Contaminación ambiental

Contaminantes: químicos, biológicos, físicos y psicosociales. Alteraciones. Calidad. Residuos. Plagas. Aire. Tratamiento de aguas

  • Enviado por: Geovannys Peña
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Contaminación ambiental

La contaminación ambiental es la presencia, en el ambiente, de uno o más contaminante o cualquier combinación de ellos que degraden la calidad del aire, tierra o recursos naturales en general.

Se considera contaminante toda materia, sustancia, energía, organismo vivo a su derivados, que al incorporarse a los componentes del ambiente, airean sus características y obstaculiza él disfruto de la naturaleza, donando los bienes o perjudicando la salud de las personas, animales o plantas.

  • Contaminantes Químicos.

  • Contaminantes Biológicos.

  • Contaminantes Físicos.

  • Contaminantes Psicosociales.

Contaminación “una alteración desfavorable de nuestros medios, enteramente o en gran parte, debido a acciones humanas, mediante efectos directos o indirectos de cambios en las vías de circulación, niveles de radicación, constitución física y química y abundancia de organismos...”

Contaminantes son las sustancias nuevas introducidas en un medio y las sustancias cuya concentración normal en el medio se ha visto aumentada de modo importante, siempre que el resultado de tales interacciones sea la rotura de ciertos equilibrios con las consiguientes modificaciones en la estructura y función del ecosistema afectado. La consecuencias generales de

la contaminación en las propiedades macroscópicas de los ecosistemas no es distinta normalmente de las que producen una explotación.

Los agentes contaminates se comportan de modo muy diverso. En unos casos es su cantidad lo que importa básicamente. Así sucede con el dióxido de carbono, componente normal de la atmósfera, cuya concentración en la misma puede aumentar como consecuencia de actividades humanas. Los ecosistemas tienen propiedades homeostáticas, es decir, de autorregulación, que les permite asimilar el aumento de concentración de un componente normal del medio sin experimentar grandes alteraciones.

Tipos de Contaminantes

Principales tipos de contaminantes que afectan a distintos medios se pueden clasificar en: residuos radio activos, residuos industriales y mineros, residuos gaseosos desprendidos de automóviles, plaguicidas, desechos urbanos y desechos orgánicos animales y humanos.

Causas y efectos de la contaminación

Por culpa de nuestra especie, se ha llegado a poner en peligro la biosfera. Esta situación se relaciona con procesos tales como el crecimiento demográfico, el desarrollo industrial y la urbanización.

Estos tres procesos presentan una evolución explosiva y se encuentran íntimamente vinculados entre sí. La dependencia de la contaminación respecto de procesos tan complejos evidencia la dificultad de los problemas que se plantean. Por otra parte, los contaminantes pueden ser específicos de ciertos ecosistemas o, por el contrario, afectar a muchos al mismo tiempo.

Existe una diversidad enorme de contaminantes y, a su vez, los sistemas afectados son extremadamente complejos. Todo ello hace muy difícil y, por tanto, muy costosa la lucha contra la contaminación.

EL PROBLEMA DE LOS PLAGUICIDAS

Ciertos contaminantes se concentran en los organismos hasta alcanzar niveles superiores a los que se dan en el medio; esta contaminación merece un interés especial. El hecho de sus consecuencias menos espectaculares ha ocultado durante bastante tiempo la gravedad del problema de las aguas negras y el envenenamiento masivo de peces, entre otros casos.

Un ejemplo conocido de estas formas de contaminación es la producida al utilizar plaguicidas, entre los que se encuentra el DDT. Estos son contaminantes tanto del aire como de las aguas y de los alimentos. Todos los alimentos que consumimos contienen cierta cantidad de plaguicidas. La gran afinidad que todos los organoclorados tienen con las grasas hace que lleguen a alcanzar concentraciones considerables.

Los Insecticidas

La falta de controles facilita la aparición de plagas, pero hay casos en que puede atribuirse a los insecticidas la responsabilidad de que especies no peligrosas se hayan convertido en autenticas pesadillas para los campesinos, por estar excesivamente. Por otra parte, las especies depredadoras que

ejercen un control sobre las plagas, al ser mas especializadas suelen tener una tasa de renovación mas baja, reconstituye con mayor dificultad si es que

llegan a hacerlo. Y las plagas, libres del control biológico y cada vez más resistentes a los insecticidas, se hacen mas y más peligrosas.

El uso de los herbicidas (para combatir las malas hierbas) se ha generalizado con notable rapidez. Estos productos son, quizás, más peligrosos que los insecticidas, especialmente que los herbicidas que actúan bloqueando la fotosíntesis. También los herbicidas afectan a los ecosistemas acuáticos: la estructura de las comunidades del fitoplancton es modificada por la selección impuesta por tales sustancias y esta alteración repercute sobre el ecosistema.

En los peces, la concentración de sustancias toxicas pueden ser muy elevadas. En aves marinas que se alimentan de peces esta llega a ser un millón de veces superior a la del medio.

