Comercio exterior en el siglo XXI

Economía. Globalización. Normalización. Orden económico mundial. Aduanas. Antidumping. México

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Economía
Fundamentos de Economía
Fundamentos de Economía es un curso que te permitirá comprender los conceptos básicos relacionados...
Ver más información

Fundamentos en Gerencia de Proyectos
Fundamentos en Gerencia de Proyectos
La guía completa para administrar proyectos de cualquier tipo, usando las mejores prácticas y...
Ver más información

publicidad

COMERCIO EXTERIOR EN EL SIGLO XXI

INTRODUCCIÒN

Antes las empresas exportaban e importaban en un esfuerzo claro por conquistar ventas, pedidos, contratos y mercados. Ahora las empresas esperan que sus asociados les traigan los negocios, esperan producir perfeccionando sus bienes y servicios, creando un concepto distinto del comercio internacional, concepto conocido como empresas multinacionales, en donde existe una clara división de funciones: hay quienes se dedican a vender y quienes se dedican a producir, quienes se dedican a asesorar y quienes de dedican a tramitar.

Ahora los consumidores nos estamos convirtiendo en seres exigentes y tajantes que utilizamos el poder de la compra para alentar o desaparecer a cualquier compañía:

  • Los comerciantes se ven agredidos por las ventas de televisión que están arrebatando los negocios de las boutiques, franquicias, supermercados y tiendas departamentales.

  • La tecnología esta permitiendo satisfacer los caprichos más sofisticados de los clientes y consumidores, evolucionando la revolución industrial que vivimos.

Todo esto y más esta sucediendo hoy en todas partes del mundo. Los negocios que se han quedado retrasados para la globalización han tenido que ir cerrando, cediendo, vendiendo o perdiendo.

PROBLEMAS QUE HAN HECHO INNOVAR LA FORMA DE OPERAR DEL COMERCIO EXTERIOR

Cuatro problemas entre muchos están afectando al mundo en forma significativa:

  • La libre y violenta movilización de capitales que invierten indirectamente en cualquier país,

  • Una creciente exigencia en el consumidor internacional por hacer que sus demandas se satisfagan en el momento preciso,

  • Una polarizaciòn de la riqueza-pobreza a nivel de países emergentes y

  • Daños a la ecología que hace estragos en la naturaleza.

  • Esta probado que en un país de leyes y de liberalización

    económica el fenómeno de la polarizaciòn de la riqueza no es tan marcado como en uno donde las leyes son anticuadas y de un alto sentido al proteccionismo integral.

    Esta apertura total significa tres cosas:

  • Cero aranceles

  • Cero permisos o autorizaciones para importar o exportar

  • Leyes competitivas internacionales claras y modernas acordes con la necesidad de brindar protección al contribuyente y no al Estado como principal objetivo. Leyes que en la materia deben de ser mundiales y de objetivos globales.

  • Lo importante es tener una visión global y no planear en base a objetivos individuales, además la planeaciòn es de mayor alcance y de más largo plazo.

    CAMBIOS EN LA FORMA DE HACER COMERCIO EXTERIOR

    La Globalización es el producto de los avances tecnológicos. Hoy en día, conocemos en el mismo momento lo que sucede en el otro lado del continente, nos influenciamos de los productos que inventa otro país y la cultura histórica particular se ve “salpicada” por las culturas históricas de otros países. Las telecomunicaciones nos han obligado a desaparecer fronteras en todo sentido. Dentro de este cambio, podemos considerar que el comercio internacional también esta siendo afectado, teniendo menos importancia la relación precio-costo y cobrando más importancia la relación precio-marketing. Así, el producto, hoy por hoy, es secundario y el valor agregado de una empresa, de un empresario, de un ejecutivo y un obrero se expresa en forma diferente a lo que sucedía hace tan sólo 20 años.

    LA GLOBALIZACIÒN

    Con la caída del muro de Berlín, como el símbolo del fracaso parcial o total del comunismo, con la evolución de la tecnología y tecnificación de la mano de obra mundial y con la necesidad de cuidar efectos colaterales de la producción y consumo como es la protección al medio ambiente, se ha desatado una tormenta llamada Globalización.

    La palabra de moda es Globalización, la cual unos interpretan como un fenómeno escogido por los gobiernos para integrar esfuerzos, así como el mecanismo para vestir ropas producidas y complementadas entre varias naciones y otros más como el resultado de una Revolución Tecnológica sin precedentes.

