Conflicto árabe-israelí

Historia universal. Guerra entre Palestina e Israel. Intervención de EEUU (Estados Unidos). Ariel Sharon. Yaser Arafat

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 13 páginas
publicidad

Israel hace oídos sordos a EEUU.

El gobierno norteamericano comenzó a incrementar la presión sobre Israel para que ponga fin a su ofensiva en Cisjordania y que retire sus tropas de las ciudades ocupadas. Según se informó el presidente norteamericano, George Bush volvió a comunicarse por teléfono anoche con el primer ministro Ariel Sharon para pedirle que ponga fin a su escalada bélica y el primer ministro se comprometió a "hacer todos los esfuerzos para terminar los antes posible" la campaña militar en Cisjordania y reiteró que los soldados volverán a sus cuarteles una vez que "se haya concluido la tarea".
Por su parte, la consejera de Seguridad Nacional estadounidense, Condoleezza Rice señaló que el repliegue de las tropas israelíes de los territorios palestinos "debe comenzar sin demora, ahora, no mañana".
"El mensaje es muy claro" y "es tiempo de comenzar sin demora el retiro", declaró Rice a la cadena estadounidense de televisión CBS. La consejera del presidente George W. Bush se negó a fijar un calendario para el retiro israelí de las ciudades palestinas ocupadas en el marco de la Operación Muralla. "Comprendemos que una operación militar de esta importancia no puede detenerse en un instante", añadió Rice.
Sin embargo, la consejera de la presidencia aclaró que el inicio de la retirada israelí no debería postergarse hasta la llegada a la región del secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, que partió anoche de Washington hacia Marruecos, Europa y Medio Oriente.
"Los fundamentos de la paz están en peligro", advirtió la consejera de seguridad nacional, quien aseguró que Bush "espera resultados" de ambas partes, al tiempo que informó que la conversación telefónica entre Bush y el primer ministro israelí, Ariel Sharon, había sido "franca y amistosa".
Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, se declaró satisfecho ayer con la respuesta de Israel a los reclamos del presidente George W. Bush para que ponga fin "sin demora" a la ofensiva militar en los territorios palestinos.
"Lo que el presidente Bush le pidió al primer ministro Ariel Sharon fue comenzar el proceso de repliegue y que lo haga ahora", dijo Powell en una entrevista con la cadena Fox antes de su partida para una gira por Medio Oriente.
Por su parte y por primera vez Sharon reconoció ayer la posibilidad de "desacuerdos" con Estados Unidos al comentar el llamamiento del presidente estadounidense George W. Bush a una retirada "sin demora" de las tropas israelíes de las localidades palestinas ocupadas durante los últimos días.
"Una de nuestras prioridades es conservar relaciones con nuestros amigos, sobre todo con Estados Unidos. Pero es cierto que a veces puede haber desacuerdos", afirmó Sharon en la televisión pública.
Sharon rechazó de plano la petición de Bush de ordenar la retirada del ejército israelí.

ADVERTENCIA EUROPEA
Por su parte, el ministro español de Relaciones Exteriores, Josep Piqué, planteó ayer la posibilidad de que la Unión Europea sancione a Israel con el fin de ejercer presión para que sea declarado un cese al fuego en el Medio Oriente, aunque reconoció que podrían existir dificultades para que los miembros del bloque alcancen un acuerdo sobre esa medida.
Por su parte, el canciller de Bélgica sugirió que la UE reconsidere sus relaciones comerciales con Israel.
Piqué, cuyo país ostenta la presidencia rotatoria de la UE, insistió en que es necesaria una postura unificada de Estados Unidos, Rusia y el bloque europeo para encontrar una solución al sangriento conflicto entre Israel y los palestinos.

