Conflicto Petrolero venezolano

Derecho Laboral Internacional, venezolano. Petróleo. OIT (Organización Internacional del Trabajo). Sindicatos. Trabajadores. Gobierno. Empresas. Situación Económica. PDVSA

  • Enviado por: Maria Carolina Garcia A
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 23 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

Esquema

Introducción

Capítulo I. El conflicto a nivel nacional

  • Posición de los trabajadores

  • Posición de los sindicatos.

  • Posición del Patrono

  • 1.4 Posición del Estado

    1.5 Situación económica, Política y Social que impera en el país en cuanto a las divisas entradas petroleras.

    Capítulo II. El conflicto a nivel internacional.

  • Posición de la O.I.T

  • ¿Qué respuesta le dio la O.I.T a los trabajadores?

  • Posición del gobierno ante las solicitudes internacionales

  • ¿Qué pidieron los trabajadores a la O.I.T?

  • Conclusión.

    Anexos.

    Bibliografía.

    INTRODUCCION

    La voz conflicto, del latín conflictus significa gramaticalmente: “Lo más recio de un combate, punto que parece incierto el resultado de la pelea”. El conflicto no es, pues, la pelea, sino una fase decisiva de la misma. Aquella se origina propiamente, en el momento en que se hace manifiesta las pretensiones contradictorias de ambas partes.

    El propósito del legislador es instituir un procedimiento de orden público que permita al Estado intervenir en lo más recio de una contienda de orden laboral entre patronos y trabajadores, con objeto de evitar el empleo de la fuerza, que es la huelga o el Lock out, para solucionar el diferendo.

    Puede, en resumen, afirmarse que existe conflicto colectivo en todos aquellos supuestos en que se encuentren en juego ese interes común, propio de la colectividad profesional. La lesión, o el peligro de que este se produzca, puede ser originada incluso por medidas de orden individual: supongase un despido motivado, por la adhesión de un trabajador a un sindicato.

    En Venezuela actualmente se vive en un constante conflicto colectivo, conocido o llamado CONFLICTO PETROLERO, el cual influye en el ambito político, económico y social del País; el cual desarrollaremos a lo largo de este trabajo de investigación.

    Capítulo I. El Conflicto petrolero a nivel nacional.

    1.1 Posición de los trabajadores.

    La estrategia utilizada por los trabajadores del sector petrolero fue la siguiente se reunieron con el ministro del trabajo Lino Martinez y le sugirieron formular la invitación para hacer un referendo consultivo que permita unificar al movimiento sindical con miras a contar con una sola federación representativa. Para los trabajadores, el encuentro con el ministro representa un hecho muy importante porque allí un grupo de empleados van fijar posición en torno al cese de la huelga, la cual se levantó por la emisión de un decreto presidencial

    De igual manera mas de dos mil trabajadores de lagunillas reclamaron el pago del millon de bolívares a P.D.V.S.A por el retraso en la firma de contrato.

    Los diferentes medios de protestas y presión que han hecho los trabajadores petroleros hacia el Ejecutivo Nacional, tienen como fin de hacer que el gobierno reanude las conversaciones contractuales y de la convención colectiva, debido al decontento que hay más que todo por parte de la nómina menor, debido a la forma autoritaria y antidemocratica con la que el el ejecutivo ha manejado este asunto tan delicado para con el sector petrolero.

    Los trabajadores expresaron que no pueden seguir dependiendo de las federaciones sindicales que en realidad no han defendido los derechos de los trabajadores, por eso van solo en busca de una respuesta.

    1.2 Posición de los sindicatos

    Como primera estrategia la directiva de la Federación de Empleados Petroleros (FEDEPETROL) inició un recorrido por las distintas areas operacionales de la industria del “oro negro”.

    La federación ecogió a la COL, como punto de partida, porque existió la intención, que en una asamblea surjan nuevas estrategias, que se instrumentaron en la defensa de la contratación colectiva: la federación expresó para es momento que el conflicto seguía latente, más se esperaba por la respuesta que asumiera el Tribunal Supremo de Justicia, en torno al documento presentado.

