Constructivismo

Corrientes psicológicas. Pensamiento. Conocimiento. Aprendizaje significativo. Teóricos cognitivistas. Ausubel

  • Enviado por: Eddy Timaure
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 4 páginas
publicidad

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIEMENTAL LIBERTADOR

INSTITUTO DE MEJORAMIENTO PROFESIONAL DEL MAGISTERIO

CÁTEDRA: PLANIFICACIÓN DE LOS APRENDIZAJES

EL CONSTRUCTIVISMO Y

EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO

Realizado por:

Coro, abril de 2005

El constructivismo según Tice, “presupone que la realidad es determinada por el conocedor (educando); que la estructura se basa en experiencias e interpretaciones; que el pensamiento es incorporado al ser, creciendo de experiencias personales; el pensamiento surge de experiencias físicas y sociales; los significados son determinados por el sujeto; y los símbolos son herramientas para construir la realidad”. De lo que se puede concluir que si la realidad es construida por el conocedor, entonces la enseñanza y el aprendizaje deben ser constructivos.

Para algunos autores el constructivismo es sinónimo de una enseñanza progresiva y centrada en el educando; y tiene, por tanto, carácter emancipatorio. Todos los educandos posen múltiples marcos de referencia con los cuales construyen conocimientos en virtud de su experiencia étnica, racial, de clase, género, religiosa, política, entre otras.

Por tanto, es posible afirmar que un verdadero aprendizaje solamente ocurre cuando las personas tienen la oportunidad de construir el conocimiento por sí mismas, en sus propios términos, de tal manera que puedan actuar para cambiar su mundo.

El constructivismo ubica al educando en el centro mismo del proceso. La idea es que el educando construye el conocimiento en lugar de absorberlo pasivamente. Por tanto, el educan dentro de la epistemología constructivista es aquel que se caracteriza por ser pensador inquisitivo, autónomo, cuestionador, investigador y razonador. La perspectiva constructivista sostiene que las personas no están formadas por circunstancias fuera de su control.

Bajo el enfoque constructivista se sostiene que la gente está embarcada, desde el tiempo de su nacimiento, en una jornada continua de cuestionamiento y exploración. Igualmente se sostiene que el educando actúa bajo la noción de auto-dirección, con respecto a lo cual Rathbone señala que:

“Un auto-activado hacedor de significados, un agente activo dentro de su propio proceso de aprendizaje. El no es alguien a quien le pasan cosas; él es alguien, que pro su propia voluntad, causa que las cosas sucedan. El aprendizaje es visto como el resultado de su iniciativa propia de interacción con el mundo. El entendimiento (del educando) surge durante una constante interacción entre algo fuera de si mismo -el ambiente general o una persona- y algo dentro de si mismo, su mecanismo de formación de conceptos, su mente”.

Esta concepción del educando supone que el aprender no se trata solamente de la memorización o de la adquisición de conocimientos. Es más bien un proceso constructivo que involucra la búsqueda activa de significado de eventos.

La postura constructivista se alimenta de los aportes de diversas corrientes psicológicas asociadas genéricamente a la psicología cognitiva: el enfoque psicogenético piagetiano, la teoría de los esquemas cognitivos, la teoría ausubeliana de la asimilación y el aprendizaje significativo, la psicología sociocultural vigotskiana, así como algunas teorías instruccionales, entre otras.

A pesar de que los autores de éstas se sitúan en encuadres teóricos distintos, comparten el principio de la importancia de la actividad constructiva del educando en el proceso de aprendizaje.

Pero, veamos de forma particular como se relacionan el constructivismo y la teoría del aprendizaje significativo de Ausubel. Este, como otros teóricos cognitivistas, afirma que el aprendizaje implica una reestructuración activa de las percepciones, ideas, conceptos y esquemas que el aprendiz posee en su estructura cognitiva.

Esta postura de Ausubel pudiera caracterizarse como constructivista, en tanto sugiere que el aprendizaje no es una simple asimilación pasiva de información literal, pues el sujeto la transforma y estructura, y que los materiales de estudio y la información exterior, por otra parte, se interrelacionan e interactúan con los esquemas de conocimiento previo y las características personales del aprendiz.

Ausubel también concibe al alumno como “un procesador activo de la información, y dice que el aprendizaje es sistemático y organizado, pues es un fenómeno complejo que no se reduce a simples asociaciones memorísticas”.

El aprendizaje significativo surge cuando el sujeto que aprende, como constructor de su propio conocimiento, relaciona los conceptos a aprender y les da un sentido a partir de la estructura conceptual que ya posee. Dicho de otro modo, construye nuevos conocimientos a partir de los conocimientos que ha adquirido anteriormente. Este puede ser por descubrimiento o receptivo. Pero además construye su propio conocimiento porque quiere y está interesado en ello. El aprendizaje significativo a veces se construye al relacionar los conceptos nuevos con los conceptos que ya posee y otras al relacionar los conceptos nuevos con la experiencia que ya se tiene.

Referido por Ovando, M. en el documento Fundamentos Teóricos de la Formación Empresarial. Universidad de Texas, 1998.

Afirmación de Rathbone citada por Ovando, M. en el documento Fundamentos Teóricos de la Formación Empresarial. Universidad de Texas, 1998.

Tomado de Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo, Editorial McGraw Hill, México, 1999.