Circo romano de Tarragona

Arte. Conservación y restauración monumentos. Bienes culturales. Historia monumental

  • Enviado por: Womangood
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

CIRCO ROMANO.

LOCALIZACIÓN.

Zona urbana: Tarragona-ciudad: Los límites del monumento van de: c/ Sant Hermenegild, Rambla Vella, c/Salines y c/ Darrera Sant Domènec, c/ Ferreres y de L'Enrajolat. Altitud: 58,14 m. s.n.m.

SITUACIÓN JURÍDICA.
PROPIEDAD: Propiedad privada (La mayor parte del circo esta ocupado por casas particulares).

Propiedad pública AJUNTAMENT DE TARRAGONA Plaza de la Font, 1 Tarragona - 43003: Voltes del circ, la bóveda debajo c/Enrajolat, c/Sedassos s/nº y bóveda debajo c/ Ferrers y las casas nº 13-15 y 17 de la c/ Enrajolat.

ESTATUTO JURÍDICO.

Propiedad pública y privada. La totalidad del circo romano fue declarado Conjunto Histórico Artístico D.10-3-1966/ BOE 22-3-1966. R- I - 530073. Medidas jurídicas aplicadas en esta zona se rigen en esta por el llamado P.E.P.A. La zona propiedad pública correspondiente a la declaración (voltes del circ) se rige además por el llamado P.E.P. Acceso a la zona: Zona Voltes Sant Ermenegild acceso por Rambla Vella y Plaça de Rei. Las zonas restantes se encuentran dentro de viviendas particulares, o en locales comerciales.

ADMINISTRACIÓN RESPONSABLE: AJUNTAMENT DE TARRAGONA,

Plaza de la Font, 1 Tarragona - 43003.

DESCRIPCIÓN.

El circo forma parte del proyecto de urbanización de época flavia, que convirtió la colina de Tárraco en tres terrazas, de ellas el circo ocupa la inferior. Sus dimensiones se calculan en 325 mts. de longitud por 100-115 mts. de ancho, la arena mide 290 mts. de longitud por un ancho que varía entre los 67 mts. y los 77 mts. La longitud de la barrera central, spina era de 190 mts. La construcción del edificio se realizó con bóvedas consecutivas de hormigón romano, opus caementicium, mientras que la fachada, podio, escalinatas, y otros elementos se construyeron en opus quadratum, sillares cuadrangulares. Para la construcción de las bóvedas se realizó un encofrado perdido en su parte inferior, con la construcción de muros de opus vitatum como contenedores del hormigón, la parte propiamente de la bóveda se construyó con un encofrado de madera. La estructura del edificio consistía en que las citadas bóvedas sostenían la superficie superior del edificio, visorium. Otras servían como elemento de sustentación de las gradas, estas bóvedas, tenían una inclinación de 40 grados. En los tramos longitudinales las bóvedas eran paralelas, mientras que en la cabecera del edificio su disposición está en función de la curva, dispuestas con una orientación aproximadamente radial. En el sector meridional se hallaba la fachada con arcos enmarcados en pilastras, parte de la fachada se conserva en el sector de la cabecera. En el sector septentrional el circo es contiguo a la plaza del foro provincial, y las bóvedas del circo se adosan directamente al muro de cimentación del foro, mientras que en el lado meridional se apoyaban directamente sobre las estructuras de la fachada. El sector suroeste es el que se ha podido recuperar una mayor número de estructuras (ver Bóvedas de San Hermenegildo). De la fachada meridional del circo se conservan los muros y algunos arcos de medio punto correspondientes a la misma cantidad de ámbitos que tenían la función de sustentación de las gradería a un nivel superior en las casas impares de la plaza de la Font, donde por ejemplo en el nº5, se conserva una bóveda de 3,70 mts. de altura. Se conserva también el alzado del podium en Pl.Font,37-39 y 19 realizado en sillares de piedra local sobre una cimentación de opus caementicium encofrado. La cota de la arena del circo se situaría a 46,6 m. s. n. m. coincidiendo en gran medida con el nivel de la plaza de la Font. La spina se situaría entre las casas pares de la Pl. de la Font y el c/ Cos del Bou , donde se conservan los restos de la cimentación de esta. De la parte septentrional se conserva prácticamente íntegra la gradería que corre por las c/Ferrers, Pl.Sedassos s/n, también en este mismo sector, se conserva una bóveda simétrica a la que se encuentra bajo la c. Enrrajolat o Volta llarga del circ de 36 mts. de longitud por 4 mts. de anchura aproximadamente. Tanto las actuales casas de c/ Trinquet Vell y c/ Ferrer se levantan sobre la gradería así como sobre las bóvedas de substrucción del circo. El muro de cimentación entre el foro y el circo se conserva en la Pl.Sedassos, 18 y 22. Del Pulvinar o tribuna de honor, se conservan los restos de pavimento y escaleras de conexión entre circo y plaza de representación en la c/Ferrers,20 (Pizzería Pulvinar). En esta calle también se conservan restos de un muro de sillares almohadillados correspondientes a una puerta de comunicación entre foro y circo. Las estructuras de conexión y cimentación entre el foro y el circo se observan en las fachadas de las casas pares de la c/ de l'Enrrajolat y también en la c/ Trinquet Vell, donde los cimientos de opus cementicium del foro se apoyan directamente sobre la roca hasta 8 mts. de altura, a partir de este punto continua en opus quadratum. En la Trinquet Vell,12 (restaurant les Voltes) se conservan tres bóvedas, un acceso desde la arena y parte del podium). En la Baixada Misericordia: estructura formada por 4 grandes bóvedas. La parte menos estudiada es la que corresponde al sector occidental, donde se situarían las carceres, punto de salida de las quadrigae, debajo del edificio del Ayuntamiento de Tarragona: pl. Font,1.

