Civilizaciones modernas

Historia. Creencias populares. Civilización. Sociedad moderna. Humanidad. Historia de la humanidad. Naturaleza humana. Organización social. Ciudades-Estado. Sagrada Biblia. Religión. Cristianismo. Iglesia Católica Romana. Edad moderna. Pueblo judío

  • Enviado por: Juan Carlos Castillero Del Saz Uribe
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

HISTORIA DEL PRINCIPIO Y FIN

DE LAS CIVILIZACIONES MODERNAS

INTRODUCCIÓN

Llegado el nuevo siglo muchos se realizan estas preguntas:

¿Como se formo la humanidad?

¿Cómo se terminara la humanidad?

El alfa y el omega de la esencia de nuestra naturaleza humana se reduce a estas dos simples y sencillas preguntas pero ¿quien tiene las respuestas?

Le aseguro amigo lector que yo NO.

Pero, probablemente, este estudio le ayude a entender la semántica de estas dudas y lo auxilie a encontrar su solución.

Este estudio, no tiene como finalidad adoctrinarlo ni convencerlo de ninguna religión, idea, secta, moral ni nada por el estilo, esta basada en investigación cien por ciento literaria de hechos históricos y bases de datos de muy variadas fuentes, las cuales notará Ud. que no se citan ni a pie de página ni en bibliografía, esto obedeced a una sencilla razón:

NO ME CREA A MI, NADA DE LO QUE DIGO

Investíguelo y corrobórelo Ud. mismo haciendo su propia investigación y sacando sus propias conclusiones por que solo así podrá Ud. obtener las tan anheladas respuestas.

ATENTAMENTE

"PRETOR"

PRIMERA PARTE

"En el Principio" Según la Historia.

¿Por qué? Preguntó un día un alumno en la Clase de Derecho Romano, "el pueblo judío, ha sido tan severamente castigado y perseguido durante todos los tiempos de la historia humana, profesor"; La respuesta que di al alumno, fue más o menos convincente, tratando de resumir en lo posible, para poder regresar a mi exposición, que trataba precisamente del Derecho de Gentes en la Roma Clásica y de la cual, al exponer el tema de los derechos de los "servus"{esclavos} en esa época y ejemplificar el tema con el pueblo judío, salió a colación esa pregunta.

La respuesta dada al alumno, no me fue satisfactoria debido a la premura del tiempo en que fue concebida, motivo por el cual, me es imperativo ahondar en ella, pues resulta claro que, siéndonos tan común ya la historia, se nos presenta en libros de texto, estudios, novelas, relatos o películas, simplemente digerido por el punto de vista del autor y por lo cual, no solemos sentarnos a meditar en ella aún cuando{aunque Usted no lo crea}, resulta de vital importancia para comprender el complicado mundo actual en que vivimos.

Todo mundo sabe que el pueblo judío, fue perseguido por los Egipcios; Todo mundo sabe que de él, surgió Cristo; Todo mundo sabe que fue perseguido y aplastado por la dominación Romana, pero todo mundo sabe que Roma es la cuna del catolicismo; Todo mundo sabe que durante la segunda guerra mundial, Hitler persiguió y masacró a miles de judíos y aún en nuestros días, todo mundo sabe que las pugnas entre Judíos y Arabes son interminables; Todo mundo sabe que las profecías del fin del mundo, están basadas en su mayoría, en el apocalíptico último libro del Nuevo Testamento; pero pocos saben a ciencia cierta, por que.

Si juntamos datos bibliográficos de fuentes de diverso origen tales como los libros históricos del Antiguo Testamento, libros de Historia Universal, de Derecho Romano, de Teoría del Estado, Doctrina Política, un poco de filosofía y una buena dosis de sentido común, la respuesta salta a la vista, aclara el criterio y muy probablemente acreciente su interés y necesidad de acercarse un poco a Dios y sin temor a equivocarme, puedo asegurarle que quedará convencido que la historia del pueblo judío, es el principio {y probablemente el final} de la historia de las civilizaciones modernas en que vivimos.

El origen de la especie humana nadie, a ciencia cierta la sabe; Crea Usted en la teoría de la evolución de las especies de Charles Darwin o crea Ud. en el origen divino del ser humano planteado en el libro del Génesis de la Santa Biblia; eso con el debido respeto, se lo dejo a su criterio, religión, creencia o fe; Sin embargo sabemos muy bien, que el ser humano social, evolucionó de pequeños grupos, tribus o clanes a los que la antropología ha denominado "cultura totemista".

Esta primera forma de organización social, fue denominada "totemista", tomando como "icono" representativo de ése tipo de culturas, a los "tótems" elaborados por las culturas originarias de América del Norte{mal llamados Indios}.

Ello no significa que todos estos pueblos construyeran Tótems, significa que todas estas civilizaciones rudimentarias, dieron explicación al cosmos que les rodeaba{cosmogonía}, a través de identificar a los fenómenos naturales {el rayo, el fuego, el agua, la lluvia, etc.}, con seres divinos vivientes{animismo} y adjudicarles formas humanas{antropomorfismo}, tal y como son representados en los Tótems de los Indios de Norteamérica.

De esas culturas primitivas, surgieron la llamadas Ciudades-Estado, denominadas así, por que dentro de sus muros se encontraba un sistema social y de gobierno bien organizado, pero aún no constituían países o naciones, ejemplo de estas lo son Babilonia, Fenicia, Asiria, Las Poli Griegas como Esparta, Corinto, Tebas y desde luego Egipto y la Roma primitiva; Todas ellas basadas en un sistema social piramidal de castas, en donde el gobernante, se representa como la punta de la pirámide y los esclavos la base de esta, todo ello sumido en un politeísmo{muchos dioses} heredado de las antiguas culturas totemistas; A estas civilizaciones primitivas, también se les atribuye la habilidad de la arquitectura megalítica{estructuras gigantes}, como las pirámides de Egipto o el observatorio solar de Stonehenge en Inglaterra, e inclusive las propias pirámides Mayas y Teotihuacanas, las cuales, según la creencia Azteca, fueron construidas por los propios dioses antes del tiempo de los tiempos.

