Competencia cognitiva

Escolarización. Éxito y fracaso escolar. Inteligencia y aptitudes. Estrategias educativas

  • Enviado por: Nieves
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

COMPETENCIA COGNITIVA

1.- ÉXITO Y FRACASO ESCOLAR.-

El éxito y el fracaso escolar dependen en gran parte de la respuesta perceptiva del alumno y su significado es polivalente: hay fracasos que pueden impulsar a la madurez y éxitos que pueden impedir el desarrollo.

Es difícil adelantarse a los efectos del éxito o del fracaso sin conocer al alumno y a su familia. Muchas veces el alumno considera éxito o fracaso aquello que en la familia es considerado como tal. Hay casos en los que el éxito escolar se convierte en el medio más apto para compensar sentimientos de inferioridad, para compensar el rechazo de sus compañeros,...

Rendimiento académico y fracaso escolar están relacionados. El rendimiento académico es indiscutiblemente un concepto multidimensional en el que convergen distintas variables y diferentes formas de medición, aunque la medida más utilizada es la nota escolar y las distintas pruebas objetivas. En este tipo de medidas se considera sobre todo el componente cognitivo y no se contemplan contenidos procedimentales y aptitudinales (estrategias, autoconcepto, expectativas,...); así las notas constituyen el criterio social legal del rendimento del alumno. Estas se obtienen a través de exámenes o pruebas de evaluación y son las que deciden el nivel de conocimientoy normalmente se hacen sobre criterios subjetivos. Por tanto, generalmente, el criterio que identifica el rendimiento escolar es la calificación (nota final del curso). Pero no sólo es el rendimiento escolar sino también otros aspectos de la conducta del estudiante (aplicación, esfuerzo, disciplina,...); que son a tener en cuenta por el profesor en la evaluación oficial. Desde este criterio el rendimiento escolar es un indicador de la capacidad productiva y refleja el resultado del trabajo de los alumnos en un curso. Las calificaciones son también producto social porque responden a lo estipulado por la legislación educativa. Sirven para reconocer socialmente un grado de conocimiento con repercusiones académicas y personales.

Los estudios constatan una gran variabilidad de criterios. También se utilizan las pruebas objetivas como complementarias (respuestas que son calificadas sin depender de la opinión o juicio del profesor garantizando una medida más fiable y válida). Pero esta prueba presenta una serie de limitaciones, no pueden ser evaluados ciertos aspectos del rendimiento académico, estimulan la memorización abstracta, entra en juego el factor azar,.... Las calificaciones escolares, a pesar de las limitaciones siguen a ser la medida más utilizada por los profesores para valorar el rendimiento de sus alumnos.

El éxito y el fracaso escolar constituyen un problema de extraordinaria importancia dentro del sistema de enseñanza actual. En muchos casos la situación de fracaso provoca una serie de problemas y tensiones emocionales que repercuten en el desarrollo personal pudiendo llevar a una deficiente integración social. Al hablar de fracaso no nos referimos a estudiantes torpes, sino también a alumnos inteligentes que no rinden o que no logran un rendimiento deseado dentro de un tiempo determinado. Sus resultados negativos comprometen sus estudios y su porvenir. Una veces se trata de una situación transitoria y otras es permanente y perturbadora.

El conjunto de variables, factores que están incidiendo en el éxito o fracaso escolar son conocidos como condicionantes determinantes del rendimiento académico. Se pueden diferenciar varios tipos:

  • Personales:

    • Variables cognitivas:

      • Inteligencia-aptitudes.

      • Estilos de aprendizaje.

      • Conocimientos previos.

    • Variables motivacionales:

      • Autoconocimiento.

      • Metas de aprendizaje.

      • Atribuciones causales.

  • Contextuales:

    • Variables socioambientales:

      • Familia:

        • Estructura.

        • Clase social.

        • Clima educativo.

      • Grupo de iguales.

    • Variables institucionales:

      • Centro escolar.

      • Organización escolar.

      • Dirección.

      • Formación de profesores.

      • Clima escolar.

    • Variables instruccionales.

      • Contenidos.

      • Métodos de enseñanza.

      • Tareas y actividades.

      • Expectativas.

Las variables personales incluyen aquellas que caracterizan al alumno como aprendiz: inteligencia, aptitudes, estilos, conocimientos previos, estrategias, género, edad y variables motivacionales (autoconcepto, atribuciones,...)

