Contrato de suministro

Derecho Mercantil. Contratos. Legislación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

CONTRATO DE SUMINISTRO

Esta tipificado en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.

Mediante él se pretende satisfacer el interés de una persona (el suministrador) en poder obtener la satisfacción de unas necesidades periódicas que se repiten en el tiempo (carácter duradero, se trata de un solo contrato, trata de asegurarse la realización de prestaciones futuras).

El suministrador ha de entregar cosas genéricas. La obligación de entrega incluye la puesta a disposición del objeto del contrato (el resto viene regido por las normas de compraventa Art. 339 CDC)

Artículo 339.

Puestas las mercaderías vendidas a disposición del comprador, y dándose éste por satisfecho, o depositándose aquéllas judicialmente en el caso previsto en el artículo 332 empezará para el comprador la obligación de pagar el precio al contado o en los plazos convenidos con el vendedor.

Este se constituirá depositario de los efectos vendidos, y quedará obligado a su custodia y conservación según las leyes del depósito.

Se excluyen la prestación de servicios

El contrato de suministro se compone por varias prestaciones independientes que surgen del mismo contrato.

1. Contenido del contrato

Se pueden delimitar las prestaciones o bien según las necesidades del suministrado, en este caso, se suelen pactar los mínimos y los máximos que el suministrador debería entregar

Generalmente se pacta un acuerdo de que si las mercancías no están en buen estado, las mercancías que sean devueltas por los consumidores o las sobras de stock pueden ser devueltas al suministrador.

Se crean cláusulas de exclusiva, las cuales pueden ser a favor del suministrador o del suministrado.

Otra característica es que el suministrador se integra económicamente con el suministrado mediante la fijación de un precio. Se puede pactar un precio para una prestación aislada o al conjunto de ellas. Refiriéndose a esto, suelen existir cláusulas de revisión del precio, la finalidad del cual es mantener la equivalencia en las prestaciones.