El gobernante, llámese Rey, Faraón, Cesar, Tlatoáni, o emperador, justificaba su casta, bajo el principio de que la familia real era descendiente directa de los dioses y en Egipto, Faraón, era el mismísimo Osiris, símbolo del Sol naciente y del Nilo fecundador y dios viviente.

Estos sistemas sociales, perduraron por muchos siglos y como ejemplo de ello cabe decir que, cuando el Moisés Bíblico nació en Egipto, las tres pirámides de Giza, llamadas Keops, Chefrén y Miserinos, así como la famosa Esfinge, tenían ya tres mil años de haber sido construidas por una civilización perdida en el tiempo.

¿Que pasó con estas majestuosas culturas? Como los dinosaurios, simplemente desaparecieron, el como y por que es un misterio, pero casi todo los libros sagrados antiguos, entre ellos la Biblia, el Corán, el Popol-vu etc., hablan de el gran diluvio, hecho no comprobado pero muy probable, según la ciencia; De ellas, las civilizaciones modernas no heredaron nada más, que no sean sus enigmáticas construcciones gigantescas.

Lo que es cierto es que, de ellas, la sobreviviente más próxima a la historia conocida fue Egipto; Mientras que en América, aún no se fundaba Tenochtitlán, Ramsés II {1328-1235 A. C.}, el último de los grandes faraones egipcios de los cuales la historia puede contar, apagaba las últimas sublevaciones de las tribus Nubias y con ello consolidaba el basto imperio egipcio que, tiempo después, vieron los ojos de Moisés, único mundo civilizado conocido en aquel entonces, pues Roma no se fundaría por lo gemelos Rómulo Remo, sino hasta el 753 A. C..

Entre tanto, sin existir fecha cierta para este acontecimiento, Abraham salía de la tierra de Ur de los Caldeos por orden del Dios Israel {Jehová o Yavhé del tetragrama hebreo YHWH}, para fundar la nación Hebrea, según relata la Santa Biblia en el Libro del Génesis, Capítulo 12, títulos del 1 al 6.

Abraham, resulta ser un personaje de vital importancia, pues habiéndole prometido Dios ser padre, cuenta el Libro del Génesis que su esposa Sara, era una mujer da avanzada edad {90 años} y no había podido concebir hijos, por lo cual y siendo una costumbre común en esos días, Sara permitió que Abraham tomara por esposa a su criada Agar de origen no hebreo{según las sagradas escrituras, los hebreos podían adquirir esclavos, comprándolos o como botín de guerra pero su trato era más humano que el concepto de esclavo que tenían otras naciones Lv.25:44-45}, con la cual concibió un hijo a quien llamó Ismael; Sin embargo, Dios había prometido a Abraham que su hijo, el cual concebiría con Sara, no con Agar, sería "padre de naciones" y heredero de la promesa divina; Así, poco tiempo después Sara concibió a Isaac y a instancia de ella misma, Abraham expulsó a Agar y a su Hijo Ismael al desierto, con la promesa de Dios de que Ismael, también sería padre de naciones.

Fuera ya de las referencias bíblicas, en lo que a hechos históricos concierne, el Antiguo Testamento Bíblico y el Corán o Alcorán {libro sagrado del islamismo}, son asombrosamente coincidentes hasta este hecho, separando sus historias y filosofías a partir de este momento, pues resulta que efectivamente {créalo Usted o no}, las promesas de Dios a Abraham se cumplieron; De Isaac nació Jacob a quien se le conoció con el nombre de Israel y del cual nacen las 12 tribus de Israel, fuente del Judaísmo y de este, a su ves surge el Cristianismo y del linaje de Ismael, surgen los Ismaelitas, tribu de donde provenía Mahoma, padre del Islamismo, siendo estas tres, las religiones más importantes del mundo de nuestros días y no debemos dejar pasar el interesante hecho de que, Judaísmo y Cristianismo, están fuertemente arraigadas en el mundo occidental y el Islamismo en gran parte de Asia y Africa, lo cual abarca mas de tres cuartas partes del globo terráqueo, convirtiendo así a Ismael y a Isaac, en "Padres de Naciones".

El Islamismo perdura aún en nuestros días, siendo esencialmente el mismo, de aquí que su propagación, se viera reducida solo a Asia y parte Norte de Africa, lo cual no aconteció con el Judaísmo.

¿Cuándo y por que el pueblo Judío llega a Egipto?; Estudiosos de las sagradas escrituras, fijan la fecha de la salida de estos de Egipto, aproximadamente entre los años 1440 y 1225 A. C. precisamente durante el reinado de la dinastía de los Ramsés, y se cree que estuvieron bajo el sojuzgamiento egipcio por un promedio de aproximadamente 300 años y llegaron a Egipto, buscando mejores condiciones de vida, pues en aquel entonces fuertes sequías y escasez de granos, obligaban a las pequeñas tribus a emigrar a los países con mayores riquezas; lo mismo acontece en la actualidad con quienes buscan adentrarse en los Estados Unidos de Norte América, persiguiendo el anhelado "American`s dream of life" {Sueño Americano}.

Salieron de Egipto y vagaron por el desierto por 40 años debido a su desobediencia para con Dios, guiados por Moisés y finalmente llegan a la tierra prometida{Galaad, Toda Judá hasta el mar occidental, El Neguev, Jericó y Zoar}, a la que no entró Moisés, pues Dios solo le permitió verla de lejos desde el monte de Nebó y murió ahí, sin que se sepa hasta la fecha el paradero de su cuerpo, la cual estaba ocupada por tribus originarias contra las cuales, los Israelitas tuvieron que pelear, para finalmente asentarse en lo que se conoció como la provincia de Judea; Este período abarca gran parte de los libros del antiguó testamento y entre este y el nuevo testamento existe un intervalo de 400 años en los que no se escribió nada y dentro del cual, la provincia de Judea sufrió la dominación persa, entre 400 a 300 A. C., la dominación griega y el triunfo de Alejandro Magno en 330 A. C.; A la muerte de Alejandro Magno, Judea fue dominada por siria entre 323 y 166 A. C. para caer en la dominación Romana que dio principio con la toma de Jerusalén por Pompeyo en 63 A. C.

