Comportamiento delictivo de jóvenes y adolescentes

Violencia social. Causas: Drogadicción (consumo drogas) y alcoholismo. Situaciones familiares. Protección y reinserción del menor

  • Enviado por: Dulce
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 12 páginas

publicidad

INTRODUCCIÓN

Este estudio busca demostrar científicamente los múltiples factores desencadenantes del comportamiento del menor infractor, que van asociados a la desintegración familiar, deterioro social y problemas económicos. Estos son elementos propicios que influyen en el joven para iniciar el consumo de drogas llevándolo posteriormente a la deserción escolar y luego cometer actos delictivos que va desde el hurto hasta el homicidio.

Las drogas generan violencia y esta a su vez es considerada como una enfermedad social que ha adquirido proporción endémica convirtiéndose en uno de los problemas de salud pública mas graves que aquejan a nuestro país, siendo la situación mas alarmante entre adolescentes de 10 a 17 años.

Al consumir droga la probabilidad al igual que el alcohol de que una persona viole la integridad física, psicológica o social de otra persona, es considerada como el ejercicio de una fuerza indebida, de un sujeto a otro, siempre que se experimente como negativa.

Los jóvenes con problema de droga trastoca la familia, la comunidad y la sociedad en general y pone en peligro su desarrollo sano y sostenible. Tanto la droga, como el maltrato y la violencia provocan secuelas psicoafectiva que tendrán un impacto negativo en mayor o menor medida en el proceso de crecimiento y desarrollo del individuo durante la infancia y adolescencia y así mismo condicionaran la posterior adaptación social del sujeto sano.

Este estudio busca determinar, de un universo poblacional de internos que ingresan al Centro y que son consumidores de droga los factores determinantes que los lleva al mundo de la drogadicción, con el fin de prevenir y erradicar esta enfermedad que tanto daño hace a los jóvenes y a la sociedad en general.

ESTUDIO DE MENORES INFRACTORES Y SU ASOCIACION CON EL CONSUMO DE DROGA

MARCO TEORICO

Se tomo en cuenta que el consumo predomina en los adolescentes con problema de hogares desintegrados o con antecedentes de familiares panameñas que consumen drogas, referencia esta tomado del estudio de población atendida en el centro de fármaco dependencia y centro de custodia del ministerio de la familia la niñez y la juventud.

Identificar variables de riesgo definidas, concretas y diferenciadas para el consumo entre los adolescentes que aun asisten a la escuela.

Se presume que los adolescentes con mayor antecedentes de tener problemas familiares tienen un mayor riesgo de presentarse como consumidores de tóxicos en esta franja de edad, seria también interesante hacer un perfil diferencial entre el consumidor sintomático y el consumidor social a esta edad, que no se llega a concretar aquí por las limitaciones propias del estudio actual.

El consumo de drogas es un fenómeno bastante extendido entre los adolescentes de las sociedades occidentales entre 8 a 17 años, acudiendo en esta gama de edad un porcentaje considerable a nuestro centro por problema delictual o de conducta. Hay una correlación clara entre el inicio del consumo a estas edades en forma de un patrón de uso ocasional y el desarrollo posterior de su dependencia en la edad adulta, de ahí el interés por focalizar la atención de posibles factores de riesgo existente en esta franja de edad, para intervenir e intentar evitar consecuencias adversas posteriores en un intervalo de tiempo demasiado prolongado a partir de la adolescencia.

En los jóvenes, la marihuana tienen la particularidad, que suelen ser usados en la mayoría de los casos para potenciar los efectos de las bebidas alcohólicas, (desviación de su uso), que en esta edad son considerada como drogas “blandas”, y que no es mas que el “rito iniciático” en la escalada del consumo de drogas.

Se ha visto claro que la situación de la adolescencia es más compleja de lo que pudiese parecer a primera vista y que merece ser individualizada de manera especial. Se puede considerar que hay una especifidad en la población adolescente, producto del cambio de niño a adolescente y que se asocia a los cambios hormonales propio del desarrollo de la pubertad, cambio este que juega un papel importante en el conducta y estado de animo, como es la rebeldía, irritabilidad y en algunos hasta depresión o ansiedad que los lleva a la búsqueda de lo nuevo, mediante la curiosidad. Factores estos que juegan un rol durante la organización de la personalidad futura del adulto, en donde las emociones las sustituye la búsqueda de sensaciones.

