Clonación del ser humano

Genética. Clones. Antecedentes. Principios éticos. Oveja Dolly. Posturas religiosas. Contraposición ciencia y ética

  • Enviado por: Julio Astudillo
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

I. INTRODUCCIÓN

1. El hombre contemporáneo vive marcado por la velocidad con que suceden los cambios y transformaciones en todos los campos de la vida social. El fenómeno es especialmente sorprendente en el ámbito del desarrollo científico y tecnológico, donde la velocidad con que suceden la generación y aplicación de nuevos conocimientos supera no sólo nuestra capacidad de comprensión, sino incluso nuestra capacidad de asombro. Los descubrimientos y desarrollos que realiza el hombre tienen en principio la finalidad de hacer la vida mejor y más fácil a los seres humanos, de proporcionarles más y mejores bienes en todos los aspectos; sin embargo, muchos son los ejemplos donde el desarrollo científico se ha revertido en perjuicio de la humanidad.

En este vertiginoso e impactante desarrollo científico se destaca la genética, que ha dado frutos positivos a la humanidad, pero que también fue utilizada en contra del Ser Humano, desconociendo todo principio ético. La posibilidad de utilizar el conocimiento para bien o para mal, nos pone frente a frente con nuestra identidad biológica, con lo que somos biológicamente y sus causas. Es fácil pensar en monstruos creados en laboratorio, en ejércitos de hombres superdotados para determinada actividad producidos por clonación y muchas otras. El verdadero peligro en el abuso del conocimiento en materia genética es mucho más sutil, y también más profundo y real, además de que ya está presente entre nosotros y su impacto en la vida social es una realidad, afectando valores y derechos fundamentales del Ser Humano.

Es cierto que en esta materia es necesario tener visión de futuro, pero debe fijarse un mínimo de principios que impidan que se haga un mal uso o abuso del conocimiento en perjuicio del propio Ser Humano. En la actualidad la ciencia rebasó los campos del derecho, la moral y la ética, y corre ajena a cualquier cauce. Así, la labor del jurista y del legislador es más urgente, para regular el uso y aplicación de los desarrollos y fenómenos que ya son una realidad, y que resultan en una ciencia deshumanizada, ya que no sirve al hombre, sino que se sirve de él.

Aquí cobra relevancia la función del Derecho para establecer el justo cauce al desarrollo científico, permitiendo que éste pueda darse sin obstáculos, pero manteniendo el respeto a los límites constituidos por la dignidad humana, los derechos fundamentales de la persona y los principios éticos que rigen en la sociedad, evitando que la ciencia se revierta contra el Hombre.

2. Los medios de comunicación trataron masivamente la noticia de la clonación de la oveja "Dolly". La Revista "TIME" planteó hipotéticas vivencias sobre clonación de seres humanos:

"Mañana ajetreada en el laboratorio de clonación del hospital de la gran ciudad. Aquí están unos padres para ver si pueden hacer una copia exacta de su hija de seis años, a la que le acaban de descubrir una leucemia tan agresiva que sólo un transplante de médula ósea puede salvarla. El problema es encontrar un donante compatible. Si la niña hubiese tenido una gemela, ésta podría haber producido toda la médula que ella necesita. Pero la naturaleza no le dio una hermana y ahora el laboratorio de clonación va a intentarlo.

Esta mañana, el industrial local también espera en el laboratorio de clonación. A diferencia de los padres, no tiene un hijo enfermo del que preocuparse; de hecho, nunca le han interesado mucho los niños. Últimamente, sin embargo, ha empezado a sentir de otro modo. Con ayuda del laboratorio de clonación, tiene la oportunidad de tener un hijo que no sólo va a llevar su nombre y su nariz, sino cada pizca del código genético que lo hace ser quien es. Y eso le atrae.

Al industrial local le sigue un laureado en física con una enfermedad terminal. Cuando muera, una de las mentes más preclaras morirá con él. El azar podría un día producir otro científico tan dotado como él, pero imposible saber cuándo. Al laureado no le gusta esa clase de incertidumbres. Hoy ha llegado al laboratorio de clonación para ver si se puede hacer algo al respecto".

II. ASPECTO CIENTIFICO

  • ANTECEDENTES TEORICO - PRÁCTICOS EN CLONACIÓN

  • Martinez-Calcerrada explica que "para conseguir los llamados seres clónicos mediante la acción de factores físicos o químicos sin necesidad de semen masculino, siendo sus resultados seres idénticos en cuanto a sus caracteres genéticos, se realiza el siguiente procedimiento: se retira el núcleo de un óvulo no fecundado y se sustituye por el núcleo de una célula asexual de un organismo adulto, masculino o femenino. Esta célula puede tomarse de la piel o del intestino, y el óvulo con su núcleo transplantado se desarrolla como si hubiese sido fecundado por un esperma".

    En 1971 el descubridor del ADN, James D. Watson, predijo que "los métodos de reproducción in vitro (probeta) serán una rutina en el lapso de diez o veinte años y la clonación o reproducción a partir del padre o de la madre solamente (utilizando un cuerpo celular en lugar de combinar un espermatozoide y un huevo) será un hecho consumado en veinte o veinticinco años, si es que ello no ocurre antes". Entre los antecedentes prácticos de clonación se señalan los siguientes:

    -Los primeros experimentos se realizaron en 1952, utilizando ranas, con resultados de poco valor. Recién en 1970 se lograron avances y en 1981 fue clonado un ratón.

    -John Gurdon demostró en 1967 que era posible clonar una rana a partir de las células de su intestino. Sus investigaciones le valieron un Premio Nobel.

