Conde de Aranda

Político. Militar. Impulsor de la modernización. Reformismo ilustrado español

  • Enviado por: Violeta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

El Conde de Aranda

Pedro Pablo Abarca de Bolea y Ximénez de Urrea, X Conde de Aranda es un de las figuras políticas más importantes que ha tenido Aragón y España.

Oriundo de una de las más ilustres familias de Aragón, nació en el Castillo de Siétamo en 1719.

Su trayectoria político-militar se desarrolló bajó el reinado de cuatro reyes: Felipe V, Fernando VI, Carlos III y Carlos IV.

Militar por vocación y por profesión fue el capitán general más joven de Carlos III y un auténtico hombre de Estado.

Ejerció diferentes cargos: embajador en Portugal, Director General de Artillería e Ingenieros, Embajador en Polonia, Presidente del Alto Tribunal Militar, Presidente y Virrey de Valencia, Presidente del Consejo de Castilla y Capitán General de Castilla, Embajador y ministro plenipotenciario de España en París, primer ministro de Carlos IV (1792) y decano del Consejo de Estado.

Impulsó la modernización de Aragón con su participación en la construcción del Canal Imperial de Aragón y la constitución de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País.

El Conde de Aranda sufrió el odio de Esquilache, de los ministros Grimaldi, Campones y Roda, del mismo conde de Floridablanca, y después también de Godoy. Uno tras otro consiguieron apartar a Aranda del poder: todos estaban de acuerdo en que era un político al que convenía tener lejos, porque le sobraban luces, convicción, personalidad, y era ambicioso y perspicaz.

El Conde de Aranda falleció en su casa de Épila en 1798.

Puede encuadrarse en el grupo de personajes que representan el reformismo ilustrado español entre los que estarían Azara, Campomanes, Floridablanca o Jovellanos.