Clima americano

Geografía. Clima. América. Lluvia. Calor. Frío. Viento. Fenómenos meteorológicos. Climas fríos. Climas templados. Climas cálidos. Clima húmedo. Clima continental

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 11 páginas

publicidad

Trabajo practico.

Clima americano.

Fecha de entrega: 18/09/07

Clima.

Debido a la extensión del continente desde norte a sur, cuenta con la mayoría de los climas existentes. Entre las costas de México y el sur de Brasil, se desarrolla el clima cálido en las llanuras costeras y laderas de montaña. El clima tropical y la selva son característicos de gran parte de Centroamérica, de la llanura amazónica y de las islas del Caribe, mientras en la costa atlántica de Colombia, Venezuela y Guyana se desarrolla una zona de sabana. En las zonas subtropicales cercanas a la latitud 30º se ubican zonas áridas, de características desérticas como el desierto de Sonora (sur de Estados Unidos y norte de México) y el de Atacama (en el norte de Chile), mientras en la Patagonia se desarrolla un clima desértico frío. Las estepas sirven como paso de transición hacia climas más templados. El clima templado se extiende en las latitudes medias y subidas de montaña, principalmente en la vertiente atlántica. El clima templado con lluvias a lo largo del año se extiende en las franjas costeras de Canadá, Alaska y sur de Chile, produciendo zonas de bosque mixto, mientras el templado con lluvias en verano es el clima más extendido sobre el continente, principalmente en la porción sureste de Estados Unidos, centro de México y sureste de Brasil. El clima mediterráneo se encuentra en California entre otros. Por último los climas fríos se extienden a lo largo de los extremos del continente en las cercanías de los polos, especialmente en Norteamérica. La tundra se encuentra a lo largo de gran parte de Alaska y Canadá, y en el extremo sur sudamericano; por efecto de altura en la Puna andina y gran parte de las zonas montañosas. Finalmente, el clima polar se encuentra en Groenlandia y el clima frío por la altura en las zonas montañosas de las Rocosas y los Andes.

El estudio de las características del tiempo permite definir el clima de una región:
-La temperatura disminuye a medida que  nos vamos alejamos del Ecuador hacia los  polos, y a medida que nos encontremos en  terrenos más elevados.
-Cerca del mar, la humedad es mayor y disminuye al llegar a zonas más alejadas. -Los vientos cambian sus características de  acuerdo al lugar de donde provienen.  Pueden ser cálidos o fríos; húmedos o  secos, dependiendo de la temperatura y  humedad de la zona de donde proceden.

Ubicaciones climáticas.

El clima del casquete polar se encuentra en Groenlandia y en las islas más septentrionales del norte de Canadá, por el norte, y en el Hielo Patagónico Norte y Hielo Patagónico Sur en el hemisferio sur.

El clima de tundra se encuentra en zona norte de Canadá y Alaska, en el norte y en la punta sur (Tierra del Fuego). Además de la costa de Groenladia.

El clima de los bosques boreales se encuentra en la mayor parte de Canadá y Alaska. En el sur sólo parece, por analogía, en algunas islas de Chile.

El clima continental húmedo se encuentra noreste de Estados Unidos y sur de Canadá, y una zona muy estrecha en el noroeste de Estados Unidos y suroeste de Canadá. En América del Sur no aparece.

El clima seco de las latitudes medias se encuentra en el centro de América del Norte, a sotavento de las Rocosas. En América del Sur no aparece.

El clima marítimo de la costa oeste se encuentra en una estrecha franja de la costa oeste norteamericana, en el norte, y el Chile central en América del Sur.

El clima mediterráneo se encuentra en el centro y sur de California, y en la costa chilena en el entorno de Santiago.

El clima subtropical húmedo se encuentra en el sudeste de Estados Unidos, Uruguay y las zonas próximas de Brasil y Argentina, en América de Sur.

El clima subtropical seco se encuentra en los desiertos del sur de Estados Unidos al este de las Rocosas, el norte de México, y en la Pampa y la Patagonia argentinas, y en el Gran Chaco.

El clima tropical seco se encuentra en los desiertos interiores de México, la península de California y algunos valles interiores de las Rocosas en América del Norte, y algunas zonas de la costa del Pacífico en América del Sur, como Atacama, la costa peruana y de Ecuador.

El clima tropical seco y húmedo se encuentra en la península del Yucatán y el istmo de Tehuantepec en México, y en las regiones periféricas del Amazonas en América del Sur.

El clima monzónico y de los vientos alisios en el litoral se encuentra en los márgenes orientales de América Central y en el norte de la gran cuenta amazónica (las Guayanas), y en el Caribe.

El clima ecuatorial lluvioso se encuentra en la cuenca del Amazonas.

En América tienen gran importancia los climas de montaña debido a la gran cordillera que recorre el continente de norte a sur. Las montañas rocosas tienen llegan a tener un piso permanentemente nevado, que comienza a altitudes moderadas, ya que se sitúan bastante al norte. En los Andes el clima de montaña tiene aún mayor importancia, debido a su mayor altitud y extensión. Existe un piso permanentemente nevado incluso a la latitud del ecuador.

