Civilizacion China desde el punto de vista jurídico

Culturas asiáticas. China. Derecho chino. Evolución histórica. Dinastías. Sistema penal y político. Servicio civil

  • Enviado por: Maxtor
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 25 páginas
publicidad
cursos destacados
Fitness-Wellness. Clases Dirigidas
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
La creciente demanda social por hacer deporte, para mejorar la calidad de vida de las personas, ha obligado a los...
Solicita InformaciÓn

Experto Universitario en Dirección de Programas Fitness-wellness
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
La creciente demanda social por hacer deporte, para mejorar la calidad de vida de las personas, ha obligado a los...
Solicita InformaciÓn

publicidad

INDICE

Introducción

Mediante este trabajo voy a analizar las formas de gobierno de las dinastías en China, así como las razones de cómo surgieron, como fueron derogadas, los más importantes aportes que estas dinastías hicieron para la cultura China y por supuesto quienes fueron los personajes principales de dichas dinastías, también su servicio civil, parte de su sistema agrario, y el derecho en china tanto penal como de familia.

Aunque explicar el desenvolvimiento jurídico del pueblo chino es bastante complicado, debido a que cada año se aporta nuevos datos para su ampliación.

El nacimiento de China

La civilización china fue elaborada por el pueblo han, inicialmente asentado en el valle del Huang, o río Amarillo, pero que posteriormente se iría expandiendo hacia el sur. Surgió en tiempos de la dinastía Shang, en el segundo milenio antes de Cristo, cuando aparecieron la escritura, el carro de guerra y la metalurgia del bronce. En adelante China, separada de las otras grandes civilizaciones de la antigüedad por amplias extensiones montañosas o desérticas, tuvo muy pocas influencias culturales del exterior. La primera unificación del conjunto de China la logró en el año 221 Shi Huang, señor de Qin, que sometió a todos los demás Estados. Su obra unificadora fue continuada, durante cuatro siglos, por la dinastía Han.

Se cultivaba arroz en la China oriental aproximadamente en el 5500 a.C. y unos cinco siglos después se desarrolló una sociedad agrícola en el valle del Huang He.

La historia tradicional

La historia tradicional de China comienza con ocho personajes: los Tres Augustos (Fou-hi, NiuKoua y Chen-nong) y los Cinco Soberanos (Houang-ti, Tchouan-hiu, Kao-sin, Yao y Chouen). Todos ellos fueron los fundadores de la civilización china.

El primero, Fou-hi, vivió entre 4480 y 4365 antes de la era cristiana, lo que permite situar en el tiempo el principio de la edad de oro china. Por supuesto que estas fechas no deben tomarse al pie de la letra, ya que corresponden más a la tradición que a la verdad histórica. Pero es muy probable que estén muy por debajo de la realidad y que la civilización china empezara a aparecer mucho antes. Esto es una muestra de la superioridad incontestable que tuvo ocasión de conquistar el pueblo chino únicamente con la fuerza de su inteligencia.

Dinastías

Desde su fundación, en 221 a.C., hasta su caída a principios del siglo XX, el imperio chino conoció 57 dinastías, unas nacionales y otras de procedencia extranjera. Muchas de estas dinastías coexistieron cada vez que el territorio se dividió, por eso la historiografía tradicional china distingue seis grandes épocas dinásticas:

  • La época Han, que duró hasta el 220 a.C. y que fue un periodo de gran expansión exterior hacia Corea, Asia central y Vietnam.

  • La época llamada de las Seis Dinastías, que comprende los cuatro siglos de desunión entre los imperios Han y Sui.

  • La época de la llamada reunificación de los imperios Sui y T´ang (581-906).

  • La época de la dinastía Sung que en realidad comprende las Cinco Dinastías que de 907 a 960 coexistieron con otra decena más como consecuencia de una nueva división de China y el gobierno concreto de los Sung de 960 a 1279.

  • La Época mongola de la dinastía Yüan (1279-1368) que representó una época de dominación extranjera y en realidad el fin de la llamada civilización china clásica pero también un periodo de sincretismo religioso y cultural.

  • La época de la restauración y decadencia definitiva del Imperio, largo periodo que se inició brillantemente con el imperio Ming (1368-1644) verdadero restaurador de un patriotismo nacional en ruinas después del periodo mongol.

  • La dinastía Shang (1766-1027 a.C.)

    La dinastía Shang gobernó en el territorio que ocupan las actuales provincias de Henan, Hubei, Shandong y la parte septentrional de Anhui, en el centro y norte de China. La capital, desde alrededor del 1384 a.C. en adelante, estaba situada en Anyang cerca de la frontera norte de Henan.

    La economía estaba basada en la agricultura; se cultivaba mijo, trigo, cebada y posiblemente arroz. También se cuidaban gusanos de seda, y se criaban cerdos, perros, ovejas y bueyes.

