Conceptos económicos fundamentales

Necesidades humanas. Deseos. Satisfactores. Bienes y servicios. Utilidad. Valor. Precio

  • Enviado por: RSK
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Conceptos económicos Fundamentales

Las necesidades humanas

Necesidad es la sensación de que algo nos hace falta. Hay necesidades fisiológicas, sentimentales, racionales y espirituales.

¿Qué tipos de necesidades busca satisfacer la economía?

De la gran gama de necesidades y deseos humanos, la economía busca satisfacer las necesidades cuyas satisfacciones pueden ser objeto de intercambio.

Necesidades y deseos

Algunos economistas afirman que las necesidades sa­tisfacen carencias reales y naturales y los deseos caren­cias artificiales o creadas. Otros sostienen que los deseos son manifestaciones animales del hombre en los que no participa la inteligencia. Para la economía es irrelevante si es un deseo o necesidad, ya que no es su objeto ex­plorar el subconsciente de los hombres. No se puede saber con certeza si un hombre toma una Coca-Cola por deseo o necesidad.

Es imposible conocer dónde terminan las necesidades y comienzan los deseos.

Clasificación y escala de las necesidades

Se han hecho infinidad de clasificaciones de las ne­cesidades: primarias, secundarias, terciarias; presentes, futuras; individuales, colectivas; ocasionales, intermiten­tes, etcétera.

No se puede hacer una clasificación universalmente válida de las ne­cesidades, ya que varían según el tiempo, el lugar y las costumbres.

La escala de necesidades varía no sólo de pueblo a pueblo y de grupo a grupo sino de individuo a individuo.

Dice el maestro Arsenio Espinosa: "Con el transcurso del tiempo el hombre se ha refinado en sus gustos.

La economía se ocupa del hombre en la satisfacción de los menesteres ordinarios (le su existencia, entre los cuales destacan las necesidades de comer, habitar y vestir. Es una ciencia realista, práctica y humana. Tan importante para nuestra disciplina son las necesidades humanas, que constituyen, junto con el concepto de la escasez, la base sobre la cual descansa la ciencia económica.

Características de las necesidades

1. ILIMITADAS EN NÚMERO, PERO LIMITADAS EN capacidad. Al satisfacer una persona alguna de sus necesi­dades, surgirán otras y así sucesivamente.

2. DETERMINADOS POR EL GRUPO DEL OUE FORMA­MOS PARTE. El grupo social, cultural y, en general, el circulo en que vivimos, es factor determinante para la formación, en cada persona, de una escala diferente de necesidades: estudiantes, trabajadores, campesinos. pro­fesionales, etcétera.

3. SE HACEN CONTINUA Competencia IAS UNAS A LAS OTRAS. Constantemente hay que decidir entre la sa­tisfacción de una necesidad u otra. El hecho cíe decidir­nos por una, va a implicar que no podamos cubrir otras Hay una competencia continua entre las diversas nece­sidades, que implica el satisfacer aquellas que se consi­deren más urgentes, posponiendo la satisfacción cíe las menos urgentes.

4. SON Complementarais ENTRE SÍ. AI surgir una nueva necesidad, va a traer como consecuencia otras mas. Por ejemplo, el hecho de que tengamos un carro, va a traer como consecuencia nuevas necesidades: la gasolina, las refacciones, etcétera.

Los satisfactores

Se considera como satisfactor todo aquello que tiene la propiedad o aptitud para extinguir un deseo o nece­sidad humana. Pueden ser bienes o servicios. Los bienes. son objetos, los servicios son actividades.

Los bienes y servicios económicos

No todos los bienes y servicios que satisfacen una necesidad humana son relevantes para la economía. El aire satisface una necesidad humana. sin embargo, no interesa a la economía por no ser un bien económico. Son bienes económicos sólo aquellos que además cíe tener la propiedad o aptitud de satisfacer una necesidad humana, son escasos, se obtienen a base de esfuerzos y pueden ser cuantificables en dinero. El aire se convierte en bien económico cuando es necesario un esfuerzo para u obtención : aire acondicionado.

Utilidad, valor, precio

En economía, estos tres conceptos se encuentran íntimamente relacionados. El precio es la expresión, en tér­minos monetarios, del valor de los bienes v Cr\'iC105, y las cosas tienen valor, económicamente hablando, cuando tienen utilidad.

El concepto de utilidad económica

Para la economía no es relevante la llagada utilidad objetiva o utilidad intrínseca de los bienes. que es la pro piedad o cualidad inherente a las cosas que las hace aptas para satisfacer necesidades humanas.

