Comunidad Valenciana. Comarcas

Europa. España. Análisis comarcal. Clima. Precipitaciones. Hidrografía. Agricultura. Relieve. Paisaje. Flora

  • Enviado por: Takekualpimpon
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

La división comarcal del territorio septentrional de la comunidad Valenciana

El alto y bajo Maestrazgo y los puertos de Morella

La capital de la comarca del Maestrazgo actual es Benicarló y la de la comarca de los Puertos, es Morella, entre ambas suman 35.000 habitantes y en las cuales hay una gran diversidad de paisajes, como por ejemplo en las comarcas de los Puertos se advierte un terreno muy plegado que forman un paisaje muy serrano (con grandes muelas separadas por profundas gargantas ).

En estas dos comarcas predomina un clima frío y medianamente húmedo. La comarca de los Puertos se sitúa en la esquina noroeste de la provincia de Castellón. El descenso producido en esta comarca a lo largo del tiempo ha sido muy notable con 6.200 personas en la actualidad de unas 21.000 hace 80 años, esto se debe fundamentalmente a la emigración de los jóvenes hacia las comarcas industriales del alrededor y hacia la gran ciudad de Barcelona. En esta zona no se aprovecha al máximo sus pastizales ni se dedican las tierras abandonadas a la repoblación forestal y las tierras cultivadas por toda la vida han sido progresivamente abandonadas y lo peor es que las industrias también han ido desapareciendo, pero una nueva actividad agropecuaria, la recolección de frutas proporciona ciertos ingresos.

Otra zona fuertemente deprimida es el alto Maestrazgo, en el cual solo es posible el cultivo de cereales y de pastizales. En su mayor parte esta agricultura se basa en ( almendros y avellanos ), también se da la ganadería en forma de granjas porcinas.

El Maestrazgo bajo es una especie de subcomarca del Maestrazgo la cual goza de unas ventajas que las zonas anteriores no tenían : terreno llano, el cual prácticamente esta constituido por un enorme piedemonte suelos profundos, clima suave, agua y buenas comunicaciones. En esta zona se desarrolla una actividad de pesca que junto con el turismo forman los dos pilares básicos de la economía de esta zona.

Esta es una subcomarca constituida por 17.000 habitantes de los cuales la mayor parte se dedican al sector terciario y secundario, en lo que las industrias más representativas son la de la madera y el mueble, pero también tiene importancia la confección.

El Mijares y la Plana de Castellón

Comprende una superficie de 66 municipios y 335.000 habitantes, el noroeste de este conjunto comarcal esta caracterizado por las altas muelas, de un clima frío, en las que se levanta el Peñisgola ( la mayor altura de toda la comunidad valenciana ).La transición entre estas tierras altas y la Plana es bastante escabrosa, en la que los ríos y barrancos se encajan en profundos cañones, erosionando la corteza caliza hasta hacer florecer margas y arcillas las cuales constituyen uno de los principales recursos naturales, pues son el material de la industria cerámica la cual es el principal recurso de todo este territorio.

Los montes de esta zona aparecen prácticamente despoblados de vegetación arbórea.

La actividad agrícola es esencialmente de regadío ya que se aprovechan las riberas de los ríos que pasan por la zona, pero hay una dificultad en mecanizar el terreno de cultivo de pequeñas parcelas escalonadas sobre las fuertes pendientes de la zona.

El almendro y el naranjo son los dos monocultivos predominantes en esta zona.

La población de estas dos comarcas se encuentra muy desigualmente repartida puesto que existe un interior pobre y un litoral muy rico. Además el reciente proceso de industrialización de La Plana con respecto al Valle de Migares, acrecienta a la primera en una situación de dominación.

El valle de Palancia

El valle de Palancia está dividido a su vez en dos subcomarcas : el Alto Palancia y el Bajo Palancia. En su conjunto el valle alberga a 44 municipios con un total de 95.000 habitantes sobre 1.336m. Físicamente el valle de Palancia se corresponde con la cuenca del río del mismo nombre siendo este uno de los casos más perfectos de “comarca natural “. El clima del valle de Palancia tiene una gradación de muy fría donde solo se cultivan cereales y naranjas tempranas, siendo las medias térmicas de invierno de entre 3º y 10º, y en verano de 21º y 25º.Las lluvias se mantienen en toda la zona en torno a los 450 l/metros cúbicos al año. La vegetación arbórea está dominada por los pinos y algunos bosques de alcornoques.