    La Globalización tiene entre muchos, dos efectos de importante repercusión:

  • La apertura de ofertas para los consumidores y

  • La selección de zonas competitivas para la producción de un bien o servicio.

  • En el primer caso, los consumidores hemos ganado el derecho de comprarle al que mejor nos trate, tanto en calidad como en atención, tanto en seguridad como en orientación. La gran gama de ofertas nacionales e internacionales, ya dan lo mismo, nos ha hecho comparar lo bueno de lo malo y desdeñar aquello que no reúne las exigentes necesidades que la mercadotecnia nos ha provocado. Las compras ya no se hacen por precio, sino también por calidad, presencia, seducción, etc.

    La especialización es el primogénito de la Globalización ya que únicamente las empresas especializadas tienen futuro en los mercados internacionales.

    La especialización es producto, por una parte, de la exigencia del cliente, por otra, de la necesidad de eficientar los procesos productivos para reducir los costos de operación y en tercera instancia, por el crecimiento de la población.

    Hoy tenemos que encontrar el mejor lugar para producir “x” bien (producto, insumo, parte, componente), en las mejores condiciones (recio, eficiencia, oportunidad, actualización y adaptación) y no quedarnos con los proveedores del bien tan solo porque siempre han trabajado con nosotros o porque le hayan sido fieles a la empresa desde que ésta nació.

    Este concepto es real y ya está en la mayor parte de los países, concepto que ha sido fuertemente impulsado por la apertura comercial mundial que se ha generado desde finales de la II Guerra Mundial. Hoy compramos en donde nos salga mejor el negocio, sin preocuparnos por las aduanas, ni por las distancias y en muchas ocasiones, ni por los impuestos al comercio exterior.

    Bajo esta perspectiva, los que desean hacer comercio exterior deben saber que las ventas internacionales se dan cuanto se cuentan con cuatro elementos esenciales:

    • Calidad

    • Precio

    • Oportunidad

    • Adaptabilidad

    En este proceso para llegar a la competitividad integral, la tecnificación y especialización juegan un papel importantísimo por parte de las empresas, así como la apertura y asociación entre naciones por parte de los gobiernos. La Globalización integral y mundial es aún difícil pero los pasos iniciales ya se han dado: los Tratados de Libre Comercio, las Zonas Aduaneras, las Comunidades Económicas y los Mercados Comunes son el principio.

    NORMALIZACIÒN

    La tendencia sobre la Normalización de bienes y servicios indica que en un futuro cercano todos los proveedores deberán haber certificado sus procesos, con lo que podrá asegurar el abasto de productos de calidad internacional sin rechazos y con una gran cantidad de eficiencia productiva.

    Un factor que confunde sobre la apertura comercial de México es el creciente número de requisitos sobre calidad que se están exigiendo. Es cierto que los aranceles de importación en nuestro país son muy bajos, pero también es cierto que cada vez nos exigen más el cumplimiento de Regulaciones y Restricciones No Arancelarias: Normas Oficiales Mexicanas de Certificación, Etiquetado de Información Comercial obligada, registros de Salud y Agricultura y Autorizaciones sobre manejo de materiales son “voces” que se escuchan cada vez más en las aduanas mexicanas.

    Es claro que esto inhibe la compra de productos en el extranjero, compensa en algo al déficit de cualquier balanza comercial y desalienta, en alguna medida, a los acuerdos de desgravación arancelaria que México ha pactado, pero esto no debe traducirse en una señal “errónea” de detenimiento de las comprar internacionales, sino como una señal del principio de un proceso de normalización de calidad y estandarización, de la salvaguarda de la salud y bienestar de los consumidores, así como de su medio ambiente.

    UN NUEVO ORDEN ECONÒMICO MUNDIAL

    Ya no existen fronteras para inversionistas, comerciantes, asesores o productores, lo que nos permite entrar o salir de cualquier país sin casi ninguna limitación o complicación; esto implica una nueva valoración del cómo se hacen negocios mundiales, desde lo financiero quizá lo más urgente, hasta lo más intangible.

    Por ello, en nuestros días se habla de un nuevo orden económico mundial justificado por tres aspectos:

  • La estrepitosa salida de inversionistas en Bolsas de Valores

  • Una revalorizacion del sector servicios en la economía mundial y

  • La dolarización mundial que vino a sustituir al patrón Oro que por varias décadas existió.

  • Esto nos hace aprender por lo menos dos lecciones:

  • Que se incrementará la legislación que brinde protección y reconozca los servicios, ese producto intangible cuya demanda crece todos los días y

  • Que nuestros productos, cualquiera que estos sean, deben llevar un contenido sustantivo de servicios.