Conflicto árabe-israelí

Guerrilla reanuda ataques a posiciones israelíes; Israel responde

KFAR CHOUBA, Líbano.- Las guerrillas reanudaron el lunes sus ataques a posiciones israelíes en el sur del Líbano, e Israel respondió con ataques aéreos y fuego de artillería.
Una columna de humo negro espeso ascendía desde un puesto israelí en Chebá después que al parecer fue atacado por las guerrillas de Jezbolá a eso de las 4 de la tarde (1300 GMT).
Un avión israelí disparó tres cohetes en los alrededores del pueblo libanés de Kfar Chouba. La artillería israelí también cañoneó otras zonas vecinas.
Los aviones israelíes también atacaron blancos cerca del pueblo de Hasbaya, a 8 kilómetros al norte de la frontera. Las guerrillas dispararon al menos un cohete contra el avión atacante.
Se ignoraba por el momento si había bajas.
La lucha se produjo un día después que siete soldados israelíes fueron heridos en la frontera con el Líbano.
La emisora de televisión al-Manar, de Jezbolá, dijo que el grupo atacaba las posiciones israelíes en Chebá, una zona en disputa en la frontera del Líbano con las colinas del Golán, ocupadas por Israel.
La intensificación del conflicto en los últimos días ha hecho que diplomáticos de Estados Unidos, la Unión Europea y las Naciones Unidas advirtieran a Israel y el Líbano sobre el peligro de reanudar sus hostilidades en la frontera.
Israel convocó el lunes unidades adicionales de la reserva para cumplir servicios en la zona.
Aviones israelíes sobrevolaron el Líbano el lunes por la madrugada e hicieron pasadas supersónicas sobre la capital Beirut, una medida familiar en momentos de tensión entre ambos estados.
La violencia estalló cuando las guerrillas libanesas respondieron a la ofensiva israelí en Cisjordania. Hasta entonces, la frontera había estado prácticamente tranquila desde que las tropas israelíes se retiraron del sur del Líbano en el 2000.

Arafat acorralado por el fuego israelí

Mientras las ráfagas de metralleta y explosiones de las granadas israelíes se escuchaban ayer por los pasillos del cuartel general de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en la ciudad cisjordana de Ramallá, el líder palestino, Yasser Arafat, no paraba de hablar por sus teléfonos celulares con distintos líderes mundiales y medios de prensa extranjera, para solicitar la protección internacional y denunciar la vasta operación militar emprendida por Israel contra el corazón político palestino.
Con su ametralladora Uzi cerca, Arafat dejó en claro a la cadena de televisión qatarí Al Jazeera que "hemos elegido el camino del martirio". "(El Premier israelí, Ariel) Sharon quiere hacerme prisionero o matarme, pero me matarán. Seré un mártir antes que rendirme", dijo.
Luego de declarar a Arafat su "enemigo" por no detener los atentados suicidas palestinos (como el ocurrido el pasado miércoles en la ciudad costera de Netanya, que dejó 20 israelíes muertos) y no desbaratar las redes terroristas, Israel ordenó la madrugada de ayer a sus tanques rodear el cuartel de la ANP y disparar contra sus dependencias, dando comienzo a la operación "Muro de Defensa".
Al cañoneo siguió el ingreso de las tropas de elite israelíes a los diferentes edificios que componen el complejo de la ANP, para lo cual hicieron grandes forados en las paredes de los inmuebles. Se produjeron entonces varios enfrentamientos entre los soldados y los guardias palestinos, con un saldo de siete palestinos y dos militares israelíes muertos, además de decenas de heridos.
Por su lado, el Ejército israelí informó anoche que detuvo a más de 70 palestinos en el cuartel general, los cuales serán interrogados.

A través de Al Jazeera, Arafat lanzó una acusación directa contra EE.UU. al afirmar que "los tanques israelíes no se habrían movido si Washington no hubiera querido".
Como acto de represalia por el ataque en Ramallá, Haya Idris, de 16 años, una terrorista suicida de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, se inmoló en un supermercado de Jerusalén Oeste, matando a un guardia y causando 23 heridos.
Sin luz ni agua
Junto con declararlo "enemigo" de Israel, Sharon prometió "aislar" al presidente palestino, objetivo que logró anoche. Sus soldados ingresaronaledificio donde Arafat permaneció todo el día de la ofensiva, sitiándolo en el segundo de los cinco pisos del inmueble.
Para hacer más efectivo su aislamiento, el Ejército israelí cortó la luz, el agua y desconectó las líneas telefónicas de todo el cuartel general, por lo que Arafat sólo podría comunicarse al exterior con sus celulares mientras duren sus baterías.
En reacción a lo sucedido en Ramallá, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, pidió a Israel que actúe con "la necesaria moderación", Conflicto árabe-israelí
agregando que Sharon "me ha asegurado que (esa acción) no incluiría matar a Arafat, ni tampoco hacerle daño".
El alto funcionario llamó a Arafat a actuar firmemente contra los atentados, pues "estos son los que han desencadenado la actual crisis".
El ministro palestino de Información, Yasser Abed Rabbo, expresó la molestia de la ANP por las palabras de Powell, pues "no tiene una posición clara para saber si (EE.UU.) apoya la agresión contra el pueblo palestino o si está en contra".

