Como proteger a tus hijos contra las drogas

Salud. Drogas. Prevención. Juventud. Pareja. Desarrollo humano. Familia

  • Enviado por: El Ayudante
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 20 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

COMO PROTEGER A TUS HIJOS CONTRA LAS DROGAS

Capítulo 1: La familia

NOVIAZGO:

Antes de la unión de una pareja, el noviazgo es un tiempo en el que se conoce a la persona, que nos acompañara el resto de la vida, que de tan solo verla nos deja nerviosos, y el corazón late fuertemente.

Formación de la pareja.

Cuando una pareja decide unirse, se genera un proceso en el que se trata de conjuntar una vida en común.

En la familia este se expresa con la convivencia todos los días, en las actividades que se comparten por todos los que integran la familia.

El matrimonio es el primer paso para formar una familia; es cuando realmente conocemos a nuestra pareja, con la convivencia diaria cada uno de los que forman la pareja descubre las cualidades y defectos de la otro, lo cual no debe ser un problema, si no que es parte de un proceso de aprendizaje para la formación de una nueva familia. Estableciendo acuerdos que ayuden a tener un cierto equilibrio, por eso la unión de una pareja puede ser difícil tanto para cada uno de ellos, como para los padres, por ser un momento en que ambos deciden unirse en pareja y formar una familia y alejarse físicamente de su anterior familia.

En el proceso de conformación de una familia se deben tomar en cuenta los siguientes puntos, como administrar el dinero para el pago de los servicios necesarios, como luz, teléfono, renta de la casa, etc. y la planeacion de los hijos que es responsabilidad de ambos.

Es importante que la llegada del primer hijo sea deseada y que se cuenten con los recursos necesarios para la atención de un nuevo ser, tener una situación económica estable y estar informados sobre el desarrollo de un hijo.

Cuando llegan los hijos

Cuando nace el primer hijo abre una etapa diferente en la pareja; en este momento los nuevos padres se tendrán que enfrentar a una serie de problemas y situaciones, a los que antes no se habían enfrentado, la mayoría de ellos relacionados con la crianza de los hijos.

Por eso es importante que cada uno de los miembros que forman la pareja se sientan en el papel de padre y madre ya que esto les permitirá asumir las responsabilidades.

La familia es la que lo brinda las primeras experiencias al niño, así como los elementos necesarios para su desarrollo, los hijo s son mas vulnerables en este periodo por lo que hay que brindarles apoyo.

Cuando los hijos ingresan a la escuela, los padres deben cambiar la organización de su tiempo, para estudiar con ellos y revisar las relaciones que establecen con otros niños.

Con las cosas aprendidas en la escuela, sus preguntas incrementan y en ocasiones son complicadas, como las preguntas relacionadas a temas sexuales como: ¿Cómo nacen los niños?

Cuando los hijos llegan a la adolescencia desean vestirse a la moda y a su modo, en esta etapa quieren estar solos y comer comida chatarra, la familia ante estas situaciones debe buscar ciertas relaciones, para llegar a acuerdos y atender las necesidades de los adolescentes.

Los hijos crecen.

El largo proceso por el que pasa una pareja, es afectada durante la adolescencia de los hijos. Que los hijos crezcan propicia que su estancia en su casa no sea constante; ahora los hijos realizan actividades con sus amigos, ven al novio o la novia.

Es importante que durante el desarrollo de los hijos, el hombre y la mujer continúen siendo la pareja que se unió por amor. Si para la pareja, lo único que los mantiene unidos son los hijos, puede surgir problemas que están relacionados con otros conflictos que no se han aclarado ni resuelto, se debe promover la comunicación y la confianza para la resolución de los problemas.

Los padres saben que esta cercano el tiempo en el que los hijos se van, lo que los hace conformase nuevamente como pareja, esto puede generar algunos conflictos entre ellos.

Reencuentro de la pareja.

La función de la maternidad y la paternidad termina cuando los hijos se vuelven independientes, cuando se casan o deciden vivir solos, cuando la pareja solo ha estado unida por los hijos existe la posibilidad de que presenten crisis familiares, como divorcios, que puede ser resueltos según la fortaleza de la unión familiar que se haya generado.

