Congreso de Viena

Historia universal del siglo XIX. Restauración del absolutismo. Relimitación de las fronteras. Actividades militares y políticas. Guerra de la Independencia. Napoleón. Talleyrand. Wellington. Metternich

  • Enviado por: Sebastián Edwards Palma
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


1.- Talleyrand-Périgord, Charles Maurice de (1754 -1838), político y diplomático francés que adquirió notoriedad durante la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas e influyó notablemente en el Congreso de Viena.

Talleyrand nació en París el 2 de febrero de 1754. Estudió teología en el seminario de San Sulpicio y fue ordenado sacerdote en 1779; más tarde pasó a ser abad de Saint Denis y fue designado agente general del clero de Francia en 1780. Recibió el nombramiento de obispo de Autun en 1789. Abandonó esta sede al cabo de dos años, tras suscribir la nueva Constitución Civil del Clero redactada por la Asamblea Nacional Constituyente, y fue excomulgado. El gobierno francés le envió a Londres en 1792 y allí dirigió las negociaciones encaminadas a obtener la neutralidad británica.

Talleyrand regresó a Inglaterra después de la caída de la monarquía francesa en 1792, temeroso de la orientación radical que tomaba la revolución. Cuando comenzaron las hostilidades entre Francia e Inglaterra en 1793, fue considerado como un émigré por las autoridades francesas y, tras ser expulsado de Inglaterra en 1794, se dirigió a Estados Unidos. Se le permitió regresar a Francia en 1796, y al año siguiente fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores durante el régimen del Directorio. Dimitió de su cargo en julio de 1799 y realizó una labor fundamental para asegurar el éxito del golpe de Estado del 18 de brumario por el que se proclamó el Consulado, gobernado por el primer cónsul Napoleón Bonaparte. Talleyrand sirvió como ministro de Asuntos Exteriores de Bonaparte desde 1799 hasta 1807, fecha en la que dimitió por su oposición a las guerras contra Austria, Prusia y Rusia en los dos años anteriores. Tras la caída de Napoleón, representó a Francia en el Congreso de Viena (1814-1815), donde obtuvo por parte de las potencias europeas unas condiciones lo más favorables posible para su país, garantizando los límites de 1789 de las fronteras francesas.

Durante la Revolución de julio de 1830, persuadió a Luis Felipe de Orleans, para que aceptara la corona de Francia que le ofrecían los revolucionarios parisinos. Talleyrand ocupó el cargo de embajador en Gran Bretaña desde 1832 hasta 1834 y su gestión inició una etapa de buenas relaciones entre ambas potencias. También participó en las negociaciones que culminaron con el reconocimiento del reino de Bélgica en 1839. Falleció el 17 de mayo de 1838 en París.

Wellington, Arthur Colley Wellesley, duque de (1769-1852), militar y político británico, primer ministro (1828-1830; 1834), derrotó definitivamente a Napoleón I Bonaparte en la batalla de Waterloo.

Primeras actividades militares y políticas

Nació en Dublín el 1 de mayo de 1769 y estudió en el Eton College y en la Academia Militar francesa de Angers. Sirvió como alférez del Ejército británico en 1787 y fue elegido miembro del Parlamento irlandés en 1790. Durante la guerra de la Primera Coalición (que enfrentó al régimen salido de la Revolución Francesa contra una alianza formada por la mayoría de los países europeos, desde 1793 hasta 1797), participó en la desafortunada campaña librada contra las fuerzas francesas en los Países Bajos en 1794 y 1795. En 1796, Wellesley, que había ascendido a coronel, se trasladó a la India, donde su hermano, Richard Colley Wellesley, fue nombrado gobernador general en 1797. Participó en varias campañas militares; en la batalla de Assaye de 1803 venció a los mahrattas de Peshwa, tras haber alcanzado el grado de general, y logró pacificar la región. Regresó a Gran Bretaña en 1805, donde se le concedió el título de sir y fue elegido miembro del Parlamento británico.

La guerra de la Independencia española

Wellesley tomó parte en las denominadas Guerras Napoleónicas. Luchó en las campañas emprendidas contra Francia y sus aliados en Hannover (1805-1806) y Dinamarca (1807). En 1808, tras cancelar sus preparativos de enviar una flota para liberar a las colonias americanas del dominio español, recibió el mando de las tropas británicas enviadas a Portugal; fue allí donde, en 1810, utilizó por primera vez su estrategia consistente en devastar el terreno que se dejaba atrás a medida que avanzaban las tropas. Durante la guerra de la Independencia española (1808-1814), que concluyó con la expulsión de los ejércitos de Napoleón de toda la península Ibérica, las fuerzas de Wellesley obtuvieron una serie de victorias decisivas, sobre todo en Talavera de la Reina (1809), Ciudad Rodrigo (1812), Badajoz (1812), Arapiles (que, el 22 de julio de 1812, abrió el camino hacia Madrid, la cual también tomó ese año), Vitoria (1813) y en la ciudad francesa de Toulouse, donde derrotó finalmente a los ejércitos napoleónicos (1814). Wellesley, destacado miembro del que pocos años después sería el Partido Conservador británico, se opuso durante estas campañas a las Cortes de Cádiz y a la Constitución promulgada en 1812 por éstas, manteniéndose partidario de la restauración del absolutismo del rey Fernando VII, pese a lo cual, y debido a sus triunfos militares, recibió el rango de generalísimo del Ejército español y los títulos de vizconde de Talavera y duque de Ciudad Rodrigo. En 1814, se le otorgó el título británico de duque de Wellington.