  • PARTICIPACIÒN DE LOS ACUERDOS INTERNACIONALES

    Conforme pasa el tiempo, los mexicanos nos estamos percatando de que nuestro gobierno está buscando formalizar, plantear y establecer acuerdos y tratados internacionales con todos aquellos países que tengan alguna relación trascendente para nuestros negocios. Lo que buscan estos acuerdos es poner marcos, reglas, políticas y normas que no podrán ser cambiadas bajo el capricho de presidentes, secretarios o de parte de cualquier extranjero, dándole certeza a los empresarios, empresas y obreros de los países involucrados.

    LAS MAQUILADORAS EN EL SIGLO XXI

    En el juego de la Globalización se busca que cada región, país o continente proporcione lo mejor que pueda producir, los países con mejor mano de obra (en el sentido costo-beneficio) seguirán maquilando los inventos de aquellos que proporcionen la tecnología que desarrollen. Entonces la división no será de ricos y pobres, ni de norte y sur, sino de tecnología y producción.

    La maquila dependerá de la logística internacional y las corporaciones multinacionales en aquellos países que presente:

  • Una mano de obra barata

  • Un sistema aduanero simplificado y

  • Una posición privilegiada en términos de logística internacional.

  • La complementariedad hace y seguirá haciendo que la maquiladora en el mundo siga existiendo, se siga fortaleciendo y se siga tecnificando.

    EL MÈXICO DEL SIGLO XXI

    Un nuevo México inició cuando el gobierno federal decidió iniciar el cambio por razones de presión mundial en materia de apertura económica, comercial y política.

    La apertura comercial iniciada con el presidente de la Madrid, la apertura económica promovida y fomentada por el presidente Salinas y la apertura democrática del presidente Zedillo hicieron que los mexicanos entendiéramos un concepto nuevo y especial: “Cada quien debe rascarse con sus propias uñas”, es decir; hoy las cosas han cambiado, quien se jacte de tener éxito en el mundo económico es aquel que haya logrado entender el divorcio gobierno-gobernados, quien haya logrado sobrevivir al rompimiento del cordón umbilical con el gobierno, quienes hayan entendido que es la competitividad internacional la que los hará permanecer en el mercado. Situación que ayudará si bien a no tener un mejor reparto de la riqueza, si a mejorar las condiciones de vida de toda la población eliminándose poco a poco la corrupción y la ineficacia de las empresas en los mercados internacionales.

    Ante ello debemos como país enfrentar varios retos, entre ellos, en materia de comercio el que las empresas exportadoras e importadoras deberán convertirse en empresas multinacionales, en donde no sólo existe la importación y exportación de bienes sino también de servicios, en donde existe también una evolución lógica entre la aduana y la logística internacional, así como el de las Normas Oficiales sobre un producto y sobre la Certificación de Procesos.

    LA FÒRMULA MÀGICA DEL NUEVO SIGLO

    Exportaciones, ingresos, calidad, tecnología y servicio marcarán la diferencia entre los perdedores y los vencedores, pudiéndolo resumir en una sola palabra: COMPETITIVIDAD, lo que amerita que los actores del nuevo siglo lo enfrenten con una nueva y vigorosa MENTALIDAD.

    Japòn, Corea y Taiwán (y bajo ciertas circunstancias China) son ejemplo claros de un incremento sustantivo de calidad en sus productos y servicios.

    En los 50's, lo hecho en Japòn, estaba mal hecho y su calidad dejaba mucho que desear, sin embargo; hoy en día uno puede comprar un auto japonés, productos electrónicos o aparatos electrodomésticos de marcas de reconocido prestigio que cumplen con la calidad y satisfacen a cualquier consumidor.

    ¿Qué fuè lo que cambio? Todo se reduce a una sola palabra: COMPETITIVIDAD.

    Hoy en día es necesario conquistar un nivel competitivo en nuestros productos y servicios y certificar que ese nivel es un proceso ya estandarizado y que nuestra empresa tiene interés en el cliente a largo plazo si es que queremos que nuestro mercado crezca. Esta implementación amerita no solamente una cuantiosa inversión, sino reinvertir las utilidades en lugar de extraerlas del negocio, de esta manera la empresa mexicana, al igual que la del resto del mundo, debe cambiar su mentalidad, porque el mundo esta demandando empresas y personas con mayor proyección, perspectiva, objetividad, especialización y entrega.