Algunas veces estos acontecimientos fortalecen la unión familiar y preparan el terreno para la separación de los hijos; cuando los conflictos no se pueden resolver, la familia requiere de nuevas formas para relacionarse.

Por eso es importante que los hijos sean parte de la reorganización familiar, para mantener una adecuada comunicación de los integrantes, nuevos acuerdos, nuevas reglas, que permitirán que la familia siga brindando apoyo y protección a los hijos, sin que se altere el respeto y a la individualidad de cada uno.

Tercera edad.

Durante muchos años los hijos habían dependido de los padres, ahora la relación padres-hijos se puede invertir, en la tercera edad los padres dependen de los hijos.

La pareja, necesita uno del otro para resolver los problemas que vienen, como la atención de su pareja y los cuidados durante las enfermedades.

En ocasiones el cambio de ser personas productivas a no productivas les genera angustia y desesperación; tal vez la integración a un grupo de la tercera edad les abra nuevos horizontes.

Aun cuando los hijos ya hayan partido, los momentos de reposo estarán presentes las familias que de ellos hayan surgido tienes el compromiso moral de cuidarlos, comprenderlos y apoyarlos.

Capítulo 2: Desarrollo humano

El primer año de vida: el momento de crecer.

Durante el primer año de su vida el pequeño comienza a manifestar sus necesidades principalmente a través del llanto; día a día crece aceleradamente, poco a poco sus movimientos adquieren perfección, los padres aplauden sus logros y están felices por los cambios físicos que observan en el pequeño y lo comentan en casa, el mercado, el trabaja, etc.

Es importante que los padres hagan sentir al pequeño que lo quieren, ya que en este primer año de vida se encuentra totalmente indefenso y necesita sentirse amado para poder crecer y desarrollarse sanamente.

Las caricias que se le dan diariamente proporcionan al niño recursos para poder enfrentarse al mundo, totalmente desconocido para él. Por ello es necesario el apoyo de los padres quines deben mostrase incondicionales para las necesidades del niño.

La observación constante de los padres ante el crecimiento y desarrollo del niño, además de las caricias y palabras de amor, son el apoyo que él requiere para poder superar las etapas de la vida y ser feliz.

Los padres de familia: testigos de momentos inolvidables.

Tanto papá como mamá son las personas que están más al pendiente de los logros del pequeñito, los primeros meses contemplan su sueño al pie de la cuna, pone móviles de colores llamativos, una serie de de almohadas para que lo protejan y cobijos que le dan calor, juguetes, música relajante.

Todos los objetos para que poco a poco conozca el mundo que lo rodea, empezando por su cuarto.

Cuando brotan los primeros dientes, los padres quieren que el niño sonría constantemente para presumirle a la abuelita, tíos, primos, etc.

Cuando el niño dice “mamá o papá”, es un gran momento y un gran honor para los padres escuchar esta palabra de los labios de sus hijos, incluso puede rodar una lágrima de alegría de emoción.

Cuando el niño comienza a dar los primeros pasos la participación de los padres es más intensa, deben vigilar los recorridos del pequeño para evitar accidentes, tales como no dejar objetos de vidrio a su alcance, vigilar que el niño no este en la cocina, etc.

Los padres de familia siempre deben procurar la seguridad y protección del pequeño. Cuando se van a trabajar, pedirle a una persona que se encargue de cuidarlo.

El juego: comienza la diversión

La forma de estimular el crecimiento y desarrollo del pequeño es a través del juego, los padres de familia deben compartir sus convivencias con el niño, el acompañamiento en el juego es una forma de enseñarle a relacionarse con las personas, permitirle que tenga éxitos, enseñare palabras nuevas.

El día de visita a los familiares es el momento para enseñarle al pequeño a relacionarse con las demás personas.

Alrededor de los ocho meses conoce sin error alguno quien es mamá, por ello, a veces, el llanto ante los extraños. Aunque no es capaz de entender todo lo que dicen los adultos, con facilidad capta el estado de ánimo de éstos.

