Contaminación acústica en Buenos Aires

Ecología. Contaminación acústica. Nivel de ruido. Control de ruido. Legislación argentina. Transporte subterráneo. Discotecas. Clubes nocturnos. Efectos perniciosos. Insomnio. Estrés

  • Enviado por: Alejandro Rapacholi
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 36 páginas
publicidad

Tema

La contaminación acústica en los medios de transporte subterráneo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Palabras clave

Contaminación acústica

Hipoacucia

Presbicia acústica

Planteamiento del Problema

Como estudiante de la carrera de Audiovisión de la Universidad Nacional de Lanús, a la hora de desarrollar el trabajo de investigación con el fin de presentarlo como tesina de término de carrera de grado, me planteé un tema, dentro de un abanico enormemente variado de posibilidades que me aportó todo el conocimiento adquirido durante los cuatro años cursados, cuyo interrogante surgió paulatinamente mientras viajaba en los medios de transporte público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.Bs.As.), yendo y viniendo de la UNLa y de otros muchos lugares a donde uno puede acceder mediante estos medios. Especialmente los viajes en el transporte subterráneo de la C.A.Bs.As. tuvieron para mi particular interés, ya que cada vez que los utilizaba me veía obligado a taparme momentáneamente los oídos debido al alto nivel sonoro que dicho transporte generaba. Asimismo comencé a observar gestos y comportamientos de los otros muchos ciudadanos que también viajaban en dicho transporte. Los mismos se veían perturbados por el nivel de ruido que había en el interior de los subterráneos, presentando reacciones como seño fruncido, gestos de enojo, molestia, dolor y hasta resignación; además de manifestar todo tipo de tensiones corporales. Incluso varios pasajeros recurrían también a la técnica de taparse los oídos con las manos.

Por otra parte, con el transcurso del tiempo y el pasar de los viajes, uno de los temas de conversación que se convirtió en más frecuente en mis viajes fue: “...Esto es insoportable. Con tanto ruido tenemos que andar gritando para poder oírnos acá dentro...”.

Es por tanto que al momento de plantearme el tema para desarrollar dicha investigación, resultó ser de importante relevancia para mí la cuestión de la contaminación acústica en la que nos vemos envueltos cada vez que utilizamos dichos medios de transporte subterráneo de la C.A.Bs.As.

En consecuencia los interrogantes que me planteo para hacer la tesina son:

¿Cuáles son los niveles de ruido presentes en los medios de transporte subterráneo de la C.A.Bs.As. y qué daños y perjuicios, tanto físicos como psicológicos, los pasajeros reconocen padecer debido a la exposición sistemática y frecuente a estos supuestos niveles de ruido producidos por dichos medios de transporte subterráneo de la C.A.Bs.As?

Relevancia

Teórica

Establecer normas y leyes para la regulación de los niveles de ruido aceptables dentro del transporte subterráneo de la C.A.Bs.As.

Reforzar e incrementar las leyes sobre bienestar y cuidado del medioambiente de la C.A.Bs.As.

Práctica

Establecer niveles de reducción de ruido y aislamiento acústico mínimos en los coches o formaciones de la red de subterráneos de la C.A.Bs.As.

Exhortar a la modernización y reemplazo de las partes vencidas que componen las unidades, así como las mismas que no cumplan con las normas de seguridad, higiene y salud vigentes para el transporte público, pertinentes al tema tratado en esta investigación, en la C.A.Bs.As.

Social

Mejorar la calidad de vida de los usuarios de dicho medio de transporte.

Reducir en parte la contaminación acústica de la C.A.Bs.As.

Hipótesis

“Los pasajeros que utilizan los medios de transporte subterráneo de la C.A.Bs.As. son expuestos a niveles de ruido cercanos al umbral de malestar auditivo propuesto por Arnold M. Small (Cyril M. Harris 1991 cap. 17.7) que producen daños varios en el sistema auditivo humano, así como también alteran el estado psíquico y perceptual de los mismos. Dichos usuarios reconocen padecer estos perjuicios debido a la contaminación acústica en la que se ven envueltos”

Objetivos generales

  • Constatar los niveles de ruidos que hay en el interior de los coches y de las estaciones de la línea C de subterráneos de la C.A.Bs.As.