Este valle es por su configuración una ruta natural que conecta el litoral valenciano con Aragón y el norte de España. La riqueza tradicional en todo el palancia ha estado siempre en la actividad agrícola que corresponde a los cultivos arbóreos apoyándose en la abundancia de fuentes, lo que da una idea del paisaje agrario dominado por arboles de hoja perenne como es en nuestro caso el naranjo, que adquiere por lo tanto el carácter de mono cultivo y su rentabilidad mueve grandes capitales en la zona y se trabaja para convertir secanos en naranjales. Pero en la parte del bajo Palencia, la industria es la que adquiere más valor que la agricultura siendo la siderurgia la principal.

Sagunto

Esta comarca posee de pequeñísimas dimensiones posee 50.000 habitantes repartidos entre dos grandes entidades de población que son el Puerto y la ciudad de Sagunto propiamente dicha.

La industria con mayor valor en esta comarca es la siderurgia, entorno a la que gira prácticamente toda la economía de esta zona

La división comarcal del territorio central de la comunidad Valenciana

El valle del Turia: el Rincón, la Serranía y el Campo

El Rincón de Ademuz y la Serranía del Turia corresponden a las tierras altas y son de lengua castellana pero el Campo del Turia se habla más el valenciano.

Entre las tres suman 95.000 habitantes muy desigualmente repartidos al igual que los recursos económicos, ocupando una superficie de 2.537 km cuadrados.

El río Turia atraviesa estas tres comarcas el cual se convierte en la principal riqueza natural. En el Rincón de Ademuz los inviernos son largos y fríos con una media de entre 3º y 5º en invierno y veranos cortos y frescos de 21º.Las precipitaciones rondan los 500 mm anuales y suelen ser en forma de nieve en invierno.

La comarca de la Serranía es litológicamente de relieve abrupto, dominado por las sierras y muelas y sin apenas llanuras.

El río Turia discurre por profundas garganta cortadas sobre los duros bancos de calizas jurásicas. En el campo del Turia el paisaje es de llanura oponiéndose así al serrano, siendo la unidad física más destacable, la Calderona, un extenso piedemonte del jurásico-triásico salpicado por algunos cerros.

Entre los recursos naturales de esta zona se encuentran el forestal con 48.000ha de monte maderable y la minería con la extracción de caolín.

En estas tres comarcas el regadío se esta imponiendo frente al secano en los últimos años, siendo en el Rincón el manzano y el almendro los que completan prácticamente la agricultura de esta zona, en la Serranía el almendro y el sector vinícola y en el Campo el cultivo más importante es el naranjo, aunque tampoco son despreciables las hortalizas y los arboles frutales de hueso.

La huerta y la ciudad de Valencia

La comarca de la Huerta, presidida por la capital regional , ocupa una superficie de 630 km cuadrados en la que hay 43 municipios los cuales suman 1.280.000 habitantes.

Esta comarca es la tercera aglomeración urbano-industrial de España después de Madrid y Barcelona con el 49% de la población en el sector terciario y el 31% en el industrial. Físicamente la comarca es una llanura litoral que hacia el interior se halla bordeada por pequeñas colinas que rara vez se levantan más de 100m.

La agricultura de esta zona es de total regadío con arrozales y naranjales principalmente y la cultivación de hortalizas, además con el buen clima mediterráneo y el aumento de invernaderos, hace posible la rotación de varias cosechas al año.

En esta comarca se encuentran poblaciones con bastante fuerza respecto a la economía, el trabajo, la agricultura, etc... de la zona, como es el caso de el Arco de la Acequia de Moncada y el Arco de la Acequia de Quart-Barranco, en donde se agrupan gran cantidad de polígonos industriales artesanales de alfarería, mueble y gran cantidad de núcleos agrícolas.

La Hoya de Buñol

La Hoya de Buñol es como su propio nombre indica, una depresión abierta sobre un afloramiento triásico de relieve muy accidentado como consecuencia de la erosión de las aguas sobre los blandos materiales de margas y yesos que caracterizan a esta formación geológica. Lo componen 9 municipios con un total de 812 km cuadrados y una población de 31.900 habitantes.