Los 2 años de vida: ¡no hay quien los detenga!

En esta edad se debe fomentar su independencia, puede señalar lo que para él es de interés, puede sujetar más de dos objetos en sus manos. Los padres de familia debe de contar con mucha paciencia para permitir sus travesuras, esenciales para la infancia, ya que están en juego las capacidades del niño.

En la medida en el que el pequeño experimenta, explora, observa actúa, se va generando el aprendizaje necesario para poder dominar su entorno.

Es bueno que los padres participen en el juego del pequeño, y le enseñen a identificar las partes de su cuerpo, los nombres de los objetos, etc.

La guía y la enseñanza de los padres, así como de quienes lo cuidan, es fundamental para continuar con un desarrollo y crecimiento sano.

De los 3 a los 4 años: necesitan comprensión, no regaños.

Esta edad se caracteriza principalmente por el egocentrismo, es la etapa en la que todo el mundo, junto con los juguetes y personas le pertenecen, y cuidado con aquel que intente invadir su propiedad, aquí se requiere apoyo de los padres.

Hay que estar pendientes de sus acciones, el niño puede copiar lo que observa de sus padres, sobre todo cuando son conductas negativas para un adecuado desarrollo físico y mental.

Se tienen que evitar frases tales como “niño malo” entre otras para que el niño no se sienta mal, es necesario hablarle con cariño, darle consejos y animarlos a ser ingeniosos, poniendo a los padres como ejemplo. Hay que enseñarles a compartir y evitar las peleas.

De los 5 a los 6 años: quieren aprenderlo todo.

Es preciso conocer algunos detalles de su desarrollo. Y sobre todo, saber que a menudo ellos se sientan mayores, pero justo cuando llegan a creerse adultos, toman conciencia de lo pequeños que son.

En esta etapa se les caerán los dientes leche y la aparición de las muelas, y dominan sus movimientos mejor que antes, que a los seis años habrán alcanzado su máxima capacidad.

Aprenden a hacer varias cosas que en años anteriores no podían , saben manejar los cubiertos y el cepillo de dientes.

Ellos aprenden jugando

En esta etapa sus juegos comienzan a separase por sexos, las niñas solo quieren jugar con las niñas y los niños solo quieren jugar con los niños, las niñas prefieren actividades que impliquen movimientos más finos, como saltar la cuerda, el baile o jugar a la casita y muestran destreza en las tareas que requieren más precisión, mientras que los niños prefieren juegos más bruscos, como el fútbol, o trepar árboles o jugar a las luchitas, etc.

En esta edad ya pueden respetar los planteamientos de los adultos respecto a las actividades escolares y del hogar, visitas a la casa de los amigos y las reglas en el salón de clases.

¿Te cuento un cuento?

En esta edad la habilidad que más confianza les da es la del lenguaje. Ya que su amplio vocabularios es aproximadamente de 2000 palabras, y ya pueden contar relatos sin perder un solo detalle, ya que es demasiado pronto para que sepan ponerse en el lugar de quien escucha, aunque ya distinguen la vida real de la fantasía, es posible que cuando relate algo, sus relatos estén alterados con cosas fantasiosas, esto ira estableciendo su capacidad de imaginar, crear, pensar y proyectar.

El jardín de niños

En esta edad la mayoría de los niños ya se encuentra en el jardín de niños, donde surgen las canciones, el coloreo, las manualidades, identificación de algunas letras y números.

A esta muchos niños aprender a leer y se inician en la escritura o en las matemáticas y ya pueden realizar operaciones aritméticas sencillas.

Están a un paso de la primaria, es un evento que requiere de mucho apoyo y acompañamiento, principalmente de los padres, para que los hijos pueden continuar u crecimiento y desarrollo manera favorable.

De los 6 a los 8 años: ¡nuevas responsabilidades!

Que los pequeños ingresen a la escuela es un cambio inevitable y es necesario para los ellos, que quizás se torne difícil para algunos porque el salón de clases es muy diferente al de jardín de niños, los compañeros son más y se marcan tareas para la casa, la escuela es muy grande y con varios salones de clase y además tendrán que convivir con chicos de mayor edad, ahora tendrán que cargar libros e incluso algunos cuadernos.

