Comunicación en el aula

Función informativa, afectiva, empática y educativa. Canales de transmisión de información. Atención. Comprensión de información. Técnica gestual

  • Enviado por: Sa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

TEMA II.1.2: LA COMUNICACIÓN EN EL AULA

  • Núcleo central de estudio.

  • En este tema nos centraremos en el conocimiento de los canales que se usan para comunicar en Educación Física (auditivo, visual y táctil), así como las funciones que adquiere dicha comunicación (informativa, afectiva, empática y educativa).

    La comunicación es la clave para el contacto entre docente y discentes. En la medida en la que somos capaces de acercarnos al alumno (sus necesidades, su punto de partida) es más fácil su progreso. En esto tiene una parte de especial relevancia la habilidad para la comunicación, tanto la emisión como la sensibilidad para recibir los mensajes que nos emiten los alumnos.

    La comunicación en el aula es uno de los principales elementos con los que se debe contar y dominar perfectamente por parte de cada profesor, ya que de este modo, las explicaciones, comentarios, preguntas, dudas... etc que puedan tener nuestros alumnos, se verán reducidas de manera considerable o, de no ser así, serán resueltas de la manera más ventajosa tanto para su entendimiento como para nuestro control sobre la clase.

    Las habilidades de comunicación sólo se mejoran cuando se ponen en práctica, pero, para sacar de ésta un mayor provecho, será conveniente que nos conozcamos algunas de las características y las funciones de la comunicación en Educación Física. Por otro lado, hay que ser conscientes de que comunicamos más de lo que creemos (y a veces en sentido contradictorio con lo que deseamos emitir).

    La comunicación, como herramienta del profesor, tiene distintas formas y momentos de darse en cada clase, distintas funciones y diferentes canales. El núcleo de este tema va a ser hacer una exploración sobre la comunicación.

  • Conceptos clave.

  • Modelos de comunicación:

    Estos modelos de comunicación tienen unas conexiones importantes con el como entendemos la enseñanza. Nos encontramos con tres tipos:

    • Comunicación en el aula
      Unívoca.- Se trata de aquel tipo de comunicación en el que existe un personaje principal denominado profesor que es el encargado de emitir todos los mensajes a los discentes o alumnos. El profesor habla y los alumnos escuchan, obteniendo de esta manera una posición de mayor jerarquía sobre los alumnos, engrandeciendo su figura más si cabe de este modo. No suele existir diferencias entre los alumnos, siendo siempre el mensaje igual para todos ellos, para que de este modo participen todos por igual y tengan las mismas oportunidades.

    El valor social que se deriva de este tipo de comunicación es el referente a la existencia de un cierto estatus o jerarquía que está por encima de las demás, ya que el profesor está en su situación de “poder” mientras los alumnos serían los “sumisos” teniendo éstos que respetar esa situación.

    Se adecua al método directivo. El alumno debe adaptarse al profesor, a la propuesta genérica que se da para todos.

    Ejemplos de este tipo de comunicación son una conferencia, cuando dictan apuntes, en Educación física cuando el profesor explica una actividad...etc.

    • Comunicación en el aula
      Biunívoca.- Puede existir un cambio de dirección en lo referente a la comunicación, es decir, aunque la mayoría de los mensajes emitidos a lo largo de la clase sean realizados por parte del profesor, algunos son dirigidos por los alumnos, lo que genera un cambio de dirección en la comunicación.

    El valor social que

    Ejemplos de este tipo de comunicación son cuando el profesor pregunta al alumno, cuando el alumno pregunta al profesor, en los momentos de reflexión de Educación física...En un examen también se produce este tipo de comunicación, ya que existe una relación entre lo que dice el profesor y lo que responden los alumnos.

    El valor social que se transmite en este tipo de comunicación es el de respeto hacia el resto de compañeros; debemos escuchar.

    • Comunicación en el aula
      Múltiple.- Este tipo de comunicación consiste en que cualquier persona puede convertirse en foco principal, todos los participantes son protagonistas y actúan como tales, todas las personas tienen conocimiento, y el resto de ellas puede aprender de otras, es decir, podemos de este modo aprender los unos de los otros.

    Ejemplos de este tipo de comunicación son los debates, ya que todo el mundo participa, cuando los alumnos exponen sus respuestas, propuestas, es decir, dentro de un estilo productivo, el conocimiento reside igualmente en los alumnos y pueden enriquecerse unos a otros; no solo reside en el profesor.

    Funciones de la comunicación:

    • Informativa.- Lo que se pretende es transmitir un mensaje objetivo y que este llegue a un destino o receptor; lo que importa aquí es el mensaje, lo que estamos transmitiendo, el conjunto de cosas que decimos. Lo que realmente nos interesa es el mensaje como objeto.

    • Afectiva.- Además de ponerse en juego mensajes también se pone en juego la relación entre los sujetos; los que se comunican son personas, dos mensajes iguales dichos de igual o diferente forma son absolutamente distintos, tenemos que entender cómo es percibido eso por los alumnos. Les cuesta mucho separarse de lo que a ellos les pasa.

    • Empática.- Hace relación a la necesidad de que haya contacto entre las personas para una buena comunicación. En Educación Física el contacto, la mirada, llamar la atención, engañar al alumno..., son importantes.

    • Educativa o metacomunicativa.- Hay veces que pretendemos enseñar a comunicar. El objetivo de la comunicación es enseñar a comunicarse. La información no es lo importante sino la comunicación múltiple. Mejorar el lenguaje tanto verbal como corporal es una tarea a realizar por parte del prfesorado para ser entendido de la mejor manera posible. En la expresión corporal se reflejan tanto el lenguaje verbal como el corporal, y es una asignatura muy a tener en cuenta para conseguir nuestros fines.