    Se han encontrado recipientes de bronce, armas y otras herramientas, lo cual indica el conocimiento de la metalurgia y la existencia de artesanía. La sociedad creada por los Shang era aristocrática. Al frente estaba el rey, que presidía una nobleza militar y elegía a los gobernantes territoriales, que estaban obligados a ayudarle en sus empresas militares. Entre esta clase aristocrática y los plebeyos había un estrato sacerdotal culto que se ocupaba de los documentos de gobierno y era responsable de la adivinación. Los Shang adoraban a sus antepasados y a una multitud de dioses, el principal de los cuales era conocido como Shang Ti, “el Señor en lo Alto”.

    El relato de la caída de la dinastía Shang que aparece en las historias tradicionales chinas sigue el modelo legendario de la defección de los Xia. El último monarca Shang, un tirano cruel y libertino, fue expulsado por un enérgico Chou de un estado en el valle del río Wei. Situada en las franjas occidentales del dominio Shang, la cultura de los Chou era una síntesis de los elementos básicos de la civilización Shang y ciertas tradiciones marciales características de los pueblos no chinos del norte y del oeste.

    El pueblo Shang utilizaba una versión primitiva, pero bastante perfecta, del lenguaje chino escrito, tenía ciudades y templos y utilizaba el bronce.

    Según la tradición, en 1100 a.C., pero posiblemente un siglo más tarde, la dinastía Shang fue derrocada por los Zhou, procedentes del oeste.

    La dinastía Chou (1122-256 a.C.)

    Durante este espacio la civilización china se fue extendiendo gradualmente hacia el norte, ocupando el valle del río Yangzi Jiang. La amplia expansión por este territorio y el primitivo estado de las comunicaciones terrestres hicieron imposible que los Chou ejercieran un control directo sobre toda la región; por lo tanto delegaron la autoridad en vasallos, cada uno de los cuales gobernaba por lo general sobre una ciudad amurallada y su territorio circundante.

    La jerarquía de estos estados de tipo feudal estaba encabezada por el señor, cargo que era hereditario; por debajo de él estaba la clase guerrera y en la base social se encontraban los campesinos y esclavos domésticos. Con el tiempo, estos estados vasallos se fueron haciendo cada vez más autónomos.

    La sociedad Chou estaba organizada alrededor de la producción agrícola. La tierra estaba dividida idealmente en extensiones cuadradas, cada una de las cuales se subdividía en nueve parcelas que formaban un espacio con forma de triángulo equilátero. Las ocho parcelas exteriores estaban asignadas a ocho familias campesinas, quienes unían sus esfuerzos y recursos para cultivar la parcela central propiedad de la clase dirigente. No está claro hasta qué extremo se utilizaba este sistema de distribución de tierras, pero las dinastías posteriores pensaron que era la manera más equitativa de dividir la tierra.

    Las prácticas religiosas se correspondían con el sistema social jerárquico. Los Chou creían en el poder que emanaba del Cielo, que autorizaba el poder de los reyes; éstos hacían sacrificios al Señor en lo Alto, ahora llamado Tian ('Cielo') y a sus antepasados. El señor de los estados hacía sacrificios a la naturaleza local y a deidades agrícolas, así como a sus antepasados. Las familias individuales también ofrecían sacrificios a sus antepasados para evitar infortunios y calamidades.

    Los Chou del este:


    Los reyes Chou fueron capaces de mantener un control efectivo sobre sus dominios hasta que finalmente, en el 770 a.C., algunos de los estados se rebelaron y junto con invasores nómadas del norte expulsaron a los Chou de su capital, cerca de la actual Xi'an.

    Con posterioridad, los Chou establecieron una nueva capital hacia el este, en Luoyang. Aunque ahora estaban más a salvo de los ataques de los bárbaros, los Chou del este no podían ya ejercer una gran autoridad política o militar sobre los estados vasallos, muchos de los cuales habían crecido hasta ser más poderosos que el poder central Chou. Durante estos años China entró en la edad del hierro; el arado de hierro tirado por bueyes, junto con más perfeccionadas técnicas de regadío, llevaron a conseguir mejores cosechas, que a su vez, mantuvieron el constante crecimiento demográfico, el cual estuvo acompañado por la aparición de una nueva clase de mercaderes y comerciantes. Se mejoraron las comunicaciones por el progresivo uso del caballo como animal de transporte.

    Los estados situados en las fronteras exteriores de la zona cultural china se expandieron a costa de sus vecinos no chinos, menos avanzados, y al expandirse se estimuló y diversificó su propia cultura al adquirirse elementos culturales de las civilizaciones exteriores.

    Para los estados de la llanura del norte de China, la expansión significó una agresión contra otras organizaciones políticas que compartían la misma civilización básica, y la uniformidad cultural entre los estados tendía a promocionar el estancamiento cultural. Hacia el siglo VI a.C. siete poderosos estados sitiaron a los más pequeños y relativamente débiles de la llanura del norte de China.

