Contabilidad financiera

Capital económico y financiero. Activos. Pasivos. Clasificación. Deudas. Créditos. Normativa en España

  • Enviado por: Lolich
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Especialista en Marketing Directo
CCC Online
CCC ha desarrollado en colaboración con CESDE (Centro de Estudios Superiores de la Empresa) el curso de Marketing...
Solicita InformaciÓn

Programa Superior Universitario en Dirección y Administración de Empresas
UB IL3 Deusto
¿Te gustaría tener una visión global del ejercicio diario en cualquier área de gestión administrativa? Refuerza y...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Contabilidad financiera

1-Análisis del Capital Económico y Financiero.

1.1 Análisis del activo o capital económico

La masa patrimonial del activo agrupa aquellos elementos patrimoniales que signifiquen bienes y derechos propiedad de la empresa, con el fin de obtener un beneficio económico.

Es decir, en el activo se representa el capital en funcionamiento de la empresa constituyendo así la materialización o destino dado a los recursos.

Se divide en activo circulante y activo fijo o inmovilizado.

1.1.1. Activo circulante:

El activo circulante es también denominado como activo corriente o activo comercial.

Está compuesto principalmente por aquellos elementos que permiten un ciclo cíclico de explotación de la empresa, es decir se refiere a inversiones cíclicas.

El activo circulante depende de decisiones a corto plazo por lo tanto los elementos de los que esta compuesto se encuentran en actividad continua sin vincularse de manera permanente a la unidad económica.

El objetivo principal que persigue el activo circulante es generar el máximo beneficio posible de la explotación.

El activo circulante se convierte en liquidez a través de los procesos de venta y cobros normalmente a corto plazo.

Este activo puede constituir dos tipos de inversiones en la empresa, funcionales o antifuncionales. Las inversiones funcionales son normales, es decir cuando se cumplen los plazos de venta y cobro acordados. Las inversiones antifuncionales indican pérdidas.

Al activo circulante se puede clasificar según el grado de disponibilidad de sus elementos en:

-Disponible: agrupa aquellos elementos de liquidez instantánea, es decir, el dinero, por lo tanto incluye los elementos de tesorería (57X)

- Exigible: constituida por aquellos elementos patrimoniales que recogen derechos de cobro de la empresa y que esta puede exigir su conversión en disponibilidades líquidas respetando los plazos de pagos convenidos. Recogen los elementos referidos a clientes y deudores (43x y 44x)

-Realizable: recoge aquellos elementos cuya transformación en disponibilidades liquidas está supeditada a su realización. Mercaderías.

1.2 Activo fijo o inmovilizado.

Los elementos del activo fijo están destinados a asegurar la vida de la empresa, su permanencia. Forman el aparato productivo de la empresa, sirven a la empresa de modo duradero, dependen de decisiones a largo plazo.

El inmovilizado constituye un empleo acíclico, es decir, esta formado por necesidades aciclicas lo que es equivalente a decir que estas necesidades están destinadas a asegurar la vida de la empresa independientemente de su ciclo de explotación.

El activo fijo constituye por lo tanto la estructura sólida de la empresa estando formado por elementos propiedad de la empresa de manera permanente y que no se destinan a la venta. El coste de los elementos que componen el activo inmovilizado se recupera normalmente a través de una adecuada política de amortizaciones ya que van a permanecer durante una serie de ejercicios económicos de la empresa.

El inmovilizado es un gasto plurianual, estas inversiones de gestión son realmente gastos anticipados, es decir gastos que se recuperan a lo largo de una serie de ejercicios económicos del activo circulante que la empresa recupera continuamente. El inmovilizado colabora durante varios ejercicios económicos en la producción de ingresos de la firma.

El inmovilizado se convierte en liquidez paulatinamente a través de un proceso de amortización, cuando deja de ser útil para la empresa esta puede venderlo en el mercado por su valor residual y proceder simultáneamente a su renovación para que la empresa en cuestión pueda seguir funcionando.

Las inversiones de inmovilizado son efectivas cuando están adecuadas al proceso productivo de la empresa.

Entre el activo circulante y el inmovilizado hay una estrecha relación ya que el activo circulante viene determinado por el inmovilizado y el periodo de maduración (proceso cíclico), de ahí que el activo circulante sea una inversión derivada o complementaria de la inversión en inmovilizado.

El activo fijo origina también gastos que en su mayoría son irreversibles, estos gastos son inversiones de renovación (sustituyen un equipo antiguo, son muy numerosas), inversiones de expansión (se realizan para hacer frente a una demanda creciente), inversiones de innovación (nuevos productos, reducción de costes…) e inversiones estratégicas (pretenden reducir riesgos)

El inmovilizado se puede clasificar en:

-Inmovilizado material: Elementos patrimoniales tangibles, muebles, inmuebles, terrenos, elementos de transporte, maquinas, equipos técnicos….

