Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo

Relaciones entre países. República Dominicana. Ayudas oficiales. Banco Mundial. Reconstrucción y fomento. ONU (Organización de las Naciones Unidas)

  • Enviado por: Susana
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 45 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de Finanzas para no Financieros
Curso de Finanzas para no Financieros
Este programa le enseñará a personas del común, gerentes, ejecutivos y empresarios que sientan la necesidad de...
Ver más información

Habilidades gerenciales para el pequeño empresario
Habilidades gerenciales para el pequeño empresario
BIENVENIDOS a nuestro Curso Manual del Pequeño Empresario. El curso fue producido en la Fundación para el...
Ver más información


Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra

Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo

Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo

Monográfico de Desarrollo Económico

“La Cooperación y el Financiamiento Internacionales

en el Desarrollo de la República Dominicana”

Y le preguntaron:

Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo
“¿Tus asuntos te dejan tanto tiempo libre que aún puedes ocuparte

de los de los demás, que no te conciernen en absoluto?”

Y él contestó:

“Soy un ser humano y estimo que nada humano me es ajeno”

Terencio

Índice de Contenidos

Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo

Introducción 5

  • La Cooperación Internacional al Desarrollo 6

  • La Cooperación Internacional y la Ayuda al Desarrollo

  • La Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD)

  • La Cooperación Técnica Internacional

  • Temas Prioritarios para la Cooperación Internacional

  • Cooperación y Financiamiento Internacional en el Mundo 11

  • La OCDE y la Asistencia Oficial para el Desarrollo

  • El Grupo del Banco Mundial

  • Banco Interamericano de Desarrollo

  • La Unión Europea

  • La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional

  • La Organización de las Naciones Unidas

  • Panorama Económico y Social de la República Dominicana 26

  • Situación Económica Actual

  • Situación de la Pobreza y Desarrollo Social

  • Antiguos y Nuevos Retos para el Desarrollo de la Rep. Dominicana

  • Cooperación y Financiamiento Internacional en la República Dominicana 30

  • Cooperación Internacional por Donante

  • Cooperación Internacional por Sector de Destino

  • Conclusiones 42

    Bibliografía 44

    Anexo: Carta de las Naciones Unidas: Cooperación Económica y Social 46

    Introducción

    Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo

    La cooperación internacional al desarrollo, punto de partida de este documento, se ha asociado tradicionalmente al concepto de "ayuda"; más específicamente a lo que se denomina "ayuda al desarrollo"; actividad ligada a la transferencia o intercambio de recursos y asistencia técnica, por vía concesional, de un país a otro.

    Así, la cooperación internacional al desarrollo es un concepto que ha evolucionado hacia un nuevo sistema de relaciones internacionales, posibilitando el cambio del término “asistencia” por el de cooperación. Este último término, por definición propia implica "actuación conjunta para un mismo fin".

    Al identificar los agentes por medio de los cuales se ha de establecer y consolidar la relación de cooperación internacional se considera en un principio la denominada ayuda al desarrollo, la cual implica la transferencia de recursos (públicos y privados) con algún grado de concesionalidad.

    Dentro de la ayuda al desarrollo, están aquellas transferencias de recursos de origen público de un país rico a un país pobre o ayuda oficial para el desarrollo (AOD), ya sea bilateral o multilateral.

    Además, la cooperación técnica internacional constituye un importante instrumento de promoción de las relaciones externas y de apoyo al desarrollo. Por medio de los programas y proyectos de cooperación técnica, los países partícipes y organismos internacionales transfieren a un determinado país, en carácter no comercial, experiencias y conocimientos técnicos.

    Los países desarrollados a través de las instituciones internacionales donantes para el desarrollo, entre las que se incluyen las instituciones de financiamiento y las instituciones de cooperación técnica, responden a las solicitudes de préstamos y asistencia técnica de los países subdesarrollados para financiar y desarrollar la infraestructura social y económica que estos necesitan.

    Tanto los organismos internacionales como los países donantes de cooperación internacional fijan sus prioridades para el desarrollo de las actividades de cooperación de acuerdo con los ejes dominantes del interés mundial, en especial a partir de los objetivos de desarrollo internacional fijados en la Cumbre del Milenio.

    Así, la cooperación internacional ha constituido para los países en desarrollo en los últimos decenios, un recurso al cual los gobiernos, la sociedad civil y los organismos no gubernamentales han recurrido con crecientes expectativas de subsanar vacíos, usualmente financieros y humanos, que han sido difíciles atender con recursos propios.

