Conceptos de la filosofía de Hume

Siglo XVIII. Empirismo. Vocabulario. Causalidad. Idea. Impresiones

  • Enviado por: Aylen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

IDEA. Las ideas, en cuanto a copias de las impresiones correspondientes, aparecen menos nítidas que dichas impresiones y se presentan como el segundo elemento del conocimiento o percepción. Las ideas se clasifican como simples o complejas. Cuando las ideas son construidas a partir de una serie de ideas simples, éstas son entendidas como abstractas.

IMPRESIONES. Es la percepción directa que tenemos que incluye tanto a sensaciones como a las emociones, deseos y pasiones, presentes en el momento que se las consideran. Podemos hablar, por ejemplo, de ver un color o sentir odio para referirnos a las impresiones, lo que nos permite clasificarlas en impresiones de sensación e impresiones de reflexión.

PERCEPCIÓN. Hume entiende por percepción todo conocimiento o contenido de conciencia. En la menta nada es distinto de sus percepciones, construidas a partir de las experiencias e información aportada por los sentidos. Nuestra capacidad para percibir es la que nos permite construir impresiones o ideas, entre las cuales existen las mismas diferencias que entre el sentir y el pensar.

IDEA DE CAUSA. Para Hume, causa es una noción necesaria en su obra. Para Hume, causa es un objeto seguido de otro, cuando todos los objetos similares al primero son seguidos por objetos similares al segundo. Este segundo objeto es el que se entiende como efecto. Al no tener ninguna impresión de la conexión necesaria entre causa y efecto, el único modo fiable de decir que algo es una causa es cuando ya se ha dado el efecto ante la presencia de aquello que consideramos causa.

CUESTIONES DE HECHO. Este es el segundo gran tipo de conocimiento que hace referencia a los hechos que acontece la experiencia. Esta dependencia de la experiencia hace que dicho conocimiento sea solo un conocimiento probable, basado en la relación de causalidad al no existir impresión de la conexión necesaria de la relación entre causa y efecto. Por lo tanto, los hechos por ella descritos, se captan desde la observación de lo q ocurre en la experiencia, por lo q una variación en los hechos no supone un cambio en las ideas implicadas.

RELACIONES DE IDEAS. Las relaciones de ideas es un tipo de conocimiento del q se puede decir q es cierto o verdadero, pues esta verdad o certeza es independiente a la experiencia. Es decir, no se refiere a los hechos q suponemos en la experiencia, sino a las relaciones q establecemos entre diferentes ideas. De este modo su validez proviene exclusivamente de las ideas q comparamos entre sí. Este tipo de conocimiento es propio de las ciencias formales, básicamente lógicas y matemáticas.

FENOMENÍSMO. Dado q nuestro conocimiento no nos permite ir más allá de las impresiones o datos sensibles, lo q puede hacer para nosotros la experiencia o realidad no es sino una serie de apariencias, es decir, lo que aparece o se muestra , si n que ello suponga plantearnos que tras lo que aparece hay algo oculto que no se muestra y es la causa de que ese algo aparezca. Podíamos decir que se ha generado en nuestros órganos sensitivos una impresión.

ESCEPTISISMO. En relación con el fenomenismo, Hume entiende que este es la razón que le lleva a afirmar que no podemos traspasar los limites de la experiencia sensible, es decir, afirmar que hay algo mas allá y permanente de los perceptivos. O sea, que el no niega nada, sino que no puede afirmar la existencia de realidades fuera de la mente. En este sentido su escepticismo esta orientado a dudar que podamos conocer de una manera absoluta y objetiva similar a esa realidad estamental, dudar de la posibilidad de obtener un conocimiento fundamental de modo absoluto o objetivo.

EMPIRISMO : En general se entiende por empirismo la corriente filosófica, según la cual el fundamento del conocimiento se encuentra en la experiencia, queriendo decir que todo dato, a partir del cual conocemos proviene de la experiencia, en general de las sensaciones y, como consecuencias de ellos, la valides de dicho conocimiento se contrasta en dicha experiencia a la vez que eso marca el limite de hasta donde podemos conocer. Conocemos que la experiencia nos da y no podemos ir mas allá de ella a conocer algo supuestamente oculto que no podemos captar a través de los sentidos.