Como agua para chocolate; Laura Esquivel

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa (novela). Best Sellers. Biografía de la escritora. Argumento. Personajes. Estilo narrativo. Temas

  • Enviado por: Diego Rodríguez
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 15 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Introducción:

El Agua y el Chocolate son sinónimos de goce, placer, vida y delicadeza. Por una parte, el agua es la representante directa de la vida dentro de la naturaleza, su suave y refrescante textura nos recuerda lo indispensable que es este sencillo y místico elemento; capaz de fortalecer al scout en sus largas jornadas de extenuante caminata, a la madre que da la bienvenida a su retoño recién expulsado de sus entrañas, servir a la Machi en los momentos culmines del Guillatún, eliminando las inmundicias atmosféricas dejadas por el olvido humano, saciando la sed de la gacela en las inhóspitas tierras del continente salvaje, refrigerando a la máquina del taxista, fuente de sustento y alimento para su familia, hidratando por miles de años la vetusta secuoya, deseosa de nunca caer en el sueño de la vejez, labrando minuto a minuto, golpe a golpe la roca marina que emerge altiva a la compañía del arrecife.

El agua es vida modelada en forma de naturaleza”.

Nuestro segundo elemento es el chocolate, paradigma que unifica el lívido amor de la madre entregado a la cría, la dulzura previa al caramelo y el otoñal cacao. El chocolate es el amasijo formado por el sudor y los elementos que nos provee la naturaleza día a día. En otras palabras: es el sacramento en donde se une el esfuerzo de toda una familia. Los pequeños comprando el cacao, los hermanos mayores junto a su padre recolectando la leche que se ha de ocupar, mientras que en el hogar, yace la madre junto a sus hijas a la espera de las materias que tendrán como resultado el chocolate de mamá, la artesanía de los años pasados en pos del sacrificio del alimento.

Cada uno de ellos, tanto el agua como el chocolate, tienen luz propia, cada uno con su perfección, ya sea propia de la naturaleza o está unida al sacrificio humano. Ambos se respetan, luchan por dar brillo a una vida a veces gris, pero siempre y cuando no se unan... Si esto ocurre, sólo se unirá, en el aspecto físico, pero sus encantos jamás se fusionarían por formar un todo, no perderían su libertad por el otro.

¿Qué mejor título para comenzar una obra que aquél en donde se muestra en forma independiente la perfección de los amantes?...

Es por esto que a continuación mostraré a vuestras córneas un hogar víctima de opresores, oprimidos y revolucionarios, hogar que es el reflejo de períodos en donde la Anarquía se disfraza con el nombre de “Revolución Mexicana”.

El trabajo estará constituido por diversas secciones, las cuales van desde la biografía de la autora, como temas tan profundos como el por qué el comportamiento de los personajes.

Debido a la complejidad de la novela, me ha resultado difícil llevar a cabo el análisis exhaustivo que Ud. espera; sin embargo, he logrado presentarlo como de lugar.

Invito a su mirada para adentrarse en el mundo de la mezcla errada que son los sentimientos oprimidos.

?

Biografía Laura Esquivel:

Esquivel, Laura (1950-), escritora mexicana, nacida en la ciudad de México, célebre en el mundo entero por su novela Como agua para chocolate. Antes de este suceso, se dedicó a la docencia y escribió piezas de teatro infantil y guiones de cine. Su primera novela, Como agua para chocolate (1989) tuvo un éxito de público tan extraordinario que el director de cine Alfonso Arau rodó una película, con el guión de la propia autora, que supuso ya la consagración del título.
Como agua para chocolate entusiasma por la atmósfera indecible que crea la autora para narrar la historia de un amor imposible e imperecedero en medio de pucheros y sartenes, es decir, en el ámbito tradicionalmente femenino por excelencia: la cocina y sus hechizos. No se trata ya de realismo mágico, sino de magia directamente. Esta novela ha sido traducida a más de treinta lenguas y, en 1994, Laura Esquivel recibió el Premio ABBY (American Bookseller Book of de Year), convirtiéndose en el primer escritor extranjero que ha recibido este premio.

Laura nos relata:

Una de las historias que más me aterrorizaban en mi infancia era la de la bruja que se chupaba a los niños. Me imaginaba todo el numerito con lujo de detalles. La bruja raptando al niño, la chupada de la sangre, los ojos sin vida del niño chupado, los gritos de la madre al descubrir el cadáver de su hijo, pero sobre todo, el color apergaminado de la piel muerta. Por las noches me costaba trabajo conciliar el sueño y mi espalda tenía que estar pegada a la pared para protegerme de un ataque sorpresivo por la retaguardia.