    -Neal First, fisiólogo de la Universidad de Madison (USA), logró crear en 1986 la primera vaca por clonación, luego de diez años de experimentos. Recogió una célula de un embrión bovino de 6 días y con una descarga eléctrica lo fundió con un óvulo fecundado. El embrión resultante fue implantado en una vaca, de la que nació un ternero normal. Si First hubiera repetido el experimento con las 32 células del embrión de 6 días hubiera obtenido 32 clones.

    -En 1993, el director del Laboratorio de Fecundación In Vitro de la Escuela de Medicina George Washington, Jerry Halt, perfeccionó la técnica dividiendo un embrión en varias partes antes de la implantación, lo que hubiese permitido aumentar las chances de embarazo (si el primer implante fallaba, podía probarse con un segundo o un tercero).

    2. LA OVEJA "DOLLY"

    Los investigadores escoceses utilizaron una célula de oveja obtenida de la ubre, y la fusionaron con un óvulo al que previamente le habían sacado el núcleo, el cual fue implantado en el útero de una tercer oveja. El huevo artificial creció y después de 148 días se convirtió en Dolly, la primera oveja clonada a partir de un animal adulto. Esa herencia hicieron que la célula de la ubre "olvide" su función: crecer y multiplicarse en las mamas del animal y, eventualmente, dar leche. En lugar de eso la célula se multiplicó y dio un animal nuevo. Para que esto ocurra, tuvo que producirse un gran cambio en los genes de la célula, que es donde están guardadas todas las instrucciones sobre las funciones que debe cumplir a lo largo de su existencia. Los estudios genéticos demostraron que, efectivamente, sus genes eran idénticos a los de la oveja que había donado la célula mamaria. Dolly es, entonces, una gemela de la oveja "donante". O, si se prefiere, sus padres son sus abuelos... y su madre, el original de ella misma!

    "El método desarrollado por los científicos escoceses consiste en "rellenar" con técnicas de laboratorio el óvulo de una hembra con el núcleo de una célula del mismo u otro animal. Este núcleo implantado contiene todo el material genético del animal al que pertenece. Lograda esta experiencia bajo determinadas condiciones, ese óvulo "rellenado" es devuelto a la matriz, donde comienza su gestación. El óvulo contiene la carga genética completa, capaz de generar un individuo exactamente igual al animal cuya célula se utilizó. En el proceso de concepción natural, el óvulo, vehículo de la gestación, contiene sólo la mitad de la carga genética, y se necesita de la otra mitad que la aporta el espermatozoide masculino para que comience a desarrollarse y multiplicarse hasta formar un individuo."

    3. CLONACION DE SERES HUMANOS: CONSIDERACIONES.

    El embriólogo Ian Wilmut, director del experimento que impactó al mundo y padre científico de la oveja Dolly, en oportunidad de concurrir al Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento Británico, dijo a los diputados que lo invitaron a discutir estos avances científicos "si usted realmente quiere hacer un clon humano, puede hacerlo. El único límite es la ética...", lo cual causó la sorpresa general de los asistentes. En dicha oportunidad, se mostró de acuerdo con una ley internacional que prohiba expresamente este tipo de manipulaciones (Nota: las últimas informaciones indican que Wilmut habría cambiado su opinión, habiendo proyectado la clonación de seres humanos en laboratorios de algún país que lo permita).

    La clonación ofrecería a los científicos una nueva vía para explorar los mecanismos moleculares que permiten el "encendido" y el "apagado" de los genes. En otras palabras, lo que están buscando es una especie de interruptores que se encargarían de controlar los procesos básicos de la vida. Una vez que se sepa como manipularlos, sobrevendrá una lluvia de aplicaciones. Bastaría con "apagar" los genes involucrados en la aparición del cáncer, para que las células cancerosas se vuelvan inofensivas. De modo similar, se podría "obligar" a las células nerviosas a crecer (algo que no ocurre en los individuos adultos) con el propósito de reparar nervios dañados. La misma técnica serviría para regenerar la médula espinal en quienes sufran parálisis. Según lo señaló Harold Varmus, director de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, el entendimiento básico de la regulación genética permitiría desarrollar técnicas de cultivo de piel para pacientes quemados. También podría cultivarse médula ósea en tubos de ensayo, para curar un tipo de anemia que se origina por el mal funcionamiento de un solo gen. Los investigadores planean estudiar a fondo los embriones creados por la técnica escocesa. Por ejemplo se podría bloquear la actividad de ciertas sustancias aportadas por la madre durante el embarazo, para averiguar de qué manera se afectan los genes del embrión. Esto permitiría producir drogas que imiten los mecanismos maternos y que se darían a personas que padecen determinados problemas genéticos.

    El MERCURIO-POLEMICA POR EXPERIMENTO DE CLONACION.

    Acalorado debate entre partidarios por la libertad de investigación y los cauteladores de la moralidad en la ingeniería genética.

    Washington 26(Reuter). El reproducimiento de 2 embriones humanos a desatado en debate entre los científicos y especialistas, en torno a la ética. Investigadores dicen que el experimento fue muy limitado y no conducirá a una confusión ética, pero otros reclaman la moralidad de la actividad.

    Comentarios de Cynthia Cohen y de la Sociedad Estadounidense de la Fertilidad, dicen que siempre va haber un científico que quiera seguir adelante con los experimentos y debe haber un limite para ello. También digieron que debería haber un lineado a nivel nacional.

    La polémica se desato cuando un equipo de científicos dirigidos por el doctor Jerry Hall, crearon duplicados de un embrión a partir de sus células.

    ABANDONAN INVESTIGACION.

    Los investigadores abandonaron la investigación debido a la polémica que causo. Su trabajo fue informado por El New York Times.

