Composición fotográfica

Fotografía. Cámaras fotográficas. Imagen. Encuadre. Formato. Regla de los tercios. Autofocus. Reencuadre. Punto de vista y fondo. Profundidad

  • Enviado por: Ankoku
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Composición: el Encuadre

Es evidente que el efecto que pretendemos obtener al sacar una fotografía dista mucho de lo que nuestros ojos ven en ese momento. 

No olvidemos que el alcance de éstos no se puede comparar con el de un objetivo normal y, además... ¡podemos pasearlos a nuestro antojo por todo su campo de visión!. En definitiva, la cámara sólo ve una parte de todo lo que tenemos delante, por lo que debemos acertar a la hora de escoger qué incluimos en la foto y qué despreciamos. 

Pensaremos en la foto como si de un cuadro se tratase, imaginando que el marco nos la delimita. Esto es lo que se denomina encuadre, y junto con otros factores es responsable de la composición de la fotografía.


EL ENCUADRE

Por lo general, un motivo situado en el centro de la foto consigue un resultado aceptable. Pero, antes de disparar es conveniente considerar todas las opciones que están a nuestro alcance, debiendo preguntarnos cuál es el protagonista de la foto, así como qué pretendemos transmitir con ella. No cabe duda de que centrar el motivo es muy adecuado para casos en que predomina la simetría (por ej. edificios), pero a cambio, descentrarlo puede resultar interesante si nos interesa desviar la atención hacia el resto de la foto, resaltar otros elementos de la imagen o crear un efecto visual. 

'Composición fotográfica'
'Composición fotográfica'

También suele ser positivo descentrar el motivo cuando éste se encuentra en movimiento, ya que podemos obtener una sensación más dinámica. Por ejemplo, un saltador de longitud podría aparentar "escapársenos" de la foto si lo colocamos más cerca de un extremo.

Una forma clásica de componer una foto consiste en aplicar la regla de los tercios. Se trata de imaginar la composición dividida en tercios verticales y hacer coincidir el motivo principal sobre una de las dos líneas divisorias.

'Composición fotográfica'
  'Composición fotográfica'

Puede ser de aplicación tanto para formatos horizontales como verticales, y consigue dotar a la fotografía de un cierto dinamismo, pues obliga a recorrerla con la mirada sin detenerse exclusivamente en el motivo principal. Este efecto no lo logramos si centramos el objeto, ya que la vista se fija en él y no nos sugiere ir más allá.

Aún podemos afinar más en busca del equilibrio de nuestra foto si a las dos líneas verticales imaginarias descritas en la regla de los tercios les añadimos otras dos horizontales. Las cuatro líneas se cruzan en otros tantos puntos clave (vértices de un hipotético rectángulo en el interior de la foto) que pueden definirnos aún mejor la ubicación más adecuada para el objeto principal. 

'Composición fotográfica'
   'Composición fotográfica'

Podremos alcanzar un equilibrio perfecto si compensamos la presencia del motivo principal con uno secundario colocando a éste último en el punto clave diametralmente opuesto al que ocupa el tema principal. En cualquier caso, el motivo secundario no deberá nunca restar protagonismo al principal.

Es importante indicar que el descentrado del motivo puede "engañar" al autofocus de la cámara, por lo que deberemos tener la precaución de hacer un preenfoque y conservarlo mientras movemos la cámara en busca del encuadre correcto.

Composición II: el Formato

Otro aspecto muy importante a considerar a la hora de componer la fotografía es el del formato más adecuado para su presentación. En muchas ocasiones el resultado final es decepcionante, y sin embargo un movimiento tan sencillo como girar la cámara 90 grados habría conseguido un efecto inimaginable.


EL FORMATO MÁS ADECUADO

De entrada, y en parte porque la propia forma de la cámara puede inducirnos a ello, tenemos cierta tendencia a hacer las fotografías en formato horizontal. 

'Composición fotográfica'
      'Composición fotográfica'

Es éste el más utilizado para los paisajes (por ello se le suele llamar "apaisado") y para retratos de grupo, pero sería un error pensar que no es admisible el vertical. Siempre hay que probar los dos puntos de vista antes de hacer la foto y, ante la duda, disparar con los dos formatos. Incluso la gran ventaja que supone la pantalla de las cámaras digitales puede resultar insuficiente para hacerse a la idea.

'Composición fotográfica'

Por su parte, el formato vertical suele resultar más adecuado para los retratos, si bien en este caso es de suma importancia el encuadre, pudiendo obtenerse mayor fuerza a base de llenar prácticamente el encuadre con el rostro del retratado.