Me tardé algunos años en darme cuenta de que el verdadero peligro no estaba afuera de la casa sino dentro. Y que la chupada de sangre no era metáfora, ya que en el mundo aparte de las madres y de las brujas, existían las madres-brujas, especie humana altamente peligrosa que tiene el poder de succionar la vida a sus hijos. ¿Cómo son estos seres horripilantes? Tienen la apariencia de una madre común y corriente, inclusive muestran afecto, pero al mismo tiempo tienen una alta capacidad de manipulación, controlan la voluntad de sus hijos y les atan dos cosas: las manos y la boca. Los elementos que representan las herramientas de expresión del hacer y del pensar.

La atadura de manos ocurre en dos sentidos: por una parte, obligando al hijo a realizar acciones por medio de una ligera presión como pueden ser los golpes, las amenazas y los chantajes. Por otra, impidiendo que las manos sigan sus impulsos individuales. Así, a fuerza de obedecer, las manos pierden su capacidad de decisión y se vuelven simples objetos del deseo ajeno, instrumentos de la voluntad de poderío de la madre bruja. En Como agua para chocolate, hay una escena en que Tita, por primera vez liberada de su madre, no sabe qué hacer con sus manos. Y sólo en la medida en que deja de ser un objeto para convertirse en sujeto, sus manos empiezan a ejecutar las órdenes que le dicta su verdadera naturaleza.

Tan importante como la represión de las manos es la atadura de la boca: que es nada menos que la puerta de entrada al cuerpo de un mundo de sensaciones externas y el instrumento de expresión de las palabras. En Como agua para chocolate intenté hacer que la boca tuviera esa doble función y es por eso que cuando Tita sufre su crisis más severa pierde la capacidad de hablar y la recupera cuando recibe un alimento confiable de manos de Chencha.

La imagen de una madre bruja sujetando las quijadas de sus hijos es la imagen de la desnutrición espiritual, de la censura de las palabras, del silencio de la poesía de la mente encadenada. En pocas palabras, es la imagen de una verdadera hija de... Coatlicue, la devoradora.

Para ayudar a Tita a enfrentar a su madre bruja, le puse una hada madrina en su camino. Nacha es la imagen de Tonantzin-Guadalupe, la madre buena, la protectora, la que nutre, la que por medio de los alimentos libera el espíritu, la sensualidad y todos los deseos acumulados en silencio. La presencia de Nacha es constante y aparece en los momentos en que más se la necesita. Es una fuerza poderosa apegada a la tierra y a las tradiciones vitales, la única capaz de vencer a una madre bruja. A pesar de esto, la lucha entre ambas no es fácil, ya que la madre bruja sustenta la justificación de su dominio en la tradición. Claro que su concepto de tradición es el opuesto a la del hada madrina, no es un bien que nos pertenece de manera comunitaria, no es un valor moral o un principio de memoria colectiva sino un capricho personal interpretado al antojo de la manipulación en cuestión que se ha asumido como la defensora de una verdad que ella misma representa: "La hija menor debe cuidar a su madre hasta que muera y debe hacer esto o lo otro y debe comportarse de ésta o de esa otra manera, etc., etc., etc.".

Las características de la madre bruja son su vocación de control, su resentimiento acumulado y que cuenta con un poder verdadero, o sea, que tiene la capacidad de ejercer la autoridad sin presencia masculina, en otras palabras, es una mujer autosuficiente, sin límites que controlen su capacidad de devorar. Esta cruel y despiadada chupadora ha acumulado en sí las dos formas simbólicas de autoridad, la masculina y la femenina convirtiéndose de esta manera en un poder sin equilibrio, sin contraparte, en dictadura del capricho, en algo así como el PRI.

El modus operandi de la madre bruja tiene dos facetas más, para mayor descontrol de quien la enfrenta: es fantasmagórica y venenosa. Es decir, por un lado, su presencia trasciende su vida personal y material y por el otro, puede dejar su presencia impresa como una infección en cualquiera de sus hijos. En Como agua para chocolate, esta madre vampiro infecta a Rosaura y a la muerte de la madre, la hija asume la continuación del mal. Toma la bandera de la tradición caprichosamente interpretada. Por otra parte, el embarazo psicológico de Tita es consecuencia directa de la presencia fantasmagórica de la culpa personal que no se ha purgado. Sólo cuando la boca puede liberarse de los hilos que la ataron y se abre para gritar "la odio, siempre la he odiado" el fantasma desaparece, sólo entonces la comida cumple su función verdadera de dar vida y bienestar a los hombres pues se ha recuperado el uso íntegro de la voluntad y la razón de nuestra existencia.