  • Determinar los principales daños físicos y psicoperceptivos percibidos por los pasajeros de la línea C de subterráneos de la C.A.Bs.As.

  • Objetivos específicos

  • Constatar los niveles de ruido que hay en las estaciones de subterráneos en ausencia, presencia y durante el paso de las formaciones; Constatar los niveles de ruido que hay dentro de las formaciones, tomando referencia de por lo menos 2 (dos) vagones diferentes de 2 (dos) formaciones diferentes de la línea C de subtes de la C.A.Bs.As.

  • Realizar un croquis o plano con todas las estaciones de la línea C, e introducir en él los distintos niveles de ruido de los diferentes segmentos de recorrido. Diferenciando entre mediciones tomadas en las estaciones, fuera de las formaciones y durante el recorrido, dentro de las formaciones.

  • Analizar la componente espectral del ruido y determinar distorsión armónica y frecuencia preponderante.

  • Determinar cuales son los daños en el sistema auditivo que los pasajeros reconocen padecer debido a la exposición sistemática frecuentea los niveles de ruido existentes en la línea C de subterráneos de la C.A.Bs.As.

  • Determinar daños y alteraciones del estado psíquico y de la percepción reconocidos por los pasajeros durante o después de dicha exposición.

  • Marco Teórico

    La contaminación acústica es la sumatoria de sonidos y ruidos producidos por el hombre en su afán de modernizarse y que corrompen el estado natural del hábitat regional de la biosfera. En este caso en particular hablaremos de contaminación acústica refiriéndonos a los sonidos y ruidos producidos por el hombre en las grandes ciudades. Estos sonidos y ruidos compuestos por sumatorias de diferentes frecuencias se transmiten generalmente a través del aire y de las estructuras sólidas que componen las metrópolis y circulan por los distintos sectores de la urbe, penetrando en cada sector del ambiente ciudadano. Normalmente en una gran ciudad son muchos los elementos generadores de ruido, los cuales en su sumatoria dan como resultado un elevado nivel de presión sonora, el cual puede llegar a perjudicar la integridad física y psíquica de una persona que resida en dicha ciudad. Por otra parte, sería de importancia definir en segundo lugar el concepto de

    sonido y de ruido, lo que nos va a proporcionar un dato clave para entender por qué nos afecta como seres humanos este tipo de contaminación.

    Según Cyril M. Harris sonido es “Una alteración física en un medio (p. Ej., aire) que puede ser detectada por el oído humano.” (Ciryl M. Harris 1991 cap. 2.20) Así mismo añade en el capitulo 1.1 que el sonido viaja a través de ondas y por un medio que debe poseer masa y elasticidad, por tanto que dichas ondas no viajarán en el vacío. “Las ondas sonoras en el aire están causadas por las variaciones de presión por encima y por debajo del valor estático de la presión atmosférica.” (Ciryl M. Harris 1991 cap. 1.1) Estas variaciones de la presión son perfectamente ponderables y se las define como “Nivel de presión sonora” la cual se mide en (dB) o deciBell. Teniendo en cuenta esta definición de sonido vale recordar que todos nosotros estamos insertos en el ecosistema y que interactuamos en él. De este modo queda bien en claro que cualquier variación en el medioambiente es percibida por nosotros a través de nuestro sistema sensorial (sea oídos, ojos, etc.) y que si estas variaciones se vuelven de una magnitud importante, superior a la que nuestra estructura biofísica es capaz de resistir, puede producir daños en dicho sistema sensorial, los cuales pueden ser en algunos casos ocasionales y en otros permanentes.

    Por otra parte ruido es un sonido desagradable no deseado de componente espectral no definida, según Harris. Por lo que podemos decir que es un sonido que estamos oyendo en contra de nuestra voluntad, que interactúa con nosotros y contamina nuestros canales de comunicación.

    El sonido a su vez está compuesto por una frecuencia, una amplitud y una fase; donde la primera es cuantas veces oscila en un segundo y se mide en Hertz (Hz); mientras que la segunda es que tan grande es esa oscilación (la energía de la misma); dicho de otro modo es el valor máximo de la oscilación. El espectro de frecuencias audibles para el ser humano, según varios autores va desde los 20 Hz hasta los 20 kHz. Mientras que la diferencia de Nivel de presión sonora (NPS) que el humano puede percibir / resistir va desde los 0 dB hasta los 120 dB para un tono de 1kHz.

    Añadiendo al concepto definido anteriormente podemos decir que el nivel de presión sonora, es una escala que permite volcar en datos empíricos valores de la percepción del sistema auditivo humano. Estos valores pueden medirse en decibeles (dB), que es la unidad de mediada de la presión sonora que utilizaremos en esta investigación, debido a que es de fácil manejo y comprensión. Cyril M. Harris propone al igual que la mayoría de los científicos importantes en el tema, que el nivel de presión sonora [NPS] es en el aire, 20 veces el logaritmo (de base 10) de una presión sonora determinada con respecto a la presión sonora de referencia de 20 micro pascales. Por otra parte, el nivel de intensidad sonora es 10 veces el logaritmo (de base 10) de una intensidad sonora determinada con respecto a la intensidad sonora de referencia de 1 picowatt por metro cuadrado (pW/m2); Y el nivel de potencia sonora es 10 veces el logaritmo (de base 10) de la relación entre una potencia sonora determinada y la potencia sonora de referencia de 1 picowatt (1 pW - 10-12 Watt)

    Para dar término a la definición de sonido es importante explicar el concepto de fase de un sonido, que es la distancia desde un punto de referencia 0 inicial, expresada en grados angulares del comienzo de la oscilación o grado 0 con respecto al eje de la amplitud en el punto 0 del mismo. Este parámetro sirve para determinar ciertos estados de la onda como en qué momento de su ciclo se encuentra, si está creciendo o decreciendo (su pendiente), si está en su parte positiva o negativa, etc.

    Uno de los puntos a destacar es el de la amplitud con respecto a la fisiología del ser humano; el cual según varios autores, inclusive Harris, proponen que una persona normal sin patologías previas tiene un rango de audición que va desde los 0 dB hasta los 120 dB (para un tono de 1 kHz), donde se pueden destacar dos umbrales (uno a cada extremo) El primero es el umbral de audición que es el NPS mínimo para un sonido específico capaz de provocar una sensación auditiva (esto es a 0dB y a 1kHz) y el segundo es el umbral de malestar, tacto y dolor donde a partir de dicho umbral se comienzan a percibir estas sensaciones respectivamente a media que el NPS aumenta (esto es a partir de 120 dB a 1 kHz) Este rango varía de individuo a individuo y dependen de la frecuencia considerada. En general, para un tono de 1000 Hz el intervalo entre estos dos límites es máximo. En efecto para este tono, el umbral de intensidad promedio donde se comienza a percibir sonido es de aproximadamente 10-12 W/m2, mientras que el límite de dolor se sitúa alrededor de 1 W/m2.

    Como se puede ver a la hora de definir umbrales en dB se especifica que dicho umbral corresponde a una frecuencia de medición determinada y que no es igual para todo el rango de frecuencias. Esto se debe a que el sistema de audición humana no es plano y lineal en su espectro de captación del sonido, sino que se necesitan distintas intensidades para alcanzar los mencionados umbrales según sea la frecuencia. Así fue como los científicos Fletcher y Munson, al comparar deferentes estímulos con referencia al de 1 kHz obtuvieron una curva de igual sonoridad, donde el 0dB era el umbral de audición para todas las frecuencias, así como el 120 dB lo era para el umbral de malestar. Por lo que se definió una nueva unidad de medida física que es el nivel de sonoridad, el cual se expresa en dBA, que es la unidad de dB ecualizada según la curva de audibilidad en función de la frecuencia.

    Teniendo en cuenta todos estos conceptos se puede deducir que la contaminación acústica es evitable, siempre que se pongan limites en la emisión de ruidos; y que si se sobrepasan ciertos NPS aceptables para un buen desarrollo social, tiene que haber algún ente con suficiente poder como para sancionar y controlar dichas emisiones y sus responsables. En nuestro caso el responsable del control de ruidos es el gobierno de la C.A.Bs.As. que respaldándose en la constitución establece leyes y normas de control que muchas veces por negligencias no son acatadas. Estas leyes y normas son: “LEY Nº 1.540 Control de la contaminación acústica de la C.A.Bs.As.” que se apoya y respalda en el artículo 41 de la Constitución Nacional Argentina que refiere a los derechos de “los habitantes de gozar de un ambiente sano, equilibrado, apto para desarrollo humano...”.

