Comunicación social

Periodismo. Cronistas. Información. Reporteros. Presencia social medios comunicación. Globalización comunicativa

  • Enviado por: Queshowmen
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Televisión Radio Sociedad Democracia

Periodismo; Pasión, Entretenimiento y Aprendizaje.

Anteriormente el periodismo era una misión practicada por unas cuantas personas con amplios conocimientos de cultura e historia lamentablemente ahora ha pasado a ser una profesión de masas en la que no todos estos componentes se encuentran presentes es decir, que no todos cuentan con una buena información. Hoy la tratan como una carrera mas ala que puede abandonarse mañana si no rinde los frutos económicos esperados. En consecuencia ha perdido cierto aire aristocrático que lo distinguió en el pasado, tan es así que en nuestros días, en cada pueblo hay una iglesia y una escuela de periodismo.

Los reporteros significan un grupo especial entre los periodistas; entregan tiempo ambiciones, aspiraciones y energía para cumplir con su oficio, dedicación y concentración constituyen su sabia, no obstante algunos no se duermen en sus laureles por enfocarse mas en el dinero que en la calidad, en ese sentido conviene señalar que en los primeros pasos reportiles es preferible concentrarse en la calidad aunque no pueda ganarse mucho dinero.

Antes de los 30 o 35 años todo es aprendizaje, no hay que desesperarse por ganar reconocimientos, la paciencia debe de ser una de nuestras virtudes, en esta profesión mas que volvernos cínicos y fríos el tiempo nos hace sensibles y vulnerables, por las tragedias testimoniadas.

Una buena parte de los reporteros son inquietos y están llenos de preguntas, y es que en el momento que se pierde la curiosidad, se deja de ser periodista, sin ella se muere el fuego interno. El que no sabe tiene mas sentido que el que cree que sabe, ello le permite ser mas creativo, no saber es una circunstancia natural no debemos tener pudor, vivimos en un mundo complicado.

En nuestra profesión de cronistas, de reporteros, de periodistas requiere de mucha lectura; es una debilidad pero ala vez es una fuerza de nuestro que hacer. La mayoría se preocupa en como escribir y muy poco o casi nada en como leer. En este tipo de actividades la ayuda de nuestros compañeros de profesión es indispensable.

Debemos ser cazadores fortuitos de otros campos tales como: Filosofía, Sociología, Antropología, literatura y profundizar en los temas, hacerse sabios. Todo aquello con el afán de hacer ver al lector, televidente o radio escucha lo importante y destacable de un hecho.

Debemos de aprender a ser humildes y nunca dejar de aprende, si se apaga el entusiasmo por aprender se seca el fuego interno y si no se repara uno, se marchita el entusiasmo, la llama interna no puede descuidarse.

El trabajo del reportero consiste en rescatar lo verdadero e interesante, en esa búsqueda solitaria, todo depende de la gente, es un oficio que se aprende a solas pero esta a merced de lo que dicen los demás, los primeros 15 minutos ante personas desconocidas y circunstancias nuevas son los que determinan el futuro, incluso parte de la vida en cierto ensayo cierto autor señalaba “las relaciones se definen en los primeros segundos”.

Hay mucha gente susceptible ala arrogancia y como reportero resulta imprescindible una sincera humildad, por lo primero ha de ser el entendimiento frente al otro, como entrevistador no es recomendable la dureza, es mejor crear una atmósfera de confianza, y la primera señal esta en la sonrisa, lo ideal es abrirse al dialogo pese al tipo de gente con la que se entable una conversación, escuchar al entrevistado y poner de nuestra parte para entenderlo.

Si uno no se abre realmente con la gente y no puede ganarse su amistad, se ve impedido para desarrollar su labor profesional, sin el apoyo de la confianza de los otros es imposible realizar bien la labor.

Resulta indispensable prepararse antes de cubrir cierta información, porque si se va sin cierta preparación se puede desinformar, se descontextualiza; se distorsiona los porques y los hechos, cuanto mas información tengamos, mayor será la posibilidad de madurar el texto periodístico.

No pude iniciarse la escritura sin un previo y concienzudo análisis y una cuidadosa preparación de lo investigado, entre mayor material, mejor selección, es necesario pensar en la construcción estructural y en el lenguaje antes de escribir.

La fuerza del trabajo informativo radica en la tensión entre lo que aparece publicado y lo que queda fuera, como la punta del iceberg, se podría dar mas pero solo se muestra lo esencial lo que se publica es tan importante como lo que queda excluido.

Existen dos escuelas de periodismo, la europea y la anglosajona; la europea, cuyo principio es asumir claramente una postura ideológica y política frente a los hechos, la anglosajona que se sujeta a una supuesta objetividad concreta y supone el actuar de un periodista sin ideas ni emociones.

Del cuarto al primer poder

Con la presencia de los medios de información y las nuevas capacidades tecnológicas que han conquistado en México a lo largo del siglo XX, como su amplia cobertura informativa, su gran penetración mental, su rápida capacidad de difusión, su enorme capacidad semiótica, su gran perfeccionamiento técnico etc. , estos se han convertido en el centro del poder contemporáneo de la nación.