    Con la caída de la autoridad política de la dinastía Chou y la aparición de poderosos estados periféricos, las relaciones interestatales se volvieron cada vez más inestables. Durante los siglos VII y VI a.C., se consiguieron breves periodos de estabilidad al organizarse alianzas interestatales bajo la hegemonía del miembro más fuerte. Sin embargo, hacia el siglo V a.C. el sistema de alianzas era insostenible y la China de los Chou desembocó en el denominado periodo de los Reinos Combatientes (481-221 a.C.), caracterizado por la anarquía.

    Fue durante esta dinastía cuando nacieron los sabios más grandes de toda la historia de la China antigua: Lao-tse y Confucio.

    Lao-tse

    Su biografía es poco conocida y algunos historiadores tienen la duda de si realmente ha existido.Ha dejado un rastro duradero, concretamente con su libro Tao te king, que podría traducirse como Libro de la Vía y de la Virtud.

    Según la leyenda, Lao-tsc pasó veinticuatro años en el útero materno, tiempo durante el cual adquirió la sabiduría que le caracteriza. Por otra parte, parece que fue el Gran Astrólogo de los Tcheou, hasta el declive de la dinastía.

    Estas dos informaciones confirman lo que los especialistas se niegan a veces a admitir, porque no desean mezclar la astrología con la filosofía.

    Lo más probable, para restablecer una verdad en la que, por supuesto, se puede creer o no, es que Lao-tse ha sido realmente el astrólogo al que aluden algunos textos y que fue ejerciendo esta ciencia como adquirió la sabiduría que plasmó en su Tao te king. Porque el estudio de los movimientos de los astros y de los planetas, asociado a su significado terrestre, no puede sino conducir a la vía estrecha de la verdad, la que abre las puertas del conocimiento y de la sabiduría.

    Confucio

    Confucio debió vivir entre el 551 y el 479 antes de la era cristiana. Tuvo una infancia pobre, lo que le obligó a hacer muchas cosas por sí mismo. Pero nunca se vanaglorió de ello.

    Aquí están sus palabras:

    Cuando yo era joven, era de condición humilde, por ello tuve que aplicarme a hacer muchas cosas; pero son cosas sin importancia; ¿necesita el sabio saber hacer muchas cosas?

     

    Desgraciadamente para él que era tan tolerante y tan abierto, sus discípulos transformaron, con frecuencia, sus enseñanzas en un dogma más rígido. Es cabal saber que lo que llegó a ser el confucionismo no guarda siempre gran fidelidad al espíritu de Confucio.

    Para conocer verdaderamente a Confucio, lo mejor es leer el Lun yu (que puede traducirse como Coloquios familiares), en el que sus discípulos más próximos relatan tal cual la palabra del gran sabio.

    La creación del Imperio

    Durante el siglo IV a.C., el reino de Qin, uno de los estados periféricos emergentes del noroeste, se embarcó en un programa de reformas administrativas, económicas y militares, siguiendo las doctrinas legalistas. Al mismo tiempo, el poder de los Chou pasó a ser cada vez más débil hasta que el régimen se colapsó en el 256 a.C. Una generación después, los Qin habían sojuzgado a los demás estados.

    La dinastía Qin (221-206 a.C.)

    En el 221 a.C., el rey de Qin se auto proclamó Qin Shi Huangdi, o primer emperador de la dinastía Qin. El nombre China deriva de esta dinastía.

    Con la ayuda de un ministro legalista, Li Si, el emperador unificó el mosaico de estados feudales en un imperio administrativamente centralizado y culturalmente unificado. Se abolieron las aristocracias hereditarias y sus territorios se dividieron en provincias gobernadas por burócratas nombrados por el emperador.

    La capital de Qin, cerca de la actual ciudad de Xi'an, se convirtió en la primera sede de la China imperial. Se adoptó un sistema de escritura y su uso se hizo obligatorio en todo el Imperio. Para promocionar el comercio interno y la integración económica, los Qin unificaron los pesos y medidas, la acuñación de moneda y las medidas de las hachas. Se adoptó la propiedad privada de la tierra y se aplicaron leyes e impuestos con igualdad.

    El primer emperador también intentó extender las fronteras exteriores de China. En el sur sus ejércitos marcharon hacia el delta del río Rojo, lo que en la actualidad es Vietnam.

    En el suroeste su dominio se extendió para englobar la mayor parte de las actuales provincias de Yunnan, Guizhou y Sichuan. En el noroeste sus conquistas alcanzaron Lanzhou, en la actual provincia de Gansu y el noreste, un sector de lo que hoy es Corea, reconoció la superioridad de los Qin. El centro de la civilización china, sin embargo, permaneció en el valle del Huang He. Aparte de la unificación y expansión del Imperio, el logro más conocido de la dinastía Qin fue la terminación de la Gran Muralla china.

    El coste económico y humano de las conquistas extranjeras de los Qin y la construcción de la Gran Muralla y otras obras públicas fue enorme. El peso siempre creciente de los impuestos, el servicio militar y los trabajos forzados crearon un hondo resentimiento contra la dinastía Qin entre las clases populares del Imperio. Además, las clases intelectuales estaban ofendidas por la política gubernamental de control del pensamiento, en especial la quema de libros. El sucesor de Qin Shi Huangdi cayó bajo la influencia de un astuto eunuco de palacio. Siguió una lucha por el poder, mutilando la administración central y el pueblo indignado se levantó en una rebelión.


