Clarinete

Instrumento musical de viento. Técnica de respiración. Columna de aire. Sonoridad

  • Enviado por: David Broncano Aguilera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA RESPIRACIÓN EN EL CLARINETE

Como todo instrumento de viento, el clarinete se abastece de aire; es decir, que el aire es su fuente de alimentación y el instrumentista, por medio de la respiración, quien se lo proporciona. Por tanto, es la base de la técnica del clarinete, ya que es la función biológica más importante de nuestro organismo de cara al mecanismo de funcionamiento de este instrumento.

Gracias al aire que sale por la boca del intérprete a gran presión se consigue hacer vibrar la caña, y ésta, a su vez , pone en vibración la columna de aire del interior del tubo, que produce el sonido. Manipulando ese aire podremos conseguir una amplia paleta de efectos.

- TIPOS DE RESPIRACIONES

- La respiración alta o clavicular: es la menos aconsejada para el estudio del clarinete porque requiere demasiado esfuerzo para almacenar poca cantidad de aire, ya que consiste en guardar aire en la parte alta de los pulmones.

- La respiración media o intercostal: es un poco mejor que la anterior, pero no del todo conveniente, porque cuando se practica se llena sólo la parte media de los pulmones. Por ser más fácil llevarla a cabo, es la que se suele realizar cuando se respira normalmente y siempre que no se vaya a tocar un instrumento de viento.

- La respiración abdómino-diafragmática o baja: es mejor que las anteriores porque llena la parte baja de los pulmones, que es la más amplia (además de otras muchas razones que diré más adelante).

- La respiración completa: es la que llena en su totalidad ambos pulmones, empezando por abajo ( con una leve contracción del diafragma ) y prosiguiendo hacia arriba. Es mejor que la diafragmática, pues se consigue almacenar más aire. Sin embargo, hay veces que la ejecución musical no nos permite realizarla, ya que no poseemos suficiente tiempo como para llenar los pulmones por completo.

Llegado a este punto, podemos afirmar que la solución más eficaz es la respiración baja, aunque realizaremos la respiración completa siempre que nos sea posible ( En realidad estamos hablando de dos respiraciones similares, ya que la completa consiste en realizar una respiración baja y seguir llenando hacia arriba, como si de una botella se tratara. Por tanto, la cuestión es que partiendo de eso, cogeremos más o menos aire. )

Ahora, vamos a estudiar con más detalle la RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA:

¿Cómo se realiza?

Primero se inspira, tomando preferentemente el aire por la boca, ya que la superficie de absorción es mayor que la de la nariz, y el camino a seguir por el aire es más corto que si lo hace por los orificios nasales. A partir de entonces intentaremos dirigir el aire la zona más próxima al diafragma.

El diafragma es un músculo a modo de membrana que se encuentra en la parte baja de la cavidad torácica y que dependiendo del grado de curvatura que tenga presionará los pulmones poduciendo la espiración o dejará que éstos se expandan, realizando la inspiración. Así, cuando nosotros presionamos con los músculos intercostales y abdominales, o sea, introducimos el abdomen, provocamos el ascenso del diafragma, quien empujará los pulmones y el aire que contienen. Si presionamos con más fuerza, el aire saldrá con más presión. Al inspirar , hacemos que el diafragma "baje", quedando más o menos plano, dejando un hueco que permita a los pulmones llenarse de aire. Este es el modo con que actuamos sobre el diafragma.

De modo que, una vez llenos los pulmones, presionaremos con el diafragma para expulsar el aire ( inspiración ), controlando la presión y la cantidad de aire.

¿ Por qué es la respiración más correcta a la hora de tocar el clarinete?

a) Como vemos, el aire, al salir por la boca del instrumentista, debe superar o vencer numerosas resistencias que se oponen a su paso dentro y fuera del tubo. Aquí enumero unas cuantas:

1- La puesta en vibración de la caña, es decir, el paso de movimiento a no movimiento que se tiene que producir para que suene el clarinete.

2-El ángulo de incidencia o de inclinación que se forma entre el clarinete y el cuerpo del clarinetista.

3- El rozamiento con la pared interna del tubo.

4- El cambio de posición de los dedos ( digitación ) o cambio de masa vibrante.

5-La comunicación con el aire exterior al tubo, o cambio vibración-onda.

6-El índice de reflexión del enzapatillado.

7- La tensión de la abrazadera.

8- La temperatura ambiental y la presión atmosférica.

9- El cambio de registro sonoro.

Todas estas resistencias han de ser vencidas por el aire, que ha de ir provisto de una gran presión. La respiración diafragmática nos permite imprimir al aire que sale por nuestra boca dicha presión. Por tanto, esta respiración satisface las necesidades acústicas del clarinete.

b) Es mucho más relajada que los otros tipos de respiración. Si, por ejemplo, usáramos la respiración clavicular acabaríamos agotados de subir y bajar los hombros al respirar. Sin embargo, la respiración diafragmática libera al cuerpo de tensiones.

c) En general, permite un mejor aprovechamiento del aire, así como un manejo más fácil de la columna de aire.

- LA RESPIRACIÓN CIRCULAR O CONTINUA.

Esta modalidad o subnivel de la respiración diafragmática debe emplearse en casos extremos, cuando el clarinetista se vea privado de aire en un momento de la interpretación que no le permita inspirar.

Para realizarla, deberá comenzar la emisión normalmente, empleando correctamente la respiración diafragmática. Un poco antes de que se le acabe el aire tendrá que hinchar los carrillos, acumulando aire en la cavidad bucal. Justo después, tomará aire por la nariz a la vez que aprieta los carrillos para empujar el aire de la cavidad bucal con el objeto de compensar la pérdida de presión por parte del diafragma, debido a la contrapresión que ejerce el aire que entra por la nariz.

Una vez tomado el aire se volverá a la normalidad, habiendo conseguido tomar aire sin interrumpir el sonido. El intérprete podrá repetir este ciclo cuantas veces quiera.

- LA COLUMNA DE AIRE

Formación y utilidad

Se llama columna de aire al gran edificio de aire que se construye sobre el diafragma y sirve de fuente de alimentación al clarinete y los demás instrumentos de viento, basándose así en el aire y la respiración. Por tanto, la columna y la técnica respiratoria van íntimamente ligados.

La columna de aire comienza en el diafragma, y , más concretamente, en la parte de contacto entre los pulmones y el diafragma. Continúa ascendiendo por los bronquiolos, bronquios, esófago y boca, desde la cual se introduce en el instrumento por medio de la boquilla; y acaba en el extremo final del clarinete, es decir, en la campana o pabellón.

Basándose en las diferentes formas de actuar sobre la columna de aire se pueden conseguir los diferentes recursos técnicos de los que actualmente disponemos: articulación,acentuación, armónicos, glissando, frullato, etcétera.

De tal manera, una vez que poseamos un buen control sobre la columna de aire, ésta nos servirá para traducir o materializar nuestras ideas musicales en sensaciones sonoras.

Mecanismo detallado de funcionamiento

La columna de aire está dividida en dos partes que, aun siendo de características distintas, actúan de forma conjunta, hasta el punto de que gran parte de lo que suceda en una de ellas va a ser consecuencia de lo que se produzca en la otra. Esas dos partes son las siguientes:

a) Tramo anterior o invariable: se llama así porque está situado en la parte anterior al clarinete cuando la columna de aire se encuentra en funcionamiento, e invariable porque no se puede modificar su longitud con respecto al diafragma, ya que, aunque este último se mueva, la columna de aire no varía su longitud debido a que se mide con respecto a él.

b) Tramo posterior o variable: se le da este nombre porque puede y de hecho debe ser modificada su longitud para la producción de los diferentes sonidos. Coincide con la longitud del tubo en sí. El tramo posterior es una consecuencia del tramo anterior. En él se manifiestan

de forma externa todos los procesos internos que ocurren en el tramo invariable y a los que

se ve sometida la columna interna de aire.

El gran edificio de la columna de aire está sostenido en su totalidad por el diafragma, de ahí la responsabilidad que recae sobre este músculo.

El tramo variable de la columna de aire tiene una longitud teórica que coincide con la longitud total del tubo, y una longitud real que es la que ocupa la cantidad de masa aérea que esté vibrando en un determinado momento y que vendrá determinada por la altura del sonido que se esté produciendo.