Competencia perfecta

Empresas. Tipos de mercado. Oferta de la industria. Curvas de demanda. Monopolio. Discriminación de precios. Monopsodio. Oligopolio. Diferenciación de productos. Equilibriol de Nash

  • Enviado por: Dexter
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 34 páginas
publicidad
cursos destacados
Planea con la bolsa tu futuro
Planea con la bolsa tu futuro
¿Sabe qué es inteligencia financiera? Aprenda a utilizarla de una mejor manera dentro de sus finanzas personales.
Ver más información

Curso Básico de Negociación Bursátil
Curso Básico de Negociación Bursátil
Este curso va dirigido a aquellas personas con interés y curiosidad en aprender sobre los mercados financieros. Este...
Ver más información

publicidad

TEMA 1 : LA COMPETENCIA PERFECTA

1. Tipos de mercados. Supuestos de modelo de competencia perfecta.

Las decisiones de una empresa son el resultado de cómo su funcionamiento se ve condicionado por tres tipos de restricciones. Estas tres restricciones serán: la tecnología, la economía y la de mercado.

a) Tecnología: es una restricción debido a la función de producción de la empresa, que nos indica qué puede obtenerse a partir de las cantidades dadas de factores productivos.

b) Economía : se deriva de la necesidad que tiene la empresa de utilizar eficientemente su proceso productivo debido a que los factores productivos no son gratuitos y por tanto, debe elegir aquellas combinaciones de factores que minimizan el coste para cada nivel de producción.

c) De mercado: se refiere a las condiciones bajo las cuales la empresa se enfrenta con la demanda del mercado para tomar su decisión sobre el nivel de producción óptimo que maximiza su beneficio.

Si una empresa fija un precio “p” y vende una determinada cantidad de producción “x” entonces, a la relación del precio que fija la empresa y la cantidad que vende la llamaremos “ curva de demanda de la empresa”.

Si solo hay una empresa en el mercado resulta muy fácil describir la curva de demanda a la que se enfrenta, ya que se trata de la curva a la que estamos habituados, porque dicha curva de demanda mide la cantidad del bien que desean comprar los individuos a cada precio y, por tanto, esta curva de demanda resume las restricciones de mercado a la que se enfrenta la empresa.

Si hay otras empresas, las restricciones a las que se enfrentan son diferentes, y en este caso para elegir su precio y su nivel de producción, tiene que imaginar cómo se comportan los demás.

Atendiendo a cómo la demanda interviene en forma de restricción en las decisiones de producción de la empresa, podríamos hacer una clasificación de los distintos tipos de mercado. Las situaciones extremas de este tipo de mercado son: la competencia perfecta ( gran número de empresas pequeñas e indiferentes que fabrican el mismo producto y se comportan como precio- aceptantes) y el monopolio ( una única empresa en el mercado). Entre estas dos se encuentran otros tipos de mercados donde las empresas tienen cierto poder, que les permite fijar el precio o la cantidad, por ejemplo: “ la competencia monopolista”, donde existen muchos productores pequeños e independientes y el producto es indiferenciado. Otro tipo de mercado es el “oligopolio”, en el cual el producto puede ser homogéneo o diferenciado, pero hay un pequeño número de productores independientes, que gozan de cierto poder en el mercado.

  • Competencia perfecta: modelo económico con las siguientes características:

1) Cada agente económico actúa como si los precios estuvieran dados, lo que llamamos en economía como “ tomador de precios”

2) El producto es homogéneo, el producto de cualquier vendedor es idéntico al de cualquier otro y por tanto, asegura que los compradores se mostrarán indiferentes en cuanto a la empresa que compren.

3) Libre movilidad de recursos, incluida la libre entrada y salida de empresas productoras, quiere decir, que cada recurso puede entrar en el mercado o salir de él con gran facilidad, dependiendo de lo que se pague por él. Esta condición resulta exigente porque significa en primer lugar que la mano de obra deber ser móvil, no solo en sentido geográfico, sino también entre empresas. La libre movilidad supone que los insumos o recursos no están monopolizándose por un propietario o productor. Además quiere decir que empresas nuevas pueden entrar en una industria y salir de ella sin gran dificultad, porque si se quieren patentes o derechos de propiedad la entrada no es libre, pero además, si el coste medio disminuye en un intervalo considerable del volumen de producción, los factores establecidos tendrán ventajas de costes, que por tanto harán difícil el ingreso.

4) Todos los agentes económicos deben tener conocimiento completo y perfecto del mercado, lo que significa que tanto consumidores como productores conocen los precios tanto de los productos como de los factores productivos.

2. La oferta de la empresa.

Como en competencia perfecta la empresa no tiene influencia sobre el precio del bien vendido, y debe tomarlo a ese precio dado, entonces la curva de demanda que percibe será una línea totalmente horizontal, que corta al eje de ordenadas a un precio “p”, es decir, la empresa en competencia perfecta venderá cualquier cantidad a ese precio y no a otro, por lo tanto, la curva de demanda será perfectamente elástica, y por tanto, la elasticidad precio es igual a menos infinito.

Como el ingreso marginal es igual a: 1 1/p

- El beneficio será: B = IT - CT

- Y el beneficio máximo: dB/dq d IT/dq - d CT/dq = 0

, por lo tanto IM=CM CM= p

En el nivel óptimo de producción es donde el precio será iguala los costes marginales

( C´), y cualquiera que sea el nivel de precio del mercado, la empresa elegirá la situación en que “ p = C´ “. Por lo tanto, la curva de costes marginales, es su curva de oferta.

1. La primera intersección de la curva de C´, tiene pendiente negativa, es decir, disminuye los costes de producir cada unidad adicional porque es descendente, pero el precio de mercado continúa siendo el mismo, y por tanto, amentará los beneficios, lo cual quiere decir que excluiremos estos niveles de producción en donde el C´ tiene pendiente negativa.

2. Suponemos que a la empresa le resulta rentable producir un bien determinado, y lo único que podría ocurrir seria producir una cantidad nula, lo cual significa que tendrá que seguir pagando los costes fijos y por tanto los beneficios que genera la producción de cero unidades será menor que los costes fijos.

Los beneficios de una empresa para la producción de “q” unidades será:

Bº = p.q - CV - CF

Luego la empresa mejora su situación si cierra cuando -CF > p.q - Cv - CF. Esto marca la condición de cierre, es decir, si los costes variables son mayores que “p”, la empresa mejorará su situación produciendo cero unidades, porque en este caso los ingresos derivados de la venta de la producción “q” ni siquiera cubren los costes variables de la producción y por tanto, solo los segmentos de la curva de costes marginales que se encuentran por encima de la curva de costes variables medios, son puntos posibles de la curva de oferta. Si un punto donde el precio se encuentra por debajo de la curva de costes variables medios, la decisión óptima para la empresa consiste en producir cero unidades.

3. Curva de oferta de la empresa: es el tramo creciente de la curva de C´, que se encuentra por encima de la curva de costes variables medios.

4. Beneficios extraordinarios: se corresponde con el tramo creciente de la curva de C´a partir de su corte con la curva de costes totales medios.

  • Oferta de la empresa a largo plazo.

Mide la cantidad que produce óptimamente cuando se puede ajustar el tamaño de la planta “p = CL/P (q) “

Como a largo plazo la empresa puede ajustar todos esos factores con pérdidas, tendría dos opciones: o continuar produciendo o cerrar. Puesto que a largo plazo si cierra, los beneficios serán igual a cero, y se daría que

“ p.q - CL/P (q) > 0 p > CL/P (q) / q

La curva de oferta a largo plazo es la parte ascendente de la curva de C´, que se encuentra por encima de la curva de costes medios a largo plazo.

3. Oferta de la industria.

3.1 Oferta de la industria a corto plazo.

Si la industria tiene un número fijo de empresas “n”, la curva de oferta de la empresa “i” la llamaremos “ Si(p)”

La curva de oferta de la industria será la suma de las curvas de oferta de esas “n” empresas.

Gráficamente supone que la curva de oferta de la industria es el resultado de la suma horizontal de las curvas de oferta de las empresas que integran la industria.