Las variables socioambientales se refieren al status social, familiar y económico que se da en un medio ligüistico y cultural específico en el que se desenvuelve personalmente el indivíduo. Dentro de estas destaca la influencia del grupo de iguales.

Las variables institucionales se refieren a la escuela como institución educativa en la que incluyen factores de organización escolar, dirección, formación de profesores, asesores,...

Las variables instruccionales incluyen los contenidos académicos y escolares, los métodos de enseñanza, las prácticas o tareas escolares, las expectativas, la temporalidad,...

2.- INTELIGENCIA Y APTITUDES.-

Ambas son variables cognitivas dentro de los determinantes o condicionantes personales del rendimiento escolar.

Son las variables que con mayor frecuencia son usadas como predictoras del rendimiento académico, ya que las tareas y actividades escolares exigen la puesta en juego de procesos cognitivos. La relación entre capacidad y rendimiento no es estable ni uniforme.

Del conjunto de datos de la relación entre inteligencia y rendimiento se concluye la existencia de una asociación significativa. También se deduce que la inteligencia es una potencialidad que puede cristalizar o no en rendimiento dependiendo de múltiples condiciones.

Desde la psicología cognitiva se produce un cambio en la forma de analizar y explicar la naturaleza y las relaciones de la inteligencia y las aptitudes con el aprendizaje y el rendimiento. Se intenta identificar los procesos cognitivos que intervienen en la relación de tareas. Se subrayan los aspectos dinámicos de los comportamientos inteligentes y se intentan comprender las capacidades o aptitudes en términos de componentes mentales básicos que subyacen en la conducta inteligente. Se concluye que en lugar de una única dimensión llamada inteligencia existen en los individuos un complejo de tendencias o diferencias intelectuales a la hora de abordar las tareas cognitivas, es lo que se denomina inteligencias múltiples, y que Gardnerd concretó en siete:

  • Inteligencia lingüística responsable de la producción de oraciones gramaticales y el dominio del lenguaje. Sensible a la estructura, significado y funciones de palabras y de lenguaje.

  • Inteligencia lógico-matemática o capacidad científica. Subraya la naturaleza no verbal de la inteligencia. Es la capacidad de manejar simultáneamente con gran rapidez muchas variables, formulan numerosas hipótesis para valorarlas y posteriormente aceptarlas o rechazarlas. La inteligencia ligüistica y la lógico-matematíca son supervaloradas, decidiendo el éxito escolar en la mayor parte de los casos.

  • Inteligencia espacial: capacidad para percibir el mundo visioespacial con precisión y formar un modelo mental de éste y usarlo para maniobrar y operar (uso de mapas, visualización de un objeto desde distintos ángulos,...) Las profesiones en la que ésta está altamente desarrollada son: marinero, ingeniero, cirujano, escultor,...

  • Inteligencia musical: habilidad para producir, apreciar el ritmo, tono, timbre y formas musicales.

  • Inteligencia cinético-corporal: capacidad para elaborar productos utilizando el cuerpo o partes de éste. Las profesiones donde ésta destaca son: bailarín, atleta, cirujano,....

  • Inteligencia interpersonal: capacidad para entender a las otras personas. Esta capacidad se da en: líderes religiosos y políticos, padres, profesores, terapeutas, vendedores,...

  • Inteligencia intrapersonal: capacidad para formar un modelo ajustado y veridico de uno mismo y ser capaz de usarlo para desenvolverse eficazmente en la vida. Se refiere a conocimientos de los aspectos internos de una persona, y a conocer los puntos fuertes y débiles de las propias aptitudes intelectuales es decir, conocer nuestras capacidades y limitaciones.

  • Estas aptitudes o inteligencia son independientes en un grado significativo, lo que implica que un nivel alto en una de ellas no requiere un nivel alto en otra. Así, el objetivo de la escuela sería ayudar a los niños a desarrollar las inteligencias y conseguir las metas que se adecuen a su perfil intelectual, aunque no es positivo un etiquetamiento prematuro. La etiquetación precoz sirve para descubrir de que tipo de experiencias pueden beneficiarse los niños y que puntos débiles deben atenderse. Estas inteligencias se manifiestan de formas distintas en los diferentes niveles evolutivos. De ahí que la educación debe proporcionarles ayudas adecuadas en los momentos oportunos.

    Esto implica una evaluación precisa del perfil de inteligencia del alumno para proporcionarles un contexto educativo adecuado para enriquecer sus capacidades predominantes, para remediar sus dificultades y para proponer rutas alternativas cara a un determinado objetivo educativo. Esto resulta importante para aquellos que presentan un perfil de inteligencia inusual. Los estudiantes con una mezcla de inteligencia lingüística y lógica no adoptan tener problemas en su rendimiento.