    En el caso de la República Dominicana, como país en vías de desarrollo, la cooperación para el desarrollo es de gran importancia y tiene un papel determinante en el objetivo de reducción de la pobreza. Este documento se enfoca en el rol que desempeñan los países y las instituciones internacionales, de acuerdo a las nuevas estrategias de cooperación en el desarrollo del país.

    I. La Cooperación Internacional al Desarrollo

    1.1 La Cooperación Internacional y la Ayuda al Desarrollo

    Tradicionalmente, la cooperación internacional se ha asociado al concepto de "ayuda"; más específicamente a lo que se denomina "ayuda al desarrollo"; actividad ligada a la transferencia o intercambio de recursos y asistencia técnica, por vía concesional, de un país a otro.

    Así, la cooperación internacional al desarrollo, de acuerdo a Gómez-Galán y Sanahuja (1999), es “el conjunto de acciones diseñadas y ejecutadas por actores públicos y privados de distintos países, que buscan promover un progreso más justo y equilibrado en el mundo, con el objetivo de construir un planeta más seguro y pacífico”.

    La cooperación se ejecuta mediante una amplia red de organizaciones nacionales e internacionales, unas de carácter público y otras de naturaleza privada, que se conoce como sistema de cooperación internacional al desarrollo.

    El concepto de cooperación ha evolucionado, puesto que en un principio tenía un sentido "asistencialista", en el cual los países desarrollados transferían recursos a los países en vías de desarrollo, sin establecer contraprestaciones o relaciones de intercambio. Era una asistencia de tipo vertical o "norte - sur". Sin embargo, de acuerdo con las transformaciones políticas, económicas y culturales de los países, se creó un nuevo sistema de relaciones internacionales que posibilitó el cambio del concepto de asistencia por el de cooperación. Este último término, por definición propia implica "actuación conjunta para un mismo fin".

    La cooperación internacional se conoce como la ayuda oficial dirigida a los países en vías de desarrollo por parte de los países avanzados o por organismos multilaterales de cooperación "norte - sur". A partir de 1978 se incorporó también el concepto de la cooperación técnica entre países en desarrollo (CTPD) o cooperación “sur - sur”, que es efectuada por países de similar nivel de desarrollo.

    En este sentido, la ayuda al desarrollo es la parte de la cooperación internacional al desarrollo que se encarga de “transferir recursos de un agente público o privado de un país desarrollado, a otro de un país menos desarrollado y que implica, en el caso de ser un préstamo, algún grado de concesionalidad”.

    1.2 La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD)

    Cuando los recursos que se transfieren son de origen público, es decir, cuando son aportados por las administraciones de los Estados, se conoce en general como ayuda oficial al desarrollo (AOD). El Cuadro No. 1, muestra las principales características de la cooperación internacional al desarrollo, la ayuda al desarrollo y la ayuda oficial al desarrollo.

    Para que una transferencia de dinero público (de un país próspero a otro pobre) pueda ser catalogada como AOD, debe cumplir ciertos requisitos establecidos por el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Estos requisitos son los siguientes:

    • Los recursos aportados deben tener un incuestionable origen público.

    • Deben dedicarse a la promoción del desarrollo económico y el bienestar social de un país del Sur, por lo que quedan excluidas otras finalidades, como las militares, y toda ayuda que sirva exclusivamente a intereses comerciales y políticos del donante.

    • El país candidato a recibir esta ayuda debe constar en la relación de Estados y territorios receptores, conocida como Lista del CAD.

    • La transferencia, en caso de ser un préstamo, debe poseer un grado de concesionalidad de al menos un 25%. En el caso de que sea una ayuda ligada, debe ser como mínimo del 35% y si está dirigida a uno de los países menos adelantados, será de al menos el 50%.

    Cuadro No. 1

    Estructura de la Cooperación Internacional al Desarrollo

    Fuente: Román Sánchez, Erick .(2002)”Cooperación y Desarrollo: Nueve Preguntas sobre el Tema”.

    1.2.1 La Ayuda Oficial Bilateral

    La AOD puede ser multilateral o bilateral. La ayuda oficial bilateral es una de las primeras formas de cooperación financiera, forma en la cual la relación se plasma entre un país industrializado con capacidad de destinar una magnitud considerable de recursos hacia el exterior y un país en desarrollo en necesidad de financiar un vasto conjunto de proyectos de inversión que considera prioritarios. En este tipo de ayuda, un elemento indispensable es contar con los así llamados países donantes.