    Canales de comunicación

    Los canales de comunicación son las vías por las cuales recibimos la información; son estas:

    • Auditivo.- Nos centramos en la perspectiva del que recibe el mensaje. En la mayoría de las asignaturas es el canal más importante y el que más información transmite. Si no se pusiese remedio a las ACNEES los alumnos con esas necesidades auditivas no lograrían comprender el mensaje transmitido por el profesor.

    Debemos tener en cuenta que en nuestra asignatura no son iguales los mensajes transmitidos oralmente que en el resto de las clases, ya que existen problemas como la acústica o la disposición del alumnado por los cuales no utilizaremos demasiado este tipo de canal.

    • Visual.- Hay una presencia muy escasa del lenguaje escrito, tradicionalmente nula ya que hoy en día se usan otros recursos como otros métodos, dibujos, esquemas..., en distintos soportes como pizarras, diapositivas, transparencias...

    Existen elementos muy importantes para comprender el lenguaje no verbal; la mirada (para establecer una relación personal), los gestos (afectivos, informativos, empáticos), la postura global corporal, el vestuario y los ornamentos son algunos de estos elementos.

    • Táctil.- El tacto es una de las características más importantes en Educación Física ya que constantemente se están generando situaciones de contacto interpersonal. Es por ello que el tacto tiene una serie de valores que vamos a destacar:

    • Afectivo.- Representa valores de contacto y de acercamiento personal. Este valor es tal vez el más importante de todos, ya que es un claro transmisor de sentimientos y emociones.

    • Estabilización del esquema corporal.- La espalda es una de las últimas zonas que se integran en el esquema corporal y puede servirnos o ayudarnos a la hora de transmitir información.

    • Huella sensitiva.- Refuerza determinadas informaciones que han sido dadas.

    • Información dinámica.- Guía del movimiento, da la información del movimiento que se debe realizar, siendo este rasgo el más típico en Educación Física.

    • Desarrollo de la sensorialidad.- Este valor también es específico de nuestra asignatura y nos sirve para desarrollar la recepción de información mediante le tacto. Sirve también para incidir sobre la tonicidad del cuerpo.

  • Ideas principales

  • Conceptos generales

    No se puede hablar de verdadera enseñanza si no se da comunicación, pues debe haber contacto entre docente y discente para que haya ajustes en el proceso educativo. Esta es la base para que se dé una enseñanza que tenga en cuenta a la persona y las diferencias que, como tal, ésta presenta. Esta comunicación debe ser normal y fluida, debiendo saber el profesor en que momento se necesita un tipo u otro de sistema de comunicación para el perfecto desarrollo de las clases. Ni que decir tiene que si lo que queremos es que nuestros alumnos escuchen nuestras explicaciones debemos utilizar una comunicación de tipo unidireccional o unívoca, ya que es la más apropiada para este tipo de propuestas. Una comunicación biunívoca es apropiada para establecer un diálogo con los alumnos, para responder a sus preguntas y sonsacarles lo que el profesor estime necesario. Y, por último, una comunicación múltiple es apta para momentos de juego, de debate, de aprendizaje común, ya que en todo momento todos se ven a un mismo nivel y se aprende más fácilmente unos de otros.

    Tampoco se puede entender una educación en la que no se permita y atienda a la manifestación de la persona como individuo: a esto debe dirigirse la comunicación. Es en este caso en el que no debe darse con demasiada frecuencia un tipo de comunicación unívoca, ya que además de no atender a las necesidades de los alumnos con igualdad de oportunidades, esta comunicación puede resultar un tanto cortante para las intervenciones de éstos, ya que el profesor es visto como un rey o algo así, mientras los alumnos se pueden llegar a creer que son sus súbditos, no interviniendo por miedo al reproche.

    Dentro de la enseñanza, el alumno no es sólo un ser que recibe, sino también que emite y tiene que ser atendido para que su personalidad tenga un correcto desarrollo.

    No se puede hablar de comunicación si no se da un exquisito respeto y consideración por el otro; en demasiadas ocasiones, nuestros propios mensajes nos parecen tan importantes que no dejamos posibilidad de respuesta o no prestamos atención a ésta, que es lo mismo.

    Por todo ello, concluiremos que la comunicación en educación es nuestro medio de intervención, reúne las posibilidades de influencia educativa. La comunicación que nosotros realizamos no se limita a la verbal sino que se dan simultáneamente diversos mensajes por otros canales, a veces contradictorios entre sí. Cuanto menor es la edad de los alumnos, mayor predominio hay de la comunicación no verbal mientras que en los más mayores hay una creciente influencia de los verbales. No obstante, el lenguaje tampoco tiene para todas las personas los mismos significados y connotaciones. También hay que tener en cuenta que transmitimos, sin conocerlo, aspectos ideológicos.

    Los profesores no han de fijarse únicamente en los mensajes que ellos emiten, sino en la respuesta que producen en sus alumnos así como los mensajes espontáneos que estos producen. De este modo, el profesorado siempre comprenderá perfectamente lo que sus alumnos quieren comentarle, sus ruegos, preguntas, rarezas...El profesor debe conocer en todo momento lo que se cuece en la clase, los comentarios que en ella surgen, ya que son de vital importancia para conocer el estado de los alumnos: si necesitan descansar, seguir, cambiar de actividad...

