Comunicación

Emisor. Receptor. Trasmisión. Códigos semiológicos. Máximas de pragmática. Lenguaje

  • Enviado por: Gusilú95
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

La Comunicación
Es la transmisión, por parte de un emisor, de un conjunto de signos que es recibido e interpretado, por un receptor, en un tiempo y lugar concretos.

Elementos: referente (realidad sobre la que trata el mensaje), emisor (emite el mensaje), receptor (interpreta el mensaje), canal (medio físico de transmisión), mensaje (conjunto de signos compuestos por el emisor que se ajusta al código), código (conjunto de signos y sus reglas para combinarlos), situación, contexto y retroalimentación (información procedente del receptor que influye en el comportamiento del emirsor original).

Otros factores: información( a más conocimientos previos del receptor, menos información), ruido (cualquier perturbación que distorsione la recepción nítida del mensaje).

Códigos semiológicos.

Signos que constituyen conjuntos interrelacionados. Pueden ser sistemáticos, si poseen reglas fijas (señales de tráfico) o asistemáticos, lo contrario (código artístico).

Lenguaje no verbal.

Es aquel que no emplea palabras. Predominan los elementos asistemáticos. El lenguaje verbal y no verbal pueden ser complementarios y contradictorios.

Hay tres tipos de mensajes no verbales: lenguaje corporal ( movimientos gestuales y expresión facial), distribución del espacio (posición y distancia de las personas al hablar) y elementos paraverbales (entonación, suspiros, respiración, etc).

Funciones del lenguaje.

Son las aplicaciones que podemos dar al lenguaje.

Funciones: referencial (señalar un hecho objetivo), expresiva (actitud subjetiva del hablante), conativa (el emisor llama la atención del receptor), fática (se usa para mantener el canal entre emisor y receptor), metalingüística ( hablamos del lenguaje mismo), poética ( llama la atención sobre sí mismo).

Intención comunicativa. La Pragmática.

La Pragmática: estudia el uso que hacemos de la lengua en cada situación, considerando la intención del mensaje.

Intención comunicativa y situación: Son dos factores íntimamente unidos, que influyen en la elección del tipo de discurso.

Tipos: expresiva (manifiesta un punto de vista), apelativa (lograr convencer de algo al emisor, que lo comprenda), referencial (informar), fática (comprobar la existencia del canal, saludar, preguntar, etc) metalingüística ( mejorar la comunicación), poética ( embellecer).

Máximas de la Pragmática.

-Nuestra actuación lingüística debe observar los siguientes principios: principio de la economía (no aportes más información de la necesaria); ley de la moderación (modera tus afirmaciones o valoraciones); ley de la exageración ( es la apuesta a la anterior y, se utiliza, por ejemplo, en las alabanzas); principio de la cooperación (tiene cuatro categorías: de la cantidad, no hagas que tu contribución sea más informativa de lo necesario; de cualidad, trata de que tu contribución sea verdadera, de relevancia, son relevantes las informaciones nuevas; categoría de modo, evita la ambigüedad y procede al orden) todo el paréntesis pertenece al principio de cooperación. Sigamos, principio de información (no tomes la palabra ara afirmar algo que el receptor ya conoce) y principio de la cortesía ( trata de regular la distancia entre los niveles sociales).

- Hablas relacionadas con la cortesía: competitivos (actos como ordenar o pedir entran en conflicto con la cortesía), sociables ( la realización de ciertos hablas apoyan la cortesía), indiferentes y conflictivos ( hay actos del habla que rompen las buenas relaciones).

- Máximas: del tacto (atenúa el coste al otro e intensifica el beneficio), de la generosidad ( atenuar el beneficio propio e intensificar el coste propio), de aprobación (atenúa las críticas hacia el otro), de modestia ( atenúa las alabanzas hacia uno mismo), de acuerdo (atenúa el desacuerdo) y de simpatía (procura establecer relaciones cordiales).

Variedades de la lengua.

- Culturales: dependen del grado de formación del hablante. Existe el nivel culto (busca la exactitud), el nivel medio (busca la corrección) y el nivel vulgar (utiliza vulgarismos).

- De situación: los factores que influyen son el canal, el referente y la atmósfera.

- Variedades geográficas: se distingue al hablante según la procedencia.