    3.- ESTILOS DE APRENDIZAJE:

    Los estilos serían los modos distintos que tienen los individuos de utilizar su inteligencia: ante un problema cualquiera los diferentes individuos utilizan distintas estrategias para afrontar la situación. Alguna de estas estrategias son especificas de una situación, y no pueden generalizarse a otras. Estos estilos reflejan diferencias en las formas en la que los individuos piensan, perciben, estudian, aprenden, memorizan y resuelven los problemas que se le formulan. Por tanto, los estilos representan modelos de variabilidad individual en las formas en que se adquiere la información, se almacena en su memoria, se analiza, se organiza y se opera con ella, se recupera y utiliza.

    El alumno cuando se enfrenta a una tarea utiliza preferentemente dos formas cualitativamente diferentes de procesar el contenido de aprendizaje que da lugar a dos estilos:

    • Estilo profundo: comprende un modo de entender el aprendizaje escolar centrado en la tarea equivalente al afán de saber, comprometido y dedicado a dominar el contenido, relacionando y buscando más información para satisfacer su necesidad de aprender.

    • Estilo superficial: se describe como una actitud defensiva del alumno ante la exigencia de dominar muchos contenidos. Trabaja con información sin alterarla, si es preciso de memoria sin analizar las relaciones y sin pretender integrar lo adquirido, que sólo sirve hasta que se rindan cuentas,... y una vez que se pasó el examen lo aprendido deja de tener interés para el sujeto.

    Más tarde se añadió el estilo estratégico: actitud calculadora del esfuerzo que hay que emplear para dominar un tema o el contenido de un exámen. Busca la forma de obtener las mejores notas con lo mínimo exigible, de manera rendible.

    En el contexto instruccional existen determinados factores que influyen en el desarrollo de un estilo u otro. Entre ellas están las estrategias de enseñanza que utiliza el profesor y la forma en que se evalúa el aprendizaje y el contenido que se aprende.

    Los métodos de enseñanza si son formales cabe esperar que el estudiante adopte orientaciones superficiales, con todas las limitaciones que lleva consigo sobre el aprendizaje logrado. Cuando la enseñanza es menos formal, o cuando existe por parte del profesor una intención clara de fomentar la comprensión, se facilita el desarrollo de estilos profundos.

    El tipo de evaluación es otra de las influencias contextuales, generalmente los profesores no consideran la evaluación como parte de la tarea, en cambio los estudiantes sí lo hacen. Los estudiantes con un estilo profundo prefieren exámenes que les permitan poner de manifiesto su propio pensamiento y que interactúen con sus ideas. Los que presentan una orientación de reproducción valoran más positivamente las pruebas que puedan ser contestadas únicamente con los apuntes de clase, y que especifican claramente la valoración que tiene cada uno de los elementos que la constituyen.

    Otra versión de los estilos es la de Steruberg. Interpreta el estilo intelectual o de aprendizaje como un modo de autogobierno de la mente centrado mas en los usos que en los niveles de inteligencia (forma cómo una persona utiliza su inteligencia, no cuanta inteligencia tiene). Distingue tres estilos:

    -Estilo legislativo: implica crear, planificar y formular ideas. Es propio de las personas a la que le gusta usar su creatividad, planificar y formular la solución de los problemas, les gusta crear sus propias reglas,....) Las profesiones preferidas son: escritor, artista, escultor, científico,...

    • Estilo ejecutivo: son más ejecutivos que creadores, les gusta seguir las normas ya establecidas, adoptan elegir tareas y problemas que están preestructurados, se inclinan por tareas bien definidas, aplican las reglas conocidas, sus preferencias profesionales son: abogado, ejecutivo, constructor, cirujano,...

    • Estilo judicial: es propio de las personas a las que les gusta evaluar, controlar y supervisar una actividad. Les agrada evaluar reglas, juzgar lo que otros hacen, prefieren problemas que exijan analizar y evaluar ideas, se inclinan por actividades que ejerciten el enjuiciamiento y la crítica. Las preferencias profesionales son: juez, consultor, analista de sistemas, periodista,...