Dice Vito:

"En el lenguaje económico, la utilidad resulta de la relación en que se encuentran los bienes con las necesidades del sujeto. Por eso utilidad económica v utilidad objetiva 110 coinciden. . . La utilidad económica cíe los bienes depende no de la utilidad que tienen las cosas en general, sino de la importancia que tienen los bienes concretos en la cantidad existente, respecto de las necesi­dades concretas"

La utilidad en economía es un fenómeno subjetivo, pues un mismo bien presta diversa utilidad v tiene dife­rentes grados de apetencia y urgencia para cada sujeto.

Apreciación cine sólo es válida para el sujeto que la hace, En economía no se puede hablar cíe una utilidad general y objetiva cíe las cosas, sino uti­lidad concretizada a una persona en un tiempo y lugar.

La forma, de tiempo y el lugar son factores que, en determinado momento, pueden (lar utilidad a un bien. La utilidad de forma es la que adquiere un bien en virtud de haber sufrido una transformación; la industria agrega a los bienes esta utilidad al convertir las materias primas en bienes manufacturados. La utilidad de tiempo es la que adquiere un bien o servicio por haberse hecho susceptible de ser utilizado en tiempo oportuno. La uti­lidad de lugar es la que adquiere un bien o servicio en virtud de su ubicación.

Jevons sostiene que las diferentes porciones de un mismo producto no poseen todas la misma utilidad. Distinguió entre utilidad total y lo que Marshall llamaría posteriormente utilidad marginal, la cual fue llamada por Jevons "grado final de utilidad" y definida como el grado de utilidad de la última cantidad pequeñísima, o infinitamente pequeña añadida a la cantidad total existente.

Sólo en asuntos moralmente indiferentes, decía

Jevons, había cíe ser el cálculo de la utilidad, la recia suprema.

Jevons arroja luz sobre los determinantes de la oferta cíe trabajo. Jevons establece que un hombre trabaja hasta que la utilidad marginal del producto de su trabajo o salario es equivalente a la desutilidad creciente del esfuerzo, es decir, las últimas unidades de salario representan menos utilidad para un trabajador que las primeras, pero el esfuerzo es el mismo o mayor en las últimas horas que en las primeras. Jevons parte del supuesto del que el trabajador puede elegir libremente sus horas de trabajo.

La ley de la utilidad marginal

Esta ley viene a corroborar lo cambiante y subjetivo de la utilidad dentro cíe la esfera económica. La utilidad que brinda una unidad de un bien a un determinado sujeto no es la misma que la cíe las utilidades posteriores una Coca-Cola satisface mi sed en cierto grado, y estoy dispuesto a pagar por ella un determinado valor, pues me alivia una necesidad.

Este fenómeno constituye la llamada ley de la utilidad marginal o utilidad decreciente, que se enuncia de la siguiente forma: "Con el aumento de la cantidad de un bien disponible para la satisfacción de una necesidad, la utilidad de cada unidad se manifiesta inferior a la de cada unidad precedente" .3

Muchos autores sostienen, con acierto, que la utilidad marginal de cada bien es determinante para su elección. Deducen que el hombre se decide a comprar acluel bien que le ofrece mayor utilidad marginal en relación con otros que también le son ofrecidos por el mismo precio.

La utilidad marginal de un bien no sólo varia en relación a las cantidades existentes de ese mismo bien, sino también en relación a la de otros bienes disponibles. Este fenómeno se conoce como la "complementariedad de la utilidad". La utilidad de un bien es dependiente de la existencia de otros: "Existe una recíproca depen­dencia de las utilidades de los distintos bienes, reflejo de la pareja dependencia de las necesidades'7.4

El valor

El valor conio concepto abstracto es objeto de estudios filosóficos v en concreto de la llamada axiología o tratado de los valores.

El valor en su concepción más extensa rebasa los límites del estudio económico; sin embargo, es esencial para Ja comprensión de la disciplina económica preguntarse: c En qué factores, fenómenos o ra­zonamientos, se basa el hombre para adjudicar un valor y en consecuencia un precio, a los bienes y servicios económicos? EJ valor de los bienes y servicios dentro de la actividad económica ¿es objetivo o subjetivo?; cada hombre adjudica un valor diferente a un bien o servicio y, por lo tanto, ¿está dispuesto a pagar diferente precio?

Algo es valioso, económicamente hablando, en tanto que es útil "para satisfacer una necesidad o deseo". El principal elemento del valor en la economía es la uti­lidad, y si aceptamos que la utilidad es un fenómeno subjetivo, también tenemos que aceptar que el valor lo es.

