Color

Luz. Colores primarios, secundarios y terciarios. Círculo cromático. Emociones, mente y cuerpo

  • Enviado por: Girl_tatoo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Integral Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

Derivadas Parciales
Derivadas Parciales
En este curso sobre derivadas parciales estudiaremos todos los temas relacionados al calculo diferencial multivariable....
Ver más información

publicidad

  • Evolución Histórica De La Teoría Del Color

Pág.1

  • El Color Como Luz

Pág.3

  • Colores primarios, secundarios y terciarios

Pág.4

  • Colores complementarios y análogos

Pág.5

  • El círculo cromático

Pág.6

  • Colores fríos y cálidos

Pág.6

  • Adicción y sustracción

Pág.7

  • Características del color

Pág.7

  • Efectos sobre las emociones, mente y cuerpo

Pág.10

  • Simbología del color

Pág.11

  • La iluminación

Pág.13

  • Conclusión

Pág.14

Evolución Histórica De La Teoría Del Color

El hombre, siempre ha sido consciente del color, el azul del cielo, el rojo de las flores o la sangre. Sin embargo, la explicación física de este fenómeno, no se ha conocido hasta el S.XIX.


En el pensamiento clásico, varios filósofos, como Platón, Aristóteles y Pitágoras,

Discutieron acerca de la causa del color.

Aristóteles, propuso que los colores básicos eran los de estos elementos; Tierra, fuego, agua y cielo. El resto de tonos, los consideraba como variaciones de éstos por combinaciones de luz y oscuridad. También escribió que el negro, mezclado con la luz solar y la luz del fuego producía el rojo-púrpura.

Leonardo Da Vinci, al igual que Aristóteles, consideró que el color era una propiedad intrínseca de los objetos. En su "Tratado de Pintura", escribió: "El principal de los colores básicos es el blanco, a pesar de que los filósofos, no acepten el blanco ni el negro como colores, porque el blanco es el que nos permite recibir todos los demás colores y el negro, nos priva de ellos. Sin embargo, como los pintores no podemos prescindir de ellos, debemos colocarlos junto con el resto de colores".

De este modo Leonardo, clasificó los colores del siguiente modo; el principal color era el blanco, seguido del amarillo, verde, azul, rojo y negro como 6º color. En su precitado "Tratado de pintura", propugnó "Debemos establecer el blanco para que haya luz, sin la que ninguno de los colores puede ser observado, amarillo para la tierra, verde para el agua, azul para el cielo, rojo para el fuego, y negro para la oscuridad". Leonardo, observó que el verde era producto de la mezcla de azul y amarillo, sin embargo, no estableció ningún criterio científico para la clasificación de los colores.


En 1665, Sir Isaac Newton, descubrió, que la luz del Sol, podía ser dividida en varios

Colores haciéndola pasar a través de diferentes prismas. Esto produce un espectro, que va desde el rojo, pasando por naranja, amarillo, verde y azul hasta el violeta. Esto constituyó una base científica, suficiente para rechazar la teoría del color de Aristóteles aún vigente en aquella época. Newton, atribuyó el fenómeno del color a pequeños corpúsculos y diminutas partículas, flotando por el espacio e interfiriendo la luz. Newton, demostró su teoría, colocando un prisma en una habitación oscura. Dejó penetrar un haz de luz a través de un agujero en la pared. Cuando el rayo, pasó a través del prisma, se generó el espectro de color. De este modo demostró que la luz es la fuente de todos los colores. Redireccionando el espectro de color hacia otro 2º prisma, se produjo luz blanca. De este modo demostró que la luz blanca es un componente de todos los colores del espectro. Tras sucesivas experiencias, Newton, teorizó que el color de un objeto, era producto de la reflexión selectiva de los rayos de luz. Cuando la luz alcanza un objeto, algunos rayos son absorbidos y por lo tanto perdidos y otros son reflejados, produciendo, así, el color observado.

Uno de los aspectos más importantes del legado de Newton, fue la organización del color en un círculo. Su círculo tenía 7 colores principales que relacionó con otras tantas notas musicales. Rojo (Do), Naranja (Re), Amarillo (Mi), Verde (Fa), azul (Sol), Indigo (La), Violeta, (Si). La teoría de los tres colores primarios (Rojo, amarillo, azul), no fue establecida hasta un siglo más tarde, cuando el francés Jean C. Le Bon, publicó el "Tratado de la mezcla de pigmentos". Esta teoría ha sido desde entonces el punto de partida de los ulteriores trabajos relacionados con el color.

