Consejos a los maestros jóvenes; Célestine Freinet

Pedagogía. Reflexión. Aprendizaje. Enseñanza. Pedagogía del caballo que no tiene sed. Pedagogía del caballo que golpea hacia la alfalfa y el abrevadero

  • Enviado por: Soner
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad

Benemérita Escuela Normal Urbana Federal “Fronteriza”

Tema:

Consejos a los Maestros Jóvenes; Freinet, Célestine (1982)

Breve Reflexión

Materia:

Iniciación al Trabajo Escolar

Mexicali, B. C.

Mayo, 2006

Pedagogía del caballo que no tiene sed ó Pedagogía del caballo que galopa hacia la alfalfa y el abrevadero… ¿Cuál eliges tú?

Al principio del texto se encuentra una breve historia de la cual se pueden tomar muchos puntos importantes. De una forma sencilla nos invita a reflexionar acerca de la forma en que queremos, como futuros docentes, enseñar; yo lo entiendo de la siguiente manera: muchas veces los maestros se imponen, más que nada los tradicionalistas, obligan a los alumnos a aprender, no se ponen a pensar si en ese momento el alumno tiene ganas de aprender o si es el momento en el que el niño esta listo para recibir ese aprendizaje. Por más que te esfuerces en obligar al niño a recibir algún conocimiento, en un momento no adecuado, el alumno no aprenderá, él “vomitará” ese conocimiento, debido a que no es tiempo, primero debemos darle libertad y ya después el niño por si solo tendrá el deseo y las ganas de recibir ese conocimiento, entonces el alumno va aprender, va a retener ese conocimiento, no lo va a vomitar porque en este momento se dio cuenta de que lo necesita.

Las técnicas de Freinet han sido muy analizadas y experimentadas, dan buen resultado, ayudan a entender a las nuevas formas de trabajo.

La escuela puede ser una continuación del medio familiar y social, significa que cuando el alumno llega no se debe imponer las normas, no hay que militarizarlos. Ellos tienen muchas cosas que decir, mucho que compartir, hay que obtener beneficio de todas esas riquezas que posee el niño.

La escolástica, un término muy usado en el texto, es el conjunto de métodos, de procedimientos y trucos, que la escuela tradicional utiliza para hacer creer que todos los conocimientos provienen de la cabeza del maestro y en los libros. Los conocimientos también provienen de los niños, los nuevos métodos mencionan que se debe dejar hablar a los niños, darles libertad, los progresos de lectura y escritura se hacen mediante tanteos experimentales, por ejemplo el niño realiza un dibujo y lo explica, en este momento esta hablando con el dibujo, es un lenguaje muy sutil. De aquí se pasa a la siguiente fase: la del texto libre, dejar al niño que exprese sus experiencias, sus anécdotas, etc. en colaboración de sus compañeros, pueden escribir textos. Partiendo de lo anterior llegamos al concepto de método natural, consiste en que el niño aprende a leer y escribir de la misma forma que aprende a hablar.

Los textos que escriban deben publicarse para que el alumno se de cuenta de que escribir tiene una finalidad, que no es solo una aburrida actividad de copiar lecciones y de hacer planas y planas de números de uno en uno hasta la hora del recreo. Si el alumno tiene motivación de escribir, tendrá más confianza en si mismo y en sus posibilidades. El maestro con esta práctica adquiere la costumbre de ponerse al nivel del niño, de partir de lo que nace, de ayudar a la semilla a crecer y a desarrollarse, así nace una pedagogía moderna.

Otras cuestiones que nos hacemos son: ¿tendrá el niño suficientes ideas?, ¿sabrá cómo expresarlas?, la respuesta indudablemente es: si, el niño es capaz de hacerlo, si no lo hace es porque la escolástica lo ha hecho mudo y ciego, capaz únicamente de repetir y copiar. El niño solo aprende a hablar hablando, a caminar caminando, sólo aprende a redactar escribiendo y redactando. Mejorará su redacción conforme vaya escribiendo, el texto libre es el mejor ejercicio de sintaxis, de gramática y de vocabulario, y que gracias al texto libre se consiguen resultados que sería imposible lograr con los adiestramientos más metódicos.

La enseñanza eficiente puede nacer del deseo del niño de buscar, de conocer, de experimentar, de expresarse.

Entonces el problema de nuestra educación, no es el contenido de la enseñanza, sino la preocupación esencial que debemos tener para hacer venir sed al niño.

La nueva enseñanza no se trata de preparar hombres que aceptarán pasivamente un contenido, sino ciudadanos que en el día de mañana sabrán hacer frente a la vida con eficiencia y que podrán exigir que se vierta en el abrevadero el agua pura y clara de la verdad.

Conclusiones

En este texto, como el titulo indica, es un muy buen consejo dirigido a nosotros los jóvenes, viene de personas con más experiencia. Me invita a reflexionar mucho, lo relaciono con la primera práctica de observación, ahora entiendo de una mejor manera el porque los niños pusieron más atención a la hora de que todos explicaban sus experiencias y daban sus puntos de vista, también entiendo porque algunos niños no trabajaron en el equipo que yo les asigne.

Regresando a la pregunta del inicio yo elijo la pedagogía del caballo que galopa hacia la alfalfa y el abrevadero, espero como futuro docente no caer en el error de darle de beber a alguien que no tiene sed, no caer en la escolástica, no quiero ser un maestro que enseñe con métodos tradicionales, alguien que prive a los niños de galopar libremente, para ello debo prepararme mucho, conocer cuales son las necesidades de los niños, saber en que momento tiene sed y cuando no, para que no vomiten lo que yo les enseñe.