    Algunos aspectos éticos planteados sobre esta investigación fueron: ¿quién debe controlar los estudios?, ¿Los científicos, los gobiernos, los individuos?, Quién es dueño de controlar el material genético?, ¿Puede alguna pareja guardar embriones adicionales hasta que un niño halla crecido y luego escoger tener otro idéntico?.

    III. DISTINTOS CRITERIOS.

    1. POSTURA DE LAS RELIGIONES.

    La religión católica, a través del Papa Juan Pablo II, se pronunció en los primeros días de marzo de 1997 diciendo que "ninguna experimentación científica, en ningún momento y por ningún motivo, puede ser justificada si pasa el límite determinado por el respeto a la vida desde su concepción, según lo estableció la voluntad de Dios". Por su parte, el cardenal Joseph Ratzinger, uno de los más importantes ministros del Pontífice, en una nota concedida al diario romano "La Reppublica" aclaró que la iglesia "no entra en las cuestiones técnico-científicas. Lo que le importa es la dignidad del hombre, la defensa de la vida naciente desde la concepción. No es lícito que se manipule la voluntad de Dios". También admitió que son bienvenidas "las investigaciones para ayudar a vencer el hambre y las enfermedades. Pero la sacralidad de la vida es intocable", concluyo el ministro del papa en cuestiones doctrinales.

    La Conferencia Episcopal Argentina se pronunció en contra de la clonación de seres humanos. De acuerdo a su opinión, la posible extensión de la clonación en seres humanos desconocería la dignidad y exclusividad de la procreación que le corresponde a los padres, dejaría de lado el valor de la sexualidad en la comunicación de la vida dentro del matrimonio, no reconocería el justo derecho del "por nacer" a tener padres y a ser educado en el ámbito familiar y daría lugar a la utilización de seres humanos clonados para otros fines. A su vez advirtió "de poco valdría la prohibición si todos, con la responsabilidad que nos corresponde, no hacemos llegar a la conciencia de cada hombre para que no se sienta autónomo frente a valores, principios y leyes".

    Otra religión que se pronunció en contra de la clonación, fue la musulmana. El Centro Islámico de la República Argentina lo hizo mediante una frase del Corán: "¡Conservad la consanguinidad! Dios siempre os observa". A su vez definió a la clonación como una "flagrante profanación de las leyes divinas reveladas, la ética y la naturaleza misma". Por su parte, la religión judía también se pronunció en contra.

    La sorpresa fue el apoyo que recibió de la Iglesia Metodista, quien a través de su obispo Aldo Etchegoyen, defendió la clonación y la consideró "buena" por el aporte que puede realizar a la curación de enfermedades. Inclusive apoyó a los laboratorios que la están efectuando porque "están trabajando a favor de la vida". Del mismo modo afirmó que "Dios le ha dado a la humanidad la capacidad de pensar y aún de manipular la vida", y puso en este sentido como ejemplo el caso de "un médico cuando trasplanta un órgano".

    EN UN COMUNIDADO OFICIAL DEL PAPA:

    EL PAPA CRITICÓ LA MANIPULACION DE VIDA HUMANA.

    Pontífice dijo que la naturaleza del hombre no puede ser alterada.

    Ciudad del vaticano. 31(reuter). - El Papa Juan Pablo II critico hoy los experimentos científicos que manipulan la vida humana en un aparente ataque contra los investigadores que duplican embriones humanos.

    El pontífice pareció criticar el experimento llevado a cabo por investigadores estadounidenses que crearon embriones duplicados, aunque el Papa no mencionó directamente este trabajo.

    Durante la alocución formulada hoy a turistas y peregrinos en la Plaza de San Pedro, el pontífice manifestó que esta profundamente preocupado sobre los experimentos ilícitos y inquietables que según sus declaraciones violan las normas éticas y menosprecian la dignidad humana.

    -“ uno advierte que no hay nada que proteja al hombre de las increíbles manipulaciones y los intentos autodestructivos”, señalo.

    -“Muchas cosas cambian en el hombre y su entorno pero su naturaleza no puede ser alterada”, comento el Papa.

    -Un equipo de científicos de la Universidad George Washington, del distrito de Columbia, informo que habían separado un embrión humano de las células que lo componen, con lo que crearon un embrión duplicado.

    No prodiguieron con el experimento debido al intenso debate internacional generado por las implicancias éticas de su trabajo.

    2. LEGISLACIÓN COMPARADA RESPECTO DE LA CLONACIÓN

    Dentro de éste ámbito, si bien es imposible hablar de legislación comparada por el escaso tiempo transcurrido desde que se conoció sobre el tema, debe mencionarse los proyectos legales dentro de la legislación internacional.

    Este hallazgo en materia de la clonación mostró al mundo que no existe una legislación apropiada para que esta clase de experimentos no se realicen en seres humanos. En la década del 90, varios países como Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Australia prohibieron la manipulación de embriones, pero ninguna contemplaba hasta ahora el tema de la clonación.

    Las medidas tomadas por los distintos gobiernos u organismos internacionales fueron distintas en cuanto a la premura del dictado de la prohibición y el contenido de la misma, pero si hubo coincidencia en cuanto a la prohibición en sí misma. Como reflejo de ésta situación, valen los siguientes ejemplos.

    El Presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, ordenó a la Comisión Nacional de Bioética de los Estados Unidos que en 90 días deberá presentar un informe y recomendaciones a los legisladores, con una perspectiva ética y legal de la clonación. Mientras el plazo para la presentación de dicho informe se cumple, el gobierno federal de aquel país restringió el uso de fondos públicos, aunque advirtió el Presidente Clinton que "después de analizar las restricciones, nuestra administración ha comprobado que existen vueltas que podrían darse y que permitiría la clonación de un ser humano, si la tecnología fuese desarrollada".

