Contabilidad nacional

Economía. Macroeconomía. Diagrama de flujo circular. Agentes económicos: Gasto, Renta, Producción. Estado. Comercio exterior. Inversión. Ahorro

  • Enviado por: Tineta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Administración y Gestión de Empresas
Instituto Americano
El curso de Administración y Gestión de Empresas está destinado a capacitar al alumno para el desempeño de...
Solicita InformaciÓn

Máster en Dirección y Gestión de Empresas Hoteleras-Full Time
Universidad Francisco de Vitoria-CESAE
El máster Online de la Universidad Francisco de Vitoria te enseña cómo realizar trabajos técnicos propios de la...
Solicita InformaciÓn

publicidad

TEMA 2: CONTABILIDAD NACIONAL

2.1 EL FLUJO CIRCULAR DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

Cuando los economistas hablan de “flujo circular” de la actividad económica, piensan en una clara imagen. Conciben las pautas de gasto, renta y producción como un líquido que fluye por diversos conductos. En esta metáfora ampliada, las clases de agentes - todas las empresas, el Estado, los hogares- son los estanques en los que entra y de los que sale el fluido del poder adquisitivo (dinero).

AGENTES ECONÓMICOS

PRODUCCIÓN

RENTA

GASTO

Los economistas conciben, la actividad económica como un flujo circular del poder adquisitivo a través de la economía. Esta metáfora les permite predecir con seguridad que los cambios que ocurren en un parte de la economía afectarán al conjunto y explicar los efectos que producirán.

2.1.1 EL DIAGRAMA DEL FLUJO CIRCULAR

La siguiente figura muestra un diagrama simplificado del flujo circular. Omite el Estado y el comercio internacional. Pero es un buen punto de partida para el análisis. En este caso el dinero fluye de las empresas a los hogares, cuando las empresas pagan a sus trabajadores y a sus propietarios por su trabajo y su capital. Este es el “lado de la renta”: las empresas compran factores de producción - capital y trabajo. El dinero fluye de los hogares a las empresas cuando los primeros compran bienes y servicios finales a las empresas. Estos flujos se equilibran: el poder adquisitivo que obtienen las empresas vendiendo sus bienes e igual que el que gastan comprando factores de producción y las rentas de los hogares son iguales a los totales.

FLUJO DE RENTAS

HOGARES

EMPRESAS

FLUJO DE GASTOS

Esta versión del flujo circular se complica con la introducción del Estado y de los mercados financieros en el diagrama. No todos los bienes y servicios finales son comprados por los hogares. Algunos son adquiridos por el Estado, que recauda impuestos para financiarse. Otros son comprados por empresas que tratan de invertir, que obtienen los recursos necesarios emitiendo acciones y bonos pidiendo préstamos, operaciones que se realizan todas ellas en los mercados financieros. Esta versión también se complica porque reconoce que existe un mundo exterior, un mundo que compra los productos de las empresas de nuestro país y que invierte a través de nuestros mercados financieros.

FLUJO DE RENTASDE LAS EMPRESAS ALOS HOGARES

HOGARES

EMPRESAS

FLUJO DE GASTO DE CONSUMO

IMPORTACIONES

NETAS

ESTADO

FLUJO DE IMPUESTOS NETOS FLUJO DE COMPRAS DEL ESTADO

SUPERÁVIT

PÚBLICO

FLUJO DE GASTO DE INVERSIÓN

MERCADOS FINANCIEROS

AHORRO PRIVADO

ENTRADA NETA

DE CAPITAL

(=INVERSIÓN EXTRANJERA = IMPORTACIONES

EN NUESTRO PAÍS) NETAS

RESTO DEL MUNDO

2.1.2 DIFERENTES MEDIDASD EL FLUJO CIRCULAR

La renta, la producción y el gasto pueden medirse en tres puntos distintos del flujo circular.

  • En el punto en el que los consumidores, las exportaciones, el Estado y las empresas realizan inversiones compran bienes servicios a las empresas. Esta medición es el PIB real o la producción total. Es la producción total de bienes y servicios de la economía. Es la medida del flujo circular basada en el lado del gasto.

  • En el punto del flujo circular en el que las empresas pagan a los hogares los factores de producción. Las empresas necesitan trabajo, capital y recursos naturales, factores de producción que son directa o indirectamente propiedad de los hogares. Cuando las empresas los compran, proporcionan renta a los hogares. Esta medición se denomina renta total o renta nacional. Es la medida de flujo basada en el lado de la renta.

  • En el punto en el que los hogares deciden cómo utilizar su renta. ¿Cuánto ahorran? ¿Cuánto pagan en impuestos? ¿Cuánto gastan en bienes de consumo? Esta medida del flujo circular de la actividad económica es la medida de “los usos de la renta”.