    El concepto de estilo de gobierno tiene un gran peso en la explicación de cómo el alumno se enfrenta a las tareas de aprendizaje, como las resuelve, que tipo de aprendizaje logra, y el rendimiento que obtiene. Los alumnos no tienen en exclusiva un estilo u otro, sino que comparten en distinta medida los diferentes estilos. Habitualmente en enseñanza primaria se utiliza el estilo ejecutivo, el estilo judicial en enseñanza secundaria y universitaria, y el estilo legislativo en la enseñanza superior.

    Cualquier materia puede ser enseñada de modo que pueda ser compatible con cualquier estilo. Los estudiantes tienden a buscar e implicarse en actividades de aprendizaje que sean compatibles con sus estilos de autogobierno, y los profesores tienden a enseñar de forma congruente con su propio estilo. Los alumnos reciben mejores notas y una interacción más favorable cuando coincide su estilo con el del profesor. Por eso un aspecto de relevancia educativa es el ajuste profesor-alumno.

    ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE:

    Expresiones como enseñar a pensar, aprender a aprender, aprender a pensar,... nos sitúan ante una de las líneas de investigación más importantes para explicar el aprendizaje y el rendimiento escolar.

    El interés por este tema viene dado por las demandas crecientes de los diferentes profesionales de la educación surgida de la comprobación de limitaciones importantes que muestran algunos alumnos en sus actividades, operaciones y recursos cognitivos a la hora de enfrentarse a la resolución de una tarea. En muchos casos estas limitaciones no van asociadas a carencias o deficiencias sino a fallos relacionados con no saber qué hacer ante una tarea, falta de planificación al intentar abordarla, no sentirse capaz de resolverla, no exigir la estrategia adecuada. Esto supone que aun disponiendo de los medios y recursos cognitivos necesarios, determinados alumnos no tienen un funcionamiento adecuado en su proceso de aprendizaje y los resultados de éste no son los esperados. Así, Nisbet y Schuzksmith señalan que la estrategia más importante es aprender a aprender. El conocimiento más importante es el conocimiento de uno mismo y comprender las estrategias de aprendizaje y avanzar en ese conocimiento.

    Los estudiantes menos eficaces en el proceso de aprendizaje son aquellos que presentan ciertas lagunas en sus procesos cognitivos, una de las cuales es su deficiente planificación y control de lo que hacen. Los más eficaces utilizan estrategias adecuadas. Es habitual en los estudiantes la creencia de que los fallos se deben más a la falta de capacidad que a su deficiente forma de estudiar.

    ¿QUÉ SON LAS ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE?

    Son actividades, operaciones mentales o planos que realiza el estudiante para facilitar la adquisición de conocimiento y mejorar el aprendizaje. Tiene un carácter intencional e implica un plan de acción. Son verdaderos instrumentos de conocimiento y constituyen la base de aprender a aprender.

    ¿QUÉ INCLUYEN LAS ESTRATEGIAS?

    Actividades tales como la selección y organización de la información, repetición del material para ser aprendido, relacionando el nuevo material de los conocimientos previos para aumentar la significatividad de éste. También incluyen técnicas para crear y mantener un clima de aprendizaje positivo. La ventaja de las estrategias cuando se aprende es que se convierten en habilidades que el alumno aplica a nuevas situaciones de aprendizaje.

    Una educación de calidad no es sólo una educación que proporciona los mejores conocimiento que se pudieran aprender sino sobre todo una educación que adiestra en habilidades para manejar y adquirir conocimientos.

    CLASES DE ESTRATEGIAS.-

    Hay gran diversidad en la categorización de las estrategias de aprendizaje pero se da una coincidencia en establecer tres grandes clases de estrategias:

    1.- Estrategias cognitivas:

    Tienen como finalidad el desarrollo de habilidades cognitivas que utilizamos cuando procesamos la información que concierne a las distintas áreas de los contenidos escolares. Hacen referencia a la integración del nuevo material con los conocimientos previos. Son un conjunto de estrategias que se utilizan para aprender, codificar, comprender y recordar la información al servicio de unas determinadas tareas de aprendizaje. Dentro de este tipo de estrategias se encuentran:

    • Estrategias de selección: separar la información relevante de la poco relevante, redundante o confusa con la finalidad de facilitar su procesamiento. Es el primer paso que el estudiante tiene que realizar para comprender el significado de los materiales informativos. Si no se sabe separar lo esencial de lo secundario lleva a un aprendizaje mecánico y repetitivo. Entre las técnicas que se pueden emplear para mejorar y activar la técnica de selección están: el subrayado, el resumen, el esquema y la extracción de la idea principal.

