Contaminación atmosférica

Problemas medioambientales. Agentes contaminantes. Polución. Gases tóxicos. Enfermedades de las vías respiratorias

  • Enviado por: J.a.c
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 21 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso superior en dirección general
Universidad Católica de Ávila
El Curso Superior en Dirección General proporciona una visión transversal de las funciones más relevantes en el seno...
Solicita InformaciÓn

Experto Mercantil
Centro de Estudios Financieros, CEF.-
El intercambio de opinión de especialistas de los temas más candentes que se producen en el ámbito...
Solicita InformaciÓn

publicidad

INTRODUCCIÓN

El problema de la contaminación atmosférica, se presenta como una situación alarmante dentro de nuestra sociedad.

Los efectos nocivos del el aire contaminado tienen la siguientes características:

Son trasfronterisos, se desarrollan rápidamente y afectan a todos los individuos por igual. Estos son propios de las grandes urbes, sin olvidar que por su naturaleza no se limitan a un espacio geográfico determinado.

Ya en la ciudad capital se sienten sus efectos, y por supuesto, debe forzosamente reducirse, al igual que en las cabeceras de las otras provincias.

El derecho, como ciencia social, debe entrar y operar de forma rápida y efectiva; pero, no sin antes evaluar científicamente las condiciones reales del país, es decir, densidad de población, movimiento geográfico, movimiento comercial, desarrollo industrial, salud y áreas de alta concentración de sustancias tóxicas.

DEFINICIÓN DE CONTAMINACIÓN


La contaminación tiene su origen en numerosas causas y, si bien puede decirse que siempre a existido, los niveles que alcanza en la actualidad hacen peligrar la biosfera para propiciar y permitir el desarrollo de la vida. Factores como la explosión demográfica, las tendencias multitudinarias de los asentamientos humanos en grandes urbes, las características técnicas de nuestras industrias y la multiplicación de los medios de transporte, han hecho que la contaminación alcance proporciones de desastre, especialmente cuando se contemplan los humos y polvos que cotidianamente depositan en la atmósfera millones de automóviles y chimeneas de fábricas en todo el mundo.

Una de las mayores preocupaciones que tiene la comunidad internacional, es precisamente la ultra territorialidad del problema, ya que la contaminación en especial, la atmósfera, es su indeterminación de límites en unos o varios territorios determinados, por lo que este tipo de contaminación es global y afecta a todos por igual.

Ahora bien, entendamos por contaminación; “la presencia en el medio ambiente de uno más contaminantes, o cualquiera combinación de ellos, que perjudiquen o molesten la vida, la salud y el bienestar humano, la flora y la fauna, o degraden la calidad del aire, del agua, de la tierra, de los bienes, de los recursos de la Nación en general o de los particulares.”

Deducimos en consecuencia, que un contaminante es todo elemento que en cantidades desmedidas afecta perjudicialmente a la biosfera en toda su extensión y es por esto, que la definición jurídica mexicana de la contaminación la encontramos expuestas en la ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, de la siguiente forma: “Toda materia o sustancia, o sus combinaciones o compuestos, o derivados químicos y biológicos, tales como humos, polvos, gases, cenizas, bacterias, residuos y desperdicios y cualesquiera otros que, al incorporarse o adicionarse al aire, agua o tierra, puedan alterar o modificar sus características naturales o las del ambiente; así como toda forma de energía, como calor, radioactividad, ruidos, que al operar sobre, o en el aire, agua o tierra alter su estado normal”.

Las definiciones anteriores, son necesariamente complejas, por el fin u objeto que tratan de ilustrar, sin embargo, no es sino, nuestra legislación la que hace frente al verdadero problema de la contaminación, la cual es sencillamente la acción humana. Veamos entonces, lo que nos indica nuestra legislación y a través de la Ley No. 41 de 1 de Junio de 1998, denominada Ley General de Ambiente, en cuanto la definición de Ambiente: “Presencia en el ambiente, por acción del hombre, de cualquier sustancia química, objetos particulares, microorganismos, forma de energía o componentes del paisaje urbano o rural, en niveles o proporciones que alteren negativamente el ambiente y / o amenacen la salud humana, animal o vegetal los ecosistemas”.

