Condado de Treviño

España. Burgos. Álava. Historia. Geografía Humana. Población

  • Enviado por: Alberto Varela
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

TREVIÑO

Introducción

El enclave del condado de Treviño se encuentra dentro de Alava pero pertenece a la provincia de Burgos, dada su peculiar condición social y su situación es interesante conocer su historia, en principio porque es de donde procede el problema actual de este enclave y además porque es la excusa histórica que podría permitir su adhesión a la Provincia de Alava y en consecuencia al País Vasco.

Historia de Treviño


El poblamiento de estas tierras es muy antiguo. Así se desprende de la abundancia de restos prehistóricos hallados, que cubren el período cronológico que va desde el neolítico hasta la edad de los metales.

Pero nosotros resumiremos la historia para centrarnos en el período que dio origen a la actual situación administrativa por la cual los ayuntamientos de Treviño y La Puebla de Arganzón pertenecen a una provincia diferente a la de su entorno geográfico.

Corría el año 1366 cuando siendo la comarca de Treviño realenga, Enrique II la entregó a Don Pedro Manrique como premio a sus muchos servicios. Este hecho, el pasar de realenga a señorial, es decir, pasar a ser propiedad de un señor tendría, como veremos, importantes consecuencias.

En la carta de donación fechada en Burgos el 8 de abril de 1366 el monarca castellano otorgaba a su Adelantado Mayor “por donación pura e perpetuamente, para siempre jamás, la nuestra villa de Treviño de Uda, con todas sus aldeas, e con todos sus términos, e con todas las otras cosas que le pertenecen ... e con todos sus términos, poblados e por poblar, e con montes, e prados, e pastos, ..., e aguas, ..., e con martiniegas, e con portazgos, e pasaje, e recuaje, ... por juro de heredad para él y los suyos...” Desde aquel preciso instante Treviño y sus aldeas quedaron incorporadas al mayorazgo de los Manrique de Lara, que como señores jurisdiccionales que eran de ella tenían al dominio e la tierra, jurisdicción sobre sus moradores y poder para tributos.


Posteriormente y por concesión real, Diego Gómez Manrique, biznieto el primer señor, obtuvo en 1453 el título de primer Conde de Treviño.

La Puebla cayó bajo el dominio de otro importante linaje aristocrático, los Velasco, Condes de Haro y rivales encarnizados de los Manrique.

La presencia señorial no fue obstáculo para que el concejo de Treviño unido a los de Salvatierra y Vitoria promoviera a comienzos del siglo XV (1417) la creación de una primera Hermandad Alavesa que no cuajó.

Cuando medio siglo más tarde, en 1463, se creó la Hermandad de Hermandades Alavesas en Ribavellosa se delimitó la extensión del territorio alavés. Treviño siempre permaneció fuera de ella a pesar de haber promovido el intento de 1417. La Puebla formó parte de la Hermandad Alavesa, aunque sin que se sepa cuándo ni por qué se separó de ella antes de finalizar el siglo XV.

Nada tiene de extraño estas incorporaciones o separaciones ya que en aquella época las decisiones las tomaban los señores en función de sus intereses y de sus alianzas para conspirar en palacio. Así, paradojas de la historia, los Manrique, dueños de Treviño eran mal vistos en la corte castellana por sus relaciones con los monarcas navarros y partidarios de Isabel, la hermanastra de Juana, en la guerra de sucesión que asoló Castilla a la muerte de Enrique IV. Por eso no participaron en la fundación de la Hermandad Alavesa inspirada por el monarca castellano.

El éxito de la Hermandad Alavesa fue tan grande que marcó el punto de partida para la creación de una institución pública, la Provincia de Álava, con jurisdicción sobre los habitantes del territorio, con sus formas de gobierno particulares y con unas relaciones con la Corona muy especiales, canalizadas por conductos distintos a los del régimen común. Las demás Hermandades se disolvieron con los Reyes Católicos, en cambio a la Hermandad Alavesa le fue concedido un estatus especial o régimen foral.
Como hemos visto Treviño y posteriormente La Puebla permanecieron fuera de este proceso lo que les dio un régimen jurídico distinto al de los ciudadanos alaveses. Los habitantes de Treviño continuaban sometidos a un señor jurisdiccional, que nombraba los oficios de justicia y seguía percibiendo algunos tributos de naturaleza estrictamente feudal.

Cuando en el año 1833 se configuró el actual mapa español, la diferencia de estatus jurídico de Álava y del Condado impidió que éste fuera incorporado a la citada provincia. No fue el único caso. Por ejemplo el Condado de Oñate quedo “bailando” entre Álava y Guipúzcoa durante algunos años hasta que se incorporó a Guipúzcoa.