Desde el punto de vista agrario que es básicamente de regadío se halla especializado en la producción de uva de mesa, vino blanco y frutas de hueso, aunque también el naranjo ha empezado a penetrar con fuerza en esta zona al igual que en casi toda Valencia. Por esta comarca pasa la nacional 3 lo que ayuda al transporte y reparto de mercancías de las industrias de la zona que son la mayoría de capital de carácter endógeno como son las de textil, cemento, papelera, mármol. Por sectores la zona se divide en el primario con un 21% de la población activa, el secundario con el 51 % y el terciario con 28% lo que demuestra el predominio del sector industrial.

La meseta de Requena y el valle de Ayora

Lindando ya con tierras manchegas se encuentra dos comarcas fronterizas de rasgos físicos muy diferentes, pero con algunos factores en común como puede ser el río Cabriel, la actividad hidroeléctrica, el cultivo de la vid y la capitalidad de servicios que Requena ejerce sobre la parte septentrional del valle de Ayora. Entre ambas comarcas suman más de 2.800 km cuadrados en los que viven 50.000 habitantes repartidos en 15 términos municipales.

En la Meseta de Requena lo constituye básicamente una meseta que bascula de noroeste a sudeste, con una altura media de 600 y 900 m y que forma parte de una gran unidad geomorfológica superior; la Submeseta meridional, cuya parte del extremo oriental es la que ocupa esta zona. Es por tanto una esquina de la Meseta Central metida en tierras valencianas. Hidrograficamente se encuentra dividida en dos cuencas. En cuanto al clima de estas dos comarcas, presenta rasgos marcados de continentalidad siendo de 6º en enero y 23º en agosto, en cuanto a las lluvias son de 400- 450 mm y la vegetación corresponde en su mayor parte a las encinas aunque se esta repoblando con bastante cantidad de pinares. El sistema de comunicaciones entre la meseta y estas dos comarcas corresponde a la carretera N-330 que atraviesa las dos comarcas de norte a sur, también existan 6 líneas de autobuses que mantienen comunicadas a estas comarcas con las demás y 7 servicios de trenes.

El aprovechamiento agrícola corresponde esencialmente al cultivo de frutales y cultivos hortícolas ( tomates,pimientos,cebollas ).aunque el cultivo del viñedo y el almendro tienen bastante importancia también y la ganadería empieza a ser un complemento de la actividad económica.

La industria de estas comarcas es escasa y concentrada, siendo la textil en Requena y la del calzado en Ayora.

La Ribera alta y baja del Júcar

Se llama Ribera del Júcar a las dos comarcas que coinciden en la desembocadura de este río en el Mediterráneo, en la cuales desde el punto de vista físico son la misma cosa: un gran llano de inundación cubierto de materiales del cuaternario tan reciente que todavía se halla en formación del proceso de colmatación a lo que ayuda el Júcar y sus afluentes. El clima, el suelo, y el agua son los tres mayores recursos naturales de estas dos comarcas, con temperaturas medias de 25º en verano y 10º en invierno y con 450-500mm de precipitaciones. En la zona se cultivan los arrozales, los arboles frutales (melocotón, albaricoques, caquis) y las hortalizas, pero el naranjo esta entrando también como cultivo extendido.

En la parte de la industria podemos decir que es escasa en su desarrollo exceptuando el establecimiento de la Ford , la metalurgia, la maderera y los materiales de construcción, por esto decimos que es más agrícola que industrial.

Las comarcas de la Ribera se hallan bien dotadas de vías de comunicación terrestres. De norte a sur la atraviesan tres grandes carreteras, tres líneas de ferrocarril y una autopista, además un amplio servicio de transportes públicos y una extensa red de carreteras comarcales y locales.

Los valles de Albaida, La Costera y la Canal

Entre el macizo cretáceo de Caroch por el norte y las montañas de Alcoy por el sur, se suceden una serie de valles separados por largas y estrechas sierras, que componen en su conjunto de 69 municipios con una superficie de 1.985 km cuadrados y una población de 158.6000 habitantes entre estas tres comarcas.

