Ciudades chilenas

Geografía. Urbanismo. Desarrollo. Estructura urbana. Regiones. Expansión urbana. Vivienda. Chile. Barrios. Núcleos. Funciones comerciales. Mineras. Portuarias. Industriales. Turísticas. Culturales

  • Enviado por: Angelita
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 19 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

CIUDADES CHILENAS

INTRODUCCION

En el presente mostrare las evoluciones de las ciudades, desde sus orígenes y como a medida del paso de los años las ciudades van creciendo y se van desarrollando mas y mas.

También podremos apreciar los problemas que a esto le atribuyen al incrementarse la población y así causar el déficit de algunos abastecimientos sean del tipo que sean.

Por supuesto no dejare de mencionar las posibles soluciones de los acontecimientos que aquejan a las diferentes ciudades, como también presentare las funciones que cada una cumple y del tipo que son.

ORIGEN DE LAS CIUDADES CHILENAS

El paisaje urbano y su irradiación en la región

En nuestro país la ciudad ha irradiado su influencia cultural, social y económica a áreas agrícolas y mineras. Esta irradiación ha ido configurando diversos tipos de regiones que dependen de sus respectivas ciudades.

El emplazamiento de las ciudades

No hay en Chile dos ciudades con un sitio similar, pero se pueden reconocer tipos de emplazamiento.

En nuestro país tenemos como casos de interés las repoblaciones de ciudades fundadas en el siglo XVI y refundadas en el mismo emplazamiento a fines del siglo XVIII, como Osorno, y a fines del siglo XIX, como Villarrica, Carahue (ex Imperial) y Algol. La permanencia del emplazamiento en naturaleza hostil puede probar en el doblamiento cuatricentenario de Castro que ha resistido ocho sismos notables, varios maremotos, grandes incendios y saqueos de piratas.

Las ciudades en emplazamientos desérticos tienen cierta importancia en nuestro país algunas han perdurado por estar en oasis, como Calama, San Pedro de Atacama; otras han persistido por sus ricos yacimientos mineros: Chuchicamamta, Potrerillos, El Salvador, Pedro de Valdivia, María Elena.

La forma de las ciudades

El plano de las ciudades tradicionales chilenas tiene la forma de un tablero de ajedrez. Este plano de damero, usado en las ciudades griegas y en las colonias del Imperio Romano, fue transmitido por la latinidad a España, donde se continuó utilizando en la Edad Media, por la conquista española fue transmitido a Chile.

El plano en damero se repitió en nuestras ciudades desde el siglo XVI hasta el siglo XIX. Es la misma forma que tienen actualmente los núcleos tradicionales de Curico, Linares, Melipilla, San Felipe, y la casi totalidad de las ciudades chilenas.

En Chile es tan importante la tradición de esta forma en damero, que se ha respetado aún en ciudades en las que no era la más adecuada por su emplazamiento geográfico. En Coquimbo, calles en línea recta han debido trepar por cerros obstaculizando la circulación.

El plano de otras ciudades tienen la forma de línea recta. Sus viviendas se alinean a los costados del camino principal. Es lo que se conoce con el con nombre de ciudad-carretera. Ejemplos de esta forma lo constituyen Curacaví, La Cruz, Calle Larga, El Monte.

La traza irregular domina en varias ciudades que se han generado de agrupamientos espontáneos.

Origen de las ciudades chilenas

Las grandes funciones coloniales originaron ciudades tan importante4s como Santiago, La Serena, Concepción, Chillán, San Felipe, San Bernardo, Curico. Valdivia. Las grandes fundaciones se producen en los siglos XVI y XVIII. En el siglo XVIII se fundaron y perpetuaron alrededor de sesenta núcleos urbanos.

Más once ciudades de importancia se han originado de antiguos pueblos indios. Aparte de los casos marginales de Arica, Calama y San Pedro de Atacama y de la gran influencia de la cultura urbana atacameña, tenemos un buen numero en la región central. Casi todas se formaron en el siglo XVIII, como Cauquenes, Melipilla, Peumo, Rancagua, San Vicente de Tagua-Tagua; aún la en la época tan tardía, como en el siglo XIX, se formó Talagante, cuando en 1833 el Gobierno acordó establecer su emplazamiento una nueva población para agrupar los escasos indios dispersos.

Más de veinticuatro ciudades tienen su origen en asientos mineros. Se hallan en cuatro áreas bien definidas:

* Norte Grande: pocas ciudades han sobrevivido a la crisis del salitre, salvo cuando a la vez han sido puertos de importancia; es el caso de Iquique y Antofagasta.