El judaísmo, a su ves, es la cuna del cristianismo, pues a lo largo de todo el antiguo testamento, al través de todos sus profetas, es anunciada la venida del Mesías, el cual eventualmente se centra en la figura de Jesucristo, aún cuando algunas sectas judaicas no lo aceptaron, por lo que continuaron y aún continúan en nuestros días, esperando la llegada de ese Mesías, motivo por el cual el judaísmo aún existe como cuando Cristo nació.

El Nuevo Testamento, abarca un período comprendido entre el año 4 A. C. y hasta el año 100 D. C., dentro del cual se incluye desde el nacimiento de Jesús hasta su muerte y resurrección, entre los años 29 y 30 después de su nacimiento, el fin del Estado Judío con la destrucción de Jerusalén en el 70 D. C. a manos de Tito, la dispersión de los judíos y persecución de los cristianos por Domiciano y la muerte de Juan, autor del Apocalipsis, entre los años 90 a 100 D. C.

A partir de esta época el pueblo judío se vuelve errante, y no vuelve a consolidarse en un Estado, sino hasta 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, en la que la recién creada ONU, concede al estado de Israel, el territorio que hoy ocupa como nación{que no es ni la tercera parte de la tierra prometida por Dios}, en tanto que el cristianismo se convertiría, no por asares del destino, en la filosofía, creencia, fe o religión más aceptada en todo el mundo.

Durante todos estos periodos históricos, los hechos y creencia del pueblo judío así como los hechos y creencias surgidas de él, acarrearon tan grandes consecuencias que ocasionaron la caída de grandes imperios y el cambio de sistema político, las cuales indefectiblemente aún se dejan sentir en las sociedades modernas; Al "como" y "por que" de ello, trataremos de darle respuesta en la segunda parte de este estudio..

SEGUNDA PARTE

"¿Coincidencias?"

Según los hechos Políticos y Sociales

En la primera parte, de este estudio, nos hemos ubicado en el tiempo histórico en los que se sucedieron los hechos; A continuación narraremos los acontecimientos políticos y sociales que desencadeno el paso del pueblo hebreo por las civilizaciones antiguas.

La llegada del pueblo hebreo a Egipto, fue motivada por la escasez de granos, que en ese entonces padecía Asia, fenómeno que no afectó a Egipto, pues este pudo prevenir el mal, realizando decomisos de los granos producidos en cosechas anteriores, previsión que, por cierto, se debe a la labor de otro personaje bíblico, hebreo de nacimiento, Josué hijo de Jacob, quien habiendo sido vendido como esclavo a unos mercaderes por sus hermanos, estos lo llevaron a Egipto.

Josué, tenía el don divino de interpretar los sueños y fue llevado a la presencia de Faraón, quien tenía varios días de no dormir, soñando con "siete vacas gordas y siete vacas flacas", sueño que Josué interpreto, diciéndole a Faraón que las primeras siete vacas gordas, representaban siete años de abundancia en las cosechas y las siete vacas flacas representaban siete años de sequía y escasez de granos, por lo que Faraón por consejo de Josué, ordenó guardar parte de las cosechas abundantes de los años buenos, para repartirla durante los años malos.

Así, el pueblo hebreo llega a Egipto buscando la ayuda de Faraón, y se quedó en Egipto por 300 años, los cuales beneficiaron grandemente a los egipcios, pues del pueblo hebreo salía mano de obra barata, así como esclavos y sirvientes, sin utilizar la fuerza.

Aún cuando el cautiverio de los hebreos era voluntario, Faraón, reconociendo la utilidad que ello representaba, llevándolos a una verdadera cautividad y no permitía a los hebreos salir de Egipto, pero el Dios de Israel tenía otros planes y ordenó a Moisés, presentarse ante Faraón para solicitarle la liberación de su pueblo.

La Santa Biblia da cuenta clara de las proezas de Moisés para lograr la liberación de Israel, a través de imponer por voluntad de Dios, severas plagas al pueblo egipcio, todas ellas de carácter sobrenatural, pero de ellas, la que definitivamente trajo consigo el principio del fin del pueblo Egipcio fue la última, la muerte de los primogénitos de los egipcios, tanto animales como humanos que incluyó desde luego, la muerte del primogénito de Faraón, lo cual lo convenció para dejar ir a los hebreos, pero endurecido su corazón cambió de parecer y con todos sus carros y sus mejores hombres de a caballo y de a pie, salió a perseguir a los judíos, quienes en la huida, protegidos por Dios, cruzaron el mar Rojo cuyas aguas se abrieron a la orden de Moisés, siendo perseguidos por los egipcios y ya al pasar todo el pueblo, las aguas del mar Rojo regresaron a su cause, matando a todo el ejército de Faraón.

Este hecho no se circunscribe tan solo al relato Bíblico sobre la muerte de los primogénitos el día que Moisés trajo la plaga, la maldición afectó a Egipto a partir de entonces y durante mucho tiempo después de que los hebreos lo había avían abandonado iniciándose así la decadencia del imperio Egipcio; resulta interesante analizar el hecho de que, según los datos históricos existentes, a partir de la muerte del primogénito de Ramsés, no volvió a existir en Egipto, primogénito varón descendiente directo del linaje de los dioses vivientes, motivo por el cual a la muerte de Ramsés, las familias reales, entraron en pugnas para poder subir al trono faraónico, lo cual dio origen al cambio del sistema de gobierno, convirtiendose Egipto en una Monarquía representada por familias reales, no descendientes de los dioses, que se sucedieron en el trono en forma continua y por pocos períodos de tiempo, principalmente por la ausencia de primogénitos que aseguraran la continuación de las dinastías.