    Por su parte, la Ministro de Salud Pública de Italia, Rosi Bindi, dictó una ordenanza que impide los experimentos de clonación de animales y seres humanos. El texto de la ordenanza prohíbe "cualquier forma de experimentación y de intervención, practicada u orientada a la clonación humana o animal".

    En Argentina, el Decreto 200/97 (del 07/03/97; B.O. 12/03/97) prohibió los experimentos de clonación relacionados con seres humanos (art. 1°). Por el art. 2 se instruye al Ministerio de Salud Pública y Acción Social para la elaboración de un proyecto de ley que regule este tipo de investigaciones. Por su parte, la Comisión Nacional de Bioética realizará una serie de investigaciones sobre el tema de la clonación para asesorar al Gobierno en la redacción del Proyecto de Ley. Mientras tanto, el Senado nacional declaró como "practica aberrante" la posibilidad de aplicar el método de clonación en seres humanos y advirtió que la ciencia y la técnica "deben respetar" los criterios fundamentales de moralidad.

    Entre otros países que han tomado acciones concretas respecto al tema en análisis, se encuentra Japón, que decidió no subvencionar económicamente la investigación sobre clonación en seres humanos. En tanto, en el Brasil la clonación humana es ilegal desde 1995. Sin embargo, el Vicepresidente Marco Antonio Maciel admitió que "el caso de la oveja Dolly podría generar algunos cambios en las posiciones actuales”. Asimismo, el jeque Mohammad Ben Saleh al Othimin, de Arabia Saudita, opinó que la clonación debería ser penada con la amputación de pies y manos o con la pena capital, al considerar que "la clonación es la manipulación del ser vivo; es la mayor perversión que puede existir en la tierra". Sin embargo, no precisó si los castigos deben ser aplicados a todos los que procedan a una clonación o sólo cuando se aplique en seres humanos. Este jeque es miembro de la más alta instancia religiosa árabe.

    IV. ASPECTOS ETICOS Y JURIDICOS

    1. DILEMA DEL HOMBRE CLONADO

    Al plantearse la hipótesis de la clonación de un ser humano, nacen importantes interrogantes. Por ejemplo: ¿pertenece al género humano? ¿es persona? ¿puede permitirse? ¿cabe la prohibición absoluta de la clonación en seres humanos, y eventualmente su penalización? ¿es posible regular equilibradamente la manipulación genética humana, mediante todo método conocido?.

    Para responder si pertenecen al género humano, veamos primero algunas definiciones: "Humano: perteneciente al hombre o propio de él.// Persona”. "Hombre: ser animado racional. Bajo esta concepción se comprende a todo el género humano”. ¿Qué clase de entes se considera como partes integrantes de la humanidad o de la naturaleza humana?

    Para determinar si un ente es ser humano, deben tenerse en cuenta sus características genéricas, sin considerar cualidades, accidentes o desviaciones. Si un ser vivo presenta dichos caracteres genéricos debe concluirse con que él es integrante de la humanidad. Así como la falta de un miembro u otras anormalidades evidentes no obstan la humanidad, tampoco existen motivos para excluir del género a un ser que presente el accidente de poseer idéntico contenido genético al de otro.

    La segunda pregunta es: ¿es el clon una persona? Cierta posición niega la calidad de personas a los eventuales clones, fundándose en la característica única e irrepetible, necesaria para al Ser Humano. Califica a la persona como "un ser integral, vivo, psico-social único, espiritual, con trascendencia", y establece que su origen es la concepción, mediante la unión de óvulo y esperma. En base a esta definición, intentan descifrar todas las prerrogativas de la persona, diciendo que es un ser único, integral, e irrepetible, sujeto de derechos y obligaciones, capaz de autodeterminarse, llamado a comunicación y a la vivencia social. Bajo la exclusiva lógica de este pensamiento, niegan la posibilidad de conferir personalidad a un ser clónico, porque no es ni único, ni singular ni irrepetible: no es sujeto (sólo le confieren el extraño status de "un individuo dentro de la generalidad"); como derivado de ello, al no ser persona no podrá ser sujeto de derechos ni de obligaciones, ni será capaz de autodeterminarse. Además, sostienen que se debería prohibir la clonación, por los inconvenientes que de realizarse, se presentarían.

    Esta postura adolece de graves e irremediables defectos que la destruyen, llevándola a desmoronarse sobre sus mismos basamentos. El fundamento del que parten es la característica "única e irrepetible" de la persona. Aparentemente, mediante un proceso silogístico, deducen que, si para obtenerse un clon es necesaria una persona "original" o "fuente" del material genético, y dado que dicha persona es la que posee los caracteres "únicos e irrepetibles"; el clon no es único (sería, de acuerdo a este pensamiento, una especie de sombra del original) ni es irrepetible (porque seguirá siendo posible su clonación sucesiva); ergo: el clon no es persona. Al tratar de definir la situación jurídica, sólo logran catalogarlos como "individuos dentro de la generalidad, pero no-personas".

    A pesar que dicho pensamiento no resiste el menor análisis, es necesario fundamentar la oposición, para evitar que la utilización de un mal fundamento sirva para a objetivos contrarios al buscado, que es evitar la clonación de seres humanos.

