Comparación entre sofistas y presocráticos

Filosofía. Pensamiento filosófico. Ideas filosóficas. Autores. Sofistas. Presocráticos

  • Enviado por: Juan K
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad

Filosofía

La base principal para la comparación de los sofistas son los periodos de cada uno de ellos. los sofistas son del periodo antropológico y los presocráticos son del periodo cosmológico

En el periodo cosmológico que es el de los presocráticos se trataba de dar explicaciones científicas a el origen de las cosas y los presocráticos se encargaron de eso los presocrtaticos mas importantes fueron personas como: Tales de Mileto, Anaximandro, Anaxímenes, Pitágoras, Heráclito, Parménides, Empédocles, Anaxágoras, Leucipo y Demócrito.

Que se encargaron de dar explicaciones sobre la creación del universo para tales de Mileto su teoria era que el origen de todo el universo es el agua su argumentación era que en la observación de que todo cuerpo, alimento ó germen poseía la cualidad de lo húmedo, siendo el agua su principio fundamental del universo

Otro presocrático destacado fue Anaximandro, que fue el autor de una frace que dice “De donde las cosas tienen origen, hacia allí tiene lugar también su perecer, según la necesidad; pues dan justicia y pago unas a otras de la injusticia según el orden del tiempo” para este presocrático el principio de todas las cosas es el aire que por condensación y enrarecimiento, en ciclos infinitamente repetidos, origina todos los seres y sus diferencias cualitativas. Aire es también el alma. aliento divino similar al aire que nos rodea. Y tenia un punto de vista sobre todo los que nos rodea y es que todo gira alrededor de la justicia

Heráclito de Éfeso: fue el último de los presocráticos que vivió en Jonia. Esta relacionado fácilmente con los cultos misteriosos, su escritura es premeditadamente enigmática, de igual manera que el logos mántico lo es, motivo por el cual se le dio el sobrenombre de “el Oscuro”. Afirmó que el origen de todas las cosas es la guerra, la lucha y oposición de contrarios de la que surge la armonía, según una inexorable ley que remite a una unidad oculta: el logos, el fuego eterno que «se enciende según medida y se apaga según medida». Todas las cosas están sujetas a un devenir perpetuo donde todo fluye y nada permanece, y donde el nacer o perecer de un ser implica necesariamente el nacer o perecer de su contrario. La naturaleza es conflicto, lucha de presencias y ocultamientos.

A la figura de Heráclito se le suele contraponerla de Parménides de Elea (finales del siglo VI a. C.), el cual niega todo devenir como pura apariencia de ser. El mundo fenoménico, del cambio, es un engaño de los sentidos, mera apariencia. Todo pensar se encuentra siempre en la encrucijada de dos caminos: el primero es el camino del uno, «que es y que no es no-ser». El segundo es el del «que no es y que no-ser es necesario». Es decir, la diosa le muestra los dos caminos, pero éstos no manifiestan lo que hay, sino que establecen la legitimidad que nos permitirá decir y pensar el ser de lo que es: el ser es eterno, infinito, continuo, único e inmóvil. El conocimiento del ser se opone a la opinión, las cosas sensibles que son pura apariencia de ser, el camino equivocado.

Pitágoras de Samos: fundó una comunidad de discípulos unidos por un estilo de vida y una normatividad comunes, una especie de asociación religiosa que perseguía la purificación del alma de las pasiones del cuerpo y su «salvación» a través de ciertas prácticas ascéticas que no debían ser reveladas a nadie ajeno a la comunidad. Pitágoras consideró que el alma era inmortal. su unión con el cuerpo significaba un hundimiento, una «prueba» que ésta debía sufrir antes de su definitiva liberación.

Para Pitágoras el origen de todo es el número. Pero el numero se entiende cualitativamente y como determinación ontológica, no cuantitativamente. Dentro de esta doctrina, los pitagóricos le concedieron especial la serie numérica 1 +2 + 3 +4, cuya suma es igual a 10 (década) igual que son diez los principios de los opuestos e incluso los cuerpos celestes: nueve visibles y una Antikton es decir ariti-Tierra añadida. El movimiento de los planetas y las estrellas produce una música celestial inaudible a los hombres pues es el silencio que acoge y en el que tiene lugar todo sonido.

Jenófanes de Colofón: defendió la tesis de un sólo Dios. “El mayor entre los dioses y los hombres, en nada semejante a los mortales, ni en la figura ni en el pensamiento”. De su poema De la naturaleza de las cosas sólo se conservan algunos versos.

Empédocles de Agrigento: mago, profeta y adivino que estableció la teoría de los cuatro elementos: fuego, aire, tierra y agua como principios genéticos y rectores del cosmos, elementos que se combinan como resultado de un equilibrio entre el amor (atracción) y el odio (repulsión).

Demócrito de Abdera y Leúcipo: desarrollaron la teoría del atomismo, según el cual el mundo está compuesto exclusivamente de átomos en movimiento en un espacio vacío, explicación que ha venido a denominarse mecanicismo y que será desarrollada en siglos posteriores por pensadores como Descartes o Hobbes

Estos son los presocráticos mas importantes en el periodo cosmológico este periodo se destaco por dar importancia a la explicación de la creación del universo y todos lo que nos rodea y estos personajes dieron sus postulados a la comunidad sobre lo que ellos pensaban dando argumentos

Los sofistas se dieron a conocer en el periodo antropológico en este periodo se baso principalmente la humanidada diferencia de los presocraticos que trataban de dar explicación al origen de la humanidad

Los sofistas eran un grupo de personas que ivan a lugares publicos a hablar públicamente sobre cualquier tipo de cosas y estos tenian un gran poder de convencimiento, simulaban o decian saber de todo a demas cobraban por sus lecciones en los campos que se desenvolvian mas fácilmente era en la politica, astronomía, geometría, aritmética, fonética, música, pintura.

Enseñaban la areté requerida para estar a la altura de las nuevas circunstancias sociales y políticas

Decían que el arte de la persuasión no está al servicio de la verdad sino de los intereses del que habla

No eran propiamente filósofos pero tenían en común una actitud que sí puede llamarse filosófica: el escepticismo y relativismo. No creían que el ser humano fuese capaz de conocer una verdad válida para todos. Cada quien tiene "su" verdad.

Para ellos las leyes eran convencionalismos humanos. Normas que los hombres adoptan para no vivir como animales. En el principio se vivió así y los fuertes se aprovechaban de los débiles. Las leyes protegen al débil del fuerte. En ese sentido son convenientes, aunque no tienen otro fundamento.

¿Cómo asimilaron los alumnos estas enseñanzas de sus maestros? A los atenienses no les basta ser la ciudad principal, quieren ser la ciudad que manda sobre las otras ciudades y se beneficia de ellas. Si tienen poder para hacerlo les corresponde hacerlo. Es la dike de la naturaleza. Así, disponen que ciertas causas judiciales sólo puedan ser vistas en Atenas; el tesoro de la Liga de Delos al que habían contribuido todas las ciudades de la Liga y estaba guardado en Delos, es trasladado a Atenas para uso exclusivo de los atenienses; cuando Esparta propone la paz deciden continuar la guerra entusiasmados con la moción que en adelante la guerra se pague sólo con tributos de las otras ciudades. También era dike de la naturaleza que la asamblea ateniense hubiese empobrecido con muchos impuestos a sus conciudadanos ricos; también que hábiles acusadores manipularan las pasiones políticas de los jueces para quitar a otros sus propiedades; también que los llamados sicofantas tuvieran la habilidad de ganarse la vida chantajeando a otros con la amenaza de una demanda.