Conceptualización de la empresa

Empresas. Clasificación. Magnitud

  • Enviado por: Stek
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

CONCEPTUALIZACIÓN DE LA EMPRESA




DEFINICIÓN ACTUAL DE EMPRESA:

Es la entidad integrada por el capital y el trabajo, como factores de
producción y dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación
de servicios, con fines lucrativos.  En el que, a través de la administración
del capital y el trabajo, se producen bienes y servicios tendientes a la
satisfacción de las necesidades de la comunidad.


CLASIFICACIÓN

El gran avance de tecnológico y económico en creado una gran variedad de
empresas y estas se clasifican en:

Actividad de giro:

Industriales. La actividad de este tipo de empresas es la producción de
bienes mediante la transformación o extracción de materias primas. Y Estas a
su ves se clasifican en:

Extractivas. Cundo se dedican a la explotación de recursos naturales. Como
son las pesqueras, madereras, mineras, petroleras, etc.  

Manufactureras. Son empresas que transforman las materias primas en productos
terminados.  

2. Comerciales. Son intermediarias entre productor y consumidor; su función
primordial es la compra-venta de productos terminados. Pueden clasificarse en:

a)Mayoristas, Cuando efectúan ventas en gran escala a otras empresas
(minoristas), que a su vez distribuyen el producto directamente al consumidor.

b).Minoristas o detallistas. Las que venden productos al "menudeo", o en
pequeñas cantidades, al consumidor.

c). Comisionistas. Se dedican a vender mercancía que los productores les dan
a consignación, percibiendo por esta función una ganancia o comisión.
3. Servicio. Como su denominación lo indica, son aquellas que brindan un
servicio a la comunidad y pueden tener o no fines lucrativos.




MAGNITUD DE LA EMPRESA

Uno de los criterios más utilizados para la clasificación de la empresa es
éste, en el que, de acuerdo con el tamaño de la empresa se establece que
puede ser pequeña, mediana o grande; sin embargo, al aplicar este enfoque
encontramos dificultad para determinar límites. Existen múltiples criterios
para hacerlo, pero sólo se analizarán los más usuales:

1. Financiero. El tamaño de la empresa se determina con base en el monto de
su capital; en este texto no se mencionan cantidades porque éstas cambian
continuamente de acuerdo con la situación económica del país. Se recomienda
que el lector las investigue por su cuenta en las revistas de indicadores
económicos vigentes.

2. Personal ocupado. Este criterio establece que una empresa pequeña es
aquélla en la que laboran menos de 250 empleados; una mediana, aquélla que
tiene entre 250 y 1 000 trabajadores; y una grande es aquélla que se compone
de más de 1 000 empleados.

3. Producción. Este criterio clasifica a la empresa de acuerdo con el grado
de maquinización que existe en el proceso de producción; así, una empresa equeña es aquella en la que el trabajo del hombre es decisivo, o sea que su
producción es artesanal aunque puede estar mecanizada; pero si es así,
generalmente la maquinaria es obsoleta y requiere de mucha mano de obra. Una
empresa mediana puede estar mecanizada como en el caso anterior, pero cuenta
con más maquinaria y menos mano de obra. Por último, la gran empresa es
aquélla que está altamente mecanizada y sistematizada.
4. Ventas. Establece el tamaño de la empresa en relación con el mercado que
la empresa abastece y con el monto de sus ventas. Según este criterio, una
empresa es pequeña cuando sus ventas son locales, mediana cuando sus ventas
son nacionales, y grande cuando cubre mercados internacionales.
5. Criterio de Nacional Financiera. Nacional Financiera posee uno de los
criterios más razonables para determinar el tamaño de la empresa. Para esta
institución, una empresa grande es la más importante dentro del grupo
correspondiente a su mismo giro. La empresa chica es la de menor importancia
dentro de su ramo, y la mediana es aquella en la que existe una interpolación
entre la grande y la pequeña.
Aunque los criterios anteriores son auxiliares para determinar la magnitud de
una empresa, ninguno es totalmente correcto, pues no son aplicables a cada
situación específica, ya que las condiciones de la empresa son muy
cambiantes. Por otra parte, algunos enfoques tienen notorias deficiencias;
sin embargo pueden servir como orientadores al determinar el tamaño de la
empresa.
Otros criterios

Existen otros criterios para clasificar la empresa atendiendo a otras
características. Ejemplos:

Criterio económico. De acuerdo con Diego López Rosado, eminente economista
mexicano, las empresas pueden ser:

Nuevas. Se dedican a la manufactura o fabricación de mercancías que no se
producen en el país, siempre que no se trate de meros sustitutos de otros que
ya se produzcan en éste, y que contribuyen en forma importante al desarrollo
económico del mismo.

Necesarias. Tienen por objeto la manufactura o fabricación de mercancías que
se producen en el país en cantidades insuficientes para satisfacer las
necesidades del consumo nacional, siempre y cuando el mencionado déficit sea
considerable y no tenga su origen en causas transitorias.

Básicas. Aquellas industrias consideradas primordiales para una o más
actividades de importancia para el desarrollo agrícola o industrial del país.

Semibásicas. Producen mercancías destinadas a satisfacer directamente las
necesidades vitales de la población.
Secundarias. Fabrican artículos no comprendidos en los grupos anteriores.

Criterio de constitución legal. De acuerdo con el régimen jurídico en que se
constituya la empresa, ésta puede ser: Sociedad Anónima, Sociedad Anónima de
Capital Variable, Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad Cooperativa,
Sociedad en Comandita Simple, Sociedad en Comandita por Acciones y Sociedad
en Nombre Colectivo.