    El primer lugar, es de imperiosa necesidad ubicarse en la hipótesis del hecho ya consumando. Imaginemos que ya se produjo la clonación y se obtuvieron cinco entes clónicos (por ahora llamémolos así). Dichos entes poseerán idéntico contenido genético, podrán ser morfofisiológicamente similares y aparecerán visualmente como imágenes de un original. Sin embargo, y a pesar de ello, serán cinco individualidades diferentes, con necesidades diferentes y del mismo modo serán sus vivencias. "Esto es así porque la herencia genética de un ser humano no es como lo describe una metáfora usual, un programa preciso y fijo. Más bien, es una serie de potencialidades cambiantes que actúan sobre el individuo y su medio ambiente. Mucho más que cualquier otra especie, somos el resultado de los genes y del medio ambiente; no meramente una suma de genes y ADN, sino el producto de una constante interacción de ellos". Esta oportuna aclaración pertenece a Jessica Mathews, en una nota publicada por el The Washington Post, donde agrega: "Una característica física o emocional en nuestro medio actúa como una particular dotación genética para producir una conducta particular, que a su vez pone al individuo en un medio particular, que a su vez pone al individuo en un medio particular, y así sucesivamente de acuerdo con una pauta infinitamente compleja, que hace a cada persona, única. Los gemelos criados por separado dan una idea aproximada de cómo podrán ser los clones humanos. Aunque afines en muchos sentidos, los individuos genéticamente idénticos son individualidades diferentes. Los clones podrán ser todavía menos parecidos, al no compartir el mismo medio uterino”. En definitiva, la repetición del material genético original no implicará repetir la individualidad.

    Otro de los puntos fundamentales de la teoría negatoria, es el hecho de no haber existido "concepción", momento a partir del cual se inicia la personalidad (recordemos el Art. 63 Código Civil: "Son personas por nacer, las que no habiendo nacido están concebidas en el seno materno"). Aquí cabe precisar que el concepto de "concepción" no pertenece a la ciencia médica o a la genética, sino a la metafísica, que es la parte de la filosofía que trata sobre el Ser y sus atributos, principios y causas primeras. Filosóficamente, la concepción es el momento trascendental en que comienza la vida ¿Dónde ubicamos ese momento en una "concepción" natural? ¿Cuándo el óvulo deja de serlo, y cuándo culmina la existencia del espermatozoide, para conformar una célula nueva y diferente de las anteriores? Ese instante debería ubicarse en el momento preciso en que el contenido genético de ambas gametas se une (ya que al unirse y consolidarse ambas mitades genéticas como una estructura molecular única, se conforma una nueva célula {huevo o cigoto} que posee la capacidad subdividirse, multiplicarse y evolucionar acorde a su especie).

    Aquí, resulta interesante recordar uno de los primeros pasos de la clonación, que es el reemplazo del núcleo del óvulo por el de otra célula del mismo animal. La carga genética de la célula injertada es completa. Dotado de todos los genes que posee el ser humano, el óvulo mediante una compleja cadena de intercambios físico-químicos, se transforma en una célula nueva y diferente: el huevo o cigoto... que luego derivará en embrión... para seguir siendo feto... y luego del tiempo propio culminará en un ser viviente. Si tomamos la definición de concepción previamente citada, tendremos que aceptar que ella se produjo en el momento mismo de la clonación, ya que el resultado final será una forma de vida que tuvo su inicio en ese momento. Y aún más: comparando los pasos seguidos en la "concepción" natural y en la clonación, veremos que sólo existe una diferencia fáctica entre una y otra: en un caso la concepción se produce por fertilización del óvulo por un espermatozoide, y en el otro se habrá producido por la clonación de una célula.

    En cuanto a la naturaleza jurídica que la posición negatoria asigna a los seres clonados, considerándolos como "individuos dentro de la especie", pero "no-personas". Ello resulta amorfo e imposible de encajar en el ordenamiento jurídico vigente. Aquí nos encontramos con que no se aplicó una norma básica de interpretación lógica: si algo (cualquier cosa o tema del que se trate) carece de las características esenciales a un grupo, no es parte de él. Se intenta hacer aparecer a un ente clonado como parte de la especie, pero le niegan la calidad de personas, que de acuerdo al casi unánime pensamiento de la Civilización Humana, es una de sus fundamentales y primeras características. La coherencia de esta construcción teórica cae al contradecirse en su misma definición. Al mismo tiempo en que se afirma que un ser clónico es integrante de la generalidad de seres nacidos en la misma especie, se debe aceptar que posee los atributos y caracteres de la generalidad.

    Ubicándonos dentro de la postura negatoria, otro error reside en que la eventual persona que serviría de "fuente", o desde la cual se creó el clon, tampoco será única (existe un clon idéntico a ella) ni irrepetible (dado que su material genético sirvió para hacer el clon) y bajo la lógica de este pensamiento tampoco será persona. Posibilidad que por su incoherencia descartamos de plano.

    Volviendo al ser clonado, si no es persona debería asignársele cierta naturaleza jurídica, que, por cierto, no será la de "individuo dentro de la especie". Si no son personas, y bajo el régimen jurídico actual, correspondería decir que son cosas muebles semovientes, ya que se trataría de entes vivos, animales. Aquí encontramos otra contradicción, qué surge evidente al analizar el texto legal: "Las cosas son muebles e inmuebles por su naturaleza, o por accesión, o por su carácter representativo" (Art. 2313 del Código Civil). Para determinar los elementos que debemos tener en cuenta al fijar la naturaleza, recurrimos a su definición: "naturaleza: esencia y propiedad característica de cada ser”. Los elementos definitorios y característicos de la naturaleza de los clones serán coincidentes con los de la persona: serán entes que presentarán las características genéricas de la Humanidad, con los idénticos caracteres físicos y síquicos, parecerán seres humanos, hablarán como seres humanos, tendrán pasiones y deseos humanos... No podremos sino concluir que son personas. De otra forma, se caería en la desgracia de considerarlos cosas, a pesar del hecho de ser integrantes del género humano, y consiguientemente nos ubicaríamos bajo el mismo fundamento que sirvió para, de alguna forma, "legitimar" la esclavitud.