En otros anteproyectos de organización provincial, como el aprobado en Cortes el año 1822 Treviño era incorporado a Álava. En este proyecto se defendió un criterio de racionalidad al proclamar la igualdad jurídica de todos los ciudadanos.

Sin embargo triunfó un criterio historicista de mantener los límite de los regímenes forales que dejaron fuera de Álava al Condado. Por eso cuando desapareció el régimen foral (1876) la Provincia de Álava reclamó la incorporación del Condado ya que ese régimen foral había sido la causa de hubiera quedado fuera de Álava.

Aparte de estos hechos históricos hay que tener en cuenta un factor que puede ser trascendente tal como la distancia de treviño a Alava (12 Km) y a Burgos (101 Km).

Intentos de reincorporación

1646- La Junta y Regimiento, Concejo, Vecinos y Moradores de Treviño y su Condado solicitaron su incorporación a la Provincia de Álava alegando que ya habían formado parte de ella en el pasado. La iniciativa fue respaldada por el propio Conde de Treviño.

1880-Una vez desaparecido el régimen foral, causa de la no incorporación en 1833, la Diputación alavesa aprobó una moción el 27 de Abril solicitando dicha incorporación.

1919-Una institución privada tomó la iniciativa para incorporar el Condado. La Cámara de Industria y Comercio de Vitoria remitió un telegrama a la comisión extraparlamentaria encargada de proponer las bases para un régimen autonómico vasco solicitando que se incluyera también a Treviño.

También mandó una copia de ese telegrama a la Diputación alavesa reclamando apoyo oficial. Pero fracasó el proyecto autonomista

1938-Los dos ayuntamientos del Condado iniciaron trámites para pedir su incorporación a Álava. Fue iniciativa de Venancio Arrieta, alcalde de la villa que contó con la unanimidad de toda la corporación municipal. La solicitud quedó parada por la guerra civil pero el Ayuntamiento continuo una vez acabada. El 20 de Junio de 1940 las dos corporaciones acordaran por unanimidad solicitar al ministerio de la Gobernación ser incorporados a la Provincia de Álava.

1958- De nuevo los dos ayuntamientos solicitan su incorporación. Fue a raíz de una consulta del propio Ministerio de Gobernación sobre la conveniencia de hacer coincidir las circunscripciones eclesiásticas con las administrativas como solicitaba el cumplimiento del Concordato de 1945. No olvidemos que el arciprestazgo de Treviño pertenecía y pertenece al Obispado de Álava.

Situación sociológica

Dos son los municipios que forman el enclave de Treviño: La Puebla de Arganzón y Condado de Treviño. El municipio de La Puebla de Arganzón se encuentra junto a la carretera N-1, limitando con la zona de Valles Alaveses. Se circunscribe a este municipio las localidades de La Puebla de Arganzón y Villanueva de la Oca. La principal peculiaridad del municipio Condado de Treviño es la de contar con un gran número de núcleos de población, un total de 47, parte en la zona de Valles y parte en la zona de Montaña. Existen dos “ categorías” de entidades locales:

1.- Las localidades adscritas al municipio o alcaldías de barrio:

Ajarte, Araico, Arana, Armentia, Ascarza, Burgueta, Dordoniz, Grandival, Mesanza, Moraza, Moscador, Ogueta, Pedruzo, Samiano, San Esteban, San Martín Galvarín, Sáseta, Zurbitu.

2.- Localidades con junta administrativa:

Aguillo, Albaina, Añastro, Argote, Arrieta, Bajauri, Busto, Cucho, Doroño, Franco, Fuidio, Golernio, Imiruri, Laño, Marauri, Muergas, Obécuri, Ocilla y Ladrera, Ozana, Pangua, Pariza, San Martín Zar, Saraso, Taravero, Torre, Treviño, Uzquiano, Villanueva Tobera.

Esta dispersión ha favorecido la marginación de algunas localidades más alejadas, donde la gestión de áreas básicas no se encuentran centralizadas en el municipio. La población de derecho según el padrón del 1 de Mayo de 1.996 era de 1.121 habitantes, sin embargo en Julio de 1.998 el número ha ascendido a 1.296 empadronados. Lo cual supone un aumento de un 15,61 % en dos años; y una densidad de población de 5,8 habitantes por km2. , cifra similar a las de otras zonas rurales de su entorno.