Al no existir primogénitos varones herederos al trono, en 1400 A. C. aproximadamente, sube a este una mujer, la Reina Viuda Hat-Shep-Sut, quien trajo calma y paz a Egipto por 20 años y de quien se dice que era mujer dura y despiadada.

Después, subió a trono Amenofis, quien intentó abolir el politeísmo e impuso la creencia en un solo dios "Aton el Disco Solar" y para romper con el pasado, cambió la capital, Tebas, a una nueva Ciudad llamada Ak-hen-Aton, nombre que adoptara el propio Amenofis y a donde se traslado con su esposa Nefer-Titi, su corte y sus seis hijas, pues Amenofis o Amon-Ak-Hen-Aton, víctima también de la maldición de Moisés, no tubo hijos varones.

A la muerte de Amon-Ak-Hen-Aton, el pariente varón más cercano a su estirpe, era su yerno el Rey Niño Tut-Ank-Amon{las familias reales egipcias se comprometían en matrimonio desde su nacimiento}, quien contaba con apenas 19 años de edad; sin embargo, los sacerdotes y la clase militar no estuvieron de acuerdo con su ascensión al trono por lo cual Tutankámen muere muy probablemente envenenado, poco mas de un mes después de ser coronado.

Ank-He-Sen-Am-Un, hija de Akhenatón y Reina Viuda de Tutankámen, para asegurar el trono, buscó la alianza por matrimonio con el hijo del rey Hitita Supliluliumas, pero el príncipe es asesinado en el camino a Egipto y usurpa el poder un grupo de sacerdotes y militares, quienes llevan a Egipto a una etapa de 50 años de hostilidades con los Hititas, después de los cuales Ramsés II, de quien se desconoce su verdadero nombre y linaje, sojuzga a los Hititas en la batalla de Kadesh y asciende al trono de Egipto iniciándose un período de resurgimiento social y cultural que termina con la muerte de Ramsés II en 1085 A. C.; A partir de entonces la historia de Egipto se convierte en la historia de sus conquistadores; es invadido primeramente por los Reyes de Napata provenientes del Sudan, después por los Asirios, siguieron los Saítas, después los Persas, quienes en definitiva lo convierten en provincia y dos siglos después, el griego Alejandro Magno entra en Egipto convirtiéndolo en colonia griega, a su muerte, queda al mando uno se sus generales Tolomeo, de origen macedonio, quien mantendría el poder por mucho tiempo y cuyo linaje gobernara a Egipto durante casi 300 años.

Así. Egipto se convierte en la primera de las grandes civilizaciones que sucumben ante el poder del Dios de Israel, mas sin embargo la historia no queda aquí, pues las historia del pueblo hebreo y de Egipto, se unen a la historia de Roma, segunda de las más grandes civilizaciones de la antigüedad y cuyo destino, también se vería afectado por el mismo Dios de los hebreos, como a continuación pasamos a analizar.

Fundada hacía ya casi 700 años, Roma había pasado por un período de monarquía que inició con Romulo en 753 A. C. y termina con el derrocamiento de Tarquino el Soberbio en 509 A. C., le siguió un largo perdido organizado por la "Comitia Máxima" formada por cónsules, magistrados y tribunos, denominado República que después de luchas internas fue suplido en 60 A. C., por un triunvirato formado por Julio Cesar, Pompeyo y Craso.

Cesar y Pompeyo confabulan contra Craso y para sellar ese trato, Pompeyo se casa con Julia hermana de Cesar y mandan a Craso a la conquista de Egipto, campaña en la que craso muere asesinado a manos de uno de sus propios oficiales; Cesar se desase de Pompeyo quien muere en forma misteriosa es nombrado "Dictator" de Roma{cargo que se confería a uno de los "Cónsules Magister Máximus", en casos de emergencia}, parte a la conquista de Egipto provincia débilmente gobernada en ese entonces por Cleopatra, en tutoría de su hermano el Rey Tolomeo de apenas 11 años de edad; Cleopatra, para asegurar su trono y no cederlo a Tolomeo, enamora a Cesar, quien regresa a Roma para legalizar la alianza, encontrando oposición del senado y muere asesinado en el propio senado y a manos de los mismos senadores lidereados por Bruto.

En el 43 A. C. un nuevo triunvirato es nombrado para gobernar Roma, esta ves formado por Marco Antonio, Lépido y Octavio quien contaba con 18 años de edad; Lépido es nombrado por el senado como "Pontifex Máximus" de las Curias Romanas, por lo que Marco Antonio y Octavio, refuerzan su alianza, casándose Marco Antonio con Octavia, hermana de Octavio y parte a la abandonada conquista de Egipto, en donde también se topa con la belleza de Cleopatra, quien lo seduce y propone la alianza por matrimonio para consolidar el Imperio Romano-Egipcio.

Octavio, se entera de los planes de Marco Antonio y airado, parte a Egipto a pelear con el, venciéndolo en la batalla de Actium, terminando esta historia con el romántico suicidio de Marco Antonio y Cleopatra; Tolomeo es tomado prisionero y Octavio regresa triunfante a Roma, habiéndose adjudicado ya a Egipto, hecho con el cual Octavio adquiere el favor del Senado y es nombrado "Imperator"; A la postre se hace nombrar con todos los cargos importantes en Roma incluyendo el de "Pontifex Maximus" a la muerte de Lépido y así asume el poder de Roma, bajo el título de "Prínceps", pero, para su mala suerte{¿o destino}, ya en aquel entonces el pueblo hebreo ocupaba la provincia de Judea que estaba incluida como una provincia gobernada por los Tolomeos y por consiguiente entraba también a la dominación de Roma; Octavio Augusto gobernó Roma del año 40 A. C. al 14 D. C, período en el que se darían un acontecimiento que cambiarían el destino del mundo entero, el Nacimiento de Jesucristo.