    INTEGRACIÒN DEL PRODUCTO MEXICANO

    Hablar de un producto 100% mexicano, alemán o japonés es prácticamente una historia del pasado.

    La globalización ha permitido y obligado a integrar productos con insumos y tecnología importados. En la década de los 90's la integración de productos mexicanos superaron, con dificultades, el 60% de los productos que a su vez exportamos, cifra que se reducirá conforme avance el tiempo.

    Pensar en un producto totalmente fabricado en un país, de insumos, tecnología y mano de obra de un solo país es cada día un concepto más utópico.

    La apertura comercial no solamente involucra la posibilidad de encontrar toda clase de productos en un mercado, sino también toda clase de insumos en un producto que se encuentra en los mercados.

    Ahora los grandes exportadores buscan en casi todos los países del mundo sus soluciones de abastecimiento y no responden a sentimientos patrióticos o motivaciones administrativas. Las adquisiciones se ejercen cuando existe competitividad en los proveedores y no tan solo porque existan mecanismos que simplifiquen los procesos administrativos. Es la hora de la integración mundial.

    ANTIDUMPING Y PROTECCIÒN A

    LA ECONOMÌA MEXICANA.

    A pesar de que existen muchas evidencias del increíble dinamismo mexicano en el mundo de las Cuotas Compensatorias, característica que nos ha llevado a ocupar hasta el 5º. lugar en su utilización, se puede observar que perderán fuerza y serán reemplazadas por otras medidas de protección a la industria y comercio local, más eficientes y efectivas que no induzcan al contrabando. A finales del siglo XX, hablar de Comercio Exterior significaba protección contra prácticas desleales de comercio.

    Una práctica desleal en el Comercio Internacional se ejerce de diversas maneras, sin embargo, en todos los casos, este mecanismo tiende a monopolizar un sector que se traduce en un solo aspecto: el valor de las mercancías por debajo de su nivel normal.

    Una práctica desleal significa que un país recibe un bien a un precio inferior al que normalmente se comercializa, con lo que se impone una presión ilegal a la competencia legal causándole daño. Desde 1993, México ha hecho una labor incansable para combatir este tipo de prácticas que encierran el subsidio, la subvención y el dumping. Para ello el gobierno ha impuesto cuotas compensatorias que compensan la deslealtad de un proveedor o de un país proveedor en específico con una cuota de carácter económico.

    Actualmente se cuenta con alrededor de 300 fracciones arancelarias distintas que están marcadas con alguna cuota compensatoria.

    El principal factor que ocasiona este problema es el comercio informal contra el que poco se ha hecho.

    La principal arma para la protección de prácticas desleales será la información y la capacidad del Gobierno Mexicano para entablar convenios de información con todos los países del mundo.

    LAS ADUANAS DEL FUTURO

    Las aduanas deben ser en lo futuro un simple punto de registro, convirtiéndose en centros de apoyo a la logística internacional, en donde su mayor función deba ser la de distribución, etiquetado, reempaque y almacenamiento, es decir; centros de logística internacional que permita a los usuarios (compradores y vendedores) mantener menos inventarios, mayor seguridad y mejor exactitud en la entrega de los bienes que se comercializan.

    LA LOGÌSTICA INTERNACIONAL

    El poder entregar a tiempo, con la calidad exigida por el cliente, en precio y con excelente servicio solo es posible cuando se utilizan las herramientas que se han generado en esta nueva Revolución Industrial.

    Hoy ya no es necesario, ni admisible, mantener grandes almacenes de mercancía, ni no contar con un programa de calidad o ignorar los caprichos de nuestros clientes.

    Todo esto requiere un nuevo significado la logística, que por mucho tiempo estuvo ligado únicamente a entregar mercancías en el menor tiempo posible.

    El nuevo concepto de la logística puede resumirse en el objetivo de optimizar rendimientos en la cadena de abastecimiento a través de la reducción de costos de operación y producción, en la reducción de los tiempos y en el incremento de las ventajas competitivas.

    Así los servicios que en logística se pueden pensar son casi ilimitados, una cantidad de servicios básicos y otra de servicios secundarios que pueden y deben ser proveídos a fin de que el consumidor tenga el producto en el momento que lo requiera y que el productor pueda tener la confianza de que el producto llegará justo a tiempo para poder producir justo a tiempo para evitar los costos de financiamiento.