    En la misma se describen todas aquellas nociones pertinentes a la acústica en general que influyen sobre la salud de los habitantes de la C.A.Bs.As.

    El incumplimiento de esta Ley acarrea diversos problema de índole social, como por ejemplo el tema tratado en esta investigación; que, ya definidos los conceptos de sonido y ruido, se puede afirmar que el riesgo de producir daños en el sistema auditivo de los pasajeros de los subterráneos de la C.A.Bs.As. es real.

    Para entender un poco más que es lo que se está poniendo en riesgo es de gran relevancia describir brevemente el funcionamiento y la fisiología del sistema auditivo humano.

    Según el “Tratado de otorrinolaringología” de Valentín Thompson, José Bertelli, Jorge Zubizarretea y Juan Robbio Campos, “El órgano del oído consta de tres partes fundamentales: Oído externo, oído medio y oído interno” (Valentín Thompson, José Bertelli, Jorge Zubizarretea y Juan Robbio Campos, 1984, cap. 1, Pág. 3) El primero, la parte visible del oído se denomina pabellón auditivo o pabellón “auricular”. Es una estructura cartilaginosa situada a ambos lados de la cabeza cuya forma ayuda a la recepción del sonido y aporta cierta discriminación direccional. El pabellón auricular forma la entrada al canal auditivo, que conduce las ondas sonoras hacia el tímpano (también conocido como “membrana timpánica”)... El tímpano es el final del canal auditivo y separa el oído externo del medio...”. El oído medio es una cavidad llena de aire de unos 2 cm que contiene el mecanismo que transmite el movimiento vibratorio desde el tímpano hacia el oído interno. Este mecanismo (denominado cadena de huesecillos) está formado por tres pequeños huesos: el martillo, que está conectado con el tímpano; el yunque, que forma un nivel de interconexión, y el estribo, conectado con la ventana oval que sirve de entrada a la cóclea del oído interno. Existe en el oído medio una protección proveída por un músculo llamado Estopediano que actúa como compresor sobre el yunque y el estribo tensándolos. De esta manera la cadena de huesecillos trasmite menos vibraciones desde tímpano y en consecuencia percibimos una menor cantidad de sonido. Por último el oído interno. Este está compuesto por la coclia o caracol que es un sistema complejo de canales llenos de fluido inmerso en el hueso temporal. Dentro de este se encuentra el órgano de Corti, compuesto por células que son las responsables de transformar las vibraciones mecánicas en impulsos electroquímicos, que son enviados al cerebro a través del nervio auditivo.

    Al ser esté un sistema sensible, puede ser dañado si se le entrega una cantidad de energía de trabajo elevada y durante periodos de tiempo prolongados. Los daños del sistema auditivo se denominan Hipoacusias y entendemos por esto “... la disminución o pérdida parcial de la acuidad auditiva; puede ir desde mínimas anormalidades en la audición hasta la pérdida de ésta con incapacidad social. Anacusia es la pérdida total de la audición...” (Valentín Thompson, José Bertelli, Jorge Zubizarretea y Juan Robbio Campos, 1984, cap 5, Pág. 116)

    A su vez estas pueden ser divididas en hipoacusias de conducción, de percepción y por traumatismos. La primera es cuando se alteran los mecanismos de transmisión y conducción del sonido hasta los elementos neurosensoriales del oído interno. El daño se produce en los sectores externos y medios del oído. Mientras que la segunda se produce por lesiones en los elementos nerviosos que intervienen en la audición, ya sea a nivel del órgano de Corti, del nervio auditivo o del cerebro. Por último, la tercera, por traumatismos, se produce de dos maneras en el oído interno: por acción del sonido (“traumatismo acústico”) y por fractura de la coclia.

    En este último caso, según Cyril M. Harris, el trauma acústico provoca dos tipos de perdida de audición, los que denomina como desplazamiento temporal y permanente del umbral de audición por efecto del ruido.

    Hay diferentes síntomas que indican la presencia de patologías cómo el desplazamiento del umbral, la fatiga acústica (cansancio de los músculos del oído medio; pierden las propiedades descriptas anteriormente) e hipoacusias. Estos síntomas son:

    • Tinitus: es la percepción de ruidos anormales en los oídos o en la cabeza. Se genera por auto activación de las células externas del órgano de Corti, cuyas vibraciones son captadas por las células internas, dando la sensación de estar percibiendo sonido.