El equilibrio a C/P de la industria se corresponde con aquel precio y nivel de producción donde la oferta es igual a la demanda y el equilibrio que resulta determinará distintas situaciones de beneficios de las diferentes empresas dependiendo de sus estructuras de coses. Así, el precio de equilibrio de la industria, permitirá que algunas empresas obtengan beneficios, mientras que otras sufrirán pérdidas, aunque no lo suficientemente grandes como para verse obligadas a producir a C/P. Esta situación se explica porque aunque a corto plazo suponemos que las empresas tienen la misma tecnología, sin embargo, las instalaciones fijas serán distintas. Por esta razón la posición de las correspondientes curvas de C´ y C* no serán las mismas para todas las empresas.

Gráficamente tendremos tres situaciones:

a) Beneficios nulos b) Beneficios positivos c) Beneficios

negativos

Cuando hablamos de corto plazo nos referimos al periodo de tiempo donde:

- Ninguna empresa nueva entra en la industria.

- Ninguna empresa ya coexistente abandona la industria.

- La empresa individualmente no puede fijar el precio.

- Los factores productivos no varían.

3.2 Oferta de la industria a largo plazo.

A largo plazo vamos a suponer que no existen factores fijos ni, por tanto, la necesidad de afrontar los costes asociados a ellos, aún en el caso de abandonar la actividad.

Además, a L/P se puede producir fácilmente la entrada y salida de empresas de la industria. Por tanto, a L/P se espera que ocurran dos cosas:

  • Las empresas existentes realizarán ajustes en su producción y sus costes.

  • Si después de estos ajustes, la empresa aún no puede cubrir su costo total, entonces, abandonará la industria y además, si las empresas existentes están obteniendo ganancias, nuevas empresas serán atraídas a la industria.

Vamos a considerar el caso de empresas existentes, es decir, estas empresas ajustarán sus previsiones para maximizar la ganancia. Estas empresas producirán, por tanto, donde: (1) p = C*L/P para maximizar sus ganancias.

Cada empresa ajustará el tamaño de sus plantas, para minimizar el costo de realizar la producción seleccionada. Por tanto, cada empresa se moverá sobre algún punto de la curva de C*L/P. (2)

p < C*L/P condición de cierre

El gráfico muestra el proceso de ajuste de una empresa existente en el mercado. A C/P la empresa se encuentra en la planta (1) con C*C1 y C´C1. Si el precio del producto es “p”, la empresa maximiza sus ganancias produciendo “q1” unidades de producción, de tal modo que: p = I´= C´C1 y, por tanto, la empresa disfruta de una ganancia que viene dada por el área “abcd” o por “( p - C*C1) . q1 “.

1º) p = C´C1 (b) se obtiene más Bº fija las unidades de q1

2º) El coste de producción de esas unidades nos lo da la curva C*C1 (d)

(a) - (d) = Bº

Pero esta empresa puede obtener mejores resultados a L/P si el precio permanece en p. La empresa mejorará su situación y su ganancia ampliando la producción hasta “q2”, donde: I´ = C´L/P

También ha de ajustar el tamaño de la planta para minimizar el costo de producción, por tanto, aumentará el tamaño de la planta, al tamaño de la planta (2), con curvas de C*C2

y C´C2. Por tanto, ahora su Bº viene dado por el área “aefg”

1º) p = C´L/P (e) se fija la producción para el L/P q2

2º) El coste de producción corta a la curva de C*L/P en “f”,que llevado al eje nos da “g”

(a) - (g) = Bº

En la gráfica anterior la empresa es rentable tanto a C/P como a L/P . En la siguiente gráfica se considera una empresa que quizá no puede operar en el C/P pero sí será rentable a L/P .

A C/P me sobra instalación, a L/P disminuye el tamaño de la planta.

En el C/P, la empresa tiene el tamaño de la planta (1) en la curva de C*C1; si el precio es igual a “p”, la empresa no puede cubrir los costes totales.

Pero si el precio “p” excede del mínimo del C*V , entonces la empresa continuará operando en una

Pero si el precio “p” es menor que el mínimo del C*v, entonces la empresa minimizará sus pérdidas cerrando en la planta a C/P (en cualquiera de los casos, la empresa sufrirá una pérdida a C/P).

Sin embargo, si el precio se mantiene en “p”, la empresa puede reducir el tamaño de su planta y operar con una ganancia a L/P y producirá “q2” unidades. El tamaño de la planta, por tanto, se reduce al tamaño (2) con curvas de C*C2 y C´C2. En este caso la empresa puede eliminar las pérdidas a C/P ajustando la producción y el tamaño de la planta.

Si el precio estuviera por debajo del mínimo de la curva de C*L/P, ningún ajuste de este tipo podría eliminar las pérdidas y, por tanto, la empresa se vería obligada a abandonar la industria a L/P.

En resumen, el comportamiento de las empresas existentes al pasar de C/P al L/P será:

1º) La empresa ajustará la producción de tal manera que: p = C´L/P

2º) La empresa ajustará el tamaño de la planta operando a lo largo de la curva de C*L/P

3º) Si el precio es menor que el mínimo de la curva de C*L/P, la empresa abandonará la industria.

Si se mantiene el precio, las empresas disfrutarán de unas ganancias depuse de ajustar la producción y el tamaño de la planta. Pero si se trata de la empresa típica de la industria, ésta ganancia atraerá nuevas empresas hacia esa industria. El efecto de esta situación será desplazar la curva de oferta de la industria a C/P hacia la derecha, con la consecuente disminución del precio de equilibrio total.

a) Entrada de nuevas empresas

q q´ se oferta más, porque hay más empresas en la industria. La cantidad de

equilibrio aumenta.

Se producen entradas hasta que el precio disminuye lo suficiente como para eliminar todas las ganancias; lo que ocurrirá cuando el precio baje al punto mínimo de la curva de C*L/P.

Ya hay pérdidas y no interesa producir

Así mismo, si el precio es inferior al mínimo del C*L/P, la empresa típica no podrá cubrir sus costes, por lo que se producirá la salida de las empresas menos rentables. Esto dará como resultado un desplazamiento hacia la izquierda de la curva de oferta de la industria a C/P y, por tanto, el consecuente aumento en el precio de equilibrio, tal como aparece en la gráfica.

b) Salida de empresas.

Las empresas continuarán abandonando la industria ( desplazamiento de la curva de oferta hacia la izquierda) hasta que se eliminen las pérdidas para una empresa típica o hasta que el precio aumente por encima del mínimo del C*L/P. Con ese precio, las empresas supervivientes pueden cubrir todos sus costes.

Pero desde que se produce la entrada o salida de empresas, hasta que el precio es igual al mínimo del C*L/P de la empresa característica, estas entradas y salidas no son el único factor responsable del ajuste en el precio.

  • Otros motivos causantes del ajuste del precio:

Si varias empresas aumentan su tamaño de planta al ajustar su producción a L/P, entonces la curva de oferta de la industria a L/P se desplazará hacia la derecha, disminuyendo el precio. De hecho, es posible que ni siquiera se produzca un aumento en la ganancia. Este efecto es similar al de la entrada a la industria de una nueva empresa; por tanto, el aumento de la oferta a L/P de la industria se puede producir mediante el aumento del tamaño de las plantas ya existentes, o bien por la entrada de nuevas empresas.

De la misma manera que se puede dar una disminución de la oferta de la industria mediante la reducción del tamaño de las plantas de las empresas existentes, o bien, por la salida de empresas de la industria.

En resumen, a L/P una industria competitiva realiza dos tipos de ajustes:

1º) Las empresas ya existentes ajustan su producción hasta que C = C*L/P para maximizar su Bº o ganancia.

2º) Las empresas ya existentes ajustan sus producciones, para que en el tamaño de su planta se produzca la siguiente igualdad:

C*C/P = C*L/P, con el fin de minimizar el coste de las producciones.

Pero ,además , al mismo tiempo estarán entrando nuevas empresas en la industria y saliendo de ella las menos rentables.

Todos estos ajustes ocasionan cambios en los precios, que producen a la vez nuevos ajustes.

¿Cuándo se estabiliza la industria?

¿Cuándo se alcanza el equilibrio?