    B. Características de la comunicación en Educación Física.

    La asignatura de educación física plantea algunas peculiaridades por su esencia o por su tradición que la hacen sensiblemente diferente a otras materias aunque exista por supuesto una gran parte común con ellas.

    La manifestación de ello es que en EF se emplean en diferente proporción los canales de comunicación que más adelante veremos. Como adelanto, señalaremos que el canal táctil presenta en Educación Física un empleo superior a la mayoría de las otras áreas. Del mismo modo, el lenguaje oral presenta también sus peculiaridades por el tipo de contenidos tratados.

    La dispersión de los alumnos en el espacio provoca que la comunicación masiva sea más difícil tanto por las condiciones acústicas como por el menor control ejercido. En cambio, las comunicaciones personales son más fáciles al desplazarse también el profesor por el terreno y existir la posibilidad de una relativa privacidad.

    En este sentido, hay que apuntar que a pesar de la mala comunicación oral que se pueda producir en las clases de Educación física, existen otros elementos como los gestos que ayudan en gran medida a la comprensión por parte de los alumnos a los mensajes emitidos por el profesor. Como ya se apunta, las comunicaciones personales son más sencillas, lo que nos sugiere un mayor enganche con los alumnos ya que en cualquier momento te puedes dirigir a ellos de manera mucho más secreta, y, en esos momentos, sabemos que estamos llevando al alumno a nuestro terreno por la relación de complicidad que se produce entre profesor y alumno.

    El factor afectivo presenta también en nuestra asignatura gran importancia; muchas veces es más importante dar confianza para emprender un ejercicio que dar detalles de su ejecución o crear un buen clima de relación que enunciar una larga lista de normas que impidan un comportamiento violento. Como hemos podido comprobar en nuestras prácticas, mas vale empezar una tarea con la menor carga oral posible que perder el tiempo liando a los alumnos con explicaciones vanas o complicadas, ya que en el estado en el que se encuentran nuestros alumnos, no es el más adecuado para dar discursos de ningún tipo, por lo que es más útil comenzar una actividad, aunque no estén del todo entendida, que perder el tiempo con explicaciones que se les van a olvidar, ya que tendrán tiempo de entender la actividad con la práctica.

    Respecto a las reglas, especialmente cuando nos referimos a los juegos, debemos tener en cuenta que son éstas las que dirigen la acción y debemos estar atentos a la interpretación que de ésta se haya hecho para mantenerla o modificarla. En los juegos, nuestro control es indirecto, está mediatizado por la forma en que es interpretada la regla y por las desviaciones a la misma que se produzcan. Es de suma importancia que cuando expliquemos una actividad demos pocas consignas para no alargar el tiempo de explicación, pero más importante es aún uqe las consignas o normas que demos sean claras y no lleven a confusión, ya que de ser así, podría dar al traste con la actividad y posiblemente con la ssesión, ya que los alumnos se descentrarían.

    Por último, citaremos las posibilidades de llegar a una comunicación verdadera con los alumnos. Dado que existen menos barreras físicas y psicológicas para que el alumno se acerque al profesor de Educación Física que a los profesores de otras materias -excepto en edades muy tempranas- el MEEF presenta sobre aquellos la posibilidad de entablar una relación que incluya más canales y códigos. Sin embargo, actúa en contra del especialista la gran cantidad de alumnos a los que debe atender y el escaso tiempo que pasa con cada uno de ellos. Sólo cuando permanece durante algunos años en el mismo centro y conoce a los alumnos en cursos sucesivos, puede lo primero sobreponerse a lo segundo.

    C . Funciones de la comunicación.

    La comunicación cumple diferentes funciones aunque en un momento, determinado a nosotros nos interese más una que otra o predomine efectivamente alguna sobre las demás. No podemos olvidar que la comunicación entra de lleno en las relaciones humanas y que éstas son difíciles de reducir a dimensiones estandarizadas. Sin embargo, podemos hablar de cuatro funciones que la comunicación produce en mayor o menor medida en cada situación concreta.

    i. función informativa. La comunicación nos sirve para transmitir ideas: la forma en la que se deben realizar las agrupaciones, los límites de la provincia de Soria o las potencias del alma según Aristóteles son ejemplos de este tipo. Lo importante en todo caso es lo que se está transmitiendo, se resalta el contenido objetivo de la comunicación.

    Ejemplos de esta función en el canal táctil, serían los juegos como pillar por parejas, tirar y presionar son dos gestos que se transmiten a través de este canal. También el baile guiado proporciona una seguridad afectiva y una información comunicada a través de este canal.

    ii. función afectiva. La comunicación también permite la transmisión de sentimientos. En este caso lo que se transmite no se puede separar de quien lo transmite pues refleja en cierto modo la forma en que ese contenido es vivido en ese momento por el emisor. El sujeto, tanto el emisor como el receptor, adquiere aquí la mayor importancia. Aunque en educación se tratan de ocultar los sentimientos, esto no siempre es posible ni tan siquiera deseable pues muchas veces es necesario entusiasmo, alegría o pesar para que el mensaje tenga más impacto. Además, puesto que no olvidamos que los profesores somos en mayor medida receptores que emisores, en los alumnos es frecuente el predominio de la afectividad sobre el resto de las funciones. El caso de nerviosismo que impide decir un contenido es harto frecuente.