'Composición fotográfica'
 

Tampoco en el caso de los retratos deberemos olvidar la posibilidad del formato horizontal, aunque su uso habrá de ser estudiado de antemano. Si se va a retratar exclusivamente el busto de la persona, un formato horizontal dejará grandes espacios a los lados difíciles de rellenar. En cambio, determinadas poses (cabeza ladeada, por ejemplo) podrán invitar incluso a experimentar con el formato horizontal.


REENCUADRE Y CAMBIO DE FORMATO

No cabe duda que la fotografía digital aporta grandes ventajas para minimizar los errores que puedan haberse cometido en el momento de la toma de la foto.

'Composición fotográfica'

¿En el encuadre de la foto me ha entrado un objeto no deseado?.- No hay problema, porque puedo dejarlo fuera de la foto a base de eliminar la zona en que se encuentra con el programa de edición de mi ordenador.

'Composición fotográfica'

¿Realmente favorece el formato vertical y yo utilicé el horizontal?.- Por supuesto, puedo reconvertirlo.

Sin embargo, siempre será mejor partir de fotos a las que no exista la necesidad de retocar, porque en muchos casos los reencuadres conllevan el desperdicio de parte del contenido de la fotografía, por lo que posteriormente pueden ser necesarias mayores ampliaciones que supondrán pérdida de la nitidez.

Composición: Punto de vista y Fondo

Nos ha quedado ya clara la importancia que, antes de disparar nuestra cámara, tiene ejercitar un poco la imaginación. El formato y encuadre elegidos influirán notablemente hasta el punto de convertir en atractiva una foto que, a priori, podía haber resultado anodina. Pero otros detalles también pueden aportar variaciones importantes, y a veces son pasados por alto provocando posteriormente efectos no deseados. Estamos hablando del punto de vista, así como del fondo que acompaña al motivo principal.


EL PUNTO DE VISTA

La posición de la cámara puede modificar el interés de la fotografía por lo que, al igual que ocurre con el encuadre y el formato, no deberemos precipitarnos. Lo más aconsejable será probar diferentes ángulos: más altos, más bajos, frontales, laterales, posteriores... así como distintos planos: cercanos, medios o lejanos. 

'Composición fotográfica'
  'Composición fotográfica'

Para ello podremos ayudarnos no sólo de elementos exteriores, sino también de nuestro propio equipo, jugando con las posibilidades de los objetivos de que dispongamos.

Uno de los casos en los que más influye el punto de vista de cara al resultado final es en las fotografías de personas. Nuestros ojos no siempre están a la altura adecuada y, así, será aconsejable agacharse para fotografiar a un niño si éste se halla de pie, porque en caso contrario obtendremos una perspectiva en la que acentuaremos todavía más su pequeño tamaño.

 'Composición fotográfica'

En cambio, fotografías hechas a un nivel inferior de la persona retratada conferirán a ésta un aspecto dominador y poderoso.


FONDO DE LA FOTOGRAFÍA

Antes de decidirnos a realizar la foto es imprescindible que comprendamos que, además del motivo principal, hay un área más o menos extensa alrededor de él de la que podremos sacar provecho o, por lo menos, a la que tendremos que vigilar para evitar que altere el resultado. El fondo puede ayudarnos, por ejemplo, a que la fotografía resulte más impactante o a que por sí sola nos cuente una historia. ¿A que será mucho más ilustrativa de nuestras intenciones una foto en la que retratamos a un óptico si detrás de él aparecen estantes con decenas de gafas artísticamente dispuestas que si simplemente hay una pared?.

En otras ocasiones, sin embargo, el fondo puede jugarnos malas pasadas sin que nosotros mismos nos demos cuenta. Podemos fotografiar a una bella muchacha junto a un rosal sin apercibirnos de que una de las rosas aparenta salirle de un oído, o bien en lo que pretendemos que sea una fotografía de época dejar que se nos "cuele" en el fondo un joven con peinado punky.

Y, por último, puede que nos resulte necesario disponer del fondo como un elemento neutro, que no aporte nada para no restar importancia al motivo principal pero tampoco nos lo estropee. En tal caso, habremos de elegir adecuadamente el fondo o, si no podemos prescindir de él, hacerle perder interés intencionadamente a base de aislar el tema con un objetivo que nos lo enfoque de forma selectiva. El uso adecuado de la profundidad de campo y de los distintos objetivos nos proporcionará múltiples posibilidades en este terreno.