     

    Dinastía Han

    Estuvo en el poder desde el año 206 a.C. hasta el 220 d.C. El primer emperador fue Liu Bang que tuvo como capital la actual Xi´an. Se distinguen dos dinastías: la del Oeste (206 a.C.-24) y la del Este (25-220) cuya capital era a la vez Luoyang.

    Es la época de la expansión territorial, pero aún más importante la del desarrollo político y cultural del país. Uno de los descubrimientos más importantes de esta época fue el papel.

    La era de esplendor tuvo lugar bajo el reinado del emperador Han Wudi (140-87 a.C), cuando el imperio se extiende al norte, manteniendo la frontera contra las tribus nómadas de los hunos, conquistando el territorio de la actual Corea, aumentando el comercio con el oeste a través del Turquestán y abriendo el comercio con Asia central, a través de la célebre Ruta de la Seda. En el sur se someten los territorios de Guangzhou.

    Asimismo se restablece el confucionismo y las enseñanzas clásicas chinas, floreciendo en esta época el budismo, que había penetrado en China, desde la India, a través de la Ruta de la Seda.

    Pero esta Dinastía se fue debilitando en sus últimos años. Desde el 220, final de la dinastía Han, hasta el comienzo de la dinastía Sui, se sucedieron diversos Estados: Los Tres Reinos y la Dinastía Jin del Oeste y del Este, los Dieciséis Reinos y las Dinastías del Norte y del Sur.

    Dinastía Sui

    En el 581 la dinastía Sui toma el poder y, aunque reinó poco tiempo, logró reunificar el Imperio y reorganizar la administración. Norte y Sur dejan de estar divididos, y con el inicio de la construcción del Gran Canal intercambian sus mercancías. La dinastía fue derrocada por una rebelión popular. En el año 618 un antiguo general de esta Dinastía funda la Dinastía Tang.

    Dinastía T´ang

    El personaje que preservó la reunificación del imperio a la caída de los Sui fue Li Shih-min iniciador de la dinastía T'ang, que restauró las glorias de la época Ham y contribuyó notablemente al avance de la civilización china. Precisamente en un momento en que en Occidente el imperio bizantino tenía que ceder sus provincias orientales al Islam, y poco más tarde el Imperio carolingio no fue más que una fugaz realidad. En su querer mejorar la administración pública los T'ang restablecieron un sistema de exámenes para entrar en ella, más sistemático que las largas pruebas orales utilizadas anteriormente, lo que causó una enorme expansión de la educación. Ello junto a la invención de los caracteres de imprenta en el siglo VIII se unió a la demanda de libros de texto y fomentó la difusión de la alfabetización. El Imperio T'ang sobresalió por la gran calidad de sus literatos, con escritores tan diversos como el ensayista confuciano Han Yu y el poeta taoísta Li Po. La base de todos los cambios fue el desarrollo de un sistema burocrático que sustituyo al más reducido y aristocrático que había reemplazado al feudalismo durante el periodo Han.

    Cara al exterior fue una época de aceptación de ideas extranjeras y de flexibilidad, como lo demuestra que en la capital, Ch'ang-an, hubiera sacerdotes procedentes de la India y del sudeste asiático, mercaderes del Asia central y de Arabia, y viajeros de Corea, Japón y Persia. El reinado del segundo emperador T'ang, T'ai-tsung (627-650) consolidó el Imperio gracias a su magnetismo personal que atrajo a las mejores mentes de la época. El Imperio, por primera vez, se dividió en provincias y se estableció un censo sistemático, el poder paso de

    manos militares a civiles, gracias a un excelente funcionarizado reclutado exclusivamente por exámenes y no por influencias familiares. Como sucede en todo ciclo histórico los vicios y corrupciones que justificaron el ascenso de una nueva dinastía o ideología para erradicarlos, con el tiempo surgen de nuevo y preludian el final de un periodo y el inicio nuevamente de una nueva etapa purificadora. La dinastía tuvo su Edad de Oro gracias a que supo crear unas instituciones apropiadas para regir el Imperio, más que confiar en la personalidad de los gobernantes individuales, como nos tiene acostumbrados la Historia en todas las épocas.

