Cirujano de almas; Guy de Massillon

Literatura contemporánea del siglo XX. Cirugía plástica. Resumen. Teoría de la Personalidad

  • Enviado por: Jetmuss
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad

INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY
CAMPUS ESTADO DE MÉXICO

Resumen Crítico del libro “Cirujano de almas” de Guy De Massillon
Dafne Jetzamely Rosas Vega
468482
Teorías de la personalidad
Dra. Fany Eisenberg
6 de septiembre de 2004

Siempre que pensamos en personajes famosos como Einstein, la madre Teresa de Calcuta o algunos otras figuras de esta talla, nos imaginamos que su vida siempre estuvo enfocada a sus obras, pero no nos ponemos a pensar que esos aspectos de los que no tenemos conciencia, son parte importante de todo lo que realizaron.

Al leer el libro de “Cirujano de Almas” del autor Guy de Massillon acerca de la vida de Sigmund Freud, me llevo a pensar no solo en la grandiosidad de su obra, sino también en la de su vida personal ya que el autor relata su vida de una forma muy interesante que me mantuvo leyendo el libro hasta el final.

Aunque llegue una época en que estarán reducidos a polvo los papeles en los cuales hemos expresado nuestras ideas, aunque vengan otros hombres, en otros siglos, que se mofen de nuestras obras, aún tendrá vigencia y valor todo de cuanto de bello y perfecto se ha creado”. (Massillon, 1967:308)

Por medio de la cita anterior dicha por Freud en uno de los últimos episodios de su vida, intento expresar en lo que se ha convertido para mí este gran hombre. No solo por su obra, sino por la gran valentía que presento a lo largo de su existencia. Simplemente crea en mí las ganas de seguir haciendo cosas nuevas, da la esperanza de que todo lo que creamos y en lo que ponemos realmente el corazón perdurará a lo largo de el tiempo, no importando que sean cosas muy pequeñas porque aún así impactarán el futuro de la humanidad, es como si el aletear de una mariposa provocará al otro lado del mundo un huracán.

Cuando escuchaba el nombre de Sigmund Freud, lo primero que se me venía a la mente era la palabra “psicoanálisis”, pero después de haber conocido algunos aspectos de su vida y de los sentimientos que experimentaba, mi mente no se atreve ya a hacer tan fría asociación. No me atrevo a identificarme con este personaje en su obra ni en la manera de llevar su vida, empero, me puedo identificar con la pasión que sentía por lo que hacia y el empeño que ponía en su trabajo y que yo también intento hacer.

Su vida estuvo llena de matices; amor, desesperación, tristeza, incomprensión, dolor, todo lo que lo hombres normales llegan a sentir, la gran diferencia es la forma en la que él los vivió. Por ejemplo el amor por Martha, su esposa, no fue tan fácil de realizar ya que tuvo que luchar por la aceptación de la familia de ella, para así poder hacer las cosas “como se debe” y llegar a la realización de una de las muchas metas que se impondría a lo largo de su vida.

La lectura de este libro, me hizo experimentar una gran cantidad de sentimientos encontrados, ¡No podía creer que hubiera engañado a su esposa con su cuñada!, esto la verdad me dio mucho coraje, pero al mismo tiempo me hizo ver que al fin de cuentas era un hombre como cualquiera, con un gran intelecto si, pero con debilidades como todos.

A principios de su vida, Freud tuvo una infancia hasta cierto punto cómoda, su familia no era acaudalada, pero al ser el hijo preferido de sus padres, a él nunca le falto nada. Fue desde pequeño un niño muy brillante, uno de los datos que me llamo mas la atención es que era políglota sabía griego, latín, alemán, francés, ingles y un poco de checo idiomas que aprendió desde muy pequeño. Esto me interesó porque no cualquier persona a esta edad puede hablar tantos idiomas y mucho menos interesarse por la literatura a tan temprana edad.