A partir de que en Como agua para chocolate me enfrenté con una madre bruja y la vencí, no sólo le di a mi boca y a mis manos la capacidad de recibir sustancias que alimentaran mi libertad, sino que recuperé el sueño en el momento en que ahuyenté de mí el temor de que por las noches apareciera una madre bruja a "chuparme la sangre".

*Narrador: El narrador, encargado de narrarnos la obra que estudiamos, es la sobrina nieta de Tita, hija de ese niño que fue amamantado con la leche es ésta última, debido a que Rosaura ya se le había agotado el alimento vital.

Al no encontrarse de forma partícipe en la obra, pero sin embargo al relatar las situaciones como un recuerdo o “historia”, llego a la conclusión de que el narrador es Omnisciente.

Tema y Motivos Principales:

“La lucha de un amor ante el yugo de la tradición y el miedo a la soledad, Amor que comienza junto al crepúsculo de la vida” es el tema principal de Cómo Agua para Chocolate. Lo que me ha guiado a escribir esta tesis es nada mas que la aglomeración de motivos emblemáticos del libro y la película. Éstas son:

  • El método de crianza que tuvo Tita, en donde se da testimonio de un servilismo hacia el resto de sus semejantes.

  • Aprovechándose de ésto, su madre ejerce en Tita un papel antagónico ante la unión de los amantes, basándose en antiguas tradiciones familiares.

  • Mamá Elena refugia el miedo de su próxima soledad con la ayuda de las tradiciones familiares.

  • El poco afecto de la familia hacia la imagen de Tita (exceptuando a Gertrudis.

  • La cobardía del enamorado, Pedro, tiene como resultado el mayor alejamiento de este esquivo amor.

  • y por último, cuando finalmente se une el agua con el chocolate, trae como consecuencia “la muerte” de ambos elementos.

  • “Ingredientes” de la Obra:

    En la novela leída encontramos claramente definidos los personajes:

    *Primarios:

    • Tita: Sin lugar a dudas, esta humilde muchacha es el centro de atención durante toda la obra que tratamos.

    Desde un comienzo, está sentenciada a servir y satisfacer al hogar que la vio crecer.

    Su madre la concedió a la cocinera de la casa, su nombre era Nasha. Ella fue la tutora de Tita durante todo su desarrollo; poseía, como nativa que era, la sabiduría de la tierra fértil y de los alimentos. Todo esto le fue entregado como erario sagrado a Tita, quien establece una estrecha relación o comparación con la tierra fértil; Tita es fértil como la naturaleza mexicana, lo que explica la afinidad existente entre la analizada y los alimentos. A tal punto que expresa sus estados anímicos mediante las comidas.

    Su relación con la Pacha-Mama es corroborada por escenas, tales como:

    • Lágrimas de dolor de Tita caen a la torta de novios de su enamorado Pedro y su hermana mayor Rosaura. Esta angustia se apodera del apetitoso pastel, creando en los invitados aquellos tristes recuerdos, en donde las frustraciones amorosas de antaño vuelven a brotar de sus poros ya marchitos. (Aspecto de Realismo Mágico, correspondiente al Boom Literario de los años 60'.

    • Tita es la nodriza de un hijo que no es suyo, sin haber previamente un niño que justifique la leche de nuestra protagonista. TITA=FERTILIDAD=TIERRA.

    Tita es sabia, dulce, humilde, OPRIMIDA; sus atributos físicos son notables: una mirada profunda, cabello negro hasta su delicada cintura, tez blanca y contextura delgada. La península del Yucatán corría por sus venas.

    • Mamá Elena: Su imponente talante da cuenta de su antagonismo en la obra.

    De tez blanca, cabellera en crepúsculo y ojos claros, es el fenotipo de una mujer orgullosa, valerosa, rígida al punto de prohibir a su hija menor (Tita) la felicidad que tanto anhelaba por el miedo de ver la soledad presente en su vejez, la cual se apoyaba en pasadas tradiciones.

