Clan del oso caveriano

Literatura. Ayla. Cromañones. Neandertales. Terremoto. Tolerancia

  • Enviado por: Jesus RIcardo Salazar Rosas
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad

La historia comienza presentándonos a una niña pequeña, que después de que un gran terremoto sacude la tierra, dejando atrás muertes y destrucción, queda una asustada, sola, con hambre, y completamente desorientada, esta niña se llama Ayla, quien se ve completamente sola ya que su familia ha muerto tras esa gran sacudida y no sabe a dónde ir. Ayla de apenas cinco años, es demasiado pequeña para saber valerse por sí misma, no comprende la gravedad de la situación hasta que se ve completamente sola antes los peligros y sin nadie que la alimente, ni la proteja, sin embargo demuestra que ella es fuerte, y de esta manera al pasar del tiempo sobrevive superando las complicaciones, como el que a pesar de que ella en bastantes ocasiones pasa hambre, tiene miedo, carece de un lugar en el que pueda refugiarse, soporta el frío y se siente tremendamente sola, Ayla sigue demostrando su determinación cuando ella es atacada por un gran león cavernario que aunque casi la mata que afortunadamente no lo logra de esta manera ella escapa únicamente con las marcas las garras marcadas en su pierna.

Tiempo después un terremoto vuelve a estremecer la tierra, la tierra en este movimiento telúrico se asienta, Ayla escucha el ruido de las piedras acomodándose las cuales emitían una especie de sordo rugido en las profundidades, Ayla demuestra su tierna edad y su inocencia al comparar esos ruidos con una metáfora de como la tierra está haciendo la digestión de una comida engullida sin masticar, aunque apenas noto que tenia la noción del concepto de digestión, que es más complejo, debido a este ruido Ayla da un salto y empieza a desesperarse y en poco tiempo se vuelve presa del pánico, Ayla, recuerda los sucesos pasados y como el terremoto devasto todo, así como la pérdida de su familia así que aterrada ante la idea de que pudiera abrirse de nuevo, observa hacia el lugar en donde había estado el cobertizo y se da cuenta de que lo único que allí quedaba era tierra descarnada y arbustos desarraigados, debido a lo vivido de esos sucesos y a que no ha pasado mucho tiempo desde el último terremoto Ayla desecha, rompe en llanto y corre otra vez hacia el riachuelo donde se deja caer y sollozante junto a la fangosa corriente se queda tirada.

Ayla siempre fue afortunada, pero especialmente en esos momentos se podría decir que la suerte estaba de su lado, ya que después de poder mantenerse con vida durante días y estar casi al borde de la muerte, Iza, una mujer curandera que viajaba con su clan en busca de un nuevo hogar, la encuentra casi en sus últimos suspiros de vida y la recoge a pesar de la gran oposición de los miembros del clan con respecto a curar y llevarse a la niña con ellos, Iza, se compadece de ella y logra que la pequeña de quede con ellos, sin embargo, debido a que Ayla, es diferente, y es hija de Los Otros y no es bien recibida en el clan. Sienten rechazo hacia ella por ser de Los otros, principalmente es un rechazo físico, ya que Ayla es muy distinta a como lo son ellos, Los Otros pertenece a la raza de Cromañones y el clan pertenece a la raza de los Neandertales, por lo que las diferencias físicas y estructurales entre ellos es algo que llama mucho la atención.

Pero eso no es lo único que los diferencia por lo que conforme va pasando el tiempo, poco a poco los miembros del clan se van a acostumbrando a la "fea" niña y la van aceptando como parte de ellos. Una vez que el clan decide aceptar a Ayla, notas gran diferencia en actitudes que hay entre ellos ya que El clan sigue unas rigurosas normas establecidas hace miles de años, normas que no han cambiado ni evolucionado, y ese es quizás el principal problema, que no han avanzado. Su vida gira en torno al mundo de los espíritus, y es que cada cosa que hacen, bien sea buena o mala es castigada o premiada por dichos espíritus. Tienen miedo a enfadarlos y que la mala suerte caiga sobre el clan, por ello llevan siguen las normas estrictamente, sin embargo la curiosidad que sienten hacia ella forma un papel fundamental, ya que hace que se vallan acercando un poco más, y con ello conociéndola encariñándose con ella, de la misma manera Ayla va aprendiendo las costumbres de su nueva familia, y poco a poco doblegando su fuerte carácter que se había formado con los sucesos que había tenido en su vida, algo que le costó trabajo y en ocasiones se hacía merecedora a duras reprimendas, puesto que era una sociedad patriarcal, pero esto no mella la relación con su nueva familia. El libro nos va narrando la vida de Ayla dentro del clan. Vemos como ella va cambiando, va aprendiendo a comportarse, va siguiendo las normas y poco a poco va siendo un miembro más del grupo y dejando de lado su carácter altivo, aunque a decir verdad, a Ayla le cuesta adaptarse debido a sus peculiaridades que hacen que los miembros del clan no se sientan muy a gusto con ella, estos son algunos detalles tanto fisiológicos como psicológicos, como, por ejemplo, en la manera de comunicarse, Ayla sabe hablar, y como los miembros del clan se comunican a base de un lenguaje por signos, y apenas hablan, si que emiten sonidos, pero más bien son eso, sonidos que les causan curiosidad y molestia, otro detalle es la risa; Ayla se ríe cuando está contenta y para ellos es algo escandaloso que haga esas muecas y ese ruido con la boca, psicofísico lógicamente están "las lágrimas" ya que los del Clan no pueden llorar, aunque ellos sufren y tienen sentimientos, no lloran. Ayla por el contrario cuando está triste llora, algo que para ellos era una "enfermedad". Otra diferencia que importar es la curiosidad y las ganas que la niña tiene de aprender, aunque muchas ocasiones hizo cosas que sabía que estaban mal, sus ganas por hacer cosas y aprender, son más fuertes que el temor de estar haciendo algo malo, cosa que en el clan no se hacía, ya que como se menciono con anterioridad, temían el enfadar a sus dioses, pero a pesar de todas estas diferencias Ayla pronto es aceptada por la mayoría de sus miembros, en parte porque se encariñan y en parte porque piensan que Ayla les trae buena suerte porque desde que la encontraron todo les ha salido bien, aunque también es rechazada, porque no todos los miembros del clan la aceptan. otros piensan que no es normal que una mujer de los Otros conviva con ellos como una igual y piensan que eso no va a favorecer a que los espíritus estén contentos con ellos, mi análisis llega hasta aquí porque es este punto termina la historia, dejando la seguridad de Ayla dentro del clan en una situación un tanto comprometedora.

En conclusión puedo decir que el libro es interesante, contiene una mezcla de realidad y ficción, es importante hacer notar que es un libro que está bien documentado. Aunque no se me hizo un libro aburrido me parece que el libro del azteca es mucho mejor. Indistintamente de esa opinión la historia es muy completa ya que aparte de describirte a la perfección todo ese entorno primitivo, te va contando todos y cada unos de los pensamientos de los personajes, es bien detallado, no en el sentido práctico, si no sentimental, característica de los libros escritos por mujeres, puesto que describe cada una de las sensaciones de los personajes, sus miedos, sus preocupaciones, que aunque no los demuestren si las piensan. Es un libro recomendable resulta inclusive terapéutico para ser un poco más tolerante.



Instituto Politécnico Nacional

Departamento De Formación Básica

Escuela Superior De Ingeniería Química E Industrias Extractivas

Sinopsis “El Clan del oso cavernario”