    Las medidas tomadas por los sindicatos fueron para obtener la unificación del movimiento petrolero y de tal manera llegar a un acuerdo entre el Estado y los trabajadores acerca del contrato colectivo; en cuanto a lo que respecta a la unificación de los sindicatos Ortega (presidente de Fedepetrol) criticó el hecho de que el gobierno pretenda discutir la convención colectiva hasta que se unan fedepetrol, fetrahidrocarburos y SINTRAIP. A este efecto el comité directivo nacional sometió a consideración de los empleados petroleros un referendum colectivo; Mientras tanto SINTRAIP inició ciclo de reuniones con PDVSA, la cual tuvo como objetivo comenzar a recibir información sobre la propuesta de la empresa estatal en lo que al establecimiento de un contrato colectivo moderno.

    Otra medida tomada por los sindicatos fue la Operación Morrocoy, la operación brazos caídos y el Cascazo, esto fue debido a que la Asamblea Nacional Constituyente decidió suspender las discusiones de la contratación colectiva; según el dirigente sindical Rafael Zambrano (Fedepetrol) el 3, 4 y 5 de febero se realizaron acciones en todo el país, antes de llegar a una huelga indefinida, esto lo realizaron con tomas de instalaciones y caravanas.; el Cascazo tuvo como duración media hora y Consistió en hacer ruido con los cascos de seguridad frente a las instalaciones de la industria petrolera, incluyendo contratistas y empresas de servicios. Con la Operación brazos caídos cesaron las actividades con personas presentes, hubo toma de portones en toda en el area petrolera del país. Y la operación Morrocoy consistó en retrasar el proceso de producción. Tres días de protestas locales ocuparon el escenario laboral del Estado Zulia, antes de la marcha en la capital de la República. Diferentes organizaciones sindicales y el sector obrero anunciaron en la ciudad de Maracaibo el cronograma de adtividades que mantienen la fractura entre las partes, luego de que no se concretaran acuerdos con el contrato colectivo.

    El sindicato petrolero de los Municipios Maracaibo, Urdaneta y Perijá, sindicatos petroleros de la Concepción en el Municipio Jesús E. Lossada, Unión Nacional de Marinos Petroleros (UNMP), organización sindical Marinos de Venezuela (OSMV), y representantes de Fedepetrol estuvieron presentes en el pleno.

    Indicaron que agotadas todas las instancias de no lograrse una rectificación de la decisión dada a conocer por la Asamblea Nacional Constituyente que rechazan por Incostitucional y violatoria de la leyes y los acuerdos internacionales en materia laboral, de igual manera toma por asalto los derechos de los trabajadores.

    No puede ser visto, sino como una escalada a la eliminación de la retroactividad de las prestaciones sociales y en definitiva darle un “Zarpazo” a la reinvindicaciones logradas durante 50 años de lucha del sector petrolero, el disfrute de los trabajadores de los que activan para empresas contratista y servicios, que quedan exceptuados de la proposición que hace PDVSA ya que ningún caso se hace alusión a estos trabajadores, lo que le margina de la oferta hecha.

    Señalaron, que el analisis del parrafo segundo del literal b del mensaje del presidente de PDVSA deja clara la intención de eliminar la contratación colectiva. Todo queda muy claro para quienes entienden las cosas desde el punto legal y consecuencias ya que el presidente de PDVSA indica: “quiero destacar que con esta acción se inicia una nueva etapa de relaciones laborales en la cual esperamos establecer un “moderno estilo de convención colectiva” que permitirá la mejora progresiva y constante de las condiciones de vida de los trabajadores, atender especialmete sus necesidades más imprtante, lo cual se traducirá en un aumento de productividad de nuestra empresa”.

    Para la dirigencia sindical todo lo ofrecido es “engañoso” pretende involucrar al trabajador en sus “ocultas” aspiraciones de eliminar la contratación colectiva y el movimiento sindical, quitando del medio al del sector petrolero.