En esta definición encontramos dos elementos importantes; el primero es que descarta la existencia de contaminantes naturales, señalando directamente al hombre como él responsable de la misma, no obstante, el hombre que hay que dejar claro es que todas las normas son emitidas para que cambie una actitud negativa de los seres humanos, que al saberse responsable buscará la forma de saldar el error que ha cometido.

El segundo elemento es ya preocupante porque la definición arriba estudiada, parte de un hecho real, que es de existencia descontrolada de los contaminantes arrojados a la biosfera por el hombre, tal como señala la definición; “niveles o proporciones que alteren negativamente el ambiente”.

Por consiguiente, el establecimiento de valores o indicadores al grado de acumulación, denota la necesidad de frenar, controlar y evitar mayores daños.


DEFINICIÓN DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA


Tomando en consideración los datos supra descritos, podemos afirmar que la contaminación atmosférica no es más que la alteración en la composición de la atmósfera, por todos aquellos materiales o elementos extraños, que por las excesivas y continuas emisiones, aumenta en grandes concentraciones produciendo un daño irreparable al medio, y por lo tanto el desmejoramiento de la calidad del aire.

La pregunta que debemos hacernos, no existe en realidad aire puro, pero dadas las condiciones de nuestras urbes y las áreas periféricas, la definición, como tal, debe ser eliminada de cualquier tratado que verse sobre la materia.

“El aire limpio es el que se respira en una zona no contaminada por ser el humano, sin embargo, existen trazos de muchos productos químicos que están en el aire puro, aún en una montaña o en el mar.

El aire respirable, es aquel que no presenta concentraciones de componentes nocivos al ser humano, según los trabajos médicos que correlacionan concentración de contaminantes con efectos sobre la salud humana. Pro no es aire puro; ciertos componentes que están en concentraciones medibles, en el aire respirable, no está (o lo están en concentraciones muy bajas) en el aire limpio existe un grado de impureza natural en el aire, el cual es tolerable por los seres humanos, siendo el producto de distintos fenómenos naturales, sin embargo, aunado a esto el hombre contribuye a recargar estos niveles, procurando una saturación de toxicos para el ecosistema.

“Las substancias naturales características son las partículas salinas de los océanos y el polvo y gases de los volcanes activos; las artificiales, los humos y gases residuales forjados por los procesos de combustión industrial, municipales, domésticos, de los automóviles, etc. El polen, las esporas, el óxido y los copos de hollín son aerosoles naturales aumentados artificialmente en la utilización de la tierra por el hombre”.

El peligro que representa la no conservación del recurso aire, es que los diversos sistemas ecológicos se van a ver afectados en sus actuales niveles de desarrollo, la regeneración de gases como el oxigeno en perspectiva, van a ser alterados y la protección a las diferentes formas de vida que ofrece la capa de ozono está paulatinamente desapareciendo.



FUENTES DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA


Algunos autores prefieren enunciarlas como causas de la contaminación atmosférica, pero dentro de los textos científicos, generalmente utilizan el término fuentes, para poder determinar el principio de una cosa, que en este caso es la polución en un sentido lato, sobre la capa atmosférica.

Para calificar las fuentes de emisiones, autores como el panameño Ramón Antonio Ehrman, en su obra “ Protección y Saneamiento Ambiental”, señala que: “los contaminantes atmosféricos pueden ser calificados de acuerdo a : su fuente, su composición química, las reacciones que pueden producir y sus efectos”.

De lo anterior, lo importante es determinar el origen del problema y hacer una clasificación para poder identificar cada elemento contaminante, por lo que desde nuestra perspectiva estudiaremos la clasificación, como generalmente se conoce, es decir, clasificar las fuentes en fijas y móviles. Veamos cada una de ellas:

1. Fuentes fijas: Así denominadas, por actuar permanentemente sobre un sitio o región, es decir, por estar ahí establecidas. Están constituidas por fábricas, comercios, galpones de almacenajes, talleres metalúrgicos, incineradores, fundiciones, etc. y producen una considerable contaminación, no solo por el uso de combustibles sino por la emisión de vapores solventes orgánicos, o de productos químicos contaminantes. Las fuentes fijas son las más dañinas, estas actúan sobre todas las áreas de la biosfera y producen, tanto emisiones de humos, polvos, gases, ruidos, radiaciones, etc. como descargas de aguas residuales o desechos sólidos que afectan, por igual, el aire, los diversos cuerpos receptores de agua o la tierra, por deterioro superficial, filtración o acarreo. “ Una emisión de humos y polvos puede no ser por si misma necesariamente peligrosa; para serlo deberá tener una densidad y un volumen tales, durante cierto lapso, que las condiciones atmosféricas no sean suficiente para diluirla o dispersarla en un período de tiempo dado, haciéndola inocua. La peligrosidad se inicia, precisamente, a partir del momento en que la cantidad de elementos no deseables emitidos, rebasa la capacidad natural de dispersión, transformación o anulación, creando, por lo tanto una concentración que rompe el equilibrio”. “ Lo anterior es consecuencia, de la tendencia de agrupar en ciertas áreas; en especial las urbanas, los contaminantes que emitidos por la fuentes fijas, no pudieron ser desplazados por la circulación atmosférica y a los que se unen los provenientes de las fuentes móviles y de las naturales.

2. Fuentes móviles: Son aquellas que por su capacidad de traslado, no permiten encuadrarlas e un área determinada, por lo que su peligrosidad es constante, progresiva e indeterminable a cada agente contaminador, ya que su medición abarca un gran número de agentes contaminantes. Aquí, los transportes son los causantes de la mayor concentración de contaminación en las zonas urbanas. Los automóviles poseen cuatro fuentes de contaminación que son: el tubo de escape, el cárter, el carburador y el depósito de combustible.

De ellos la contribución que se obtiene de contaminantes es la siguiente:

2.a. “Pérdida por evaporación en el depósito y en el carburador 20% de los hidrocarburos.

2.b. Respiradero del cárter, 25% de los hidrocarburos.

2.c. Tubo de escape, 55% de los hidrocarburos y casi la totalidad del plomo y de los óxidos de nitrógeno y azufre”

Deducimos en consecuencia, que los vehículos automotores en ciudades como Panamá, que no posee grandes industrias, es la mayor fuente de contaminación, agudizándose principalmente en la ciudad capital, y como vimos en la clasificación anterior, un vehículo por sí, es una fuente peligrosa de contaminación.


PRINCIPALES CONTAMINANTES Y SUS EFECTOS SOBRE LA SALUD HUMANA:


Los efectos producidos o que se generan por la presencia de concentraciones anormales de estas sustancias, pueden ser muy variables, no sólo afectan la salud del hombre, sino que también afecta el medio natural. A continuación, analizaremos los efectos de la salud humana, tomando en consideración las principales sustancias, productos de las emisiones vehiculares que son dispersas en el aire de nuestra ciudad.

  • Óxidos de carbono: es el producto de la combustión incompleta de combustibles que contienen carbono y en algunos procesos industriales y biológicos. Sin duda, la fuente más importante en el nivel de inhalación es el escape de vehículos con motores de gasolina y diesel, en donde los índices de emisión dependen del tipo de vehículos, velocidad y modo de operación.

  • Los gases resultantes son el monóxido de carbono (CO) y el bióxido de carbono (CO2). El principal efecto sobre la salud humana es que disminuye la capacidad de la sangre de transportar oxígeno e irrigarla a los tejidos, disminuyendo, en condiciones de saturación, la presión arterial, lo que acarrea alteraciones cardiacas.

    Igualmente, producen síntomas como cansancio injustificado, dolores persistentes de cabeza, reducción de la percepción visual, de la habilidad motora, de la capacidad para aprender y realizar ciertos trabajos intelectuales.

  • Óxidos de azufre: el bióxido de azufre, presentes como impureza en muchos carbones y aceites pesados, al igual que en combustibles como la gasolina y el diesel. Durante el proceso de combustión, una parte del azufre de esos combustibles puede oxidarse aún más y producir trióxido de sulfuro, que junto con el bióxido de carbono, producir irritaciones en las vías respiratorias y agravar problemas asmáticos, en el caso de los infantes aumenta significativamente sus efectos al provocar una disminución en las funciones pulmonares.

  • Óxido de nitrógeno: los principales óxidos de nitrógeno con el óxido nítrico (NO) y el bióxido de nitrógeno (NO2), el óxido nítrico(NO), es emitido por los vehículos de motor y los dispositivos fijos de combustión, mientras que el bióxido de nitrógeno (NO2), tiene su origen en las industrias químicas y las nitraciones provenientes de procesos biológicos del suelo. Los óxidos de nitrógeno, en condiciones de saturación irritan las vías respiratorias y al combinarse con la hemoglobina, aumenta los niveles de bilirrubina, indicativo de una anemia hemolítica. También debemos agregar que los óxidos de nitrógeno son ingredientes importantes del “smog”.