 

Composición y profundidad

Los primeros capítulos de este curso nos han dado la oportunidad de comprender que hacer una fotografía es algo más que mostrar lo que estamos viendo, ya que su composición puede resultar determinante. Hemos conocido también los elementos básicos de ésta (formato, encuadre, punto de vista, fondo) y la importancia de su correcta combinación. De hecho, dicha combinación efectuada de un modo adecuado puede proporcionar a nuestra fotografía una mayor o menor sensación de profundidad. A ello hay que añadir lo que ya hemos aprendido acerca de la relación existente entre abertura del diafragma, distancia focal y profundidad de campo, con lo que vemos que para conseguir una fotografía de calidad disponemos en nuestras manos de más armas que las que inicialmente nos podía parecer.


'Composición fotográfica'

Las tres zonas de una fotografía

En realidad, una fotografía es la representación bidimensional de un motivo que tiene tres dimensiones. De ahí que, ya que no nos es posible reproducir esa "tridimensionalidad", por lo menos debamos tener en cuenta (siempre que ello nos interese) que podemos considerar la foto como si estuviera dividida en distintas "capas", y que cada una de ellas puede tener interés de por sí, además de su aportación al resultado final. Diremos por tanto que tenemos:

'Composición fotográfica'
El primer término: suele ser lo que primero miramos en la foto. Su correcto uso puede lograr que la fotografía dé una mayor sensación de profundidad, siempre que no llegue a competir con las otras zonas (bien por ser demasiado importante en el contexto total de la foto, o bien por no tener una relación directa con el tema fotografiado, distrayendo en este caso la atención). Puede ser una buena idea incluir en primer término algo que dé una idea clara del tamaño real del motivo fotografiado: así, un gran edificio quedará imponentemente reflejado si en primer término aparece un grupo de minúsculas personas.

'Composición fotográfica'
La distancia media: éste suele ser el emplazamiento habitual del motivo principal de la foto. Como sabemos, disponemos de métodos para conseguir un interés añadido (recordemos la regla de los tercios) y evitar que la foto resulte anodina, obligando a la mirada a recorrerla en busca de "algo más". Puede resultar interesante aplicar aquí lo que ya conocemos acerca de profundidad de campo, ya que seguro que destacamos más el motivo principal si provocamos un cierto desenfoque en el objeto que aparezca en primer término, máxime si éste tiene sólo la misión de rellenar esa parte de la fotografía creando ambiente (por ej., unas ramas de árbol en primer término de una foto cuyo motivo principal es un pueblecito).

'Composición fotográfica'
El fondo: rara vez el motivo principal es situado en el tercer término. Como ya dijimos en el tercer capítulo, el fondo puede aportar riqueza a la fotografía, aunque también puede estropeárnosla si no reparamos en él.

'Composición fotográfica'

Resumiendo, el hecho de que cada una de las tres zonas contenga algún elemento que atraiga la atención obliga a que la mirada se desplace de una a otra, obteniendo la sensación de profundidad. Si además algún otro elemento (como una línea, un camino, un tendido eléctrico...) conecta cada zona con la posterior, esa sensación se incrementará notablemente. Por otro lado, nuestros conocimientos acerca de la profundidad de campo pueden permitirnos el enfoque o desenfoque intencionado de alguna de las zonas, haciendo que la foto resulte más o menos plana.

Regla clásica sobre la composición:  

  • Se trazan imaginariamente dos líneas paralelas verticales y dos horizontales que dividan a la escena en partes iguales, los lugares donde se cortan las líneas dan lugar a cuatro puntos focales: A, B, C y D

  • Las líneas horizontales, deberán representar el horizonte. Es decir el horizonte no se pondrá en el centro del visor, sino en el tercio superior o inferior.

  •   El centro de interés se habrá de situar siempre en A, B, C o D pero nunca en el centro.

Si su cámara es autofocus, para seguir este consejo debe emplear el sistema de bloqueo o retención del enfoque.

De todos modos recuerde que las reglas se han dictado para adaptarlas a las circunstancias. 'Composición fotográfica'

 'Composición fotográfica'
 

Esta foto se puede mejorar.
El motivo está en el centro y el horizonte divide a la fotografía en dos partes iguales

'Composición fotográfica'

Esta foto está más equilibrada.
Cumple las reglas de la composición

Recomendaciones para una buena composición:

Pauta Geométrica:
Las pautas geométricas atraen y mantienen la atención. La repetición de las siluetas y volúmenes unifica la imagen. la sorpresa de las rupturas inesperadas de la pauta resulta muy agradable a la vista.

Unidad:
Cada imagen debe ser considerada como única cosa en la cual los diversos elementos que componen no pueden ser modificados sin influencia el equilibrio inicial.