    En conclusión: de llegar a presentarse el caso de la concreción de un clon humano, no existirá otra alternativa más que aceptar su condición de integrante del Género Humano y en virtud de ello reconocer su personalidad, absolutamente equiparada y dotada de los atributos, derechos y garantías concedidos a resto de los hombres.

    PROHIBICIONES DE URGENCIA

    Las declaraciones, hace pocas semanas, de un físico excéntrico y escaso de recursos han revolucionado a una buena parte de los especialistas en Bioetica del mundo. Han bastado que alguien hay dicho que esta dispuesto a clonar seres humanos para que muchas autoridades sanitarias se hayan apresurado en prohibir la clonación. La mayoría de los países europeos, ha dejado patente que hay que hacer lo que sea para poder evitar fotocopias humanas. El gobierno de Clinton, por vía de urgencia, ha pedido al congreso que imponga una moratoria a los investigadores que quieran clonar personas. La ola de anticlonacion se ha extendido por casi todas partes, a pesar de las ventajas que puede aportar esta técnica a la Biomedicina.

    Afortunadamente, con el tiempo, las aguas han violentado su cause y empiezan a escucharse opiniones sensatas que piensan que clonar a una persona suponga un atentado contra la biodiversidad ni menos contra la bioetica. En revistas científicas del prestigio de The Lancet, British Medical Journal o Science, ya se han visto opiniones que creen que la clonación no tiene que prohibirse. Incluso en el congreso de los E.E.U.U., la moratoria que pedía el Ejecutivo de Clinton ha sido rechazada por los representantes de su propio partido: los demócratas.

    Los expertos coinciden en que, de momento, tiene poco sentido implantar en un útero embriones conseguidos mediante clonación para intentar lograr un embarazo a termino. Sin embargo, tratar de clonar para poder conseguir tejidos específicos o investigar las bases de enfermedades consideradas hasta ahora catastofricas es, de acuerdo con especialistas de ética probada, algo a lo que no se debería renunciar. Los avances médicos producen en muchas ocasiones un rechazo social, casi siempre poco justificado.

    Se da la paradoja de que la sociedad se encuentra fascinada por la velocidad que han adquirido los avances científicos, a la vez estos mismos avances generan desconfianza y ansiedad en muchas ocasiones. Dado que una de las mayores revoluciones que jamas contemplara la humanidad -la biomedica- esta aun por llegar, hace falta un esfuerzo importante por parte de todos los que puedan elevar la cultura científica de una población que demanda mas información.

    2. ¿PUEDE PERMITIRSE LA CLONACIÓN DE SERES HUMANOS?

    Como punto de partida, es posible: 1) la clonación de seres humanos (que implicaría exclusivamente la generación de un nuevo ser humano a partir de células extraídas a otro); y 2) la aplicación de técnicas de clonación en seres humanos (más amplia que la anterior, implica la utilización de estas técnicas con diferentes fines). Puede sostenerse que las técnicas de clonación podrían aportar muchos y provechosos beneficios, siendo aceptable la clonación en seres humanos. Sin embargo, debería evitarse la clonación de seres humanos, por los siguientes motivos.

    En primer lugar, la utilidad o necesidad de llegar a recurrir a la clonación de un ser humano parece poco probable. Las hipótesis elaboradas diciendo, por ejemplo, que "podría crearse un clon para obtener la médula ósea necesaria para su transplante a un enfermo de leucemia, dada la imposibilidad de encontrar donante compatible..." no pasa de mera especulación sobre algo que sí es posible, pero es simplemente inconveniente: debe imaginarse el tiempo necesario para el desarrollo del clon impediría la concreción del transplante. Además, sería infinitamente más conveniente clonar sólo las células de la médula, proceso que podría requerir unos pocos días, ahorrando tiempo cuya prolongación resulta fatal. Idénticas especulaciones podrían hacerse con otras patologías que precisen transplantes, e idéntico fundamento servirá en contra. Es cierto que en la actualidad sólo se puede lograr el desarrollo artificial de piel y algunos tejidos diferentes, y la ciencia no puede desarrollar artificialmente ciertos órganos. Pero no es menos cierto que desde la década de 1950 se experimenta exitosamente en el desarrollo de tejidos complejos, como ser corazón, músculos, hígado y tejidos conjuntivos, lográndose incluso que cumplan relativamente con sus funciones orgánicas. El vertiginoso avance de la ciencia permite esperar resultados positivos a mediano plazo.

    Una de las razones que provocan mayor rechazo a la posibilidad de clonar seres humanos, nace evidente al recordar el proyecto de J. Mengele, de reproducir masivamente el ideal Nazi basado en el genotipo ario, para crear la Raza Única y Superior, proyecto que fuera puesto en práctica con sus aberrantes experimentos. ¿Qué hubiera ocurrido si la Alemania nazi ganaba la guerra? De seguro, las razas judía, gitana y negra serían rarezas de museo, y serían otras las estarían en la lista de exterminio. Alejándonos del campo de las hipótesis y especulaciones acerca del pasado, veamos la realidad actual: en varios países de Europa se experimenta un marcado resurgimiento de los pensamientos nazis. ¡En la Europa civilizada y avanzada, ejemplo de integración! ¡En países que hasta hacía poco tiempo eran guardianes e impulsores de los Derechos Humanos en el mundo! El fenómeno ya no se limita a un país, sino incluye a varios países que, paradójicamente, sufrieron las consecuencias del nazismo. Los casos más evidentes son Alemania, España, Francia e Italia, donde los movimientos neonazis se hacen sentir atacando a casi todos los grupos raciales diferentes (sean kurdos, paquistaníes, gitanos, marroquíes, argelinos, etc.). Incluso Francia dictó normas definitivamente racistas y discriminatorias, aunque la reacción del pueblo francés hizo retroceder en parte dichas medidas. Pero, sectores importantes de ciudadanos de estos países están de acuerdo con ellas, y hasta las consideran superfluas e insuficientes.

