Contaminación en el aire

Contaminantes. Efecto invernadero. Lluvia ácida. Ozono. Productos químicos. Desastres naturales. Residuos domésticos. Salud

  • Enviado por: Ignacio Antón Aguilar
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


CONTAMINACION DEL AIRE

Los gases dañinos y las partículas sólidas que se arrojan al aire por los vehículos de motor, los generadores, los hogares y las industrias producen la contaminación del aire.
Los combustibles fósiles, especialmente el carbón, liberan contaminantes a medida que se queman. El azufre que se encuentra, frecuentemente en el carbón, se combina con el oxígeno y produce un humo con un olor desagradable. A medida que se quema, el carbón también libera una gran cantidad de hollín o partículas de carbón sin quemar. A principios de siglo, algunas industrias cambiaron su fuente de energía de carbón a petróleo, que quema más limpio, y a gas natural. El aire se hizo más limpio. Años más tarde, con el uso del automóvil, se usaron otros tipos de contaminantes. El motor del automóvil no quema la gasolina completamente. Como resultado, se añaden al aire el monóxido de carbono y las moléculas de hidrocarburos. También se producen varios compuestos de nitrógeno y azufre. Estos materiales son todos tóxicos. Los contaminantes de las emanaciones de los automóviles sufren reacciones químicas en el aire y forman el Smog (nieblumo). La luz solar provee energiacute;a para estas reacciones; por eso el nombre de smog fotoquímico.

Las ciudades producen una gran cantidad de contaminantes del aire. Usualmente, el aire cerca de la superficie de la tierra es caliente. Como el aire caliente es menos denso que el aire frío, tiende a subir. Estas corrientes de aire que suben, junto con los vientos, se llevan muchos contaminantes. Cuando una capa de aire caliente reemplaza el aire frío, ocurren la Inversión térmica Uno de los mayores efectos de la contaminación del aire se llama el efecto invernadero. La energía del sol calienta la Tierra. La atmósfera actúa como el cristal de un invernadero y retiene el calor. La cantidad de bióxido de carbono en la atmósfera está aumentando, mayormente debido a las grandes cantidades de combustibles que se queman. El bióxido de carbono aumenta el efecto de atrapar el calor de la atmósfera. El aumento en el bióxido de carbono puede llevar a un aumento gradual en la temperatura mundial. Hay otra evidencia, sin embargo, que muestra que la temperatura de la Tierra está descendiendo gradualmente. Los investigadores creen que esto se debe a grandes aumentos en la cantidad de polvo y otras partículas en la atmósfera. Estas partículas reflejan la energía solar hacia afuera de la Tierra. El bióxido de azufre (SO2) es un gas que es tóxico para los animales y las plantas. La mayor parte del bióxido de azufre en el aire se produce en las plantas generadoras que queman carbón para producir la electricidad. Cuando el bióxido de azufre se combina con el oxígeno y el vapor de agua en el aire, se cambia a ácido sulfúrico. Los ácidos formados en la atmósfera caen a la tierra con la lluvia. Esta combinación se conoce como lluvia ácida. Los óxidos de nitrógeno de los vehículos de motor y de las plantas generadoras forman ácido nítrico en la atmósfera y agravan el problema.

Los efectos globales de la lluvia ácida se conocen muy bien. La piedra caliza y el mármol en las estatuas y edificios se disuelven con la lluvia ácida. Las estructuras de metal como los puentes se corroe. La evidencia en los bosques, los ríos, los lagos y las áreas agrícolas, muestra que uno de los efectos a largo plazo de la lluvia ácida es que baja el pH del suelo y el agua. Como resultado, tanto los árboles como los lagos pueden quedarse sin vida.

IV REUNION NACIONAL DE POBLACION - ICA 95

Del 26 al 29 de abril de 1995

MEDIO AMBIENTE, SALUD Y POBLACION

INTRODUCCION

El interés actual en el medio humano ha surgido en un momento en que las energías de los países en desarrollo se dedican cada vez más a alcanzar la meta del desarrollo. El interés en las cuestiones relacionadas con el ambiente ha tenido su origen en los problemas experimentados por los países industrialmente adelantados. Estos problemas son el resultado de un nivel elevado de desarrollo económico. La creación de una gran capacidad de producción en la industria y en la agricultura, el crecimiento de sistemas complejos de transporte y comunicaciones, la rápida evolución de los conglomerados humanos, han causado daños y perturbaciones en el medio humano. Estas perturbaciones han llegado a alcanzar tales proporciones que en muchos sitios constituyen ya un grave peligro para la salud y el bienestar humano.

La incorporación al concepto del desarrollo de la cuestión del ambiente, al igual que la inclusión de otras metas sociales, plantea problemas importantes que tienen que ver con la planificación y con la formulación de la política. En la medida en que los objetivos ambientales apoyan o refuerzan el crecimiento económico, y puede demostrarse que así sucede con alguno de ellos, se podría establecer con mayor facilidad el lugar que les corresponde en el orden de prioridades. Es cierto que los problemas ambientales de los países en desarrollo tienen, en gran medida, su origen en la falta de desarrollo, pero también es cierto que los problemas que surgen del proceso de desarrollo son igualmente evidentes en estos países, en un grado que depende del nivel relativo de desarrollo que hayan alcanzado. Es más, cabe esperar que a medida que el proceso de desarrollo vaya progresando, este último tipo de problema irá asumiendo creciente importancia.