En rasgos generales las tres comarcas son ricas en aguas y poseen materiales del triasico que afloran en la Canal y en la mitad nororiental de la Costera siendo, además de excelente materia prima para la obtención de yesos y arcillas ricos en sales habiéndose explotado en épocas anteriores en forma de salinas y acompañándose de mármoles que son explotados en algunas canteras de la zona.

El clima de tipo mediterráneo varía de un valle a otro en razón de la altitud, pero las precipitaciones rondan en todo el área a 500 mm incluso en invierno con nevadas y bancos de niebla. La vegetación de la zona es de pinares con algunos grupos de encinas en su mayoría. La actividad agrícola (19%) de los activos está hoy en inferioridad frente a la industrial (46%)siendo en su mayoría cultivos de regadío. En la Costera se cultivan los naranjos y como predominante los invernaderos de fresas. En la Canal se cultivan arboles frutales cítricos y el cultivo predominante son las hortalizas destacando entre ellas el tabaco. En el valle de Albaida dominan los frutales de hueso sobre cualquier otro cultivo de regadío y en cuanto al de secano remarcamos los viñedos, con la producción de uvas de mesa y vino embotellado. La actividad industrial es la tónica predominante en las tres comarcas, pocos son los municipios por pequeños que sean, cuyos habitantes no tengan la industria como actividad principal, siendo la textil la principal seguida del mueble, el vidrio y el papel.

La Canal es la comarca con menos infraestructuras de comunicaciones con respecto a la Costera y el Valle de Albaida, que están muy bien dotadas de comunicaciones y transportes con grandes ejes de carreteras y ferrocarril que las comunican con la capital y el exterior.

La Safor

Esta comarca abarca 428 m cuadrados en los que hay delimitados 32 municipios con un total de 130.000 habitantes de los que 50.000 pertenecen a la capital comarcal Gandia, que viene siendo el principal centro turístico del golfo de Valencia.

La Safor se corresponde físicamente con la cuencas bajas del río Alcoy que forman una llanura rodeada de altas montañas que le dan forma de herradura abierta al mar. En la llanura formada por aluvionamientos de los depósitos pleistocenos y holocenos de cantos, arcillas rojas y arenas que constituyen un paisaje suave y ondulado predominando en su parte interior las calizas.

En la Safor se levanta la inmensa mole del macizo de Monduver (841m).El clima de carácter mediterráneo pero se registran mayores temperaturas por estar protegida por la barrera del Monduver que provoca el efecto Föen., y con unas precipitaciones de entre 600-800 mm anuales.

El viñedo, los cítricos, la pesca y el turismo son sus principales fuentes económicas junto con las industrias del azúcar y la textil.

La división comarcal del territorio meridional de la comunidad Valenciana

La Marina y el Marquesado de Denia

Estas dos comarcas la forman medio centenar de municipios con una población de 196.000 habitantes lo que supone una densidad muy elevada de 154 hab / km cuadrado.

El sol y el mar que representan el fuerte turismo de la zona , siendo este su principal fuente económica y una explicación del fuerte incremento de población de la zona que en los ultimos años ha crecido el 50%.La Segaría con 800m que penetra en la costa terminando en un acantilado de 200m (El Cavo de San Antonio), pero las unidades más destacables son la sierra Aitana (1558m) y el Puig Campana (1410m). Con 18º en invierno, 27º en verano y unas precipitaciones de 700 l/m cuadrado, convierten a esta zona en un fortísimo reclamo turístico y en especial el municipio de Benidorm.

El turismo es el principal motor de esta zona con una ocupación del 55% de la población activa, descriviendose dos tipos de turismo como son el de las plazas hoteleras y los chalets, que en el caso de Benidorm el sector servicios ocupa el 90 % de su población, pero no solo ya en verano, sino que durante todo el año las plazas hoteleras de la zona, que son bastante numerosas, no descienden del 80%.

Los valles de Alcoy

La comarca de los Valles de Alcoy tiene pequeños valles y gran cantidad de sierras calizas, destacando la de Aitana con (1560m), que dificultan su accesibilidad y relaciones con el exterior, debido a este medio montañoso.

La red de transportes refleja nítidamente el carácter de capitalidad que ejerce la ciudad de Alcoy sobre toda esta zona.

