Condicionamiento operante

Moldeamiento. Enseñanza. Conducta. Educación. Fases. Resultados

  • Enviado por: Sylvia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico Superior en orientación Laboral
Cavida Formación
A través de este curso el alumno/a podrá adquirir todos aquellos conocimientos relativos al perfil profesional del...
Solicita InformaciÓn

Experto Mercantil
Centro de Estudios Financieros, CEF.-
El intercambio de opinión de especialistas de los temas más candentes que se producen en el ámbito...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Práctica 3: Condicionamiento operante. El moldeamiento

Objetivo de la práctica

Conocer los procedimientos del moldeamiento para la enseñanza de nuevas conductas que no existen en el repertorio conductual del sujeto.

Fundamentación teórica

El moldeamiento es un procedimiento que puede usarse para la enseñanza de nuevas conductas que no existen en el repertorio conductual de los individuos y de los grupos.

No es posible formar una conducta nueva sólo por el refuerzo ya que la conducta no se ha emitido nunca con anterioridad.

El procedimiento para moldear una nueva conducta se inicia con una conducta ya existente en el repertorio del sujeto que mediante sus modificaciones, y en el refuerzo de estos pequeños cambios, se vaya acercando gradualmente a la conducta meta, debiendo avanzar desde las habilidades adquiridas hacia las habilidades nuevas más complejas.

El moldeamiento se usa con frecuencia para desarrollar también conductas no académicas como respuestas motoras y conductas sociales como habilidades de conversación, compartir, sonreír, etc.

El punto principal que hay que tener en cuenta en el moldeamiento es la especificación de las dimensiones de la conducta meta.

Esto es tan importante porque cuando lo que pretendemos es construir una nueva conducta, que no existe, es muy importante el decidir con exactitud las características que debe poseer esa conducta.

El uso efectivo del moldeamiento está sujeto a los siguientes puntos:

  • Vigilancia de la meta. El primer paso es la especificación clara de la conducta terminal, así como del criterio exigido para el éxito, ya que así reducimos la probabilidad de que se refuercen respuestas irrelevantes y además incrementamos la probabilidad de reforzar las aproximaciones adecuadas.

  • Encontrar un punto de partida. Una nueva conducta ha de moldearse a partir de una ya existente. Mediante la observación podremos encontrar una o más conductas en las que el sujeto muestre una tasa bastante frecuente y que tenga cierta similitud con la conducta meta final.

  • La realización del moldeamiento. Las conductas que tiene que ir desarrollando el sujeto entre la conducta inicial y la conducta meta, se dividen en una serie de pasos. Aquí debe tenerse en cuenta lo grande que ha de ser cada paso, el tiempo que se debe permanecer en casa paso antes de pasar al siguiente y qué hacer si el sujeto deja de hacer la conducta deseada.

  • La combinación de estímulos discriminativos con el moldeamiento. Estos estímulos pueden usarse para ayudar a producir aproximaciones a la respuesta deseada. Si una conducta o sus componentes no están presentes en el repertorio del sujeto entonces no es posible que se realice esta conducta mediante la presentación de estímulos discriminativos.

  • La combinación de la instigación imitativa con el moldeamiento. Este es un tipo de estímulo discriminativo ya que lo que se hace es que si una conducta es demasiado compleja para ser imitada se reforzarán las aproximaciones a la realización de esa conducta a imitar.

  • La combinación del desvanecimiento con el moldeamiento. Cuando vamos reforzando las aproximaciones sucesivas estamos introduciendo una serie de estímulos discriminativos para el sujeto de cómo debería realizar tal conducta. Poco a poco estos estímulos discriminativos deberían ir desapareciendo con el fin de que consigan progresar sin ayuda.

  • El fortalecimiento de la conducta de nueva adquisición. Cuando una conducta está recientemente adquirida se emitirá con una frecuencia baja. Ahora hay que conseguir que se realice de forma consistente y con alta frecuencia. Para ello aplicaremos las técnicas de fortalecimiento como los programas de refuerzo intermitente, etc.

Desarrollo de la práctica

Se complementa la explicación de la teoría del moldeamiento como caso especial del condicionamiento. Se explican y desarrollan los pasos para el establecimiento de una nueva conducta en el repertorio del sujeto, a partir de lo cual debemos seleccionar una conducta meta y los criterios exigidos para el éxito en las diferentes fases del proyecto.

Resultados (aplicación de un programa de moldeamiento)

La conducta meta que queremos conseguir en un sujeto es que se vista solo. Pondremos como ejemplo una persona mayor que, debido a un deterioro cognitivo no consigue vestirse siguiendo una secuencia lógica. Nuestro objetivo específico sería que el sujeto se coloque la ropa interior y los calcetines, una camiseta, unos pantalones y unas zapatillas de deporte con cierre de velcro en esta secuencia. Hemos de recordar que el sujeto sabe ponerse la ropa, pero no recuerda la secuencia, luego la conducta a moldear no es colocarse la ropa sino hacerlo en una secuencia correcta, entendiendo como correcta la anteriormente especificada.

El punto de partida sería la propia colocación de la ropa. Esta conducta forma parte del repertorio del sujeto, así que vamos a utilizarla.

La conducta meta estará dividida en cinco pasos, cada uno de los cuales será una de las prendas, es decir, el primer paso será colocarse en primer lugar la ropa interior, sin tener en cuenta el orden del resto de los elementos.

El segundo paso será colocarse los calcetines justo después de la ropa interior, sin tener en cuenta el orden del resto de los elementos.

El tercero, colocarse la camiseta después de los calcetines. El cuarto, colocarse los pantalones después de la camiseta y el quinto colocarse las zapatillas después de los pantalones.

El éxito de cada uno de los pasos dependerá del orden de colocación, nunca de si están bien o mal colocados o abrochados. El sujeto tendrá un margen de una semana para realizar correctamente cada uno de los pasos, tras lo que se le reforzará verbalmente o con algún premio.

En el caso de que el sujeto abandone la conducta, se repetirá el moldeamiento desde el principio utilizando el mismo punto de partida.

Una vez adquirida la conducta se reforzará al sujeto con programas de reforzamiento intermitente para aumentar la frecuencia y consistencia de la nueva conducta.

Conclusiones

En este caso no está tan claro el éxito del experimento como en las prácticas anteriores. No estoy en situación de afirmar que verdaderamente el moldeamiento funciona o que, por el contrario no sirve para nada, ya que el experimento es ficticio y no sé cuáles serían los resultados reales.

Según la teoría, partiendo de una conducta que ya forma parte del repertorio del sujeto podemos conseguir una conducta meta, estando ésta dividida en un número determinado de fases, del éxito de las cuales depende la consecución de la conducta meta.

Lo cierto es que mi madre pretende conseguir en mí la conducta de recoger el baño tras la ducha, conducta meta que se divide en tender la toalla, poner a secar la alfombrilla, recoger la ropa sucia y llevarla a la galería y fregar el agua que pueda haber en el suelo. Cada vez que realizo correctamente una de las conductas ella me refuerza verbalmente y si abandono la conducta, vuelve a empezar. Ahora, después de que yo le he explicado la teoría del moldeamiento, se pregunta porqué no funciona.