    Ejemplos de esta función en el canal táctil, serían abrazar, los momentos de entrada y despedida a la sesión y el rechazo o reconocimiento de las actividades realizadas son algunos de los ejemplos más típicos del uso de esta función con el canal táctil.

    iii. función empática. La comunicación necesita la conexión entre los que están implicados en ella. Se deben dar unas característica para comenzar la comunicación y para que ésta se mantenga. La importancia descansa aquí en la forma que adopte la comunicación. La monotonía o la ininteligibilidad cuando se da una comunicación de forma verbal son dos causas para dificultar ésta. Para que una comunicación se dé, primero tiene que nacer y luego tiene que mantenerse viva. Es decir, debe de haber un momento en que haya una atención de un receptor a un mensaje del emisor y debe procurarse que la atención no decaiga. También, y puesto que la comunicación involucra a más de uno, hay que saber cuándo parar la comunicación y permitir la participación del otro.

    Ejemplos de esta función en el canal táctil, serían llamar la atención apoyando las manos es un ejemplo sencillo que se usa en educación física con respecto al canal táctil.

    iv. función educativa. Por último, podemos decir que la comunicación favorece o puede favorecer el acto de comunicarse. Entendemos aquí a la comunicación en general como un contenido y objetivo de aprendizaje que deberíamos potenciar en la práctica más de lo que se da. Estar abiertos al otro, escucharle y ser escuchado, desarrollar los diferentes canales de comunicación o hacer conscientes muchas de nuestras expresiones inconscientes podrían ser destrezas deseables para que fueran desarrolladas por nuestros alumnos. La importancia de la comunicación en sí, independientemente de los mensajes de que sea portadora es lo que resalta en esta comunicación. Como en otras muchas cosas, se hace camino al andar y sólo dando oportunidades de comunicación y experiencias gratificantes, alcanzaremos esta base de relación social.

    Ejemplos de esta función en el canal táctil, serían la escucha corporal, que es la principal en esta función.

    D. Los canales de comunicación en Educación Física.

    Veremos a continuación los tres canales principales que dentro de la EF se emplean: el auditivo, el visual y el táctil. No pretendemos ser exhaustivos ni hacer un encuadre definitivo de cada una de las formas de las que disponemos para comunicarnos con nuestros alumnos. Con dar una idea de las posibilidades de comunicarse y hacer conscientes algunas de las formas que en la práctica aparecen, ya daremos esta sección por bien empleada.

    i. Canal auditivo.

    Haremos referencia aquí a todos los mensajes que son percibidos por medio del oído. Dentro de estos, el lenguaje verbal es en la mayoría de las asignaturas el principal vehículo para transmitir las ideas que son el contenido de las clases. En EF no se emplea el lenguaje oral con tanta frecuencia como en otras por razones en parte explicadas en las "características de la comunicación en EF". La naturaleza de las tareas, de carácter práctico y participativo, así como la dispersión de los alumnos en el espacio y las malas condiciones acústicas que generalmente tienen éstos, son algunas de las motivaciones principales. Existen factores que influyen en la toma de atención por parte de los alumnos, contra los cuales, nosotros como especialistas no podemos hacer gran cosa, ya que factores contextuales como el día de la semana o incluso la propia hora del día influyen de manera directa sobre este tipo de canal.

    Aunque en la mayoría de las asignaturas sabemos que es el canal más importante en lo referente a la transmisión de información, en educación física los mensajes orales no son iguales que en el resto de las clases, teniendo en la primera una importancia menor ya que no se va a oír sino principalmente a hacer.

    El que las expectativas del alumnado tenga que ver con lo que pasa y ocurre dentro del contexto de la clase ayuda a predisponer un tema de atención e interesante para las expectativas del alumnado, teniendo esto una gran relación con aspectos motivacionales.

    No obstante, las verbalizaciones son también muy frecuentes en nuestra asignatura aunque no tengan el carácter de largos monólogos que tienen en otras. Señalaremos a continuación una clasificación del lenguaje que se usa más comúnmente en nuestras clases.

    En un nivel muy poco estructurado verbalmente, recogemos las breves órdenes que nos sirven para marcar un ritmo, ordenar un cambio, iniciar o acabar un juego etc. Más que de lenguaje, tienen el carácter de señales sonoras, de estímulos para provocar un tipo de conducta en los receptores. Ejemplos de esto son palabras como: 'ya', 'siguiente', 'alto', 'vale'... Otro conjunto de voces, esta vez con una función más afectiva que informativa, son las voces de ánimo o apoyo que sirven para que los alumnos persistan en una tarea dada o les sirve como refuerzo afectivo por un trabajo realizado. Se trata de voces tipo 'bien', 'vamos', 'perfecto'... En su gran mayoría, si no en todos los casos, estas palabras podrían cambiarse por otros mensajes no verbales, incluso por medio de otros canales como el visual o el táctil, sin que se perdiera matices en la comunicación.

    En este tipo de nivel existe un conjunto de señales o sonidos poco elaborados verbalmente que sirven para llamar la atención y ordenar, como bien es apuntado con anterioridad, pero existe una intervención durante la acción, lo que deriva en un feed-back público. Las actividades de educación física son poco autodirigidas lo que significa que no pueden tener una autonomía propia por parte de los alumnos.

    Ascendiendo en esta escala, destacamos voces o frases cortas que sirven para la organización o el restablecimiento de la disciplina. Como ejemplo podemos mencionar: 'nos ponemos en tres filas', '¡dejad de botar los balones!', 'colocaos todos en los bancos', '¡recordad que no os podéis soltar de la mano!'. También el feedback público inmediato -cuando se dice en voz alta mientras están realizando la acción o justo al terminar ésta- suele tener las mismas características: 'juntad más las piernas', 'la cabeza tiene que estar mirando al frente'. Por las condiciones de la situación, no se emplean largas frases ni un discurso propiamente dicho, aunque las palabras tienen ya un significado que es difícil transmitir con un lenguaje no verbal.