Los mensajes generales de muchos estudios científicos, así como de reuniones políticas de alto nivel, incluyendo la Cumbre de Río, de donde me he permitido tomar algunos de sus planteamientos para ser conocidos y difundidos, son muy claros: Las actuales tendencias de desarrollo del Ser Humano y por lo tanto de nuestro planeta Tierra, no son sostenibles.

Contaminación Ambiental y Salud

En muchos lugares del país, es tal la contaminación del medio ambiente en general (aire, agua, tierra,etc), que se está minando la salud de muchas personas. Esto se debe, entre otros factores, a los cambios anteriores y actuales en las modalidades de consumo y producción, a los estilos de vida, la producción y utilización de energía, la industria, el transporte, etc.,que no tienen en cuenta la protección del medio ambiente. Además, en el análisis reciente de la OMS se establece claramente la interdependencia entre la salud, el medio ambiente y el desarrollo y se revela que en la mayoría de los países no se produce la integración de esos aspectos, por lo que se carece de un mecanismo eficaz de lucha contra la contaminación.

Principales fuentes de Contaminación :

Industria Minera

Otras Industrias (químicas, frenos, baterías, etc.)

Cemento

Transporte (aéreo, marítimo y terrestre)

Parque Automotor

Hábitos de la población

Resíduos sólidos

Contaminación Industrial

Entendemos por contaminación industrial a la emisión de sustancias nocivas, tóxicas o peligrosas, directa o indirectamente de las instalaciones o procesos industriales al medio natural. Estas emisiones pueden ser:

  • Emisiones a la atmósfera

  • Vertidos a las redes públicas de saneamiento

  • Vertidos directos al suelo o a cauces de aguas superficiales

  • Almacenamientos o disposición de residuos industriales

  • Ruidos en el entorno

En estas emisiones quedan incluidas las que se derivan de los productos o subproductos que las industrias ponen en el mercado. Por ejemplo, la contaminación de dioxinas que pueden producir la combustión de productos de PVC en vertederos y por incineración o la destrucción de la capa de ozono estratosférico por gases clorofluocarbonados (familia CFC). En estos casos, la mejor política preventiva es la prohibición pura y simple de la utilización del compuesto dañino, como ha sido el caso de los CFC en el Protocolo de Montreal y el Acuerdo de Londres.

En el caso del PVC hay una gran polémica, con argumentos a favor, por parte de los fabricantes, y campañas en contra de los grupos ecologistas que han conseguido la prohibición en países como Dinamarca (para los juguetes), pero no en otros ya que, efectivamente, el PVC es un producto que tiene grandes ventajas para determinadas aplicaciones (construcción...).

Por regla general, hasta ahora, la principal política seguida contra la contaminación industrial ha sido la de los métodos correctivos o de final de tubería con la aplicación de tecnologías como el filtrado de humos y gases, la depuración de vertidos o el confinamiento en depósitos de seguridad de los residuos tóxicos. Este tipo de métodos no eliminan la contaminación, sino que la trasladan de un medio a otro: los lodos y residuos de la depuración o filtrados han de depositarse en algún lugar.

Las políticas preventivas, en cambio, tienden a la eliminación de las causas en su origen por la sustitución de materiales contaminantes por otros menos dañinos, por las prácticas de reciclaje o por la actuación sobre la demanda y el rediseño de los productos (ver Ingeniería de Diseño medioambiental). Los programas de este tipo se han llamado también de minimización.

Cuando la contaminación industrial ocurre súbitamente, de manera incontrolada, se denominan accidentes. La eventualidad de su ocurrencia y la metodología para su evitación o minimización se estudian en el Análisis de Riesgos. Algunos de estos accidentes pueden producir numerosas víctimas (caso SEVESO) y otros pueden ser catastróficos para el medio natural (recientemente, el accidente de Aznalcollar en el entorno de Doñana)

Toda industria con alguna probabilidad de ocurrencia de accidentes mayores debe contar con un Plan de Emergencia anterior y las autoridades de la zona con un Plan de Emergencia Exterior.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Los gases dañinos y las partículas sólidas que se arrojan al aire por los vehículos de motor, los generadores, los hogares y las industrias producen la contaminación del aire.
Los combustibles fósiles, especialmente el carbón, liberan contaminantes a medida que se queman. El azufre que se encuentra, frecuentemente en el carbón, se combina con el oxígeno y produce un humo con un olor desagradable. A medida que se quema, el carbón también libera una gran cantidad de hollín o partículas de carbón sin quemar. A principios de siglo, algunas industrias cambiaron su fuente de energía de carbón a petróleo, que quema más limpio, y a gas natural. El aire se hizo más limpio. Años más tarde, con el uso del automóvil, se usaron otros tipos de contaminantes. El motor del automóvil no quema la gasolina completamente. Como resultado, se añaden al aire el monóxido de carbono y las moléculas de hidrocarburos. También se producen varios compuestos de nitrógeno y azufre. Estos materiales son todos tóxicos. Los contaminantes de las emanaciones de los automóviles sufren reacciones químicas en el aire y forman el Smog (nieblumo). La luz solar provee energiacute;a para estas reacciones; por eso el nombre de smog fotoquímico.