    • Sensación de cosquilleo: es la sensación táctil que se percibe en el tímpano y el oído medio cuando nos exponemos a NPS's mayores a 120 dBA. Sirve como advertencia de la presencia de un nivel extremadamente alto de sonido. El riesgo de trauma acústico en estas condiciones es elevado.

    • Hiperacusia: es, según el Dr. Darío Roitman (Hospital de Clínicas General San Martín) la hipersensibilidad al sonido; es decir, “una condición en la que una persona percibe sonidos de volumen normal como muy intensos, frecuentemente con audición normal (sin hipoacusia)”

    Por otra parte, no son sólo auditivos los daños que el ruido y los NPS elevados pueden producir. Según varias fuentes hay otros perjuicios que acarrea estar en presencia de NPS elevados y/o ruido. A continuación voy a detallar algunos de estos síntomas.

    Efectos fisiológicos del ruido

    EFECTOS A CORTO PLAZO

    Efectos sobre la actividad muscular (provocan reflejos)

    • Respuesta de sobresalto: por ruidos sorpresivos se produce una reacción violenta

    • Respuesta de tensión muscular: En presencia de ruido el sistema nervioso central produce la contracción involuntaria de los músculos, provocando contracturas indeseadas.

    • Reflejos respiratorios: se modifica el ritmo respiratorio por causa del ruido, esto aumenta a media que aumenta el NPS del mismo.

    Respuesta del corazón y la circulación (vasoconstricción en las regiones periféricas)

    • Tasa cardiaca y presión sanguínea: en presencia de NPS elevados hay un incremento de la tasa cardiaca y un aumento de la presión sanguínea.

    • Cambios en la circulación periférica: se detectan cambios de diámetro en los vasos sanguíneos.

    Respuesta de la pupila ocular: el sonido produce la dilatación de la pupila

    Efectos vestibulares: el equilibrio se ve afectado por ruidos de banda ancha de más de 100 dBA

    Motilidad gastrointestinal: cambios de la frecuencia intestinal a causa del ruido

    Pulmones y tracto respiratorio superior: anomalías respiratorias, broncoconstripción.

    Reacciones bioquímicas y endocrinológicas: El ruido activa los sistemas endocrinológicos.

    EFECTOS SOBRE EL SUEÑO

    Trastornos del sueño por efecto del ruido durante la jornada diurna.

    EFECTOS A LARGO PLAZO

    Homeostasis y estrés: desestabilización de la temperatura corporal, equilibrio ácido base de la sangre y los tejidos, etc.

    Metodología

    Tipo de diseño de trabajo final

    El tipo de trabajo final elegido según las opciones dadas en el Anexo I del Reglamento Universitario de Trabajos Finales, es:

    • Investigación de carácter empírico

    La elección de esta metodología de trabajo se debe a que el tema elegido requiere de una sistematización y un análisis de datos empíricos y reflexiones teóricas que sólo encuentran una acorde interrelación en este tipo de trabajos de investigación.

    Tipo de diseño de la investigación

    • Según el grado de conocimiento sobre el tema este diseño es descriptivo porque detalla los efectos de la contaminación acústica en los medios de transporte subterráneos de la C.A.Bs.As. y cuanto daña, esta exposición, a los pasajeros de dicho transporte.

    • Según el trabajo a realizar es un diseño de trabajo de campo, ya que utilizo la recolección y procesamiento de datos para llevar a cabo la investigación.

    • Según la posición del investigador es observacional, ya que observo la realidad sin modificarla; sólo tomo datos de la misma para su posterior análisis.

    • Según el movimiento del objeto es transversal porque se mide un proceso estático. Analizo el presente del problema, no hago un seguimiento progresivo de mis unidades de análisis.

    • Según la temporalidad de los datos es prospectivo porque creo los datos a analizar.

    • Según el enfoque metodológico es cuantitativo porque se creo una escala de medición sobre la que se volcará la realidad posteriormente y no al revés.