    Por último, podemos hablar de los discursos verbales normales, de mayor duración y complejidad que los anteriormente citados. Aunque estos no son tan frecuentes en las clases de EF como en otras, no hay que despreciar su presencia y más si pensamos que no sólo estamos haciendo EF cuando se está sudando. Ejemplos claros de cuando se emplea este lenguaje son la información inicial, la comunicación de resultados y corrección cuando se dan las condiciones para una comunicación oral o las reflexiones grupales. Aquí hay que prestar una especial atención a los aspectos pedagógicos y técnicos para que la información que emitimos llegue a los oídos de nuestro alumnado con la menor interferencia posible y sea interpretado de acuerdo a lo que teníamos previsto. Estos dos aspectos los veremos a continuación y pretenden, en conjunto, que la información llegue a todos, que atiendan al mensaje y que lo interpreten de manera adecuada. Además del interés intrínseco que presenta el que atiendan a nuestro discurso, el que estén atentos a él favorece que no surjan problemas de indisciplina y de que corramos menos riesgos. En último lugar como discurso más elaborado estarían la explicación y organización junto a la reflexión de la actividad.

    Existen algunos aspectos mediante los cuales podemos llegar a mejorar el lenguaje:

    • Técnicos.- ayudan a que el mensaje llegue sin ningún tipo de interferencia. En este sentido habría que tener en cuenta el nivel sonoro, que debe tener una serie de características:

    - tener una postura que permita sacar la voz lo más fluida posible.

    - conseguir que el volumen no sea excesivo buscando los momentos de mejor acústica en la sesión.

    - pronunciación, velocidad y modulación.- debemos ser cuidadosos a la hora de pronunciar todos los rasgos de una palabra cuidando la velocidad que debe ser adecuada y el lenguaje que no debe ser excesivamente monótono.

    Respecto a los aspectos técnicos, podemos mencionar el nivel sonoro que imponemos a nuestro mensaje. Para ello, es especialmente importante que los profesores de EF, debido a las condiciones de su trabajo, sepan cómo obtener la mayor proyección de su voz sin limitarse al empleo de las cuerdas vocales. Existen técnicas que es muy recomendable aprender no sólo para eficacia de la comunicación sino para conservar la propia salud. También ayuda el buscar los lugares con mejor sonoridad, hacer entender a los alumnos la necesidad de mantener silencio, o que los alumnos estén agrupados cuidando que nadie quede a nuestra espalda. Debemos ser cuidadosos respecto a la pronunciación y velocidad y saber que lo que puede ser audible en un grupo pequeño se convierte en un amasijo de palabras que nadie entiende cuando el grupo es más amplio. En general, hemos de ser conscientes que cuanto mayor sea el tamaño del grupo y más disperso esté, más claramente hemos de vocalizar y menor ha de la velocidad de nuestra habla. Habitualmente, la impresión subjetiva de estos dos parámetros no suele coincidir con la objetiva que podemos obtener por medio de medios de grabación. Siempre pensamos que hablamos más despacio de lo que realmente lo hacemos por lo que es conveniente controlar este aspecto. El habla, como la música, no sólo es sonido, sino también silencio. Un uso adecuado de las pausas nos permitirá dar tiempo para que asimilen lo que les decimos, crear expectación o marcar un punto importante dentro del discurso. Deberemos procurar también utilizar las posibilidades de modulación que tiene la voz y que dan un mayor atractivo a nuestro discurso. Para acabar con esto aspectos técnicos, citaremos la necesidad de vocalizar, incluso aunque nos parezca forzado, todas y cada una de las palabras de nuestro discurso.

    • Didácticos.- ayudan a obtener sentido e interés pedagógico. Aquí debemos preguntarnos si el mensaje tiene sentido y relevancia, obteniendo esta información mediante estas pautas:

    - vocabulario que se utiliza.- debemos enseñar a nuestros alumnos palabras que expliquen nuevos conceptos y movimientos.

    - sintaxis adecuada a las edades, consiguiendo esto a través de frases cortas ya que se entienden mejor que las largas.

    - debemos procurar que el lenguaje tenga en cuenta las necesidades motivacionales convenientes para el alumnado.

    - por último el discurso debe ser coherente.

    Además de estos aspectos técnicos que debemos tener en cuenta para que todos oigan nuestros mensajes y estén atentos a ellos, hay que procurar respetar otros aspectos que podemos denominar didácticos. Por ejemplo, el vocabulario y la sintaxis deberán ser adecuados a nuestra audiencia. Igualmente, prestaremos atención a la coherencia del discurso para que las partes que en él aparezcan sean lógicas y faciliten la comprensión. Un último aspecto que habría que cuidar es el relativo a que el mensaje sea significativo para aquellos a quienes vaya dirigido; debe atraer al alumnado y conectar con sus conocimientos previos, motivaciones, intereses...

    El empleo del lenguaje no sólo pretende que nos entendamos, sino que cada vez seamos más precisos en el conocimiento de una materia. Por eso, las diversas asignaturas tienen generalmente un vocabulario específico que debe ser adquirido para poder avanzar en su estudio. Esta faceta se ha dejado un poco de lado en EF si bien en nuestra materia es igual de imprescindible que en otras. Ello nos permitirá profundizar más en el conocimiento y transformar la cultura motriz que se trae a la escuela en una cultura más elaborada, que es lo que, por otra parte, se trata de hacer en el resto de las materias.