Aviones israelíes atacaron campamento palestino

JERUSALEN.- Tres palestinos, entre ellos una anciana, murieron hoy lunes y decenas de residentes resultaron heridos en el campo de refugiados palestinos de Nur e-Chams, junto a la ciudad de Jenín, a raíz de un ataque de helicópteros de Israel.
Tropas israelíes apoyadas por carros blindados invadieron esta madrugada el campo, por segunda vez desde la semana anterior, al decidir anoche el Gabinete de Seguridad Nacional, presidido por Ariel Sharon, intensificar los ataques contra la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a fin de "presionar" a su presidente, Yasser Arafat, a "combatir contra el terrorismo".
Otro muerto en el ataque fue Amjad Afuri, activista buscado por Israel de las "Brigadas de los Mártires de Al Aqsa", según fuentes militares, y un tercer residente palestino, no identificado.
Desde que comenzaron las operaciones esta madrugada en el campo de refugiados palestinos de la ciudad de Rafah, al sur de la franja de Gaza, y en el de Nur e-Chams de Jenín, perdieron la vida siete palestinos, y otro falleció a causa de las heridas que recibió el sábado anterior en un enfrentamiento con soldados en el campo de Balata.
De momento se ignora cuál es el número de los heridos en el de Nur e-Chams. Los israelíes por su parte informaban este mediodía de un soldado herido en choques con miembros la resistencia palestina.
El Primer Ministro Ariel Sharon informó hoy a la Comisión Parlamentaria para Asuntos de Defensa y del Exterior de que el Ejército seguirá operando en los campos de refugiados "para impedir los ataques terroristas" contra objetivos israelíes, lo que despertó duras críticas de los diputados del frente pacifista Merets.
Por su parte, el movimiento Al Fatah, que preside Yasser Arafat, emitió hoy en Ramala un comunicado condenando los ataques palestinos contra civiles en territorio israelí, como el lanzado el sábado pasado por un suicida de las "Brigadas de los Mártires", que se inmoló y causó diez muertos y casi 50 heridos en Jerusalén.

Nuevo espiral de violencia Medio Oriente

Cinco israelíes y tres palestinos murieron este martes en la mañana en una serie de ataques contra fuerzas israelíes, mientras que un atentado con bomba en el patio de una escuela en un barrio árabe de Jerusalén causó cuatro heridos.
Esta serie de atentados se produce un día después de una nueva jornada particularmente sangrienta en la que murieron 16 palestinos, entre ellos cinco niños y un médico a bordo de una ambulancia.
En la madrugada, en Tel Aviv, un palestino mató a tres israelíes e hirió a otros 30 cuando disparó con un fusil de asalto contra los clientes de un restaurante situado en la ruta de Petach Tikva, una de las principales arterias de la ciudad donde numerosos locales permanecen abiertos toda la noche. El atacante fue muerto.
Según varios testigos, el asaltante, armado con un fusil M-16, un cuchillo y granadas, tomó posición en el puente Maariv, frente al local del cotidiano del mismo nombre.
El lunes, el Primer Ministro israelí Ariel Sharon había declarado que los palestinos tenían que sufrir aún "muchas pérdidas, para que sepan que no obtendrán nada con el terrorismo".
"Cualquiera que desee negociar con ellos debe primero golpearlos duramente para que sepan que no obtendrán nada con el terrorismo", sostuvo.
En Afula (norte de Israel), un israelí fue muerto en un ataque suicida contra un autobús en el cual también murió el autor, indicaron fuentes policiales.
Unos 10 pasajeros más resultaron heridos en dicho atentado, indicó la radio pública israelí, citando a fuentes de Maged David Adom, el equivalente de la Cruz Roja israelí.
En Belén (Cisjordania), una colona israelí que circulaba en un automóvil cerca de esta ciudad autónoma palestina fue muerta por disparos palestinos.
Un portavoz del gobierno israelí acusó una vez más al presidente palestino Yasser Arafat de ser "directamente responsable" de los tres ataques.
"El dio ahora la orden general de hundir a Israel en un baño de sangre", dijo el portavoz Avi Pazner.
Cuatro palestinos fueron heridos por la explosión de una bomba este martes en la mañana cerca de una escuela de Jerusalén este, en el barrio árabe de Sur Baher, según la radio pública.
Según esta emisora, un interlocutor anónimo que se reclamó de un grupo clandestino de extrema derecha israelí reinvindicó por teléfono este atentado para "vengar a los niños judíos muertos por los terroristas palestinos".
En Hebrón, un policía palestino fue muerto y otros dos heridos en la noche del lunes durante un ataque del ejército israelí contra la localidad de Dura.
Mohammed Al Atta Auna, de 32 años, así como los dos heridos, integraban la Fuerza 17 encargada de la guardia personal del Presidente palestino Yasser Arafat.
Esta espiral del violencia, que ha causado unos 70 muertos de ambos campos desde el 28 de febrero, sucede luego de un ataque de gran envergadura del ejército israelí contra los campos de refugiados palestinos de Jenín y Balata (Cisjordania).
lunes, el ejército israelí, que emprendió acciones de represalia, mató a 16 palestinos, entre los cuales había cinco niños, así como a un médico que viajaba en una ambulancia.
En total, 1.365 personas murieron desde el comienzo de la Intifada, en setiembre de 2000, entre las cuales había 1.030 palestinos y 310 israelíes.