El equilibrio a L/P de una industria competitiva requiere que se eliminen todos los incentivos para las entradas o salidas, lo que significa que el precio tiene que ser igual al mínimo de la curva de C*L/P para una empresa típica. Esta empresa típica también tiene que encontrarse en equilibrio para que no tenga incentivos para ajustar su producción o tamaño de planta, lo que requiere que se den dos igualdades:

Se maximiza el Bº Situación de equilibrio para la empresa: la

Mejor situación posible.

Se minimizan los costes

Al combinar todas las anteriores condiciones, llegaríamos a la situación de equilibrio, donde se ampliará esa igualdad:

Situación de equilibrio en una industria competitiva,

que esta ajustada al L/P.

Tipos de ajustes en la industria: tamaño de la planta y entrada o salida de empresas en el mercado

  • Curva de oferta a L/P en industria de coste constante, creciente o decreciente.

La cueva de oferta de la industria a L/P no se obtiene mediante el mismo método que a C/P. Para obtener esta curva se tendrá en cuenta el hecho de que en el equilibrio a L/P, todas las empresas estarán operando en el punto mínimo de sus curvas de C*L/P, pero además, este punto mínimo será igual al precio de mercado para cada empresa. Por tanto, para obtener la curva de oferta de la industria a L/P, tendríamos que observar lo que les ocurre a las curvas de costes medios de las empresas individuales, cuando aumenta la producción de la industria, y la respuesta se obtiene dependiendo de la industria es de costes constantes, crecientes o decrecientes.

Industria de costes constantes: al aumentar la producción, el C* de una unidad, sigue siendo el mismo.

Las industria de costes constantes son aquellas donde la curva de C*L/P de las empresas individuales permanece estable, mientras la industria aumenta su producción. Por tanto, el precio, que es el punto mínimo de la curva de C*L/P, no cambia, y por tanto, la oferta de la industria a L/P es totalmente horizontal.

Industria de costes crecientes: son aquellas donde la curva de C*L/P de las empresas individuales se desplaza de forma ascendente según la industria aumenta su producción. Esta situación se presenta si existe una oferta limitada de alguno de los recursos productivos.

Por ejemplo, si existe una oferta limitada de trabajo cualificado específico. Mientras la industria amplia su producción, cada empresa individual tendrá que pagar un precio más alto por una unidad más de trabajo.

Hay otras fuentes de costes crecientes; por ejemplo, un coste mayor debido a la congestión en un área industrial o área de distribución.

Todas estas fuentes de coste creciente se conocen como deseconomías de escala externas. Son externas porque la empresa no tiene control sobre ellas, y se llaman deseconomías de escala porque según aumenta la escala o nivel de producción de la industria, la curva de C*L/P para cada empresa se desplaza hacia arriba.

Industria de costes crecientes: son aquellas donde la curva de C*L/P de la empresa individual, se desplaza en forma descendiente mientras la industria amplia su producción. Una fuente de costes decrecientes es el aumento de instalaciones o servicios auxiliares. Según crece la industria, podrían entrar en funcionamiento terminales de transporte.

Por ejemplo, se podría proporcionar herramientas informáticas adaptadas a las necesidades de la industria, o por ejemplo, empresas que suministran factores a la industria, podrían especializarse dando servicio sólo a esa industria, mejorando su eficacia.

Todo esto puede ocurrir solo si se aumenta la producción de toda la industria, y no solo de una sola empresa. Por tanto, se dice que la disminución resultante de la curva de C*L/P de las empresa individual se debe a economías de escala externas. En este caso la curva de oferta a L/P de la industria es decreciente.

TEMA 2: EL MONOPOLIO Y LA DISCRIMINACIÓN DE PRECIOS

1. El equilibrio del monopolio. Las curvas de demanda y oferta del monopolista.

Una empresa monopolista se enfrenta a la verdadera curva de demanda del mercado y, por tanto, no cabe distinguir entre la demanda de la industria y la curva de demanda percibida por una empresa. Esta verdadera curva de demanda tiene normalmente pendiente negativa y de ahí se desprende tanto el poder del monopolista, como los límites que tiene.

El poder que tiene el monopolista aparece por distintas causas:

1º) Un monopolista no esta obligado a aceptar un precio determinado, es decir, no es precio- aceptante. El monopolista, por tanto, puede buscar el precio mas adecuado.

2º) El monopolista puede adoptar decisiones sobre el nivel de producción y el precio.

3º) El precio y la cantidad no son variables absolutamente independientes. Todo lo contrario, el monopolista está limitado por la disposición a comprar de los consumidores, es decir, esta limitado por la demanda. En una economía de intercambio voluntario, los demandantes no pueden ser obligados a situarse por encima de sus curvas de demanda y, por tanto, la elección de un precio conlleva la respuesta de los consumidores a ese precio y, por consiguiente, sus ventas de igual forma. Si el monopolista elige vender una determinada cantidad, tiene que reconocer que no puede elevar el precio por encima del correspondiente a ese nivel de producción sobre la curva de demanda.

4º) El monopolista se enfrenta a una curva de demanda del mercado con pendiente negativa y eso implica que para vender más, tiene que aceptar una reducción del precio o para un precio mayor, tiene que reducir sus ventas.

Estos cuatro motivos implican que ahora, para el monopolista, el precio ya no iguala al ingreso marginal, y al incrementarse las ventas en una unidad, los ingresos totales experimentan dos efectos contrapuestos:

a) Los ingresos totales aumentan pos la unidad adicional producida.

b) Se reducen (al mismo tiempo) porque las unidades vendidas, lo son a un precio inferior.

Como consecuencia de un aumento en la cantidad

Producida, se produce una disminución en el precio.

El ingreso margina (I´) es la suma de los dos efectos anteriores, y, por tanto, es menos que el precio: I´< p

Si la demanda viene dada por la función: p = p (q) y el ingreso total ( IT) lo

definimos: IT = p.q . Entonces el ingreso marginal: I´= dIT / dq = p + q dp/dq < p

En resumen, el I´ es menor que el precio en todos los niveles de producción mayores que cero y, por tanto, la curva de I´ siempre se encuentra por debajo de la curva de demanda o también llamada ingreso medio.

El I´ también lo podemos expresar:

I´ = p + p/p . q . dp/ dq = p. ( 1 - 1/ (E)) E: elasticidad precio de la demanda

  • El I´ es positivo si la elasticidad de la DD es menor que -1.

  • El I´ es negativo si la elasticidad de la DD es mayor que -1.

  • El I´ es cero si la elasticidad de la DD es igual a -1.

Suponemos que el objetivo del monopolista es la maximización del Bº, por tanto, si su función de costes tiene la expresión: C = C (q ), el monopolista tiene la capacidad de elegir el nivel de producción para conseguir este fin.

Para elegir el nivel de producción “q” que maximice el Bº: p(q ) .q - C (q )

´ Para maximizar:

1º) dB/ dq = p + q . dp /dq - dC /dq = 0 Condición de máximo Bº

en monopolio.

2º) d B/ d q = d I/ dq d C/ dq < 0

Puesto que el C´ es positivo, el monopolista, para maximizar su Bº, nunca operará en el tramo de que la DD es inelástica, es decir, donde E > - 1 ( I´< 0, y no se puede igualar a un C´ positivo).

En el caso límite donde C´ = 0, el óptimo del monopolista se encuentra donde la elasticidad precio sea igual a - 1.

Por tanto, en general, el monopolista operará en la región en que la demanda sea elástica para que el I´ se también positivo ( I´ = C´).

Representación de los IT y CT donde el óptimo se obtiene en los puntos donde mayor sea la distancia vertical entre las dos curvas y en los puntos que tengan las misma pendiente las dos funciones:

Ahora vamos a considerar las curvas de C´ e I´ . Nos encontramos con tres situaciones distintas:

1ª) BENEFICIOS: Bº = ( p1 - C*) . q1

2ª) BENEFICIOS NULOS:

3ª) PÉRDIDAS: (en todos los casos)

* Curva de oferta monopolista:

Una curva de oferta se define como el conjunto de puntos que nos muestra el precio mínimo al cual se venderá cada cantidad; pero en el caso del monopolio, no existe una relación única entre el precio y las cantidades ofrecidas por un monopolista.