    Dinastía Sung

    La desaparición de la dinastía T'ang condujo a un periodo de descomposición que permitió que del 907 al 960 coexistieran en el territorio chino una docena de reinos. Las llamadas Cinco Dinastías y los diez reinos ocupan el periodo de cincuenta y tres años que separan los imperios T'ang y Sung. Es un periodo en que el abandono de las obras hidráulicas debió favorecer el desarrollo de los movimientos separatistas locales allí en donde hubo un jefe militar para ponerse al frente. En el Norte, una serie de breves dictaduras militares, las Cinco Dinastías, fueron incapaces de mantenerse frente a las incursiones nómadas. La más duradera de ellas gobernó diecisiete años. Aprovechando esta inestabilidad la tribu mongola de los kitán, asentada en Manchuria, atravesó la frontera del Noroeste y se establecieron en una extensa región de Hopei, en territorios cedidos por el primer soberano de la segunda dinastía Tsim (936-947), que llegaban desde las puertas de la Gran Muralla y lo que hoy es Pekín. En el año

    Paseo por el sendero de una montaña
    1190-1225

    947, los kitán dieron a su Estado el nombre sinizado de Liao, y por él penetrarían más tarde los mongoles que conquistaron China En el periodo de las Cinco Dinastías, la resistencia de los funcionarios a servir a los soberanos del Norte, que en gran parte eran aventureros de estirpe bárbara, les obligó a emigrar al Sur, elevando el nivel cultural y literario de aquellos territorios, en donde se difundió enormemente la cultura literaria; entre los años 932 y 935 se imprimieron las obras clásicas del confucianismo, y se utilizaron grabadores de madera para hacer las planchas de impresión.

    Aun cuando las invasiones extranjeras fueron una constante amenaza y la causa del derrumbamiento final del imperio Sung, la sujeción de los militares al control civil refleja la tendencia al pacifismo de la época. La administración y la cultura fueron los pilares de la dinastía Sung.

    La revolución monetaria fomentó el desarrollo del mercado nacional. Las provincias Sung se habían convertido en interdependientes y su cohesión económica se basaba en las mejoras en la agricultura y las comunicaciones. Pero estos avances económicos no nos han de ocultar la realidad de la gran mayoría de la población campesina, como lo demuestra el hecho de la continua emigración de campesinos sin tierra a las ciudades durante la dinastía Sung meridional, y el que no se pudiera evitar que se formaran grandes latifundios; las familias ricas podían comprar tierras, con los arrendatarios incluidos, con lo que reapareció el régimen casi feudal del segundo Imperio Han.

    Dinastía Yüan

    Este período representó una época de dominación extranjera y el fin de lo que muchos historiadores denominan la Civilización China Clásica, es quizá la más conocida por el mundo occidental debido a las narraciones de viajeras occidentales que, como Marco Polo, quedaron asombrados por el modo de vida y la libertad de cultos existentes en China. Kubilai Khan será el emperador más importante de este período de sincretismo religioso y cultural, pero que en realidad ocultaba el monopolio del poder por parte de la minoría mongola. Los mongoles gobernaron China durante casi cien años. Aunque los historiadores chinos consideran que el comienzo del imperio mongol o Yüan fue en 1279, había habido una dinastía mongol establecida en el norte de China desde la subida al trono de Kubilai Khan, y desde 1263 fue Pekín, y no Karakorum, el centro mundial del poder mongol. Este periodo supuso un eclipse parcial de la civilización china, una temporal extinción de las actividades culturales asociadas a la administración imperial tradicional.

    El dominio mongol en China se basó en la desconfianza hacia los pueblos sedentarios dominados, si bien se tuvieron que aceptar muchos de los métodos administrativos del secular funcionarizado chino. La política mongola condujo a una auténtica segregación entre los mongoles, los chinos y las etnias no chinas.

    Los mongoles conservaron por vía hereditaria los cargos de dirección y los gobiernos provinciales, a la vez que se les reservaba una cuarta parte en los puestos del funcionarizado, a pesar de su escasa preparación en comparación con los chinos. La prohibición de los matrimonios mixtos debía teóricamente asegurar este monopolio de funciones a la minoría mongol. La dinastía Yüan desarrolló una mayor fiscalidad que en épocas anteriores, sobre todo en las regiones marítimas y del Sur, pero supo cuidar y mantener la estabilidad interna de la sociedad china, lo que le valió el apoyo de los grandes propietarios.

    . Actor de carácter
    1271-1368

    Dinastía Ming

     

    El descontento popular, debido principalmente a las hambres cíclicas, contra el cada día más débil gobierno mongol cristalizó en una serie de rebeliones, una de las cuales dirigida por el antiguo monje Chu Yüan Chang logró vencer a los mongoles y conquistar Pekín en 1368, de la que había huido el último emperador mongol, Togan Temür. El movimiento liderado por Chu Yüan Chang estaba ligado al llamado movimiento de los Turbantes Rojos que incorporaba un elemento escatológico nuevo, el creer en un Buda redentor o Maitreya, y a la vez enraizaba con el más profundo nacionalismo tradicional. Después de acaudillar durante veinte años la revuelta al conquistar la capital se proclamó emperador con el nombre de Tai Tsu (1368-1398), iniciándose la dinastía Ming, que habría de regir los destinos de China hasta 1644.

    La nueva capital del renovado imperio fue Nankín y la consolidación militar del Estado fue el objetivo primordial del nuevo soberano. Para ello expulso a las mongoles de sus últimos reductos en las provincia de Yunnan y después los atacó en sus propios territorios de origen, Manchuria, apoderándose de su capital Karakorum en dos ocasiones en 1372 y 1388.