    Calos Ortega (máximo representante de Fedepetrol) estuvo en la COL para lanzar duro y por el centro en contra del presidente de PDVSA, Héctor Ciavaldini, a quine califica de “terrorista” porque lo acusa de intimidar a los trabajadores para lograr que acepten el contrato colectivo ofrecido por el gobierno, en el cual, según la información que maneja se prevé la eliminación de las escuelas, comisariatos y clínicas, así como de la retroactividad.

    Para iniciar el fuego, dijo que si la gerencia de la industria quiere tomar o no una decisión que implique la violación de un contrato colectivo petrolero, la L.O.T y la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los empleados y obreros deben estar de acuerdo.

    “Por esta razón” PDVSA aplica un terrorismo, un proceso de intimidación y amenazas para lograr la aceptación de la desmejora contractual.

    Ortega, expresa que ante esta amenza los representaten sindicales, los trabajadores y las familias de estos daran una respuesta contundente que pudiera desenbocar en un conflicto. Resaltó que el secretario general de la Confederación Internacional de organizaciones Bill Jordan, envión una carta al Presidente Hugo Chavez Frías, en la cual lo invitó a respetar los derechos al personal de la empresa petrolera.

    Sobre el presidente de SINTRAIP, Ricardo Vargas, Ortega, ni ningún otro dirigente de Fedepetrol tienen los mejores conceptos. Lo acusan de vender el contrato colectivo y de actuar como esquirol mayor. Destacó que los beneficios logrados por los obreros y empleados se obtuvieron gracias la constante participación en la discusión, aclara que no se trata de un regalo de la industria a su personal sino de derechos ganados.

  • Posición del patrono.

  • José Herrera, secretario de reclamos del Sindicato de Trabajadores de la Industria Petrolera (sintraip) desmintió a los directivos de fedepetrol quienes aseguraron que las discusiones contractuales estan paralizadas “lo cierto es que PDVSA según Herrera les pidió un plazo para presentar unas propuestas que incluyen el aumento salarial que los trabajadores rechazaran o acptaran”. Idilio Velasquez, diringente de fedepetrol, responsabilizó a los directivos de ftrahidrocarburos y de sintraip por la suspensión de la discusión contractual ya que no quisieron apoyar las medidas de presión planificadas para forzar la negociación, en cambio prefirieron darle al ejecutivo nacional darle un lapso de espera innecesario. También expresó Velasquez que ya aprobaron 36 claúsulas que les han sido presentadas y estan en espera de 30 más para la discusión entre las partes; pero que aún no se puede hablar de propuesta salarial, porque está incluida en el anteproyecto de industria y que pierden el tiempo estableciendo techos como los de 1.100 bolívares.

    El presidente de petroleos de Venezuela Hector Ciavaldini declaró ilegal el llamado a un paro petrolero indefinido hecho por los sindicatos del sector, liderizados por fedepetrol. Así lo manifiesta en un comunicado a los trabajadores de la industria, que dice: “ me dirijo a ustedes con el fin de desmentir categóricamente la información de prensa referida a un supuesto acuerdo entre PDVSA y la cúpula sindical para continuar el proceso de negociaciones del contrato petrolero.” Deseo reiterar la oportunidad histórica que se nos presenta de poder formular, con la participación de todos un nuevo contrato que mejore significativamente el salario real y garantize al empleado petrolero un sistema de seguridad social que cubra areas fundamentales como la jubilación digna, un plan de vivienda justo, un sistema de salud con enfasis en lo preventivo y una educación integral para los hijos de nuestros trabajadores.

  • Posición del Estado

  • La posición del Estado es la siguiente : El Ministro del Trabajo, Lino Martínez explicó que los recursos legales presentados ante el Tribunal Supremo de Justicia y la O.I.T, no tiene una base justificada ya que los elaboraron con planteamientos generales. En tal sentido, explicó Martínez que estos recursos “no pasan de ser un planteamiento general, una protesta global sin mencionar cuales son los artículos que estan violando, hablan del convenio 87, pero este tiene muchos puntos y ellos no precisan que es lo que estan violando”.

    Aclara que no hay violación de ningún artículo de la constitución y de los acuerdos internacionales “ ni hay perjuicio a los trabajadores, porque todos estos decretos contribuyen a que el trabajador tengan mayor dominio de su organización sindical que esa organización sea más democrática y más identificada con los intereses de los trabajadores.”