El precio “p” es el mismo para las cantidades q1 y q2 producidas, asociadas a las curvas de DD distintas, es decir, que cualquier precio de monopolio puede dar lugar a una amplia variedad de niveles de producción, dependiendo de la elasticidad- precio de la demanda y de la posición de la curva de DD y, por tanto, para un monopolista no hay una relación única entre precio y cantidad, lo que significa que no hay curva de oferta.

2. Causas del monopolio. El monopolio natural.

1) Patentes sobre nuevas invenciones:

Las patentes conceden el derecho en exclusiva a la utilización o producción de una innovación. Las patentes se conceden debido a que protegen e incentivan la investigación. Si las empresas no tuvieran la perspectiva de obtener una patente, no estarían motivadas para invertir en la investigación. Si cuando de realiza un descubrimiento importante, al propietario de la patente se le concede el monopolio sobre el nuevo producto, esto supone un claro estímulo para la investigación. Pero, al cabo del tiempo, aparecerán nuevos productos que son un sustituto al que se ha patentado inicialmente y esto, romperá la situación de monopolio.

2) Control sobre determinadas materias primas:

Alguna empresa tiene el control casi en exclusiva de determinadas materias primas necesarias para la producción de un bien; esto les confiere una situación de privilegio en la explotación del recurso o en la utilización del mismo para la producción.

3) Franquicias de mercado:

La Administración Pública, tanto a nivel central como local, suele conceder a ciertas empresas el derecho en exclusiva de vender algún bien o prestar determinados servicios.

Por ejemplo, los Ayuntamientos suelen otorgar a una única empresa, mediante una concesión administrativa, a prestar los servicios de transporte urbano.

El sistema de franquicia no solo lo emplea la Adm. Pública, sino también las empresas privadas. Así, por ejemplo, determinadas empresas que lanzan al mercado ciertos productos diferenciados mediante una marca y que suelen ceder el derecho exclusivo para vender productos de una determinada marca ( Mc Donals).

4) El coste de establecer una planta eficiente ( monopolio natural):

En ciertos casos, son razones puramente económicas las que aconsejan el establecimiento de un monopolio, porque incluso contando con una única empresa, su producción se lleva a cabo en el tramo descendiente de su curva de costes.

En este caso estaríamos ante lo que llamamos monopolio natural. Éste se presenta cuando hay rendimientos crecientes a escala o lo que llamamos: “economías de escala”. Los rendimientos crecientes suelen aparecer ligados a la presencia de factores indivisibles como la maquinaria y ciertos equipos especializados.

Por ejemplo, es posible producir un automóvil artesanalmente, pero la tecnología empleada para su producción en cadena, es muy distinta a su producción artesanal y resultaría muy difícil adaptar esa maquinaria a niveles distintos de producción, por lo que la mayor eficiencia de la maquinaria diseñada para la producción en cadena, se daría a altos niveles de producción. Eso ocasiona la indivisibilidad de la producción en cadena ( los C* van disminuyendo al aumentar la producción hasta lo que tiene previsto producir: “mínimo de la curva de C*).

La existencia de estas economías de escala suponen una barrera natural a la entrada de competidores, porque una empresa que opera con estas condiciones puede desbancar a cualquier competidor de tamaño reducido, apoyándose en el hecho de que sus costes por unidad se reducen a medida que se eleva la producción.

Los monopolios naturales se suelen dar en servicios públicos tales como la generación de energía eléctrica, la red de conducción de gas natural, teléfonos, etc…

Por lo general, las empresas que prestan estos servicios, suelen estar reguladas ( suelen ser empresas públicas). El decir que están reguladas significa que el estado fija el precio y la producción de la empresa.

3. La discriminación de precios.

En un mercado perfectamente competitivo, a cada comprador se le cobra el mismo precio por cada unidad de bien. Como el producto es homogéneo y suponemos que existe una perfecta información por parte de los compradores, no pueden existir diferencias en el precio y cualquier vendedor que tratara de vender a un precio mayor que el precio corriente se encontraría con que nadie le compraría el producto.

En el caso del monopolio, hemos supuesto hasta ahora que los monopolistas cobrarán el mismo precio a todos los consumidores por todas las unidades. Sin embargo, un monopolista tiene la capacidad de cobrarle a diferentes personas diferentes precios y/o cobrar diferentes precios unitarios por unidades sucesivas adquiridas por un comprador determinado. A cada una de estas posibilidades o a la combinación de ellas se le llama

“Discriminación de Precios”.

La razón por la cual una empresa le interesa comprometerse en un proceso de discriminación de precios se debe al hecho de que donde sea posible esa práctica, le conducirá a una situación de mayores ingresos y mayores ganancias a partir del mismo nivel de producción y ventas unitarias.

Pero existen tres condiciones para que se pueda llevar a cabo la discriminación de precios:

1ª) La empresa debe tener algún poder en el mercado.

2ª) La empresa debe ser capaz de separar los mercados, tanto en términos de identificar las personas y unidades de producción con sus respectivos segmentos de mercado, como en términos de evitar la reventa entre los distintos mercados.

3ª) Los compradores en los diferentes mercados deben tener diferentes

elasticidades - precio de la demanda.

Distintas necesidades del bien:

Cantidades pequeñas: precios altos

DISTINTOS MERCADOS

Cantidades grandes: precios bajos.

Además, es necesario que el monopolista pueda identificar y evitar la reventa del producto por parte de los compradores que pagan un precio bajo hacia aquellos a quienes se les cobraría un precio más alto.

El propósito fundamental de las políticas discriminatorias de precio es absorber una mayor parte del excedente de los consumidores, cargando precios o tarifas distintas según los consumidores y aprovechando su heterogeneidad y su diversa disposición a pagar según lo que vayan a adquirir.

* Excedente del consumidor.

Es la renta con la que habría que compensar al consumidor para que redujera su consumo del bien “q” a una cantidad o manteniéndose en la misma curva de indiferencia (para que la satisfacción o utilidad no varíe).

Gráficamente, el excedente del consumidor es el área que se encuentra por debajo de la curva de demanda.

SITUACIÓN DE DISCRIMINACIÓN DEL CONSUMIDOR DE 1º GRADO

Precio de la última unidad = C´

(Precio que pagaría cualquier consumidor)

EXCEDENTE = renta de la que se apropia el monopolista.

Podemos clasificar distintos tipos de discriminación de precios:

a) Discriminación de primer grado o perfecta:

El monopolista cobra a cada consumidor y por cada unidad “q” que adquiere a un precio igual a la disposición marginal a pagar de ese consumidor, por la correspondiente unidad de bien.

La consecuencia de este proceso de discriminación es que el monopolista se apropia de la totalidad del excedente del consumidor que genera el mercado cuando todas las unidades se venden al mismo precio. Y en este, la maximización del Bº por parte del monopolista supone alcanzar aquel nivel de producción para el cual el C´ y los beneficios totales para el monopolista serán mayores tanto para el mayor nivel de productividad como por la apropiación del excedente del consumidor.

Este tipo de discriminación de precios requiere una serie de condiciones que hacen que sea difícil la utilización de este procedimiento en la práctica. Motivos:

  • Problemas de información porque el monopolista debe de ser capaz de identificar a cada uno de los consumidores, ya que debe realizar una segmentación del mercado individuo por individuo.

  • Problemas de “relación” de las preferencias de los consumidores y eso provoca que sean necesarias distintas tarifas.

  • Problemas de heterogeneidad de los consumidores y eso provoca que sean necesarias distintas tarifas.

  • Problemas de reventa o transferencia entre consumidores.

  • Problemas legales o compromisos de igual precio o trato.

b) Discriminación de precios de 2º grado:

Consiste en cobrar el mismo precio a todos los consumidores aunque este precio varíe según cuál sea la cantidad comprada. Ejemplo: realización de un descuento en función de la cantidad que compre el consumidor.

c) Discriminación de precios de tercer grado:

Consiste en cobrar un precio distinto a cada consumidor, aunque ese precio es el mismo para todas las unidades adquiridas. También se le llama “ Segmentación del mercado”.