    AUTOMATIZACIÒN INTEGRAL

    Hace años sin mensajero no se podía vivir, hace menos sin fax, hoy sin Internet, mañana seguramente sin robots. Ante esta rara pero obvia evolución, las empresas deben modernizarse y utilizar toda la tecnología que esté a su alcance para eficientar procesos, abaratarse y mantener los más altos niveles de calidad.

    Los empresarios inversionistas deben aceptar el fenómeno de la Revolución Tecnológica e incorporarlo e implementarlo a sus industrias, comercios y empresas.

    No debe suponerse que esta revolución no existe y obviar los dos más grandes ejes del éxito de la economía del siglo XXI:

    Información y Comunicación.

    LA COMPENSACIÒN SALARIAL

    Sin importar como quede la Ley Federal del Trabajo de México después de la Reforma, los trabajadores, empleados, obreros, asistentes y directores tienen derecho a ganar más, pero también es obvio que tienen la obligación de ser cada día más rentables, eficientes e innovadores. Los empleos, en términos generales, mantendrán su ritmo hacia la tecnificación. El que vaya con ella progresará económicamente, el que no perderá sus oportunidades.

    ¿Puede concebir un Director Administrativo que no pueda manejar una computadora? ¿Algún contador que no use paquetes contables? En la Globalización Económica, la competitividad no requiere de políticas de bajos salarios, los salarios dependen de la productividad. En la medida que esta sea elevada, se podrán elevar los salarios. La mejor defensa del trabajador será su calidad, su productividad, su rentabilidad y el grado de dependencia que tenga para con su empresa y no leyes que protejan la ineficiencia y desalienten a los estímulos por productividad, tarde o temprano la Ley cambiará a pesar de nosotros.

    LA LABOR DE LOS GOBIERNOS

    Aún ante la Globalización, los gobiernos no desaparecerán, lo que si es claro es que redefinirán sus funciones y se limitarán al perfeccionamiento de las políticas Macro de las naciones para hacerlas compatibles con el entorno mundial. Su principal función estriba en lo fiscal, monetario, laboral, educación, seguridad, servicios e infraestructura.

    LA MEMORIA DE LOS CLIENTES (MARKETING)

    Lo más importante en los negocios del siglo XXI será conquistar la FIDELIDAD de los clientes, ya que es un hecho, que la rotación de los clientes se reducirá. Dentro del proceso de la globalización hay un concepto que sobresale: la mercadotecnia internacional.

    La memoria de los clientes era muy bondadosa pues olvidaba fácilmente lo malo que un proveedor o prestador de servicios había hecho. Por eso los proveedores deben buscar la fidelidad de los clientes, es decir ganar su confianza.

    Eso significa una labor constante de marketing respaldado con una labor constante de calidad. Los negocios ganan más por el servicio que prestan que por lo bienes que proveen.

    La finalidad primaria es atraer la atención de los clientes y la secundaria, mantener su lealtad y fidelidad.

    LA CONFRONTACIÒN INTERNACIONAL…UN ESLABÒN IMPORTANTE.

    La indebida triangulación comercial, la subfacturaciòn y el contrabando son los dos grandes males del Comercio Exterior, que se mantendrán vivos en la medida en que exista el comercio informal.

    Estos males tienen dos efectos:

  • Que existan reglas inflexibles que compliquen la entrada y salida de mercancías internacionalmente y

  • Mantener confrontaciones con los países socios comerciales a fin de detectar “focos rojos” que permita acercarse a ellas y extinguirlas.

  • CONCLUSIÒN

    Cualquier empresa que sueñe con vivir en el entorno del Siglo XXI deberá incorporarse a la Globalización en todo sentido.

    Incorporar sistemas de automatización, asociarse con las personas que aporten algo a la sociedad, mantener un equilibrio entre las ventas locales y las internacionales, integrar productos con insumos de cualquier parte del mundo y no esperar que los gobiernos le solucionen sus problemas.

    La estructura de crecimiento de toda empresa debe consolidarse en los siguientes puntos:

    • Seguridad, productividad y calidad

    • Información, comunicación e inversión

    • Precio, certificación y mercadotecnia avanzada

    • Oportunidad, asociación y fidelidad de clientes y proveedores

    • Robótica, microelectrónica y biotecnología

    En resumen:

      • Los productores deben innovar sus productos e invertir constantemente en investigación

      • Los prestadores de servicios deben perfeccionar, complementar y eficientar sus bienes intangibles.

    “LAS COSAS YA NO SON COMO LO ERAN ANTES Y YA NO LO SERÀN COMO LO SON HOY”