    Para el Ministro del Trabajo, Lino Martínez, en estos momentos el país no está interesado, ni le conviene planterase un apralización de la principal industria, representada en el petroleo, aseguró que tampoco es un ínteres de los trabajadores, pues una de las ofertas hechas por el sector patronal para detener la discusión de la convención colectiva es ofrecer a los sindicatos compensaciones que habría que estudiar.

    Martínez expresó que si eso satisface a los trabajadores, no hay motivo para decretar paros o algo por el estilo.

    En todo caso, podría discutirse el monto y la oportunidad de la compensación lo cual “no se resuelve a través de paros y de huelgas, sino en la mesa de negociaciones”.

    De igual manera el Gobierno Nacional tiene que lograr el consenso de las tres federaciones y no de una sola (Fedepetrol) para sugerir las elecciones sindicales.

    El presidente del Congresillo, Luis Miquilena; la dirigencia sindical y los representantes del Ministerio del Trabajo y de Pdvsa acordaron anoche un compás de espera hasta el próximo lunes 28 de febrero para buscar una salida al conflicto de los trabajadores de la industria petrolera.

    Luego de la reunión de más de dos horas, las federaciones nacionales de trabajadores petroleros y de la industria de los hidrocarburos (Fedepetrol y Fetrahidrocarburos, respectivamente) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Petrolera (Sintraip) aceptaron la propuesta del Ejecutivo de diferir las negociaciones para una nueva cita el próximo lunes a las 11:00 am en la sede del Comisión Legislativa Nacional.

    En el ínterin, el Gobierno analizará la convención colectiva que Pdvsa y la dirigencia sindical discuten desde octubre pasado (quedan 8 cláusulas por aprobar) y un proyecto de contrato colectivo moderno que elabora Pdvsa. La tregua también permitirá a las autoridades tomar una decisión con el presidente Hugo Chavez Frías, actualmente fuera del país.

    Carlos Ortega y Antonio Machado, presidentes de Fedepetrol y Fetrahidrocarburos, recalcaron que sólo discutirán con Pdvsa la convención colectiva 1999-2001 introducida por ambas federaciones ante el Ministerio del Trabajo el 28 de junio pasado. Según Ricardo Vargas, presidente de Sintraip, la propuesta de Pdvsa debe ser analizada.

    Sin embargo, Ortega señaló que el contrato moderno de la industria desconoce derechos innegociables de los trabajadores como la retroactividad de las prestaciones sociales y el comisariato, cuya cláusula ya fue aprobada dentro de la convención colectiva que se discute. La amenaza de la huelga indefinida de trabajadores petroleros sigue en pie, indicó el presidente de Fedepetrol.

    Por otra parte, los representantes de los comités de desempleados petroleros de los estados Zulia, Falcón y Monagas dijeron que el Gobierno volvió a diferir la firma de un convenio para reestructurar estos organismos, demora que puede ocasionar nuevos brotes de violencia en las áreas operacionales de la industria de los hidrocarburos.

    Reinaldo Bolívar, presidente del Comité Unitario de Desempleados de Paraguaná, indicó que el director de Empleo del Ministerio del Trabajo, Jaime Cruz, nada más les informó sobre la realización de reuniones sectorizadas por región, lo cual retrasa 10 días más la solución al conflicto.

  • Situación Económica, Política y Social que impera en el país en cuanto a las divisas y entradas petroleras.

  • Venezuela atraviesa por una etapa de huelgas, manifestaciones y disturbios. Los trabajadores petroleros paralizaron sus actividades por once horas, los profesores de las universidades públicas protestaron en caracas y los médicos acordaron ir a un conflicto nacional. En definitiva el clima nacional se presenta muy tenso.

    Otros sectores han alzado su voz en una protesta. Los buhoneros de la baralt piden no ser desalojados, los religiosos reclaman el respeto a la vida desde la concepción, los transportistas quieren aumentar el pasaje y los empleados públicos le exigen al presidente Hugo Chavez, que cumpla con su promesa de aumentar el sueldo.