    La construcción de una potente flota imperial de unos 70 navíos, no pudo impedir los ataques de los piratas japoneses contra las costas chinas. Dicha flota también sirvió para realizar importantes expediciones ultramarinas entre 1405 y 1430, llegándose a visitar 30 países en Insulindia, el océano índico y las costas orientales de África.

    El esplendor de los dos primeros reinados Ming se basó en una profunda reconstrucción agraria y en la puesta en marcha de un nuevo régimen político y administrativo.. También se fomentó la repoblación forestal, sobre todo en la región de Nankín, hecho que permitió después la construcción de grandes flotas.

    Es un periodo en que se rechaza todo lo extranjero, y se busca por todos los medios el conocimiento de su propia tradición. Sin embargo este odio hacia lo extranjero no impidió que se continuasen los contactos diplomáticos con el exterior, ni que penetrasen influencias culturales europeas con la llegada de los primeros navíos portugueses a las costas de China en 1514, ante Cantón en 1517, y que desde 1557 existiese una importante colonia portuguesa en Macao. El periodo Ming, tanto cultural como políticamente, fue una de las épocas más importantes de China, y la que determinó la concepción europea sobre la nueva China. La pintura, la cerámica, la arquitectura, la artesanía, la literatura, la filosofía brillaron como nunca, y la acción al enciclopedismo, tan arraigado en China, alcanzó una de sus cúspides.

    Fin de las Dinastías

    La amenaza a la dinastía Qing vino de Europa. El comercio europeo en el siglo XVIII se concentraba en Macao y era creciente; es cuando empieza a manifestarse la superioridad militar y material de Europa. En 1840 se desencadena la Guerra del Opio entre China y Gran Bretaña, que termina en agosto de 1842 con el Tratado de Nanking, por el que se cedía Hong Kong a Gran Bretaña y se abrían al comercio Guangzhou y otras ciudades. En 1844 se firman tratados con Estados Unidos y Francia por los que se reconoce el derecho de extraterritorialidad a los europeos. En 1858 estalla otra nueva guerra del opio. En 1860 el Palacio de Verano es destruido, firmándose un nuevo tratado muy ventajoso para las potencias europeas. En 1900 el movimiento de los Boxers es abatido por las potencias extranjeras. Finalmente en 1911 la Dinastía Qing es derrocada por la Liga Republicana Revolucionaria, acabando así el reinado de los Hijos del Cielo que había comenzado en el año 2000 a.C.

    Fechas Destacadas

    1766 a.C.

    La dinastía Shang gobernó sobre un reino con centro en el valle del Huang He.

    1122 a.C.

    Los Zhou derrocaron a los Shang y fundaron su propia dinastía. El débil poder central fue sostenido por los estados semiindependientes del Este dirigidos por señores feudales.

    500 a.C.

    Confucio formuló un nuevo y revolucionario sistema de ideas y valores. Su filosofía guió a China durante más de 2.000 años y su influencia todavía hoy continua.

    221-206 a.C.

    La dinastía Qin estableció un fuerte poder central en China. Inicios de la construcción de la Gran Muralla.

    206 a.C.-200 d.C.

    La dinastía Han consolidó el imperio creado por los Qin y extendió sus límites al sur del Yangzi Jiang y por el norte hacia el interior de Asia central. El confucionismo se convirtió en la ideología oficial del Estado. Tras un breve interregno (9 d.C.-23) en que gobernó el usurpador Wang Mang, el poder de la dinastía Han posterior u oriental perdió gradualmente su control sobre el Imperio, que se atomizó en pequeñas entidades políticas.

    605

    La dinastía Sui culminó la construcción de un canal que unió el valle del Yangzi Jiang y el norte de China, que más tarde formaría parte del Gran Canal, lo cual ayudó a la unificación del país tras varios siglos de agitaciones y convulsiones políticas.

    618-907

    La civilización china se enriqueció con un nuevo renacer cultural propiciado por la dinastía Tang, cuya capital, Xi'an, fue la más poblada de las ciudades del mundo con más de un millón de habitantes.

    960

    Tras un periodo de lucha por el poder, la dinastía Song reunificó China. Los soberanos Song institucionalizaron el neoconfucionismo y consolidaron el sistema de exámenes para los funcionarios civiles.

    1279

    Los mongoles conquistaron la totalidad del territorio. Kublai Kan fundó la dinastía Yuan.

    1275-1292

    El comerciante veneciano Marco Polo se convirtió en uno de los primeros europeos que visitó China.

    1368

    Expulsión de los mongoles de China. La dinastía Ming generalizó el desagrado hacia las culturas extranjeras.

    1644

    Los manchúes fundaron la dinastía Qing, pero mantuvieron el sistema de gobierno instaurado por los Ming.

    1839

    El intento chino por detener el contrabando de opio practicado por los europeos condujo a la guerra del Opio. Gran Bretaña obtuvo Hong Kong e incrementó sus derechos comerciales con China.

    1851-1864

    Millones de chinos murieron durante la Rebelión Taiping.

