Contabilidad Gerencial

Estrategia producto. Comportamiento consumidor. Mercadotecnia. Distribución

  • Enviado por: Omar Molina
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Mercados Financieros e Inversiones
Mercados Financieros e Inversiones
Juan Diego Gómez en está compilación de videos habla y analiza escenarios claves de los mercados financieros y de...
Ver más información

Tablas financieras de uso permanente para no financieros
Tablas financieras de uso permanente para no financieros
Cómo realizar por uno mismo cálculos financieros: valor final de rentas financieras, capitalización, actualización,...
Ver más información


Unidad III

Planeamiento estratégico. Concepto.

Por estrategia se entiende la forma o camino que la empresa sigue para adaptarse al contexto y lograr sus objetivos. El planeamiento estratégico será entonces la guía de acción administrativa que con la mira puesta en el objetivo nos puede llevar a su logro a partir de la situación actual.

Puntos de vista para definir la PE.

La planificación estratégica debería describirse desde varios puntos de vista para que sea comprendida en forma más profunda. Se define a la planeación estratégica formal considerando cuatro puntos de vista diferentes, cada uno de los cuales es necesario para entenderla:

El porvenir de las decisiones actuales: La PE observa la cadena de consecuencias de causas y efectos durante un tiempo, relacionada con una decisión real o intencionada que tomará el director.

La P.E. también observa las posibles alternativas de los cursos de acción en el futuro, y al escoger unas alternativas, estas se convierten en la base para tomar decisiones presentes. La esencia de la P.E. consiste en la identificación sistemática de las oportunidades y peligros que surgen en el futuro, los cuales combinados con otros datos importantes proporcionan la base para que una empresa tome mejores decisiones en el presente para explotar las oportunidades y evitar los peligros. Planear significa diseñar un futuro deseado e identificar las formas para lograrlo.

Proceso: La P.E. es un proceso que se inicia con el establecimiento de metas organizacionales, define estrategias y políticas para lograr estas metas, y desarrolla planes detallados para asegurar la implantación de las estrategias y así obtener los fines buscados. También es un proceso para decidir que tipo de esfuerzos de planeación debe hacerse, cuándo y como debe realizarse, quien lo llevará a cabo en el sentido de que es organizada y conducida con base a la realidad entendida.

Para la mayoría de las empresas, la PE representa una serie de planes producidos después de un período de tiempo específico, durante el cual se elaboraron los planes. También debería entenderse como un proceso continuo, especialmente en cuanto a la formulación de estrategias, ya que los cambios en el ambiente del negocio son continuos.

Filosofía: La PE es una actitud, una forma de vida; requiere de dedicación para actuar con base en la observación del futuro, y una determinación para planear constante y sistemáticamente como una parte integral de la dirección. Además, representa un proceso mental, un ejercicio intelectual, más que una serie de procesos, procedimientos, estructuras o técnicas prescritos. Para lograr mejores resultados los directivos y el personal de una organización deben creer en el valor de la planeación estratégica y deben tratar de desempeñar sus actividades lo mejor posible.

Estructura: Un sistema de PE formal une tres tipos de planes fundamentales, que son: planes estratégicos, programas a mediano plazo, presupuestos a corto plazo y planes operativos. En una compañía con divisiones descentralizadas puede existir este tipo de unión entre cada plan de división, y una unión diferente entre los planes estratégicos elaborados en las oficinas generales y los planes de la división. Mediante estas uniones las estrategias de la alta dirección se reflejan en las decisiones actuales.

La PE es el esfuerzo sistemático y mas o menos formal de una compañía para establecer sus propósitos, objetivos, políticas y estrategias básicos,. Para desarrollar planes detallados con el fin de poner en practica las políticas y estrategias y así lograr los objetivos y propósitos básicos de la compañía.

Lo que no es PE.

La PE no trata de tomar decisiones futuras, ya que estas solo pueden tomarse en el momento.

La PE no pronostica las ventas de un producto para después determinar que medidas tomar con el fin de asegurar la realización de tal pronostico en relación con factores tales como: compras de material, instalaciones, mano de obra, etc. La PE va mas allá de pronósticos actuales de productos y mercados presentes, y formula preguntas mucho mas fundamentales como: ¿Tenemos el negocio adecuado? ¿Cuáles son nuestros objetivos básicos? ¿Cuándo serán obsoletos nuestros productos actuales? ¿Están aumentando o disminuyendo nuestros mercados?