Según los profetas hebreos del antiguo testamento, en especial Isaias, "Emanuel"{que significa Dios con nosotros}, un niño nacido de una virgen, sería el Mesías{del hebreo "`masi`ah" y del griego "Kristos" que significan "el ungido"} pondría fin al pecado y por su muerte, traería la salvación de la humanidad; más adelante, Juan el Bautista predicaba la llegada de este Mesías, que provendría del linaje de la tribu de Judá{uno de los 12 hijos de Jacob} y del linaje de David.

La tribu de Judá, se acento en un territorio a 8 kilómetros al Sur Oeste de Jerusalén en el cual fundaron una ciudad a la que llamaron Efrata y que después de la conquista de Canaán se le llamó Belén de Judá para diferenciarla de Belén de Zabulón y por lo cual dicha provincia se le conociera con el nombre de Judea; en esa ciudad de Belén de Judá fue ungido David y en esa ciudad, nació Jesús, aún cuando no se sabe a ciencia cierta si fue en un pesebre o en una cueva y después de su nacimiento fue llevado por sus padres José y María a Nazaret, huyendo de la persecución de Herodes por lo que también es llamado Jesús el Nazareno, lugar en el cual pasaría sus primeros 30 años de vida de los cuales no se sabe nada que no sean simples especulaciones, el resto de la historia de la vida de Jesús, todos la sabemos y por simple cuestión de metodología no podemos entrar en ella, aún cuando no escapa a mis emociones la necesidad de hacerlo.

El resto de nuestro estudio, es motivo de análisis y objeto de nuestra tercera parte, a la cual lo invito a continuación.

TERCERA PARTE

Del Cristianismo a nuestros Días

Mucho se ha discutido si el nuevo siglo, empieza en el año 2000 o en el 2001, sin embargo dicha discusión resulta fútil, el nuevo siglo empezó, sin lugar a duda con el año 2000 y se lo voy a demostrar a continuación.

Indiscutiblemente, la historia siempre empieza a contarse (¿o termina de contarse?), tomando como referencia el nacimiento de Jesús; las fechas se cuentan en forma descendente o ascendente a partir de su nacimiento, así, por ejemplo la época de los dinosaurios se fija en promedio, 50,000 años A de C., es decir cincuenta mil años Antes del Nacimiento de Cristo y así contaríamos en forma descendente hasta llegar al día del nacimiento de Jesús que sería la hora "cero", del día "cero", del mes "cero", del año "cero", para empezar a contar en forma ascendente hasta llegar a nuestros días; lo lógico hubiese sido suponer que ese día en especial, debiera haber sido el día uno del mes uno del año uno y empezar a contar desde esa fecha, sin embargo, a la verdad de las cosas, nadie sabe exactamente en que fecha y hora nació nuestro Señor Jesucristo, lo cierto es que las sagradas escrituras ubican su nacimiento en algún día de la época invernal, ello colocaba al nacimiento de Jesús, al final de un ciclo de temporadas o estaciones, por que los judíos no contaban los días como lo hacemos ahora; así, por cuanto se ignoraba con exactitud ese día, se fijó como fecha "oficial" para su nacimiento, el día de la entrada del invierno en Europa, que es precisamente el día 24 de Diciembre que debería corresponder al año "cero", pues al siguiente año es decir, cuando Jesús cumplía un año de vida, lo festejó el año 1 D. C. Así este calendario llamado "Calendario Paulino" empieza a contar los años desde "CERO" y no desde "UNO", fue creado por el Papa Paulo I, quien impuso su uso en toda comunidad católica y es el mundialmente aceptado y utilizado en la actualidad, no obsta concluir con todo esto que, la entrada del nuevo siglo efectivamente se cuenta a partir del año 2000 desde el punto de vista de calendario, no en el 2001 pues iniciar así la cuenta es cuestión cuadradamente matemática y nada tiene que ver con las "Guisas" de los calendarios.

Lo Importante es que , todo esto no es simple coincidencia, el nacimiento de Jesús y su doctrina no solo propició la forma en como la humanidad cuenta sus días, también propició un sin numero de radicales cambios tanto el pensamiento humano, como en lo político, social, moral y cosmogónico de su época, a la cual cambió radicalmente y es por ello que en este sentido, también se le conoce como el año "cero" de las civilizaciones, época dominada por el Imperio Romano centro del mundo en ese momento y a quien paradigmáticamente, le debemos la difusión del cristianismo y no por voluntad, gusto o casualidad, pues los acontecimientos que dieron origen a la proliferación de las ideas cristianas nada tiene que ver con la voluntad de los seres humanos involucrados en ello y créalo Usted o no, nuevamente la voluntad del Dios de los Hebreos, se hace patente ya no en el contenido de las sagradas escrituras, sino en el conjunto de los acontecimientos que dicha historia bíblica trae aparejada.

Es el nuevo testamento el que narra la historia del nacimiento, muerte y resurrección de nuestro señor Jesucristo, así como el cumplimiento de su mandato a sus apóstoles, para predicar el evangelio, el cual esta integrado por 27 documentos compuestos por cuatro evangelios, los hechos de los apóstoles, 21 epístolas(cartas) y el libro del Apocalipsis; Todos fueron escritos en el período apostólico, bien por los propios apóstoles o por hombres íntimamente vinculados a ellos; Los evangelios relatan la historia de la venida del Mesías, segunda persona de la trinidad, para ser el salvador del mundo; Los hechos de los apóstoles describen el comienzo y crecimiento de la iglesia; Las epístolas ponen en relieve la significación de la persona y obra de Cristo y el Apocalipsis habla de la consumación de todas las cosas en Jesucristo, formándose así la contraparte cristiana del Antiguo Testamento judío; El nuevo testamento quedó concluido a fines del siglo IV.