4. Monopolio y competencia perfecta. La ineficiencia del monopolio.

El comportamiento de una empresa en competencia perfecta supone que se determina el nivel de producción de forma que C´= p (p: precio de mercado)

Max. Bº C´= p se fija la producción

Para el monopolio la situación es distinta, en el caso de competencia perfecta a L/P el precio que iguala la oferta y la demanda deberá coincidir con el C´ del nivel de producción correspondiente.

Vamos a representar gráficamente las situaciones de equilibrio del monopolio y la competencia perfecta, que resultan de aplicar sus respectivos criterios de maximización del Bº .

SITUACIÓN DE MÁXIMO Bº PARA COMP.PERFECTA Y PARA EL MONOPOLIO.

La curva de C´del monopolista es la que equivaldría a la del conjunto de las empresas que componen el mercado en competencia perfecta, y la posición de equilibrio para este mercado de competencia perfecta viene dada por la producción qc para el cual C´= pc . Con respecto al monopolio, el criterio de igualación de I´= C´ lleva a determinar, comparando con la competencia perfecta, un menor nivel de producción qm y un precio más elevado.

Por tanto, la consecuencia es que comparando el monopolio y la competencia perfecta, esta claro que es más deseable esta última porque alcanza un nivel de producción más elevado pero a un menor precio, y en concreto, serán los individuos quienes sufrirán las consecuencias de la existencia de un monopolio, en términos de la reducción que experimenta el excedente del consumidor para todo el mercado.

Gráficamente esta reducción del excedente del consumidor lo vamos a representar por las áreas A y B.

A: área por debajo de la curva de demanda que resulta del incremento de precio que debe satisfacerse por las unidades qm.

( porque se ha elevado el precio de pc a pm)

B: pérdida del excedente ocasionada por el descenso del nivel de producción.

Desde el lado de la oferta podemos comprobar, que parte de la reducción en el excedente del consumidor que se produce en el monopolio, es absorbida como un aumento en el excedente del productor.

Sin embargo, también la variación del excedente del productor vendrá dada por el área C, situada por encima de la curva de C´; esta área C representa la pérdida del excedente del productor debido a que el nivel de producción del monopolista se sitúa en el qm en lugar de en qc.

* Excedente del productor:

Al igual que el excedente del consumidor, el excedente del productor se puede considerar como la cantidad que obtiene el productor por encima de la que estaría dispuesto a recibir con tal de no dejar escapar las ventas. Para una producción determinada, el excedente del productor vendrá dado por la suma de los excedentes obtenidos en las distintas unidades que componen dicho nivel de producción.

Gráficamente:

CONSECUENCIA: el monopolio supone frente a la competencia perfecta, una pérdida de bienestar para la sociedad, representada por las áreas B, C de la figura.

Esta es la razón por la que se afirma que el monopolio es ineficiente en comparación con la competencia perfecta. Y el origen de esa ineficiencia el es hecho de que el precio que paga el consumidor por la última unidad producida es mayor que el coste de producirla.

En competencia perfecta: se benefician consumidores y se perjudican los productores.

En monopolio: se benefician productores y se perjudican los consumidores.

5. La regulación del monopolio. Regulación de precios establecidos de impuestos sobre los monopolistas.

Debido a la pérdida de eficiencia que supone el monopolio en relación con la competencia perfecta, no resulta extraño que se hayan sugerido diversas propuestas para tratar de regular el funcionamiento del monopolio con el objetivo de reducir las ineficiencias con él asociadas. Se han sugerido varias políticas para regular los monopolios con el objetivo de reducir la pérdida de bienestar. Se agrupan en cuatro categorías las formas de agrupar el monopolio:

1. Regulación de precios.

Suponemos que los monopolistas no pueden cobrar un precio más alto que un precio tope ( p ); ¿ cómo seleccionarían los monopolistas la producción que maximice las ganancias?

Para contestar esta pregunta es necesario determinar la curva de I´ con un precio tope y después determinar la producción que maximice las ganancias mediante la intersección de la curva de I´y la curva de C´.

Gráficamente representamos la curva de I´ con un precio tope “ p “.

Así pretende el gobierno que no haya ineficiencia con el monopolio.

El precio p siempre coincide con el corte del C´, ya que al estado le interesa que coincida ( como si fuese el caso de competencia perfecta).

Se pueden considerar tres situaciones dependiendo de si el precio tope es inferior, igual o más alto que el precio que se obtiene de la intersección de la curva de DD y del C´.

En el caso en que el precio regulado “ p “ este al nivel donde la curva de C´ intersecta la curva de DD la solución del monopolio coincide con la competitiva y no hay pérdida de bienestar.

Pero a su vez, tendríamos dos posibilidades más:

a) p está situado por debajo del nivel competitivo.

En este caso, el precio regulado que cobra el monopolista es inferior al de la competencia perfecta.

A: punto de equilibrio competitivo.

B: punto de equilibrio del monopolista

ABE : pérdida del bienestar para un monopolio regulado.

ACD: pérdida del bienestar para un monopolio no regulado.

Así, al imponer un precio tope se reduce el conste de bienestar del monopolio.

b) p esta situado por encima del nivel competitivo.

Cuando no tiene regulación, la cantidad producida por el monopolista es qm y el precio cobrado es pm. Pero con la regularización de precios, la cantidad producida es “ q “ y el precio cobrado es “ p “. Por lo tanto, la cantidad es más alta y el precio inferior, pero

“ p “ es mayor que el precio competitivo y “ q “ es inferior a qc.

ACD: coste del bienestar del monopolio no regulado.

ABE: coste del bienestar del monopolio con el precio tope “ p “.

El resultado es similar al caso anterior excepto en que ahora el precio es más alto que el C´ y, por tanto, el monopolista tiene mayores ganancias. La diferencia básica entre los dos casos se encuentra en las ganancias que obtiene el monopolista.

Hay otros sistemas para fijar los precios regulados:

* Criterio de fijación de los precios por el costo promedio:

Suponemos que las autoridades desean eliminar todos los Bº que obtiene el monopolista. Para ello, le obligan a establecer un precio igual al C*, es decir, al nivel en que la curva de C* corta a la de demanda. Se puede observar en el gráfico q el precio sería inferior al competitivo, siendo la producción superior.

* Criterio de fijación de precios por el C´:

Suponemos que el criterio de fijación de precios que el gobierno impone al monopolista es el del C´, de forma que el precio se establece al nivel correspondiente a la intersección de la curva de DD y la de C´ . Además, al monopolista se le exige que produzca toda la cantidad que se demanda a ese precio, de tal forma que la cantidad lanzada al mercado sea socialmente óptima.

En el caso en que el monopolio surja como consecuencia de la existencia de rendimientos crecientes ( caso de los monopolistas naturales), los C* decrecen a lo largo de toda la curva de demanda, de tal forma que una sola empresa puede hacerse cargo de toda la producción a un menos coste que un grupo de empresas. En este caso, si se opta por el criterio, aparecen graves problemas con la curva de C´a L/P, que se encontrará siempre por debajo de la de C* a L/P.

Al fijar un precio igual al C´ a L/P, la empresa incurre en una pérdida que es igual a

qc . ( C*L/P (qc ) - pc ) donde C*L/P (qc ) = coste medio correspondiente al nivel de output qc.

La cuantía de la pérdida está representada por el área rayada. Si la empresa no cubre sus C´L/P abandonará la actividad, por este motivo, cuando se lleva a cabo una política de regulación que consiste en igualar p = C* , si se desea que la empresa siga produciendo, tendrá que recibir una subvención igual a esta pérdida representada.

2. Impuestos de suma fija.

Este tipo de impuestos es como un coste fijo. La curva de C´ no cambia para el monopolista, por tanto, la producción y el precio permanecen sin cambios. La única diferencia es que ahora disminuyen las ganancias del monopolista; por tanto, no existen cambios en el coste de bienestar.

3. Impuestos por unidad.

Este caso es diferente. Este impuesto ocasiona un desplazamiento ascendente en la curva de C´ por una cantidad que será igual al impuesto. El efecto que tiene es que disminuye la cantidad producida y aumenta el precio aunque inferiormente al importe del impuesto por unidad.