'Clima americano'

Clasificación de clima.

Existen muchas clasificaciones climáticas, pero sólo unas pocas son realmente populares. La más extendida es la clasificación climática tradicional que divide a los climas de la Tierra en tres tipos: fríos, templados y cálidos.

Entre los climas fríos se incluyen:

1.- Clima polar, localizado en torno a los polos de la tierra, siempre muy frío, con pocas precipitaciones y siempre en forma de nieve.
2.- Clima subpolar, localizado en torno al clima polar, siempre muy frío y seco, con los subtipos de clima de tundra y clima de taiga.
3.-Clima de alta montaña, localizado en las altas montañas de todo el mundo, frío todo el año, y con precipitaciones abundantes.

Entre los climas templados se incluyen:

1.- Clima oceánico (marítimo o atlántico), localizado en las fachas occidentales de los continentes, con cuatro estaciones muy bien marcadas, moderadamente lluvioso, con un mínimo en verano y con una amplitud térmica moderada.
2.- Clima mediterráneo, localizado al sur del clima oceánico, con cuatro estaciones, un período de aridez estival de entre tres y cinco meses, precipitaciones escasas, y una amplitud térmica moderada.
3.- Clima continental, localizado en el interior de los continentes, lejos de la influencia del mar. Tiene un invierno largo y frío y un verano corto, caluroso y lluvioso. Las precipitaciones son muy escasas y la amplitud térmica muy acusada.

Entre los climas cálidos se incluyen:

1.- Clima tropical, con una estación seca y otra húmeda, lluviosos siempre muy cálidos y una amplitud térmica reducida. Incluyen el subtipo de clima monzónico, con una estación seca y otra húmeda pero más tardía.
2.- Clima desértico, sin apenas estaciones, muy cálido, precipitaciones muy escasas, y con una amplitud térmica anual reducida pero diaria muy importante.
3.- Clima ecuatorial, sin estaciones, muy cálido, precipitaciones muy abundantes y con una amplitud térmica casi nula.

El problema de esta clasificación es que atiende al estado medio de la atmósfera, es decir no tiene en cuenta cómo se distribuyen las temperaturas y las precipitaciones a lo largo del año. Además, siempre se dan temperaturas medias de los meses, haciendo abstracción de lo que ocurre realmente con ellas a lo largo del día y de los días.

Clima de montaña.

'Clima americano'
Las montañas tienen climas diferenciados al clima general en el que se sitúan, pero los centros de acción y las masas de aire que les afectan son los mismos que este clima general. Eso sí, la altitud introduce modificaciones según esquemas de comportamiento de las masas de aire que son iguales en todo el mundo. Así, no se debe de hablar de un clima de montaña sino de diversos climas de montaña, uno por cada clima general en el que nos encontremos.

Pero las diferencias de los climas de montaña no se reducen a unas temperaturas menores y unas precipitaciones mayores. Debido a la peculiar disposición del relieve se distingue una vertiente de solana, la orientada hacia las latitudes bajas, y una vertiente de umbría, la orientada hacia las latitudes altas. La vertiente de umbría tiene temperaturas medias menores que la de solana, y por lo tanto una humedad relativa mayor y unas mayores precipitaciones.

También el régimen de vientos es diferente. Además de los vientos catabáticos (que desciende de la cima al valle) y anabáticos (que asciende del valle a la cima), típicos de la circulación de las masas de aire entre la cumbre y el valle, las montañas tienen una vertiente orientada a los vientos dominantes en el clima general, vertiente de barlovento, y otra orientada al contrario, vertiente de sotavento. En la vertiente de barlovento funciona el efecto barrera y en la de sotavento el efecto foehn.

También la insolación es diferente en las cumbres que en los valles. Esto puede influir de manera notable, cuando la diferencia de insolación entre el valle y las cimas es muy acusada.

Con todos estos efectos en una región montañosa aparecen infinidad de topoclimas y microclimas, que afectan a una ladera, a un valle, a una cumbre, o a un lugar concreto.

La variedad de tipos climáticos en cada lugar de una región montañosa provoca la aparición de una distribución de la vegetación característica; que en sentido vertical se llama cliserie.

Clima continental húmedo.

El clima continental húmedo se sitúa entre los 30º y los 35º de latitud norte tanto en el este como en el oeste. Se encuentra en la zona de actividad del Frente Polar, por lo que éste es el centro de acción principal. También está afectado por los anticiclones térmicos del centro de los continentes en invierno y ocasionalmente los anticiclones subtropicales cálidos. De esta manera, encontramos masas de aire polar marítimo, frías y húmedas, que dominan en verano en el oeste de los continentes, polar continental y ártico secas y frías y muy frías, que dominan en invierno, y tropical marítimo, cálidas y húmedas, que dominan en verano en el este de los continentes.