La actividad agrícola (fundamentalmente olivos y almendros) tiene actualmente un carácter muy secundario frente a la fuerte implantación de la industria y el turismo, pero ello no quita por tanto la gran fertilidad de este suelo miocenico.

El conjunto comarcal suma 140.000 hab (123 ha/km cuadrado) de los que 66000 viven en la ciudad de Alcoy.

El valle bajo, medio y alto de Vinapoló

Esta zona de valles es muy conocida por la mayor concentración de industrias zapateras de toda Europa. Con 21 municipios, esta comarca alberga a 40.000 hab en 1925 km cuadrados. Es una zona de abundantes corredores transversales por la cual pasa el río del mismo nombre y una gran abundancia de yesos y sales.

Desde el punto de vista climático, el valle de Vinapoló tiene unas precipitaciones muy irregulares y van perdiendo intensidad a medida que se baja por la cuenca. En el alto Viapoló se registra una media de 360 l/m cuadrado, 328 en el medio y solo 250 en el bajo y con unas temperaturas de 19º en Elche se vuelven más frescas según se valla subiendo por el valle. El pino y la encina son las especies vegetales que predominan en la s tres comarcas, las cuales tienen como recursos naturales la sal y la pesca que ha hecho de Santa Pola el principal puerto pesquero del litoral valenciano.

Estas tres comarcas dependen fuertemente de la inmigración recibida y de la influencia que ejerce Elche sobre ellas debido a que después de Valencia y Alicante, es la mayor concentración de población. La uva, las almendras, los tomates y los cítricos constituyen básicamente la actividad agricola del valle de Vinapoló.

El Campo de Alicante

La comarca del Campo de Alicante es una unidad territorial poco extensa 670km cuadrados pero muy poblada 325000 hab y es merecedora de un tratamiento particular por la singularidad de contener en ella a la capital provincial de Alicante, la cual ejerce una influencia muy poderosa sobre los municipios colindantes de esta zona.

El marco físico comarcal viene definido por una llanura ondulada que baja de norte a sur, creando un circo de montañas que impiden el paso del frío y borrascas atlánticas, dando lugar al típico clima cálido y seco.

El clima de esta zona es cálido y seco con bastante aridez que juntándose con sus playas, explica el constante goteo de turismo de la zona. Con unas temperaturas medias anuales de 19º con el invierno más benigno de todo el litoral valenciano y un verano atemperado por el mar. Las precipitaciones son bastante escasas con 328 l/m cuadrado al año, lo que se traduce en una sequía casi constante, lo que hace que se tengan que traer recursos de otras zonas.La vegetación es xerófila sin apenas arboles. A pesar de sus escasos recursos hídricos, se cultivan viñedos de mesa principalmente y gran cantidad de almendros que crean un paisaje de secano en todo el valle de Jijona el cual se caracteriza por sus turrones almendrados. La ganadería y la pesca y el turismo como el sector servicios más explotado referente a industria, ocupan un segundo plano en esta comarca.

Como corresponde a toda capital provincial, Alicante es el centro de comunicaciones más importante de su territorio , si bien lo que más destaca no son precisamente las relaciones intraprovinciales sino las extrarregionales y las internacionales. Los tres medios de transporte (terrestre, marítimo y aéreo) estan en esta zona totalmente representados.

El Bajo Segura

La comarca del Bajo Segura es un buen ejemplo de aprovechamiento por el hombre de un caudal muy escaso de agua para construir con el un paisaje agrario capaz de soportar una fuerte densidad de población. Desde el punto de vista físico, el Bajo Segura consta de tres unidades paisajisticas bien diferenciadas, por alineaciones montañosas de sudoeste-nordeste. El clima es árido y las precipitaciones medias anuales son de 300 l/m cuadrado en Orihuela (capital de la comarca) y la temperatura media es bastante alta con 20º , lo cual da a este lugar un clima arido donde la vegetación arbórea se reduce a algunos pinares.

El agua el principal recurso de la economía comarcal. Sin ella no habría ni agricultura ni turismo, ni en definitiva, riqueza, aunque últimamente se esta deteriorando mucho este recurso por el uso de pesticidas y la salinización de la zona, aparte de la escasez de este recurso, que ni aun con el trasvase realizado, se logra paliar la insuficiencia de agua.

1

8