Control hormonal del ciclo menstrual

Reproducción humana. Ciclo sexual femenino. Óvulo. Ovario. Endometrio. Trompas de Falopio. Ciclo ovárico. Fases: folicular, ovulatoria y luteínica. Estradiol. Progesterona. Estrógenos

  • Enviado por: Patricia Pérez Fernández
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Química Orgánica
Química Orgánica
En este curso de Química Orgánica o también conocida como Química del Carbono, nos...
Ver más información

Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Este curso es en relidad un medio de pago para aquellos que deseen tomar el nuevo servicio de tutoría que presta...
Ver más información

publicidad

Control Hormonal del Ciclo Menstrual

La menstruación es la perdida de sangre por vía vaginal debido al desprendimiento del revestimiento interno del útero (el endometrio). Se produce en ciclos aproximadamente mensuales en la vida reproductiva de una mujer, que se extienden desde el comienzo de la menstruación (menarquia) hasta su cese (menopausia).

El primer día de hemorragia se considera que es el comienzo de cada ciclo menstrual (día 1), que finaliza justo antes de la siguiente menstruación. Los ciclos menstruales varían entre 21 y 40 días y sólo el 10 o 15 por ciento son exactamente de 28 días. Los intervalos entre los períodos son más prolongados en los años inmediatamente posteriores a la menarquia y anteriores a la menopausia.

Basándose en los acontecimientos endocrinos el ciclo menstrual se puede dividir en tres fases: folicular, ovulatoria y luteinica. En general el ciclo menstrual esta regulado por la compleja interacción de las hormonas pituitarias (hormona luteinizante y hormona foliculostimulante) y hormonas sexuales ováricas (estradiol y progesterona).

'Control hormonal del ciclo menstrual'
Durante la primera mitad de esta fase, el nivel de hormona foliculostimulante asciende ligeramente estimulando el crecimiento de un grupo de 3 a 30 folículos que han sido reclutados debido a su crecimiento acelerado durante los últimos días del ciclo precedente (cada uno de ellos contiene un ovulo). La FSH Por su parte La hormona folículo estimulante o FSH, es una gonadotropina segregada por el lóbulo anterior de la hipófisis. Cuya liberación está controlada a su vez por el hipotálamo que segrega la hormona liberadora de la gonadotropina (HLG). La producción de la FSH se produce porque Los folículos del ovario tienen un nivel mínimo en sus requerimientos de FSH, por debajo del cual no se produce ninguna estimulación, por lo que es necesaria la producción de FSH para que los folículos se activen hacia un activo crecimiento.

Pasados algunos días de crecimiento los folículos empiezan a producir estradiol. Este es secretado al torrente sanguíneo y alcanza el hipotálamo dando la señal que se alcanzó el nivel de umbral de FSH. Existe también un nivel intermedio de FSH, sin el que no se produciría la ovulación, y un nivel máximo, cuyo exceso provocaría una ovulación múltiple debido a la maduración de varios folículos. Este nivel máximo está sólo un 20% por encima del nivel de umbral por lo que la producción de FSH requiere un preciso control de retroacción por el estradiol producido por los folículos. A partir de aquí los niveles de FSH comienzan a descender y durante este tiempo algunos folículos van sufriendo atresia y un solo folículo continúa su crecimiento y finalmente madura. La FSH induce la formación de receptores para la LH, en las células de granulosa del folículo.

Por esta razón este folículo lleva a cabo la secreción estro génica ovárica en la que destaca la producción de estradiol, que sirve para estimular las glándulas del cuello uterino (cervix) para que segreguen un tipo especial de sustancia mucosa (“moco con características fértiles”), la cual es esencial para que el esperma atraviese el cervix y alcance el óvulo. Además también estimula el engrosamiento del endometrio, la membrana que reviste internamente el útero.

Por otra parte los altos valores de estradiol activan un mecanismo de retroacción positivo en el hipotálamo, que causa que la glándula pituitaria libere una masiva cantidad de LH (hormona luteinizante), que es también una gonadotropina y cuya liberación es similar a la de la FSH. A la vez se produce también un incremento menor de la secreción de FSH, cuyo significado todavía no se conoce 100%.

Este momento se suele conocer como oleada o pico de LH y suele durar entre 36 y 48 horas, en las que se producen amplias oleadas de LH liberadas de forma pulsátil. El aumento de los valores de LH da lugar al comienzo de la ruptura del folículo produciendo la ovulación, (segunda fase del ciclo) por lo que sin pico de LH no hay ovulación.