  • Hidrocarburos: en las áreas urbanas los contaminantes derivados de los hidrocarburos son producidos principalmente por la combustión incompleta de la gasolina en vehículos motorizados. Los hidrocarburos se encuentran muy diluidos en al aire urbano y no producen serios problemas ambientales. Sin embargo, el benceno que proviene del cemento, del caucho y de los removedores del barniz, y la combustión de combustibles fósiles son cancerígenos. Los hidrocarburos al combinarse con otros contaminantes atmosféricos, como por ejemplo los óxidos de nitrógeno, producen “smog”.

  • Plomo (Pb): el aditivo más importante para las naftas y más usado por los refinadores como antidetonante y mejorador octánico, ha sido el tetraelito de plomo. “El plomo en el aire de las ciudades generalmente proviene de ésta sustancia y un 90% del plomo en el aire deriva de la combustión de la gasolina.”

  • Se ha descubierto que es un tóxico altamente poderoso que se absorbe con el aire que respiramos, y sus compuestos son liposolubles y se incorporan por la vía aérea; pero también, por la piel. El plomo produce en el hombre, saturnismo; “enfermedad crónica producida por la intoxicación ocasionada por el plomo, por sus sales o por sus óxidos, absorbidos por las mucosas de las vías respiratorias y por la piel; anemia”

  • “Interfiere a nivel enzimático en la biosíntesis del grupo hemo, inhibiendo la acción de la dehidratasa del ácido deltaaminolevúlico y otras enzimas”, raquitismo; “disminución en niños de la biosíntesis de la vitamina D”, hipotiroidismo; problemas endocrinos graduales y reproductivos , encefalopatías; “el niño a altas concentraciones de y alteraciones en la capacidad de aprendizaje ya sea en condiciones máximas y mínimas”, padecimientos óseos en infantiles y aumento en la presión arterial.

  • Particulados o partículas suspendidas: constituido por partículas muy pequeñas, la mayoría por debajo de los 10 micrones, “y al analizar su composición, se encontrará una gran cantidad de compuestos orgánicos”. El problema es que son inhalados por la respiración y quedan retenidos en parte, en los pulmones; causando desde tos crónica hasta asma, y dependiendo del tipo y cantidad que se respire pueden causar silicosis; “enfermedad pulmonar adquirida a través del aire inspirado que ejerce una acción lesionante en los pulmones”.


  • LA SITUACIÓN ATMOSFÉRICA PANAMEÑA


    Es común hoy día, leer en los diarios, denuncias que encabezan los titulares, alarmando a la ciudadanía acerca de los elevados niveles de contaminación que conserva la ciudad de Panamá, afirmando que “la poluciones causada por la gran cantidad de automóviles que circulan en la capital”.

    La situación es bastante preocupante, ya que el aumento de el parque vehicular, va en detrimento directamente de la cantidad del aire; adicionalmente, el crecimiento poblacional, la migración desproporcionada, las poco desarrolladas estructuras urbanas y viales, la falta de educación, son los principales problemas que abordan a esta cuidad.

    CUADRO Nº1

    Situación Demográfica de la República de Panamá

    Año

    Habitantes

    1990

    2.397.538

    14 de mayo de 2000

    2.815.644

    Estimado para el año 2010

    3.576282

    Como hemos podido apreciar, el crecimiento demográfico estimado; es elevado en un territorio cada vez más reducido, en cuanto a su proporción con el número de habitantes.

    Panamá está conformada por dos grandes centros económico-político-social, los cuales son: un núcleo dinámico central, y el resto del país. Los problemas derivados de esta dual estructura han sido extremadamente graves para la población rural y es lo que ha propiciado su constante desplazamiento, principalmente hacia ese núcleo central.

    Entre los problemas derivados de la estructura prevaleciente a que se ha hecho referencia y que estimulan la relación, pueden indicarse principalmente, los relativos al difícil acceso a la tierra y a la tecnología moderna y al crédito, al empleo y al subempleo, al ingreso económico necesario, a la educación, a la vivienda y a la atención a la salud.

    Producto del aumento demográfico, la urbe crece acelerada y desproporcionadamente, la situación se encrudece por la falta de planificación urbanística, que trae consigo el incremento del gráfico y del llamado congestionamiento vehicular.