    La ayuda bilateral puede ser de dos tipos: reembolsable y no reembolsable. La ayuda bilateral reembolsable consiste en préstamos concesionales que otorga un país del Norte a un gobierno, institución o empresa del Sur, para realizar obras de desarrollo. En este caso, el país del Sur asume una deuda, en condiciones de concesionalidad, que debe saldar.

    Por el contrario, la ayuda bilateral no reembolsable comprende donaciones de dinero o de servicios (asesorías, asistencia técnica, etc.) por las cuales, el receptor no contrae ninguna deuda. En muchos casos, se canaliza mediante instrumentos como: programas, proyectos y cooperación técnica, ayuda alimenticia, ayuda de emergencia, subvenciones, reorganización de la deuda externa, cooperación descentralizada, etc.

    1.2.2 La Ayuda Oficial Multilateral

    Otro canal de ayuda oficial para el desarrollo es la ayuda multilateral, que se da a través de las organizaciones multilaterales, que tienen participación comunitaria un gran numero de países de distintas regiones. Este tipo de instituciones ya han tenido desempeño muy importante en el pasado en el financiamiento de los países en desarrollo, sin embrago las dimensiones de estas instituciones son cada vez más reducidas en comparación con las crecientes necesidades y la escasez de recursos determina que la ayuda este priorizada a los países de más bajos ingresos en el mundo en desarrollo.

    Dependiendo del tipo de organismo multilateral al que se destinen los recursos, la ayuda puede considerarse financiera o no financiera. La ayuda financiera es la que se proporciona a los principales organismos financieros internacionales (OIF), que tienen el cometido de prestar a los países del Sur asistencia económica en términos de concesionalidad, para que puedan llevar a cabo programas de desarrollo, tales como infraestructuras o programas productivos. Entre los principales OIF se encuentran el Banco Mundial y los Bancos Regionales de Desarrollo.

    Por otra parte, la ayuda multilateral no financiera es la que se destina a los organismos internacionales no financieros (OInF), en su mayoría adscritos a la Organización de Naciones Unidas (ONU). Estas instancias tienen como misión prestar asistencia técnica, científica, cultural, laboral, alimenticia, de emergencia, así como realizar pequeñas donaciones a los países del Sur. Además, elaboran documentos e informes sobre la situación del mundo en sus respectivos campos, de gran valor para la comprensión del fenómeno abordado.

    1.3 La Cooperación Técnica Internacional

    La cooperación técnica internacional constituye otro importante instrumento de promoción de las relaciones externas y de apoyo al desarrollo. La cooperación técnica es la ayuda que se lleva a cabo para apoyar el desarrollo económico y social de los países en vía de desarrollo mediante la transferencia de técnicos, tecnologías, conocimientos, habilidades o experiencias por parte de un país o de una fuente que tiene un mayor nivel de desarrollo en determinadas áreas.

    Los proyectos son generalmente los instrumentos operativos de la cooperación técnica. En general, son constituidos de un conjunto relativamente complejo de actividades que son ejecutadas con la finalidad de lograr objetivos específicos previamente establecidos. Entre otros aspectos importantes, los documentos de proyecto contienen estos objetivos, los medios necesarios para alcanzarlos, la planificación del trabajo a ser desarrollado, la cooperación técnica solicitada y la contrapartida ofrecida por la institución proponente.

    Este tipo de cooperación también se hace a través de las siguientes modalidades:

    • Asesoramiento: se otorga o recibe mediante técnicos o profesionales con alto nivel de especialización y calificación para ejecución de programas, proyectos o actividades de desarrollo, cuyas acciones están dirigidas a facilitar la solución de problemas científicos y tecnológicos, así como la transferencia e intercambio de conocimientos.

    • Capacitación: es una acción educativa de perfeccionamiento y/o adquisición de nuevos conocimientos que tiene por objeto la especialización de recursos humanos del país en el extranjero y de extranjeros en el país, tendiente a lograr su eficiente participación en el proceso de desarrollo y es proporcionada mediante cursos y otras modalidades a diferentes niveles, se realiza integral y permanente.