Antes de que los pequeños comiencen a asistir a la escuela, se debe platicar con ellos, explicarle de forma clara, sencilla y mostrándoles comprensión y ayuda, para que puedan superar los posibles miedos que se generan por la noticia de que ya van a pasar a primero de primaria.

El salón de clases.

Los niños tienen que aprender que las tareas asignadas en el salón de clases deben ser cumplidas y entregadas a tiempo. Llego la hora de que los pequeños asuman el papel de alumnos, y se familiaricen con las reglas que asigna la maestra o el maestro, aprendan a respetar a sus compañeros y reforzar el respeto hacia a los adultos.

Debe existir la comunicación entre los padres y los maestros para fomentar acuerdos para apoyar a los chicos en su comportamiento escolar, interés por la escuela y motivación para realizar las tareas escolares y que el alumno sea reconocido por los adultos.

Es muy importantes que los padres acompañen al niño en la realización de las tareas escolares; que permite conocer las habilidades y capacidades, para no exigirles mas de lo que pueden hacer.

No me compares con los demás.

Nunca se deben realizar comparaciones entre los hijos en relaciona las calificaciones escolares y habilidades, lo cual provoca una sensación de minusvalía. Es importante otorgar un reconocimiento en las actividades en las que se desempeña mejor y apoyarlo en las que se le dificulta.

En este periodo no hay preocupaciones sobre el pasado o el futuro, el presente es lo que les importa, por ello es importante la guía y compresión por parte de los adultos.

De los 9 a los 10 años: en busca de la perfección.

A los nueve años de edad ya podemos contar con su ayuda para ciertas actividades en el hogar, su desempeño por realizar las cosas mejora, el deseo de ser perfectos puede crear conflictos, por lo que es importante platicar con ellos e informarles que es muy bueno hacer las cosas lo mejor que se pueda, pero se pueden cometer errores y es algo normal por que estamos aprendiendo.

En el próximo año de vida se presenta una etapa de tranquilidad, la perfección ya no importa mucho en las actividades diarias.

Un momento de equilibrio.

A los 10 años es cuando los hijos se encuentran comprometidos con las actividades que incluyen a toda la familia, a los padres de familia los ven como personas muy especiales por el apoyo y cariño que les brindan para enfrentar la vida.

En esta edad sus intereses y gustos ya están más definidos, y su acercamiento y confianza es mayor y debe ser aprovechado para realizar actividades juntos.

El gusto por el ir a la escuela.

En esta edad la asistencia a la escuela se vuelve voluntaria, por el simple hecho de aprender, compartir con los compañeros y cubrir el deseo de sentirse escuchados por los demás.

Se debe fomentar las relaciones amistosas con sus compañeros de la misma edad; tener un grupo de amigos, sin importar si entran o sale constantemente.

Los niños a la derecha las niñas a la izquierda.

Se presenta un fenómeno evidente, en que los niños no quieren jugar juegos de niños y ellas tampoco quieren jugar los juegos de los niños, existe cierto rechazo con el sexo opuesto. Las niñas prefieren tener sólo una amiga secreta, a diferencia de los niños, que se inclinan por tener un grupo de amigos.

De los 11 a los 15 años: “mi cuerpo está cambiando…soy un rebelde y qué”.

Es tiempo de explicarles y comprender lo que viven los hijos y las hijas en la etapa llamada “la pubertad”, por todos los cambios físicos que se presentan, generalmente a partir de los 11 años comienza a manifestarse la madurez sexual, que aunque no se presenta con exactitud, puedes ser antes o después de esta edad.

En esta etapa se presentan desajustes físicos y emocionales en los chicos y las chicas, en las chicas la señal para identificar que al pubertad esta comenzando es la llegada de la menstruación, por lo que la mamá debe platicar con la hija, además de apoyarla y escucharla.

En los niños la señal de que ha comenzado la pubertad es el deseo de estar cerca de las niñas y que es un poderoso motivo para experimentar una erección; en esta etapa se presentan las primeras eyaculaciones, por lo que el padre es la persona indicada para platicar cuando el chico experimenta este deseo.