* Norte Chico: la gran mayoría de las ciudades tiene su origen en minas de plata, cobre y oro, especialmente en el siglo XVIII como Copiapó, Combarbalá, Freirían, Illapel, Petorca, La Ligua, Vallenar, y en menor grado en el siglo XIX como Chañaral, Huaso, Llay-Llay y Putaendo.

* Región Central: aquí la minería ha dado lugar a solo dos ciudades, ambas en el siglo XVIII, San José de Maipo, Alhué.

* Sector Sur: la urbanización minera se produce a mediados del siglo XIX, con las minas de carbón: Coronel, Curanilahue, Lota, Lebu, Arauco. Los lavaderos de oro han dado origen a Florida y Porvenir. La explotación del petróleo explica el surgimiento de Cerro Sombrero en Tierra del Fuego.

En nuestro país, durante la Colonia, las fortalezas fueron origen de alrededor de 50% de las poblaciones fundadas en ese periodo. Especial interés tienen las de la Frontera, donde unas 25 ciudades deben su origen a la existencia previa de un antiguo fuerte.

Las ciudades, de influencia chilota, como Ancud, Castro, Calbuco y Maullín también se originaron de fuertes. La influencia que ha llegado a tener esta arquitectura militar en la urbana es un hecho evidente: las fortificaciones influyen en el desarrollo posterior de las plantas urbanas.

Nuestro país ofrece aportes de interés a la geografía retrospectiva de la ciudad latinoamericana con la original planta de Nacimiento y las murallas de Valdivia y Ancud.

La mayoría de las ciudades que tienen su origen en fuertes se establecieron definitivamente en la Región de la Frontera a fines del siglo XIX. Al ser ocupada esta zona, en la época republicana, se construyeron numerosos fuertes como una manera de proteger la vida y los intereses de los colonos.

ESTRUCTURA DE LAS CIUDADES

La estructura tradicional de las ciudades

En Chile, las ciudades, por lo general, se han estructurado en torno a la Plaza de Armas. Los edificios forman una agrupación continua, muy diferente a las esparcidas casas de los campos. Hasta hace pocos años las grandes ciudades chilenas: Santiago, Valparaíso, Antofagasta, Concepción y otras, se caracterizaban por una estructura tradicional dividida en tres sectores:

* El núcleo urbano: donde se localizan la Plaza de Armas y las calles céntricas, con la Intendencia, oficinas públicas, Catedral, casa centrales de las Universidades, Bancos, Bolsa, hoteles y restaurantes de categoría, comercio de lujo. Es lo que habitualmente se denomina El Centro, porque aquí están centralizadas las mayores actividades de servicio público y privado, comerciales y económicas de la ciudad. Era habitual que las clases más adineradas vivieran cerca de la Plaza de Armas.

* Los barrios: en nuestro país se han caracterizado tradicionalmente, por un deficiente equipamiento administrativo, financiero, educacional, comercial, de abastecimiento y de recreo.

* Los suburbios: son áreas en que se integran actividades urbanas y rurales. Junto a quintas, pequeñas chacras y huertos, se observan industrias molestas (curtidurías, fabricación de ladrillos), basurales, terrenos de deporte, criaderos de aves, etc. La mayor cantidad de residencias se concentra a lo largo de las principales vías de circulación.

Las ciudades están en constante evolución

La vida económica y social de nuestro país deja en ellas visibles huellas en el paisaje: edificios, monumentos, calles. Estas construcciones se transmiten de generación en generación, marcando, con nuevas edificaciones, el pasado de cada una. El pasado se conserva en la ciudad. Por ello son notables los restos de las lujosas construcciones de los ricos mineros del siglo pasado en Iquique, Copiapó o Vallenar, o ver todavía habitantes en casa coloniales del siglo XVIII en La serena, San Felipe, Curicó o San Fernando.

El desarrollo normal de todas las ciudades chilenas se está produciendo paulatinamente una renovación, que incluye tanto el reemplazo de residencias antiguas por edificaciones nuevas, como la adaptación de edificios a nuevos usos.

La modernización transforma las estructuras urbanas tradicionales

Debido a una interacción de factores, entre los que destacan la explosión demográfica nacional, la concentración del mayor porcentaje de la oblación chilena en las ciudades, los contrastes de nuestra economía subdesarrollada, la introducción de la tecnología moderna y la imitación de la tecnología moderna y la imitación de modelos foráneos. La estructura de nuestras ciudades nacionales se está transformando con gran rapidez.

