Condiciones de seguridad

PRL (Prevención De Riesgos Laborales). Riesgos derivados de las condiciones de seguridad. Empresas. Empleados. Directivos. Dolencias. Postura de trabajo. Fatiga

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Tarea 1.1 (1)

Este tipo de trabajo debe tener en cuenta una serie de factores como son, el ambiente visual, las condiciones dinámicas, las dimensiones del puesto de trabajo, etc.

Características que pueden influir en este puesto de trabajo:

  • Dimensiones del puesto

  • Postura de trabajo

  • Exigencias del confort ambiental

Para establecer las dimensiones esenciales de este tipo de trabajo se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

    • Altura del plano de trabajo: la determinación del plano de trabajo es muy importante para la concepción de los puestos de trabajo, ya que si ésta es demasiado alta tendremos que levantar la espalda con el consiguiente dolor de homoplatos, si por el contrario es demasiado baja provocaremos que la espalda se doble más de lo normal creando dolores en los músculos de la espalda.

    • Espacio reservado a las piernas: aquí se pretende definir si el espacio reservado para las piernas es el adecuado y permite una postura cómoda.

    • Zonas de alcance óptimas del área de trabajo: una buena disposición de los elementos a manipular en el área de trabajo no nos obligará a realizar movimientos forzados del tronco.

Para conseguir una postura de trabajo correcta partiremos del equipamiento básico:

    • La silla de trabajo: ha de satisfacer una serie de datos y características como son el asiento, el respaldo y la base de apoyo.

    • La mesa de trabajo: debe facilitar el desarrollo adecuado de la tarea.

    • El apoya-pies: siempre que no se disponga de mesas regulables en altura.

    • Apoyabrazos: indicada en trabajos que exigen gran estabilidad de la mano.

Las exigencias del confort ambiental contiene los siguientes factores que pueden influir:

    • Iluminación: elegir un buen sistema de iluminación de los puestos de trabajo para conseguir un cierto confort visual y una buena percepción visual precisa del estudio de: nivel de iluminación del punto de trabajo, tipo de tarea a realizar, edad del trabajador, etc.

    • Ruido: generados principalmente por el teléfono, las máquinas utilizadas y las conversaciones.

Tarea 1.1 (2)

Los daños que puede sufrir este trabajador en condiciones inadecuadas y las condiciones que podrían minimizarlas son:

Fatiga visual: debido a un esfuerzo excesivo del aparato visual. Los síntomas se sitúan en tres niveles:

  • Molestias oculares: pesadez de ojos, quemazón, somnolencia, escozor ocular, aumento del parpadeo.

  • Trastornos visuales: borrosidad de las imágenes que se tienen que percibir en las pantallas.

  • Síntomas extraoculares: cefaleas, vértigos, sensaciones de desasosiego y ansiedad, molestias en la nuca y en la columna vertebral.

Fatiga física: los síntomas suelen ser algias cervicales, tirantez de nuca, dorsalgias, lumbalgias, etc., y se debe bien a una tensión muscular estática o dinámica o repetitiva, bien a una tensión excesiva del conjunto del organismo o bien a un esfuerzo excesivo del sistema psicomotor. Estos esfuerzos excesivos pueden estar causados por:

  • Factores dependientes de una incorrecta organización del trabajo.

  • Factores dependientes del mismo individuo (defectos visuales, lesiones esqueléticas preexistentes)

  • Condiciones ergonómicas y ambiente de trabajo no satisfactorios.

Fatiga mental o psicológica: se debe a un esfuerzo intelectual o mental excesivo. Los síntomas pueden ser de tres tipos:

  • Trastornos neurovegetativos y alteraciones psicosomáticas

  • Perturbaciones psíquicas

  • Trastornos del sueño.

La primera recomendación para reducir en lo posible la fatiga de cualquiera de los tres tipos citados, además de cumplir con los requisitos ergonómicos para el puesto de trabajo, es el establecimiento de pausas durante el ciclo de trabajo.

Las tendencias se inclinan por el establecimiento de pausas de escasa duración pero frecuentes, en general del orden de 10 minutos cada una o dos horas.

La forma en que se podría minimizar este tipo de situación sería estableciendo una distancia visual correcta, es decir, entre la pantalla y el teclado.

La distancia visual óptima debe estar entre los 450 y 550 mm, con un máximo de 700 mm para casos excepcionales. La pantalla debe ser móvil en las tres direcciones: rotación horizontal libre (90º), altura libre, inclinación vertical aproximadamente 15º (lo que permite orientar la pantalla con relación a las demás fuentes luminosas y evitar los reflejos), por lo que se requiere una iluminación no demasiado brillante.

El teclado debe ser móvil, con teclas mates, fáciles de limpiar y ligeramente curvadas. Se recomienda que la altura de la fila central del teclado respecto del suelo esté comprendida entre 60 y 75 cm.

Para las tareas de mayor concentración como son las de programación y diseño, el nivel de ruido tolerable debe ser de 55 d8 (A).

La temperatura seca debe ser de 19 a 24º C, y la humedad del 40 al 70% (idealmente entre le 55 al 65%). Esto es especialmente importante puesto que un porcentaje de humedad demasiado bajo provoca sequedad de las mucosas conjuntivales y respiratorias. Por otra parte un porcentaje de humedad demasiado elevado entraña una disminución en la atención.

RIESGOS DERIVADOS DE LAS CONDICIONES DE SEGURIDAD

Unidad 1. Condiciones de Seguridad

3