Newton (1642-1727) primero y Young (1773-1829) después establecieron un principio que hoy nadie discute: la luz es color. Para llegar a este convencimiento, Isaac Newton se encerró en una habitación a oscuras, dejando pasar un hilo de luz por la ventana y poniendo un cristal - un prisma de base triangular - frente a ese rayo de luz; el resultado fue que dicho cristal descompuso la luz exterior blanca en los seis colores del espectro, los cuales se hicieron visibles al incidir sobre una pared cercana.

El físico inglés Thomas Young realizó el experimento a la inversa. En primer lugar determinó por investigación que los seis colores del espectro pueden quedar reducidos a tres colores básicos: el verde, el rojo y el azul intenso. Tomó entonces tres linternas y proyectó tres haces de luz a través de filtros de los colores mencionados, haciéndolos coincidir en un mismo espacio; los haces verde, rojo y azul se convirtieron en luz blanca. En otras palabras, Young recompuso la luz. Descubrió que cada color del espectro de luz, tenía una longitud de onda diferente. Demostró, por ejemplo, que la longitud de onda del rojo era mayor que la del violeta. Las averiguaciones de Young en la materia, llevaron al descubrimiento posterior de la luz no visible, el ultravioleta, el infrarrojo y los rayos X.

En 1861, J. Maxwell realiza una proyección policroma superponiendo tres haces luminosos: rojo, verde y azul. Así nace la primera teoría del color “La teoría tricromática”.

Así, la luz blanca, esa luz que nos rodea, está formada por luz de seis colores; y cuando incide en algún cuerpo éste absorbe alguno de dichos colores y refleja otros. Esto da lugar al siguiente principio: Todos los cuerpos opacos, al ser iluminados, reflejan todos o parte de los componentes de la luz que reciben.

En la práctica, y para comprender mejor este fenómeno, diremos que, por ejemplo, un tomate rojo absorbe el verde y el azul y refleja el rojo; y un plátano amarillo absorbe el color azul y refleja los colores rojo y verde, los cuales, sumados, permiten ver el color amarillo.

Sin luz no hay color. La oscuridad absoluta carece de color. Solamente podemos ver el color real de un objeto cuando está iluminado por luz natural exclusivamente. Todo en la naturaleza, está compuesto por elementos químicos. Estos elementos y sus posteriores combinaciones, están caracterizados por diversos grados de absorción y reflexión de luz. En función de los elementos contenidos en los diferentes objetos, cada uno de ellos tiene su diferente y distintivo color.


Todas las longitudes de onda y colores, están presentes en la luz natural, pero no

Todas ellas están presentes en la luz artificial. Todos hemos percibido en alguna ocasión, como ciertos colores, por ejemplo de los automóviles varían por la noche, bajo un determinado tipo de iluminación artificial.

El color es una sensación subjetiva y nadie puede asegurar a ciencia cierta que percibe los colores igual que otro. De todas formas los hombres vemos más o menos igual y partiendo de esta premisa se deberá estudiar la teoría del color.

Para los modelistas, el conocer como se comportan los colores cuando se combinan entre sí es de suma utilidad, y con la práctica descubriremos infinidad de matices y posibilidades que se agregarán a la cada vez más amplia gama de pigmentos lanzada por las firmas comerciales. Saber como conseguir ciertos colores a partir de otros ampliará nuestra paleta, nos dará una cierta autonomía y no será necesario recurrir al extenso número de referencias existentes en el mercado.

Hay que tener muy claro que el tema del color es muy complejo, existen infinidad de combinaciones y no hay una fórmula mágica para conocer todos sus trucos y secretos. Lo que sí es interesante es conocer los conceptos básicos para, a continuación, proceder con la fase más difícil pero al mismo tiempo la más enriquecedora: la experimentación.

El Color Como Luz

Entendemos por color una sensación que percibimos gracias a la existencia y naturaleza de la luz y a la disposición de nuestros órganos visuales. Desde el punto de vista físico, el color es luz blanca que se descompone al atravesar un prisma de cristal. Cuando decimos que vemos el color de un objeto nos referimos a la impresión de los rayos de luz que refleja el objeto.