Al tercer día de la muerte de Cristo, los apóstoles se reúnen en Jerusalén para la celebración de Pentecostés y en esa reunión Cristo aparece resucitado dándoles el mandato de predicar la palabra por todo el mundo y para todas las naciones, descendiendo sobre ellos el espíritu Santo, guía espiritual para realizar su encomienda; los Apóstoles Simón Pedro, Andrés, Juan Zebedeo autor del Apocalipsis, Felipe, Jacobo, Bartolomé, Tomás, Simón Zelote, Judas Lebeo, Jacobo el menor y Matías, quien tomó el lugar de Judas Iscariote, procedieron a predicar la palabra de Dios, separándose cada quien por su camino, aparentemente debido a discreciones en la manera de predicar el evangelio, dato el cual se describe en un documento denominado "El Testamento de Juan", quien supuestamente, antes de morir, a los cien años de edad, escribe un ultimo documento en donde narra los motivos de esas divisiones, documento escrito durante el gobierno de Cesar Nerva Trajano Augusto, quien reinó en Roma entre 96 a 98 D. C. y explica como esas diferencias entre los Apóstoles, lograron menguar su unidad y confianza; pero ello no impidió que la palabra e Dios se propagara, el Nuevo Testamento es también, la historia de las grandes civilizaciones de aquella época principalmente la de Roma,

Como, cuando y donde fallecieron los Apóstoles, es otra historia que igual que otras, tenemos la necesidad de omitir, sin embargo, aún cuando ellos se hubiesen mantenido en unidad, su encomienda era en aquel entonces poco más que imposible, pues la doctrina enseñada por Cristo, iba en contra de todo sistema de vida hasta entonces conocido, recordemos que Roma así como todo el mundo de esa época, era politeísta, esclavista, guerrera y conquistadora, ello estaba en contraposición a los principios enseñados por Cristo, quien predicaba el amor, la igualdad, la existencia de un solo Dios y el perdón como primicia máxima de su enseñanza; sumado a todo ello, los Apóstoles, todos, eran de extracción judía y como resultado de ello, fueron duramente perseguidos y acosados, de aquí que las iglesias y grupos fundados por ellos solo se limitaron a parte de Judea pues no existe dato Histórico alguno que demuestre que Simón Pedro, a quien se le atribuye ser el vicario de Cristo, haya estado en Roma, sin embargo, como en todo el transcurso de nuestro estudio, Dios, tenía otros planes.

Ignoro como se lo explicará Ud., yo en lo personal, creo que Dios sabía de las limitaciones raciales, culturales y sociales de los apóstoles y por ello preparó otro plan; Roma, viendo lo peligroso que resultaba ya el movimiento cristiano, encomendó su persecución y destrucción, a un Judío Benjamita erudito en Leyes, ciudadano romano por herencia de su padre, originario de Tarso llamado Saulo, quien estuvo presente, no se sabe si al mando o no, en el apedreamiento y muerte del mártir Esteban.

Resulta pues que, no mucho tiempo después de la muerte y resurrección de Cristo, este Saulo de Taso, en cierta ocasión, se dirigía a Damasco a apagar la sublevación cristiana y en el camino, una luz cegadora hizo relinchar a su caballo, cayendo Saulo al suelo, relata el Nuevo Testamento que al instante una voz le dijo "Saulo, Saulo, que difícil te es dar de coces al aguijón", Saulo pregunto "¿Quién eres?" y la voz contestó, "Yo soy a quien tu persigues"; A parir de esta revelación, Saulo, abandono la vida que llevaba hasta entonces y se dedicó de cuerpo y alma a predicar la sagrada palabra, conociéndosele con el nombre de Pablo y a quien se le adjudica la autoría de por lo menos 13 de la epístolas del Nuevo Testamento, {Hch. 9:22-26}; este hecho, es el que dio un cambio radical a la predicación de la palabra de Cristo y es vórtice fundamental de los acontecimientos que a partir de ello se desencadenaron.

Note Ud. La importancia táctica de la persona del Apóstol Pablo; él, es el único personaje incluido en el nuevo testamento que no conoció a Cristo en persona, pero al cual las sagradas escrituras católicas y no católicas, le han reconocido autoridad como predicador. Es además, quien finalmente endereza los "errores doctrinales" en que aparentemente incurrieron los Apóstoles iniciales y reprimió severamente a Pedro cuando este comenzó a exigir la circuncisión judaica para poder recibir la palabra de Cristo, pero su más grande valor es, sin lugar a dudas, la expansión de la iglesia cristiana por todo el imperio Romano, pues resulta que Pablo era Ciudadano Romano y por lo cual gozaba de todos los derechos y prerrogativas que ello implicaba, pero no era cualquier Ciudadano Romano, Saulo o Pablo de Tarso, era conocido antes como erudito en Leyes y ocupo varios cargos importantes, fue enviado por el Mismísimo Cesar a Judea para ocupar un puesto en el Sanedrín, máximo Tribunal Judío, siendo ciudadano romano, Pablo no fue tan severamente perseguido como los 12 originales y por ello, gracias a sus viajes misioneros, predicó y fundó las Iglesias Cristianas de Damasco, Arabia, Antioquia, Grecia y Macedonia, viajó a Roma en varias ocasiones para predicar por lo cual fue encarcelado en dos ocasiones pero por su ciudadanía Romana, fue liberado, en sus últimos días se le prohibió salir de Roma y muere en el 67 D. C., aún cuando nunca dejo de predicar; así Pablo forma la doctrina de las primeras iglesias cristianas, casi 300 años antes de que se fundara la "Eclesia Catos Laica"(Iglesia Católica) en Roma por el Emperador Constantino.

La labor de los 12 y de Pablo, así como la fundación y perseverancia de las iglesias de Jerusalén, Antioquía, Grecia y Roma principalmente, dio como resultado que, para el año 300 D. C., el 80% del Pueblo Romano y de sus colonias se hubiesen convertido al cristianismo, a pesar de haber sido cruelmente combatido por la mayoría de los emperadores romanos, desde Octavio Augusto, y no es sino hasta la ascensión al trono Romano de Constantino I llamado "El grande", que esa persecución terminara y a él mismo se debe la fundación de la Iglesia Católica.