    1900

    Sociedades secretas y grupos nacionalistas atacaron a los residentes extranjeros durante la Rebelión Bóxer. Tropas occidentales aplastaron la rebelión.

    1912

    El último emperador Qing fue derrocado. Establecimiento de la República de China.

    1928

    Tropas nacionalistas dirigidas por Jiang Jieshi (Chiang Kai-shek), derrotaron a los comunistas y establecieron un gobierno dominado por el Guomindang.

    1934-35

    Mao Zedong condujo a los comunistas chinos hacia el norte en la denominada Larga Marcha. Allí se reagruparon e iniciaron la contraofensiva.

    1937

    El Ejército japonés atacó China. Al año siguiente, Japón controlaba la mayoría de sus territorios nororientales.

    1945

    Tras un breve paréntesis en que nacionalistas y comunistas aunaron sus esfuerzos para derrotar a Japón, ambos grupos reiniciaron las hostilidades y reanudaron la Guerra Civil.

    1949

    Proclamación de la República Popular China. El gobierno nacionalista se refugió en la isla de Taiwan.

    1966-1969

    La Revolución Cultural originó una profunda agitación política y social en todo el país.

    1976

    Fallecimiento de Mao Zedong y Zhou Enlai. Deng Xiaoping comenzó su ascenso político al año siguiente.

    1989

    Cientos de estudiantes que se manifestaban en Pekín en favor de una apertura del régimen, fueron masacrados en la plaza de Tiananmen.

    1993

    Oposición del gobierno chino a las medidas del gobernador británico de Hong Kong, Christopher Patten, tendentes a la introducción de reformas democráticas en dicho territorio, antes de que la transferencia de su soberanía revirtiera a China (prevista para 1997).

    1997

    Fallecimiento de Deng Xiaoping en el mes de febrero. Jiang Zemin pasó a controlar los órganos fundamentales del Estado.

    Hong Kong pasó a soberanía china en julio, aunque manteniendo el carácter capitalista de su economía y una considerable autonomía politica.

    La cumbre ruso-china que se celebró en noviembre estableció la demarcación fronteriza definitiva entre ambos países.

    1998

    De acuerdo con lo aprobado por el XV Congreso del PCCh, celebrado en marzo de 1998, la Asamblea Nacional Popular procedió a una drástica reducción del aparato estatal; asimismo, la Asamblea ratificó a Jiang Zemin como presidente de la República para un nuevo mandato de cinco años.

    Servicio Civil

    La mayoría de los empleados y funcionarios del gobierno fueron recomendados a la capital por las altas autoridades provinciales y era requisito indispensable que para ocupar esos altos puestos, los que se escogían poseyeran una gran fortuna.

    Ya después del 165 de la Era Cristiana, esos cargos eran llenados con aspirantes que debían realizar una serie de exámenes escritos para llenar la función gubernativa.

    Solo una intensa preparación que llevaba años de estudio, podía resultar en la coronación exitosa de un examen de este tipo y así se nota que sólo los miembros de las familias más poderosas de China, económicamente hablando, podían mantener a sus hijos en las cuales dedicadas para la preparación de los aspirantes al examen.

    Sistema Agrario

    Desde la prehistoria se nota cierta inclinación a la colectivización de la agricultura. Todo el sistema agrícola, abarcando desde las fuentes productoras de las aguas de riego como los diques y represas y en algunas dinastías hasta la propia tierra demuestra que existió siempre esa idea de comunidad.

    Ya los Sui, impusieron en la China por vez primera la institución de los graneros estatales, para guardar todos los excedentes de la producción agrícola en espera de malas cosechas.

    Toda la tierra cultivable que se encontraba abandonada, reflejo probable de las guerras civiles del tiempo de problemas, fue repartida de nuevo a los T´Ang, para darle más vigor a la recepción de impuestos para el estado y como medida política para atraerse a los campesinos.

    Como primera medida se impulso la creación y conservación de los graneros estatales, que adquirían todos los excedentes de la producción agrícola con dos fines básicos: de beneficencia publica, para ayudar a los desheredados en casos de calamidades nacionales que afectaran a la agricultura y como medio de estabilizar los precios, en caso de que se presentara el problema de súper producción agrícola. Los productos conservados en los graneros, caso de carestía, se repartían gratuitamente a los pobres.

    Derecho

    Derecho de familia

    Es muy antigua en la China la practica del matrimonio poligámico. Sin embargo, estaba condicionado a la potencia económica del marido el tener más de una mujer.

    Durante los Sui, el simple concubinato del marido era permitido abiertamente por la ley.

    El sistema familiar en la China fue netamente feudal. Como atrás vimos, todos los bienes familiares pasaban a la muerte del anciano de la familia al hijo mayor. La única quiebra que presento este sistema familiar fue en la época de los Han, al obligarse, por razones primordiales de índole política, a que los primogénitos de los príncipes o señores feudales, al recibir la herencia “debieran repartir una mitad entre sus hermanos menores”

    Derecho Penal

    Cuando un funcionario del estado cometía un delito, la única pena que se le aplicaba era la destitución inmediata y forzosa de su cargo. Como se ha visto, el alcanzar un puesto en la administración pública china se hacía a costa del sacrificio de una vida dedicada al estudio, acompañada de la inversión de dinero que demandaba.

    Pero no solo esta pena se conocía, existían también la pena de muerte por decapitación; se aplicaba a los delitos de la alquimia y de huir del trabajo obligatorio.

    A partir de la dinastía Han se penaba al vagabundo con el destierro y la desposes ión de bienes.

    Clases Sociales

    Esclavitud

    El número de esclavos hombres en toda la China no alcanzara un porcentaje tan bajo como el uno por ciento de todos los habitantes, en contraposición al cincuenta por ciento que encontramos en la Grecia antigua.

    Aquella casa reinante mucho se preocupo por la esclavitud y llego a dar un decreto aboliéndola considerando a todos esos esclavos manumitidos por ley, como servidores del estado.

    Los mongoles introdujeron la practica, que fue adoptada por los Ming, de la cremación de los esclavos a la muerte de su amo en una misma pira.

    Pero no fue hasta el siglo XV de nuestra era donde comenzaron a aparecer los decretos prohibiendo terminantemente esa práctica.

    Nobles

    La nobleza no existió en China como privilegio de sangre, sino como recompensa a los servicios prestados al Estado o a la familia reinante.

    Estos nobles tenían la obligación ineludible de vivir en la corte cerca del príncipe y carecían de autoridad en los lugares de que provenían.

    El poder económico basado en la propiedad de la tierra fue entre ellos inmenso, a costa del verdadero campesino cultivador del suelo.

    Como en todo sistema feudal el poder de éstos aumentaba o disminuía en relación con la debilidad o poderío del monarca.

    Sacerdotes

    Nunca apareció en China el sacerdocio con el poder desorbitado con que lo hemos visto en Egipto.

    El estado chino no mostró la menor debilidad cuando, en momentos en que el sacerdocio parecía querer dominar a la autoridad civil, al adoptar medidas extremas como la secularización de los monasterios, la expropiación de los bienes de los religiosos y hasta ordenar a monjes y monjas salir de los conventos y entrar a la vida seglar.

    Codificaciones del Derecho

    Los emperadores chinos estuvieron hondamente preocupados por la diversidad y profusión de leyes que existían en el imperio y pretendieron hacer una recopilación general definitiva de ellas, que estuviera al alcance de todo el pueblo.

    La dinastía Chou, que los chinos consideraban su época clásica, fue la primera que emitió un código público y general de toda la legislación.

    Al no dar ésta codificación el resultado que se esperaba, se ordeno una nueva, que en su prurito uniformador llegó, hasta decretar el diámetro de las ruedas de os vehículos.

    La colección de las drásticas leyes de los Sui, fueron reunidas en un solo libro que se publico durante la casa T´Ang. A través de esta ultima publicación, fue que la legislación netamente china ejerció una influencia decisiva en las recopilaciones que por esa época se estaban efectuando en Annam y el Japón.

    Cuando la dinastía de Ming se hizo cargo de la administración del país, fue restablecida presidiendo de todos los elementos extraños mongólicos y tomando una serie de líneas propias que se creían netamente chinas. Como resultado se publico un código general de leyes en 1375.

    Esta recopilación de leyes con el tiempo recibió una multitud de adiciones y recopilaciones y nuevas ediciones, siguió rigiendo a la China, hasta principios de nuestro siglo, pero siempre de línea marcada por los Ming.

    A principios de nuestro siglo, más concretamente con la instauración de la republica, todo el inmenso bagaje legislativo netamente chino fue derogado y se promulgaron códigos que fueron, en muchos aspectos, traducción del las codificaciones napoleónicas, perdiéndose casi en su totalidad, el aporte netamente chino y comenzando la occidentalización del país,

    Conclusión

    Al estudiar la civilización China, así como sus principales características nace en mí persona, un interés que no imaginaba que yo iba a tener.

    Me llama poderosamente la atención , como las diferentes dinastías fueron aportando, nuevas cosas hasta llegar al punto en que pienso, que fue necesario que en la China existieran tantas dinastías, para convertirse en lo que ahora son, una de las culturas más extrañas del mundo.

    En cuanto a sus clases sociales, también me despierta curiosidad, el hecho de que en China la nobleza no se traiga por la sangre, sino que es por las obras que se hacen que se le da ese rango. Sin olvidar que es de las pocas culturas donde es muy poca la esclavitud.

    En fin este tipo de investigación son los que enriquecen el conocimiento y fomentan el interés sobre una civilización y cultura como lo son los incontables chinos.

    Bibliografía

    Tesis utilizada en clase.

    http://www.amadeus.net/home/dest/es/asia/china/histo.htm

    http://www.elnuevodiario.com.ni/archivo/2001/enero/18-enero-2001/estasemana/estasemana5.html

    http://www.fortunecity.com/victorian/ferndale/165/nacimientochina.htm

    http://www.juangabriel.com.mx/chino/sabiduria.html

    23