La luz que nosotros percibimos como blanca ó luz natural es, de hecho, una combinación de luz de diferentes longitudes de onda. La luz es una pequeña parte visible de aquello que es conocido como el espectro electromagnético, el cual esta compuesto por los diferentes tipos de radiación, desde las ondas de radio hasta los rayos gama.

Si nosotros hacemos pasar un rayo de luz a través de un prisma, cuando el rayo sale del mismo, se descompone en diferentes colores que nosotros percibimos como rojos, verdes y azules.

Claro ejemplo de esto es el efecto que conocemos como arco iris, que se produce cuando la luz pasa a través de las gotas de agua de la lluvia que hacen el efecto de un prisma y descompone la luz en lo que nosotros percibimos como los siete colores del arco iris; aunque en realidad son rojo, verde, azul y sus mezclas intermedias.

Color

Hay que distinguir entre dos tipos de color: el color luz y el color materia. El color luz es inmaterial proveniente del sol o proyectores artificiales: bombillas, llamas, etc. aunque se toma como referencia el proveniente del sol al mediodía. Se entiende por color materia el compuesto por pigmentos artificiales, tales como pinturas en sus diferentes modalidades: acrílicos, óleos, esmaltes, etc. Nosotros en nuestro hobby utilizamos evidentemente los colores materia (también llamados colores pigmento), pero es la luz inmaterial la que incide sobre las cosas que vemos, también sobre nuestras figuras.

El color, independientemente de sí es luz o materia, se compone de tres colores primarios (se denominan así por ser únicos, se encuentran en la naturaleza y no provienen de ninguna mezcla).

Cada uno de dichos colores y rayos tiene una longitud de onda diferente, iniciándose con los 400 nanómetros de los azules más oscuros hasta los 700 nanómetros de los rojos. Fuera del espectro visible y por debajo de los 400 nanómetros, está la luz ultravioleta y por encima de los setecientos nanómetros está la radiación infrarroja.

La luz puede llegar a nuestros ojos directamente desde una fuente de luz como puede ser el sol o una lámpara eléctrica, ó después de ser reflejada por cualquier superficie. Cuando la luz se refleja o rebota en una superficie coloreada, algunos de los rayos con determinadas longitudes de onda correspondientes a algunos colores son absorbidos, mientras que otros son reflejados. La combinación de los diferentes rayos de diferentes longitudes de onda que son reflejadas da a este objeto su color.

Color

Color

Colores primarios, secundarios y terciarios

  • Colores primarios son aquellos colores básicos o fundamentales de los que derivan todos los demás colores. Son perceptualmente irreductibles.

Color

  • Colores Secundarios, son aquellos que se obtienen de la mezcla de dos primarios.

AMARILLO + AZUL = VERDE

AZUL + ROJO = VIOLETA

ROJO + AMARILLO = NARANJA

  • Colores terciarios, son los obtenidos de la mezcla de un primario y un secundario. En realidad no son más que matices de un color.

AMARILLO + VERDE = VERDE AMARILLENTO
VERDE + AZUL = VERDE AZULADO
AZUL + VIOLETA = VIOLETA AZULADO
VIOLETA + ROJO = VIOLETA ROJIZO
ROJO + NARANJA = NARANJA ROJIZO
NARANJA + AMARILLO = NARANJA AMARILLENTO

Color
El límite en que un color deja de ser VERDE AMARILLENTO para ser AMARILLO VERDOSO es bastante sutil y dependerá de cuál será el color dominante en la mezcla.

Colores complementarios y análogos

  • Colores complementarios, son aquellos colores diametralmente opuestos en el círculo cromático, que al mezclarlos entre sí, se neutralizan y al yuxtaponer sé potencialidad.
    Complementario de un primario es aquel formado por la mezcla de los dos primarios restantes:

ROJO ------> VERDE (amarillo + azul)
AMARILLO------> VIOLETA (rojo + azul)
AZUL --------->NARANJA (amarillo + rojo)

Complementario de un secundario es aquel color primario excluido de su constitución. Un color complementario, es habitualmente empleado para reducir la cromaticidad (intensidad) de su complementario. Cuando 2 colores complementarios se mezclan, producen un tono grisáceo.

