Construcción de puertas mecánicas

Puerta plegable, abatible vertical y horizontal, corrediza. Materiales. Herramientas. Metodología

  • Enviado por: Teima
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

'Construcción de puertas mecánicas'

Nuestras propuestas de trabajo son:

- Puerta plegable: consiste en una puerta dividida en

segmentos que al accionar el motor se pliegan hacia arriba.

Esta puerta suele estar en casas particulares.

- Puerta abatible vertical: esta puerta, que tiene un eje fijo en la parte superior, se desplaza a partir de éste hacia arriba o hacia bajo utilizando el trabajo de un motor.

Esta puerta también se suele utilizar en casas particulares, aunque con menos frecuencia que la anterior.

- Puerta abatible horizontal: tiene el mismo funcionamiento que la anterior, pero su eje se encuentra en la parte derecha o izquierda, por lo tanto se desplaza en horizontal, es decir, de dentro hacia fuera o viceversa, también con un motor.

Esta puerta es la más común en aparcamientos privados.

Analizando estos cuatros tipos de puerta, hemos decidido construir la puerta corrediza, ya que tiene más facilidad de construcción que las otras.

- Puerta corrediza: es una puerta que se desplaza de izquierda a derecha y viceversa, mediante las ruedas que lleva incorporadas en la parte inferior que se desplaza por medio de una guía. La puerta se pone en funcionamiento al activar el motor, que se encuentra justamente encima de la puerta. El motor esta unido a la puerta por cadenas dentadas o poleas, lo que permite el movimiento de la puerta. También pueden funcionar manualmente, sin necesidad de un motor. Estas puertas son poco utilizadas.

MATERIALES

Aglomerado (20 mm)

Chapa de madera (4 mm)

Varilla roscada (4 mm)

Tuercas

Escuadras (40 mm)

Bornes de regleta

Goma elástica

Motor 4,5 V

Tornillos

Pila de petaca

Cable (2 x 1,5)

Conmutador de cruce

Interruptor

HERRAMIENTAS

Sierra de marquetería

Pelos de serrar

Sierra orbital

Sierra de calar

Taladro

Sierra para hierro

Destornillador

Llaves fijas

Lima

Tijeras de electricista

Barrena

Martillo

Cola blanca

Primero, marcamos en el aglomerado y en la chapa, el contorno de la base y de la puerta respectivamente.

Seguidamente, cortamos con la sierra orbital la base, y con la sierra de calar el hueco de la puerta, también situado en la base. Una vez cortado, con la lima, limamos todos los contornos, de forma que queden igualados. Cuando ya tenemos todo igualado, unimos la parte vertical y la base con tornillos de 50 mm, después de haber taladrado los agujeros correspondientes, situados en los extremos y en el centro.

A continuación, en la chapa de madera, dibujamos las poleas que vamos a utilizar. Y ahora, las serramos con la sierra de marquetería, las limamos y las pegamos con cola blanca.

Después, colocamos las escuadras sobre la pared de la puerta y marcamos con el lápiz dos puntos sobre los cuales con una barrena perforamos para poder atornillar las escuadras.

Por otra parte, cortamos la varilla a medida y también cortamos las dos uniones de esta con la puerta, que será una pieza en forma de L. Ahondamos unos agujeros en su parte superior para con un martillo y cola incrustar las tuercas.

Posteriormente, colocamos la varilla ya con la puerta enroscada en ella y con la polea mediante dos tuercas apretadas con una llave y la introducimos en los orificios de las escuadras ,en seguida ,fijamos la varilla con dos bornes de regleta atornillándolos en sus extremos pero acordándonos de poner la goma en la polea.

Ulteriormente, ponemos la otra varilla a través de las escuadras inferiores enroscando las otras dos poleas acompañadas de una tuerca a cada uno de sus lados apretándolas con una llave.

Proseguimos, pasando la goma superior a una de las poleas y otra goma para unir la siguiente polea con el motor.

Sucesivamente, aseguramos también esta varilla con los bornes, ajustándolos con un destornillador plano.

En este punto construimos una guía y la adherimos detrás de la puerta.

Por último, procedemos con el montaje del circuito eléctrico:

- Pegamos la pila a la base con cola blanca.

- Fijamos el motor justo al lado de la pila con un espacio reducido.

- Atornillamos el conmutador de cruce y el interruptor, habiendo antes pasado los cables por dentro en la manera en que se muestra en el siguiente esquema: