Construcción de las catedrales medievales

Arte. Catedrales medievales. Construcción. Materiales. Artesanos. Albañiles. Carpinteros. Plomeros. Vidrieros

  • Enviado por: Raulista
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Perito en Patrimonio artístico
INTESA
Condiciones: Las establecidas por la legislación vigente para el acceso al sistema universitario. Adicionalmente...
Solicita InformaciÓn

Doctorado en Geografía, Historia y Arte
UNED
El programa de doctorado del EEES que presenta la Facultad de Geografía e Historia es el resultado de lapuesta al día...
Solicita InformaciÓn

publicidad

LA CONSTRUCCIÓN DE LAS CATEDRALES MEDIEVALES

1.- DÓNDE SE CONSTRUYERON LAS CATEDRALES Y POR QUÉ

Cuando Guillermo el Conquistador conquista Inglaterra en el año 1066, elige hombres eficaces y dignos de confianza que le ayuden a dirigir el país nombrando entre éstos a sus obispos para reorganizar las antiguas diócesis anglosajonas (áreas controladas por los obispos).

Las catedrales anglosajonas estaban situadas en general en importantes centros comerciales pues era donde vivía la mayor parte de los habitantes de una región. Los normandos vieron la necesidad de trasladar algunas de ellas a nuevos emplazamientos con el fin de encontrar el mejor centro posible para desempeñar su labor.

Aunque la mayoría de las catedrales no tuvieron que trasladarse ya que su lugar había sido bien elegido por sus posibilidades defensivas, sí que se produjeron algunos traslados como la de Old Sarum que fue trasladada al valle de Salisbury.

CENTROS DE ACTIVIDAD

Las catedrales eran el escenario de las celebraciones importantes: coronaciones, bodas, bautizos, funerales, parlamentos. Los restos que han quedado hasta nuestros días son los de los enterramientos. Los hombres con poder elegían para ser enterrados algún lugar próximo al del cuerpo de un santo. Como muchas catedrales contenían restos de santos, las catedrales se convirtieron en lugares de peregrinación. Algunos peregrinos buscaban ayuda o la curación de enfermedades, pero para otros formaba parte de un castigo por un delito cometido. Las catedrales recibían a un gran número de peregrinos. Durante la Edad Media muchas personas procuraban realizar al menos una peregrinación en su vida pues se pensaba que formaba parte de sus deberes como buen cristiano.

Los hombres que prestaban servicios en la catedral pensaban que con sus oraciones ayudaban a la humanidad. Los esfuerzos realizados para su construcción no pretendían sólo mostrar el poder de la iglesia, sino también de mostrar a Dios lo que los hombres estaban dispuestos a realizar en su servicio.

EL DINERO PARA LAS CATEDRALES

El dinero para su construcción procedía principalmente de las rentas por las tierras que la Iglesia poseía, pero además se obtenían ingresos adicionales de otras maneras.

Por un lado eran frecuentes las donaciones de los nobles, aunque debido a que en ocasiones se dejaban demasiadas propiedades a la iglesia en sus testamentos se redactaron leyes que impedían hacerlo sin permiso real previo. En casos de desastres como incendios o derrumbamientos se solicitaba dinero a las gentes del pueblo.

LOS NORMANDOS

Con la llegada de los normandos se realizaron numerosas obras de construcción en Inglaterra ya que éstos tenían muchas ideas nuevas sobre la construcción. Los cambios tuvieron lugar a lo largo de muchos siglos basándose en los modelos iniciados en época romana y ya utilizados en los primeros siglos de la Edad Media. Levantaron obras de grandes proporciones desconocidas hasta entonces.

2.- LA CATEDRAL NORMANDA

La planta

Estaba compuesta por dos grandes torres en el lado occidental entre las cuales se situaba una puerta.
El crucero se encontraba en la mitad de la catedral y encima había una tercera torre.
Detrás de este se encontraba el coro donde se hallaba el trono del obispo y donde años mas tarde se quiso construir pero sin éxito una capilla dedicada a Maria.
Debido a esto se construyó otra capilla en el plano occidental llamada Capilla de Galilea

Arcos y Torres

La techumbre de la catedral de dirham era inusual al estar acabada en piedra.
Las bóvedas terminadas en piedra eran habituales en las naves laterales, y muy comunes en las capillas.
Los arcos normandos eran circulares. La construcción de a torre central provocaba que el plano de una catedral inglesa tuviera forma de cruz; los cruceros actúan como contrafuertes.

3.-LOS OBREROS Y SU OFICIO

EL MAESTRO ALBAÑIL
Era un obrero cualificado; tenia que encargarse de organizar bien los suministros de piedra madera, cal, arena…y además controlar a todo el equipo formado por albañiles carpinteros, carreteros, escayolistas, peones, para que realizaran el mejor trabajo posible.

TRABAJADORES Y GREMIOS
Cuando se tenía noticia de que se iba a construir una catedral llegaban muchos hombres en busca de trabajo. En época medieval los trabajadores pertenecían a distintos gremios. Cada grupo de trabajadores tenía su propia disciplina, pero era el maestro albañil quien debía conseguir que los diferentes grupos gremiales trabajaran como un equipo.

Los aprendices debían pasar unas pruebas antes de convertirse en jornaleros (hombres contratados para un día o jornada) Quedaban vinculados a sus maestros mediante contratos escritos llamados “indentaduras”. Cuando los obreros llegaban por primera vez a un trabajo debían realizar ante el maestro albañil un juramento, por el que trabajarían bien y seguirían las reglas

LOS MATERIALES

A menudo tenían que traerlos desde lugares distantes como la piedra, el hierro y el plomo. La madera era fácil de encontrar. La argamasa la hacían con una mezcla de arena cal y agua.

LOS CIMIENTOS

El maestro albañil marcaba la planta con estacas de madera, cuerdas y una pértiga para medir. Para determinar los ángulos rectos utilizaban una serie de cuadrados dibujados con la vara de medir con lados de longitud 3, 4,5 unidades.

Si el suelo era rocoso los constructores tenían suerte, pero si era pantanoso tenían mas problemas

LOS ALBAÑILES

Una vez colocados los cimientos los albañiles comenzaban a levantar el edificio. Los “Fremassons” elaboraban los sillares (bloques cuadrados de mampostería), trabajaban la piedra ornamental y eran los obreros mas importantes. La mayor parte del edificio la hacían los albañiles de piedra ordinaria. Para dar mas forma a la piedra empezaron a utilizar cincel y mazo. Los planos para tareas complicadas se dibujan con ayuda de grandes instrumentos geométricos. A medida que se iban levantando los muros se colocaban andamios y estructuras especiales, para sujetar los arcos. Los arcos contrafuertes y otras partes se construían de modo que ayudaran a resistir la presión del techo, ya que pesaba mucho, sobre todo si las bóvedas eran de piedra. El trabajo en altos andamios resultaba muy peligroso

LOS CARPINTEROS

En la época medieval eran unos artesanos muy importantes; sin ellos una gran parte del trabajo de las catedrales hubiera sido imposible. Había diferentes tipos de carpinteros, según lo que se dedicaran a construir. Los albañiles que trabajaban en una catedral necesitaban andamios, grúas y centrados que les hacían los carpinteros, pero su trabajo principal consistía en la techumbre de madera y en la decoración interior como sillas del coro puertas y tabiques. El maestro carpintero controlaba todo el material. Para trabajar la madera usaban una herramienta denominada raedera, que consistía en una hoja con un mango en cada extremo. También utilizaban otras herramientas similares a las de hoy.

LOS PLOMEROS

El trabajo de los plomeros era muy cualificado. Sobre todo cuando tenían que revestir de plomo las enormes agujas de madera (hoy desaparecidas).

Los plomeros preparaban la hoja de plomo a partir de lingotes. Una vez fundido se vertía sobre un lecho liso de arena. La plancha de plomo tenía un metro de anchura, varios de longitud y unos cuatro milímetros de grosor. Se ponía longitudinalmente sobre el tejado y se clavaba. Las razones de que los tejados recubiertos de plomo no duraran para siempre son dos: el tanino de las maderas ataca al plomo y los cambios de temperatura hacen que con el tiempo aparezcan grietas.

LOS VIDRIEROS

Las antiguas catedrales tenían unas ventanas muy pequeñas que protegían con contraventanas. Como el cristal era caro se utilizaban en su lugar planchas de hule. Las ventanas de vidrio más antiguas (grisalla) se limitaban a tres colores. Mas adelante descubrieron que añadiendo determinados elementos químicos a la gota de vidrio en su fabricación se conseguían colores vivos. Los vidrieros trazaban el plano sobre un banco y después seleccionaban pequeñas piezas de vidrio de los colores que les gustaban. Para añadir detalles al cristal hacían una pintura especial con goma arábiga, cristal en polvo y un colorante. Pintaban las líneas las dejaban secar e introducían los rombos en un horno pequeño. Las piezas de la ventana se montaban sobre el banco uniéndolas con unas tiras de plomo llamadas “calmas”.

LA DECORACION DE LOS MUROS

Los muros interiores se recubrían con yeso para poder pintarse. Al cambiar de estilo en muchas catedrales se quito esa capa, por lo que las pinturas medievales han desaparecido, aunque todavía quedan algunas pinturas. El pintor medieval molía el mismo los colores y mezclaba las pinturas. Para el molido de los pigmentos utilizaban pequeños molinos de piedra, almireces y manos. Los pinceles estaban hechos con pelo de cerdo tejon o ardilla. Había diferentes tipos de pintores.

OTROS ARTESANOS

Otros artesanos intervenían en el trabajo de las catedrales: los fundidores de bronce se encargaban de la decoración de los altares de los tabiques y los atriles. Los joyeros, plateros, orfebres y esmaltadores decoraban diferentes objetos. Los fabricantes de campanas fundían y colgaban las campanas. Los cerrajeros hacían llaves para puertas y tesoros.

Por cada trabajador cualificado había varios peones encargados de los trabajos pesados y del transporte de los materiales.

4.- LAS CATEDRALES GÓTICAS

EL PRIMER GÓTICO INGLÉS

La mejora de la habilidad de los albañiles, un mayor conocimiento de la geometría y la llegada de nuevas ideas del extranjero junto con el afán de construir edificios más grandes, fuertes y bellos, trae como consecuencia la sustitución de la edificación normanda por un estilo nuevo denominado “gótico”, que representó un gran avance en la Edad Media.

Las principales características del gótico en comparación con la arquitectura normanda llegaron gradualmente y fueron los siguientes: arcos apuntados, grandes ventanas, muros más delgados pero más fuertes, uso de contrafuertes y tejados abovedados de piedra. El contacto con los musulmanes del Mediterráneo durante las cruzadas y la traducción de libros de geometría del griego y del árabe tuvo su influencia. La nueva catedral de Salisbury (1220), se construyó en este estilo y aunque la planta básica es la misma que en las catedrales normandas, el efecto es muy diferente. El empleo del arco apuntado aumenta la solidez del edificio, y es muy extendido de este primer gótico los fustes de las columnas en mármol de Purbeck. Otro cambio significativo que sólo se encuentra en las catedrales inglesas es la planta del extremo este con amplias capillas que tenía numerosas ventajas sobre el ábside. En muchas catedrales anteriores se añadieron partes nuevas construidas en el Primer Gótico Inglés, como levantar cruceros, abrir criptas bajo el coro o sustituir ábsides.

EL GÓTICO DECORADO

Durante casi cien años se impuso el Primer Gótico Inglés, pero el mayor dominio de la geometría condujo de forma natural al tipo de arquitectura gótica llamada geométrica decorada. Un buen ejemplo es el coro de Lincoln (1256) llamado Coro de los ángeles por las estatuas talladas tras los arcos del triforio.

Las edificaciones posteriores de líneas menos simples recibieron el nombre de gótico decorado florido, siendo un ejemplo la nave de la iglesia del monasterio de York construida cincuenta años después con una rica decoración de la nave lateral, y el uso de arbotantes que hacían innecesarios los puentes de refuerzo.

Algunas de las obras de mayor magnitud en gótico decorado fueron hechas en madera tratando de copiar el aspecto de las obras en piedra como las sillas del coro de Winchester

EL GÓTICO PERPENDICULAR

Mientras en el resto de Europa se seguía experimentando con el gótico “flamígero”, en Inglaterra comenzaba la última etapa del estilo gótico. Este recibe el nombre de perpendicular o rectilíneo, por el gusto por las líneas verticales rectas y la utilización de paneles rectangulares en los muros, techos y ventanas. La catedral de Winchester es un buen ejemplo al ser reparada en el siglo XIV la nave normanda que se estaba desmoronando. Los arcos de medio punto fueron sustituidos por otros más altos con lo que el triforio casi desapareció y las ventanas quedaron muy ampliadas. Pero lo más espectacular del estilo perpendicular fue quizás la introducción de una nueva bóveda: la bóveda de abanico, en la que cada piedra debe encajar perfectamente teniendo los nervios una finalidad puramente decorativa. La mayoría de las catedrales tienen algunos elementos en estilo perpendicular. Los albañiles fueron muy habilidosos, y pudieron reducir las áreas de muro, transmitir los empujes hasta el suelo mediante contrafuertes y arbotantes sabiamente colocados y utilizar parteluces que ayudaban a soportar arcos.

5.- LAS CATEDRALES DESDE LA EDAD MEDIA

En el siglo XVI la Reforma que tuvo lugar en Europa, cambió las actitudes de los hombres ante la Iglesia, y ya no se dispuso de dinero para la construcción de grandes iglesias. Resurgió el interés por el estilo romano y se reconstruye San Pedro de Roma, en estilo clásico con lo que el estilo anterior utilizado durante casi cuatrocientos años decae. Durante más de un siglo, gran parte de la decoración interior sufrió daños deliberados, al pensar los puritanos que en un ambiente tan adornado los hombres podían distraerse, y que las figuras de los cuadros y estatuas, pudieran despertar supersticiones y los destruyeron.

En el siglo XVII se reconstruyó San Pablo tras ser destruida en un incendio.

En el siglo XVIII no se prestó atención a las catedrales al considerar el estilo gótico como bárbaro y no disponer la Iglesia de dinero.

Durante el siglo XIX el gótico despertó nuevo interés y se salvaron numerosas catedrales.

Con el aumento de población en Inglaterra se establecieron nuevas sedes levantándose catedrales a partir de monasterios o iglesias parroquiales y se conocen con el nombre de Fundación Moderna.

En el siglo XX se han levantado tres edificios totalmente nuevos que muestran las nuevas ideas estéticas: la primera en Liverpool se construyó en estilo gótico; la de Guilford en un gótico moderno y simplificado con ladrillo rojo; y la más reciente, en Coventry en un estilo totalmente nuevo.

Cada época con el uso de materiales y métodos descubiertos ha de hacer su propia contribución a la arquitectura, diseñando y realizando nuevas creaciones.

Vídeos relacionados