Civilizaciones fluviales

Vida. Sociedad. Historia. Economía. Costumbres. Cultura. Arte. Egipto. Mesopotamia. Cretenses. Etruscos. Fenicios. Hebreos

  • Enviado por: Pekeloka
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad
EXÁMEN DE CIENCIAS SOCIALES. UNIDAD 9: LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES
  1. Aspectos generales de la vida egipcia

LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES

Hace 5000 años los agricultores neolíticos pusieron en cultivo las riberas de grandes ríos. Esto favoreció el crecimiento demográfico, dio lugar al nacimiento de prósperas ciudades y permitió el desarrollo de la artesanía y del comercio.

Pasado el tiempo, en estas tierras fueron surgiendo las primeras civilizaciones conocidas. Son las llamadas civilizaciones (sociedad que desarrolla su vida de una manera organizada) fluviales: la egipcia, en torno al río Nilo; la mesopotámica, entre los ríos Tigris y Éufrates; la india, a orillas de los ríos Indo y Ganges, y la china, junto a los ríos Huang He y Amur.

EGIPTO: MARCO GEOGRÁFICO Y ETAPAS HISTÓRICAS

La vida en Egipto es posible gracias a las aguas del río Nilo, ya que fuera de él sólo existe el desierto. El Nilo nace en los lagos ecuatoriales de África (lago Victoria). Las regiones naturales egipcias son dos: el valle o Alto Egipto y el delta o Bajo Egipto.

Las lluvias que caen todos los años en las tierras de su cabecera, producen en verano una crecida de las aguas del río. Dichas aguas inundan el valle, y, cuando se retiran, depositan sobre la tierra una capa de fértiles limos (abono)-

La construcción de canales para el riego aumentó las áreas de cultivo, y con ello pudo crecer la población. De este modo, muchos poblados egipcios pasaron a convertirse en ciudades.

Estas localidades eran dirigidas por monarcas o gobernadores locales e independientes. El rey Menes unificó todos los territorios del Alto y del Bajo Egipto en un solo reino, hacia el 3100 a.C. La civilización egipcia se ha dividido en tres grandes períodos: el Imperio Antiguo (3100-2200 a.C.), cuya capital era Menfis; el Imperio Medio (2050-1785 a.C.), en el que la capital se trasladó a Tebas, y el Imperio Nuevo (1580-1069 a.C.), durante el que se mantuvo la capital en Tebas y se conquistó Palestina y Siria.

Después y coincidiendo con la llamada Baja época, el estado egipcio fue dominado por otros pueblos (asirios, persas y griegos), hasta que desapareció en el siglo I a.C., al ser conquistado por los romanos.

LA SOCIEDAD EGIPCIA

  • La sociedad egipcia estaba muy jerarquizada. Al frente se situaba el rey o faraón , era considerado una encarnación de Ra o dios supremo. Vivía lujosamente, dirigía el ejército, organizaba inmensas propiedades agrícolas y controlaba la recaudación de impuestos.

  • El nivel superior estaba compuesto por los nobles y sacerdotes. Los primeros poseían grandes extensiones de tierras y desempeñaban los más altos cargos de la administración. Los segundos eran los encargados de mantener el culto a los dioses y conservar los templos, aunque también poseían grandes fincas agrícolas y cobraban impuestos.

  • El nivel intermedio lo formaban los comerciantes, los mercaderes y los escribas.

  • En el nivel inferior se situaban los campesinos. Eran personas libres que cultivaban las tierras del faraón, de los nobles o de los sacerdotes. Debían colaborar en la construcción de las pirámides y formar parte del ejército. En su misma situación social se encontraban los artesanos. Los esclavos, no fueron muy abundantes.

UNA ECONOMÍA FLORECIENTE

Egipto tenía una rica agricultura, basada en una gran red de canales y acequias que facilitaba el riego de los campos. En invierno sembraban cereales. Otros cultivos destacados fueron la vid, el olivo, la higuera…

La ganadería fue importante. Además de los animales de labor, los egipcios criaron ovejas y un gran número de aves de corral. La artesanía fue muy rica y valiosa. Elaboraban objetos de cerámica, vidrio, muebles y joyas.

Las relaciones comerciales con otros países de Oriente Próximo no fueron muy intensas, aunque comerciaron con Cirene, Fenicia, Mesopotamia…

  1. Vida y costumbres de los egipcios

LA VIDA COTIDIANA

Estaban marcados por las labores agrícolas: la siembra, la siega, etc. Aunque los hombres realizaban las tareas más dures, las mujer y los hombres también trabajaban en el campo.

La indumentaria de los hombres era sencilla. Consistía en una falda, sujeta a la cintura, que les llegaba hasta la rodilla. Las mujeres usaban una túnica larga y ceñida, y todas cuidaban mucho de su cuerpo.

Los principales alimentos eran el pan, las legumbres y la carne de oveja, cerdo y buey. La cerveza era la bebida favorita, pero también bebían vino.

RELIGIÓN

El pueblo egipcio era politeísta, es decir, creía en la existencia de muchos dioses y diosas, a los que adoraban en templos mediante complicados ritos y oraciones. En un principio, cada ciudad tenía un dios principal, pero al producirse la unificación del reino las tradiciones se mezclaron.

Los dioses más importantes fueron Amón, Ra, Anubis, Osiris, Isis y Horus. Los egipcios adoraron además al río Nilo y a determinados animales, como los gatos, las vacas y los cocodrilos.

Creían firmemente en la vida después de la muerte; pero, para que la vida de ultratumba de las personas fuera posible, el alma tenía que apoyarse necesariamente en el cuerpo, por lo que era preciso que el cadáver no se corrompiera. Por este motivo, el cuerpo se momificaba y se guardaba en un sarcófago.

  1. La cultura y el arte egipcios

LA ESCITURA EGIPCIA

En Egipto, la escritura surgió como producto de la necesidad de controlar los impuestos y las personas que los pagaban.

Es jeroglífica, es decir, representa el significado de las palabras mediante figuras o símbolos. Esta escritura aparece pintada y grabada en numerosas tumbas y templos, o escrita cobre unas hojas de papel llamadas papiros. Fue descifrada en el siglo XIX, gracias al estudio de la piedra Rosetta.

EL ARTE

El pueblo egipcio era muy religioso. Las primeras manifestaciones de su arquitectura fueron las tumbas y los templos, construidos en piedra y sostenido por columnas.

  • Las tumbas más importantes fueron las pirámides, en las que se enterraba a los faraones durante el Imperio Antiguo. Las más famosas son las de Keops, Kefre y Mikerinos. En el Imperio Nuevo, los faraones prefirieron enterrarse en hipogeos, es decir, tumbas excavadas en las rocas.

  • Los templos eran en su mayoría de grandes dimensiones y tenían diversos patios y salas. Los más importantes son los de Karnak y Luxor.

  • Las estatuas representan la figura de los faraones y de los dioses de forma rígida. La pintura y los relieves decoraban las paredes de las tumbas, reflejando por lo general escenas de la vita cotidiana.

  1. La civilización mesopotámica

MESOPOTAMIA: LAS TIERRAS Y SUS HABITANTES

Los antiguos griegos llamaron Mesopotamia a la franja de tierra fértil situada entre los ríos Tigris y Éufrates. Ambos corren paralelos y aumentan su caudal cada primavera.

El sur de esta región, también llamada Baja Mesopotamia, era muy pantanoso y estuvo casi deshabitado durante el neolítico; pero hacia el 3500 a.C., el pueblo sumerio desecó los pantanos, construyó diques, muros y acequias, y puso en cultivo estas tierras. El consiguiente desarrollo agrícola propició el nacimiento de una serie de ciudades-estado (localidad con plena autonomía de gobierno, extiendo su autoridad sobre la propia localidad y su territorio circundante), en ocasiones rivales entre sí, como Ur, Uruk, Lagash y Eridu. Se desarrolló así en Mesopotamia una espléndida civilización, sucediéndose e su control distintos pueblos: sumerios, acadios, babilonios y asirios.

Los sumerios fueron un pueblo pacífico y laborioso. Entre sus personalidades destacó Gudea, rey de Lagash. Hacia el 2300 a.C., el pueblo acadio, dirigido por Sargón, rey de Akad, invadió las ciudades sumerias y creó un imperio (estado cuyo poder y autoridad se extienden sobre otros estados). En torno al siglo XVIII a.C., el control de Mesopotamia pasó a manos de la ciudad de Babilonia.

Finalmente, los persas conquistaron las tierras mesopotámicas en un imperio.

LA SOCIEDAD MESOPOTÁMICA

Cada ciudad-estado estuvo regida por un patesi o príncipe-sacerdote. Era la máxima autoridad civil y el principal responsable del templo local de sus bienes.

El patesi coordinaba todas las actividades ciudadanas desde su palacio. Aunque su autoridad era absoluta y despótica, nunca fue considerado un dios, sino un intermediario entre los dioses y los súbditos. Con el tiempo, el patesi acabaría adoptando el título del rey.