    • Servicio de voluntarios: comprende las acciones de profesionales y/o técnicos que, sin fines de lucro, colaboran en la ejecución de programas, proyectos o actividades de desarrollo, en los que el país estime conveniente su participación.

    • Donaciones: es la transferencia a título gratuito, de dinero, bienes o servicios, a favor del gobierno central, regional y/o local, así como de entidades e instituciones extranjeras de cooperación técnica internacional y organizaciones no gubernamentales de desarrollo receptoras de cooperación técnica internacional, destinados a complementar la realización de un proyecto de desarrollo.

    • Fondos de contravalor: son recursos que se originan en la modalidad de donación y su monetización, aplicados para financiar actividades, proyectos o programas cuyo objetivo es complementar y contribuir al esfuerzo nacional, apoyando la ejecución de actividades, programas o proyectos prioritarios para el desarrollo del país.

    La cooperación técnica entre países en desarrollo (CTPD) es una modalidad de cooperación técnica horizontal, basada en la solidaridad de los países y un proceso de coparticipación o intercambio deliberado y voluntario de recursos técnicos y capacidades, entre dos o más países en desarrollo que permite compartir sus mutuas experiencias y que cuenta, generalmente con recursos de una fuente de cooperación.

    1.4 Los Temas Prioritarios para la Cooperación Internacional

    Tanto los organismos internacionales como los países donantes de cooperación internacional fijan sus prioridades para el desarrollo de las actividades de cooperación de acuerdo con los ejes dominantes del interés mundial. Así, la Cumbre del Milenio del año 2000, ha fijado como prioridades la reducción de la pobreza, el desarrollo social y la sostenibilidad y regeneración del medio ambiente. Sin descuidar, además, la preservación de la paz y de la estabilidad, la expansión de la economía mundial, la igualdad de entre los géneros, y el respeto de los derechos humanos.

    En la actualidad, los países donantes y las instituciones internacionales están replanteando las políticas y tendencias de la cooperación internacional, orientándolas hacia los Objetivos del Milenio y dirigiéndolas mayoritariamente hacia los países que tienen una administración sana, ya que conduce a un crecimiento más rápido, una mayor reducción de la pobreza y a mayores avances en los indicadores sociales que en los países con un ambiente débil. Desde esta perspectiva, la ayuda es vista como un complemento de la inversión privada, que funciona como un imán que la atrae, ya que incrementa la confianza del sector privado y sustenta servicios públicos importantes.

    En los países con ambientes más distorsionados, la ayuda puede fomentar reformas, pero requiere de paciencia y de enfocarse en ideas, no en el dinero. Las mejoras en las políticas e instituciones económicas en el mundo en desarrollo son clave en la reducción de la pobreza y la cooperación internacional puede proveerles de un soporte crítico en ideas, entrenamiento y financiamiento.

    II. Cooperación y Financiamiento Internacionales en el Mundo

    Los países desarrollados a través de las instituciones internacionales donantes para el desarrollo, entre las que se incluyen las instituciones de financiamiento y las instituciones de cooperación técnica, responden a las solicitudes de préstamos y asistencia técnica de los países subdesarrollados para financiar y desarrollar la infraestructura social y económica que estos necesitan. Estas instituciones desarrollan políticas internas para priorizar y establecer las condiciones bajo las cuales se conceden tales préstamos y cooperaciones técnicas.

    Sus objetivos son dar asistencia a los países para producir y ejecutar proyectos de préstamos y asistencia técnica aceptables. Los solicitantes pueden ser: el gobierno central, las instituciones afiliadas al gobierno central o una entidad casi-pública o privada designada. Las instituciones de préstamos esperan un retorno en los préstamos que ellos efectúan y las instituciones de cooperación técnica esperan un cambio en los procesos o en las técnicas tradicionalmente utilizadas que resulta en un exitoso cumplimiento de los objetivos de los proyectos apoyados.

    Así, la cooperación a través de instituciones internacionales ha constituido para los países en desarrollo en los últimos decenios, un recurso al cual los gobiernos, la sociedad civil y los organismos no gubernamentales han recurrido con crecientes expectativas de subsanar vacíos, usualmente financieros y humanos, que han sido difíciles atender con recursos propios. En este sentido, cabe destacar la importancia de transformar la cooperación internacional en actividades efectivamente ejecutadas que contribuyan al logro de objetivos de desarrollo sustentable, sobretodo en el caso de las actividades que con cierta frecuencia son postergadas.