Equilibrio:
En cada imagen el elemento constitutivo de líneas y formas deben balancear adecuadamente en la composición.

Ley de tercios:
La composición resulta más armónica cuando los centros de interés son colocados cerca de los puntos de intersección de las líneas que cortan la imagen en los tercios.

Angulo de toma:
Pruebe diferentes ángulos. Una ángulo alto le dará una imagen muy distinta a un ángulo bajo, al igual que la visión frontal produce una impresión muy distinta de la lateral o la posterior.

Control de Fondo:
El fondo debe servir como marco al sujeto y no apartar la atención de él. Utilice la profundidad de campo. Lo mejor suele ser un fondo liso que no llame la atención. Para conseguirlo, pruebe una abertura grande y elija cuidadosamente el ángulo de toma. Cuando quiera dar la definición también al fondo, asegúrese de que armoniza con el sujeto principal.

Detalles:
Nuestra tendencia general es a mostrar el conjunto e ignorar las partes, pero muchas veces, un detalle puede ser más expresivo que la vista general. Busque detalles que definan el tema.

Interés del Contraste:
El contraste es el factor que hace que el sujeto principal resalte sobre el fondo. Un sujeto iluminado por el sol, por ejemplo contrastará vivamente con el fondo de sombras. Los contrastes cromático pueden igualmente servir para diferenciar al sujeto del fondo.

COMPOSICIÓN Y REGLA DE LOS TERCIOS

Cualquier fotografía necesita de un sujeto o un centro de interés, pues de lo contrario, el observador recorre con su vista la foto buscando de un sitio a otro donde quedarse. Es por eso que uno debe imaginar la fotografía antes de imaginar el motivo por va a tomarla.

Así que antes de tomar la foto deténgase y responda:

¿Qué es lo que le ha atraído de la escena?

¿Ha pensado claramente en el resultado final?

¿Qué es lo que quiere trasmitir con la fotografía?

 

'Composición fotográfica'

Alpaca tomada con cámara Olimpus IS100,
f/. 4, V= 250, película Fuji Superia ISO 100

 

Cuando tenga las respuestas, puede ir pensando como realizar una composición de impacto visual y donde colocara su objeto centro de interés.

¿Colocar en el centro? ¿si o no?

Muchos fotógrafos aficionados colocan el objeto en el centro del encuadre porque por naturaleza el ojo al momento de examinar la foto se fija allí, es el lugar obvio. Además de crear una imagen bien equilibrada y reposada.

 

'Composición fotográfica'

Alpaca tomada con cámara Olimpus IS100, f/. 4, V= 250, película Fuji Superia ISO 100

 

Es por eso que el objeto centrado resulta llamativo cuando es algo simétrico como un edificio, o un automóvil. Peor se necesita mucha experiencia para colocarlos justo en el centro, sino se echa a perder el efecto que deseamos. Sin embargo colocar los objetos al centro no es la única forma de tomar fotos. Muchas veces quedan muy estáticas. Así que colocar el centro de interés a un lado es una opción que lleva a un disciplina creativa.

 

'Composición fotográfica'

Niña en feria de Chupaca, Junín, observe como se ha colocado a la niña a un lado. CámaraS100, f/. 4, V= 250, película Fuji Superia ISO 100

La Regla de los tercios

Esta regla consiste en dividir mentalmente una imagen de tercios verticales y después colocar el objeto aproximadamente sobre una de las líneas divisorias.

Esto funciona en cualquier formato, tanto horizontal como vertical. No es necesario que el sujeto este sobre una de las líneas. Así que tendrá que usar su imaginación.

'Composición fotográfica'

Así tendrá una imagen más dinámica que una que ponga el énfasis en el centro. Es dinámica porque hace que el ojo se mueva a lo largo de la imagen cuando se la mira.

Esta regla muestra el objeto dentro de su entorno. Un sujeto colocado en el centro necesita llenar el encuadre para tener algún impacto mientras si esta descentrado revela su entorno. Incluso cuando un objeto es bastante grande sus alrededores se ven.

'Composición fotográfica'
 

Además de las líneas verticales se puede añadir dos líneas más de forma horizontal para formar una cuadrícula imaginaria con nueve rectángulos o sectores. Donde se cruzan las líneas son los puntos clave, habrán cuatro. Ubicar el objeto con centro de interés dentro de estos cuatro puntos sería lo ideal.

Si desea crear equilibrio entre el objeto y un elemento de la fotografía menos importante, el punto clave de la diagonal es el lugar más apropiado. Sin embargo, hay que asegurarse que no domine el objeto principal.

'Composición fotográfica'

Vídeos relacionados