Constantino, nace en Naissus en 274 D. C. y muere en Nicomedia en 337 D. C., hijo de Constancio Cloro y de Flavia Elena, es proclamado "Pontifisex" de Roma, cargo equivalente al de Cesar pero este nombre ya no se utilizaría a partir de Octavio Augusto, quien eliminó todos los cargos políticos importantes y los resumió en uno solo denominado "Pontificado" cuyo origen son los comicios curiados de la antigua Roma y que para el año 300 D. C. se dedicaba solo a los oficios religiosos;

Así, en un movimiento más político que de fe, a efecto de mantener el poder de Roma y contar con el apoyo de los cristianos, Constantino se convierte al cristianismo y en la Bula Constantina, Impugna las leyes establecidas por Diocleciano contra los cristianos, declara la libertad de cultos, restituye el libre ejercicio de la religión, construye templos, libera a los cristianos presos, exonera del pago de impuestos a los clérigos, suprime la ley de castigo al celibato y se proclama Pontifisex Maiore, con el cargo de líder político de Roma y líder religioso de la Iglesia Cristiana Catos-laica, Apostólica y Romana, originándose así un nuevo sistema de gobierno romano en el cual muy conveniente y exitosamente, se combinaron la política y la religión formando los Estados-Iglesia representados en una sola persona, que durante varios siglos después fueron los sistemas políticos aplicados en todo el mundo; Gracias a esta estabilidad social y política, Constantino acaba con la persecución del paganismo. sus reformas impulsaron la Administración civil y la organización del Ejército, jerarquizó la aristocracia senatorial por las funciones políticas de sus miembros más que por sus capacidades, separó los cargos civiles de los militares, funda Constantinopla y provoca el nacimiento del Imperio bizantino al anular la capitalidad de Roma, finalmente muere cuando preparaba una expedición a Persia.

A partir de Constantino, muchos son los emperadores romanos que pasaron por el trono, sin embargo, la labore imagen como líder religioso de uno de ellos es el que nuevamente produce un cambio en la historia de las civilizaciones modernas, el fue León I Magno (Roma, 390-Roma, 461), Pontífice de la Iglesia católica. Durante los tiempos de san Celestino I y Sixto III, actúa como diácono y lo eligen Papa en el 440 D. C.

Un hecho es el que marca la diferencia histórica, Atila(395-453), Rey de los hunos, banda de nómadas guerreros de origen asiático. Sucedió a Rúa en el 434 y gobernó hasta el 442 junto con su hermano Bleda, a quien él mismo asesinó. Una vez solo unificó a todas las tribus de bárbaros diseminadas por Europa y Asia. Después de derrotar al emperador de Oriente Teodosio II se dirigió a Occidente y conquistó la Galia. Sin embargo, su avance sobre el mundo civilizado fue detenido en la batalla de Chálon-sur-Marne por el general romano Aecio, por Teodorico, rey de los visigodos y por Meroveo, rey de los francos. Como venganza por la derrota sufrida, saqueó Padua, Verona y otras ciudades, Siendo Papa León I, al saber que Atila el Huno se disponía a invadir roma, sale a su encuentro en una noche de luna llena la cual iluminaba su toga blanca, cruzando el río en una barcaza; sin embargo Atila varias noches antes havia sufrido de una pesadilla en la que veía como un ángel blanco en la noche se acercaba a el y lo mataba, al ver a León I cruzando en la barcaza vestido en su resplandeciente túnica blanca, Atila recordó su sueño e interpretándolo como un mal presagio, sin esperar a hablar con León I, ordenó inmediatamente a sus guerreros retirarse del campo y no atacar Constantinopla, siendo así salvada la capital romana por un sueño premonitorio.

Ante el asedio posterior de Genserico, León vuelve a encontrarse con el invasor con el cual logra entrevistarse y recordando Atila la imagen de León, es convencido de no ejecutar a los ciudadanos de Roma, que la ciudad no sea incendiada y que se respeten algunos templos.

Gracias a ello, Italia no es tocada por la furia bárbara, hecho que a la postre provocó la derrota de los bárbaros y esto produce a posteriori, un gran efecto social, económico de la cultura italiana, pues siendo esta nación, la única que no sufrió grandes estragos ni saqueos y muertes por parte de los Hunos, fue la que pudo conservar tanto sus riquezas, como sus ideas, principalmente en lo referente al catolicismo.

La hordas bárbaras, sumieron a Europa en pobreza y división, entrando la humanidad en la época que hoy se conoce como la edad media u "oscurantismo", que abarco desde 4760 D.C. con la caída del Imperio Romano de Occidente, hasta la toma de Constantinopla por los turcos en 1453, durante todo ese tiempo, Europa fue consolidándose en reinados, los cuales fueron creándose poco a poco, gracias al apoyo económico y político de Italia, al grado que, la mayoría de los reinados adoptaron el catolicismo como religión oficial y ya para 1300 D.C. ningún rey podía ascender al trono, sin la anuencia del mismísimo Papa.

Durante esta época, las ciencias y la lectura de las sagradas escrituras, estaban proscritas, y solo tenían acceso a ellas los monjes y sacerdotes, desde luego, principalmente de la Iglesia católica Romana.

Como lógica respuesta la humanidad despierta al renacimiento en el siglo. XV, por el cual pareció nacer de nuevo el genio de la civilización grecorromana. Tuvo su origen en Italia de donde no es de extrañarse que la mayoría de los artistas, científicos y pensadores mas famosos fuesen precisamente italianos, baste nombrar a Donatello, Miguel Angel, Leonardo Da' vinci, Galileo, etc.y se extendió rápidamente por toda Europa. Las principales manifestaciones del renacimiento son: el desarrollo de las literaturas nacionales y el florecimiento de las artes, que tienen como modelo a los autores y artistas grecolatinos; la renovación de la investigación científica; los grandes descubrimientos geográficos, la constitución de las monarquías absolutas católicas; y la emancipación religiosa que habría de conducir a la reforma y a la contrarreforma, la cual surgió por un hecho relacionado, precisamente con las antiguas escrituras.