  • Colores análogos: son aquellos colores que tienen un tinte en común.

VERDE - AZUL
ROJO - NARANJA por ejemplo.

También se refiere en el círculo cromático a un intervalo que no abarca más que un tercio de dicho círculo. Los colores que están próximos en el círculo cromático, con diversos grados de tonalidad, luminosidad y saturación, en cualquier posición de proximidad en el círculo cromático.

Complementarios Análogos

Color

Color

El círculo cromático

El Círculo Cromático es la representación práctica de todos los colores, en él vienen expresadas las combinaciones para formar nuevos colores a partir de los tres primarios. Es una circunferencia dividida en 12 partes iguales. Cada sector circular está coloreado a partir de tres primarios y sus correspondientes secundarios, entre dos colores primarios se sitúan tres secundarios. Al girar el círculo a gran velocidad percibiremos el color blanco. Para fines prácticos ésta es la organización más simple de los colores.

  • En la parte superior del círculo se dispone el amarillo, es el color más alto, es decir, de mayor grado de claridad, y en la parte inferior se ubica el violeta que tiene mayor grado de oscuridad.

  • En el círculo cromático el complemento de un color está situado en el diámetro opuesto. Por ejemplo: el amarillo es el color complementario del violeta. Los colores complementarios tienen la propiedad de resaltar forma notable cuando se coloca uno al lado del otro.

Color

Colores fríos y cálidos

Los colores cálidos están compuestos por el rojo, amarillo y sus combinaciones. Son colores propios de la luz, mientras que los restantes son colores de la "forma" y se consideran fríos.

Los colores cálidos parecen que se adelantan en el plano, como si fuesen más cercanos. Debido a esto, se les llaman colores próximos porque producen la ilusión de adelantarse, sobresalir entre los otros y situarse en el primer plano.

Los colores fríos son sedantes, suaves, estáticos, sombríos, tristes, húmedos. De este grupo de colores, los claros dan la sensación de frescura, soledad, y descanso. Los oscuros sugieren tristeza y melancolía.

Cualquier superficie pintada con algún color frío parecerá menor que otra idéntica pintada con un color cálido. Estos son los colores que usa el artista para sugerir la profundidad, el espacio, el aire y la perspectiva aérea.

Cálidos Fríos

Color
Color

Adicción y sustracción

Uno de los medios más simples de obtener tonalidad es usando un solo color. Esto nos obliga a depender únicamente de las diferencias de valor de intensidad para construir nuestra composición. La unidad de color automáticamente crea una tonalidad armónica.

Podemos, por supuesto, hacer lo mismo con valores neutrales. Este esquema puede variarse al añadir contrastes subordinados a la unidad básica. Podemos agregar a nuestro tema dominante otro color neutral. En un esquema neutral, podemos agregar una o dos notas de matiz subordinado. Tales esquemas no tienen mucha variedad, pero pueden ser muy efectivos.

Las mezclas de colores aditivos y sustractivos, son dos de los principales métodos para la reproducción de una gama cromática.

- El sistema aditivo combina la luz para originar una gama cromática. Rojo, verde y azul son los colores aditivos primarios. Cantidades similares de los tres dan lugar a la luz blanca.

Cuando se mezclan dos cantidades iguales de colores aditivos primarios, se originan los colores complementarios.

- El sistema sustractivo es todo lo contrario, combina la oscuridad para originar una gama cromática el amarillo, azul y rojo, cantidades similares de estos forman el color negro.

Características del color

  • Matiz o tinte

El matiz es la primera cualidad del color, precisamente por ser la característica que nos permite diferenciar un color de otro. El matiz se emplea como sinónimo de color.

  • Valor o tono

El blanco y el negro, son los valores de luz más alto y más bajo respectivamente. El valor de color se refiere a la luminosidad u oscuridad del color. El blanco tiene el grado más alto de reflexión de la luz, mientras que el negro es el que tiene el grado más bajo de reflexión de la luz. En el espectro de color, los tonos claros tienen un grado de reflexión de la luz mayor que los colores oscuros.

El valor del color, es su posición respectiva en la escala blanco-negro. Cuando el color se aclara con blanco, el tono resultante se llama degradado. El valor de color, es la segunda cualidad de color. Distingue un color oscuro de uno claro.

