Contabilidad de costes. Coste completo: La Estructura

Elementos supletorios. Cargas. Cuadro contable. Cuentas de costes

  • Enviado por: Juan
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

10. UN MODELO DE COSTE COMPLETO (I): LA ESTRUCTURA.

10.1. Introducción.

Es un modelo puesto que recoge un sistema de relaciones que se extiende a lo largo del tiempo y del espacio y va a estar expresado en un lenguaje simbólico.

El modelo es económico puesto que expresa el proceso seguido por la actividad económica representando las principales estructuras y relaciones entre las magnitudes económicas que caracterizan el proceso.

Además es un modelo contable puesto que pone en juego unas relaciones funcionales o causales transformadas en relaciones contables.

Hay dos métodos para determinar el coste final:

1. Método del coste completo. Características:

- Analiza las cargas en directas e indirectas.

- Lleva el coste final todas las cargas del periodo: las directas de una forma directa y las indirectas a través de un tipo de reparto.

2. Método del coste variable.

Es un modelo base puesto que capta las principales estructuras y relaciones que se dan en el proceso que sigue el movimiento interno de valores. El que sea un modelo base implica que cuando cambiemos a un método, p. ej. el coste variable o el del coste estándar, seguirán manteniéndose las mismas bases de el modelo y no habrá nada mas que algunos cambios en el tratamiento de las cargas o en la situación de partida.

Este modelo está concebido para poner de manifiesto los costes resultados que son de interés para la gerencia de la empresa. En términos generales el modelo tiene por objeto:

- poner de manifiesto los elementos que van a contribuir a la determinación del precio de venta y al control de la rentabilidad.

- permitir el examen de las condiciones internas de la explotación a través de la comparación de las cargas con las previsiones, suministrando a la empresa una base para valorar los inventarios y otros activos.

Es un modelo autónomo con respecto a la contabilidad financiera ya que la diferencia de objetivos entre ambas, también la diferencia de naturaleza entre las dos contabilidades y la comodidad para desarrollar el trabajo contable, aconseja esa autonomía pero con una coincidencia de datos. Esa autonomía y concordancia se asegura a través de la

cuentas reflejas.

CONCEPTOS.

Afectación e imputación: adscripción de los elementos base a las cuentas de coste y precio de coste. Si la adscripción es directa se llamará afectación, si la adscripción es indirecta se llamará imputación.

Cargas directas e indirectas. Serán directas cuando se puedan afectar a las cuentas de coste. En caso contrario serán indirectas.

Cargas incorporables y no incorporables. Distinguimos dos tipos de cargas según se considere razonable o no su incorporación a las cuentas de coste o precio de coste. Las cargas no incorporables son aquellas cargas consideradas como tales por la contabilidad financiera y no por la contabilidad analítica.

Costes aproximados. Son costes que se emplean por razones de comodidad durante el periodo de cálculo pero nunca para analizar la gestión. Son muy parecidos a los costes reales.

Costes preestablecidos. Son costes calculados a priori por la contabilidad analítica con el fin de analizar la gestión a través de las diferencias que se pongan de manifiesto entre las cargas previstas y las cargas reales.

Los elementos base para calcular los costes y precios de coste son:

- El valor de las existencias consumidas en el proceso productivo.

- El valor de las cargas incorporables que aparecen en la contabilidad financiera.

- Los elementos supletorios: son aquellos que no se registran como cargas en la contabilidad financiera pero que la contabilidad analítica si los utiliza para determinar el coste (p. ej. remuneraciones a los capitales propios y las remuneraciones al empresario por los trabajos realizados para la empresa).

Inventario contable permanente: organización de la cuentas de existencias donde se recogerán los movimientos expresados en cantidad y valor

Margen: es la diferencia entre un precio de venta y un coste.

Resultado: diferencia entre un precio de venta y un precio de coste.

El resultado es el margen final. Los márgenes serán los resultados parciales.

Operaciones profesionales: son las operaciones correspondientes al objeto real de la empresa (actividades principales de la empresa).

Periodo de cálculo: tiempo para el cual se calculan los costes y precios de coste.

Reparto o repartición: es el trabajo de adscripción a las cuentas de reclasificación de cargas y de secciones que no puedan afectarse directamente a las cuentas de coste y precio de coste.

Elementos

incorporables

10.2. Las cargas no incorporables y los elementos supletorios.

Desde un punto de vista económico - contable el coste se identifica con el conjunto de cargas incorporables correspondientes a la unidad de cálculo que se pretende analizar. Esa unidad de cálculo puede ser productos, pedidos, secciones…

No todos los gastos son costes ni todos los costes son gastos, es decir, no todas las cargas que aparecen en el grupo 6 de PGC formarán parte del coste y además habrá cargas que utilice la contabilidad analítica que no aparecerán en ese grupo de la contabilidad financiera.

Ante esta situación nos planteamos las tres siguientes preguntas:

1. ¿ Cuales son los elementos base del cálculo de los costes?