    Las fuentes y procedimientos de esta cooperación son muy diversas. Las políticas específicas de estas instituciones pueden dirigir los préstamos y la cooperación técnica a ciertos sectores, poblaciones, o áreas geográficas. En algunas circunstancias, estas políticas pueden tener como objetivo un cambio y la mayoría de las condiciones negociadas son de carácter financiero o administrativo.

    En cualquier caso, es de particular importancia que la cooperación internacional conduzca a producir un proyecto exitoso; se asume que el financiamiento y la asistencia técnica serán utilizados prudentemente, ya que la estructura institucional de las entidades internacionales no considera necesariamente el factor de riesgo de las etapas iniciales de los proyectos. En el caso de los préstamos, el que presta usualmente asume una posición neutral en cuanto al riesgo permisible, mientras que el prestatario garantiza el préstamo de tal forma, que en caso de ocurrencia de cualquier daño a las instalaciones construidas con el préstamo el que presta siempre recuperará su dinero.

    La tendencia actual, de acuerdo a las nuevas estrategias de cooperación, es que las instituciones internacionales, aumenten tanto su presencia física, como sus donaciones y su portafolio de proyectos en los países en desarrollo. Así, el financiamiento, tanto por parte de distintos países desarrollados como por instituciones internacionales, son de gran importancia para cualquier país en vías de desarrollo y tiene un papel determinante en el objetivo de reducción de la pobreza.

    2.1 La Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OECD) y la Ayuda Oficial para el Desarrollo


    Como se mencionó en la sección anterior, AOD es una fuente de financiamiento clave en la lucha mundial contra la pobreza. El Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD) de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) es el organismo encargado de vigilar estrechamente los esfuerzos de asistencia oficial para el desarrollo de sus países miembros. Sus datos y análisis son la fuente primaria de información en esta sección.


    Aunque es más importante la calidad de la AOD (medida, sobre todo, por su impacto y efectividad), que la cantidad de recursos que se le asignan; la primera característica de una AOD de calidad es contar con una cantidad adecuada de recursos. De ahí que la definición de unos estándares cuantitativos para que la AOD tenga un mínimo de eficacia y sea un tema ampliamente debatido en el mundo de la cooperación internacional.

    Según el Programa 21, para los países en desarrollo la asistencia oficial para el desarrollo debe ser una fuente importante de financiación externa, por lo que los países desarrollados reiteraron su compromiso de destinar el 0.7% del PNB a este propósito, de acuerdo a la meta establecida por las Naciones Unidas.

    Sin embargo, en términos generales, la asistencia oficial para el desarrollo, según el Comité de Asistencia al Desarrollo de la OCDE, se redujo progresivamente entre 1992 y 1997, del 0.33% del PNB de los países donantes al 0.22%. El leve incremento experimentado en los años siguientes, como resultado de importantes contribuciones especiales de Japón para compensar la crisis financiera asiática y de varios países donantes para abordar los desastres naturales o humanitarios en Centroamérica, Kosovo y Timor Oriental, se vio matizado en el año 2000, año en que volvió al 0.22%, cifra muy inferior a la meta establecida. En términos reales, sin embargo, la disminución fue mínima y con excepción de la gran disminución de la ayuda exterior de Japón una vez finalizada la crisis financiera asiática, la mayoría de los demás países del CAD aumentaron su asistencia oficial para el desarrollo en términos reales en 2000, muchos de ellos incluso superando su tasa de crecimiento económico. Por ejemplo, el Reino Unido, Bélgica, Grecia y Suecia aumentaron su ayuda en términos reales en más de 20%, lo que indica un compromiso renovado de varios países donantes por aumentar realmente la asistencia oficial para el desarrollo en su trabajo por alcanzar las metas internacionales en la lucha contra la pobreza.


    Al comienzo del nuevo milenio, casi tres cuartas partes de los desembolsos netos de asistencia oficial para el desarrollo vinieron de los países del G-7, principalmente Japón y Estados Unidos. Sin embargo, al considerar el tamaño de sus economías, Dinamarca, los Países Bajos, Suecia y Noruega siguieron teniendo un rendimiento ejemplar en este renglón. Estos países han alcanzado sistemáticamente la meta establecida por las Naciones Unidas de consagrar a la asistencia oficial para el desarrollo un 0,7% de su PNB desde que se adoptó a finales de los años setenta, y la sobrepasaron significativamente en 2001: la AOD de Dinamarca alcanzó incluso el 1,03% de su PNB. Por contraste, el porcentaje para el conjunto de los países del G-7 fue sólo del 0.23% de su PNB.