  • Intensidad de color o cromo

Es la tercera dimensión del color. Es la cualidad que diferencia un color intenso de

uno pálido. Cada uno de los colores primarios tiene su mayor valor de intensidad antes de ser mezclados con otros.

  • Contrastes:

1. Contraste simultáneo

Sucede cuando dos colores se sitúan juntos; puede ser de tono, brillo, saturación o la combinación de todos los anteriores.

2. Contraste simultaneo de brillo

Un color claro sobre fondo oscuro, parece más luminoso de lo que realmente es; y un color oscuro sobre fondo claro, parece más oscuro. El color claro parece además más grande, mientras que el oscuro parece más pequeño en el segundo caso.

Color

3. Contraste simultaneo de saturación

Cuando se utilizan dos superficies del mismo color, pero distinta saturación. El rojo aparece como saturado sobre rosa y como insaturado sobre bermellón.

Color

4. Contraste de tono

Cuando colocamos un color sobre otro y este pierde su tono inicial. Si colocamos un color violeta sobre un azul parecerá rojizo, pero si lo colocamos sobre un magenta contrastará como azul.

Color

5. Contraste sucesivo

Se produce cuando el ojo se ha adaptado al brillo y al color de una imagen, ésta influenciará en lo que vemos inmediatamente después, tanto en brillo como en color, en sentido complementario (color inverso) del que acabamos de ver.

Color

6. Contraste de complementarios

Dos complementarios se oponen produciéndose un aumento de la intensidad en cada uno de ellos. Cuando esta intensidad es muy fuerte se produce una vibración que resulta molesta a la vista, esto queda patente cuando observamos dos colores complementarios de igual intensidad, generándose una sensación de movimiento en la imagen. Este recurso, muy utilizado en pintura, es también empleado en el diseño publicitario (carteles, ropa, etc.).

Color

Efectos sobre las emociones, mente y cuerpo

Cuando alguien se encuentra muy feliz, y exclama "Veo la vida de color de rosa", ¿esta haciendo algo más que repetir una frase hecha?

Quien está deprimido tiene la sensación de que todo es opaco, sin brillo, su vida se le presenta sin estimulo, pesada como el plomo, gris, en una palabra el lenguaje está lleno de alusiones a las influencias que ejercen los colores.

Verlo todo de color negro, está rojo de ira, ponerse verde de envidia, son formas de expresar ciertos estados de animo.

La vida es en color, y de forma natural, nos servimos de los colores para interpretar sus aspectos:

Un paisaje verde: Habla de naturaleza y primavera.

Un semáforo rojo: Nos advierte del peligro.

El color rosa de un bebe: Despierta la ternura.

Los colores se relacionan directamente con las emociones y ejercen una influencia directa y decisiva sobre la mente y el cuerpo, tiene mucho que ver con la forma de reaccionar de las personas, y actúan tanto en el plano físico, como en el mental y el emocional. La cromoterapia es el uso del color de forma terapéutica para corregir los desequilibrios energéticos. Merece la pena aprovechar el poderoso influjo del color para ayudarse a uno mismo, utilizándolo según nuestras necesidades. Sus Aplicaciones, son infinitas:

Los verdes y azules son relajantes, fríos y calmantes y los cálidos rojo, naranja y

amarillo estimulan, y se pueden aplicar a la decoración de la casa y a la hora de vestirnos alguien tímido que necesita un empujón de vitalidad puede utilizar el rojo.

Un niño hiperactivo, los suaves y el verde para estimular la creatividad.

El amarillo y el turquesa, da un giro positivo a nuestras vidas, además cada día de la semana tiene su propio color, los griegos y los romanos, relacionaban cada día con sus dioses mitológicos, atribuyéndoles unas cualidades.

Téngalo en cuenta, a la hora de vestirse y así podrá reforzar sus influencias positivas.

Lunes: La luna el verde, blanco y plateado.

Martes: Marte el rojo.

Miércoles: Mercurio el gris metalizado.

Jueves: Júpiter el azul.

Viernes: Venus los cobrizos.

Sábado: Saturno el negro.

Domingo: Sol el amarillo intenso.

Un día gris de otoño puede teñir nuestros sentimientos de un tono melancólico, en cambio un atardecer encendido en tonos anaranjados puede evocar una intensa sensación de plenitud en nosotros.