2. ¿ Cuales de esos elementos base que aparecen en la contabilidad financiera se incorporarán a la contabilidad analítica para la determinación del coste?

3. ¿ Por que importe?

1. Los elementos base son:

- el valor de los consumos de los elementos inventariables en el proceso productivo.

- las cargas que aparecen en la contabilidad financiera por la parte correspondiente al periodo del calculo.

- eventualmente, las cargas supletorias.

2. No se puede generalizar que cargas se incorporarán a la contabilidad analítica puesto que estará en función de las características especiales o de las operaciones propias de la empresa.

Condiciones que deben cumplir las cargas incorporables:

- Deben aparecer en los grupos 3 o 6.

- Deben depender directamente de la explotación normal y corriente(actividades principales).

- deben tener las características de habituales en la actividad.

3. Se incorporarán a las cuentas de costes o precio de coste por la parte que corresponde a su uso efectivo en el proceso productivo. Las cargas variables figurarán por su utilización efectiva y las cargas fijas según el grado de actividad.

10.3. Estructura general del cuadro contable analítico.

Es un dualismo concebido de forma que se asegure su autonomía de la contabilidad financiera ,pero siempre con esa concordancia de datos con respecto a la misma.

CUADRO CONTABLE BÁSICO

90. Cuentas reflejas.

Tiene por finalidad recoger todas las cargas e ingresos de la contabilidad financiera. Las existencias iniciales de la contabilidad financiera se traen a la contabilidad analítica a través de la cuenta 903: “Stock inicial reflejo”.

La totalidad de cargas de la actividad ordinaria se recogerán a través de la cta. 907: “Ingresos de explotación reflejos”. Los gastos e ingresos o Pª y Gª de la actividad extraordinaria se recogerán a través de la cta. 908: ”Resultados reflejos ajenos a la explotación”.

92. Cuentas de secciones.

Se utiliza para que una vez que se ha recibido toda la información de la contabilidad financiera reagrupar todas aquellas cargas que no se puedan incorporar directamente a las cuentas de costes. Esta reagrupación se hará en las cuentas de secciones. Estas cuentas son transitorias puesto que posteriormente en la imputación se saldarán.

En número de cuentas a reconocer en este subgrupo dependerá de las necesidades de cada empresa y vendrán determinadas en su organización económica.

Las cuentas 920 a 923 se utilizan para secciones auxiliares: son aquellas secciones que no trabajan directamente para el producto sino que trabajan para otras secciones.

Las cuentas 924 a 926 se utilizan para secciones de producción.

La cuenta 927 se utiliza para las secciones de distribución.

93. Cuentas de costes.

Su finalidad es recoger en estas cuentas las cargas incorporables correspondientes ,p. ej. a una mercadería, materia prima, producto, función, etc.

El saldo de estas cuentas se traspasará a las cuentas de inventario o a las cuentas de resultado analíticas de la explotación ,según se trate de un estado intermedio o final del producto.

94. Cuentas de inventario permanente.

En este subgrupo se registran las existencias durante el periodo de forma que se podrá conocer en cualquier momento las existencias teóricas en el almacén. Esas cuentas al final del ejercicio deberán tener un saldo deudor igual a los datos que proporciona el estado extracontable.

97. Cuentas de diferencias de incorporación.

98. Resultados analíticos.

Recoge los distintos resultados que se ponen de manifiesto como consecuencia de la actividad de la empresa.

Distinguimos tres etapas en la obtención del resultado:

1. Se obtiene el resultado analítico debido a la actividad principal de la explotación. Comparamos lo ingresos por ventas con los costes de esas ventas.

Ese resultado analítico es el único resultado considerado como tal por la contabilidad analítica puesto que para la incorporación de las cargas se utilizarán criterios propios de contabilidad analítica. Este resultado se recoge en la cuenta 980: ”Resultados explotación con criterios de c.a.

2. Al resultado anterior se le añaden las diferencias de incorporación en las cargas e ingresos. Esas diferencias de incorporación las tendremos recogidas en la cuenta 987: ”Saldo cuentas diferencias de incorporación”.

Sumando el saldo de las cuentas 980 y 987 obtenemos el resultado d explotación con criterios de contabilidad general o resultado de la actividad ordinaria.

3. Le sumamos al resultado anterior los resultados extraordinarios que se reflejan en la cuenta 988: ”Saldo sobre pérdidas y ganancias”. Así obtenemos el saldo de la cuenta de pérdidas y ganancias de la contabilidad financiera.

10.4. Cuadro contable básico.

Mediante este cuadro se refleja el movimiento interno de valores y nos permitirá aplicar el modelo de coste completo, llamado método base por la escuela francesa, el cual indica el cálculo del coste y precio de coste a partir de los costes establecidos a posteriori según los datos efectivos de la explotación e imputando todas las cargas incorporadas, incluidas las financieras y admtvas.

4

4

Contabilidad de Costes: Tema 10