En los barrios están surgiendo formas nuevas de comercio, especialmente supermercados y tiendas de tipo boutique. Ello conduce a menudo a la formación de centros comerciales de barrios, que compiten con el antiguo centro comercial. Este proceso se aprecia en Santiago con el surgimiento de los centros comerciales.

Inconvenientes de los viejos núcleos urbanos

Los núcleos urbanos de varias ciudades chilenas permanecen casi estacionarios en amplios sectores, conservando su edificación deteriorada e inadecuada, con calles angostas que causan serios inconvenientes a la circulación masiva.

Las características espontáneas de los barrios

En nuestras ciudades los barrios se han formado espontáneamente. Las ciudades han aumentado su superficie urbana en completo desorden.

En algunos barrios sus habitantes solo residen allí, pero trabajan en el centro u otros sectores distantes varios kilómetros. Reciben el nombre de barrios dormitorios o barrios residenciales.

Por el contrario, en otros sectores se han formado pequeños centros industriales denominados barrios industriales, también hay otros tipos de barrios como educacionales, comerciales, etc.

Se ha intentado ordenar el crecimiento de los diversos barrios de las ciudades por medio de Planos Reguladores preparados por los respectivos municipios con la asesoría del Ministerio de la Vivienda y Urbanismo.

La expansión urbana y las conurbaciones

La expansión urbana ha sido tan intensa en algunas ciudades chilenas que han llegada a unirse formando conurbaciones. En nuestro país, se han producido conurbaciones entre Coquimbo y La Serena, Los Andes y San Felipe, Valparaíso y Viña del Mar, Concepción y Talcahuano entre otras ciudades.

LA CONSTRUCCION URBANA

Es homogénea la vivienda urbana chilena

Existe la creencia que la vivienda urbana es homogénea en todas las ciudades del país. Sin embargo, esto no sucede debido a la diferente utilización de materiales y superficie edificada.

En las ciudades más antiguas los materiales tradicionales de construcción -piedra, adobe, adobón, ladrillo- han sido reemplazados por los enlucidos de yeso o el concreto. Las diferenciaciones regionales del material de construcción tienden a desaparecer con las técnicas homogéneas de construcción a base de cemento. En las ciudades de las regiones nortinas y centrales se emplea con preferencia el ladrillo, mientras que en las del sur se utiliza preferentemente la madera. El techado de latas o tejas de greda, del norte y centro es substituido por tejuelas de madera en el sur.

En las regiones nortinas, algunas funciones hogareñas pueden desarrollarse durante todas las estaciones del año al aire libre, en consecuencia, las superficies techadas son mínimas. En cambio, a medida que se avanza hacia el sur, las condiciones geográficas exigen mayor espacio cubierto por habitante, para el desarrollo de la vida familiar.

Mas aun en concepción al sur casi todas las casas tienen cobertizos destinados a almacenar leña, combustible indispensable para la larga temporada de lluvias.

El grave problema habitacional en la ciudad chilena

En nuestras ciudades existe un grave problema habitacional para las personas ya que se aglomeran en casa familias grandes, producto del crecimiento vegetativo de la población urbana y de las migraciones campo-ciudad.

LAS FUNCIONES URBANAS

Las funciones urbanas y el uso del suelo

En cada ciudad se dan casi todas las funciones urbanas, pero por lo común predomina una de ellas.

Las funciones comerciales

Las funciones comerciales están ligadas íntimamente al desarrollo de todas nuestras ciudades. Su vida y su aspecto dependen, en gran parte, del comercio. En la utilización del suelo, la función comercial se traduce en tiendas, bodegas, supermercados, bancos, casas de cambio, etc.

La casi totalidad de las ciudades chilenas realizan amplias funciones de comercio para sus respectivas áreas de influencia o hinterland. Hay ciudades que son pequeños centros comerciales locales como La Unión, Río Bueno, Los Ángeles, Calama, Vallenar, etc.

Algunas han sido favorecidas por medidas de excepción y franquicias aduaneras como Ancud, Castro, Puerto Aisén, Coyhaique, entre otros.