2.2 LA ELABORACIÓN DE MODELOS EN MACROECONOMÍA

La simplificación es la esencia de la elaboración de modelos. Los economistas utilizan sencillos modelos por dos rezones. En primer lugar, nadie comprende realmente los modelos excesivamente complicados, y de poco sirve un modelo si los economistas no pueden comprender la lógica en la que se basa su predicción. En segundo lugar, las predicciones que generan los modelos sencillos son casi tan buenas como las que generan los modelos más complejos. Aunque los modelos que se utilizan los bancos centrales o las autoridades económicas son más complicados, en esencia son muy parecidos.

Las reglas para elaborar modelos eficaces y útiles no están escritas en ninguna parte. En este importante sentido, los economistas tienden a aprender de la experiencia o por medio de ejemplos. Pero hay unos pasos fundamentales que hay que seguir casi siempre para que un modelo macroeconómico tenga éxito. Son utilizar agentes representativos, hacer hincapié en los costes de oportunidad para comprender las decisiones de los agentes y prestar especial atención a la influencia de las expectativas de los individuos en los acontecimientos.

  • Agentes representativos: Una simplificación que invocan constantemente los macroeconomistas, es que todos los agentes que participan en la economía son iguales o, más bien, que las diferencias entre las empresas y entre los trabajadores no son muy importantes para las cuestiones que estudian. Por tanto, los macroeconomistas analizan una situación examinando la toma de decisiones de un único agente representativo, ya sea una empresa, un trabajador o un ahorrador. A continuación generalizan a toda la economía las decisiones racionales de ese único agente representativo. La utilización de agentes representativos simplifica la economía, aunque también dificulta el análisis de algunas cuestiones. El supuesto de un agente representativo también es inútil cuando es importante la distribución relativa de la renta y de la riqueza entre los miembros de la economía. La distribución influye la mayoría de las veces en nuestros juicios de valor sobre el bienestar social.

  • El coste de oportunidad: El principio más fundamental del análisis económico quizá sea la idea de que siempre hay que elegir. Pero cuando se elige una opción, se excluyen las alternativas. Los economistas utilizan el término coste de oportunidad para referirse al valor de la mejor alternativa a la que renunciamos cuando tomamos una decisión. En la raíz de toda la relación de conducta se encuentra la decisión de una persona. Cuando los economistas analizan esas decisiones, siempre piensan en los costes de oportunidad de quienes la toman.

  • Énfasis en las expectativas: Muchas veces el coste de oportunidad de emprender una acción hoy no es la utilización de esos mismos recursos para emprender otra hoy, sino la oportunidad que se desaprovecha de ahorrarlos para el futuro. Un consumidor que no sabe si gastar o ahorrar piensa en los intereses que puede obtener por sus ahorros en el futuro. Sin embargo, nadie conoce el futuro Lo más que podemos hacer es formar expectativas racionales y razonables sobre el futuro. Por tanto, en los modelos macroeconómicos casi todas las relaciones de conducta depende de las expectativas sobre el futuro. La formación de expectativas constituye una pieza fundamental, quizá la principal, de la macroeconomía. Todos los modelos macroeconómicos deben explicar la cantidad de tiempo que pueden dedicar la gente a pensar en el futuro, la información de que dispone y las reglas prácticas que utiliza para convertir la información en expectativas. Los economistas tienden e considerar tres tipos de expectativas:

  • Las expectativas estáticas, en las que los agentes que toman decisiones no piensan en el futuro.

  • Las expectativas adaptativas, en las que los agentes que toman las decisiones suponen que el futuro va a ser igual que el pasado reciente.

  • Las expectativas racionales, en las que los agentes que toman decisiones dedican el mayor tiempo posible a pensar en el futuro y saben tanto (o más) sobre la estructura y la conducta de la economía como el constructor de modelos.

  • La conducta de un modelo económico depende mucho del tipo de expectativas e las que lo basen los economistas.

    2.3 EL GASTO Y LOS COMPONENES DE LA DEMANDA

    La demanda total de producción interior está constituida por: el gasto de consumo de los hogares (C); el gasto de inversión de las empresas y de los hogares (I); las compras de bienes y servicios por parte del Estado (G); y la demanda extranjera de nuestras exportaciones netas (NX). Estas categorías explican por definición todo el gasto. La identidad de la contabilidad nacional fundamental es:

    Y = C + I + G + NX

    2.3.1 EL ESTADO

    Este componente son las compras de bienes y servicios por parte del Estado. Este componente comprende conceptos como los gastos destinados a la defensa nacional y a los sueldos de los funcionarios públicos.

    Denominamos compras de bienes y servicios al gasto público en bienes y servicios. Por otra parte, el Estado realiza transferencias a algunas personas sin recibir ningún servicio a cambio. Ejemplos son las pensiones de jubilación y las prestaciones por desempleo.

    • Las trasferencias no se consideran parte del PIB porque no forman parte de la producción del periodo considerado.

    Las transferencias más las compras constituyen el gasto público. El gasto público total, tanto los conceptos que se contabilizan en el PIB como los que no se contabilizan, desempeñan un importante papel en la determinación del reparto de la economía entre el sector público y privado.

    2.3.2 LA INVERSIÓN

    La inversión privada interior bruta requiere algunas definiciones. En primer lugar, el término inversión siempre significa un aumento de la cantidad física de capital. La inversión comprende la construcción de viviendas, la construcción de fábricas….