    El peligro de retorno al nazismo es real, no es una mera especulación. Un determinado pensamiento político puede enceguecer a todo un pueblo, sin importar su grado de desarrollo o cultura. El ejemplo más evidente es la Alemania de los años `20: era el centro cultural y artístico del mundo. La medicina y la música florecían, y Berlín era considerada una de las ciudades más refinadas, sobrepasando incluso, a París. Entre 1901 y 1939, treinta y un alemanes recibieron el Premio Nobel, en las diferentes áreas. El enigma de Alemania es: ¿cómo pudo darse el más maligno desarrollo de la cultura y la civilización? ¿Cómo pudieron suceder Auschwitz y otros lugares iguales, en un país donde las fábricas hacían prosperar al pueblo, mientras la ciencia y la cultura avanzaban?. Y la respuesta es: porque en la naturaleza humana esto es posible. El odio, la violencia, el crimen, son innatos en los hombres de todas las culturas. Todo el mundo tiene capacidad para ellos. ¿Cómo pudo tanta existir maldad? Porque todos los factores que hicieron a la cultura germana crecer civilizada, disciplinada y productivamente, tuvieron ínsitos los elementos negativos que luego aflorarían en una sociedad encendidamente genocida, que necesitó de la ciencia para producir el gas `Cyclon B' para poder matar a dos mil personas a un costo de medio centavo por cabeza, y necesitó ingenieros que diseñen los crematorios y arquitectos para diseñar los campos de concentración. Ello nos deja como enseñanza que el mismo hombre que es capaz de llorar emocionado por la música, puede al mismo tiempo ser indiferente ante la peor de las atrocidades. Y es por ello que debemos estar prevenidos. Debemos crear normas que permitan el desarrollo científico, encaucen justamente el manejo de las técnicas genéticas, y sancionen su manejo indebido, para así evitar la concreción del sueño de hegemonía de una raza sobre la humanidad.

    Otro de los factores que nos llevan a ser contrarios a la clonación, es la posibilidad aberrante de la utilización de clones humanos como fuente de "repuestos", es decir, como fábricas vivientes de órganos destinados a ser transplantados, para luego desechar las porciones anatómicas no deseadas. El sólo planteamiento de la posibilidad de destinar a los clones para tales fines, causa una inmediata repulsión. Aquí, la calidad del ser humano sería por completo dejada de lado. El hecho de aceptarlo implicaría echar por la borda toda construcción racional acerca de la persona, el ser humano, la vida, y el derecho.

    SE PUEDE LLENAR LA TIERRA DE MUTANTES

    El estadounidense Richard Seed “puede llenar la tierra de mutantes”, advirtió, en enero de 1998, la especialista rusa en genética Liudmila Kazantsea.

    Al subrayar que el mecanismo de clonación todavía no puede considerarse científicamente perfecto, la especialista anoto que “las personas y ovejas son organismos completamente diferentes”.

    “Las intenciones del señor Seed pueden conducir a resultados inesperados como mutantes, criaturas deformes o todo lo que quiera”, afirmo Kazantsea, directora del departamento de clínica genética del ministerio ruso de salud. “lo espantoso es que los resultados pueden aparecer mucho después y cuando descubran, nadie sabrá que hacer con estas criaturas”, declaro a la agencia Interfax.

    Kazantsea, que con sus golpes se dedica al estudio de las alteraciones genéticas y los mecanismos de propagación de las enfermedades hereditarias, dijo que los propósitos de Seed, “nos preocupan en alto grado y estamos categóricamente en contra de que se realicen”.

    Al expresar su actitud ante la clonación como alarde científico en el campo de la genética, la científica se manifestó a favor de un debate más amplio de este asunto.

    “Existen otros aspectos y problemas derivados de la clonación de humanos que tiene que ver con los fundamentos jurídicos, filosóficos y éticos”, concluyo Kazantsea.

    ENCUESTA:

    Realizada en Quito y e Guayaquil sobre la Clonación.

    Sobre el 50% de ecuatorianos en Quito como en Guayaquil consideran que la clonación es inmoral y se manifiesta por prohibir la clonación humana.

    ¿Cree usted o no que es inmoral la clonación, es decir, la investigación científica que hace copias exactas de personas y animales usando una de sus células?

    QUITO GUAYAQUIL

    SÍ 54% 57%

    NO 43% 39%

    ¿Cree usted, que debe prohibirse este tipo de investigaciones, como la clonación de seres humanos; o, que se debe dejar que la ciencia se desarrolle?

    QUITO GUAYAQUIL

    PROHIBRI CLONACION 55% 54%

    DESARROLLO DE LA CIENCIA 43% 43%

    Fuente: informe confidencial.

    3. LIMITES ETICOS PARA LA PROTECCION DE LA ESPECIE

    En la segunda mitad siglo pasado, Charles Darwin desarrolló su teoría de evolución de las especies por medio de la selección natural. Darwin sostuvo que todas las especies se adaptaban a las diferentes necesidades, en una forma lenta y paulatina, adquiriendo nuevas características físicas y desechando las que resultaban inconvenientes. Las especies que sin capacidad de adaptación son desplazadas por otras, hasta terminar extintas.