Arica ha sido la ciudad nacional que más se ha desarrollado por las funciones comerciales. Ello se debió a su condición de puerto libre, lo que le significo franquicias aduaneras. Esta condición le fue otorgada por el Estado a causa de su situación fronteriza estratégica, lo que explica que las inversiones estatales hayan sido muy superiores a las efectuadas habitualmente en centros urbanos de este tamaño. Parte considerable de la nueva población ariqueña ha vivido, como intermediaria, del movimiento comercial de artículos suntuarios. Una de las primeras consecuencias que acarreo esta ley de liberación fue la llegada de comerciantes, en especial sirio-libaneses, hebreos y peruanos, que junto a comerciantes chilenos aprovecharon las facilidades de las franquicias aduaneras e instalaron sus negocios ya sea de tipo mayorista como minorista.

Centro de Santiago, en plena función comercial.

Las funciones portuarias

En nuestro país hay decenas de ciudades que justifican su existencia por las funciones portuarias. En todas las ciudades destacan los muelles, la defensa costera, las instalaciones de la aduana, del puerto y las bodegas.

En el norte del país, las instalaciones portuarias para la evacuación de minerales explican la persistencia del doblamiento de Iquique, Tocopilla, Antofagasta, Taltal, Chañaral, Caldera, Huayco, Coquimbo, Los Vilos.

'Ciudades chilenas'

Valparaíso, una de las ciudades en Chile con más trayectoria en las funciones portuarias.

Las funciones mineras

Por las funciones mineras viven varias decenas de ciudades en nuestro país. En el norte citaremos las ciudades del salitre con María Elena y Pedro de Valdivia, las ciudades del cobre con Chuquicamata. El Salvador, Potrerillos; en el centro a Sewell y a las ciudades del carbón con a, Coronel, Curinalahue, Lebu; en el extremo sur las ciudades del petróleo con Cerro Sombrero.

Todas estas ciudades están divididas en dos sectores bien determinados: la mina de carbón. Cobre u oficina salitrera y la localidad misma.

Una de las funciones que cumple la ciudad de Calama es su minería, que aquí se presenta claramente.

Las funciones industriales

La industria nacional es esencialmente urbana. Se han concentrado en especial en las ciudades de Santiago, Valparaíso y Concepción. Los establecimientos industriales, que en el primer cuarto de este siglo se ubicaron en la periferia de las citadas ciudades, se encuentran ahora en áreas densamente pobladas. Muchas de las nuevas industrias que se han alejado del centro de las ciudades, se han visto, a su vez, envueltas paulatinamente por el crecimiento urbano marginal.

Toda esta situación ha hecho que el Estado, a través de la oficina de planificación nacional intente dar incentivasen la localización geográfica de las funciones industriales teniendo como fines básicos los siguientes:

* Desconcentrar Sgto. y consolidar nuevos centros urbanos industriales.

* Aplicar criterios de localización geográfica que redunden en menores costos de producción.

* Orientar los proyectos de importancia nacional y regional y los de localización indiferente, hacia centros donde exista potencial de población activa.

Industrias que en Concepción existen con gran trayectoria, forman la función industrial.

Las funciones turísticas

En muchas ciudades del país son primordiales las funciones turísticas. Varias ciudades pequeñas, se han convertido en balearios, tanto en la Costa como en la Cordillera y Depresión Central, aprovechando las condiciones naturales que proporcionan playas, lagos, ríos y montañas. El paisaje de estos balnearios se transforma con las construcciones para atender la recreación y descanso de los turistas. En los balnearios de ingresos mayores se habilitan playas, clubes de yate, casinos, hoteles, edificios de apartamentos, canchas de deportes.

Viña del Mar es la capital del turismo nacional. Fue fundada por el propietario de la estancia de Viña del Mar, José Francisco Vergara, en 1874, urbanizándola totalmente con teatros, hoteles, mercados.

Balnearios populares son los que se extienden desde Llolleo a Algarrobo, particularmente Cartagena. Esta última ciudad ha tenido in gran auge a partir de 1922, fecha en que quedó unida por ferrocarril a Santiago.

Hay que agregar también las ciudades de los lagos, centros turísticos de renombre universal como Villarrica, Pucón, Frutillar, Puerto Varas.

Pucón, con uno de los mas hermosos balnearios o si se le quiere llamar playa en donde los turistas aprecian además de sus aguas sus paisajes y la gran hospitalidad de sus habitantes, esta ciudad cumple una función turística.

Las funciones culturales y religiosas

La expansión de las Universidades en provincias ha creado, entre otras, funciones culturales en ya una gran mayoría de ciudades del país. Formando barrios universitarios, encontrándose en ciudades como Arica, Iquique, Antofagasta, La Serena, Talca, Santiago, Temuco, Concepción entre otras.