La liberación del ovocito por parte del folículo en las Trompas de Falopio u ovulación generalmente ocurre de 16 a 32 horas después del aumento en el nivel hormonal (aproximadamente en el día 14 del ciclo) En este momento ya comienzo la ultima fase del ciclo, la fase Luteica. Aquí en el folículo, ya sin ovocito las células de granulosa interna y la teca se convierten en células luteinitas. Además aumenta el diámetro del folículo y se llena de inclusiones lipídicas de color amarillo. Este proceso, que se produce gracias a la acción de la LH secretada por la adenohipofisis, se llama Luteinizacion y da lugar al Cuerpo Luteo. Hay que tener en cuenta también que hay una hormona en el liquido folicular denominada Factor Inhibidor de Luteinizacion, que mantiene frenado el proceso de la lueinizacion hasta después de la ovulación, que evita el desarrollo de un cuerpo luteo en un folículo que no ovula.

En el Cuerpo Luteo las células de granulosa desarrollan un extenso retículo endoplasmico liso y aquí se forman las hormonas sexuales femeninas, progesterona y estrógenos, aunque principalmente progesterona. La progesterona induce una serie de modificaciones en el aparato genital que lo adecuan a la gestación, independientemente de que ésta se haya o no producido. Destacan:

  • Prepara las mamas para la lactancia. El aumento de las mamas es máximo unos días antes del comienzo de la regla.  

  • Aumenta la temperatura corporal. A partir de la ovulación, la temperatura corporal  sube unas décimas debido a la progesterona.

  • Disminuye la cantidad y aumenta la viscosidad del moco cervical, dificultando el paso de nuevos espermatozoides

  • Acción sedante sobre el músculo uterino, además se relaja el músculo liso gastrointestinal y uretral.

  • Cooayuda a la preparación del endometrio previamente iniciada por el estradiol para la implantación del posible óvulo fecundado. 

En el caso de que se produzca la fecundación del ovulo, la placenta secreta una hormona llamada Gonadotropina Carionica (GCH). Esta hormona mantiene al cuerpo luteo, y los niveles de progesterona continúan elevándose, manteniendo al endometrio e impidiendo el crecimiento folicular.

Por otro lado, en el caso de que no se produzca fecundación, la progesterona y el estrógeno secretado por el Cuerpo Luteo ejercen un poderoso efecto de retroalimentación negativa sobre la adenohipofisis para mantener bajos los niveles de LH y FSH. Las células luteinitas secretan una pequeña cantidad de hormonas inhibina que inhiben la secreción de FSH. Por esta razón los niveles de FSH y LH alcanzan niveles muy bajos, lo que produce la completa degeneración del cuerpo luego. Este proceso recibe el nombre de Involución del Cuerpo Luteo. La involución final se produce aproximadamente el día 26 del ciclo, dos días antes de la menstruación. En ese momento la falta de estrógenos, progesterona e inhibina, elimina la inhibición por retroalimentación de la denohipofisis. De esta manera puede comenzar de nuevo la secreción de FSH, y unos días mas tarde la de LH, con las que se inicia el crecimiento de nuevos folículos.

Paralelamente al ciclo anteriormente explicado, ciclo ovárico, tiene lugar el ciclo endometrial regulado por la producción mensual de estrógenos y progesterona. Las hormonas que actúan son las mismas que en el ciclo anterior y en el mismo momento, por la tanto su producción también es similar y su explicación podrá ser breve.

Este ciclo se divide en tres fases.

La primera fase es la fase proliferativa, que ocurre durante la ovulación. Durante esta fase, al principio de la cual el endometrio solo posee capa basal, la influencia de los estrógenos secretados por los ovarios, las células del estroma y las epiteliales proliferan rápidamente lo que ocasiona una reepitalizacion de la superficie endometrial.

La segunda fase, es la fase secretora, que ocurre tras la ovulación. En este fase debido a las grandes cantidades de estrógenos secretados por el cuerpo luteo producen una proliferación adicional del endometrio y la progesterona provoca un notable desarrollo secretor del endometrio.

La última de las fases es la menstruación que se produce por la disminución de secreción de hormonas ováricas explicada anteriormente. Esto produce también la disminución de estimulación de las células endometriales y por la tanto la involución del endometrio.