Gráficamente, para más sencillez, hemos supuesto que el C´ es constante y, por tanto, la curva de C´es horizontal.

C´1 : curva de C´inicial.

q1 : producción inicial

q1 : precio inicial

Al establecer un impuesto por unidad, la curva de C´ se desplaza de forma ascendente hasta C´2 , por tanto, q2 es la nueva cantidad y p2 el nuevo precio. La subida de precios es menor que el impuesto por unidad que se ha establecido.

4. Leyes de antimonopolio.

Existe la convicción de que el monopolio provoca pérdidas de bienestar, no solo por la ineficiencia, sino también porque la distribución del ingreso del monopolio va en detrimento del ideal de igualdad; por tanto, se ha producido un fuerte movimiento hacia la aprobación de leyes contra los monopolios, para tratar de limitarlos y estimular la competencia.

El propósito de las leyes de monopolio será:

  • En primer lugar, la asignación óptima de los recursos de la sociedad entre los mercados y la minimización de los costes para cada mercado ( o sea, que la producción sea eficiente y cada recurso se utilice de la mejor forma posible).

  • En segundo lugar, la maximización de la eficiencia dinámica mediante una alta tasa de progreso tecnológico y que las empresas realicen innovaciones ( que no haya recursos ociosos utilizando la mejor tecnología e invirtiendo en I+ D)

  • Por último, el fomento de la equidad mediante la eliminación de la desigualdad en el ingreso por las ganancias del monopolio y las restricciones que limitan la oportunidad económica ( que todos puedan producir todos los bienes y que las ganancias del monopolio se pudieran repartir entre todas las empresas que quieran intervenir en el mercado).

6. El monopsodio y el monopolio bilateral.

El poder del mercado puede aparecer en ambos lados; si existe un único comprador que se enfrenta a la verdadera curva de oferta del mercado, entonces decimos que hay un “monopsodio” y puede referirse tanto a un producto, como a un factor de producto.

Situación contraria al monopolio: un comprador que se enfrenta sólo a una curva de oferta del mercado, y muchos productores.

El tratamiento que le damos es simétrico al monopolio. En este caso, el monopsodista, si quiere comprar más unidades ha de aceptar un mayor precio tanto para las unidades adicionales, como para las que adquirirá anteriormente.

Por tanto, el C´ para el monopsodista aparece por encima de la curva de oferta de forma análoga a como la curva de I´ del monopolista venia por debajo de la curva de demanda.

Para que el Bº sea máximo:

1º) dB/ dq = h . dy/ dq - q . dp/ dq - p = 0

El problema para el monopolista se puede plantear como la elección de “q” para maximizar sus beneficios.

Los dos últimos términos de la expresión, recogen el C´del input ( factor de producción, recurso).

C´ = p + q . dp/ dq ; mayor que el precio del input “p” si dp/ dq > 0 con una curva de SS con pendiente positiva.

Resumiendo, la maximización de los beneficios del monopolista implica la igualación del I´ generado por la producción de “q” con su C´.

Max. Bº : I´= C´ h . dy/ dq = p + q . dp/ dq

* Monopolio bilateral.

Cuando en un mercado existe un único comprador y un único vendedor se dice que hay un monopolio bilateral.

Esta situación es relativamente frecuente en la economía, produciéndose siempre en los intercambios de bienes y servicios muy específicos. En general, las relaciones entre ambas empresas dan lugar a un entramado de relaciones contractuales complejas, adoptando en ciertos momentos la forma de monopolio bilateral como, por ejemplo, el caso de contratos suministrativos o de distribución en exclusiva.

Cualquier relación de monopolio bilateral tiene una serie de características:

1ª) Las partes implicadas desean un acuerdo, porque les beneficia.

2ª) La existencia de un conflicto de intereses respecto a la distribución de beneficios logrados por la cooperación. Por este motivo, los proceso de negociación entre ambas partes juegan un papel crucial y la incidencia en el resultado final de la capacidad o la habilidad negociadora es innegable. Como ambas partes pueden influir en la relación de intercambio, el precio esta indeterminado, beneficiando unos precios elevados al vendedor y unos precios bajos al comprador, pero ambas tienen interés por conseguir una situación más favorable ( precios más elevados para vendedores, y precios más bajos para compradores).

Gráficamente:

TEMA 3 - COMPETENCIA MONOPOLÍSTICA Y OLIGOPOLIO.

1.Diferenciación de productos y competencia monopolística.

La competencia perfecta y el monopolio representan dos extremos dentro de lo que podríamos denominar “ tipos de organización de mercado”, pero entre esos dos extremos podríamos considerar también distintos tipos, los más conocidos son la “Competencia Monopolística” y el “Oligopolio “.

Hemos visto que el monopolista tiene la posibilidad de obtener Bº positivos en condiciones de equilibrio a L/P, pero por qué no surgen empresas competitivas que compitan con él y hagan desaparecer sus Bºs ? Hay muchas razones para que esto no ocurra durante un periodo de tiempo, entre ellas, las barreras legales que impiden que otras empresas produzcan el mismo bien que el monopolista, o las patentes que protegen un producto o acceso a algún secreto comercial, o la tecnología que muestre rendimientos crecientes de escala. En el extremo opuesto, se encuentra la empresa competitiva; pero qué ocurre en un caso intermedio en que otras empresas pueden producir un bien similar pero no idéntico y sin ninguna ventaja en costes?

Esto es lo que aborda la “Competencia Monopolística”. Vamos a considerar el caso de un mercado que tiene un elevado número de empresas idénticas, cada una de las cuales produce un producto algo diferenciado, es decir, productos similares pero no idénticos o, por lo menos, en la mente del consumidor.

2. El equilibrio a corto y largo plazo en competencia monopolística.

A corto plazo:

La situación de cada empresa monopolísticamente competitiva se puede describir exactamente igual a la del monopolista, con la única diferencia que la curva de DD a la que se enfrenta la empresa no representa la demanda de mercado del producto de toda la industria, sino la de su propio producto ( lo que los consumidores desean de su producto).

Situación a corto plazo gráficamente:

Beneficios : ( p - C* ) . q

A largo plazo:

Suponemos ahora que fuera posible establecer otras empresas y producir una marca diferente del mismo producto, con las mismas condiciones de costes de esta empresa. En este caso, la curva de DD del producto de esta empresa sería más elástica a cualquier precio ( más horizontal) y se desplazaría hacia la izquierda al perder clientes a favor de estas otras empresas.

Si no existieran barreras de entradas de estas otras empresas, ese proceso proseguiría hasta que no hubiera Bºs que atrajeran nuevas empresas.

Situación a largo plazo gráficamente:

Este equilibrio posee la propiedad de que las empresas tienen limitaciones desde el punto de vista de la DD, es decir, les gustaría vender más al precio vigente pero como tienen una curva de DD de pendiente negativa, sólo podrían vender más si bajan el precio, y una de las características del equilibrio es que la empresa no está obteniendo

Bºs; se encuentra en equilibrio en un nivel de producción en que el C*L/P y el precio son iguales dado que los competidores están produciendo bienes similares pero idénticos.

La curva de DD a la que se enfrenta cada empresa tiene pendiente negativa, por lo que cada empresa debe estar produciendo necesariamente en el segmento de pendiente negativa de su curva de C*L/P, lo que quiere decir que produce a un C* superior al mínimo ( la empresa no está minimizando costes).

3. Concepto de juegos. Clases de juegos. Estrategias y pagos. El equilibrio de Nash.

La teoría de juegos es una disciplina matemática diseñada para tratar rigurosamente el comportamiento óptimo de los participantes en los juegos de estrategia y determinar los equilibrios resultantes. En ellos, cada participante pugna por conseguir la máxima ventaja en situaciones en las que el resultado no solo depende de sus acciones ni de las acciones de la naturaleza sino también de las de los otros participantes cuyos intereses son a veces opuestos y a veces paralelos a los suyos.

Se puede describir un juego de distintas formas, pero nosotros vamos a considerar la forma extensiva y estratégica:

  • Forma extensiva o extensa: se trata de un juego que describe con gran detalle la secuencia de movimientos de los jugadores y su efecto en ellos.