Es muy importante explicarles que aunque su cuerpo ya esta listo físicamente para la reproducción, aún no están preparados para ser padres, hablar sobre métodos anticonceptivos y a sexualidad es una responsabilidad de los adultos, específicamente padres de familia y profesores.

No quiero que me digas que ropa ponerme.

En esta edad los chicos ya defienden sus derechos, suelen cuestionar a los adultos, cuando se presente alguna escena de enojo o desacuerdo entre padres e hijos, es preferible escucharlos para llegar a un acuerdo.

Los padres deben de estar al pendiente del comportamiento de los chicos y de lo que les sucede.

La pubertad y la adolescencia son etapas de desarrollo necesarias para llegar a ser un persona íntegra, por lo que se requiere la ayuda de los adultos para guiar las próximas generaciones.

De los 16 a los 18 años: ¿quién soy?

A los 16 años culminan los cambios físicos que provocan desajustes emocionales y psicológicos en el adolescente; en los años siguientes terminara de madurar e ingresara al mundo de los adultos.

Una de las principales demandas de los jóvenes hacia los adultos es la independencia y la libertad para realizar actividades que son importantes para ellos.

En esta etapa los adolescentes se ausentan con frecuencia de la casa y ya no asisten a las reuniones familiares, y parece que no les importa la familia, lo que sucede es que con el grupo de amigos de su misma edad se sienten más a gusto, comprendidos y escuchados, ya que ellos también experimentan los mismos cambios similares, pero sin embargo para ellos la familia sigue siendo lo más importante.

La comunicaron debe ser sin ofensas, y es un a forma de acompañarlos en su recorrido por la adolescencia.

Se debe evitar evidenciar a los hijos delante de los cuates, para algunos padres es difícil darse cuenta que los hijos están creciendo; ya no son aquellos pequeños con los que podían jugar y que ahora tienen otros intereses y demandas totalmente diferentes a los años anteriores.

Situaciones riesgosas

en esta etapa los jóvenes quieren saber quienes son, esta interrogante obliga a buscar modelos que puedan imitar, en ocasiones no se dan cuenta que la etapa de la adolescencia es propicia para consumir drogas, de ahí la importancia de estar pendiente de las relaciones sociales de los hijos, estar pendientes de los eventos a los que asisten, una manera de fomentar el rechazo de las drogas es a través del diálogo.

Quiero ser enfermera, y yo maestro.

Se preocupan por lo que van a ser y se perfilan para estudiar carreras a las áreas correspondientes a las profesiones que desean, al los 18 años pueden construir un proyecto de vida, ya esta a un paso de la vida adulta, los padres deben ayudarlos a seleccionar la profesión de su interés, respetando su decisión final.

Se debe facilitar la transición a la edad adulta, aceptar que los adolescentes están creciendo y se preparan para ser adultos, por lo que defiende su libertad e independencia para el día de mañana seguir siendo seres humanos felices.

De los 19 a los 24 años

Ahora ya puede resolver sus propios conflictos personales, entienden el punto de vista de los demás, se encuentran estudiando o finalizando una profesión, o se encuentran trabajando, en la actualidad hay jóvenes que estudian y trabajan.

Pocas veces solicitan orientación o consejos de los adultos por que ya pueden tomar sus decisiones, ya que ya son maduros.

Me quiero casar con…

La elección de pareja y un posible matrimonio, son parte de esta etapa, es muy difícil entender y sobre todo aceptar esta decisión de los jóvenes; ya que para los padres todavía son unos niños y no saben lo que hacen, siendo que ya están en la posibilidad de asumir dicha cuando responsabilidad.

En algunos casos se hacen novios desde la secundaria y cuando están en la universidad deciden casarse.

La edad adulta: cuántos hijos queremos tener.

El formar una familia es importante y se deben poner acuerdos, procurar cumplir los acuerdos. La edad adulta gira en torno a las responsabilidades y deberes con los hijos; se debe impulsar el desarrollo y el crecimiento sano de los hijos.

La senectud: los momentos de tranquilidad.