-Inmovilizado inmaterial: elementos patrimoniales intangibles, derechos, patentes, marcas…

- Inmovilizado material en curso: Activos fijos en adaptación, construcción o montaje, al cierre del ejercicio.

-Inmovilizado financiero: inversiones permanentes en acciones, obligaciones, créditos a largo plazo.

-Inmovilizado fijo no realizable: Gastos que se consideran necesarios para el funcionamiento de la empresa, pero que no tienen valor en el mercado.

2-Análisis del neto patrimonial y pasivo exigible o capital financiero.

2.1. Neto patrimonial

Esta masa patrimonial representa las aportaciones realizadas a título capitalista y las generadas por la autofinanciación.

También se puede denominar al neto patrimonial como pasivo no exigible, pasivo modal, capitales propios, recursos propios, fondos propios….

La creación de una empresa precisa de recursos financieros que permitan la adquisición de activos. Estos fondos iniciales emanan de aportaciones realizadas a la firma a título capitalista y que tienen su origen en el mundo exterior a la empresa, estas aportaciones pueden ser dinerarias o no dinerarias y su valor se recoge en la cuenta de capital social.

El capital es una fuente de financiación normalmente a largo plazo.

La autofinanciación incluirá los beneficios generados por la empresa y no distribuidos, y se representan por las cuentas de reserva.

Las cuentas referidas al neto las podemos clasificar en cuentas de neto propiamente dichas y cuentas de gastos e ingresos.

  • Cuentas de neto propiamente dichas: incluyen todas aquellas cuentas que recogen recursos financieros propios de la empresa y que van a permanecer en la misma durante un periodo de tiempo más o menos largo. Estas cuentas nacen siempre por el haber.

  • Cuentas de gastos e ingresos: captan lo gastos e ingresos que se originan en la gestión de la empresa. Estas cuentas de diferencias sólo duran un ejercicio económico al final del cual se regularizan y engloban en cuentas de resultados, las cuales a su vez quedan subsumidas en una cuenta única general llamada de “Pérdidas y ganancias” que ofrecen un beneficio conseguido por la empresa.

Las cuentas del neto son 100, 101 y 102.

2.2 Pasivo exigible.

El pasivo representa el capital financiero de la empresa, recoge los fondos ajenos, es decir, los créditos otorgados a la empresa por los acreedores, proveedores, bancos…y que la empresa ha de reintegrar a sus vencimientos.

Hay dos tipos de deudas, largo plazo o créditos de financiamiento y deudas a corto plazo o créditos de funcionamiento.

2.2.1 Deudas a corto plazo o créditos de funcionamiento.

Son recursos a corto plazo o flujos de apoyo que se utilizan para atender a las inmediatas necesidades de explotación del ciclo económico.

Estos créditos también se pueden llamar Pasivo circulante, Pasivo comercial, Pasivo corriente, exigible a corto plazo, deudas a corto plazo…

Los créditos de funcionamiento pueden revestir la forma de crédito de provisión o comercial, bancario, administrativo…

EL crédito de provisión es el concedido por los proveedores cuando venden a plazos diferidos de 30, 60, 90 días La duración depende de la política que lleve la empresa y del sector en el que actúe. La función de estos créditos es reducir la inmovilización de recursos procedentes de los capitales permanentes en stocks, suelen ser gratuitos aunque pueden llevar un coste implícito.

El crédito bancario es el concedido por los intermeiarios financieros a corto plazo, tiene un coste financiero y permite nivelar desajustes temporales de la tesorería..

El crédito administrativo está constituido por deudas contraídas con el Estado o con otras administraciones públicas.

Los créditos de personal y accionistas están integrados por los salarios y dividendos vencidos y no pagados.

Los créditos de funcionamiento, al ser de corta duración deben destinarse a la adquisición de elementos del activo circulante, porque de esta manera se podrá conseguir el necesario equilibrio financiero, que permita atender a su devolución al vencimiento de los mismos.

No se recomienda la adquisición de elementos del inmovilizado con créditos a corto plazo ya que estos necesitan para su conversión en flujos de caja un plazo de tiempo muy superior al vencimiento del crédito, aunque si bien es cierto, algunas empresas precisan de créditos a corto plazo para financiar inversiones del inmovilizado.

2.2.2 Deudas a largo plazo o créditos de financiación.

Como su propio nombre indica son créditos a largo plazo.

Los créditos a largo plazo deben ser utilizados por las empresas para financiar el inmovilizado o el capital circulante mínimo permanente aunque también estos pueden ser financiados con recursos propios para conseguir una estructura financiera adecuada.