    Aunque la mayor parte de este epígrafe lo hemos dedicado al lenguaje verbal, en EF se emplean otras señales sonoras como palmadas, silbatos, música... Las connotaciones que tienen algunas de estas señales nos han de hacer ser precavidos pero esto no debe implicar necesariamente su eliminación. Un ejemplo de esto es el silbato, que tiene una relación innegable con métodos autoritarios y se asocia a figuras como la del agente de tráfico, el entrenador o el árbitro. Sin embargo, las condiciones de un contexto concreto pueden aconsejar que se emplee. En todo caso, el uso que se le dé puede cambiar las asociaciones habituales que tenga. Si se les hace ver, los alumnos comprenden la necesidad de usar un instrumento para dar algunas indicaciones concretas como puede ser 'acudid aquí' mediante un toque de silbato. La música ocuparía un tema aparte por la importancia que tiene para la EF. En sí misma, puede facilitar o guiar la actividad dependiendo del tipo de música que sea por no hablar de los trabajos específicos de ritmo.

    ii. Canal visual.

    Para terminar con la presencia del lenguaje en la comunicación, tendríamos que citar el lenguaje escrito como un tipo de mensajes que se transmite por la vista. De nuevo tenemos que hacer notar que el lenguaje verbal está muy poco introducido en la EF. Sin embargo, su presencia puede ayudarnos en determinados momentos. A parte de la conveniencia de escribir los términos nuevos referentes a nuestra materia (es asombrosa la cantidad de faltas de ortografía, incluso supresión de sílabas, que tienen los escolares respecto a términos básicos que hacen referencia a la EF), el lenguaje escrito aparece en instrucciones (por ejemplo en la enseñanza recíproca y la individualizada), en trabajos y exámenes... Cuando nosotros empleamos este lenguaje, deberemos tener en cuenta parecidos aspectos didácticos que los que comentábamos en el lenguaje oral. Aunque no lo comentaremos aquí, también el lenguaje escrito tendría sus requisitos técnicos para que el texto fuera más comprensible y atractivo.

    En el canal visual se apoya también el empleo de gráficos, esquemas, dibujos, fotografías, vídeo, transparencias, diapositivas... El uso de medios audiovisuales, o más simplemente la pizarra, nos puede ayudar a presentar un modelo que de otra forma sea difícil de entender. Hay que reivindicar aquí la necesidad de una pizarra en las clases de EF que nos puede ayudar a la hora de la explicación pero también de la puesta en común del grupo.

    Todo un tratado aparte se podría hacer de la comunicación corporal que, querámoslo o no, todo ser humano está emitiendo en cada momento de su vida. El lenguaje corporal proporciona una fuente inestimable de comunicación que puede llegar a caracterizarnos. Algunos de los mensajes que emitimos ni no son modificables, ni tan siquiera en muchos casos son conscientes. Otros, en cambio, los podemos modificar en determinado grado. La teatralización es uno de los recursos de los profesores que al principio nos cuesta utilizar. Existen varios libros que nos pueden servir de introducción en este tema. El de Julius FAST (1984) o el de Flora DAVIS (1983) son dos ejemplos asequibles y de lectura amena. Para esbozar las líneas generales de lo que puede aportar la comunicación corporal, deberíamos hablar de la presencia de la kinética y la proxemia.

    La kinética estudia los gestos comunicativos y el sentido que aportan a la comunicación. Algunos de los gestos son inseparables de nosotros o aparecen en determinadas situaciones, por ejemplo cuando estamos nerviosos. Así, podemos decir que una persona es muy gesticulante o expresiva y que otra 'parece un pasmarote'. Sin embargo, hay otro tipo de gesticulación que la podemos controlar: la sonrisa, el asentimiento, las malas caras, la amplitud del movimiento, el signo de victoria, el pulgar boca abajo de los circos romanos... También en EF podemos emplear alguno de estos símbolos, sean de uso generalizado o exclusivo de nuestro grupo para significar algo, por ejemplo, reunión en círculo, formar grupos de cinco o colocarse al fondo del gimnasio. Llamamos paralenguaje a todos los gestos, voluntarios o no que hacemos durante las conversaciones verbales. Este nos puede ayudar, en interacción con otros aspectos detallados antes, a hacer el mensaje más claro y atractivo. Para finalizar con la kinética, la postura global del cuerpo también nos envía mensajes, de seguridad, de apertura, de temor, de oposición... La vestimenta y ornamentos (peinado, maquillaje, adornos) tampoco ha de ser descuidada pues envía mensajes de nosotros que influyen en quienes se relacionan con nosotros.

    La proxemia estudia el significado que en las diversas culturas tiene las distancias que se mantienen entre interlocutores. Hall es el autor que, desde la Etología, estudia este apartado de la conducta humana. Dado que en EF las distancias no vienen marcadas como en las asignaturas de aula por la disposición de los pupitres, disponemos mayor información por esta vía, lo que explica que en cierto modo sepamos más de nuestros alumnos y alumnas que sus propios tutores. Se habla de cuatro distancias: íntima, próxima, social y pública. Aunque no se puede dar aquí mayor detalle, la proxemia nos puede dar muchas explicaciones de las conductas de nuestros alumnos y referencias sobre cómo debemos emplear nuestro espacio como una forma más de incidir educativamente. Como se ha comentado anteriormente la proxemia hace referencia al sentido de las distancias corporales entre las personas, en el modo de hablar aparecen expresiones que reflejan estas cosas: estar próximo a alguien, subirse a la chepa, subirse a la parra, mantener las distancias...