La PE no representa una programación del futuro, ni tampoco el desarrollo de una serie de planes que sirvan de molde para usarse diariamente sin cambiarlos en el futuro lejano.

La PE debe ser flexible para poder aprovechar el conocimiento acerca del medio ambiente, no consiste en la preparación de varios planes detallados y correlacionados, aunque en algunas compañías grandes y descentralizadas si los produce.

La PE no representa un esfuerzo para sustituir la intuición y criterios de los directores.

La PE no es nada mas un conjunto de planes funcionales o una extrapolación de los presupuestos actuales; es un enfoque de sistemas para guiar una empresa durante un tiempo a través de su medio ambiente, para lograr las metas dictadas.

Estructura y Proceso de Planeación.

Modelos conceptuales de la PE.

Un modelo conceptual es aquel que presenta una idea de lo que algo debería ser en general, o una imagen de algo formado mediante la generalización de particularidades.

El cuadro muestra el modelo conceptual de la estructura y del proceso de planeación corporativa sistemática. Esta dividido en tres secciones principales: premisas, formulación de planes, implantación y revisión.

Premisas de Planeación.

Las premisas están divididas en dos tipos: el plan para planear, y la información sustancial, necesaria para el desarrollo e implantación de los planes.

Antes de llevar a cabo un programa estratégico de planeación es importante que las personas involucradas en él tengan un amplio conocimiento de lo que tiene en mente el alto directivo y como operara el sistema. Esta guía esta incorporada en un plan para planear.

Las premisas de planeación esenciales se muestran en los cuatro cuadros en línea vertical. La información acumulada en estas áreas algunas veces es llamada “análisis de situación”.

En la parte superior de estos cuadros se encuentran las “expectativas de los principales intereses externos”. Para las compañías más grandes es importante en la PE, saber cuales son los intereses de sus principales elementos, y como se esperan que cambien. Para una compañía muy pequeña el enfoque puede ser, por completo, el interés de los accionistas, pero para una empresa grande otros intereses deben ser reconocidos.

Los directores y empleados de las organizaciones tienen intereses que también deben ser apreciados y considerados en el proceso de planeación. Especialmente importantes son aquellos de los altos directivos que provienen de sus sistemas de valores y los cuales son premisas fundamentales para cualquier sistema de planeación estratégica.

En la base de datos esta incluida la información acerca del desempeño pasado, la situación actual y el futuro. Esta información es esencial para ayudar a aquellos encargados de la planeación para identificar los cursos de acción alternativos y para evaluarlos adecuadamente. Existen diferentes tipos de información pasada recopilada, que son: ventas, utilidades, rendimiento sobre inversiones, participación en el mercado, productividad de los empleados, relaciones publicas y capacidad para desarrollar un producto. Además, la información acerca de la situación actual, incluiría asuntos tales como: capacidad directiva, demandas sociales a la empresa, intereses de los principales clientes y aceptación del producto. La información acerca del futuro abarcaría: pronósticos de los mercados, ventas, tendencias económicas seleccionadas, competencia, tecnología y otras tendencias de interés particular para la organización.

El último cuadro es el de análisis de OPEDEPO PF, lo cual es un acrónimo para oportunidades, peligros, debilidades y potencialidades, fundamentales en la planeación. Un propósito principal de la planeación estratégica consiste en descubrir las oportunidades y los peligros futuros para elaborar planes ya sea para explotar o evitarlos. El análisis es un paso crítico en el proceso de la planeación. El examinar correctamente oportunidades y peligros futuros de una empresa, y relacionarlo en un estudio imparcial con las potencialidades y debilidades de la misma representa una enorme ventaja.

Formulación de planes.

El siguiente paso en el proceso de planeación estratégica es formular estrategias maestras y de programa. Las estrategias maestras se definen como misiones, propósitos, objetivos y políticas básicas; mientras que las estrategias de programa se relacionan con la adquisición, uso y disposición de los recursos para proyectos específicos, tales como la construcción de una nueva planta en el extranjero.

Nos dedicamos a los fines más importantes y fundamentales buscados por una compañía, y a los enfoques principales para lograrlos. El asunto a tratar incluye cualquier tipo de actividad importante y de interés para una empresa.

A diferencia de la programación a mediano plazo no existe un enfoque modelo para planear es esta área. Lo que se hace depende de los deseos de los directores en un momento dado, los cuales, a su vez, son estimulados por las condiciones a las que se enfrenta la empresa en un momento preciso.