Valor de uso y valor de cambio

Algunos autores hablan de valor de uso y de cambio.

Para Marx esos valores son independientes.

Nosotros consideramos que los dos valores constitu­yen una sola realidad contemplada de diferentes ángulos. El valor de cambio de un bien es consecuencia del uso que se le pueda dar.

El valor de cambio del dinero radica en su capa­cidad para adquirir bienes y servicios. Si con el dinero no se pueden adquirir bienes, el dinero pierde su valor como instrumento de cambio. Lo que demuestra que el valor de cambio del dinero, y de cualquier otra mer­cancía, radica en la posibilidad de usarlo para adquirir bienes o servicios que puedan ser aprovechados.

Diferentes teorías del valor

Muchas escuelas y autores han elaborado teorías (leí valor.

Señalaremos los factores en que creyeron, o creen, niuchos autores que se fundamenta el valor de los bienes económicos:

1 . Ley de la reciprocidad de los cambios..

2. El valor del trabajo.

3. El valor de las cosas esta determinado por la escasez.

4. La dificultad de adquisición.

5. El costo total.

  • El costo de reposición

  • Entendida así, la ley de la recipro­cidad de los cambios no funciona, ya que nadie está interesado en cambiar un bien por otro que tenga el mismo valor o un valor equivalente. En el ánimo de los cambistas existe el objetivo de recibir mediante el cam­bio, no un valor equivalente, sino un valor superior.

    Para David Ricardo, uno de los economistas clásicos cíe mayor renombre, el valor de los bienes reside en el trabajo contenido en ellos. Carlos Marx populariza esta teoría con el nombre de teoría del valor-trabajo. La invalidez de esta teoría no sólo se desprende al comprobar cine en la vida real no es el trabajo lo que lija el valor tIc los bienes, sino: 'Lo importante es comprender que el valor es anterior al trabajo.

    Se destina trabajo para elaborar las cosas porque valen (son útiles al hombre) y no valen porque se las trabaja".

    Hipótesis falsa, ya c1ue puede escasear un bien en el mercado \- no subir (le 1)recio o valor. La escasez de un bien o servicio, en muchos casos, es debida a su falta de utilidad. La escasez, por sí sola. no explica el fundamento del valor.

    El costo total y el costo de reposición son elementos importantes para el productor y comerciante. pero no es lo mismo el costo de un bien que su valor. Costo y valor no son iguales, aunque en un mercado competitivo la diferencia entre el costo y el valor tiende a disminuir.

    Estas nuevas ideas sostienen una posición contraria a las teorías (leí valor tra­bajo, expuestas por Ricardo y Marx.

    Uno de los corolarios de la teoría subjetivista es cinc el valor del trabajo debe determinarse a partir del valor del producto y no el valor del producto a partir del valor trabajo. En otras palabras, a diferencia de Marx y Ricardo, sostienen que es el valor del objeto lo que va a determinar el valor del trabajo y no el valor del trabajo lo que va a determinar el valor del objeto.

    Conclusión

    El valor de los bienes y servicios es aquel en cl que fueron cambiados o vendidos libremente. Lo que todos consideramos cuando actuamos como consumidores, es la utilidad o capacidad para satisfacer nuestras necesidades y deseos que nos ofrece un bien y servicio, sin importarnos el trabajo y los costos del mismo.

    Valoramos un bien y pagamos un precio determinado, en razón de su utilidad o capacidad de satisfacer nuestras necesidades en determinado tiempo y lugar y dc la escasez que tengamos de él.

    Los fundamentos o factores que juntamente deter­minan el valor de un bien en la economía, son la utilidad y la escasez, entendida esta última como un concepto subjetivo: la escasez para un sujeto en determinado tiempo y lugar.

    E] valor en economía es cambiante y condicionado

    por la utilidad y escasez concreta ríe un bien o servicio. En otras palabras, e] valor de un bien no depende del bien mismo, sino del sujeto que lo valora en razón de la utilidad que le ofrece y de su escasez en el momento que lo necesite.

    El precio

    El precio es el valor de un bien o servicio expresado en dinero. La utilidad sirve de base al valor y el precio es la expresión del valor.

    El precio es un concepto tan cambiante y dinámico como la utilidad o valor que representa un bien para cada individuo. Tratar de estatizar o fijar arbitraria­mente el precio de un bien, es hacer que ya no refleje su valor real.

    La misión fundamental del precio es proporcionarnos en unidades monetarias, el valor de un b(ien o servicio en determinado momento y lugar.