COMARCA Nº Habitantes Km2 Densidad Hab/ Km2

Valles Alaveses 4.133 645,5 6,40

Montaña Alavesa 3.151 485,3 6,49

Enclave de Treviño 1.296 221,6 5,85

Cualitativamente la población inmigrante es una población urbana, no suponiendo el incremento de la demografía una preservación del medio rural.

La población presenta un predominio numérico de los hombres sobre las mujeres, tanto en lo que a datos totales se refiere como en una lectura pormenorizada de todas y cada una de las franjas de edad , y para los dos municipios.

EDAD HOMBRES MUJERES TOTAL

0 - 17 63 37 100 ( 8,7 % )

18 - 29 86 87 173 ( 15,1 % )

30 - 39 115 55 170 ( 14,8 % )

40 - 49 96 70 166 ( 1º4,4 % )

50 - 59 75 67 142 ( 12,4 % )

60 - 69 91 98 189( 16,5 % )

70 - 99 106 102 208 ( 18,1 % )

TOTAL 632 ( 55,1 % ) 516 ( 44,9 % ) 1148

Entre los residentes habituales en el Enclave un 19,6 % de ellos permanece unido administrativamente ( empadronado ) a Álava, el 77,4 % al Enclave y un 3 % a otros lugares.

En la vertiente contraria de tipo de residencia, un 6,6 % de los que acuden sólo los fines de semana al Enclave permanece empadronado en el mismo, el 86 % en Álava y el 7,4 % en otros lugares.

Las viviendas que mantienen sus puertas cerradas definitiva o temporalmente en el enclave son más de 1 de cada 4 viviendas.

Por otra parte se está produciendo una proliferación de nuevas construcciones ( urbanizaciones, chalets), actualmente la gran mayoría de estas edificaciones no se encuentran censadas en los municipios. En los últimos 5 años se han construido 325 viviendas, lo cual exige con urgencia una planificación y una regulación municipal que controle las condiciones en las que se realizan las nuevas construcciones. La adquisición de las mismas para uso como primera vivienda por parte de la población procedente de Vitoria-Gasteiz es un fenómeno de los últimos 5 años. Se han iniciado asentamientos en localidades que se daban por despobladas.

El 49,8 % de los residentes del Enclave son población activa, un 47,4 % de la población activa es trabajador por cuenta propia, un 41,8 % por cuenta ajena. Existe una tasa de paro de un 9,2 %. Dentro de la población no activa un 38,4 % son jubilados, seguidos por un 31,4 % de amas de casa y un 22,8 % de estudiantes.

La base económica del enclave se sitúa en el sector primario; la agricultura ocupa el 32,9 % de la población residente, existe una cierta actividad ganadera ( la tendencia es la del abandono de esta actividad ).

El sector servicios del enclave lo forman básicamente hostelería y comercio. El sector industrial se concentra en La Puebla de Arganzón.

En el enclave trabaja un 47,4 % de la población activa residente, diariamente un 31,3 % de la oblación activa residente se desplaza a Álava para desarrollar su actividad en el sector servicios e industrial. Su proximidad a la capital alavesa, Vitoria-Gasteiz, la ha convertido en capital “ de hecho” del enclave, ligando de manera importante tanto su economía como su vida social.

El destino del gasto de la población, tanto las necesidades de educación, sanitarias, de compra, ocio, cultura, etc. se satisfacen en la capital alavesa.

La población afirma la mayor dificultad de hallar empleo dentro del Enclave que fuera.

El desplazamiento a Vitoria-Gasteiz es constante para recibir atención sanitaria, dos de cada tres treviñeses que viven habitualmente acuden a la capital alavesa a consultas médicas.

La educación es una de las áreas más trascendentes según los ciudadanos del Enclave a la hora de otorgar móviles de migración o de movimientos del padrón. Se matiza que la escolarización supone una traba a la permanencia en el Enclave. Los padres con hijos en edad escolar residentes en el Enclave matriculan en un 58,2 % a sus hijos en Álava y un 35,8 % en el propio Enclave.

¿ Que pasa con treviño ?

Algo tan sencillo como que muchos de sus habitantes quieren formar parte de Álava por algo tan lógico como tender a donde se vive mejor. Actualmente las gentes sencillas de Treviño se hacen alavesas no por razones históricas o políticas, simplemente por proximidad o por lejania de burgos. De tal suerte que encuentran en Vitoria calidad de vida, equipamientos sociales, servicios públicos a los que como ciudadanos desean tener acceso.

Por todas estas razones y en parte actuando la historia como escusa, se interpuso el contencioso de Treviño con Castilla y León.

1

7