    Este entorno no es nada alagador, pero es la realidad. El presidente Chavez pidió paciencia para poder superar la crisis y vencer a los “mil demonios” que tanto dentro como fuera de la nación quieren impedir el proceso de cambio. Aclaró que el no puede hacer milagros.

    El sector petrolero mantuvo en vilo al país por el anuncio de un paro, pero transcurrida once horas el decreto 36.904 publicado en gaceta oficial, donde se le cataloga de ilegal y deja sin efecto las proximas protestas en la administración pública, obligó a suspender la acción.

    Miquilena dijo al respecto que esta decisión no afecta las conversaciones en esta area, pero si invita al gremio sindical a ir a un proceso comisial interno para elegir nuevas autoridades antes de efectuar la discusión de la cobtratación colectiva. La posición de PDVSA fue tajante y así lo planteó su presidente Hector Ciavaldini: “El paro fue un rotundo fracaso, apenas se cumplió en un 10%, lo que demuestra que los sindicaleros corruptos no tienen razón en sus planteamientos, además las claúsulas que proponen son inmorales, porque vulneran a los trabajadores de las industrias”.

    La respuesta de la CTV y de Fedepetrol fue la de acatar el decreto y así lo anunciaron Carlos Ortega y Carlos Navarro, quienes coincidieron en señalar que en la conciencia de PDVSA queda las voz de miles de trabajadores que rechazan la gestión de Ciavaldini “por la estabilidad de los trabajadores nos mantendremos serenos”

    Según Fedepetrol, las intenciones del Gobierno Nacional es desmojorar las situación socioeconómica de los trabajadores eliminando el comisariato, la póliza de hospitalización, cirugía y maternidad, medicina integral, escuela y los campos.

    Aunque la reseción del año pasado elevó más de cinco puntos el indice de desocupación regional por las cercanías físicas con la induatria petrolera, la eliminación de puestos de trabajos formales no se detiene. Solamente en dos meses y una semana la caja regional del instituto venezolano de los seguro sociales ha procesado nueve mil solicitudes del beneficio conocido como paro forsozo, compensación monetaria transitoria para quienes son despedido por su patrón.

    1999 marcó un record en lo que a cesantía se refiere, esta oficina pública regional recibió 5800 peticiones en el mes de agosto cifras sin precedente que puso a prueba su capacidad de respuesta.

    El 2000 no parece ser el fin de este ciclo recesivo. Fuentes cercanas al IVSS informaron que en enero pasado, 4.600 solicitudes fueron aprobados inicialmente y enviadas posteriormente a Caracas para su confirmación definitiva.

    En evidente desafío al Gobierno del presidente Hugo Chavez, los dirigentes y grupos de trabajadores que se declararon en huelga contra Pdvsa y exigieron la renuncia del presidente de la empresa petrolera, Héctor Ciavaldini, tomaron las principales vías de Barcelona y Puerto la Cruz desde las 5:00 am y provocaron un gran caos en las instalaciones de la industria petrolera, al igual que en toda la actividad pública y productiva de la zona norte de Anzoátegui.

    El comercio, la banca y las oficinas públicas registraron un fuerte ausentismo laboral. La toma de la avenidas en Sierra Maestra, en el puente elevado en la avenida Municipal y en otros puntos claves impidió toda posibilidad de transporte entre las dos ciudades hasta bien avanzada la mañana.

    Los manifestantes reclamaron la presencia del gerente distrital de Pdvsa, Alfredo Martínez, pero el funcionario no se presentó. Además, la Guardia Nacional les impidió franquear los portones, por lo que comenzaron a dispersarse cerca del mediodía.

    No obstante, voceros de Pdvsa y de Pequiven dijeron que ni en Píritu ni en Puerto Píritu hubo problemas para la movilización de los trabajadores. Esto, según los portavoces de la industria, restó fuerza laboral al paro en el complejo industrial de Jose.