Incluso en la parte del amor en la vida de Freud, como la describe este autor, tiene tintes de romanticismo porque es bastante conmovedor el hecho de que durante mucho tiempo tuviera que mantener correspondencia con la mujer que amaba sin verse por largos periodos de tiempo e incluso sentir celos por pensar que un amigo en común podría separarlo de ella, esta es una de las cosas en las que no nos ponemos a pensar cuando pensamos en personas tan brillantes. Yo no me imaginaba que el amor de Martha fue parte muy importante de su vida, ya que era lo que lo impulsaba a segur adelante en circunstancias que, sin el amor de su esposa, no hubiera podido superar.

El autor hace énfasis en la necesidad de Freud por un amigo a lo largo de su vida, creo que esto cualquier persona lo puede sentir, todos hemos experimentado en algún momento las ganas de un simple abrazo o de un plática amena con alguien, sin que valla implícito hecho de que exista una relación más allá de eso. Es verdad que la amistad de Freud con su amigo Wilhem puede parecer extraña por la atracción que siente el por su gran personalidad ¿Pero esto no le hemos sentido todos cuando alguien nos es en extremo agradable como persona? Aquí es donde el mismo se cuestiona sobre su propia bisexualidad, pero yo aún no estoy convencida de la línea que divide la atracción de alguien del mismo sexo como una pareja, a la atracción por alguien simplemente por admiración o cariño.

También me di cuenta de que en la carrera de una persona existen otras de las que se aprenden muchas cosas, como por ejemplo en Freud, Charcot, del que aprendió la técnica del hipnotismo y de el hipnotista rural con el que aprendió que a veces era mas importante la predisposición en las personas que la técnica en sí. Creo que en la vida se encuentran personas a quienes nunca se van a poder olvidar por la trascendencia que tienen en nuestras vidas.

Su vida familiar también es muy importante para su obra ya que le dio estabilidad. Tener hijos y un hogar cálido al cual llegar, es una de las máximas satisfacciones para cualquier ser humano, así mismo en este aspecto se puede ver, de nuevo, una preocupación general que cualquier padre experimentaría en la situación que él pasó; que sus hijos estuvieran en la milicia durante la primera guerra mundial. Freud experimentó aquí mucho miedo por perderlos y este miedo se volvió satisfacción ya que sus 3 hijos fueron reconocidos por su valentía y regresaron sanos y salvos.

Igualmente en la lectura, se puede ver algo más de su parte humana, cuando muere su hija preferida Sophie a causa de una pulmonía que la afectó cuando él estaba en el funeral de uno de sus amigos y no alcanzó a regresar a causa de los tramites para poder regresar. Y poco después sufriría otro deceso, su nieto Heinz, hijo de la fallecida Sophie, al cual quería mucho y quizá fue el momento más doloroso de su vida. Esto nos habla más de lo que tuvo que vivir y de lo que se tuvo que recuperar para seguir con su obra a pesar del dolor.

Me impresionó mucho la forma en la que enfrento a toda la comunidad médica cuando nadie aceptaba su teoría por que era muy controversial para su tiempo, pero la mayoría de las grandes teorías han sido adelantadas para el tiempo en el que son creadas. Es por eso que también me hizo reflexionar en que si las ideas locas que en algún momento pasan por mi mente en realidad están tan fuera de la realidad, pero por supuesto siempre deben de tener una comprobación.

Cuando llegué al final del libro, nacieron en mí unas ganas impresionantes de conocerlo, pero al darme cuenta de que ya no era físicamente posible me hizo interesarme más por su obra, ya que creo que por medio del conocimiento de las ideas de una persona se puede tener un contacto con él. Yo creo que si Sigmund Freud hubiera imaginado que en la actualidad existen millones de estudiantes de psicología estudiando sus principios como una doctrina e impresionándose por su obra y tomando como punto de partida su psicoanálisis seguramente lo hubiera hecho sentir más satisfecho que cualquier premio que recibió en vida...

FUENTES DE INFORMACIÓN

  • MASSILLON, Guy De. Cirujano de Almas. 1ª. ed. Ediciones Selectas de S. R. L. Buenos Aires, 1967 pp. 320.