    Así, adviene a lo anterior, la necesidad de aumentar las unidades vehiculares para el transporte colectivo y selectivo, el crecimiento económico, acarrea consigo, el incremento de vehículos de carga en general y finalmente el consumismo; propio del modelo de producción en que se desarrolla nuestra sociedad, colabora enormemente con el número de vehículos que circulan en la ciudad capital.

    CUADRO Nº2

    Índice de vehículos en el distrito de Panamá, San Miguelito, Colón y el resto del país, para el año1996

    Distrito/Año

    1992

    1993

    1994

    19995

    1996

    Distrito de Panamá

    93,134

    104,244

    121,291

    124,326

    135,021

    Distrito de San Miguelito

    32,634

    34,098

    37,287

    36,602

    39,733

    Distrito de Colón

    11,840

    12,768

    12,306

    12,961

    11,950

    Resto del país

    68,837

    72,033

    71,765

    73,682

    76,369

    Total

    206,445

    223,143

    242,649

    247,571

    263,073

    El cuadro Nº2, nos indica el incremento anual del parque vehicular, numerado anualmente y por distritos, la cantidad de automotores registrados en los distintos municipios hasta el año 1996, fecha de la última estadística elaborada por la Contraloría General de la República.

    Hoy día existe un estimado de “460 mil vehículos registrados a nivel nacional, de los cuales el 60% está en la ciudad. A este se le han sumado en los últimos años, como un negocio muy lucrativo, la importancia de autos de segunda fuerza de que la chatarra sigue rodando por las calles”.

    Dadas las condiciones que se nos presenta, la ciudadanía empieza a sentir los efectos de la contaminación y el smog; ésta obscura y densa nube que absorbe a la ciudad capital, visible desde cualquier punto de la periferia citadina.

    El siguiente cuadro, nos demuestra que dentro de las causas de morbilidad de los panameños, las enfermedades de tipo respiratorias ocupan el tercer y cuarto lugar en el país, según el número de consultas en los centros de dispensarios de la República.

    CUADRO Nº3

    Causas de Morbilidad en el país ,en el año 1998

    Enfermedad

    Casos atendidos

    Rinofaringitis

    20,712

    Infecciones respiratorias agudas

    19,904

    Total

    40,616

    A pesar que las estadísticas señalan un alto número de atenciones clínicas, para las enfermedades respiratorias, es sumamente difícil para las autoridades de salud, establecer el agente que directamente causa, en determinado sector, alguna enfermedad se ese tipo.

    La ley Nº36, de 17 de mayo de 1996, enviste al Instituto Especializado de Análisis de la Universidad de Panamá, de la responsabilidad de “instalar y mantener una red de medición y análisis a nivel nacional, para verificar la contaminación ambiental producida en el agua, el aire y en el suelo, principalmente por los motores de combustión interna”

    Los primeros resultados fueron alarmantes, al compararse con los límites permisibles para sustancias tóxicas, establecidas por la Organización Mundial de la Salud, veamos;

    CUADRO Nº4

    Presencia de contaminantes en la ciudad capital.

    Sustancia contaminante

    Niveles de la O.M.S

    Niveles en PAnamá

    No

    40 ug/m3

    63.4 ug/m3

    Particulados

    50 ug/m3

    110 a 150 ug/m3

    Pb

    1.0 ug/m3

    3.0 ug/m3

    CO

    9.0 ug/m3

    7.3 ug/m3

    Los niveles de contaminación en la ciudad capital superan y en ocasiones duplican los valores establecidos por la Organización Mundial de Comercio, sin embargo los valores del carbono son inferiores pero la explicación es que la “estación de medición está ubicada en la Universidad de Panamá ya que el monitor por ser pesado y su costo elevado no permite la ágil movilización y/o la ubicación en área sin vigilancia policial.

    Debemos acotar igualmente, que el monitoreo solo cubre la ciudad de Panamá y no el resto del país, sin embargo, el instituto encargado tiene proyectado -sin fecha determinada- el análisis de los niveles de contaminación del aire en otras ciudades densamente pobladas. El principal problema de la institución, es la falta de presupuesto para cumplir con la tarea impuesta, no obstante esta situación no ha sido óbice, para que los investigadores consigan el patrocinio de organizaciones internacionales tales como: SWISSCONTACT.