    La acción huelguística impidió la movilización de más de 90% del personal que reside en Barcelona y en Puerto La Cruz, debido a las acciones adoptadas por los sindicalistas para evitar la salida de los autobuses que habitualmente prestan el servicio de transporte. No obstante, Pdvsa, las empresas de la apertura petrolera (Petrozuata y Sincor) y las compañías petroquímicas del complejo de Jose -principal área operativa de la industria petrolera y petroquímica en el norte de Anzoátegui- dijeron que el plan de contingencia, en el que participaron ingenieros y personal de la nómina mayor, mantuvo operativas todas las áreas de producción y despacho de crudos y refinados. "Los despachos de exportación no se han paralizado ni un instante", aseguró el gerente de Pdvsa en el distrito Puerto La Cruz, Alfredo Martínez.

    Al lograr un acuerdo con la directiva de Pdvsa, el sindicato de trabajadores de PDV Marina (SUMA) contribuyó a restarle peso al conflicto petrolero encabezado por Fedepetrol y Fetrahidrocarburos.

    SUMA agrupa a unos 600 trabajadores, entre marinos mercantes y personal de tierra. Según su presidente, Humberto Arciniegas, esta organización nunca se incorporó realmente al conflicto, ya que el proceso de negociaciones duró 3 días consecutivos.

    Arciniegas dijo que al final de las conversaciones se logró el respeto a la discusión de la convención colectiva y el mantenimiento de la retroactividad de las prestaciones sociales, a cambio de ir a elecciones para relegitimar a las autoridades de la organización.

    Otra agrupación obrera disidente, en lo que respecta a la convocatoria a paralizar a la industria petrolera, fue el Movimiento Clasista La Jornada. Raúl Parica, quien dirige este grupo conformado por trabajadores petroleros de Puerto La Cruz, rechazó el llamado de "los burócratas de las directivas sindicales tradicionales", aunque exigió también retomar las negociaciones de la convención colectiva petrolera.

    Capítulo II. Conflicto a Nivel Internacional

    2.1 Posición de la O.I.T

    La Organización Internacional del Trabajo recomendó reformar la Ley Orgánica del Trabajo vigente, porque varios de sus artículos no se ajustan a los convenios suscritos entre Venezuela y esa institución.

    Para la organización internacional, la Ley Orgánica del Trabajo establece demasiados requisitos para la constitución de los sindicatos en cuanto a sus objetivos. Se debe modificar la cláusula que establece que en la directiva de las organizaciones de trabajadores deben estar sólo sindicalistas de nacionalidad venezolana.

    La OIT dará asesoría a la comisión, a través de un programa para incorporar los convenios de la organización en la reforma. Este proyecto se iniciará la segunda quincena de mayo en Caracas, con un taller sobre las normas y convenios de la organización.

    2.2 ¿ Qué pidieron los trabajadores a la O.I.T ?

    los trabajadores hicieron contactos con la organización internacional del trabajo para ir a un boicot del petroleo de Venezuela, si no hay una reflexión entorno a las reinvidicaciones de los trabajadores.

    2.3 ¿Qué respuesta le dio la O.IT a los trabajadores?

    La O.I.T le dijo a los trabajadores que Los decretos de la Asamblea Nacional Constituyente, que norman el funcionamiento y las actividades de las organizaciones sindicales y las relaciones laborales en el país, están generando una acción de condena en los organismos internacionales del trabajo, porque observan con preocupación la "clara actitud antisindical del Gobierno venezolano".

    Las expresiones de rechazo son lideradas por la Organización Internacional del Trabajo, organismo de las Naciones Unidas que resolvió el pasado viernes enviar nuevamente una misión de especialistas que arriba hoy a Caracas.

    La delegación está integrada por Victor Tockman, director de la Oficina Regional de la OIT; Daniel Martínez, director de la Oficina de Area y Equipo Técnico para los Países Andinos, y Horacio Guido, especialista del Comité de Libertad Sindical del Consejo de Administración de la organización, quienes iniciarán mañana lunes consultas con las autoridades sindicales y del Gobierno, entre ellas, el vicepresidente de la República, Isaías Rodríguez.