Otro ejemplo cotidiano encontramos es el colorido de nuestra ropa. Si nos paramos a reflexionar sobre nuestros gustos cromáticos a la hora de vestirnos, descubriremos que tenemos colores preferidos y otros que no nos pondríamos nunca. Con unos nos sentimos seguros, con otros feos, aquellos nos parecen demasiado atrevidos otros sosos..

Según nuestros estados de animo resonamos de distintas maneras con los colores. Si estoy agitada me clamarán tonalidades azules o verdes, sin embargo un rojo intenso aumentaría la excitación por su efecto estimulante. Eso ocurre porque los colores emiten,

según su tonalidad, vibraciones de distintas intensidades que son percibidas por el cuerpo humano, reaccionando tanto física como emocionalmente a ellos.

En este hecho se fundamentan los efectos curativos de los diferentes enfoques terapéuticos que tiene en el color su principal herramienta y que puedan ayudar a restablecer el equilibrio psíquico, aumentar el bienestar y aliviar padecimientos físicos de las personas.

Nuestra percepción del color viene determinada por las vivencias de las fuerzas de la naturaleza, y a pesar de las diferencias culturales, se ha descubierto que las resonancias emocionales con los colores son muy apreciadas para todos los humanos. el azul del cielo evoca amplitud, trasparencia, tranquilidad, el rojo va asociado al fuego, a la fuerza, el verde lo nuevo, a la esperanza, el negro al anoche, lo tenebroso etc..

El color nos habla en un lenguaje emocional, como bien reflejan las muchas expresiones en castellano que mediante un color hablan de estados de animo:

Estar verde, verlo todo negro, pintarlo de rosa, estar rojo como un tomate, blanco como la pared...

En el trabajo terapéutico con imágenes, las imágenes se aplican directamente con las manos sobre el papel sin necesidad de una intención previa, evolucionando hacia formas que emergen del flujo de la intuición mas que del control racional. Estas imágenes a menudo sorprendentes pueden facilitar un punto de vista diferente sobre nuestras problemáticas. También nos permiten vivenciar sentimientos que solemos esconder cuidadosamente delante de los demás y de nosotros, por considerarlos demasiado peligrosos o incómodos según nuestro carácter. Las palabras de una mujer madura, cuya dificultad de expresar sentimientos la ha llevado a un gran aislamiento, puede ilustrar esto.

“Tras un tiempo de pintar con una paleta restringida y apagada, elige tonos más vivos. Un día se atreve con el color rojo, y una mancha pequeña empieza crecer y hasta convertirse en un fuego arrasador. Después de la experiencia comenta: Nunca he querido pintar con este color, porque me da miedo. He sentido una gran rabia mientras el fuego se hacia cada vez más grande, pero ahora me siento mucho más viva y no ha pasado nada. Quiero decir que le tengo mucho miedo a mi rabia. pienso si la dejo salir, destruye todo lo que hay a mi alrededor, pero no ha pasado nada de eso.”

Los colores nos ayudan a expresarnos, a la vez que nos conectan profundamente con su energías sanadores, cuya capacidad de expresión verbal está dañada o limitada. El arte facilita un espacio al alma para expresarse, y en su reflejo en materia, en el color sobre el papel, no devuelve una imagen hecha por nosotros que da testimonio de nuestra existencia

Simbología del color

Los colores que todos conocemos, tienen su significado:

  • Rojo: De la actividad y la pasión, es cálido y excitante, se relaciona con las iniciativas y la vitalidad y en su aspecto negativo con la cólera y las aptitudes agresivas. Puede significar: PASIÓN, EMOCIÓN, ACCIÓN, AGRESIVIDAD, PELIGRO.

  • Azul: Transmite una sensación de pureza, protección y calma. Es un color reservado y que parece que se aleja. Puede expresar: CONFIANZA, RESERVA, ARMONÍA, AFECTO, AMISTAD, FIDELIDAD, AMOR.

  • Amarillo: Se asocia con la luz la alegría y la prosperidad, estimula la inteligencia emocional. Irradia siempre en todas partes y sobre toda las cosas, es el color de la luz y puede significar: EGOÍSMO, CELOS, ENVIDIA, ODIO, ADOLESCENCIA, RISA, PLACER.