El ver crecer a los nietos, debe ser satisfactorio, las personas que se encuentran en este periodo de la vida requieren de mucho cuidado y amor para mantener la tranquilidad. El sentirse escuchados y comprendidos es vital para el continua el recorrido de la vida.

Capítulo 3: El consumo de drogas en México.

El consumo de drogas ha aumentado constituyendo un gran problema de salud pública. Que afecta a las familias y que por eso los padres deben mantener la comunicación con los hijos y prevenir sobre el uso de sustancias.

Se ha identificado que los jóvenes que tienen entre 12 y 25 años son los principales consumidores de drogas.

¿Qué tipo de drogas se consumen más en nuestro país?

La marihuana es la droga más consumida en nuestro país, ya que casi 5 de cada 1000 habitantes la ha probado. Después se encuentra la cocaína y los inhalables.

Algunas personas consumen drogas una sola vez y nunca lo vuelven a hacer, mientras que otras las usan con regularidad. Lo que significa que probablemente que de 5 de cada 100 personas que la han probado, 4 la siguen consumiendo.

También existen personas que solo utilizan un solo tipo de drogas, mientras que hay otras que consumen más de una clase de drogas. Las drogas producen tolerancia y dependencia, ya que el organismo va necesitando más droga para obtener el mismo efecto.

Las drogas se obtienen con facilidad e incluso en la casa del que las consume. El alcohol, cigarrillos, y pastillas se obtienen fácilmente en el hogar mismo.

Así que como padres de familia deben platicar ciertos puntos sobre evitar el uso de las drogas, ya que en sus manos esta la posibilidad de reducir riesgos y brindar protección a los hijos.

Capítulo 4: información sobre las drogas más utilizadas

¿Qué son las drogas?

Las drogas son sustancias cuyos componentes químicos alteran el organismo de quien las consume, la mayoría de las drogas tienen la particularidad de producir adicción, ya que poseen efectos aparentemente placenteros. Las personas psicológicamente más vulnerables tienden a recurrir a ellas con más frecuencia y en mayores cantidades. A esto se le denomina tolerancia, que desencadena otra situación conocida como la dependencia.

La dependencia puede ser física y psicológica. La física se presenta cuando los agentes químicos de las sustancias invaden el cerebro y el cuerpo, y la psicológica es cuando afectan el estado emocional de búsqueda vehemente de la sustancia.

¿Qué drogas se utilizan con más frecuencia?

Alcohol: el alcohol produce la enfermedad del alcoholismo, que es una enfermedad crónica, caracterizada por una conducta anormal de búsqueda de alcohol.

Puede tener efectos como sensación de libertad y confianza, menor coordinación en sus movimientos, el uso de insultos y cambios en el estado de ánimo. Además puede producir gastritis, impotencia sexual, daños cerebrales, cirrosis e incluso la muerte.

Tabaco: el consumo del tabaco genera tabaquismo, el consumo del trabajo afecta tanto a los consumidores como a las personas que lo rodean ya que el humo que humo del tabaco con solo ser respirado puede producir cáncer.

Puede tener efectos como enojo y agresión, insomnio, pesadillas, mareo, vomito elevación del pulso, taquicardia y arritmias cardiacas y dificultades respiratorias. Además puede producir ansiedad, ira aumento del apetito o de peso, enfermedades pulmonares y en los hombres reduce la fertilidad.

Marihuana: es una planta ampliamente difundida en zonas tropicales y templadas, es una mezcla de hojas y flores, y su nombre científico es cannabis sativo.

Puede tener efectos como sensación de relajamiento y tranquilidad, aumento del apetito, menor coordinación motora, aumento de la frecuencia cardiaca, retardo en tiempo de reacción. Además su consumo puede causar disminución del placer sexual, dependencia psicológica, riesgo de esterilidad en la mujeres.

Cocaína y crack: Erythxylon coca es el nombre científico de la planta de la que se extrae la cocaína. Las hojas se maceran hasta formar una pasta que al refinarse da como resultado el polvo blanco llamado cocaína.

El crack es un derivado de la cocaína, se utilizan solventes volátiles que hacen que la droga se pueda fumar.