Las funciones religiosas tienen importancia en los pueblos de La Tirana, Andacollo, Los Andes, Yumbel, entre otros. Todas son ciudades de peregrinación. En el sector oriental de la Pampa del Tamarugal se encuentra el caserío de La Tirana, que habitualmente tiene solo un centenar de habitantes, pero que para las fiestas de la Virgen en julio alrededor de 40.000 personas. En Andacollo se celebra una festividad de la Virgen del Rosario, en diciembre, a la que acuden en romería, desde largas distancias, múltiples devotos que invaden la ciudad y sus enormes iglesias. En Yumbel, la devoción a San Sebastián, atrae a miles de personas, en el mes de enero y en Los Andes, por Santa Teresa de los Andes la devoción de esta santa hace traer a centenares de personas.

En el norte de Chile, la fiesta religiosa La Tirana, cumpliendo su función religiosa.

Las funciones agrícolas

Para un gran número de ciudades de las regiones central y sur país, las funciones agrícolas son determinantes en su existencia. En Cauquenes, Parral, Santa Cruz, San Javier, San Vicente de Tagua-Tagua, Curepto, Quirihue, Yungay, Chonchi, etc., la gran mayoría de sus habitantes trabajan en labores agropecuarias.

En el sur del país, donde las ciudades tienden a tener más las funciones agrícolas, pero de igual manera lo hacen en el norte.

EL EQUIPAMIENTO URBANO

El equipamiento urbano

En chile todas las ciudades deben tener, a lo menos, los siguientes servicios públicos: agua, potable, eliminación de aguas servidas y basuras, alumbrado y energía eléctrica, gas y teléfonos.

Abastecimiento de agua potable

En nuestro país el abastecimiento de agua potable en ciudades es deficiente y con variados problemas básicos.

LOS PROBLEMAS MAYORES EN LA GEOGRAFIA URBANA NACIONAL

La urbanización espontánea condujo al caos urbano

El crecimiento espontáneo de algunas ciudades nacionales ha dado origen a una situación caótica en el paisaje urbano, también la urbanización espontánea ha contribuido a agravar múltiples problemas en el equipamiento, vivienda y abastecimiento.

Poblaciones de emergencia y operaciones Sitio

El primer intento de solucionar parcialmente el problema de las poblaciones donde había campamentos fue iniciando con la construcción de las Poblaciones de emergencia, donde fueron radicadas miles de persona. Pero la falta de equipamiento educacional, sanitario y cultural plantó graves problemas.

En las periferias de las ciudades de nuestro país se pueden apreciar este tipo de decadencias de las poblaciones como en Osorno, Puerto Montt, Santiago y en general en casi la totalidad de las ciudades.

La expansión exagerada de las plantas urbanas

Nuestras ciudades se han expandido sin plan y sin límite y, lo que es peor, a saltos, dejando entre los nuevos barrios vastos terrenos eriazos.

Hay ciudades de importancia que tiene, en pleno centro grandes sitios eriazos cerrados por murallones, que en otras épocas fueron quintas o chacras y que ahora son terrenos abandonados. Además, hay que agregar los sitios desocupados que son destinados al estacionamiento de automóviles.

Igualmente la remodelación urbana, podrá ayudar a contener la expansión exagerada de nuestras ciudades. Se está efectuando en arica, Iquique, Valparaíso, Concepción y otras ciudades del país.

Los problemas del sustento de las ciudades

Las nuevas poblaciones y barrios que se construyen en todas las ciudades del país desplazan a superficies destinadas al cultivo agrícola. Las áreas cultivables han disminuido por la destrucción de grandes superficies, que se calculan en miles de hectáreas, destinadas a poblaciones. Se ha llegado al absurdo de utilizar áreas de microclimas, únicas en Chile Central, destinadas al cultivo de la chirimoya y la papaya en Quillota y La Cruz para la construcción de nuevas poblaciones.

El trafico de las ciudades y los movimientos pendulares

Cuando la periferia de las ciudades chilenas alanzaba solamente a una fracción de su actual diámetro, bastaban unos pocos tranvías o algunos autobuses para el transporte de su población. Pero el acelerado crecimiento urbano, el aumento de los vehículos que transitan, la popularización del automóvil, la estrechez de las calles y el desplazamiento del público varias veces al día, han creado graves problemas en el tráfico urbano.

Estos problemas ya no son patrimonio de la metrópoli nacional, pues se repiten en todas las ciudades chilenas. Las últimas victorias de nuestras ciudades provinciales ya son los problemas del tráfico en Concepción, Antofagasta, y la polémica en Valparaíso y Viña del mar acerca de la avenida del Mar o Vía Elevada.