Vencedor de Napoleón y primer ministro

Fue uno de los representantes británicos en el Congreso de Viena, convocado para rectificar las fronteras europeas creadas por Napoleón y consensuar un nuevo marco para las relaciones internacionales. Las deliberaciones de esta conferencia se vieron interrumpidas en febrero de 1815, al conocerse la huida de la isla de Elba llevada a cabo por Napoleón, que regresó a Francia y reanudó las hostilidades durante el denominado periodo de los Cien Días. Wellington asumió el mando del principal Ejército aliado. El 18 de junio de 1815, con el refuerzo de las tropas del mariscal de campo prusiano Gebhard Leberecht Blücher, derrotó definitivamente a Napoleón en la batalla de Waterloo. Permaneció en Francia durante tres años como jefe del Ejército aliado de ocupación.

Regresó a Gran Bretaña en 1818 y se le concedió un cargo en el gabinete tory presidido por Roberts Banks Jenkinson, segundo conde de Liverpool. En esta época, ayudó a los exiliados españoles refugiados en Inglaterra, al considerarlos excombatientes de las guerras contra Napoleón. Abandonó su puesto gubernamental en 1827, cuando pasó a ser comandante en jefe del Ejército británico. El rey Jorge IV insistió en su nombramiento como primer ministro, en 1828. Durante su mandato, Wellington se granjeó la enemistad de los elementos más conservadores del partido tory debido a la promulgación de la Ley de Emancipación Católica en 1829. Poco después, provocó la irritación del electorado británico por oponerse a la reforma parlamentaria, lo que le obligó a dimitir y provocó la formación de un gabinete whig en 1830. Mantuvo su escaño de diputado y volvió a ocupar brevemente el cargo de primer ministro en 1834; cuando los tories regresaron al poder, pasó a ser ministro de Asuntos Exteriores (1834-1835) dentro del gabinete de sir Robert Peel. Resultó de nuevo nombrado comandante en jefe del Ejército británico en 1842, función que desempeñó hasta su fallecimiento, que tuvo lugar en Walmer Castle (Kent), el 14 de septiembre de 1852. Fue enterrado en la catedral de Saint Paul de Londres.

Metternich-Winneburg, Klemens, conde y príncipe de (1773-1859), político y diplomático austriaco, una de las más importantes figuras de la política europea del periodo comprendido entre 1814 y 1848.

Metternich nació en Coblenza (Alemania), en el seno de una familia aristocrática, el 15 de mayo de 1773 y estudió en las universidades de Estrasburgo y Maguncia. Su familia se refugió en Viena huyendo de los ejércitos revolucionarios franceses en 1794; fue allí donde Metternich contrajo matrimonio con la condesa Eleanor Kaunitz. Estuvo al servicio de los soberanos de la Casa de Habsburgo como delegado de Austria en el Congreso de Rastadt (1797) y más tarde como embajador en Sajonia (1801), Prusia (1803) y París a petición de Napoleón (1806).

Logros principales

En 1809 Metternich fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores y canciller tras las derrotas infligidas a Austria por el ejército francés. Acordó el matrimonio de María Luisa, la archiduquesa austriaca, con Napoleón I Bonaparte, pero su plan consistía en reanudar la guerra contra Francia cuando se presentara la oportunidad. Tras la penosa campaña napoleónica en Rusia, en 1812, Metternich realizó múltiples gestiones para formar una nueva coalición europea, que dos años después derrotaría al emperador francés. Durante el Congreso de Viena (1814-1815), en el que se fijaron las nuevas fronteras de Europa después de la caída de Napoleón, Metternich bloqueó los planes de Rusia, que pretendía anexionarse Polonia, y los intentos de Prusia de incorporar Sajonia a su territorio. Consiguió crear una confederación de estados alemanes, la denominada Confederación Germánica, presidida por Austria, pero no pudo establecer un acuerdo similar en Italia. Tampoco logró que la Cuádruple Alianza formada por Gran Bretaña, Rusia, Prusia y Austria, se convirtiera en un instrumento para detener el avance de las revoluciones en Europa, aunque si se produjeron intervenciones militares en la década de 1820 para frenar el desarrollo del liberalismo en España y en el reino de Dos Sicilias. Como canciller Austriaco (1809-1848) mantuvo la situación política y territorial en Alemania e Italia, y fue el político más importante de Europa hasta que quedó apartado del poder tras la Revolución de 1848. Falleció el 11 de junio de 1859 en Viena.

Valoración

Metternich despreciaba igualmente el liberalismo, el nacionalismo y la revolución. Su sistema de gobierno ideal era una monarquía que compartiera el poder con las clases sociales tradicionalmente privilegiadas.

2.- Las principales potencias —Gran Bretaña, Rusia, Prusia y Austria

3.- Conferencia europea convocada para restablecer las fronteras territoriales de Europa una vez concluidas las Guerras Napoleónicas tras la caída de Napoleón Bonaparte. Esta reunión se celebró desde septiembre de 1814 hasta junio de 1815 en Viena.

Vídeos relacionados