Algo similar sucede en el ecosistema terrestre; las concentraciones son cada vez más elevadas a lo largo de la cadena de alimentación. Las aves rapaces parecen ser la mas afectadas; aumenta el numero de huevos estériles, la cáscara se hace más delgada y se observan alteraciones en los órganos sexuales. Fenómenos similares ocurren en otras especies.

Efectos de la Contaminación

Al tratar cada caso de contaminación ambiental hemos ido explicando el efecto que produce. Hemos podido apreciar, los efectos de la contaminación ambiental ocasionan graves daños a la salud del hombre, a los demás seres vivos y los ecosistemas, contribuyendo a romper el equilibrio biológico de los mismos. En el hombre, se ha comprobado que la contaminación ambiental le afecta de manera mas profunda y duradera durante las primeras fases de su desarrollo, que son las que determinan su formación futura.

Hay múltiples formas de mantenerlo o restablecerlo, como también hemos ido planteando en algunos casos. Para lograr eso, lo más importante es que el hombre actúa en forma de prevención y defensiva. Tratar de proteger, de conservar y no de destruir este equilibrio y utilizar en la mejor forma posible los recursos de la naturaleza, o sea racionalizándolos.

Para ello es imprescindible aplicar las leyes y principios en que se fundamenta la ecología. Como medidas generales se recomienda:

  • Cultivar la tierra, evitando la degradación del suelo.

  • Comprender la importancia de la fauna y tratar de conservarla.

  • Proteger el hábitat natural mediante la creación de reservas.

  • Utilizar lo recursos mineros ajustándolos a las disponibilidades reales y aplicando la reutilización de los recursos hasta donde sea posible.

  • Limitar los efectos de la contaminación ambiental, para lo cual es imprescindible desarrollar conciencia ecológica en la mayor parte de la población.

Los efectos del aire contaminado sobre la salud humana han despertado la conciencia de que es necesario un gran esfuerzo en la búsqueda de soluciones. A consecuencia de que la elevada contaminación atmosférica, aumentan las enfermedades respiratorias (bronquitis, esfisesma), los trastornos cardiovasculares, en especial las enfermedades de las arterias, y ciertas formas de retraso en el crecimiento y la osificación de los niños.

El aumento local de la contaminación se debe a un fenómeno bien conocido por los meteorólogos: la forma a poca altura de una capa de aire relativamente caliente que impide la difusión en la atmósfera de los humos industriales y domésticos, al mismo tiempo que, al saturarse la atmósfera, se forma la niebla. Las partículas en suspensión en el aire sirven de núcleo de condensación al vapor de agua. Esta fase critica de la contaminación del aire es relativamente frecuente en las grandes ciudades, algunas de las cuales Tokio, New York y Londres, se han visto obligadas, a adoptar medidas restrictivas con respecto a la circulación de automóviles y a ciertas

actividades domesticas. A tal fenómeno se le suele llamar smog, termino que surge de la contracción de las palabras smokes, que significa humo, y de fog, que significa niebla.

Contaminación del Aire

Entre los contaminantes del aire tenemos gases, polvos, hollín, cenizas, plaguicidas, partículas de las gomas y asbestos de los frenos de vehículos, residuos radiactivos, olores, etc.

Los gases provienen principalmente del escape de los vehículos, como residuo del combustible quemado; como desprendimiento de las fabricas, de los quemadores de basura, de la descomposición de sustancias en las cloacas y basureros, de las instalaciones petroleras, etc.

El monóxido de carbono que resulta de la combustión de los derivados del petróleo es una sustancia venenosa que afecta la respiración y el transporte de oxigeno en la sangre. En grandes cantidades produce enfermedad del corazón.

El bióxido de carbono absorbe las radicaciones solares aumentando el calor. El dióxido de azufre que sale de las chimeneas blanquea las hojas de las plantas, afecta las cosechas, y al igual que los óxidos de nitrógeno, corroe los metales.

Los gases de plomo que desprenden de la gasolina también son venenosos. El polvo, el hollín, las cenizas provienen de las fabricas, del humo de las chimeneas, de la explotación de minas, de erupciones de volcanes, del polen de las plantas, etc.

El oxido de carbono, Los gases de plomo, El polvo, el hollín, Las cenizas.

Contaminación del agua

Los tratamientos depuradores destinados a suministrar agua potable a los centros urbanos resultan cada vez más costosos; y algunos tipos de virus patógenos, favorecidos por las altas concentraciones de materia orgánica, parecen capaces resistirlos.

EL HOMBRE Y LOS CONTAMINATES ACUÁTICOS

La utilización de abonos, herbicidas e insecticidas en la agricultura es creciente, a pesar de que alteran el ecosistema acuáticos y el agua potable para consumo humano.

El tratamiento de las aguas residuales y su depuración ha despertado mucho interés en los últimos años. También se estudia la posibilidad en los países de tecnología avanzada de utilizar las aguas residuales para abonar los bosques y plantaciones. En este sentido hay muchas interrogantes abiertas a la investigación. El mar es objeto de intensa explotación y los mariscos proporcionan cantidades importantes de proteínas. Sin embargo, los mares son el vertedero final de todos los desechos. Las zonas mas cercanas a los grandes ríos suelen ser la mas afectadas por contaminantes procedentes de la actividad humana.