    La delegación es la tercera que en menos de 15 días envía a Venezuela el presidente de la OIT, Juan Somavia, con la misión de alertar a las autoridades venezolanas sobre la incompatibilidad de los decretos de la ANC con los principios más fundamentales de la OIT, contenidos en los convenios sobre libertad sindical, ratificados por más de 150 países, entre ellos, Venezuela.

    2.4 Posición del Gobierno ante las solicitudes internacionales

    El pasado 21 de enero, el delegado Daniel Martínez, transmitió al ministro del Trabajo, Lino Martínez, las conclusiones del informe técnico de la OIT sobre, el para ese momento anteproyecto de decreto sobre elecciones sindicales libres y ética sindical, democratización y unificación sindical.

    Martínez fue tajante entonces: "Quiero ser claro: la opinión técnica que hemos transmitido oficialmente al Gobierno venezolano es que ese anteproyecto viola el Convenio 87. Confiamos que las autoridades no aprueben ninguna ley que viole los convenios ratificados por el país...".

    El especialista de la OIT precisó que el proyecto en cuestión suscitaba "reservas de suma gravedad" en esa organización e instó al Gobierno a "modificar en profundidad el contenido del proyecto en consulta con las organizaciones más representativas de trabajadores.

    Cinco días después, Martínez y Luis Zamudio, especialista en Normas Internacionales del Trabajo de la OIT, estaban nuevamente en Venezuela para participar en las reuniones que fueron convocadas por la directiva de la ANC, con la promesa de que el texto que fuese acordado por los representantes de las organizaciones sindicales sería respetado y la plenaria de la ANC lo aprobaría sin reservas.

    Los dirigentes sindicales y el segundo vicepresidente de la ANC, Aristóbulo Istúriz, con el delegado de la OIT como testigo suscribieron un acuerdo, que fue presentado a la opinión pública el 27 de enero. No obstante, se produjo un cambio de última hora que Carlos Navarro, presidente encargado de la CTV, calificó de "madrugonazo": la ANC elaboró cinco decretos incluso sobre materias que no se habían conversado, como la contratación colectiva de Pdvsa y de la administración pública que aprobó con fecha 28 de enero, última día de plenaria en el Palacio Federal Legislativo, la cual no pudo celebrarse por falta de quórum.

    Nuevamente, la misión de la OIT retornó al país con un mensaje claro de rechazo a las decisiones de la Asamblea, y a reiterar la advertencia de que mantener la actitud antisindical "anticipa críticas severas de los órganos de control de la organización".

    EL CONFLICTO PETROLERO

    Maracaibo, 29 de mayo del 2000

    Conclusión

    Podemos concluir que en Venezuela se han presentado momentos de crisis laboral a lo largo de los años, específicamente en el campo petrolero que es desde el punto de vista que desarrollamos nuestro trabajo. Se presentan una serie de descontentos por parte de los trabajadores, sindicatos y federaciones para con PDVSA y el gobierno nacional, en cuanto a la contratación colectiva y las claúsulas que les ha presentado PDVSA a los mismos, en las cuales éstos difieren, es por ello que se ha desarrollado el conflicto petrolero y ha llegado hasta el punto de recurrir ante los organismos internacionales; Desde el punto de vista ecónomico, la suspensión contractual beneficia a PDVSA, pues la empresa busca ahorrar costos con una convención integracionista.

    De igual manera se encuentran en conflicto interno las federaciones y los sindicatos, los cuales han llamado a comisios para nombrar a los representantes y de una vez por todas resolver el conflicto con PDVSA y el Estado, y para la fecha todavía no han llamado a referendum y es por ello que el conflicto aún no ha sido resuelto, y hasta que no halla una unificación entre los sindicatos el problema no va a poder ser resuelto.

    Bibliografía

    • ALFONZO-GUZMAN. RAFAEL. Nueva didactica del derecho del trabajo. Novena edición. Caraca 1996

    • Diario Panorama. Maracaibo Venezuela

    • Diario La Verad. Maracaibo Venezuela

    • Diario el Nacional. Caracas Venezuela

    • Diario el Universal. Caracas Venezuela

    INTERNET.

    • Organización Internacional del Trabajo. www.oit.org

    • El universal digital www.EUD.COM

    • EL Nacional On Line www.elnacional.com