Sharon anuncia fin del bloqueo a Arafa

JERUSALÉN/AGENCIAS.- El Primer Ministro israelí, Ariel Sharon, dio anoche un giro en su política respecto al Presidente palestino, Yasser Arafat, al estimar que se habían cumplido las condiciones para poner fin a su confinamiento de tres meses en Ramallá (Cisjordania), en una jornada marcada nuevamente por la violencia y la muerte de cinco palestinos.
En declaraciones durante una ceremonia militar retransmitida por la televisión pública, Sharon juzgó que el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) podría pronto recobrar su libertad de movimiento.
"Estimo que se han cumplido las condiciones que había impuesto para que Arafat salga de Ramallá. Hay que respetar nuestros compromisos", afirmó refiriéndose a la detención por parte de los servicios secretos de la ANP de los cinco palestinos implicados en el asesinato el pasado 17 de octubre del ministro israelí de Turismo Rehavam Zeevi.
Sharon exigió especialmente la detención de Ahmed Saadat (que se concretó el pasado 15 de enero), jefe del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), grupo que reivindicó el asesinato de Zeevi en venganza por la muerte de su anterior líder, Abu Alí Mustafá, a quien el Ejército mató en agosto de 2001.
El Premier israelí no señaló la fecha exacta de cuando terminará el confinamiento del líder palestino, limitándose a decir que después "de lo ocurrido el sábado, no pudimos aplicar inmediatamente nuestros compromisos", en alusión a los dos atentados en un café de Jerusalén y la ciudad costera de Netanya que causaron 13 muertos israelíes. Ese mismo día, la ANP informó a Israel la captura de Majdi al Rimawi, considerado por el gobierno de Sharon como el cerebro del asesinato del ministro Zeevi.
Tampoco precisó si podrá viajar libremente al extranjero, sobre todo a la cumbre de la Liga Árabe en Beirut, los días 27 y 28 de este mes.
La radio pública, citando a responsables israelíes, indicó que sería autorizado a salir de la ciudad de Ramallá antes de la llegada el próximo jueves a la región del enviado estadounidense para Medio Oriente, el general Anthony Zinni.
Por su lado, EE.UU., junto con condenar los últimos hechos de violencia en Medio Oriente, dijo ayer que ha centrado todas sus esperanzas de frenar los enfrentamientos entre palestinos e israelíes en la gestión que pueda realizar Zinni.
Misión de Zinni
"Él se va a quedar en la región y luchará para buscar una solución", afirmó ayer el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell. "No permitiremos que los actos de violencia impidan la gestión de Zinni".
Por su lado, el gobierno israelí autorizó ayer al Ejército a intensificar sus ataques contra objetivos palestinos, lo que se tradujo en el bombardeo a dependencias de la ANP.Además, en un confuso incidente dos palestinos murieron ayer por la tarde cuando el vehículo en el que viajaban estalló cerca de la localidad de Jebel al Mukabber, en la entrada sur de Jerusalén Este.