HISTORIA

El circo fue construido a finales del siglo I d.C., con toda probabilidad durante el reinado del emperador Domiciano, es por tanto ligeramente posterior al resto del foro provincial. Su construcción obedece a la relación que mantenía con los recintos superiores: recinto de Culto y foro de la provincia, con los que guarda una composición simétrica, lo que delata una proyectación unitaria. La época de construcción del edificio corresponde a esta gran reforma urbanística fruto del establecimiento en un marco físico concreto y estable del Concilium provinciae Hispaniae citerioris, reunión anual de los representantes de la provincia Citerior, y expresión política de los mismos. La función principal de este tipo de edificio de espectáculos era la celebración de los ludi circenses, consistentes en carreras de carruajes de cuatro caballos quadriguae o de dos caballos bigae.

La larga vida del circo, unos trescientos años se manifiesta en las antiguas reparaciones que fueron necesarias para mantener su estructura, una de ellas es visible en su fachada, donde se reconstruye un arco con una técnica distinta a la del proyecto original domicianeo.

El edificio estuvo en funcionamiento como tal hasta el siglo V, en esta época parte de sus estructuras constructivas fueron reutilizadas como zonas de hábitat y otras fueron amortizadas. A pesar de ello cabe la posibilidad de que parte del circo siguiese en funcionamiento hasta el siglo VII tal y como se intuye en la correspondencia del rey visigodo Sisebuto al obispo metropolitano de Tárraco Eusebio.

Después del período islámico, una vez reocupada la ciudad por los cristianos en el siglo XII, el circo no formaba parte de la misma debido a la reducida superficie que esta ocupaba. La muralla del siglo XII cerraba la ciudad en el límite entre circo y foro provincial. En 1128 aparece la primera mención escrita del circo el cual a partir de este momento se le conoce como “Lo Corral”, dónde se llevaba a cabo la actividad comercial, ferias, etc. Esta situación se modificó entrando a formar parte de la ciudad en el siglo XIV, concretamente en el 1368, con la construcción de la Muralleta, aprovechando la fachada del circo, hecho que ha contribuido a la conservación de la fachada en algunos puntos: sector sur-oriental. La reutilización constante y continuada de las estructuras del circo como zona de habitación y las bóvedas del mismo como casas o almacenes ha permitido que gran parte de sus estructuras se hayan conservado hasta la actualidad. A partir de los años 80, la intervenciones en locales públicos: tiendas, restaurantes, etc... van encaminadas a sacar a la luz los restos de este monumento y integrarlos en la medida que sea posible con la actividad actual.