    Desde que se estudiaron los primeros resultados, Panamá es considerada como la “ciudad centroamericana con mayor índice de contaminación en el aire, debodo al uso cotidiano de la gasolina con plomo”, según las palabras del director del proyecto Aire Puro, Jhonn Bickel.


    ESTUDIO REALIZADO EN EL CRUZE DE VIA BRAZIL Y CALLE 50


    Con el interés de poder determinar como se está afectando el aire que respiramos en la ciudad capital, se decidió establecer tres estaciones de muestreo de aire en área metropolitana que fueran lo más representativas de los puntos de mayor tráfico de la ciudad y así poder tener una idea de cuales son los puntos de mayor tráfico de la ciudad y así poder tener una idea de cuales son los niveles de contaminación. Las tres estaciones escogidas para este proyecto de investigación fueron Vía España a la altura de la Iglesia Del Carmen, Puente vehicular elevado de San Miguelito y el cruce de la Vía Brasil con la Calle 50. Cada uno de estos puntos se estudio en forma independiente y los resultados obtenidos servirán para presentar un informe general en el cual se integren todos los resultados y se puedan determinar las medidas a adoptar en un futuro inmediato.

    En este trabajo la estación designada para se estudiada fue el Cruce de la Vía Brasil con la Calle 50; según el mapa obtenido en el Instituto Geográfico Nacional “ Tommy Guardia” esta área se encuentra localizada a laos 79°31'85” de longitud occidental y a los 8°59'08” de latitud norte. Debemos mencionar que la misma limita al norte, sur y oeste con el corregimiento de Bella Vista. El área se caracteriza por ser un área “abierta” con pocos edificios altos en sus alrededores, pero con proyectos de construcción en marcha. Al noreste podemos encontrar un bloque urbano (Corregimiento de San Francisco) y un poco más alta la única área verde que rodea este sector, el Parque Recreativo “Omar”. Al oeste, suroeste y sur encontramos el Océano Pacífico (Bahía de Panamá). Al este encontramos a Bella Vista que constituye otro bloque urbano.



    CONCLUSIONES DEL ESTUDIO REALIZADO EN EL CRUCE DE VIA BRAZIL Y CALLE 50

    Metales presentes en la atmósfera de los puntos muestreados.

    Basándose en los realizados experimentales concluimos:

    • Los valores de concentraciones experimentales nos llevan a establecer, que la contaminación en nuestra área de muestreo es baja a pesar del flujo vehicular.

    • La contaminación del aire depende de varios factores como lo son: la velocidad de viento, el número de vehículos según las horas del día y las estaciones climatológicas, entre otros.

    • El hecho de que no se hayan detectado Cd, Cu, Mn no significa que no están presentes en le aire y probablemente que se requiera mayor tiempo de muestreo para su detección.

    • Contrario a lo esperado en el invierno las concentraciones fueron mayores mayores que en el verano y ello puede deberse a que en esta ultima época la velocidad del viento es mayor y las partículas se separen más rápido.

    RECOMENDACIONES

    • Para aumentar las probabilidades de registrar los metales no detectados, recomendamos incrementar las horas de muestreo.

    • Dar seguimiento a este trabajo de investigación, ya que la contaminación del aire puede variar a través del tiempo, el avance tecnológico y el flujo vehicular.

    • Crear programas de educación e información que expongan de una manera clara las consecuencias del deterioro del medio ambiente por causa de la contaminación de metales.

    • Crear leyes y organizaciones que vigilin las normas establecidos para preservar el aire.




    CONCLUSIÓN

  • En Panamá, la principal fuente de emisiones tóxicos liberados a la atmósfera son de los vehículos automotores.

  • En la ciudad de Panamá; existe un grave problema urbanístico producto de la poca planificación.

  • La congestión vehicular no solo produce una enorme concentración de gases tóxicos, sino que esos descomunales tranques producen perdidas millonarias al comercio en la ciudad de Panamá.

  • Las enfermedades de vías respiratorias se encuentran entre las primeras causas de morbilidad del país.

  • Este problema se tranfronterizo, por lo que cada país debe ser responsable de sus emisiones.



  • BIBLIOGRAFÍA


    • Contaminación del aire en Panamá

    Argelis Guadamuz

    • Derecho Ambiental

    Ginno Prieto Rosillo