    En cuatro niveles se pueden estudiar las distancias:

    - Distancia íntima: distancia cero o casi cero. Algunos contenidos como los de expresión corporal es donde aparecen más lo afectivo. Existe contacto pero sin afectividad en algunos juegos, en corros o en filas en contenidos como en actividades de lucha, en los saludos...

    - Distancia próxima: es lo que habitualmente conocemos como distancia normal de conversación. No hay una distancia estándar por la que todos nos podamos regir, ya que esta distancia es personal. Observamos la distancia en la que los alumnos se sienten cómodos con nosotros a la vez que debemos observar también la distancia a la que los alumnos se sienten cómodos entre ellos, aunque como he dicho anteriormente depende de cada persona.

    - Distancia social: es aquella distancia en la que se producen interacciones con gente más o menos desconocida.

    - Distancia pública: la comunicación ya no es personal sino que es dirigida al grupo, ya sea para una clase, una conferencia o un meeting.

    En educación física se observan las cuatro distancias, aunque las dos primeras aparecen más en los profesores de educación física que entre el resto de sus colegas. Cuanto más amplia sea la distancia la gente tiene que ser más cuidadosos y deben hablar más claro y despacio para que se les entienda mejor.

    No por aparecer en último lugar hemos de dejar a un lado el uso que tiene el cuerpo humano como modelo. Bien el maestro, bien un alumno, la ejecución de un modelo que hay que reproducir es una de las principales formas de transmitir información (una imagen vale más que mil palabras es una verdad constatable en muchos casos). En educación física hay un valor añadido a todos los que ya de por sí tienen los profesores y que es el de servir de modelo para las explicaciones, teniendo el gesto un papel importante ya que debe hacerse notar y señalarse. La imagen da una globalidad que es difícil de igualar. Pero el modelo no siempre se puede hacer sin más explicación. Cuando la tarea es novedosa, es conveniente centrar la atención en aquellos aspectos, pocos, que más nos interesen en ese momento pues de otro modo la rapidez de la acción impedirá que se capte nada. También aquí hay que exagerar a veces el movimiento en que queremos que se fijen. Otras veces, habrá que ralentizarlo. Un detalle que pasa con frecuencia desapercibido es que nuestro cuerpo es diferente al de los niños y niñas a quien damos clase por lo que no nos podremos poner como modelos en todos los casos.

    Además de la información que nosotros demos, el canal visual es sin duda el medio por el que recibimos una mayor información de nuestros alumnos. Todos los apartados que hemos visto son dignos de tener en consideración cuando se trata de recabar datos sobre lo que están aprendiendo o cómo están interpretando la enseñanza nuestras alumnas y alumnos. Debido a las distancias, el control visual es importante si queremos tener un mínimo de dominio de la situación.

    iii. Canal táctil.

    El empleo de este canal es otra de las diferencias que tenemos respecto a otras materias, en las cuales su empleo es más infrecuente. El contacto parece ser más permitido en EF que en otros momentos en la escuela, tanto entre profesores-alumnos como entre los propios alumnos. No debemos sin embargo perder de vista los tabúes de nuestra cultura al respecto. Veremos al menos cuatro momentos en los que está justificado su empleo.

    Valor afectivo del contacto. Puede servir de refuerzo, para acortar distancias (también habría que eludirlo si deseamos mantener la distancia), para atender al otro como persona... Las diferencias personales hacen que lo que para unos tiene un sentido, para otros- e incluso en momentos diferentes, tiene otro por lo que hemos de ser cautos con este empleo. No se debería confundir el contacto con la igualdad entre profesor y alumno.

    Tiene un papel importante en la creación y estabilización del esquema corporal. Sentir las diferentes partes del cuerpo nos hacen integrar con mayor rapidez las mismas. Por ello, la espalda suele ser una de las últimas partes en ser integrada en el esquema corporal.

    Empleamos también la huella sensitiva para reforzar otras, sobre todo cuando no se reacciona al lenguaje verbal. En casos de educación especial se emplea con frecuencia esta asociación de lo verbal y lo corporal. Si en vez de estático es dinámico, también aparece otro uso del contacto que es el movimiento dirigido.

    El desarrollo de la sensorialidad y la relajación son dos contenidos en los que aparece el contacto no como choque- tal como aparece en muchos juegos- sino como algo buscado y valorado.

    Además de los cuatro anteriores, este canal tiene también el siguiente valor:

    Información dinámica.- guía del movimiento, da información del movimiento que se debe hacer, y es típico en educación física.

    El canal táctil se puede utilizar en educación física en las siguientes funciones:

    • Informativa: en los juegos como pillar por parejas, tirar y presionar son dos gestos que se transmiten a través de este canal. También el baile guiado proporciona una seguridad afectiva y una información comunicada a través de este canal.

    • Afectivo: abrazar, los momentos de entrada y despedida a la sesión y el rechazo o reconocimiento de las actividades realizadas son algunos de los ejemplos más típicos del uso de esta función con el canal táctil.

    • Empático: llamar la atención apoyando las manos es un ejemplo sencillo que se usa en educación física con respecto al canal táctil.

    • Comunicativos: la escucha corporal es la principal en esta función.

    Todo lo que aquí hemos visto no es sino una ínfima muestra de lo que la comunicación es y las posibilidades que tiene. Debido a que la comunicación se caracteriza por compartir significados y éstos no son nunca unívocos y universales, la comunicación nunca es efectiva cien por cien y sí, en cambio, causa de muchos problemas. El desarrollo de la cultura y la transmisión de la misma se basan en desarrollar y compartir significados. Por ello, una de las prioridades de la enseñanza se deben dar a la comunicación. Tal como se ha señalado repetidas veces, el docente no sólo ha de estar pendiente a la corrección y oportunidad de sus propios mensajes sino también a los de su alumnado.