Problemas generales de las ciudades chilenas

Las ciudades chilenas no estas carentes de problemas generales como toda ciudad del mundo, en nuestro país uno de los problemas mayoritarios de las grandes ciudades es la contaminación por vehículos, industrias, aguas servidas entre otros, ya que en medio ambiente se ha ido deteriorando es difícil que la naturaleza haga un proceso de descontaminación en el caso con el smog, ya que en Santiago hay muy pocas áreas verdes y de ese modo es difícil que se pueda purificar el ambiente de toda una metrópoli, como también con las aguas servidas ya que las industrias botan los residuos en ríos u otros lugares y esto hace que el medio ambiente otra vez se sienta infectado con miles de infecciones.

CIUDADES CHILENAS

Las ciudades chilenas han crecido como enclaves

Las ciudades chilenas han desempeñado como-enclaves urbanos, ofreciendo un conjunto de actividades y servicios sin mayor proyección para su respectiva área de influencia o hinterland. Estos centros urbanos han crecido solo por la reproducción gradual y tradicional de sus actividades, no ofreciendo mayores incentivos culturales y económicos a la mayoría de sus propios habitantes y del hinterland.

Santiago como capital o metrópoli ha crecido desmesurada y desordenadamente, convirtiéndose en una metrópoli que ha succionado la riqueza nacional. En síntesis, en nuestro país s observa la imagen dualista de una capital con excesiva concentración demográfico-económica contrastando con los capitales provinciales y cetros urbanos medianos en estancamiento relativo.

Las ciudades chilenas se han convertido en polos de desarrollo

Las ciudades chilenas deberán constituirse en polos de desarrollo de sus respectivas regiones. No todos los centros chilenos podrán servir como polos de desarrollo. Su distribución en el espacio geográfico determinara en gran medida los criterios para fomentar el crecimiento socioeconómico del país. En la identificación de los centros urbanos que se podrán comportar realmente como polos de desarrollo deben utilizar varios criterios, entre los cuales figuran la estructura y la dinámica demográfica, los niveles de ingresos, la extensión de servicios y funciones urbanas al hinterland, la actividad comercial e industrial, etc.

Los focos de desarrollo intrarregional refuerzan la malla urbana nacional

La distribución geográfica de los centros urbanos jerarquizados y sus relaciones de interdependencia constituye la malla urbana nacional. Se establece en el espacio geográfico chileno una red urbana nacional, desde el polo de desarrollo nacional, hasta las pequeñas ciudades, pasando por centros multirregionales y regionales.

Para entender mejor estas relaciones intrarregionales podemos observarla situación actual en la Séptima Región. La capital región se encuentra en la ciudad de Talca, que concentra actividades administrativas, educacionales, comerciales, industriales, de servicios de importancia para toda la región. A su vez, las ciudades de Curicó, Linares, Cauquenes, sirven con sus agroindustrias y servicios a sus respectivas microrregiones, donde simultáneamente desempeñan labores complementarias otras ciudades como Parral, Molina, San Javier, Constitución, Chanco.

CONCLUSION

Gracias al informe que realice de las formación de las ciudades, pude darme cuenta de cómo las ciudades han ido crecimiento al pasar el tiempo, y como por medio de las mismas personas que hay viven pueden ir mejorando o empeorando, ya que en algunas los problemas de pobrezas son muy grandes para que la municipalidad los pueda acoger.

Por lo consiguiente pude también percatarme que la evolución que han tenido las ciudades han sido muy grandes, que en la mayoría de estas también existe una función e incluso en algunas de ellas hay más de una función que ellas cumplan.

Por ultimo en el informe ya presentado se dan muchos ejemplos claros de cada aspecto tratado, aunque no en todos con imágenes, pero si muy claros para darse cuenta que se trata. En fin las ciudades cada día van creciendo más y más, por habitantes y esto las lleva a crecer en su desarrollo, aunque no se descarta que en algunas ciudades en vez de ir creciendo se hayan ido transformando en ciudades dormitorios, donde los habitantes solo llevan a dormir para después retirarse a otras ciudades donde se emplean.

Así doy término al informe ya visto, donde se muestra todo detalladamente de las ciudades del país desde sus orígenes hasta los días de hoy en día.

BIBLIOGRAFIA

  • Geografía de Chile, Autor Pedro Cunill.

  • Imágenes del buscador Gogle en la pagina http//www.gogle.com