  • Forma estratégica o normal: se trata de un juego que se describe especificando el posible comportamiento dentro de las reglas del juego, que en ningún caso pueden ser ambiguas.

El conjunto de jugadores que llevan a cabo el juego, tienen distintas estrategias, opciones o cursos de acción, y el conjunto de estrategias escogidas entre todos los jugadores simultánea e independientemente determina los resultados o ganancias asociadas y su efecto en cada jugador.

Podemos distinguir distintas clasificaciones de los juegos:

1) Juegos cooperativos y no cooperativos:

La diferencia entre ellos radica en las posibilidades de comunicación, negociación y coordinación entre los jugadores. Los juegos no cooperativos son aquellos en los que cada agente actúa siguiendo exclusivamente su propio interés, y los jugadores no pueden firmar acuerdos vinculantes. A medida que ampliamos las posibilidades de cooperación, de comunicación y firma de contratos, los juegos pasan a ser cooperativos.

Dentro de los juegos no cooperativos:

a) Juegos de suma cero:

Juegos representativos de situaciones estrictamente competitivas donde los intereses de los agentes están totalmente contrapuestos.

b) Juegos de suma no cero:

Son los más usuales; son aquellos donde los intereses no son contrapuestos totalmente.

2) Juegos con información común y juegos con información asimétrica:

Los primeros son aquellos donde los pagos asociados a cada curso de acción se conocen por todos.

Los de información asimétrica serán aquellos en lo que algunos de los jugadores poseen más información que otros o incluso si unos creen que el otro la tiene.

3) Juegos simultáneos y juegos secuenciales:

Los juegos simultáneos se darán cuando cada jugador elige su opción antes de conocer cuál es la elegida por los demás, por tanto, las decisiones se adoptan según las expectativas que se tengan acerca de cómo se comportarán los demás ( no se sabe con seguridad lo que ocurrirá).

En los juegos secuenciales, un jugador adopta su opción antes de que los otros decidan efectuar la suya, conociéndose ésta por los demás en el momento de tomar su decisión. Por tanto, en los juegos simultáneos no cabe la posibilidad de influir en otros.

Sin embargo, en los secuenciales siempre se pueden emprender acciones estratégicas, es decir, emprender una acción el que mueve primero con vistas a influir en las expectativas de los demás a cerca de cómo se comportará para que éstos actúen en conformidad con sus deseos ( el que mueve primero tiene desventaja sobre el segundo).

En cuanto a la duración prevista de un juego, el juego puede suceder solamente una vez, o bien, puede repetirse para un jugador.

  • Estrategias y pagos. El equilibrio de Nash.

Suponemos un juego con dos jugadores con información común, simultaneidad de acciones y además un solo periodo.

En este juego, los jugadores realizan distintas estrategias o movimientos, por ejemplo, eligen distintos niveles de producción. Podemos representar las distintas estrategias de cada empresa mediante la matriz de ganancias o pagos, donde las estrategias A y B para la empresa 2 y las estrategias 1 y 2 para la empresa 1, van a representar diferentes elecciones de los niveles de producción, dadas unas condiciones de DD y de costes. En los números de las casillas de esta matriz se representan las ganancias, en este caso, Bºs que obtienen respectivamente cada empresa.

La empresa “1” tiene sus valores en las casillas horizontales y la “2” las tiene en las casillas verticales. En cada casilla aparecen separadas por una coma los Bºs de las empresas, siendo el primer valor el de la empresa en horizontal, o sea la “1”, y después de las coma, el valor de la empresa en vertical, la “2”.

“Matriz de ganancias o pagos”: distintas estrategia de cada empresa.

ESTRATEGIA A

ESTRATEGIA B

ESTRATEGIA 1

500, 500

300, 300

ESTRATEGIA 2

250, 250

125, 125

  • Consideramos las opciones de la empresa “2”:

Si la empresa “1” elige la estrategia 1, la empresa “2” elige la A porque sus ganancias son mayores ( 500 > 300).

Si la empresa “1” elige la estrategia 2, entonces la estrategia elegida por la empresa “2” sigue siendo la A porque es con la que obtiene mayores Bºs ( 250 > 120).

Por tanto, la empresa 2 siempre elige la estrategia A.

  • Consideramos las opciones de la empresa “1”:

Si la empresa “2” elige la estrategia A, la “1” elige la 1 porque obtiene mayores Bºs

( 500 > 250)

Si la empresa “2” elige la estrategia B, entonces la empresa “1” eligirá la estrategia 1 porque obtiene Bºs mayores ( 300> 125 ).

Por tanto, la empresa “1” también siempre elige la estrategia 1. Es decir, las dos empresas siempre eligen la estrategia (1, A), por lo que se llama “ Estrategia Dominante” y el juego tiene un equilibrio único.

La estrategia dominante es una situación en la que cada jugador elige una estrategia determinada cualquiera que sea la elegida por su adversario ( independientemente de lo que elija la empresa competidora, la empresa elegirá esta estrategia).

Los equilibrios de la estrategia dominante están muy bien cuando se producen pero no ocurren normalmente.

Por ejemplo:

ESTRATEGIA C

ESTRATEGIA D

ESTRATEGIA 1

300, 350

350, 300

ESTRATEGIA 2

300, 450

400, 400

No existe estrategia dominante porque la decisión de la empresa “1” depende de la decisión de la estrategia de la empresa “2”. ( la 1 elige dependiendo de lo que elija la 2).

Jhon Nash desarrolló un concepto de equilibrio que resulta más débil que el de la estrategia dominante; se dice que las estrategias de los dos jugadores generan un “Equilibrio de Nash” si cada una de las estrategias elegidas maximiza las ganancias donde la elección del otro jugador.

La estrategia (1, C) sería un equilibrio de Nash (beneficia a la empresa “2” pero depende de lo que hará la “1”).

Este equilibrio de Nash tiene cierta lógica pero desgraciadamente plantea algunos problemas.

Puede ocurrir que un juego tenga más de un equilibrio de Nash y también existen juegos en los que no hay ninguno.

Ejemplo:

A

B

1

200, 100

0, 0

2

0, 0

100, 200

(1, A): Coincidencia de los dos jugadores

(2, B): Coincidencia de los dos jugadores Dos equilibrios de Nash

Caso contrario:

A

B

1

0, 0

0, -100

2

100, 0

-100, 300

  • Dilema del Prisionero.

Otro problema que plantea el equilibrio de Nash es que no conduce necesariamente a situaciones eficientes en el sentido de Pareto ( mejora cada uno sin perjudicar al otro).

Este juego del Dilema del prisionero parte del siguiente supuesto:

Dos sospechosos son interrogados en habitaciones separadas sobre su participación en una falta grave y una leve. Cada uno de ellos tiene la posibilidad de confesar e implicar al otro o negarse a confesar. No pueden comunicarse entre sí.

Si ambos permanecen en silencio, no confiesan, serán condenados por una falta leve; pero si confiesan, hay suficientes pruebas para condenar a cualquiera de ellos por una falta grave y si uno de ellos confiesa y el otro no, el que no habla recibirá una larga condena por la falta grave y el que hable quedará en libertad.

Por tanto, se llama “Dilema del Prisionero” porque aun cuando los dos sospechosos disfrutan de un mayor bienestar (si no confiesa ninguno de los dos) los incentivos del juego son tales que los dos confiesan.

Si examinamos las estrategias de cada jugador, se observa que este resultado se debe a que cada uno de ellos disfruta de una mayor libertad si confiesa independientemente de que el otro confiese o no. El equilibrio de Nash de este juego conduce a un resultado en el que podría aumentarse en bienestar si se permitiera a los jugadores comunicarse y ponerse de acuerdo,

Matriz de pagos:

CONFESAR

NEGAR

CONFESAR

-3, -3

0, -6

NEGAR

-6, 0

-1, -1

Suponemos la situación del primer jugador:

Si el segundo decide negar su participación, lo mejor para el primero sería confesar porque queda libre.

Si el segundo confiesa, lo mejor para el primero será también confesar, porque se le condena con una sentencia menor.