    Gráfico No. 1

    Asistencia Oficial para el Desarrollo

    2001

    (Porcentaje del PNB)

    Cooperación y Financiamiento Internacionales al Desarrollo

    Fuente: OCDE (2002)

    La ayuda bilateral representa el mayor componente de los flujos de AOD. A ella fueron a parar aproximadamente dos tercios de los desembolsos netos de AOD durante los años noventa. Se recuperó después de una disminución marcada en 1997, alcanzando US$ 33.409 millones en 2001.

    Por su parte, tal como se observa en el Cuadro No. 2, las contribuciones a las instituciones multilaterales también descendieron en 1997 (hasta US$ 16.100 millones), pero se recuperaron para alcanzar US$ 17.314 millones en 2001. Estos flujos fueron, por orden de importancia, a las Naciones Unidas (30.2%), a la Comunidad Europea (29.6%), al grupo del Banco Mundial (20.6%), a otras instituciones multilaterales (11.9%), incluido el FMI, y a los bancos de desarrollo regional (8.6%).

    Cuadro No. 2

    Composición de la Ayuda Oficial al Desarrollo

    (US$ millones)

     

    2000

    2001

    1. Ayuda Bilateral

    33,028

    33,409

    Cooperación Técnica

    12,767

    13,602

    Ayuda Alimenticia

    1,180

    1,007

    Ayuda de emergencia

    3,574

    3,276

    Condonación de la Deuda

    1,989

    2,271

    Costos Administrativos

    3,083

    2,964

    2. Préstamos Bilaterales

    3,021

    1,613

    3. Contribuciones a Instituciones Multilaterales

    17,685

    17,314

    ONU (a)

    5,185

    5,233

    Unión Europea (a)

    4,950

    4,949

    AIF (a)

    3,672

    3,572

    Bancos de Desarrollo Regionales (a)

    2,187

    1,491

    Total de Ayuda Oficial al Desarrollo

    53,734

    52,336

    a) Concesiones y capital suscrito, no incluye préstamos concesionales a organizaciones multilaterales.

    Fuente: OCDE (2002)

    La distribución geográfica por región confirma que el África sub-sahariana y Asia son los mayores beneficiarios de la recaudación neta por asistencia oficial para el desarrollo de los miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo. América Latina y el Caribe recibieron 14.5% del total (aproximadamente US$ 6.000 millones) en el 2001.

    Gráfico No. 2

    Distribución Geográfica de la AOD

    2001

    (Porcentaje del Total de Recaudaciones Netas)

    Fuente: OCDE (2002)

    Cuadro No. 3

    Evolución de la AOD por Donantes de la CAD y Organizaciones Multilaterales

    en América Latina y el Caribe

    (Porcentaje del Total de Recaudaciones Netas)

    Donante

    Periodo

    1990-1991

    1995-1996

    2000-2001

    TOTAL CAD

    12.7

    13.3

    14.5

    De lo cual:

     

     

     

    Miembros de la UE

    11.0

    14.3

    13.8

    EC

    9.1

    14.2

    10.3

    OIFs b

    8.3

    10.1

    9.9

    Agencias de la ONU c

    9.0

    9.3

    11.7

    TOTAL

    11.7

    12.5

    13.1

    b) Organismos Financieros Internaciones. Incluye AIF, bancos regionales y el FMI.

    c) Incluye PNUD, UNICEF, UNRWA, WFP, UNHCR, UNFPA and UNTA.

    Fuente: OCDE (2002)

    Dentro de esta región, Centroamérica y México, se ha convertido en el mayor adjudicatario de los flujos netos de AOD, con un 36.85% del total en el 2001. Esto refleja los grandes importes percibidos en concepto de asistencia oficial para el desarrollo por Honduras, Nicaragua y Guatemala. Los países andinos representaron 26.1% del total (gran parte de esta ayuda fue recibida por Bolivia y Perú), seguidos del 10.28% para los países del Caribe (principalmente Haití y la República Dominicana).

    Cuadro No. 4

    Flujos de AOD y otros Indicadores de para el Continente Americano


    País

    AOD Neta Recibida (millones de US$)

    PNB/CAP (c)

    Población

    PNB corriente