Estamos ante un clima húmedo, con más de 800 mm al año, y normalmente más de 1 000 mm. El máximo se alcanza en verano, la época más lluviosa, cuando se retira el anticiclón térmico del centro de los continentes, y llegan con facilidad las masas de aire marítimo, bien sean estas de origen polar, por el oeste, o tropical, por el este. En el este ocasionalmente le alcanzan tormentas tropicales.

Encontramos el clima continental húmedo en el este de Estados Unidos y sur de Canadá.

La vegetación típica de este clima es el bosque mixto de planifolias y coníferas, que es un bosque de transición entre la taiga y el bosque caducifolio. Las especies dominantes son el haya, el carpe y las coníferas. Los suelos son pardos y negros muy evolucionados, con los tres horizontes muy bien definidos, aunque en las pendientes aparecen suelos ránker y rendzina.

Clima tropical seco.

El clima tropical seco se sitúa entre los 15º y los 25º de latitud, tanto norte como sur. Estas son las regiones en las que nacen las masas de aire tropical continental, que tienen, por tanto, un carácter muy seco y caluroso. Estas son las regiones del planeta en las que se sitúan los grandes anticiclones subtropicales, pero en lugar de estar situados sobre el mar están situados sobre un continente. Así, los centros de acción dominante son, precisamente estos anticiclones, cálidos y secos.

Una de las características más destacables de este tipo de clima es la alta insolación. La baja humedad de las masas de aire permite que los rayos del sol lleguen sin obstáculos hasta la superficie terrestre, calentando extraordinariamente las rocas. Por el contrario, por la noche esa misma sequedad del aire provoca que no se produzca el efecto invernadero, y la temperatura cae bruscamente, y muchos grados.

Las lluvias son muy escasas. En general se trata de tormentas, que se producen cuando llega aire un poco más húmedo a las capas altas de la atmósfera. Esto se produce cuando el sol está más bajo en el horizonte, es decir en invierno. Todos los meses son áridos.

Las temperaturas son muy cálidas todo el año, en torno a 27 ºC de media, pero con una amplitud térmica anual de entre 10 y 18 ºC entre el mes más cálido y el mes más frío. La amplitud térmica diaria es aún mayor, y puede llegar a los 30 ºC. Las temperaturas dependen mucho de la altura del sol sobre el horizonte, de tal manera que se alcanzan las temperaturas más altas en verano y las más bajas en invierno, sin variaciones debidas a la llegada de masas de aire polar.

Una característica de este clima es la alta frecuencia de vientos fuertes, que unido a otros factores limitantes (aridez y calor) dificulta la colonización vegetal.

Encontramos el clima tropical seco en Suramérica y México.

Clima mediterráneo.

El clima mediterráneo se sitúa entre los 30º y los 45º de latitud, tanto norte como sur, y en la fachada oeste de los continentes. Los centros de acción principales que dominan en este clima son los anticiclones subtropicales, y el Frente Polar. Así, las masas de aire dominante son las de tipo tropical marítimo, cálidas y relativamente húmedas, tropical continental, cálidas y secas y las masas de aire polar marítimo, frías y húmedas. En invierno pueden llegar masas de aire polar continental, frías y secas, procedentes del centro de los continentes.

Las lluvias dominantes en este clima provienen de la posición del Frente Polar. El paso del Frente Polar por estas zonas se produce en primavera, que sube de sur a norte, y en otoño que baja de norte a sur. Así, las épocas lluviosas son la primavera y el otoño. En las zonas costeras del clima mediterráneo, y debido al calentamiento del mar, se pueden producir violentos episodios de gota fría. El invierno es una época relativamente con pocas precipitaciones, pero lo más característico de clima mediterráneo son los tres o cinco meses de aridez estival. En verano, especialmente al final, son frecuentes las tormentas. Las precipitaciones oscilan entre los 400 y los 1 000 mm anuales, dependiendo de las zonas. Son lluvias muy irregularmente repartidas a lo largo del año.

Las temperaturas son suaves durante todo el año. La amplitud térmica anual es entre reducida y moderada, y puede ir de los 5 a los 18 ºC de diferencia entre el mes más frío y el más cálido. La amplitud térmica diaria puede ser moderada, especialmente en invierno y llegar a los 15 ºC. El verano es la época más calurosa, pudiendo llegar a ser cálida. La época de aridez dura entre tres y cinco meses, en los que la evapotranspiración debida al calor supera a las precipitaciones, y, por lo tanto, se hace a consta de la reserva de agua. Esta circunstancia provoca que, recurrentemente, la sequía sea uno de los problemas de estos países.

Dependiendo de la extensión continental del clima pueden aparecer varios subtipos, desde el más suave y húmedo, en la costa, al más fresco y seco en el interior. Por lo tanto, se trata de un clima muy irregular en la que se suceden largos períodos de sequía con algunos años muy húmedos, así como años muy calurosos, seguidos de años que llegan ha ser decididamente fríos. Es un clima de extremos muy difícil de predecir.

Encontramos el clima mediterráneo en el entorno del Mediterráneo en Norteamérica, California central y meridional, la costa chilena en el entorno de Santiago y la región de Ciudad del Cabo.