Por tanto, independientemente de lo que haga el segundo, lo mejor para el primero será confesar (ídem para el segundo).

Pero si ambos jugadores pudieran aguantar mejoraría la situación ( -1, -1 mejor que -3, -3) ó el bienestar de los dos. Por tanto, la estrategia (negar, negar) es “eficiente en el sentido de Pareto” y la estrategia (confesar, confesar) es ineficiente.

Pero el problema es que los dos prisioneros no tienen ninguna posibilidad de coordinar sus acciones.

4. El modelo de oligopolio de Cournot.

Siempre que una empresa crea que el resultado de sus decisiones depende sensiblemente de las decisiones tomadas por uno o varios de los otros vendedores identificables existentes en el mercado, estamos ante una situación conocida como oligopolio.

Por tanto, se define normalmente el oligopolio como un mercado formado por pocos vendedores, aunque es una definición algo ambigua. Por eso, el problema analítico central de la “ Teoría del oligopolio” es el de cómo reacciona cada uno de los vendedores a la actividad económica de sus rivales con el fin de obtener determinadas soluciones de equilibrio.

Vamos a considerar que las empresas adoptan sus decisiones sobre el curso de acción de forma simultánea. Además será un juego no cooperativo.

Suponemos que a cada empresa le interesa conocer la producción que maximiza los Bºs respectivos y además, que los productos son homogéneos (características iguales). La suposición de que las empresas eligen sus cantidades simultáneamente es equivalente al supuesto de que se espera que cada empresa no responde en absoluto a los cambios en las decisiones de producción de su rival.

  • Consideremos el duopolio.

Los Bºs de cada una de las empresas dependen del nivel de producción de los dos, debido a que el precio del producto viene dado por la curva inversa de la demanda de la industria. Por lo tanto, la expresión de dicha curva será:

p = p (q ) = p . ( q1 + q2) “Función de demanda”

q: nivel de producción de la industria

Bºs de las dos empresas:

Bº = IT - CT = p. q - CT = p. (q1 + q2) . q - CT

Bº1 = p. (q1 + q2) . q1 - C(q1 )

Bº2= p. (q1 + q2) . q2 - C(q2 )

C(qi ) : Función de costes de cada empresa.

Según el supuesto de Cournot, cada empresa maximiza su nivel de producción dado el de su rival. Por tanto, en ambos casos, el máximo de la función de Bº se obtendrá:

p. (q1 + q2) + dp/ dq1 . q1 = C´ (q1 ) I´ 1= C´1

p. (q1 + q2) + dp/ dq2 . q2 = C´(q2 ) I´2 = C´2

Para que el Bº sea máximo se tiene que dar que I´= C´ en el punto óptimo.

Pero en este caso, el I´ depende del valor estimado de la cantidad producida por la otra empresa. Por tanto, esta condición de primer orden de la empresa “i” determina su elección óptima del nivel de producción en función de su expectativa sobre el nivel de producción que elegirá la empresa “j”.

Por tanto, vamos a obtener una función que relaciona la producción que maximiza el Bº de la empresa “i” , con distintos valores estimados para la actividad productiva de la empresa “j”. A esta función que la representamos por “” se le denomina “Función de reacción” de la empresa “i” :

La representación gráfica de esas funciones se denomina “ Curva de Reacción” y la función de reacción de la empresa “i” nos dice cómo variará su nivel de producción en respuesta a una variación en el nivel de producción de la empresa “j”.

El equilibrio de este modelo será el par de valores óptimos que satisfacen simultáneamente ambas funciones de reacción al darnos las cantidades que son compatibles entre sí. Y gráficamente, será el punto de corte de las dos curvas de reacción.

Este equilibrio es un equilibrio de Nash, pues la producción de la empresa “1” es óptima dada la producción de la empresa “2” y viceversa. Es decir, ambas estarán satisfechas con las cantidades producidas y no desearán cambiar.

Gráficamente:

Equilibrio de Cournot - Nash (porque salen

Beneficiadas ambas empresas.

Simultaneidad

(C, N)

B : lo que produce inicialmente la empresa “1”. Es la cantidad máxima más a

la derecha. La producción de “1” no se puede situar.

Supongamos inicialmente que la empresa “1” produce en este punto B. No será situación de equilibrio porque la cantidad óptima para la empresa “2”, dada su función de reacción y suponiendo que la producción de la empresa “1” esta dada, será “qº2 “, que viene representada como la proyección del punto B sobre la función de reacción “2”; sin embargo, el punto “S” tampoco es de equilibrio dado que la empresa “2” produce ahora “qº2” y, suponiendo que se mantiene ahí, entonces la empresa “1” varía su producción y la cantidad que maximiza su Bº es ahora “qº2”, sobre la producción de reacción “”, será “qº1”. A su vez entre esa producción de la empresa “1”, la “2” vuelve a alterar su producción y así sucesivamente hasta alcanzar la solución de Cournot- Nash ( cada vez nos vamos aproximando más al punto de equilibrio de ambas funciones).

Suponemos que ambas empresas adoptan sus decisiones simultáneamente; en ese caso, el equilibrio de Nash viene dado por el par (q*i, q*j), q*i = 1,2 cantidad óptima que maximiza la función de beneficios : Bºi, i = 1, 2.

El Bº para las cantidades óptimas siempre será mayor que el Bº si una de las cantidades no es óptima (si algunas de las cantidades que deciden adoptar no es óptima, el Bº es menor). Bº i (q*i, q*j) > (qi, q*j)Esto quiere decir que la solución de Cournot es un equilibrio de Nash.

* NOTA: “Curva de Isobeneficio”

La Curva de Isobeneficio de la empresa “i” es el conjunto de puntos situado en el espacio (q1, q2) definidor por los diferentes niveles de producción, tanto de la empresa “1” como de la empresa “2” , que generan el mismo nivel de Bº a la empresa “i” (sea mayor o menor la producción de ambas empresas, tienen el mismo Bº).

Consecuencias derivadas del equilibrio de Cournot:

  • Las empresas poseen poder en el mercado (cada empresa influye y tiene un poder importante en el mercado).

  • El margen de Bº de cada empresa es directamente proporcional a su cuota de mercado ( cuanta más cuota, mayor Bº)

  • El poder de mercado de cada empresa es inferior al del monopolio.

  • El equilibrio de Cournot no es un óptimo parietario, pues a producción total es inferior a la competitiva y el precio es mayor conduciendo a una pérdida de eficiencia asignativa con la consiguiente disminución del excedente de los consumidores.

  • Existencia y unicidad del equilibrio.

  • P = C*L/P

    C*C/P = C*L/P

    P = C´L/P = C*L/P = C*C/P = C´C/P

    I´ = C´

    Bº = (p - C*1) . q1

    Ó

    Bº = CT - IT

    COMP. PERFECTA:

    C´= Pc Se fija la cantidad del máx. Bº : qc

    Monopolio:

    C´= I´ Se fija el precio y la cantidad del máx. Bº.

    Parte del excedente del productor, que pierde como consecuencia de pasar de qc a qm

    2 efectos:

    B: reducción del excedente del consumidor.

    C: reducción del excedente del productor.

    Ya no hay pérdida de bienestar

    Curva de I´para el monopolista con el precio tope p

    q´- q = situación de escasez

    Hay una pérdida de bienestar representada por el triángulo ABC, que se debe al exceso de producción. Esto quiere decir que el aumento en la satisfacción del cliente es menor que el aumento en el coste de los recursos.

    Efecto: el impuesto provoca un cambio en la curva de demanda por el mismo importe del impuesto, pero la subida de precio es menor.

    Analíticamente, si la curva de oferta la representamos como:

    q = S(p ) ó p = S´(q )

    El monopsodista va a maximizar su Bº en función análoga al monopolio:

    Bº = h. y(q ) - p(q ) . q

    p: precio del monopsodista.

    q: cantidad adquirida por el monopsodista.

    y(q ): función de producción del monopsodista y vende el producto a un precio “h” .

    El jugador maximiza su beneficio siempre, aún dependiendo de la elección que hace el otro jugador.

    dBºi/ dqi = 0

    qi = i (qj )