  • Verde: Simboliza la fecundidad y la naturaleza, es curativo y renovador, induce a la pasividad. Reservado y esplendoroso. Es el resultado del acorde armónico entre el cielo -azul- y el Sol -amarillo-. Es el color de la ESPERANZA. Y puede expresar: NATURALEZA, JUVENTUD, DESEO, DESCANSO, EQUILIBRIO

  • Turquesa: Se relaciona con el desarrollo espiritual y mental, con la capacidad de orientar positivamente cualquier iniciativa.

  • Naranja: Color estimulante para el trabajo en equipo, ideal para todos aquellos que tengan dificultades para relacionarse con los otros, ya que propicia la recuperación y la unión. Es el color del fuego flameante, ha sido escogido como señal de precaución. Puede significar: REGOCIJO, FIESTA, PLACER, AURORA, PRESENCIA DE SOL.

  • Rosa: expresa la ternura y los afectos espontáneos, atempera la agresividad. El dicho popular: "lo ves todo de color de rosa", refleja fielmente su significado: INGENUIDAD, BONDAD, TERNURA, BUEN SENTIMIENTO, AUSENCIA DE TODO MAL.

  • Violeta: Simboliza la espiritualidad y el sacrificio, color tradicional del duelo. Es el color que indica ausencia de tensión. Puede significar: CALMA, AUTOCONTROL, DIGNIDAD, ARISTOCRACIA y también VIOLENCIA, AGRESIÓN PREMEDITADA, ENGAÑO.

  • Blanco: Es la luz que se difunde (no color). Expresa la idea de: INOCENCIA, PAZ. INFANCIA, DIVINIDAD, ESTABILIDAD ABSOLUTA, CALMA, ARMONÍA. Para los Orientales es el color que indica la muerte.

  • Negro: Es lo opuesto a la luz, concentra todo en si mismo, es el colorido de la disolución, de la SEPARACIÓN, de la TRISTEZA. Puede determinar todo lo que está escondido y velado: MUERTE, ASESINATO, NOCHE. También tiene sensaciones positivas como: SERIEDAD, NOBLEZA, PESAR.

  • Gris: Es el color que iguala todas las cosas y que deja a cada color sus características propias sin influir en ellas, puede expresar: DESCONSUELO, ABURRIMIENTO, PASADO, VEJEZ, INDETERMINACIÓN, DESANIMO.

El "rojo", el "azul" y el "amarillo" son tres colores primarios, decir que no se obtienen de la mezcla de otros colores.

El blanco es la fusión de todos los colores y la absoluta presencia de la luz y el negro es la ausencia del color y de toda impresión luminosa.

El dorado es un color raro en la naturaleza, simboliza la perfección, los místicos de todos los tiempos en esos estados alterados de conciencia, que conocemos como iluminación, hablan de una gran luz dorada que no tiene equivalente en el mundo físico.

Cuando pintamos, entraremos en contacto con estos significados universales de los colores que abren una vía de expresión a nuestros sentimientos sin que necesariamente tengamos que poder nómbralos todavía.

Sin embargo, no debemos perder de vista, que cada persona tiene su propio registro cromático, y sus colores adquieren un significado mas diferenciado a la luz del contexto individual. Es importante indagar en las posibles asociaciones, sensaciones corporales o emociones que puede evocar un color o una imagen que está pintando una persona, para poder orientar las
intervenciones terapéuticas.

La iluminación

La iluminación juega un papel importante en el resultado final de nuestro trabajo. Quizás este apartado no entre plenamente dentro de lo que se considera la teoría del color, pero he considerado oportuno incluirlo por la relación directa que tiene. Aparte de la iluminación real que tendrá nuestra figura en el lugar donde se observe podemos buscar a través de su pintura efectos de iluminación creados por nosotros mismos. Con ellos podremos resaltar o mitigar las formas creando efectos más "artísticos".

Últimamente está muy de moda el concepto de iluminación cenital. Consiste en marcar de forma rotunda las luces y sombras que produce sobre la figura un foco de luz situado justamente encima. Para ello los seguidores de esta técnica recomiendan colocar la figura debajo de, por ejemplo, una bombilla y estudiar el juego de luces y sombras que se produce para, posteriormente, aplicarlo con los colores. Esto implica que las subidas máximas se realizarán en los lugares donde más incide la luz. Por el contrario el sombreado seguirá la línea marcada por las sombras que arroje el foco. Con esta técnica se potencian los contrastes.