    • Estrategia de organización: combinar los elementos informativos seleccionados en un todo coherente y significativo. Se aplica para establecer explícitamente relaciones internas entre los elementos que componen los materiales de aprendizaje. Las investigaciones más recientes destacan que cuantas más conexiones se pueden establecer entre los datos informativos, mejor se aprende y se recuerda la información. La manera en la que se organiza el material influye fuertemente en la cantidad de material que los estudiantes recuerdan y la forma en lo que lo recuerdan. Las técnicas de organización más frecuentes son: la red semántica, el análisis del contenido estructural, el árbol organizado, el mapa semántico y el mapa conceptual.

    • Estrategia de elaboración: unir los materiales informativos relacionando la nueva información con la información ya almacenada en la memoria. Conecta los materiales de aprendizaje con los conocimientos previos. Es una actividad por la que se añade algo nuevo (una analogía) a la información que se está aprendiendo con el fin de acentuar el significado y mejorar el recuerdo de lo que se aprende. Son estrategias que resultan muy útiles cuando lo que hay que aprender es arbitrario, son muy frecuentes en el uso espontáneo y en las técnicas recomendadas para mejorar el rendimiento mnénsico. Entre las técnicas más utilizadas están: el método PEG, el método LOCI, el método de LAZO, método de la primera letra, método de la palabra clave, la imagen mental,...

    • Estrategia de repetición: pronunciar, nombrar o decir de forma repetida los estímulos presentados dentro de una tarea de aprendizaje. Es un mecanismo de la memoria que activa los materiales de información para mantenerlos activos en la memoria a corto plazo y transferirlas a la memoria a largo plazo. Está relacionada con un aprendizaje asociativo y un enfoque superficial del aprendizaje. Las técnicas más usadas son: pregunta y respuesta, predecir y clarificar, parafrasear,...

    Cada una de estas estrategias se asocia a diferentes tipos de enfoque de aprendizaje. Las tres primeras (selección, organización y elaboración) hacen referencia a un enfoque de procesamiento profundo que son activas e implican elaboración y establecimiento de vínculos entre el nuevo aprendizaje y el conocimiento previo. Las estrategias superficiales son pasivas o reproductivas, de memorización mecánica.

    2.- Estrategias metacognitivas.-

    Macroproceso de orden superior que ejerce el papel de regular el resto del sistema cognitivo incrementando la conciencia, el control del individuo sobre su propio pensamiento y sobre el aprendizaje. Las estrategias metacognitivas están relacionadas con la actividad de reflexión del sujeto y hacen referencia a la planificación, control y evaluación por parte de los estudiantes de su propia cognición. Son un conjunto de estrategias que permiten el conocimiento de los procesos mentales y el control y regulación de éstos con el objetivo de lograr determinadas metas de aprendizaje.

    El estudiante para responder adecuadamente a las exigencias escolares debe conocer su propia mente, distinguir las funciones de sus facultades intelectuales y saber donde, cuando y como tiene que usar cada uno de ellos. La metacognición es el conocimiento de las distintas operaciones mentales y saber cómo, cuando y para qué usarlas, y que factores ayudan o interfieren en su operatividad.

    Entre los aspectos esenciales de la actividad mental metacognitivos, son tres los que destacan:

    • Planificación de la actividad mental antes de enfrentarse a una tarea.

    • Elección de estrategias y observación de la ejecución para comprobar si las estrategias elegidas son las adecuadas.

    • Evaluación de los resultados para comprobar hasta que punto se lograron los resultados.

    La madurez meta cognitiva requiere saber qué se quiere conseguir y saber cómo se consigue (autorregulación). El conocimiento es una condición necesaria para que se pueda regular la actividad mental, pero no es suficiente.

    El saber significa poseer estrategias adecuadas y eficaces de autorregulación. Por eso enseñar a autorregular la actividad mental es lo mismo que enseñar estrategias eficaces de aprendizaje. Uno de los aspectos en los que se diferencia los estudiantes con éxito de los que no lo tienen es en el uso de estrategias metcognitivas.

    3.-Estrategias de manejo de recursos.

    Serie de estrategias de apoyo que incluyen diferentes recursos y contribuyen a que la resolución de la tarea llegue a buen término. Tiene cómo finalidad sensibilizar al estudiante con el cual se va a aprender. Hay tres ámbitos que marcan el grado de implicación cara el aprendizaje: motivación, actitudes y afecto.