La utilización por parte de las empresas de créditos a largo plazo o flujos de expansión debe responder a una adecuada planificación financiera, donde se contemple el coste de los recursos, el crecimiento del activo, generación de nuevos flujos de caja como consecuencia de ese crecimiento, posibilidad de devolución…

Los créditos a largo plazo solían conseguirse mediante la emisión de obligaciones, reintegrables por anualidades, por lo tanto son créditos a largo plazo en cuanto al volumen total, pero periódicamente una parte de estos créditos se convierte en créditos a corto plazo, esto es lo denominado crédito de transición. Cuando hay inflación estos créditos a largo plazo se pueden conseguir con tipos de interés variable que reducen la incertidumbre al referirse a tipos de interés a corto plazo.

En épocas de innovaciones financieras destacan los créditos sindicados para la obtención de préstamos a largo plazo, a tipo de interés variable.

El coste del pasivo hay que relacionarlo con la rentabilidad de los activos a los que se aplica.

El acreedor a largo plazo queda ligado a un contrato de larga duración y por tanto le interesa la solvencia actual, pero en función de la rentabilidad futura de la empresa. La rentabilidad determinara la solvencia y estabilidad de la empresa.

3. La contabilidad legal en España.

3.1 Obligación contable de los empresarios.

Todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios. Llevará necesariamente un libro de inventarios y cuentas anuales y otro libro diario.

Las sociedades mercantiles llevarán además, un libro o libros de actas en los que constarán como mínimo todos los acuerdos tomados por las juntas generales y los demás órganos colegiados de la sociedad.

3.2 Personas que pueden llevar la contabilidad.

La contabilidad será llevada por los empresarios o por otras personas debidamente autorizadas, sin perjuicio de la responsabilidad de aquellos.

3.3 Legalización de los libros de los empresarios.

Los empresarios deben presentar obligatoriamente sus libros en el Registro Mercantil donde tuvieren su domicilio, para que antes de su utilización se ponga diligencia en el primer folio de cada libro y en todas las hojas del libro el sello del registro.

En caso de cambio de domicilio tendrá pleno valor la legalización efectuada por el Registro de origen.

Cada Registro mercantil llevará un libro de legalizaciones.

Será valida la realización de asientos y anotaciones por cualquier procedimiento idóneo sobre hojas que después habrán de ser encuadernadas correlativamente para formar los libros obligatorios, los cuales serán legalizados antes de que transcurran los cuatro meses siguientes a la fecha de finalización del ejercicio.

3.4 Libro de inventarios y cuentas anuales.

El libro de inventarios y cuentas anuales se abrirá con el balance inicial detallado de la empresa. Al menos trimestralmente se transcribirán con sumas y saldos los balances de comprobación. Se transcribirán también el inventario de cierre de ejercicio y las cuentas anuales.

3.5. Libro diario.

En este libro se registrarán día a día todas las operaciones relativas a la actividad de la empresa. Será válida la anotación conjunta de lo totales de las operaciones por periodos no superiores al mes, a condición de que su detalle aparezca en otros libros o registros concordantes, de acuerdo con la naturaleza de la actividad de la que se trate.

3.6. Llevanza de los libros.

Todos los libros contables deben ser llevados con claridad, por orden de fechas, sin espacios en blanco, interpolaciones, tachaduras ni raspaduras. Deberán corregirse a continuación los errores u omisiones padecidos (si los hubiera) en las anotaciones contables. No podrán utilizarse abreviaturas o símbolos cuyo significado no sea preciso con arreglo a la ley, el reglamento o la práctica mercantil general de aplicación.

3.7. Conservación de los libros.

Los empresarios deberán conservar los libros, correspondencia, documentación y justificantes concernientes a su negocio, debidamente ordenados, durante seis años, a partir del último asiento realizado en los libros, salvo lo que se establezca por disposiciones generales o especiales.

3.8. Valor probatorio de los libros.

El valor probatorio de lo libros de los empresarios y demás documentos contables será apreciado por los Tribunales conforme a las reglas generales del derecho.

3.9 Comunicación del contenido de los libros.

La contabilidad de los empresarios es secreta, sin perjuicio de lo que se derive de lo dispuesto en las leyes.

LA comunicación o reconocimiento general de los libros, correspondencia y demás documentos, solo podrá decretarse, de oficio o a instancia de parte, en los casos de sucesión universal, suspensión de pagos, quiebras, liquidaciones de sociedades o entidades mercantiles, expedientes de regulación de empleo y cuando los socios o representantes legales de los trabajadores tengan derecho a examen directo.

En todo caso si el empresario autoriza la exhibición de los libros puede realizarse, adoptandose las medidas oportunas para la debida conservación y custodia de los libros y documentos.

Las cuentas anuales, sin embargo, serán depositadas en el Registro Mercantil y cualquier persona deberá obtener información sobre ellas.

Contabilidad

Financiera