Otro palestino falleció por disparos de soldados israelíes cerca de Naplusa, en Cisjordania, y un cuarto fue abatido por el Ejército cerca de un retén también en Jerusalén Este. Por la mañana, un palestino fue muerto en la Franja de Gaza después de acuchillar a un colono y disparar contra un soldado.
Anoche, un israelí resultó herido al ser alcanzado por disparos contra una discoteca aledaña a una sinagoga en Ashdod (sur de Israel).
La coalición ultranacionalista Unión Nacional-Israel Betenu anunció ayer que abandonará el gobierno de unidad nacional, tras la decisión del Primer Ministro, Ariel Sharon, de ceder en su exigencia de "siete días de calma" antes de reanudar las negociaciones con los palestinos.
"Debido a que Sharon ha roto el principio de que no se negociará bajo el fuego, la agrupación parlamentaria ha decidido que no formará parte de un gobierno derrotista", expresó el bloque político, que cuenta con siete diputados y con dos ministros en el gobierno: Avigdor Lieberman (Infraestructuras) y Beni Elón (Turismo).
El frente ultranacionalista aboga por el fin de la ANP y el exilio del líder palestino, Yasser Arafat. Por ello, aunque ya no estará en el gobierno, dijo que apoyará toda decisión de Sharon destinada a lograr una aplastante victoria militar sobre los palestinos.
Riyad ofrece "paz total" a Israel
Arabia Saudita amplió ayer la propuesta de paz del príncipe heredero Abdalá ben Abdel Aziz al ofrecer a Israel "la paz total con las naciones árabes", al cabo de tres días de reuniones de los cancilleres de los países que integran la Liga Árabe en El Cairo.
El Canciller saudita, el príncipe Saud al Faysal, explicó que la iniciativa de Abdalá, lanzada el pasado 17 de febrero, hablaba sólo de "una normalización completa" de las relaciones entre los países árabes e Israel, a cambio de una retirada total israelí de los territorios ocupados desde 1967 y la creación de un Estado palestino con Jerusalén Este como su capital.
Algunos cancilleres árabes - que asistieron a la cita preparatoria de la cumbrede la Liga Árabe del 27 y 28 de marzo próximos- manifestaron que la frase aludía más a contactos entre pueblos que entre gobiernos, por lo que, atendiendo a un pedido expreso de Siria, Riyad aceptó hablar de "paz total" en lugar de "normalización completa".
"La frase "paz total" significa relaciones diplomáticas normales con Israel, mientras que la palabra "normalización", si bien también englobaba a las relaciones diplomáticas normales, desde el punto de vista de algunos países árabes, podía quedarse sólo en contactos a niveles no gubernamentales", explicó un diplomático.