Produce efectos como hipertensión arterial, aumento de la temperatura corporal, aumento de la frecuencia cardiaca, ansiedad, disminución del apetito, estados de pánico, miedo muy intenso, indeferencia al dolor y la fatiga, alteraciones en el sueño (insomnio).

Inhalables: son sustancias químicas toxicas volátiles, que se inhalan a través de la nariz o aspiración por boca, y produce depresión del sistema nervioso central.

Los más utilizados son: chemo, cemento, pvc, resistol amarillo, thinner y gasolina.

Los efectos pueden ser: sensación de mayor libertad y confianza, excitación, risas sin motivos, euforia, sensación de bienestar, sentimiento exagerado de felicidad, mareos, diarrea, ojos vidriosos y dolor de cabeza.

Anfetaminas y metanfetaminas:

Las Anfetaminas y metanfetaminas pertenecen a un grupo de drogas que estimulan el sistema nervioso central y se utilizan para adelgaza, reducir el cansancio y aumentar el rendimiento físico.

Las anfetaminas pueden ser utilizadas por vía oral, fumadas, inhaladas y también se inyectan.

Puede tener efectos como aumento de la frecuencia cardiaca, sudoración, inquietud, excitación y dificultad para conciliar el sueño, disminución del apetito y mareos.

Tranquilizantes e hipnóticos (drogas de uso medico): la mayoría pertenece al grupo de drogas llamadas “benzodiacepinas”. Estos medicamentos se prescriben en nuestro país con relativa facilidad por médicos no especialistas para combatir enfermedades como el estrés, la ansiedad y como auxiliares para conciliar el sueño.

Muchos de ellos se utilizan para el tratamiento de la epilepsia, como relajantes musculares, así como para el manejo de la abstinencia al alcohol y otras drogas adictivas.

Puede tener efectos como reducción de las reacciones emocionales, relajamiento muscular, aislamiento, somnolencia, visión doble y ocasionalmente perdida de la memoria.

Heroína: es una sustancia que se deriva del opio, al hacer incisiones en la cápsula de la plata se obtiene un exudado resinoso de color café. La heroína es un analgésico muy potente, se utiliza por vía intravenosa, aspiración nasal y fumada.

Alucinógenos: pueden generar depresión o estimulación del sistema nervioso central. Los alucinógenos han sido utilizados desde la antigüedad. Pueden provocar cambios significativos en el estado de conciencia; estas drogas se ingieren vía oral, inyectadas o fumadas, pero la vía oral es la más usada. Son sustancias muy potentes que en cantidades pequeñas pueden producir efectos muy fuertes.

Capítulo 5: el significado de ser padres.

Los padres protegen a sus hijos de todo peligro, las drogas también lo constituyen, por lo que los padres tienen el compromiso de brindar protección ante ellas.

En la familia se aprende todo lo necesario para tener una buena calidad de vida, cada persona tiene cualidades que la hacen única e irrepetible, y todas las personas son diferentes.

La misión la maternidad y la paternidad es ver que sus hijos sean felices, honrados, autosuficientes, independientes, sanos.

Los factores de riesgo de que nuestro hijo consuma drogas pueden ser los siguientes.

  • Conducta antisocial temprana (entre los 5 y los 7 años de edad)que persisten hasta la temprana adolescencia.

  • Aislamiento de actividades sociales

  • La incidencia en el síndrome infantil de hiperactividad y déficit de la atención.

  • Altos niveles de angustia.

  • Creer que se tiene un escaso control sobre la propia vida en la adolescencia.

  • Actitud permicitiva hacia el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.

  • Necesidad de experimentar emociones fuertes y sensaciones intensas durante la adolescencia.

  • Baja autoestima

  • Problemas en relaciones intrapersonales.

  • Percepción de que los padres, madres y/o demás familiares se encuentran alejados.

  • Abusos alimenticios.

  • Creatividad limitada.

  • Manejo inadecuado del tiempo libre.

  • Control limitado de los impulsos desde la infancia.

  • Timidez e inseguridad.

  • Altos niveles de depresión.