    Si concebimos la inversión en términos más generales como cualquier actividad actual que aumenta la capacidad de la economía para producir en el futuro, incluiríamos no sólo la inversión física sino también la que se conoce con el nombre de capital humano, que son los conocimientos y la capacidad que posee la población trabajadora para producir. La inversión en educación puede concebirse como una inversión en capital humano, pero en la contabilidad oficial se considera que los gastos educativos personales son consumo y los gastos educativos públicos son gasto público.

    La distinción entre gasto de consumo y gasto de inversión es en gran medida una cuestión convencional. Desde el punto de vista económico, apenas existen diferencias entre un hogar que almacena alimentos y una tienda de alimentación que hace lo mismo. No obstante, en la contabilidad nacional, se considera que la compra del individuo es un gasto de consumo personal, mientras que la de la tienda es una inversión en existencias. Sin embargo, oficialmente todos los gastos de los hogares (salvo la construcción de nuevas viviendas) se consideran gasto de consumo, ya que las cuentas separan compras de bienes duraderos por parte de los hogares, como los automóviles, y los frigoríficos, de sus demás compras.

    2.3.3 LAS EXPORTACIONES NETAS

    Cuando los extranjeros compran los bienes que producimos, su gasto aumenta la demanda de bienes producidos en nuestro país y la parte de nuestro gasto que se destina a comprar bienes extranjeros ha de restarse de a demanda de bienes producidos en nuestro país y la diferencia entre las exportaciones y las importaciones, que se denomina exportaciones netas, es un componente de la demanda total de nuestros bienes.

    2.4 ALGUNAS IDENTIDADES IMPORTANTES

    2.4.1 UNA ECONOMÍA SENCILLA

    Dentro de una sencilla economía, que carece de Estado y de comercio exterior, la primera identidad fundamental es que la producción obtenida es igual a la producción vendida. La producción que no se vende la incluimos en la acumulación de existencias en la inversión, y por los tanto, toda la producción o se consume o se invierte. La producción vendida puede expresarse en función de los componentes de la demanda como la suma del gasto de consumo y el gasto de inversión.

    Y = C + I (1)

    El siguiente paso consiste en establecer una relación entre el ahorro, el consumo y el PIB. La renta de distribuye una parte gastándola en consumo y otra parte ahorrándola,

    Y = S + C (2)

    donde S representa el ahorro del sector privado. Esta identidad nos dice que toda la renta se destina a consumo y a ahorro. A continuación, combinando las entidades (1) y (2) tenemos que:

    C + I = Y = C + S (3)

    El primer miembro de esta identidad muestra los componentes de la demanda y el segundo la distribución de la renta. La identidad pone de relieve que la producción obtenida es igual a la vendida. El valor de la producción obtenida es igual a la renta recibida y la renta recibida se gasta, a su vez, en bienes o se ahorra.

    La identidad (3) puede modificarse levemente para mostrar la relación entre el ahorro y la inversión. Restando el consumo de cada uno de los dos miembros de la identidad (3) tenemos que:

    I =Y - C = S (4)

    La identidad (4) muestra que en esta sencilla economía la inversión es idéntica al ahorro.

    2.4.2 REINTRODUCCIÓN DEL ESTADO Y DEL COMERCIO EXTERIOR

    A continuación reintroduciremos el Estado y el sector exterior. Los impuestos mediante el símbolo T, las transferencias al sector privado de la deuda pública por medio del símbolo TR y las exportaciones netas por NX.

    Retornamos a la identidad de la producción obtenida y la vendida, teniendo en cuenta ahora todos los componentes de la demanda, incluidos G y NX. Por lo tanto, reformulamos la identidad fundamental:

    Y = C + I + G + NX (5)

    Existe una importante relación entre la producción y la renta disponible. Una parte de la renta se gasta en impuestos y que el sector privado recibe transferencias netas, además de la renta nacional. La renta disponible (YD) es igual a la renta más las transferencias menos los impuestos:

    YD = Y +TR - T (6)

    La renta disponible se reparte, a su vez, entre el consumo y el ahorro:

    YD = C + S (7)

    Reordenando la identidad (5) e introduciendo Y en la identidad (6), tenemos que:

    YD - TR + T (8)

    Introduciendo la identidad (7) en la (8), tenemos que:

    C + S - TR + T = C + I + G + NX (9)

    Agrupando términos, obtenemos:

    S -I = (G + TR - T) + NX (10)

    2.4.3 EL AHORRO, LA INVERSIÓN, EL PRESUPUESTO DEL ESTADO Y EL COMERCIO.

    De esta última fórmula sabemos que el primer grupo de términos del segundo miembro (G + TR - T) es el déficit presupuestario público (DP).El segundo término del segundo miembro es la diferencia entre las exportaciones y las importaciones, las exportaciones netas de bienes y servicios (NX), que también se denomina superávit comercial. Cuando las exportaciones netas son negativas, tenemos un déficit comercial.

    11