Citología e Histología

Veterinaria. Aparato genital masculino. Testículo

  • Enviado por: Inazuma
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 86 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 42. APARATO GENITAL MASCULINO.

Disposición general de los órganos que lo integran.

Gónadas: testículos.

Conductos excretores intratesticulares:

túbulos rectos.

red testicular.

Conductos excretores extratesticulares:

conductos eferentes.

epidídimo.

conducto deferente.

conducto eyaculador.

Glándulas accesorias:

glándulas vesiculares.

próstata.

glándula bulbouretral.

Órgano copulador: pene.

Testículo.

Características generales.

Son órganos pares extraabdominales en mamíferos. Están situados en el escroto y tienen las siguientes funciones:

gametogénica.

endocrina: producción de testosterona.

Está envuelto por una serie de envolturas:

escroto (piel).

fascias...

túnica albugínea de tejido conjuntivo:

zona externa de tejido conjuntivo denso.

zona interna de tejido conjuntivo laxo.

Hay una gran cantidad de vasos sanguíneos que forman la capa vascular en esta túnica. Envía tabiques de tejido conjuntivo al interior: septos testiculares que dividen al testículo en lóbulos. Los septos convergen en el interior del testículo para formar el mediastino testicular de tejido conjuntivo laxo. Ahí se encuentran los conductos excretores intratesticulares. Normalmente es central, pero en el caso de los équidos es marginal o superficial.

Los lóbulos tienen forma piramidal, con la base cerca de la túnica albugínea y el vértice hacia el mediastino testicular. En cada lóbulo hay de dos a cuatro túbulos seminíferos.

Estructura del túbulo seminíferos

Son túbulos que se inician cerca de la túnica albugínea en un fondo de saco ciego. Siguen una trayectoria tortuosa y desembocan a los conductos excretores intratesticulares. Su estructura es:

lámina propia externa:

lámina basal. Fibras colágenas, elásticas y glucosaminoglicanos.

células peritubulares o mioides. Son células alargadas con núcleo alargado. Se caracterizan por presencia de microfilamentos de actina. Su función es la contracción del túbulo seminífero para lograr el avance de los espermatozoides y elaborar la lámina basal.

epitelio seminífero, con una luz central:

células de sostén o de Sertoli. Siempre están apoyadas sobre la lámina propia. Están formadas por un núcleo triangular con cromatina laxa y nucleolo muy evidente. No se ve el citoplasma con el microscopio óptico. Con el microscopio electrónico se ve un núcleo triangular y un citoplasma rico en REL en situación basal. El aparato de Golgi es supranuclear. El citoplasma tiene prolongaciones laterales: procesos laterales del citoplasma que rodean a las demás células. Dan sostén y soporte. En posición basal se unen unas a otras por uniones ocluyentes que forman la barrera hematotesticular. Impiden que las sustancias procedentes de la sangre no penetren en el testículo para que no se altere la espermatogénesis. Sus funciones son:

la nutrición de las células germinales.

el soporte y el sostén.

la formación de la barrera hematotesticular.

la síntesis y secreción de determinadas sustancias:

hormona antimüller para que los conductos de Müller degeneren y se desarrollen los de Wolff.

péptidos fijadores de andrógenos, estrógenos y colágeno tipo IV y glucosaminoglicanos para la lámina basal.

intervienen en la espermatogénesis, específicamente en la transformación de espermátidas a espermatozoides.

células germinales o espermatogénicas. Son células poco diferenciadas que se sitúan cerca de la lámina propia. A medida que se transforman ascienden hacia la luz del conducto. Cuando el animal nace sólo hay gonocitos, que van a transformarse en espermatogonias. En la pubertad las espermatogonias comienzan a evolucionar.

Los túbulos seminíferos desembocan en el mediastino testicular y este en los conductos excretores intratesticulares.

Tejido intersticial.

Se encuentra entre los túbulos seminíferos y es tejido conjuntivo laxo con vasos sanguíneos, linfáticos, fibras nerviosas amielínicas y células intersticiales o de Leydig. Las células de Leydig son células endocrinas responsables de la producción de testosterona y relacionadas con los vasos sanguíneos. Su número y disposición cambia con las especies animales, siendo abundantes en el caballo y el cerdo y encontrándose como células aisladas en rumiantes. Al microscopio óptico son células poligonales, grandes, con un núcleo esférico y grande, excéntrico. Presenta uno o más nucleolos evidentes. Su citoplasma es abundante y acidófilo y en el se observan gotas lipídicas. Al microscopio electrónico se ven como células productoras de esteroides (con sus características típicas: REL desarrollado y mitocondrias con crestas tubulares). Tienen las siguientes funciones:

síntesis de testosterona para

mantener los caracteres secundarios masculinos.

intervenir en la espermatogénesis.

intervenir en el crecimiento y el desarrollo de las funciones de las glándulas accesorias.

elaborar andrógenos y oxitocina.