Resulta que el Papado, encomendó a un fraile de origen Español llamado Casiodoro de Reyna, (?-1582) en 1569,. la recopilación de todos los libros que constituían la fe católica tales como el Códice Sinaítico, el Códice Vaticano y otros, en una sola "Biblia" cuya traducción es "conjunto de libros", basándose en los manuscritos judaicos que la Iglesia católica había podido recopilar poco a poco.

Casiodoro de Reyna se abocó a su trabajo y después de algunos años terminó la traducción al griego y latín, mas sin embargo, Casidoro no entregó su trabajo al Papado, contrario a ello, dejó la monastía y se convirtió a protestantismo, publicando su trabajo bajo el nombre de "La Biblia del Oso", por tener en la portada la efigie de un oso, la cual fue la base para el nacimiento de la mayoría de las Iglesias llamadas "protestantes" o "sectas" por cuanto a que se oponían a la Iglesia Católica mas no a la fe en cristo.

Una copia de esta obra llegó a manos del Papado quien en esta ocasión, encomendó su revisión a otro fraile Español, Cipriano de Valera, quien al terminar su trabajo, no realizó grandes cambios a la traducción de Casiodoro de Reyna, respetando casi íntegramente su contenido y después de ello tampoco entrego el trabajo, se convirtió también al protestantismo y dedico su vida a predicar el evangelio basado en la Biblia que hasta Hoy es usada por las iglesias "protestantes" o evangélicas, llamada REYNA-VALERA, en su honor, finalmente, la Iglesia católica pudo hacer su recopilación en una traducción al latín hecha por Jerónimo de Belén, llamada "La Vulgata" que sirvió de Biblia a esta iglesia, por más de mil años.

¿Cual Iglesia es la mejor, la verdadera?, eso no es lo importante y evidentemente, queda a su entero arbitrio, criterio, creencia o fe; lo importantes es el hecho de que el masaje de Cristo, invadió a toda Europa, de tal suerte que la palabra del Dios de Israel, dominó también en todas la civilizaciones de esta época.

América no fue la excepción, de todos es conocido que, fueron los Reyes católicos Fernando e Isabel, quienes financiaron al, para variar, italiano genovés Cristóbal Colón el viaje para buscar una ruta más corta a la Indias, encontrándose por accidente con el nuevo continente, llamado "América" por Américo Vespucio o Amerigo Vespucci. (Florencia, 1454-Sevilla, 1512) Navegante y cartógrafo también italiano que colaboró en los preparativos de las expediciones de Colón al recién descubierto territorio y entre 1497 y 1504 realizó viajes de exploración por el Caribe y las costas orientales de Suramérica creyendo encontrar la península más oriental de Asia, para descubrir e informar a la Corona que ese nuevo territorio se trataba de un nuevo continente, no de las Indias, y sabemos muy bien que, la conquista del nuevo continente tenía, entre otras intenciones, la de "evangelizar" a los indios, con lo cual, la palabra del Dios de Israel también invadió América.

Ya en la edad moderna, muchos son los que han querido modificar, destruir o cambiar el concepto del nuevo mundo basado en la palabra del Dios de Israel y el amor de Cristo, nombres domo Hitler, sistemas como el comunismo, guerras civiles como en Budapest, Sectas satánicas, espiritualistas o cosmogónicas, han tratado de imponerse al plan de Dios, pero evidentemente no han podido.

CONCLUSIONES

A la llegada del nuevo milenio, muchos son los rumores de la llegada del fin de la humanidad.

Muchos son fanáticos de la lectura de profecías como las de Nostradamus, Saratuztra llamado también Zoroastro, o dados a la interpretación de los signos zodiacales haciendo ricos a astrólogos amanerados publicitados en la televisión que afirman ser los portadores de la verdad.

Muchos han sido victimas de sectas y lideres locos que provocaron el auto genocidio de sus seguidores y muchos han muerto en la búsqueda de la llamada verdad.

Lo cierto es que el hombre es conciente de su limitada existencia y busca la manera de encontrar la respuesta en el creador que han perdido, a Dios, llámele como le llame, y en esa intensa búsqueda, ha perdido la noción de su esencia y realidad.

No se Ud. en quien crea, lo cierto es que, de entre todas las profecías que han surgido en el mundo durante toda su existencia, solo unas son las que se han cumplido, solo unas son las que han dejado huella en nuestra humanidad y han formado nuestras civilizaciones aún en contra de nuestra propia voluntad, son las profecías del Dios de Israel, el mismo Dios que creó a Adán y Eva, el mismo Dios que creó a los hombres que ellos encontraron al ser expulsados del paraíso terrenal, el mismo Dios que puso a los "Gigantes" como los llama la Santa Biblia o "Dinosaurios" como los llaman los científicos humanos, a poblar la tierra antes que al hombre, el mismo Dios que ordenó a Noé construir la Barca, el mismo Dios que liberó a los Judíos de Egipto y terminó con esa civilización, el mismo Dios que hecho hombre se inmoló para el perdón de los pecados de la humanidad, el mismo Dios contra el cual lucharon enconadamente los Romanos y terminaron por aceptarlo, el mismo Dios que fue bandera para la conquista de América, el mismo Dios, que ha sido motivo de Guerras y separaciones, el mismo Dios que ha hecho reverdecer el desierto del Sinai, el mismo Dios que ha mandado a los jinetes del Apocalipsis a azolar este planeta con pobreza, hambre, enfermedades, guerras y muerte, el mismísimo Dios en el cual Usted, por escepticismo, duda razonable, fe o temor, esta pensando en este momento.

Y al, final, solo cabría preguntarnos ¿Cuándo será el fin del mundo?

Y yo le respondo con otra pregunta ¿Mejor por qué no se lo preguntas al Dios de Israel? Al fin y al cabo él es el que ha hecho todo.