Tradicionalmente el esquema que más se ha aplicado es el que se denomina iluminación general. No es ni más ni menos que estudiar la figura y aplicar de manera homogénea las luces y sombras siguiendo las formas que nos marcan la escultura. Esta técnica puede adquirir algún aspecto de la iluminación cenital, pero evitando marcar de forma excesiva el contraste en luces y sombras. De alguna manera se podría asumir que la luz que ilumina nuestra figura proviene de un plano superior, pero que no incide de forma excesiva. A mí, personalmente, esta combinación es la que más me gusta, ya que me permite jugar más con los matices y colores.

Cada uno escogerá la técnica que más nos guste, o, si llega el caso, crearemos un estilo propio. En definitiva el primero que tiene que estar satisfecho con el resultado es uno mismo.

Independientemente de la técnica seguida lo que sí podemos hacer es estudiar en donde queremos que se concentre el foco de atención cuando el observador contemple una figura. Normalmente la cara es importante que resalte de forma especial, pero en función de la pose podemos querer resaltar otros elementos que destaquen en nuestra figura. Imaginemos una mano que está haciendo algún gesto o cogiendo algo, o por ejemplo, una la espada que blande un guerrero sobre su cabeza. Estas partes pueden recibir un tratamiento especial a la hora de aplicar las luces y sombras, y un mayor contraste ayudará a crear el efecto deseado.

Otro aspecto importante a tener en cuenta cuando realizamos nuestras luces y sombras es el color que estamos trabajando. No debemos olvidar que los colores oscuros absorben una mayor cantidad de luz, por lo que su iluminación siempre ha de ser más sutil y delicada. Pensemos en un paño azul marino. Si hacemos muchas subidas de color y muy contrastadas ofrecerá un resultado final bastante irreal. En estos colores las subidas han de ser suaves y tirando a escasas. Por el contrario los colores claros siempre ofrecen más posibilidades a la hora de tratar los contrastes.

En algunas revistas especializadas hay pintores que ofrecen una visión muy peculiar sobre la manera en que abordan la pintura de una figura. Pintar una pieza pensando en que está en medio de una tormenta o a la luz de la luna es bastante subjetivo y difícil de llevar a la práctica. Es un enfoque muy "artístico". Para la mayoría de los aficionados es difícil plantear la pintura de una figura siguiendo pautas similares a las que sigue un pintor que pinta un lienzo. Yo he tenido la suerte de poder contemplar en mano alguna de estas piezas y realmente dicen mucho de la calidad del pintor. Este aspecto nos ilustra de que forma la imaginación también tiene cabida a la hora de pintar nuestras figuras, pero no creo que deba ser nuestro fin y solo deberemos llegar a él cuando nuestra habilidad, técnica, experiencia e inquietudes nos lo permita.

Por último comentar un tema que tiene relación directa con la iluminación de una figura: la fotografía. Cuando vemos las figuras que aparecen en las revistas debemos ser conscientes de lo mucho o lo poco que puede hacer la fotografía por una figura. En algunos casos una pieza maravillosamente pintada puede perder sus matices en la foto. El caso contrario también es posible, es decir, una pieza correctamente pintada puede parecer mejor con un buen tratamiento fotográfico. Un buen fotógrafo con una buena cámara y una buena iluminación puede sacar mucho partido de una obra. Por eso, y siempre que podamos, lo mejor es contemplar las figuras "in situ". No nos debemos dejar influenciar en exceso con las fotografías ya que muchas veces el resultado real no es ni de lejos lo que parece, para bien o para mal.

Conclusión

Es necesario resaltar la importancia del color en la organización formal.

Cada color tiene un valor simbólico diferente a los demás, por esto es necesario saber cuando usar uno u otro de acuerdo con el significado que queramos lograr en una composición.

También es muy importante el manejo de los diferentes tipos de contrastes que se puede utilizar con diferentes colores ya que estos afectan la apariencia del tamaño, la profundidad y hasta la forma de ciertas figuras.

En conclusión podemos decir que los pigmentos son materiales claves en el diseño.

-14-

Color