En el estrato superior de la sociedad, tras el patesi se situaba los altos funcionarios, los nobles y los sacerdotes. Tuvieron un enorme poder económico y social, pues administraban las posesiones de los templos y recaudaban sus impuestos. El estrato intermedio lo ocupaban los comerciantes y los funcionarios, entre los que sobresalían los escribas mientras que los campesinos y los artesanos formaban el estrato inferior de la sociedad. Los esclavos eran más abundantes.

LA VIDA COTIDIANA

La mayor parte era campesina; de ahí que las faenas del campo marcaran el ritmo de vida. El pan era la base de su alimentación, aunque también comían legumbres, hortalizas, frutas y carnes de cordero y cerdo. Además cultivaron árboles frutales, como el almendro y el melocotonero.

La indumentaria era distinta para cada pueblo. Losa hombre sumerios se rapaban la cabeza y vestían falda. Los acadios, llevaban largas barbas y el pelo ondulado. Los asirios, vestían largas y lujosas túnicas, y cubrían su cabeza con un sombrero.

  1. El legado de Mesopotamia

LA ESCRITURA Y LA RELIGIÓN

Utilizaron un tipo especial de escritura llamada cuneiforme. Aunque en principio emplearon una escritura jeroglífica parecida a la egipcia, después se estilizaron y adoptaron formas geométricas. Elaboraron una famosa recopilación de leyes: el Código de Hammurabi.

Adoraban muchos a los dioses, a los que representaban con formas humanas. Los principales eran Marduk, dios de la creación; Sin, la luna; Shana, el sol y dios de la justicia, e Isthar, diosa de la guerra y del amor.

EL ORIGINAL ARTE MESOPOTÁMICO

La piedra era muy escasa en Mesopotamia, lo que obligó a utilizar el adobe y el lardrillo como materiales para los edificios. Después, éstos se revestían con placas de cerámicas para aparentar mayor riqueza.

Las principales obras de arquitectura fueron los palacios y los templos. Los zigurats son construcciones sagradas que tiene forma de pirámide escalonada.

  1. Las culturas Mediterráneas

LA CIVILIZACIÓN CRETENSE O MINOICA

La isla de Creta se encuentra situada en el Mediterráneo oriental. En sus valles surgió, hacia el 3000 a.C., una civilización agrícola capaz de alimentar a una abundante población.

Esta civilización se desarrolló extraordinariamente, dando lugar a lo que se conoce como civilización cretense o minoica. El centro de la vida cretense se hallaba en los palacios, grandes edificaciones de planta laberíntica, entre las que destacó el palacio de Cnossos, construido por el legendario Minos. Los cretenses exportaban cerámica e importaban marfil y minerales, como estaño y cobre.

En cuanto a su religión, adoraban la Gran Madre, o diosa de la fertilidad, y al toro, representado por los cuentos sagrados y la doble hacha con que era sacrificado.

Esta pacífica civilización tuvo un violento final. Hacia el año 1500 a.C., la erupción de un volcán en la cercana isla de Thera sembró la desolación en las ciudades y en los campos. Poco después, Creta fue invadida por los aqueos, pueblo guerrero cuya ciudad principal era Micenas.

LOS FENICIOS

Vivían en Fenicia, una estrecha franja de terreno comprendida entre la costa del Mediterráneo oriental y las montañas del Líbano. Nunca consiguieron formar una unidad política, pero sí lograron constituir una próspera federación de ciudades.

El pequeño tamaño de su territorio les obligó a dedicarse al comercio por el mar Mediterráneo. Fundaron colonias, como las de Gadir y Cartago. En ellas vendían baratijas y a cambio compraban metales, pieles y esclavos.

Adoraba a las fuerzas de la naturaleza, personificadas por el dios Baal y la diosa Astarté, y su gran aportación cultural fue la invención del alfabeto fonético (forma de escritura en la que cada signo representa un sonido).

LOS ETRUSCOS

Una de las primeras grandes civilizaciones de la Europa occidental fue la de los etruscos, que habitaron entre los siglos VIII y III a.C., en Etruria, región situada en la Italia central. Las más importantes fueron Veyes, Volterra y Cerveteri.

Fueron magníficos comerciantes, y llegaron a extender su dominio sobre otras ciudades del centro de Italia, como Roma.

LOS HEBREOS

Vivía del pastoreo nómada en las grandes estepas mesopotámicas, y estaba dirigido por patriarcas (nombre que reciben algunos personajes hebreos por haber sido cabezas de grandes y numerosas familias). Abraham , sacó a su pueblo de a ciudad de Ur y se dirigió a la tierra de Canaán, al sur de Siria. Los hebreos emigraron a Egipto, de donde salieron hacia el 1200 a.C., dirigidos por Moisés.

Los hebreos creen en un solo Dios, al que llaman Yahvé.