La adolescencia es, en efecto la prueba, la piedra de toque, de los esbozos identifica torios preparados en la infancia.

Se puede agrupar bajo el nombre de conductas de adicción aquellas, que se caracterizan por el desarrollo de una dependencia del adolescente respecto a la satisfacción de una necesidad y del producto que procura esta. El interés de esta denominación es hacer resaltar lo que las reúne y a su vez revelar los rasgos fundamentales de estos adolescentes como es: 1) apetencia de la dependencia y 2) su propensión a la escalada a la utilización de drogas mas fuertes. Una conducta propia del adolescente que intenta regular sus tensiones internas y sus necesidades afectivas.

Este estudio plantea los siguientes objetivos:

  • Describir las características sociodemográfico y epedimiológicas del consumo de sustancias en un grupo de población de niños, niñas y adolescentes recluidas y recluidos en el Centro de Observación y Diagnostico del Ministerio de la Familia y la Juventud.

  • Analizar la correlación existente entre las características de ese consumo e índices de violencia y conducta emocional, así como con variables de riesgo familiar, sociales y personales.

METODOLOGÍA

Recopilación de Datos.

Entrevista personalizada e individualizada al cien por cientos de los jóvenes ingresados en el centro de custodia de junio del 2,000 a marzo del 2,001 cumplimiento y pabellón de niñas y niños durante los meses de junio del 2000 a febrero de 2002.

La entrevista consistía en recopilar datos de aquellos jóvenes que afirmaban haber consumido sustancias como (alcohol, drogas ilegales, psicotropos, etc.), así como el tipo de droga que consumen y la frecuencia de consumo (no consumidor, consumidor) además de la edad de inicio, nivel académico del encuestado y comportamiento antisociales como es “ si al momento de cometer del hecho delictivo se encontraba bajo los efectos de la droga”.

Como el estudio no pretendía establecer asociaciones con situaciones de familia, Solo se colecto la información sobre el numero de persona y su fin.

También se registraron problema de conducta o legales en relación con el consumo de droga y sus comportamientos en el desarrollo social y personal de individuo, es decir, se intenta buscar una relación entre el uso de una sustancia y un comportamiento alterado que se presenta en los adolescentes en el intento de adquirir drogas.

Característica de la muestra de estudio, consiste en aquellos adolescentes que consumen tóxicos y que son recluidos en el centro de observación y diagnostico por diversos motivos, cuyo intervalo de tiempo es de un año, el cual es una muestra representativa de la población general de adolescentes recluidos en el Centro. Se trata de una muestra de adolescentes “sintomáticos” derivados a consulta de Salud física y que al mismo tiempo consumen, a diferencia de consumidores estrictamente “Sociales” que podríamos encontrar en principio en un centro de atención para drogodependencia, y que no hemos llegado a analizar por las limitaciones propias del estudio.

El tiempo calculado para la entrevista fue de 45 minutos y se llevo a cabo por el mismo personal medico del centro.

Hipótesis

Que la población en estudio hizo uso de los tóxicos siguiendo un patrón de consumo de mas de una dosis al día en edad temprana, que los llevo a cometer posiblemente el delito bajo efectos de la droga, muchos de estos delito tiene como característica la violencia como es el homicidio, Abuso Sexual y Robo a Mano Armada.

Resultados

Variables sociodemográficas y consumo de tóxicos. Sobre una muestra de adolescente atendidos durante el intervalo de tiempo de un año en el Centro de Observación y Diagnostico y en los que se constato la existencia de consumo de toxico en un (88%) sobre el total de los evaluados, en el intervalo de tiempo de un año. Asumimos la existencia a este nivel de sesgo lógico de infradetección, el cual se basa en el sistema de recolección de la muestra. Dada la no existencia de medios en este estudio para reclutar los falsos negativos.

En cuanto a la variable sexo se realizo una muestra de prueba de diferencia de proporciones, los que arrojo como resultado que no existe ninguna distinción entre el consumo de toxico de los jóvenes y las jóvenes, resultado este que llamo mucho la atención dado que a simple vista y observando las cifras absolutas lógicamente los resultados reflejaron que los varones consumen un alto porcentaje de droga sin embargo al aplicarle la prueba de diferencia de proporciones, los resultados fueron los antes mencionados.