    El impacto de verse sola ante el mundo, después de la muerte de su marido, la han llevado a un comportamiento de rigidez absoluta, a tal punto que su mirada escalofriante podía asustar incluso al capitán de una tropa militar. Pobre mujer.

    *Secundarios:

    • Pedro: Sus atributos físicos encandilaron desde un comienzo a Tita: Moreno, facciones finas, mirada cautivadora y contextura maciza.

    Pedro es un hombre poco osado, indeciso, sumiso y cobarde. El no fue capaz de romper el yugo de la tradición familiar para poseer a su amada Tita. Su cobardía lo llevó a casarse con la hermana mayor de su real amada, echo que destruyó el corazón de la frágil Tita.

    Como ejemplar varón, nos deja muy mal parados.

    • Rosaura: Pudo haber sido la prolongación de Mamá Elena.

    Para dar forma al personaje citado, es algo como:

    *Tez morena* Contextura delgada (con el paso del tiempo se torna gruesa)* Ojos cafés* Cabello grueso y oscuro.

    Al casarse con Pedro, su amor nunca fue correspondido, lo cual la llevó al rechazo de su hermana Tita junto a una frustración amorosa y social que la mantendría sumergida en la infelicidad.

    • Gertrudis: Su cabello rizado y alocado, mirada pícara y tez blanca, nos evocan a una mujer que fue la revolucionaria del sistema rígido que yacía en su hogar.

    Fue la única mujer capaz de elevar sus puños en contra de los opresores, con el fin de encontrar su felicidad propia. Ésta la condujo a ser avesada en condiciones adversas a su crianza: frío, mundo de hombres, suciedad, etc.

    Su valentía le ayudó a combatir contra el sistema de aquellos años.

    • Nasha: Como ya dije, en Nasha habitaba la magia de la naturaleza. Aquí la sabiduría se muestra en su máximo esplendor. Ella dota a Tita con la fertilidad de la naturaleza y los sabores de los alimentos.

    Era una mujer vetusta, morena, obesa y pequeña.

    • Dr. Jhon Brown: Con su tez blanca, voz suave, cabello e iris claros, no le sirvieron de mucho para conseguir el anhelado corazón de Tita.

    Como también es varón, es sencillo, inseguro, no muy llamativo y deseoso de cariño femenino.

    • Chencha: Es la otra criada que tienen, es muy alegre. Utiliza un lenguaje vulgar. A medida que va conociendo mejor a Tita, se van haciendo más amigas.

    Es pequeña, tez morena, cabello oscuro y largo.

    *Incidentales:

    • General Lillo

    • Madre del doctor

    • Padre de Tita

    • Tía de Pedro

    • Suegro de Rosaura (Padre de Pedro)

    Ambientes:

    El ambiente espacial en donde se desarrolla la gran parte de la obra, es una bella casa con perfección arquitectónica, en donde se entremezclan el barroco con elementos toscanos.

    Este frío hogar es decorado con el estilo barroco, quien se encarga de sobrecargar al máximo cada uno de los rincones del caserón.

    Los ambientes en donde se desarrolla como persona nuestra protagonista, son aquellos espacios reducidos y poco trascendentales que tiene un hogar; me refiero a la cocina (lugar en que Nasha entrega la sabiduría de la naturaleza a manos de Tita) y el palomar (despertar del oprimido). A lo que deseo llegar, es que existe una relación directa entre:

    E R

    S E

    P D

    A U

    C C COCINA Tita Oprimida

    I I

    O D

    S O

    S

    Es como si los oprimidos no tuviesen mas horizontes que espacios menudos, como los son la cocina y el interior de la casa.

    Por otra parte, estudiemos el ambiente psicológico en que se desarrolla la escena de mayor suspenso de “Como agua para Chocolate”. (Para mí)

    Estos son aquellos en donde Mamá Elena y Chencha son ultrajadas por un grupo de revolucionarios. El que pasará se muestra en esta escena en su máximo esplendor, ya que produce en el espectador (o lector), debido sea el caso, una sensación de tensión e incertidumbre.

    Otra escena de este tipo es cuando, ya muerta Mamá Elena, vuelve a penar a Tita con el fin de que no se inmiscuya en el supuesto amor existente entre su hermana Rosaura y Pedro.