    La muestra de canales que hemos visto nos habla de la conveniencia de estudiar qué mensajes requieren qué estrategias comunicativas y de la necesidad de ofertar diversidad de mensajes en diferentes soportes que permitan reducir las interferencias que inevitablemente se van a dar.

    D. Conocimientos que están relacionados con el mismo objeto de estudio

    I.2.3. Metodología y presentación de las tareas. La metodología que utilicemos tiene una vinculación muy estrecha con la forma y uso de la comunicación.

    II.1.4. Control, disciplina y poder en el aula ya que la forma en la que se desarrolla la comunicación tiene su repercusión y refleja tanto el control de la clase como en el papel que dejamos desempeñar en el mismo al alumnado.

    II.1.1 Motivación y significatividad del aprendizaje, ya que la comunicación transmite una gran carga de sentimientos y emociones, lo que deriva en una mayor o menor motivación del alumnado en función de lo que haga el profesor y como use la comunicación para motivar.

    E. Preguntas de ampliación

    ¿En qué fases de la sesión tienen mayor cabida los modelos de comunicación descritos?, di ejemplos de cómo podemos utilizar el tacto en cada una de las cuatro funciones de la comunicación, ¿cómo podemos mejorar la comunicación en un espacio externo (patio)?, ¿qué tipo de feedback debemos ofrecer a los alumnos en función de los estilos atributivos de aprendizaje que tengan los alumnos? ¿qué efecto tiene el uso del nombre de cada alumno a la hora de dirigirse a ellos?

    ¿Qué decir para motivar los niños en los diferentes momentos de la sesión?

    ¿Cómo hacer que los padres motiven a sus hijos?

    ¿Qué hacer para que los niños no se sientan reprimidos e inferiores al profesor en una comunicación de tipo unívoca?

    ¿Cómo saber que tipo de comunicación usar en cada momento de la sesión?

    ¿Tiene la comunicación profesor-alumno algún tipo de carga afectiva para los alumnos? ¿Cuáles y en que momentos de la sesión se ponen de manifiesto?

    F. Bibliografía

    Brozas Polo, Mª Paz; Díez Martín, V. y Vicente Pedraz, Miguel (1995): Creatividad motriz mediante exploración cooperativa; relato de una experiencia (1ª parte), en Revista de Educación Física. Renovar la teoría y la práctica, nº 56, pp. 5-9.

    Proponen formas de comunicación motriz basadas en la cooperación y la creatividad para el desarrollo de contenidos en EF.

    Castañer, Marta (1993): Hacia un análisis pedagógico y didáctico del comportamiento cinésico-gestual no-verbal del profesor de Educación Física, en Perspectivas de la actividad física y el deporte, nº 12, pp. 9-12.

    Check, John F. (1990): Las habilidades de comunicación en clase, en Revista de Educación Física, nº 34, pp. 2-7.

    Con un punto de vista claramente eficientista, este artículo presenta, sin demasiada profundidad, la comunicación en el aula de Educación Física. se centra primero en lo verbal y luego en lo no-verbal. En las páginas 5 y 6 presenta unas sugerencias para la comunicación efectiva en la clase. Muchas de ellas están centradas en aspectos técnicos y otras son discutibles, pero tal vez por ello sea interesante conocerlas.

    Crespo, Virgilio (1997): Saber hablar. Aproximación semiótica a una actividad comunicativa del futuro maestro, en Docencia e investigación. Revista de la E.U. de Magisterio de Toledo, pp. 55-78.

    Este artículo propone abordar el acto comunicativo como un conjunto que integra la palabra con el cuerpo. Da, ciertamente, un papel importante a lo corporal para no ser, o no parecer, del área de Educación Física. Hace una descripción interesante y completa del comportamiento comunicativo, en el que distingue el comportamiento vocal (lingüístico y paralingüístico) y el comportamiento kinésico (extralingüístico). Aunque algunas partes del artículo parecen demasiado centradas en la semiótica, la mayor parte se lee relativamente bien. En especial, a partir de la página 62 a la 71 para estudiantes de la especialidad de Educación Física.

    Davis, Flora (1983): La comunicación no verbal. Madrid: Alianza.

    Fast, Julius (7ª,1984)[IN,1970]: El lenguaje del cuerpo. Barcelona : Kairós.

    Miguel Aguado, Alfredo y Nevares Heredia, Lourdes (1995-96): La comunicación no verbal, en Tabanque, nº 10-11, pp. 141- 154.

    Motos Teruel, Tomás (1983): El lenguaje del cuerpo, Iniciación a la expresión corporal, Barcelona: Humanitas, pp.9-36.

    Knapp, Mark (1982)[IN,1980]: La comunicación no verbal. El cuerpo y su entorno. Barcelona: Paidós.

    Vigarello, G. y Vives, J. (1990): Comunicación gestual y técnica corporal, en Revista de Educación Física, nº 34, pp. 8-14.

    Se analizan los usos de la comunicación gestual para transmitir o reforzar un mensaje al alumno o al deportista (aunque los ejemplos son todos de deportes). Mediante el análisis de vídeos han descrito una serie de usos gestuales de tipo kinésico y visual. El artículo puede entenderse como ejemplos del uso del cuerpo para transmitir o reforzar un mensaje que se dé en el aula.

    Educación Física y su didáctica II. Curso 00/01

    Resumen del tema 2.1.2: La comunicación en el aula

    6

    Comunicación en el aula

    Comunicación en el aula