Respecto al Patrón o tipo de consumo, el 88% de los jóvenes entrevistados consumen Habitualmente, siendo la vía fundamental de administración la oral.

Toda la muestra recogida pertenece a un medio urbano por el área de derivación del Centro, por lo que no se pudo establecer diferencias de consumo entre el medio rural y urbano.

A la hora de analizar la ocupación se refleja que el 41% son estudiantes o tienen alguna ocupación, mientras que un 59% no trabaja ni se dedica a ninguna actividad en el momento de evaluación inclusión en el estudio.

Todos los detectados como consumidores se sitúan en una franja de edad superior a los 8 años, mostrando índices altos de malestares psicológicos o emocionales.

Los jóvenes que asistieron al centro se asocian con trastornos mentales tales como la irritabilidad, ansiedad y depresión. Estos trastornos pueden asociarse al comportamiento delictivo, rebeldía y fracaso académico, profundizando de esta manera la desarmonía familiar.

Del total de los entrevistados, cuatro de los adolescentes presentaban problemas judiciales derivado del consumo de drogas. Los estudios epidemiológicos muestran perfectamente la correlación que existe entre estas patologías del comportamiento y el entorno social.

El 78% de los adolescentes de la muestra tienen Historia Familiar positiva de abuso de dependencia de sustancias en uno o ambos progenitores o en familiares de segundo grado (frente al 20% de los pertenecientes al grupo de no consumidores.

Por

Licda. Aracelly Camacho Somarriba

CONCLUSIÓN

Luego de analizar con detalle los datos obtenidos en la investigación, podemos llegar a las siguientes conclusiones.

  • es evidente que la edad e inicio del consumo de drogas se encuentra entre los diez y catorce años, o sea inicio de la adolescencia.

  • Que en su mayoría el inicio del consumo de drogas se da anterior a cometer el delito.

  • Que arriba del 88% de jóvenes que ingresan a estos centros: custodio y cumplimento son consumidores de droga.

  • Que no existe ninguna diferencia entre las niñas que consumen droga y los varones.

  • Que a pesar de las características psicosocial de los jóvenes que ingresan a estos centro no esperábamos un porcentaje de consumidores tan altos.

  • Por otro lado es evidente que la desintegración familiar y la falta de bases sólidas dentro del hogar la paternidad irresponsable son factores desencadenantes par al comportamiento de esto jóvenes.

  • La deserción escolar es producto de la desintegración familiar de familiares cercanos que consumen drogas y el inicio del consumo de drogas a edades tempranas.

  • Que los delitos por el cual ingresaron a esto centros no son por consumo o trafico de drogas sino por homicidio, hurto, robo, y violación, el cual se destacan mas en aquellos jóvenes que son fuertes consumidores de drogas es decir que consumen mas de una vez al día.

  • Tomando en cuenta el punto anterior debemos concluir que los programas no deben estar dirigidos únicamente a una población minúscula de jóvenes consumidores en el centro de fármaco dependencia sino extenderse a la población universal de los centros de custodio y cumplimiento y pabellón de niñas y niños.

  • Finalmente si no hacemos todos los esfuerzos necesarios que involucre a instituciones publicas y privadas para ayudar a nuestros jóvenes a salir del circulo de la droga estaremos cultivando una juventud enferma y no productivos para familia y el país.

Recomendaciones

El Comité Nacional de Análisis de Estadística Criminal recomienda los siguiente:

  • Desarrollar y mantener programas con personal idóneo eficiente con el fin de lograr reintegrar a estos jóvenes a la sociedad física y mentalmente sana.

  • Crear conciencia a las autoridades y la población en general que la problemática es grave por lo que debemos intervenir mediante acciones conjuntas y rápidas para evitar obtener una sociedad habitada por jóvenes enfermos no productivos para el país.

Somos conscientes de las múltiples limitantes que tenemos principalmente en lo que en materia económica se refiere para desarrollar programas que comprometan al universo de la población pero si logramos trabajar con todas las herramientas necesarias profesional, económica, etc., se lograría atacar al mal sino evitar que aquellos jóvenes que aun no consumen la droga lo hagan.

El progreso de una nación depende de su población si tenemos jóvenes sanos física y mentalmente construimos un país libre de drogas.