  • Comunicación negativa.

  • Falta de limites o limites difusos

  • Padre de temperamento violento y/o no comunicativo.

  • Padres mentalmente enfermos y/o antisociales.

  • Uso de drogas en el grupo de amigos.

  • Falta de instalaciones deportivas, culturales y artísticas que dan servicio a la población.

Capítulo 6: como proteger a la familia contra el uso de las drogas.

En nuestro hogar existen situaciones y condiciones que protegen a la familia contra el consumo de drogas, incrementan la resistencia y disminuyen el riesgo de uso.

Por eso es muy importante que en nuestro hogar se identifiquen y fortalezcan estos elementos protectores. Se deben de reforzar y fortalecer dentro e núcleo familiar para evitar que sus miembros consuman drogas.

Nuestra fortaleza ante las adicciones.

A través de diversas investigaciones, se ha demostrado que existen situaciones diversas que protegen a las personas ante el consumo de drogas y se llaman factores de protección.

Enseñar valores.

Es importante que en las familias se establezcan principios y normas de acción para que los hijos se comporten o sean de forma determinada, a estas normas y principios se les conocen como valores.

En algunos casos los hijos que deciden no usar drogas, lo hacen porque tienen una fuerte convicción de que usarlo puede ser perjudicial; por que tienen un sistema de valores.

Los valores familiares proporcionan herramientas para que los hijos digan que NO y para ayudarlos a mantener esta decisión ante el uso y el abuso de las drogas.

Cómo hacerlo

Hable con la familia de la importancia de los valores, como la confianza en si mismo, la responsabilidad, la honestidad, etc. señale que los valores ayudan a tomar decisiones en forma acertada.

Muestre a los hijos que cada decisión se basa en anteriores y que una decisión acertada facilita las siguientes.

Debe reconocer que las acciones de los padres afectan el desarrollo de los valores de los hijos, los hijos imitan el comportamiento de los padres.

Por eso se debe procurar que sus actos coincidan con sus palabras, los hijos se dan cuenta cuando un comportamiento de los padres indica que pueden mentir y hacer lo contrario.

Establecer y aplicar normas contra el uso de drogas.

Los padres tienen la responsabilidad de señalar las normas que los hijos deben seguir. En el caso de uso de alcohol y otras drogas deben ser estrictas para proteger el uso del bienestar familiar. Se deben poner reglas y si las reglas no son cumplidas se deben imponer sanciones.

Cómo hacerlo

Especificar y explicar las razones en las que se basan las normas, ser consistentes y aclarar que la norma de no consumir drogas permanece vigente ante todo momento y en cualquier lugar.

Fortalecer la autoestima

Una tarea importante en la paternidad es la de ayudar a desarrollar a nuestros hijos una fuerte autoestima, los niños con una alta autoestima tienen grandes posibilidades de ser adultos sanos y exitosos.

Desarrollar la autoestima es mostrar cariño y aceptación de su persona tanto cuando lo elogia como cuando lo corrige. Pero no significa aprobar todo lo que hace.

Hablar con su hijo y escucharlo

No debe tener dificultades para hablar con los hijos, un buen nivel de comunicación es una herramienta que fortalece a la familia contra el consumo de drogas.

Fomentar el apego a la escuela y el desarrollo de hábitos de estudio.

El hábito de estudiar posibilita el desarrollo de aptitudes intelectuales; permite desarrollar los intereses, y desarrollar motivaciones y aspiraciones vocacionales.

GLOSARIO

Arritmia: alteración del ritmo del corazón, caracterizada por una irregularidad de frecuencia y una desigualdad de sus contracciones.

Convicción: convencimiento.

Exudado:

Íntegra: que actúa con rectitud.

Macerar: operación que consiste en sumergir en un líquido una sustancia para extraer de ella los elementos solubles.

Minusvalía: disminución del valor de un objeto o de un derecho contabilizado en dos momentos distintos. Disminución de la capacidad física o psíquica de una persona.

Vehemente: que tiene una fuerza impetuosa, que obra de forma irreflexiva, dejándose llevar por los impulsos.

Volátil: inconstante,