    En la actualidad, la ciencia toma a la teoría de Darwin como una de las referencias para la explicación de la evolución. Hoy en día se sabe que las especies evolucionan en forma constante y permanente. Parte fundamental en dicha evolución se realiza a nivel genético, de manera tal que las generaciones sucesivas aprovechan las variaciones pretéritas, adaptándolas a sus nuevas necesidades, para luego transmitirlas genéticamente a la generación siguiente, y así indefinidamente. Esta evolución permanente se trunca al repetirse idénticamente el material genético, lo cual obviamente implica poner en serio riesgo la supervivencia de la especie que se trate.

    En una nota acerca de las implicancias éticas y sociales del proyecto de genoma humano, el Dr. Salvador Darío Bergel habla del trabajo emprendido por UNESCO para celebrar una Convención Internacional que proteja el genoma (que es el complejo "mapa" de todos los genes del ser humano). Este proyecto comienza por enfatizar que el genoma humano es patrimonio común de la humanidad. Tal rango jurídico da una clara idea de su importancia, y está dirigido no sólo a la protección de las generaciones presentes, sino también las futuras. Los lineamientos más importantes de este proyecto son:

    1). El genoma humano es un componente fundamental de la humanidad y debe ser protegido para salvaguardar la integridad de la especie humana como valor en sí mismo y la dignidad de cada uno de sus miembros.

    2). El genoma humano que por naturaleza está en evolución y sujeto a mutaciones, contiene potencialidades que se expresan en forma distinta según el ambiente, educación condiciones de vida y estado de salud de cada familia y de cada individuo.

    3). Cada ser humano posee una identidad genética específica. La personalidad de un individuo no puede reducirse únicamente a características genéticas. Todos los individuos poseen el derecho al respeto a de su dignidad, independientemente de esas características.

    Ante los avances tecnológicos y científicos, se busca crear normas éticas que tiendan al cuidado responsable del futuro de la humanidad. La generación actual de la humanidad, no es propietaria del patrimonio de la especie, sino sólo depositaria del mismo. Reflexionando sobre la libertad de investigación, y de la nueva biotecnología, decía Diego Gracia, filósofo y bioeticista español, que la definición "bien común" exige tener en cuenta a todos los seres humanos, tanto presentes como futuros.

    El límite ético a la investigación en este campo no debe interpretarse como una restricción a la libertad de investigación, sino como una invitación racional a la prudencia, dado que se hallan en juego valores tan relevantes como los precedentemente anotados. La autoregulación personal y colectiva entre científicos sigue siendo una protección importante para el respeto a los derechos humanos en la investigación científica.

    V.CONCLUSIONES

    Luego de todo lo visto, en este trabajo el grupo no le mas por preguntarse cuál es la salida, para estos problemas que se plantearon respecto a la clonación y si es bueno prohibir todo tipo de acto relacionado con la clonación y también si será posible la manipulación de la clonación equilibradamente, mediante un método científico. Lo que pensamos nosotros como grupo es que se debería prohibir la clonación humana pero la prohibición no debe ser absoluta ya que eso pondría un obstáculo a los beneficios que esta técnica podría darnos, aunque, pensamos, que nunca faltara el individuo que quiera clonar a seres humanos a pesar de las penalizaciones que esto le saldría. Pero no hay que temer a este tipo de técnica, ya que eso nos privaría de innumerables beneficios.

    La clonación es tema difícil para la humanidad por los diferentes tipos de vista por la cual se le puede tomar, como el religioso, el científico, el legislativo, el social, y porque no también el personal, y esto queda perfectamente claro en este ensayo.

    Solo cabe esperar que mediante una legislación responsable, y que mediante mas información obtengamos sobre esta técnica mas podremos acercarnos a dar un buen uso a este fantástico descubrimiento, pero a la vez peligroso.

    No podemos olvidar que cuando salió a la luz el tema de los transplantes de órganos hubo toda una polémica doctrinaria, teológica, y filosófica, tal como esta ocurriendo con la clonación, y ahora los transplantes de órganos es tema sin mayores complicaciones debido a la correcta aplicación y al compromiso de la comunidad científica.

    Como ultimo comentario seria que el tema de la clonación no es un tema malo sino como a veces se representa en las películas, sino un tema que se debe saber llevar con sabiduría para así no caer en la autodestrucción, sino, en la evolución positiva.

    BIBLIOGRAFIA

    BORDA, Guillermo. Manual De Derecho Civil. Ed. Perrot, Bs. As. 1993.

    HASSEMER, Winfried, Y Muñoz Conde, Francisco, "Introducción a la Criminología y al Derecho Penal", Editorial "Tirant lo Blanch", Valencia, 1.989.-

    HIDALGO, Soraya Nidia. Clonación o reproducción en serie de seres humanos: ¿una alternativa del siglo XXI? Jurisprudencia Argentina, Bs. As., Sept. 20 de 1995, Núm. 5951.

    LAROUSSE. Nuevo Diccionario Médico Larousse. Bs. As., Editorial Larousse, 1956. 2 tomos.

    NAUTA. Diccionario De La Lengua Española. Editorial Nauta, Barcelona, 1978. 2 tomos.

    OSSORIO, Manuel. "Manual de Ciencias Jurídicas, Políticas Y Sociales". Ed. Heliasta, Bs. As. 1989.

    DIARIO “EL MERCURIO”. Polémica sobre experimento de clonación. Miércoles 27 de octubre de 1993.

    El Papa critico la manipulación de vida humana. Domingo 31 de octubre de 1993.

    EN INTERNET. www.bioetica.org

    www.vega/servidor.unam.mx/infojus.

    www.compuserve.com.ar/resistencia/ichi.