De haber sido instrumento de difusión relevante en México en 1920, y de convertirse en el cuarto poder político a partir de 1960 como corresponsalble del poder en la década de las noventa, se transformo en el vértice del poder actual, es decir ya no son instituciones importes o el cuarto poder, sino ahora son el primer poder que existe en la sociedad.

El peso de los canales de información masiva es tan acentuado sobre la formación mental de la sociedad, que se puede decir que la realidad no son los medios de comunicación, pero los medios contribuyen substancialmente a crear la realidad central que reconoce la mayoría de la población.

No son la política, pero hoy no se puede hacer política sin los medios de persuasión masiva de los sistemas de información colectiva.

No son el párrafo jurídico pero los medios se han convertido en los tribunales electrónicos que linchan o absuelven a las figuras publicas antes que el estado recurra a los procesos constitucionales del oficio.

No son los partidos políticos, pero producen el mayor caudillismo electrónico que toda la capacidad proselitista directa realizada por las organizaciones políticas.

No son la economía, pero ninguna economía contemporánea puede funcionar sin la cultura de consumo que producen los medios de información vía su practica publicitaria.

No son la memoria del país, pero hay la agenda del recuerdo social cotidiano, se constituye progresivamente desde los medios de difusión de masas.

Los medios electrónicos especialmente la televisión sigue funcionando como el cerebro colectivo divorciado de las necesidades de nuestro cuerpo social, porque mientras vivimos cotidianamente una crisis socio económica que esta por convertirse en severo conflicto publicitario, la televisión nos invita a pasar en un estado de tranquilidad relativa que dura tan solo unos instantes en los cuales nos desconectamos de los problemas cayendo en este transe pisicohipnotico de este aparato de rayos catódicos.

En una idea la problemática nacional nos pasa por los medios electrónicos, lo cual a provocado la existencia de un modelo de funcionamiento esquizofrénico entre los que difunde e inculca la programación televisiva y las necesidades o realidades que viven cotidianamente los grupos mayoritarios de la sociedad mexicana.

Difíciles Tiempos.

Dentro de este contexto de inquietudes históricas de participación social en los medios de informativos, el estado mexicano abrió un pequeño espacio de participación colectiva en los mismos a partir de contar legalmente la existencia de tiempos oficiales en la ley, el texto de la ley federal de radio y televisión del 19 de enero de 1960, establece en el titulo IV del articulo 59 : Las estaciones de radio y televisión deberán efectuar transmisiones gratuitas diarias, con duración de hasta 30 minutos continuos o discontinuos, dedicados a difundir temas educativos, culturales y de orientación social. El ejecutivo federal señalará la dependencia que deberá proporcionar el material para el uso de dicho tiempo y las emisiones serán coordinadas por el consejo nacional de radio y televisión.

Complementariamente a esto en el titulo V articulo 90, se indica: se recara un organismo dependiente de la secretaria de gobernación denominada consejo nacional de radio y televisión, integrado por un representante de dicha secretaria de educación publica, otro de la secretaria de salubridad y asistencia, dos de la industria de radio y televisión y dos de los trabajadores.

El 1° de julio de 1969 se publica en el diario oficial de la federación el acuerdo administrativo por el cual el poder ejecutivo representado por el presidente Díaz Ordaz aprueba la ley de egresos de la federación. La existencia de un impuesto especial del 12.5 % a las empresas que funcionen al amparo de concesiones federales, para el uso de bienes de consumo directo de la nación, en los casos en que la actividad haya sido considerad de interés publico por la ley, dicho impuesto en los medios electrónicos permitió que se pagara en especie, con uso de tiempo en los mismos. Así el contribuyente cumplía poniendo a disposición del estado el 12.5%, del tiempo de su programación no acumulable ni definible.

Cuando es usado ese tiempo es para la promoción de necesidades burocráticas o políticas del gobierno mexicano.

Comunicación globalizada

El proceso privatizador español en las telecomunicaciones y los medios masivos, hizo que la industria de la cultura se intercionalizara para entrar en el proceso de la globalidad que viven todos los países, en este proceso las fusiones, las alianzas, las inversiones conjuntas han proporcionado la aparición de grandes conglomerados que si bien, tienen poco espacio para competir, en la unión Europea frente a los enormes y poderosos capitales desarrollados por consorcios como fininvest, bertelsman, nem corporation, springer o hachette, aun pueden moverse para crear dos vías: unirse con empresas estado unidences como el caso de telefónica Aol tieme-warner, con Mci worldcom y expandirse hacia regímenes del mundo para sacar provecho.

America latina es uno de los objetivos y México a pesar de su mercado altamente disputado tanto como por empresarios locales como estadunidenses, que enfrentan ya muchos intereses en el país, aun queda una franja por fincar, propiciada por la política de apertura de capitales del exterior que se inicio hace 15 años y reforzó con la firma del TLC.