    Si duda, el suspenso y la incertidumbre; como ya dije, son los verdugos que ejecutan en el espectador los sentimientos que a diario se esquivan en el mundo de las apariencias. Gracias a Laura Esquivel, nos es imposible el alejarnos de estos sentimientos.

    Clímax y Desenlace:

    El clímax de obra es el momento en que el alma pasiva de Tita levanta sus puños ante la opresión ejercida por la madre, durante su niñez y juventud.

    Tita se revela y es capaz de lograr la libertad que anheló noche tras noche. Fue tan grande el tsunami que creció al interior de Tita, que la llevó a un estado en que la mente salta sin respetar tiempo, espacio ni distancias, siendo estas falacias de la realidad. Ella, con la ayuda del Jhon Brown, se reincorpora al mundo de los enfermos para volver a su hogar, hogar que la ha dejado ver mas allá de los grasos muros de la cocina.

    El desenlace de la obra pasa a ser un fiel representante del Realismo Mágico, en donde la ingenuidad de la autora, las creencias populares y mitologías, sobrepasan la realidad visible, dándole un matiz mágico a la unión corporal de los cansados cuerpos de Tita y Pedro. De la emoción que siente Pedro al realizar este acto, fallece. Tita para no perder su verdadero amor, decide tragarse mucho fósforo para poder arder, con ella se incendió todo el rancho.

    Ubicación del Texto en el plano Histórico

    Cultural de la época:

    Para dar paso al análisis, debemos de tener claro que el ambiente físico en que se desarrolla la obra (casona) es el reflejo del México Revolucionario de aquellos años; en donde habían opresores (Mamá Elena, Rosaura), oprimidos (Tita), y revolucionarios (Gertrudis. En base a esto, notamos que el despertar del pueblo (Tita) es una revolución que despoja a la represión ejercida por las autoridades (Mamá Elena. Una vez derrocadas, el pueblo logra su felicidad. Es una Revolución en Metáfora.

    También notamos las distintas posturas sociales: ya sean políticos, culturales y económicos.

  • Político: Anarquía, represión en el pueblo, caída del gobierno mexicano, el cual no representó las ideas del pueblo mexicano frente a los conflictos con Estados Unidos.

  • Cultural: Levantamiento de las ideologías del pueblo.

  • Económico: Sistema de hacendado, pobreza en la sociedad.

  • “Como Agua para Chocolate” es también fuente de valores y antivalores. La Valentía, Lealtad, Nobleza, Humildad y Abnegación son los representantes de nuestra primera categoría. Mientras que los antivalores se muestran con los apellidos de Cobardía y Egoísmo.

    El género literario que presente está en la obra es el género narrativo (novela), debido al narrador que nos sumerge en el mundo del feminismo descontrolado y las faltas de un gobierno no representativo de su gente.

    Al parecer, el libraco no es una prolongación o una suma de datos biográficos de la autora Laura Esquivel. Lo que me llama la atención, es que el libro es instrumento de las tendencias feministas que la creadora tiene. Lo digo por el esfuerzo que hace por dar mayor trascendencia o protagonismo al sexo femenino en etapas tan complejas como lo es una Revolución Nacional; la manera en que lo lleva a cabo es de una manera distorsionada acerca de la mentalidad del varón, mostrándolo inseguro, débil, sonso, falto de valor (cobarde. Si se da cuenta, todos los personajes fuertes o trascendentales dentro del texto tienen... atractivos atributos físicos (para mí). Tal vez tenga relación mi conjetura con alguna etapa en que la autora se vio “agredida” por algún varón; tal vez en sus momentos de párvulos vino un niñito orinado y le enseñó lo bueno de la vida = el motivo de su tormento. ¿Qué sé yo?

    La verdad, no sé si el vademécum tenga alguna relación con otro

    opúsculo de características similares.

    “Como Agua

    para

    Chocolate”

    Nombre: Diego Alberto Rodríguez Lazo

    Curso: 3º M..

    Índice:

  • Introducción--------------------------------------------- 1

  • Biografía de Laura Esquivel-------------------------- 3

  • Algo más de Laura-------------------------------------- 3

  • Narrador-------------------------------------------------- 6

  • Temas y Motivos principales-------------------------- 6

  • Ingredientes de la Obra-------------------------- 7

  • Ambientes------------------------------------------ 11

  • Clímax y desenlace------------------------------- 12

  • Ubicación del texto en el plano

  • Histórico-Cultural de la época----------------- 13

    10. Conclusión---------------------------------------- 15

    15