Salidas explosivas, rápidos cambios de dirección, paradas y giros.

• Toque de balón con ritmo alto.

• Reacción rápida, reconocimiento y actuación en las situaciones del juego.

Las características parciales de la velocidad y su importancia para la capacidad de rendimiento del futbolista se pueden resumir de la siguiente manera según Weineck (1998,378)

Velocidad y reacción

Velocidad de acción Acciones con el balón con el ritmo lo más

rápido posible.

Velocidad del movimiento: La capacidad de mover el cuerpo de la manera más rápida posible sin balón.

Velocidad de juego: Acciones rápidas y efectivas en el juego teniendo en cuenta las posibilidades técnicas, tácticas y condicionales.

Velocidad de reacción: Reacción rápida en situaciones extraordinarias ocasionadas por un compañero, un contrario o el balón.

Velocidad de decisión: Rápida elección de la mejor y más efectiva solución de una situación de juego.

Velocidad de percepción: Rápida observación, elaboración y procesado de la información necesaria para la situación del juego.

Velocidad de anticipación: Intuición de las acciones de los jugadores contrarios y de los compañeros debido a la experiencia y a la observación de lo acontecido en el juego.

Entrenamiento de la coordinación especial para futbolistas

Fundamentos

Cuanto más elevado sea el nivel de rendimiento del futbolista, más variados deben ser los contenidos del entrenamiento de coordinación, desde los puntos esenciales generales hasta los específicos del fútbol. Las técnicas futbolísticas van ganando en importancia, mientras que los ejercicios para la mejora de las capacidades de coordinación generales se van quedando en un segundo plano.

Exigencias coordinativas en un jugador de fútbol

El entrenamiento coordinativo específico de un tipo de deporte es un entrenamiento de aplicación de movimientos aprendidos y bajo condiciones (de dificultad) especiales. En el entrenamiento de fútbol se trata, sobre todo, de un aprendizaje rápido y efectivo de las técnicas de fútbol que sean necesarias. En conexión con ello, las capacidades coordinativas juegan un papel muy importante. La coordinación, en lo referido al fútbol, debe ser sometida a entrenamiento, de modo que el jugador pueda dominar los desarrollos de movimientos específicos y pueda ajustar los factores de perturbación propios de su tipo de deporte:

• Esprints tras saltos.

• Cambios de dirección incluso a una elevada velocidad, después de saltos, giros o factores de perturbación.

• Movimientos en un espacio reducido.

• Presión contra el adversario.

• Presión generada por el tiempo.

• Condiciones meteorológicas especiales.

Errores de una mala coordinación

_ Falta de precisión en el impacto de la pelota, debido a la baja coordinación balón pie, coordinación fina.

_ Errores en la mala lectura de las jugadas, debido a la incapacidad para determinar y modificar la situación y los movimientos del cuerpo en el espacio y en el tiempo, en relación con campo de acción definido y con el balón en movimiento.

_ Pérdidas del balón, debido rápida la poca capacidad de elección de la mejor y más efectiva solución de una situación de juego (velocidad de decisión).

_Niveles bajos de reacción para definir una jugada, poca velocidad de reacción y velocidad de acción.

_ Dificultad de adaptación a diferentes situaciones cambiantes en el juego, eje. Cambios de dirección, saltos, giros y carrera de velocidad.

_ Fatiga central y periférica.

Ejercicios para mejorar la coordinación

_ Trabajar la coordinación óculo pie, entran todos los trabajos técnicos con pelotas.

_ Trabajos de coordinación con la escalerita, involucrando todas las variantes conocidas, de menor a mayor dificultad.

_ Ejercicios de saltos con velocidad.

_ Ejercicios combinados complejos, saltos, giros, cambios de dirección y velocidad.

_Ejercicios de coordinación incluyendo la carga de la pelota.

_Mejorar los niveles de fuerza (fuerza explosiva) para el mejor reclutamiento y sincronización de las fibras (ejercicios dinámicos)

Indicadores de coordinación

  • Test, para medir capacidad de cambio, adaptación y ajuste de diferentes situaciones.

_ Correr a máxima velocidad 20 metros, con el obstáculos de 4 aros en el medio, la velocidad siempre debe ser máxima, lo que hay que tratar es de ajustar los pasos para pisar dentro de los aros.

El evaluado no debe llevarse ningún aro enganchado.

  • Test, para evaluar la coordinación óculo pie, la coordinación fina.

_ Rematar desde una distancia de 12 metros, al arco que posee tres aros enganchados del travesaño, se le pide solamente al evaluado que emboque el balón dentro de los aros sin que la pelota pique antes de entrar en estos, no necesariamente debe rematar con fuerza, el futbolista remata 5 tiros, de los cuales debe acertar tres.

  • Test de reacción, los evaluados arrancan sentado de espaldas a la salida con la pelota en los pies, a la señal sonora se paran y deben darse vuelta lo mas rápido posible recorrer 10 metros a máxima velocidad con la pelota, acá se puede evaluar cual es la pierna de apoyo y la rapidez que tiene de levantarse y salir disparados.

  • Carrera a máxima velocidad en forma de zig-zag con pivoteo hacia adentro cada vez que se llega a un cono, se evalúa la facilidad que tiene el futbolista de cambiar de dirección lo mas rápido y económico posible.

  • Test con la escalera de coordinación, el ejercicio consiste en realizar saltos con los dos pies juntos avanzando hacia adelante, entrando en todos los cuadrados de la escalerita, se le pide al evaluado que lo ejecute a la mayor velocidad posible para el, si se equivoca 3 veces hasta el final, tiene un baja coordinación.

Conclusión :

Después de observar y analizar a los deportistas, vemos como incide una buena base de preparación en edades tempranas o en categorías formativas. Vemos como el sujeto que no realizo inferiores, ejecuta de manera mas lenta todos los tipos de movimientos que los ejercicios requieren, también se puede observar la dificultad para saltar y cambiar de dirección, ajustar la carrera etc. A su vez se ve una cadencia y un movimiento armonioso en el otro sujeto.

Es por eso que decimos que el entrenamiento es un proceso a largo plazo, solo una preparación consecuente, sistemática y prolongado en el tiempo nos permitirá acceder al alto rendimiento y estar adaptado para esa circunstancia.

Debemos tener en cuenta que en la niñez el nivel de aprendizaje de la coordinación es mayor y eso mas tarde no permitirá llevar a cabo muchas acciones que demandaran el uso de estas, es necesario hacer mucho hincapié en el desarrollo de este tipo de actividades en los 1 eros momentos de los niños.  

  Prof. Leandro Narváez Noya