CONSERVACIÓN DEL MONUMENTO.

A parte del sector de la cabecera del circo, las estructuras del monumento se hallan mezcladas en alzado con las estructuras modernas, tanto en los espacios internos como en las paredes medianeras de casas. Algunas de las bóvedas se han reutilizado como almacenes y actualmente como locales comerciales etc. No presentan peligro. En los últimos años a raíz del PEPA se han ido restaurando y incoporando los restos del circo romano a los edificios modernos.

ENTIDAD RESPONSABLE DE LA CONSERVACIÓN: AJUNTAMENT DE TARRAGONA. Plaza de la Font, 1 Tarragona - 43003 y propietarios particulares.

HISTORIA DE LA CONSERVACIÓN.

Los trabajos de restauración y conservación del edificio se han combinado con la previa intervención arqueológica en cualquier intervención, reforma o rehabilitación de un edifico correspondiente a la zona que ocupa el circo. A partir de 1985 se ha llevado a cabo la tarea de descubrir y sacar a la luz los restos bien conservados dentro de viviendas, comercios actuales. La tarea que se ha llevado hasta el momento, ha sido la limpieza y consolidación de los restos y integración a la ciudad moderna en la medida en que ha sido posible. Rehabilitaciones en: c/Trinquet Vell,12 integración de tres bóvedas del circo a la función de restaurante (Restaurant les Voltes), integración escalinata y pavimentación conexión circo-plaza representación (Pizzeria Pulvinar), integración Podio restos en la pl. Font,19 (pizzeria Mistral), en pl. Font nº29 el Supermecat Pòdium. Próximamente está prevista la adecuación de la bóveda de la c/ Sedassos, propiedad del Ayuntamiento. Sobre la restauración de la cabecera del circo ver Bóvedas de San Hermenegildo.

MEDIOS DE CONSERVACIÓN.

PEPA, Gestionado por el Ajuntament de Tarragona a través del Museu d'Historia de Tarragona.

Presupuestos destinados a Patrimonio por parte del Ayuntamiento de Tarragona.

Generalitat, Ajuntament de Tarragona y Col.legi d'Arquitectes de Catalunya han firmado un convenio de intervención conjunta en la parte alta de la ciudad ( centro histórico) que debe entenderse dentro del marco del PEPA. La actuación global en toda esta zona, la diferenciación de las terrazas mediante la pavimentación para integrar, pero diferenciar sobre las estructuras modernas las estructuras romanas conservadas en distintos puntos de esta parte de la ciudad.

VALORACIÓN DEL MONUMENTO COMO BIEN CULTURAL.

Exceptuando la pars orientis del Imperio no encontramos restos tan notables ni tan bien conservados de circos romanos en ningún país. Este hecho hace de este conjunto como globalidad, un testimonio de primer orden. Es uno de los mejor conservados del mundo romano junto con el de Leptis Magna, de los pocos que ofrece en altura hasta 7 metros de los principales elementos del edificio romano.

Cabe considerar también que hay varios elementos que hacen del circo de Tárraco especialmente singular: su ubicación en el centro de la ciudad y formando parte de la misma planificación arquitectónica que el conjunto monumental forense de época Flavia, organizado en tres terrazas de la que el circo es la última. Tuvo que ser fruto de un proyecto unitario en el que este edificio se ciñó a las murallas las cuales marcaron sus dimensiones. Tuvo que resolver arquitectónicamente problemas de circulación entre la ciudad residencial situada al sur de la fachada del circo con el conjunto forense. Se trata de un conjunto en el que se conserva los espacios del antiguo edificio romano reutilizados posteriormente con otros usos que han hecho que el parte de este se conserven en altura y se hayan adaptado continuamente a las nuevas necesidades.