    Universo

    El universo de esta investigación esta constituido por personas de ambos sexos de 18 a 45 años que utilicen el transporte de subterráneos de la C.A.Bs.As. desde hace un tiempo mayor a un año, durante más de 3 minutos cada vez, con un periodo semanal no menor a tres veces a la semana. Serán criterios de exclusión la presencia de patologías previas correspondientes a las analizadas en esta investigación, patologías que invaliden a la persona de algún modo que no permita el correcto funcionamiento de los sistemas e instrumentos de recolección y análisis de la información pertinente para dicha investigación y personas con los sentidos alterados por algún agente externo. Para la medición de ruido se tomará como universo a la línea C de subtes de la C.A.Bs.As. incluyendo todas las formaciones, segmentos del recorrido y estaciones; excluyendo pasillos de ingreso y egreso y sectores externos a los espacios por donde circulan las formaciones

    Muestra

    La muestra se seleccionará a través de métodos probabilísticos, con un mínimo de 100 personas, cuyo porcentaje de error será del +/- 10% según la tabla 16,6 para la determinación de una muestra, propuesta en el libro de José Rubio y Jesús Varas, “El Análisis de la Realidad en la Intervención Social”. Éstas serán seleccionadas, a su vez, por muestreo aleatorio simple, previamente filtradas por los criterios de inclusión y exclusión del Universo. Para la muestra de mediciones se tomaran dos vagones diferentes de dos formaciones diferentes de la línea C de subtes, además de todas las estaciones de dicha línea.

    Definiciones Operacionales

    Unidad de análisis: Subterráneos

    • Variables: NPS dentro de la Unidad durante el recorrido, NPS dentro de la Unidad en la estación, NPS de la estación sin la formación, NPS de la estación con la formación detenida dentro de la misma, NPS de la estación, promediando entre el NPS con la formación ingresando y el NPS con la formación saliendo de la misma. (todas las mediciones de NPS tendrán nivel de pico, nivel máximo RMS y nivel NPS promedio de acción)

    • Valores: Cantidad de dBA medios.

    • Indicadores: Para la medición de NPS se utilizará un decibelímetro de ponderación A (dBA) estandarizado y homologado por normas internacionales. Se tomarán muestras de diferentes sectores y partes de recorrido, volcando los resultados en una planilla para su posterior ordenamiento y análisis.

    Unidad de análisis: Pasajeros

    • Variables: Edad, sexo, tiempo de uso, frecuencia de uso, riesgo

    • Valores:

    -Edad (años)

    -Sexo (masculino, femenino)

    -Tiempo de uso [(- de 3, 3 a 6, 7 a 10, 11 a 20)minutos]

    -Frecuencia de uso (- de 3 veces por semana, de 3 a 10 veces por semana, 11 o más veces por semana)

    -Riesgo (no presenta(0), bajo(1 a 2), medio(3 a 4), elevado(5 a 6), muy elevado(7 o +)) [cantidad de síntomas]

    • Indicadores:

    -Edad (se le preguntará la edad y año de nacimiento a la persona

    -Sexo (se le preguntará el sexo a la persona)

    -Tiempo de uso (se le preguntará a la persona cuánto tiempo viaja en subte cada vez que lo utiliza y de dónde a dónde para corroborar dicho dato)

    -Frecuencia de uso (se le preguntará a la persona cuantas veces utiliza el subte por día y por semana y hace cuanto que lo hace con dicha frecuencia, para ver sí entra en la muestra determinada por el Universo de la investigación)

    -Riesgo (según la cantidad de síntomas que presente (no presenta(0), bajo(1 a 2), medio(3 a 4), elevado(5 a 6), muy elevado(7 o +)))

    Matriz Periférica del Riesgo

    Síntomas

    • Variables: desplazamiento del umbral auditivo, tinitus, sensación de cosquilleo en el tímpano - táctil o de dolor, cefalea, hiperacusia, impedimento comunicacional, tensión muscular, estrés, trastornos gastrointestinales

    • Valores: Para todas las variables: Sí - No

    • Indicadores: Se le explicará brevemente cada uno de los síntomas y se le preguntará si durante o en lo inmediato posterior a la utilización del subte percibió el padecimiento de alguno de ellos.

    Matriz De Datos


    U. A. Subterráneos

    Estaciones

    Subtes

    Interior de Subtes

    Estaciones de Subtes

    En recorrido

    En estación

    Sin Subte

    Con subte detenido