    El tipo de motivación intrínseca o extrínseca que opera en los estudiantes influye en el curso de la autorregulación afectiva, y en definitiva en el rendimiento académico. La actuación motivada resulta de una mezcla interactica de conocimientos y de afectos, es el resultado de elementos conscientes e inconscientes determinados por el sistema afectivo del sujeto. El modo de actuar resulta de los valores, del esfuerzo y del trabajo, de la autoestima y de las emociones de experiencias anteriores. Por eso tanto la autorregulación afectiva como el control emocional son variables que afectan al rendimiento.

    También se denominan estrategias de apoyo o estrategias afectivas y se dirigen al control de otros recursos no cognitivos que el estudiante puede manejar para mejorar el rendimiento en las tareas académicas que empiezan. Incluyen aspectos claves que condicionan el aprendizaje como son el control del tiempo, la organización del ambiente de estudio, el manejo y control del esfuerzo y la perseverancia en la tarea. No se enfoca directamente sobre el aprendizaje sino que tiene como finalidad mejorar las condiciones materiales y psicológicos en que se produce ese aprendizaje. Entre ellos destacan los componentes afectivos-emocionales, así que los motivos, intenciones y metas determinan mucho las estrategias específicas que utilizan en tareas de aprendizaje.

    Las actitudes constituyen un grupo de variables que afectan al comportamiento intelectual. Fluyen durante la instrucción relacionándose con la perseverancia en el trabajo, con pensamientos que generan sobre sí mismos como estudiantes, el esfuerzo y con la posición que adoptan frente a las tareas. Las actitudes facilitan la curiosidad, el control interno y la apertura de miras.

    Existen otros factores personales que pueden influir en que un estudiante no utilice las estrategias adecuadas cuando se enfrentan al aprendizaje. Estos factores, según Gamer son:

    • Propósito inmediato inadecuado: cuando un alumno se enfrenta al aprendizaje lo hace con un propósito de lo que debe aprender y de lo que debe hacer para aprenderlo.

    • No supervisión de la comprensión y del aprendizaje: un elemento que interactúa con los anteriores consiste en el hecho de que los alumnos no supervisan el grado de comprensión de lo aprendido.

    • Carencia de una base de conocimientos adecuados: a veces, lo que determina que los estudiantes no aprendan de una manera adecuada es debido a la ausencia de los conocimientos previos necesarios que impiden que una determinada estrategia pueda utilizarse de forma eficaz.

    • Desconocimiento de estrategias adecuadas: el problema se sitúa en el desconocimiento por parte del estudiante de la estrategia adecuada para conseguir el aprendizaje deseado.

    • Uso de estrategias primitivas que permiten realizar el trabajo: otra forma de obstaculizar el uso de estrategias adecuadas se produce por ejemplo al resumir un texto copia literalmente pedazos sin modificar, sin elaborarlo utilizando sus propias palabras.

    • Desconocimiento de las condiciones para emplear una estrategia que ya posee: no se aplican las estrategias adecuadas no por desconocimiento de estas sinó porque no se sabe identificar cuando se dan las condiciones para su aplicación.

    • Perseguir metas que no favorecen el uso de estrategias adecuadas: el tipo de metas que persiguen los alumnos influyen en el desarrollo y puesta en práctica de estrategias eficaces de aprendizaje. Aquellos estudiantes que adoptan metas de aprendizaje que mejoran sus capacidades, conocimientos y un mayor compromiso, esfuerzo y persistencia; pondrán en marcha estrategias que favorecen aprendizajes significativos que posibilitan una comprensión más profunda. Las capacidades y conocimientos son algo que se pueden incrementar a través del esfuerzo, y adoptan llevarlos a reaccionar y enfrentarse de distinta manera a las tareas de aprendizaje. Así ante los errores o fracasos reaccionan de manera positiva buscando posibles estrategias alternativas, dedicando un mayor esfuerzo y persistencia.

    Aquellos que adoptan metas de ejecución o rendimiento que implican el demostrarle a los demás su competencia y el obtener juicios positivos sobre ésta evitando los negativos, estarán menos centrados en la adquisición y mejora de sus conocimientos de manera que orientan sus actuaciones a tratar de obtener valoraciones positivas de los demás. El considerar la capacidad estable y diferenciada del esfuerzo mantiene la idea de que a mayor esfuerzo menor capacidad con lo cual la persistencia, esfuerzo e implicación no están presentes en su conducta académica. Los estudiantes que adoptan metas de rendimiento sólo utilizarán estrategias que precisen de un mínimo esfuerzo ya que para ellos esto significa que poseen alta capacidad.