Consejo europeo pide libertad de Arafat

Misión de Zinni se complica por violencia

JERUSALÉN/AGENCIAS.- La violencia, latente en Medio Oriente, se desató ayer causando varios muertos, con la reanudación de los ataques palestinos en Israel y una incursión israelí en Belén (Cisjordania), alejando las posibilidades de éxito del emisario estadounidense Anthony Zinni.
Dos ataques palestinos, uno de ellos suicida, fueron perpetrados sucesivamente en Kfar Saba, cerca de Tel Aviv, y en un asentamiento judío en Jerusalén este.
Un palestino abrió fuego con una pistola automática contra transeúntes en Kfar Saba, matando a una israelí e hiriendo a una quincena de personas, antes de ser a su vez baleado y muerto por un civil armado.
Las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, grupo armado vinculado a Al Fatah del líder palestino Yasser Arafat, reivindicó en un comunicado este atentado diciendo que "fue decidido para vengar a (sus) muertos".
Unas horas después, un kamikaze palestino se mató al activar la bomba que llevaba en el barrio de colonización de French Hill, en Jerusalén este, ocupada y anexionada, ocasionando una decena de heridos.
El movimiento radical Jihad Islámica en Palestina reivindicó el atentado cometido en un cruce de carretera muy concurrido, justo al lado de un autobús.
Estos ataques prueban "la mala voluntad" de Arafat y de la dirección palestina, declaró a la AFP Zalman Shoval, consejero del Primer Ministro israelí, Ariel Sharon.
Arafat "no quiere detener el terror", señaló Shoval, estimando que los ataques estaban destinados a hacer fracasar la misión de Zinni, que intenta lograr un alto el fuego.
El emisario estadounidense se reunió de nuevo anoche con Arafat en Ramallá (Cisjordania), pero no hizo declaraciones al término de esta entrevista.
Por otra parte, el vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, llegará hoy a Israel, en el marco de su gira por Medio Oriente, centrada en la "lucha antiterrorista" y un posible ataque contra Irak.
Exigencia palestina
Los palestinos exigen la retirada del Ejército israelí de todas las zonas autónomas como condición para discutir un alto el fuego.
Unas horas después de la llegada de Zinni el jueves, el Ejército israelí se había retirado de los centros urbanos palestinos, pero el repliegue no fue total ya que los tanques se apostaron en las inmediaciones de las zonas autónomas.
En la tarde de ayer, tanques israelíes efectuaron una nueva incursión en zona la autónoma palestina, penetrando en el centro de Belén.
Esa incursión desencadenó enfrentamientos entre soldados israelíes y palestinos armados, que se saldaron con un palestino muerto.

Sharon: Arafat no saldrá de Ramallá mientras no combata terrorismo

JERUSALÉN.- El Primer Ministro israelí, Ariel Sharon, dijo hoy domingo en la reunión semanal de su gabinete que el presidente palestino, Yasser Arafat, "no saldrá de Ramallá mientras no actúe contra el terrorismo".
La reunión tenía por objeto tratar la posibilidad de prohibirle a Arafat regresar a los territorios palestinos, en caso de que viaje a Beirut para participar el próximo miércoles en la Cumbre de jefes de estado árabes.
Sin embargo, funcionarios israelíes indicaron esta mañana que "a raíz de los últimos acontecimientos, Arafat no tiene muchas posibilidades de que se le permita viajar y regresar" a los territorios bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).
Las fuentes agregaron que el presidente palestino esperará "hasta última hora" para ver si va a Beirut y "está a la espera de que Sharon le ofrezca garantías" de retorno.
En su reunión los jefes de Estado árabes tratarán sobre el plan saudí, que propone la paz de esos países con Israel a cambio de su retirada de los territorios ocupados en la Guerra de los Seis Días de 1967: Cisjordania, Gaza, Jerusalén Este y los Altos del Golán.
No obstante, fuentes oficiales de la ANP insisten en que Arafat acudirá a la cumbre y previamente visitará Egipto, donde se entrevistaría con el presidente Hosni Mubarak.

Arabia Saudí propone "lazos normales" por retirada de Israel

Conflicto árabe-israelí

BEIRUT.- El príncipe heredero de la corona saudita, Abdullah bin Abdul Aziz, propuso el miércoles ante la Cumbre Arabe "relaciones normales" con Israel a cambio de la retirada israelí de todas las tierras árabes ocupadas y la creación de un estado palestino.
El príncipe Abdullah le pidió a la cumbre, que se realiza en Beirut, presentar una iniciativa "clara y unánime" dirigida al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Abdullah dijo que la iniciativa debería estar basada en "relaciones normales y seguridad para Israel a cambio de la retirada total de todos los territorios ocupados, reconocimiento de un estado palestino independiente con al-Quds al-Sharif (Jerusalén Oriental) como su capital y el regreso de los refugiados (palestinos)".
El líder saudita instó al mundo a apoyar "esta noble propuesta humanitaria que busca la eliminación del peligro de guerras destructivas y el establecimiento de la paz para todos los habitantes de la región, sin excepción".
El príncipe, detallando un plan que dio a conocer por primera vez el mes pasado, le pidió a la cumbre que lo dejara dirigirse al pueblo israelí con un mensaje de que "el uso de la violencia por más de 50 años sólo ha resultado en más violencia y destrucción y que ellos están más lejos que nunca de la paz y la seguridad.

08/05/2002

30/03/2002

15/03/2002