Las ciudades producen una gran cantidad de contaminantes del aire. Usualmente, el aire cerca de la superficie de la tierra es caliente. Como el aire caliente es menos denso que el aire frío, tiende a subir. Estas corrientes de aire que suben, junto con los vientos, se llevan muchos contaminantes. Cuando una capa de aire caliente reemplaza el aire frío, ocurren la Inversión térmica Uno de los mayores efectos de la contaminación del aire se llama el efecto invernadero. La energía del sol calienta la Tierra. La atmósfera actúa como el cristal de un invernadero y retiene el calor. La cantidad de bióxido de carbono en la atmósfera está aumentando, mayormente debido a las grandes cantidades de combustibles que se queman. El bióxido de carbono aumenta el efecto de atrapar el calor de la atmósfera. El aumento en el bióxido de carbono puede llevar a un aumento gradual en la temperatura mundial. Hay otra evidencia, sin embargo, que muestra que la temperatura de la Tierra está descendiendo gradualmente. Los investigadores creen que esto se debe a grandes aumentos en la cantidad de polvo y otras partículas en la atmósfera. Estas partículas reflejan la energía solar hacia afuera de la Tierra. El bióxido de azufre (SO2) es un gas que es tóxico para los animales y las plantas. La mayor parte del bióxido de azufre en el aire se produce en las plantas generadoras que queman carbón para producir la electricidad. Cuando el bióxido de azufre se combina con el oxígeno y el vapor de agua en el aire, se cambia a ácido sulfúrico. Los ácidos formados en la atmósfera caen a la tierra con la lluvia. Esta combinación se conoce como lluvia ácida. Los óxidos de nitrógeno de los vehículos de motor y de las plantas generadoras forman ácido nítrico en la atmósfera y agravan el problema.

Los efectos globales de la lluvia ácida se conocen muy bien. La piedra caliza y el mármol en las estatuas y edificios se disuelven con la lluvia ácida. Las estructuras de metal como los puentes se corroe. La evidencia en los bosques, los ríos, los lagos y las áreas agrícolas, muestra que uno de los efectos a largo plazo de la lluvia ácida es que baja el pH del suelo y el agua. Como resultado, tanto los árboles como los lagos pueden quedarse sin vida.

CONCLUSION

La situación es crítica pero aún reversible. Si todos nosotros (y todos significa en este caso realmente todos, desde los jefes de gobierno hasta el más humilde de los ciudadanos, desde el más rico hasta el más pobre), tenemos presente que en la defensa de la vida somos socios, socios con los otros seres humanos y sobre todo, con la Naturaleza, a la cual le debemos un respiro para que pueda regenerar los bosques, las aguas y la atmósfera..., inclusive la capa de ozono sobre los casquetes polares. Si todos tenemos presente que hasta el tener y disfrutar tiene que ser moderado, que el consumo como tal no es una meta y en cambio el desarrollo no se puede hacer a costa del Medio Ambiente, es posible que el bienestar pueda mejorar para todos en todo el mundo.

Si se acepta de una vez que producir y consumir en un proceso en el que se incluye la reducción de los correspondientes residuos domésticos y desechos industriales, si tenemos presente que la Salud es un bien como cualquier otro y que hay que cuidarlo y protegerlo, la sociedad invertirá más dinero, educación e información en la protección del Medio Ambiente, con la consecuente elevación del nivel y esperanza de vida de los hombres de toda la Tierra. De esa Tierra que el progreso técnico y la densidad humana ha hecho tan pequeña que nada de lo que le sucede a uno deja de afectarles a los demás.

Pero esencial, decisivo, sigue siendo el comportamiento individual, el que cada uno de nosotros esté consciente de que la basura que tiramos es un problema que nos creamos a nosotros mismos y que debemos reducir la contaminación del aire que respiramos y del agua que bebemos. La conciencia de que el derroche que hacemos lo tendremos que pagar a la larga tanto con nuestra salud o con la de nuestra descendencia como la de nuestros vecinos.

El conocimiento de que ni el agua, ni el aire, ni la madera, ni los peces, ni el petróleo son infinitos, nos llevará a adoptar un comportamiento comedido, respetando el equilibrio ecológico de la Tierra, ese gran marco cósmico en el que nos ha tocado vivir y en el que sólo podremos seguir haciéndolo si no lo destrozamos con un egoísta y miope concepto de la lucha por la vida,...exclusivamente nuestra vida.