La programación a mediano plazo es el proceso mediante el cual se prepara y se interrelacionan planes específicos funcionales para mostrar los detalles de cómo se debe llevar a cabo la estrategia para lograr objetivos, misiones y propósitos de la compañía a largo plazo.

Por supuesto, el siguiente paso es desarrollar los planes a corto plazo con base en los planes a mediano plazo. Los planes operativos actuales serán mucho más detallados que los planes de programación a mediano plazo.

Implementación y revisión.

Una vez que los planes operativos son elaborados deben ser implantados. El proceso de implantación cubre toda la gama de actividades directivas, incluyendo la motivación, compensación, evaluación directiva y procesos de control.

Los planes deben ser revisados y evaluados. No existe mejor manera para producir planes por parte de los subordinados que cuando los altos directivos muestran un interés profundo en éstos y en los resultados que pueden producir.

Flujos de información y normas de evaluación y decisión: El cuadro “flujos de información” debe transmitir el punto de que la información “fluye” por todo el proceso de planeación.

En todo el proceso de planeación es necesario aplicar las normas de decisión y evaluación. Por otra parte, con el desarrollo de los planes operativos actuales, las normas de decisión se convierten en más cuantitativas, o sea, en fórmulas de sustitución de inventarios o de rendimientos sobre inversión.

Factores estratégicos.

Son los elementos de que nos vamos a valer para una planificación de este tipo y que resumimos aquí en:

La información es el conjunto de datos relevantes con que se cuenta o puede contar para basar la toma racional de decisiones. Serán relevantes si la inclusión de la información en la toma de decisión resulta distinta de si no la tomamos en cuenta, de otra forma, si la decisión no cambia sin esa información, diremos que es irrelevante.

En cuanto a la cantidad y calidad de información dependerá del problema que debamos resolver, de la disponibilidad de ese factor, de su costo y del tiempo disponible para obtenerla y procesarla. Quede claro que la información se debe pedir y no seleccionar de entre la que contamos, es un acto de voluntad racional, una vez conocido claramente el objetivo.

La materia es el conjunto de elementos físicos con que contamos o debemos contar para llevar a cabo nuestra gestión. Están incluidas las máquinas, terrenos, instalaciones, herramientas, sistemas de información y todo elemento a través del cual obtenemos el producto final, excepto el factor humano.

Este factor, cuya obtención también amerita la necesidad de contar con información al respecto, tiene, como característica propia, la de tener un rendimiento medido en el tiempo, unidades producidas, años de uso, o cualquier otra unidad, pero que eroga en forma uniforme a través de su vida útil.

La energía es lo que se requiere del factor humano, comprende la capacidad y el énfasis que se pone en la tarea para el logro del objetivo y, como vimos, ha sido el eje sobre el cual Japón basa su actual poderío industrial.

Debe quedar claro que la energía no es sólo requisito del plantel de operarios sino también de todos los niveles incluso del plantel directivo de primer nivel; muy especialmente en esto último debe existir clara conciencia del valor que puede representar la sinergia de éste factor, único que la tiene, y las formas en que esa predisposición se obtiene en nuestro medio.

El tiempo es el factor limitante más importante porque es limitado por los demás factores y por el entorno que rodea la actividad empresaria, en especial la competencia. Su manejo adecuado implica estar donde es preciso en el momento oportuno.

Para utilizar estos factores, dividimos el planeamiento en módulos o modelos.

Modelo interpretativo: que es una representación de la realidad de la empresa tal como se encuentra hoy en día, su contexto y dinámica.

Modelo predictivo: que es una representación de la forma en que la empresa estará dentro del tiempo de planificación fijado, y que depende del objetivo fijado para ese lapso.

Modelo evolutivo: es que nos describe la forma como, partiendo del estado actual e nuestra empresa llegaremos al estado previsto para ese tiempo de planificación, determinando los pasos a seguir y sus puntos de control de avance o desvíos en el lapso fijado.

Modelo estratégico: será entonces el que, coordinando los tres modelos llegue a un accionar, en base a los factores, capaz de lograr el objetivo, teniendo en cuenta que, a medida que se avanza el mañana es hoy y el futuro se va haciendo cada vez más alejado del previsto, o sea que resulta necesario un permanente seguimiento de todas las variables relevantes para ir, permanentemente, ajustando el modelo a la realidad que nos toque vivir y obviamente de haber desvíos analizarlos y corregirlos.

Molina-Vera-Claver

INFORMACIÓN

MATERIA

ENERGÍA

TIEMPO